Você está na página 1de 21

1

ÍNDICE

 SISTEMAS DE SAÚDE................................................................................................................................3

 SISTEMA DE SALUD DE MÉXICO...............................................................................................................4

CONCLUSIÓN DEL SISTEMA DE SALUD DE MÉXICO..................................................................................10

...................................................................................................................................................................11

 SISTEMA DE SALUD DE BRASIL...............................................................................................................11

SISTEMA DE EMERGENCIAS........................................................................................................................16

BRASIL...................................................................................................................................................17

MÉXICO...................................................................................................................................................17

CONCLUSÃO............................................................................................................................................19

REFERÊNCIAS BIBLIOGRÁFICAS................................................................................................................20

 Sistemas de Saúde
Um Sistema de Saúde é um conjunto de partes que interagem entre si com um objetivo comum.
Trata-se de uma combinação reconhecida e delimitada de elementos dinâmicos (pessoas, serviços,
organizações, materiais, conceitos, etc.) que, sendo interdependentes, estão ligados entre si e que
atuam permanentemente de acordo com certas leis para produzir um efeito específico.

2
Os sistemas de saúde são o resultado do desenvolvimento de dimensões técnicas e sociais já
definidas, que incluem os problemas de saúde que enfrentam a consciência das necessidades, a
capacidade de resposta política e as técnicas e tecnologias da geração.
O objetivo dos Sistema de Saúde, em geral, é estabelecer um conjunto de ações a fim de promover,
recuperar e manter a saúde da população. Para a OMS (Organização Mundial da Saúde), esse
objetivo consiste em melhorar a saúde de população. O autor Soto Estrada refere-se ao seguinte:
 Tentar melhorar a capacidade de resposta do sistema, considerando os aspectos éticos do
atendimento;
 Alcance de um nível ótimo de saúde, distruído de forma equitativa;
 Garantir proteção adequada contra riscos para todos os cidadãos;
 Acolhimento dos cidadãos;
 A efetividade dos serviços de saúde;
 A eficiência dos serviços de saúde.

3
 Sistema de Salud de México

Creado en 1943, el Sistema de Salud en México es hoy una amalgama de instituciones públicas y
privadas que no garantizan el acceso a la salud y servicios de calidad para todos.
 
El Sistema de Salud en México comprende dos sectores, el público y el privado. Dentro del sector
público se encuentran: Instituciones de seguridad social [Instituto Mexicano del Seguro Social
(IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE),
Petróleos Mexicanos (PEMEX), Secretaría de la Defensa (SEDENA), Secretaría de Marina
(SEMAR) y otros] y las instituciones y programas que atienden a la población sin seguridad social
[Secretaría de Salud (SSa), Servicios Estatales de Salud (SESA), Programa IMSS-Oportunidades
(IMSS-O), Seguro Popular (SP)]. El sector privado comprende: compañías aseguradoras y
prestadores de servicios que trabajan en farmacias, consultorios, clínicas y hospitales privados,
incluyendo a los prestadores de servicios de medicina alternativa. 

Primer nivel de atención


4
Es el primer contacto con la población, se encarga de la promoción prevención y detección
oportuna. En su estructura pueden variar, hay unidades de primer nivel con un solo consultorio y
servicio de vacunas y planificación familiar,
otros pueden llegar a tener hasta 30 consultorios de atención médica, esto va a depender de la
institución a la que pertenezcan. También pueden estar ubicados en zonas urbanas y rurales.

¿Quiénes otorgan el servicio en el primer nivel de atención? 


Generalmente son médicos generales o bien médicos con especialidad en medicina familiar,
licenciados o técnicos en enfermería. En algunas instituciones del primer nivel puede haber
laboratorista, técnico en radiografías, o técnicos polivalentes que se encarguen del almacén o
farmacia.

Segundo nivel de atención


Este nivel alberga las cuatro especialidades básicas: pediatría, medicina interna, gineco-obstetricia.
Por tanto, el personal que labora en estas instituciones son médicos especialistas en las áreas antes
mencionadas, y por supuesto que el personal de enfermería tiene una especialidad afín con dichas
áreas, a diferencia del primer nivel de atención destacan los servicios de hospitalización, urgencias,
laboratorio, banco de sangre, servicio de radiografías y ultrasonografía y quirófanos.

Tercer nivel de atención


Conformada por los hospitales de alta especialidad como lo son: siglo XXI, La Raza, UMAE de
Occidente, en nuestro estado el Hospital de Especialidades T1. Esta especialización hace necesaria
las sub especializaciones de enfermeras y médicos. Enfermeras intensivistas con subespecialidad en
perfusión o hemodinamistas, enfermeras pediatras con subespecialidad en neonatología o cuidado
crítico del neonato.

