Você está na página 1de 4

23.

Las perífrasis verbales que aparecen en los enunciados son: lleva ganadas, echas a correr, vas a
mejorar, estaba a punto de llorar, puede ser, debe de costar.

a Lleva ganadas: perífrasis (de participio) aspectual terminativa; señala el resultado de la acción.
b Echas a correr: perífrasis (de infinitivo) aspectual ingresiva; señala el inicio de la acción.
c Vas a mejorar: perífrasis (de infinitivo) aspectual ingresiva; señala el inicio de la acción.
d Estaba a punto de llorar: perífrasis (de infinitivo) aspectual ingresiva; señala el inicio de la acción.
e Puede ser: perífrasis (de infinitivo) modal de posibilidad.
f Debe de costar: perífrasis (de infinitivo) modal de probabilidad.
g En el texto, la información que transmiten las perífrasis verbales es la siguiente:

· comenzó a leer: señala tiempo pasado y aspecto perfectivo incoativo; señala la acción en su comienzo.
· volvió a empezar a teclear: señala tiempo pasado, en el que se halla el narrador, y aspecto
perfectivo, con el matiz de reiteración marcada por la perífrasis verbal formada por el verbo auxiliar
volver a unido al infinitivo. Además, hay una intensificación marcada por otra perífrasis, incoativa,
empezar a teclear. Esta acumulación de perífrasis manifiesta también el malestar del narrador–
protagonista ante el carácter del otro personaje o ante los acontecimientos que se suceden.
· solía hacer: perífrasis aspectual durativa. Temporalmente, se halla en correlación con Las formas
básicas de la narración.
· debía de tener: la valoración del emisor permite una perífrasis modal de posibilidad o probabilidad.
· empezar a declarar: la perífrasis aspectual ingresiva marca el comienzo de una acción o proceso.

24.

a Tendrá que esforzar: perífrasis modal de obligación, que indica la necesidad u obligación de la acción.
Está formada por un verbo auxiliar (tener), un nexo (que) y un verbo principal en infinitivo (esforzar).

b Voy a decir: perífrasis aspectual ingresiva, que indica el comienzo inminente de la acción. Está formada
por un verbo auxiliar (ir), un nexo (a) y un verbo principal en infinitivo (decir).

c Vengo diciendo: perífrasis aspectual durativa, que indica una acción en desarrollo. Está formada por un
verbo auxiliar (venir) y un verbo principal en gerundio (decir).

d Viene a costar: perífrasis modal de posibilidad, que indica la probabilidad o posibilidad del desarrollo de
la acción. Está formada por un verbo auxiliar (venir), un nexo (a) y un verbo principal en infinitivo
(costar).

e Debe desaprovechar: perífrasis modal de obligación, que indica la necesidad u obligación de la


realización de la acción. Está formada por un verbo auxiliar (deber) y un verbo principal en infinitivo
(desaprovechar).

f Poner(te) a llorar: perífrasis aspectual incoativa, que indica el momento del comienzo de la acción. Está
formada por un verbo auxiliar (poner), un nexo (a) y un verbo principal en infinitivo (llorar).

g Llevas ganados: perífrasis aspectual terminativa, que indica las interrupción y a la vez el resultado de la
acción. Está formada por un verbo auxiliar (llevar), y un verbo principal en participio (ganar). Debe
proseguir: perífrasis modal de obligación, que indica la necesidad u obligación del desarrollo de la acción.
Está formada por un verbo auxiliar (deber), y un verbo principal en infinitivo (proseguir).

h Había empezado a subir: perífrasis aspectual incoativa, que indica la acción en el mismo momento de
su comienzo. Está formada por un verbo auxiliar (empezar), un nexo (a) y un verbo principal en infinitivo
(subir). Volvió a desistir: perífrasis aspectual reiterativa, que indica la repetición de la acción. Está
formada por un verbo auxiliar (volver), un nexo (a) y un verbo principal en infinitivo (desistir).

29.

a lentamente es un modificador del verbo llegaron;


b muy modifica al adverbio lentamente, y éste al verbo;
c muy modifica al adjetivo lentos;
d tal vez modifica a toda la oración; ahí, al verbo;
e en realidad modifica a la oración; hoy y por aquí, al verbo;

1
f demasiado modifica a pronto, y éste, al verbo;
g evidentemente modifica a toda la oración;
h posiblemente modifica a la oración; a lo loco, al verbo.

30.

a Cortésmente: compuesto terminado en -mente, es adverbio de modo. Demasiado: simple, de cantidad.


Tarde: simple, de tiempo.
b Ahí: simple, de lugar. Acá: simple, de lugar.
c A pies juntillas: locución adverbial, de modo.
d Más: simple, de cantidad. Alto: simple, de modo. No: simple, de negación.
e En realidad: locución, de afirmación. Siempre: de tiempo. A tontas y a locas: locución adverbial, de
modo.
f Donde: adverbio relativo, de lugar.
g [No existe adverbio].
h Siempre: simple, de tiempo. Intempestivamente: compuesto en –mente, de modo.
i En un abrir y cerrar de ojos: locución adverbial, de modo.
j En un periquete: locución adverbial, de modo.

