Você está na página 1de 3

http://www.flickr.

com/photos/crystaljingsr/3915514014

INTERNET: el mundo a nuestro alcance

A pesar de su corta historia, Internet está provocando cambios muy significativos


en la sociedad actual. Podemos acceder a Ia red desde muchos lugares y casi con
cualquier aparato. Además, dedicamos cada vez más tiempo a navegar. Internet es
una realidad que se ha incorporado definitivamente a nuestra sociedad, especialmente
entre las jóvenes generaciones. Partiendo de esta premisa vamos a describir algunas
ideas claves que nos ayudan a comprender la importancia de educar a nuestros
menores en el uso responsable de internet:

• Internet nos aporta enormes ventajas: accedemos rápidamente a la


información, nos proporciona nuevos entornos de aprendizaje y de ocio y nos
facilita la comunicación. Para nuestros hijos, la competencia digital será clave
para su futuro personal, social y profesional.
• Sin embargo, igual que en el mundo real, tenemos que ser conscientes de que
también existen riesgos y peligros ante los que hay que prevenir y educar a
nuestros hijos/as: pérdida de la privacidad, acoso o insultos, acceso a
contenidos o chat inapropiados, virus y troyanos…
• Nuestros hijos son nativos digitales. Han crecido con la tecnología y saben
“cómo” usarla, pero nosotros tenemos la responsabilidad de enseñarles “para
qué”, “donde” y “cuándo” utilizarla.
• La mejor manera de prevenir situaciones de riesgo y ayudar a nuestros hijos a
navegar con seguridad es:
o Hacerlos conscientes de los beneficios y riesgos de Internet.
o Establecer normas de uso.
o Educarlos para que sepan navegar de manera responsable.
o Proporcionarles estrategias y herramientas de protección para que
puedan navegar seguro.
Orientaciones para las familias

A continuación se enumeran ocho consejos prácticos muy sencillos que nos


pueden orientar sobre los criterios que debemos adoptar para nuestros menores
aprendan a protegerse de los peligros y navegar de forma responsable y segura:

1. Diálogo y confianza: hablar abiertamente con los menores y adolescentes


sobre el uso de Internet. Interesarse por lo que hacen con el ordenador, tanto en
casa como en el centro educativo, en la biblioteca o cibercafé, en casa de los
amigos.... nos ayudará a estar alerta de los posibles riesgos y a construir una
atmósfera de confianza.
Es necesario mantener una buena comunicación con nuestros hijos e intentar que nos
informen siempre que vean algo que no les guste o les haga sentir incómodos.
También es importante que se acostumbren a presentarnos a las amistades que
mantienen por la red.

2. Familiarizarse con Internet y navegar juntos: Para poder ayudar a vuestros hijos
a navegar por Internet de manera segura es mejor que conozcamos este nuevo
invento. Un excelente método de prevención contra los posibles riesgos,
especialmente con los más pequeños, puede ser acostumbrarnos a navegar juntos
con los niños y hacer de Internet una actividad lúdica y familiar. Los ordenadores
pueden ofrecer uno de los mejores y divertidos viajes que grandes y pequeños
podemos compartir. No debemos preocuparnos si vemos que los menores tienen más
facilidad para usar el ordenador que nosotros. Podemos dejarlos que dirijan las
sesiones, pedirles que nos enseñen, hacer todas las preguntas necesarias; eso puede
ser de gran ayuda para su autoestima.

3. Buscar lugares web adecuados a la edad: Específicamente para los más


pequeños, sería necesario buscar lugares web seguros, dirigidos a ellos, del mismo
modo que buscamos libros, programas de TV o películas que les son apropiados.

4. Utilizar herramientas de protección: programas antivirus y filtros de


contenido: Es necesario instalar en el ordenador un programa antivirus que proteja
nuestro ordenador de virus, troyanos, spyware… También es muy útil la instalación de
un Filtro de contenidos, que impida a los menores el acceso a contenidos inapropiados
o nos permita configurar el tiempo de conexión a internet. La Junta de Andalucía ha
puesto a disposición de los ciudadanos andaluces un filtro de contenido cuya licencia
puede solicitarse para un año en http://www.kiddia.org. Los microportátiles que se han
dado al alumnado de 5º y 6º también disponen de un filtro de contenido que puede ser
administrado por los padres o tutores.
En todo caso, estas ayudas técnicas no son efectivas al 100% y, por lo tanto,
deberemos continuar supervisando la navegación de nuestros menores.

5. Establecer normas básicas para el uso de internet: Con sentido común,


debemos decidir con los niños y adolescentes unas reglas para el uso de Internet.
Estas normas sirven sencillamente para que se lo puedan pasar bien y estar seguros
mientras navegan.
Podemos acordar los lugares web para visitar, el horario de conexión más apropiado,
la frecuencia con la que pueden navegar, tipo de aplicaciones adecuadas, etc. A fin de
que las reglas sean más efectivas, deberán ser fruto de la comunicación con ellos, de
un acuerdo. Podemos colgarlas en un lugar visible, respetarlas todos por igual y
hacerlas cumplir con coherencia y autoridad.

6. Colocar el ordenador a la vista de todos: Para estar cerca de nuestros niños


mientras navegan, mejor si colocamos el ordenador de casa en una sala común, a la
vista de todo el mundo, en lugar de en la habitación de los niños (como mínimo
mientras no son adolescentes). Esto nos ayudará a supervisar la navegación y poder
dar un vistazo más a menudo a lo que hacen en Internet.

7. Enseñar a los menores protocolos para navegar con seguridad: Para los
menores Internet es un lugar genial donde se puede hablar con gente de todas partes
y hacer nuevos amigos y amigas, aprender cosas sobre cualquier tema, y pasárselo a
las mil maravillas.

Es conveniente que enseñemos a nuestros hijos y alumnos a seguir estos consejos


prácticos:
• No facilitar nunca los datos personales (el nombre completo, la dirección, el
teléfono) ni su contraseña a nadie por Internet.
• Que tomen precauciones con el correo electrónico y los archivos adjuntos,
cuando no conoce quién lo envía. Nunca abra correos sospechosos.
• Que no crean todo lo que leen o ven en internet, evitando páginas con
contenidos nocivos o falsos.
• Que nos presenten a sus “ciberamigos”, del mismo modo que nos
presentan a los otros amigos.
• Si hay algo que les resulta desagradable, que lo digan a algún amigo o
adulto y que no dejen que les perjudique.
• Si quieren comprar o hacer algo por Internet que pueda costar dinero a su
familia, mejor que lo hagan siempre con el permiso y la ayuda de los
padres.

8. Ante un posible problema, reaccionar a tiempo: Si nuestros hijos nos explican


que se han encontrado con algún internauta o con algo que les ha molestado, o se han
saltado las reglas, es mejor no culparlos sino ayudarlos a evitar problemas en el futuro.
Según cómo reaccionemos, podremos generar o no la confianza necesaria para que
recurran a nosotros la próxima vez que se encuentren con algún problema. Establecer
una atmósfera de confianza por lo que se refiere al uso de la red, nos ayudará a
prevenir situaciones de riesgo.
Si en alguna ocasión tenemos indicios de que nuestros menores están en riesgo,
debemos hablar con ellos y llamar a la policía o algún otro organismo adecuado.

Para ampliar la información podéis consultar esta web:


http://www.escuelatic.es/educar-en-las-tic/