Médicos neurocirujanos, otorrinolaringólogos con subespecialidad en oído, médicos oftalmólogos


con subespecialidad en retina, médicos de medicina crítica con subespecialidad en paciente
quemado, etc. Por lo tanto, la infraestructura y tecnología debe ser más avanzada, la investigación en
todos los niveles es una cuestión transversal. Además, en esta unidad hay mayor producción y
recurso destinado para dicho objetivo.

5
Contamos con un Sistema de Salud mixto y fragmentado, en el cual encontramos tanto instituciones
públicas de seguridad social como instituciones públicas de protección social en salud. Las
instituciones de seguridad social dan acceso a servicios médicos a los trabajadores asalariados y a sus
familias, además de otras prestaciones sociales, en tanto las instituciones de protección social en
salud dan acceso a servicios de salud a las personas que no tienen afiliación obligatoria al sistema de
seguridad social.
Las instituciones que prestan los servicios de salud están desarticuladas y prestan sus servicios de
salud a sus beneficiarios en función de su condición laboral. Esta fragmentación tanto jurídica como
institucional genera una serie de inequidades, ineficiencias y rezagos en el acceso a los servicios de
salud que demandan una necesaria transformación.
 
La experiencia demuestra que la fragmentación de los servicios de salud genera:
 
a) Dificultades en el acceso a los servicios
b) Prestación de servicios de baja calidad técnica
c) Uso irracional e ineficiente de los recursos disponibles
d) Incremento innecesario de los costos de producción, y
e) Baja satisfacción de los ciudadanos con los servicios recibidos.
 
Esta fragmentación se manifiesta de múltiples formas en los distintos niveles del sistema de salud.
En el desempeño general del sistema, se manifiesta como falta de coordinación entre los distintos
niveles y sitios de atención, duplicación de los servicios y la infraestructura, capacidad instalada
ociosa y servicios de salud prestados en el sitio menos apropiado, en especial, en los hospitales. En la

6
experiencia de las personas que utilizan el sistema, se expresa como falta de acceso a los servicios,
pérdida de la continuidad de la atención y falta de congruencia de los servicios con las necesidades
de los usuarios.
 
Aun cuando la fragmentación es común en la mayoría de los países de América, su magnitud y sus
causas principales son distintas dependiendo de cada situación en particular. No obstante lo anterior,
las causas principales de la fragmentación a nivel regional corresponden a: segmentación
institucional del sistema de salud; descentralización de los servicios de salud que fragmenta los
niveles de atención; predominio de programas focalizados en enfermedades, riesgos y poblaciones
específicos (programas verticales) que no están integrados al sistema de salud; separación extrema de
los servicios de salud pública de los servicios de atención a las personas; modelo de atención
centrado en la enfermedad, el cuidado de episodios agudos y la atención hospitalaria; debilidad de la
capacidad rectora de la autoridad sanitaria; problemas en la cantidad, calidad y distribución de los
recursos; y prácticas de financiamiento de algunos organismos de cooperación/donantes
internacionales que promueven los programas verticales.
 
La atención de salud en México se proporciona a través de un conglomerado de subsistemas
desarticulados entre sí. Cada subsistema ofrece diferentes niveles de atención, a precios distintos, con
diferentes resultados. Además de que esto dificulta la continuidad de la atención, también es
ineficiente, debido a los múltiples requerimientos que se requieren para mantenerse dentro del
sistema al transitar de un subsistema al otro. Esta configuración institucional del Sistema de Salud no
es adecuada tanto para los usuarios como para los contribuyentes.
 
En la década anterior, 50% de la población en México no contaba con ningún tipo de seguro médico.
El gasto en salud era bajo, favoreciendo a entidades cuya infraestructura e ingresos eran mayores.
Esto, por supuesto, generaba notables inequidades en el acceso a servicios de salud para todas
aquellas personas que no fueran derechohabientes.
 
El Sistema de Salud en México ha logrado responder a lo largo de las últimas siete décadas a los
múltiples retos planteados por el desarrollo de un país que hoy alcanza poco más de 117 millones de
personas, con extensiones territoriales, variaciones regionales en la distribución de la población,
dispersión, marginalidad y barreras interculturales, lo cual implica importantes desafíos en términos
de la prestación de servicios de muy diversa naturaleza, eficientes y de calidad. Sin embargo, sin una
transformación, México corre el riesgo de mantener un sistema de salud fragmentado, con
inequidades marcadas en el acceso y la calidad. Un sistema ineficiente e indiferente a las necesidades
de las personas impedirá que México logre la salud deseada.
 