31.

a Ah, acá, ahí: de lugar.


b Allí, dentro, fuera: de lugar.
c Tarde: de tiempo; nunca jamás de negación.
d A cántaros, a escondidas: de modo.
e Despacito, a tontas y a locas: de modo; nada: de negación.
f Bien: de modo.
g En un santiamén: de modo.
h Más: de cantidad; deprisa: de modo; quizá: de duda. i A pies juntillas: de modo.

33.

a La forma verbal érase, que comienza el relato, es un pretérito imperfecto de apertura que abre un
relato intemporalizándolo.

b Las formas no personales del texto son las siguientes: infinitivos: hacer (la compra), estar (muy
lejos), estar (en la remota ciudad), huir, ver (lo aquí), (debo) llevar (me); gerundios: acercándo (se a
ella).

c Tiempos del indicativo: huyo, huía, huí, huiré, huiría. Tiempos del subjuntivo: huya, huyera o
huyese, huyera. Es un verbo irregular: En todos los tiempos mantiene el lexema, pero añade un fonema
en los tiempos del tema de presente (huyo por *huo, huya por *hua).

d La perífrasis verbal debo llevarme está formada por un verbo auxiliar portador de morfemas (debo) y
un verbo principal (llevar), en infinitivo, portador de significado. Es, por lo tanto, una perífrasis de
infinitivo, modal de obligación.

e Se trata de diferencias de uso habituales entre el pretérito perfecto simple (pretérito indefinido) y el
pretérito perfecto compuesto. El primero, manifestado en la oración «...la Muerte le hizo un gesto»,
señala una acción pasada, terminada en un tiempo terminado para el hablante; el pretérito perfecto
compuesto expresa una acción pasada, terminada en un tiempo no terminado para el hablante.

f En el texto hay tres adverbios que aportan una cuantificación a otros adverbios a los que modifican. Son
muy, en dos ocasiones (muy de mañana, muy lejos), y tan (tan lejos). Los tres son adverbios de
cantidad. Existen cuatro adverbios simples de lugar: aquí, allí y lejos (en dos ocasiones) y aparece una
locución adverbial temporal (de mañana), cuantificada por muy, con el valor de temprano. La forma
también se enmarca en los adverbios simples de afirmación.

g Se trata de un texto narrativo. El narrador, desde la tercera persona, nos ofrece un relato en el que
predominan las formas del pretérito perfecto simple, tiempo básico en la narración: dirigió, vio, fue,
compadeció, etc. El uso de otros tiempos verbales viene marcado por el ritmo del relato: el presente
(quiero, debo...) ofrece el momento actual del personaje, y aparece en los diálogos; el pretérito

2
imperfecto abre el episodio (érase) y ofrece la intemporalidad (servía); y el pretérito perfecto compuesto
(has hecho, ha sido) ofrece el pasado de un tiempo no terminado para los hablantes.

h Frente al empleo del sintagma nominal, se aprecia la importancia de las acciones del relato, el interés
por la acción y no tanto por la realidad representada; de ahí que apenas aparezcan adjetivos, propios de
una descripción.

EVALUACIÓN (pág. 117)

1 El texto, con marcado carácter poético y lírico, en el fondo y la forma, está dividido en dos partes: la
primera abarca desde el comienzo hasta «...canario viejo» y la segunda el resto del texto.

En la primera parte (líneas 1 a 7) se generalizan los verbos en pasado (pretérito imperfecto, pretérito
perfecto simple y pretérito perfecto compuesto), entremezclados, marcando rasgos descriptivos (pretérito
imperfecto) y narrativos (pretérito perfecto simple y pretérito perfecto compuesto). Se parte de una
anécdota que se cuenta. La segunda parte del texto (líneas 8 a 11) ofrece verbos en futuro: habrá
...habrá ... bajaremos..., enterraremos... Esta segunda parte se halla, a su vez, dividida en tres
subpartes, porque los futuros pueden agruparse en dos zonas de matización:

· El párrafo primero (líneas 8 y 9) ofrece dos veces la forma habrá. Se trata de un intermedio dubitativo,
deliberativo, de intenso valor lírico.

· El párrafo final (desde Oye, a la noche...hasta ...del rosal grande) presenta futuros de propósito, con
verbos de acción (bajaremos, enterraremos).

El tema es las dudas ante la muerte de Platero.