El Sistema de Salud de México debe transformarse de ser un conjunto de subsistemas verticales, en
uno que responda a las necesidades cambiantes de los individuos y las comunidades a lo largo de
todo el ciclo de vida, capaz de ofrecer un cuidado continuo, personalizado, proactivo y con
orientación preventiva, además de ser rentable y sustentable.
 
De acuerdo a la OCDE, la inversión pública de México en su sistema de salud, aumentando de 2.4%
a 3.2% del PIB entre 2003 y 2013, no ha logrado traducirse en una mejor salud ni en un mejor
desempeño del sistema como se hubiera deseado. Un programa de reforma continua y exhaustiva es
necesario. México necesita un sistema de salud equitativo, eficiente, sustentable y de alta calidad.
Esto no podrá lograrse con la fragmentación actual en la estructura de atención de salud, ya que
existen diferentes niveles de atención para diferentes grupos, a diferentes precios y con resultados
diferentes. En su lugar, México requiere un sistema de salud funcional unificado donde el acceso esté
determinado por la necesidad y no por la situación laboral.

7
La salud en México cuenta con menos recursos que otros países de la OCDE. En la actualidad,
México destina 6.2% (2013) del PIB a la salud, menos que el promedio de la OCDE de 8.9%, lo que
equivale a $1,048 dólares PPA per cápita por año (el promedio de la OCDE es $3,453 dólares PPA
en 2013). El gasto de bolsillo en México constituye 45% de los ingresos del sistema de salud y 4.0%
del gasto de los hogares. Ambas cifras se encuentran entre las más altas de la OCDE.

México atraviesa por una transición epidemiológica; en la cual, se han modificado las principales
causas de enfermedad y muerte. Registrado una disminución de las defunciones debidas a
enfermedades transmisibles, y un aumento en la prevalencia y defunciones debidas a enfermedades
crónicas no transmisibles (ECNT), como la diabetes mellitus, las enfermedades cardiovasculares y
los tumores malignos; las cuales en su mayoría son prevenibles y controlables, pero aún no son
curables, generando múltiples gastos en las instituciones públicas de salud.
 
Esta transición demográfica, aunada al envejecimiento de la población, la emergencia de las
enfermedades crónicas y la comorbilidad y el aumento de las expectativas de los ciudadanos exigen
respuestas más equitativas e integrales de los sistemas de salud.
 
De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) "Los sistemas de salud deben
proporcionar a toda la población el acceso a servicios sanitarios necesarios, incluida la prevención, la
promoción, el tratamiento y la rehabilitación de calidad y garantizar que el uso de estos servicios no
expongan al usuario a dificultades financieras". Además señala que "el acceso universal a la salud y
la cobertura universal de salud implican que todas las personas y las comunidades tengan acceso, sin
discriminación alguna, a servicios integrales de salud, adecuados, oportunos, de calidad,
determinados a nivel nacional, de acuerdo con las necesidades, así como a medicamentos de calidad,
8
seguros, eficaces y asequibles, a la vez que se asegura que el uso de esos servicios no expone a los
usuarios a dificultades financieras, en particular los grupos en situación de vulnerabilidad. El acceso
universal a la salud y la cobertura universal de salud requieren la definición e implementación de
políticas y acciones con un enfoque multisectorial para abordar los determinantes sociales de la salud
y fomentar el compromiso de toda la sociedad para promover la salud y el bienestar. El acceso
universal a la salud y la cobertura universal de salud son el fundamento de un sistema de salud
equitativo. La cobertura universal se construye a partir del acceso universal, oportuno, y efectivo, a
los servicios. Sin acceso universal, oportuno y efectivo, la cobertura universal se convierte en una
meta inalcanzable. Ambos constituyen condiciones necesarias para lograr la salud y el bienestar".
 
Para avanzar hacia la cobertura universal, la OMS define tres vertientes:
 
1) Amplitud de la cobertura: ¿quién está asegurado?
2) Profundidad: ¿qué prestaciones están incluidas?
3) Nivel: ¿en qué proporción están cubiertos los costos?.
 
El Sistema de Salud Universal busca garantizar a toda la población mexicana, independientemente de
su condición social o laboral, el acceso efectivo a servicios de salud con calidad. Para lograr esta
meta se conciben como objetivos primordiales:
 
1. Fortalecer la Secretaría de Salud como autoridad sanitaria.
2. Establecer un modelo de atención más homogéneo que propicie la unificación de los  diferentes
subsistemas.
3. Generar una integración funcional y efectiva de las instituciones.
4. Concretar un uso más eficiente de los recursos disponibles.
5. Fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas.
6. Establecer una atención universal, continua, integral, integrada y centrada en las  personas
 
El Sistema de Salud Universal en México requiere de un modelo de atención que centre la provisión
del servicio en la atención primaria y la preventiva, provista más cerca de donde la gente vive y
trabaja, que atienda las necesidades de la salud de la población mexicana de manera eficiente y
sostenible, para reducir la dependencia en el sector hospitalario, y que fomente la Atención
Integrada necesaria para las condiciones de largo plazo y de comorbilidades. 
 
Debemos trabajar en conjunto para construir un Sistema de Salud Universal totalmente integrado que
garantice una atención centrada en la persona, equitativa, eficiente, oportuna, integral, integrada,
sostenible y permanente a lo largo de su vida, sin interrupciones independientemente de su condición
laboral, en el que se respete el derecho a la protección de la salud de la población mexicana
 

Conclusión del sistema de salud de México


El SNS lo componen todas las instituciones de salud del país, sin embargo para su buen
funcionamiento, debe haber un órgano rector para regularlo, evaluarlo y en consecuencia maximizar
su desarrollo y en este caso es la Secretaria de Salud, que obviamente depende del gobierno federal.
Los profesionales de la salud formamos parte de las instituciones, por tanto, también formamos parte
del SNS.

9
La

importancia de conocer la estructura, funcionamiento y


objetivo del SNS es saber en qué nivel nos podemos
desarrollar como profesionales, a que reglamentos
debemos obedecer para nuestro ejercicio profesional,
cuáles son las instituciones en dónde hay mayor demanda de trabajo, qué condiciones y prestaciones
ofertan las instituciones.

10
 Sistema de Salud de Brasil

El sistema de salud del Brasil es mixto, segmentado y, según el origen de los recursos, está
compuesto por dos subsistemas: uno público y otro privado.

En el subsistema público existen dos segmentos: (i) el primero, de acceso universal y gratuito (todos
los ciudadanos tienen derecho al mismo), íntegramente financiado con recursos públicos y
denominado Sistema Único de Salud (SUS); y (ii) el segundo, de acceso restringido a los
funcionarios públicos (civiles y militares), financiado con recursos públicos y contribuciones de los
empleados.

En el subsistema privado se distinguen también dos segmentos, ambos beneficiados con alguna
forma de incentivo fiscal: (i) el primero reúne los planes y seguros de salud, denominado sistema
complementario, de afiliación voluntaria, no obligatoria, financiado con recursos de los empleadores
y los empleados (en el caso de los contratos colectivos de las empresas) o exclusivamente por las
familias; y (ii) el segundo ofrece acceso directo a proveedores privados mediante pago al momento
de la prestación de los servicios asistenciales.

Para el 75% de la población, el sistema público es el único acceso a la atención de salud. La


población cubierta por el sistema privado también se beneficia de la red pública mediante las
acciones de salud pública; parte de esta misma población utiliza igualmente procedimientos más
complejos y de mayor costo.

Todos os brasileiros e brasileiras, desde o nascimento, têm direito aos serviços de saúde gratuitos.
O Sistema Único de Saúde brasileiro - SUS, é um dos maiores sistemas públicos de saúde do mundo,
sendo o Brasil o único país com mais de 100 milhões de habitantes a garantir assistência integral e
completamente gratuita.
O SUS foi criado em 1988 pela Constituição Federal Brasileira, que determina que é dever do
Estado garantir saúde a toda a população brasileira. Seu início se deu nos anos 70 e 80, quando
diversos grupos se engajaram no movimento sanitário, com o objetivo de pensar um sistema público
para solucionar os problemas encontrados no atendimento da população defendendo o direito
universal à saúde. O SUS atende todos que procuram suas unidades de saúde ou tem necessidade de
atendimento de emergência.
O SUS é administrado de forma tripartite, e conta com recursos provenientes dos orçamentos da
União, dos Estados, do Distrito Federal e dos Municípios. Os gestores são responsáveis pela
administração dos recursos, sua implantação e qualidade.
O Brasil garante à população acesso gratuito a todas as vacinas recomendadas pela Organização
Mundial de Saúde (OMS), disponibilizando 17 vacinas para combater mais de 20 doenças, em
diversas faixas etárias, na rede pública de todo o país. Há ainda outras 10 vacinas especiais para