2. oye: 2.ª persona de singular del imperativo, aspecto imperfectivo, voz activa del verbo oír;
bajaremos: 1.ª persona de plural del futuro imperfecto de indicativo, voz activa, aspecto imperfectivo,
del verbo bajar; está: 3.ª persona de singular del presente de indicativo, aspecto imperfectivo, del verbo
estar; parecerá: 3.ª persona de singular del futuro imperfecto de indicativo, aspecto perfectivo, voz
activa del verbo parecer; enterraremos: 1.ª persona de plural del futuro imperfecto de indicativo,
aspecto imperfectivo, voz activa, del verbo enterrar.

3. Los predicados nominales del primer párrafo son los siguientes:



• (el pobre) estaba ya muy viejo:
núcleo (cópula): estaba
atributo (SAdj): muy viejo
adyacente (SAdv): muy
núcleo (SAdj): viejo

• (su voz) era quebradiza y asmática, como la voz de una flauta cascada:
núcleo (cópula): era
atributo (SAdj): quebradiza y asmática
núcleos: quebradiza y asmática
proposición subordinada adverbial comparativa: como la voz de una flauta cascada

4. En muerto y acuerdas la irregularidad se produce por diptongación de la vocal del tema: morir >
muerto, acordar >acuerdas. En quiso la irregularidad es total, propia de los perfectos fuertes que
acentúan el lexema (querer >*querí como el modelo temer). Pondrá pierde vocal y añade una consonante
(poner >*ponerá > pondrá)

5. Formas de infinitivo: entrar, engalanar, ver, salir. Formas de participio: muerto. Las tres formas
de infinitivo funcionan como verbos; ver, a su vez, pertenence a una perífrasis modal de obligación. La
forma muerto tiene el valor de un adjetivo que funciona como complemento predicativo.

3
6. La oración Platero, habrá un paraíso de los pájaros tiene un complemento directo: un paraíso de los
pájaros. Dentro de este sintagma nominal, el sintagma preposicional de los pájaros funciona como
complemento de nombre.

En A la noche, los niños, tú y yo bajaremos el pájaro muerto al jardín los complementos del verbo son los
siguientes: a la noche, complemento circunstancial de tiempo (sintagma preposicional); al jardín,
complemento circunstancial de lugar (sintagma preposicional); el pájaro muerto, complemento directo
(sintagma nominal).

7. Los adverbios del texto son los siguientes: hoy, ya, muy, bien, también, no, sí, ahora. De ellos, muy es
complemento cuantificador del adjetivo viejo; los restantes son complementos del verbo. Todos son
simples. Hoy, ahora son adverbios de tiempo; bien es de modo; también, sí, son de afirmación y no es
adverbio de negación.

8. Los adjetivos son los siguientes: (vergel) verde; (cielo) azul; (rosales) áureos; (pájaros) blancos,
rosas, celestes, amarillos; (pájaro) muerto; (luna) llena; pálida (plata); pobre (cantor); mano (cándida);
(pétalo) mustio; (lirio) amarillento; (rosal) grande.
Aunque hay adjetivos especificativos, de insólita atribución al nombre (rosales áureos; pájaros rosas,
celestes; lirio amarillento), lo habitual en este fragmento es el epíteto, que inmoviliza el objeto: vergel
verde; cielo azaul; pálida plata.

9. silencioso: es un complemento predicativo; modifica al sustantivo sujeto que se sobreentiende en el


contexto (el pájaro), indicando cualidad del mismo, y modifica también al verbo, indicando modo;
quebradiza: atributo de voz, dentro del predicado nominal era quebradiza y asmática; cascada:
adyacente o complemento de nombre de flauta; lloroso: complemento predicativo, indicando cualidad de
el mayor de los niños y modo de ha apresurado; viejo: atributo de el pobre (está modificado por el
adverbio muy que le confiere grado superlativo.)

10. yerto: estirado, tieso, teso, rígido; vergel: espesura, jardín, bosque, huerta, selva; cándida:
angelical, blanca, buena, confiada, inocente; mustio: apagado, decaído, lacio, marchito.

el pétalo mustio de un lirio amarillento

Det Nu ADY (CN)


(art) (sust) (SAdj)
____ _____ _____ ____________________________

Det Nu CN CN
(art) (sust) (SAdj) (Sprep)
___________________________________________________

atributo (SN)

12. quebradiza: quebr – es el lexema, del verbo quebrar; -ad – es morfema verbal gramatical de
participio; -iz – morfema derivativo, con significado de fácil realización (llovedizo, pasadizo...), -a
morfema gramatical de género; bajaremos: baj – es el lexema, del verbo bajar; -a – es la vocal
temática; -re – es morfema de tiempo, modo y aspecto; -mos es morfema de número y persona; cantor:
sobre el lexema cant – procedente del verbo cantar se crea esta voz que tiene el significado de ‘el que
realiza una acción’ (actor, conductor, realizador, elevador...) gracias al sufijo derivativo -or; amarillento:
sobre el adjetivo amarillo y su lexema amarill- se crea esta palabra gracias al sufijo derivativo propios de
adjetivos -ento que aporta el significado de ‘semejante a’.