11
grupos em condições clínicas específicas, como portadores de HIV, disponíveis nos Centros de
Referência para Imunobiológicos Especiais (CRIE).
A população também colabora diariamente para a consolidação do sistema, através dos impostos
arrecadados e das denuncias de irregularidades, que podem ser feitas nas Secretarias Municipais de
Saúde ou na Ouvidoria Nacional do SUS (136).
Os preceitos do SUS:
 Ele é universal, pois atende a todos sem cobrar nada, independente de raça ou condição
social;
 Integral, pois trata a saúde como um todo com ações que, ao mesmo tempo, pensam no
indivíduo sem esquecer da comunidade;
 Garante equidade, pois oferece os recursos de saúde de acordo com as necessidades de cada
um;
 O SUS é administrado de forma tripartite, ou seja, o financiamento é uma responsabilidade
comum dos três níveis de governo - federal, estadual e municipal.
Como é possível mantê-lo funcionando? Quais as responsabilidades de governos municipais,
estaduais e federais? Parte do dinheiro utilizado para financiar o SUS vem de contribuições sociais
de patrões e empregados, como o INSS (Instituto Nacional do Seguro Social). Outra parte vem: do
pagamento de impostos embutidos no preço de produtos e serviços (Imposto sobre Circulação de
Mercadorias e Prestação de Serviços – ICMS), IPI (Imposto de Produtos Industrializados), impostos
sobre o lucro (Cofins), sobre os automóveis (IPVA) e sobre a moradia (IPTU). Ou seja, você também
é responsável pela manutenção do sistema. Ao distribuir essa verba, o Governo Federal constitui-se
como principal financiador da saúde pública em nosso país. A cada ano, a União deve investir o
mesmo valor do ano anterior mais a variação nominal do PIB (Produto Interno Bruto). Além da
maior fatia do dinheiro, o Governo Federal também é responsável pela formulação das políticas
nacionais em saúde, mas a implementação é feita por seus parceiros (estados, municípios, ONGs e
iniciativa privada). Essa forma de organização, que conta com diferentes agentes, é o que se
denomina descentralização.

12
El sistema de salud de Brasil está compuesto por un sector público que cubre alrededor de 75% de la
población a través de servicios propios y de la contratación de servicios privados, y un creciente
sector privado que ofrece atención a la salud al restante 25% de los brasileños. El sector público está
constituido por el Sistema Único de Salud (SUS), financiado con impuestos generales y
contribuciones sociales recaudados por los tres niveles de gobierno. El SUS presta servicios de
manera descentralizada a través de sus redes de clínicas, hospitales y otro tipo de instalaciones, y a
través de contratos con establecimientos privados con y sin fines de lucro. El sector privado está
conformado por un sistema de esquemas de aseguramiento conocido como Salud Suplementaria
financiado con recursos de las empresas y/o las familias: la medicina de grupo (empresas y familias),
las cooperativas médicas, los llamados Planes Autoadministrados (empresas), y los planes de seguros
de salud individuales que, en ocasiones, ofrecen regímenes de libre elección de prestadores.También
existen consultorios, hospitales, clínicas y laboratorios privados que funcionan sobre la base de
pagos de bolsillo y que son utilizados de manera preponderante por la población de mayores
ingresos, la cual también recurre al SUS en busca de servicios de prevención (vacunación) y para
atender padecimientos de alto costo y complejidad.

En el 2016, el gobierno federal lanzó el nuevo Plan Nacional de Salud para el período 2016-2019,
cuyo objetivo central es la “ampliación y calificación del acceso universal en tiempo oportuno, para
contribuir al mejoramiento de las condiciones de salud, la promoción de la equidad y la calidad de
vida de los brasileños”.

El SUS es reglamentado por medio de un marco jurídico que se amplía permanentemente, lo que lo
vuelve bastante complejo. De esta forma, se normalizan las Regiones de Salud, se determina el
proceso de planificación en salud, se crean instrumentos de gobernanza como la “Relación Nacional
de Acciones y Servicios de Salud” (RENASES), el “Mapa de la Salud” y el “Contrato Organizativo
de la Acción Pública en Salud” (COAP), e igualmente refuerza otros como la “Relación Nacional de

13
Medicamentos Esenciales” (RENAME). Además, el referido decreto formaliza la articulación entre
los entes federativos, resaltando los papeles de las comisiones tripartitas de inter-gestión (CIT) en el
ámbito nacional, bipartitas (CIB) en los estados y regionales (CIR), en las cuales se reúnen los
gerentes federales, estatales y municipales para llegar a acuerdos sobre la organización, el
financiamiento, el funcionamiento y la gestión compartida de las redes del SUS.

El sistema de salud brasileño se compone de dos subsistemas, uno público y uno privado, que se
subdividen en cuatro segmentos para la provisión de acciones y servicios sanitarios.

El sistema público de salud está constituido por tres niveles de gestión que comparten la mayor parte
de las funciones de conducción, gestión, financiamiento y suministro en sus ámbitos respectivos.

14
Existe un proyecto llamado Farmacia Popular:
 

El proyecto Farmacia Popular fue creado para ampliar el acceso a los medicamentos esenciales,
como analgésicos, anti hipertensión y aún remedios de control para diabetes, colesterol, entre otros.
Con todo, 107 ítems son ofrecidos al ciudadano a un bajo costo.

El programa comenzó con 27 unidades y actualmente tiene 520 farmacias populares por el país, que
son implantadas a través de una asociación del Ministerio de  Salud y de la Fio cruz con estados,
municipios e instituciones filantrópicas. Los medicamentos son comprados de laboratorios
farmacéuticos oficiales públicos o privados. Cuando necesario, son adquiridos por medio de
subastas.

En el 2006, el programa fue ampliado con la creación de una nueva modalidad, el Aquí hay Farmacia
Popular. El beneficiado puede comprar tres tipos de medicamentos -- para diabetes, hipertensión y

15
contraceptivos -- en redes privadas de farmacias con convenio con el gobierno, pagando hasta el 10%
del valor del producto. El resto queda a cargo del Gobierno Federal. Actualmente son 6.817
establecimientos asociados, y hasta el 2011 se estima que el número llegue a 20 mil.

Sistema de Emergencias
1. Servicio de Atención Móvil de Urgencia (SAMU) 

 El Servicio de Atención Móvil de Urgencia (SAMU) realiza la atención de urgencia y emergencia
en cualquier lugar: residencias, lugares de trabajo y vías públicas.

El socorro comienza con la llamada gratuita, realizada para el teléfono 192. La llamada es contestada
por técnicos que identifican la urgencia y transfieren la llamada para un médico, que realiza el
diagnóstico de la situación e inicia la atención en el mismo instante, orientando al paciente o a la
persona que realiza la llamada sobre las primeras acciones.

 2. Unidades de Atención Rápida (UPAs 24 horas)

Lanzadas como parte de la Política Nacional de Urgencia y Emergencia (2003), las Unidades de
Atención Rápida (UPA 24 horas) funcionan como unidades intermedias entre las Unidades Básicas
de Salud (UBS) y los hospitales y ayudan a desahogar los puestos de primeros auxilios, ampliando y
mejorando el acceso de los brasileños a los servicios de urgencia en el Sistema Único de Salud
(SUS)

Sergio Andrade/Prefeitura de SPLas UPAs tienen capacidad para atender casos que exijan atención
médica intermedia  Ampliar 

Las UPAs tienen capacidad para atender casos que exijan atención médica intermedia

Esas unidades atienden a casos de salud que exijan atención médica intermedia como problemas de
presión, fiebre alta, fracturas, cortes e infartos, evitando que estos pacientes sean siempre
encaminados a los puestos de primeros auxilios de los hospitales.

16
Brasil
La mayor economía de América Latina se sitúa en décimo lugar en el IESS (58º en
el ranking global), detrás de Estados Unidos y por delante de México. En términos de gasto sanitario
respecto al PIB, el indicador se situó en torno al 8,9% en 2015, y la penetración de los seguros
privados de salud en 2017 fue del 0,6% del PIB.

Su sistema sanitario responde al modelo Beveridge. No obstante, a pesar de existir una cobertura
pública gratuita universal, el peso del sector privado es significativo, a través de la denominada
cobertura de salud suplementaria. La actual configuración del sistema público proviene de finales de
la década de los ochenta, cuando pasó de seguir un modelo de seguro social (que cubría solamente a
las personas con un contrato de trabajo) a un modelo de servicio nacional de salud, con la creación
del Sistema Único de Salud (SUS), de acceso universal y financiado con recursos fiscales. El SUS
fue creado en 1988 a raíz de la inclusión en la Constitución del derecho de asistencia integral y
gratuita para toda la población.

El sector privado de salud en su conjunto se denomina Sistema de Atención Médica Suplementaria


(SAMS) y es supervisado por la Agencia Nacional de Salud Suplementaria (ANS). Los usuarios son
las empresas y familias, quienes adquieren Planes de Salud y Seguros de Salud colectivos o
individuales. Los seguros de salud se distinguen por ser principalmente de reembolso y posibilitan la
libre elección de médico u hospital, mientras que los planes de salud son principalmente de
prestación de servicios dentro de un cuadro médico y hospitalario predefinido siendo estos los más
habituales.

México
México se sitúa en undécimo lugar de los 11 países analizados (67 en el rankingglobal). En términos
de gasto sanitario respecto al PIB, el porcentaje se situó en torno al 5,4% en 2017, en tanto que la
penetración de los seguros privados de salud fue del 0,3% del PIB.

El sistema sanitario mexicano responde a un modelo mixto de corte bismarkiano con elementos tanto
del sistema Beveridge como del de libre mercado. En este sistema pueden distinguirse tres grandes
componentes: las instituciones de seguridad social vinculadas a una relación laboral; los servicios de
salud para la población no asegurada (Seguro Popular), y los servicios privados, estos últimos los de
mayor peso del sistema en la actualidad, considerados individualmente.

17
El Seguro Popular ofrece cobertura a través de dos paquetes de beneficios de salud: el Catálogo
Universal de Servicios Esenciales en Salud (CAUSES), y las intervenciones financiadas a través del
Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos. Adicionalmente, existe un programa denominado
IMSS-Prospera que ofrece a las poblaciones marginadas de zonas rurales y urbanas un paquete
básico gratuito de servicios de primer nivel de atención y de prevención en salud.

Llama la atención el elevado porcentaje de gastos de los hogares en salud que, en 2015, representaba
el 41,4% del total de gasto sanitario per cápita, el mayor de la muestra analizada.

El gasto en salud por parte del subsistema de salud privado mexicano representó un 2,6% del PIB en
2017. Aquí están encuadrados aquellos que por su condición laboral no cuentan con acceso a la
seguridad social (autoempleados, trabajadores asalariados informales, desempleados), no están
inscritos en el Seguro Popular, no reciben atención en los servicios públicos de salud y en los
sistemas de salud estatales, o no son beneficiarios del programa IMSS-Prospera.

Por otra parte, las empresas aseguradoras privadas ofrecen dos tipos de coberturas: el seguro de
gastos médicos mayores y el seguro de salud suscrito con Instituciones de Seguros Especializadas en
Salud (ISES). Estas últimas están autorizadas a ofrecer seguros de accidentes y enfermedades en el
ramo de salud.

Tienen la facultad de vender seguros privados y el objetivo debe ser siempre el prevenir o restaurar
la salud del asegurado de forma directa y con recursos propios, combinación de ambos o mediante
acciones que se realicen en su beneficio.

18
Conclusão
Tanto o México quanto o Brasil foram colonizados e, devido a isso, apresentaram desigualdades
sociais, instabilidade politica e crises economicas, além disso, os dois países, durante sua historia,
sempre dependeram da mercantilização em saude e estratificação social. Porem, ao mesmo tempo, o
México e Brasil manifestaram configurações de sistemas de saude diferentes.
No Brasil ha um sistema publico universal e setor privado forte, visto que o SUS garante direito
de saude gratuito aos cidadãos, porem, concomitantemente, uma parte da população tem planos de
saude ou apresenta acesso aos serviços privados de saude.
Ja no México, ha um sistema corporativo com provisão publica e seguro de saude para pobres,
que baseia-se na convivencia entre serviços publicos e privados sendo que os serviços publicos são
divididos entre a população com trabalho formal e, portanto, com seguridade social que conta com
programas de assistencias do governo. Além disso, houve a criação do seguro popular que surgiu
como alternativa para reduzir os gastos em saude da população filiada quando comparado a
populacao sem cobertura, mas com maiores gastos do que os usuarios da seguridade social, o seguro
popular oferece menor variedade de diagnosticos e tratamentos medicos do que os prestados pela
seguridade social, ademais, além de não atingir a cobertura universal o seguro popular criou uma
nova forma de segmentação reiterando o sistema de saude como elemento de estratificação social,
sua cobertura é controversa ja que seus filiados devem arcar com os custos de serviços e
medicamentos não incluidos em sua lista.
Os dois países tiveram sempre a presença da estratificação social e marcantilização em saude
durante sua jornada historica, no Brasil foi menos impactante comparado ao México devido a
instituição do SUS e a sua ruptura com o seguro social.
No México nao teve presença de governos progressistas, mas presença de reformas neoliberais
que tiveram impactos no sistema de saude como os governos de Gortari e Zedilo que realizaram a
privatização da previdencia que, consequentemente, comprometeu o orçamento do IMSS
prejudicando o financiamento da saude. Ja no Brasil, a existencia de governos mais voltados para a
esquerda ajudou no controle de reformas neoliberais, logo, auxiliou tambem a expansão de
programas de saude como a politica nacional de saude de 2003 a 2010 que implementou o programa
saude da familia, realizou expansão das politicas de promoção a saude e executou programas
adotados como marca de governo (serviços de atendimento movel de urgencia, Brasil sorridente e
farmacia popular) destacando a saude como setor estrategico para o desenvolvimento por favorecer
empregos qualificados, inovações tecnologicas e dinamismo industrial.

19
Referências bibliográficas

 https://blogs.ugto.mx/enfermeriaenlinea/unidad-didactica-2-sistema-nacional-de-salud/
 https://www.conaemi.org.mx/single-post/2017/01/15/El-Sistema-de-Salud-en-México-De-la-
fragmentación-hacia-un-Sistema-de-Salud-Universal
 http://www.blog.saude.gov.br/35647-sus-27-anos-transformando-a-historia-da-saude-no-
brasil#:~:text=O%20SUS%20foi%20criado%20em,a%20toda%20a%20popula
%C3%A7%C3%A3o%20brasileira.&text=J%C3%A1%20em%201990%2C%20o
%20Congresso,preceitos%20que%20seguem%20at%C3%A9%20hoje;
 https://drauziovarella.uol.com.br/saude-publica/como-funciona-o-sus/
 Gómez-Dantés O, Sesma S, Becerril VM, Knaul FM, Arreola H, Frenk J. Sistema de salud de
México. Salud Pública Mex 2011; 53 supl 2:S220-S232.
 S. Chertorivski Woldenberg, G. Fajardo Dolci: El sistema de salud mexicano: ¿requiere una
transformación?. Gaceta Médica de México. 2012; 148.
 Mercedes Juan. Hacia un Sistema Nacional de Salud Universal. Cirugía y Cirujanos.
Volumen 82, No. 1, Enero-Febrero 2014.
 Organización Panamericana de la Salud. “Redes Integradas de Servicios de Salud:
Conceptos, Opciones de Política y Hoja de Ruta para su Implementación en las Américas”
Washington, D.C.: OPS, 2010 (Serie: La Renovación de la Atención Primaria de Salud en las
Américas No.4).
 Estudios de la OCDE sobre los Sistemas de Salud: México 2016.
 Salud Pública Méx 2011; Vol. 53(2):220-232,
 http://bvs.insp.mx/rsp/articulos/articulo_e4.php?id=002625
 Ministerio de Salud, © 2010 Portal Brasil - Desarrollada en software libre,
 http://www.brasil.gov.br/sobre/salud/atendimento/unidades-de-atencion-rapida-upas-24-horas
 Lieja No. 7, Col. Juárez, Deleg. Cuauhtémoc, Distrito Federal CP. 06000 , Comentarios sobre
este Sitio de Internet,
 http://salud_2013.salud.gob.mx/
 http://scielo.unam.mx/pdf/spm/v53s2/08.pdf
 Soto Estrada Lutsow Steiner M. Rasgos generales del sistema de salud en México. disponible
en:
 Soberon G. El sistema Nacional de Salud. Revista de Administración Pública. Disponible en:
 Gómez Dantés et. al. Sistema de Salud en México. Rev. Salud Pública Méx 2011; Vol.
53(2):220-232
 Girbau García Enfermería Comunitaria I, Salud Publica, Ed. Masson, reimpresion de la 1er.
ed 2004,Barcelona, España, 293 pag.
 Campos Pavón Jaime, et AMIR Enfermería, Ed. MARBÄN, España, 2013,921pag.

 Gómez-Dantés O, Sesma S, Becerril VM, Knaul FM, Arreola H, Frenk J. Sistema de salud de
México. Salud Pública Mex 2011; 53 supl 2:S220-S232.
 S. Chertorivski Woldenberg, G. Fajardo Dolci: El sistema de salud mexicano: ¿requiere una
transformación?. Gaceta Médica de México. 2012; 148.
 Mercedes Juan. Hacia un Sistema Nacional de Salud Universal. Cirugía y Cirujanos.
Volumen 82, No. 1, Enero-Febrero 2014.
 Organización Panamericana de la Salud. “Redes Integradas de Servicios de Salud:
Conceptos, Opciones de Política y Hoja de Ruta para su Implementación en las Américas”

20
Washington, D.C.: OPS, 2010 (Serie: La Renovación de la Atención Primaria de Salud en las
Américas No.4).
 Estudios de la OCDE sobre los Sistemas de Salud: México 2016.

21