Você está na página 1de 2

La Fantasía como expresión y defensa

(Introducción a la obra de Melanie Klein, Capitulo I “Fantasía”)

Por: July Cristina Navarrete

Para realizar el análisis del texto he dividido el capitulo en dos partes, que comprenden los principales
enunciados del mismo.

I. Expresión mental de los instintos

El texto menciona el concepto del superyó partiendo de que es una de nuestras fantasías inconscientes
sobre los contenidos de nuestro cuerpo y nuestra psique, así pues Freud nunca se refiere al superyó
como Fantasía, es más bien una introyección de la figura parental fantaseada y distorsionada por las
proyecciones del niño.

A pesar de las críticas, Klein amplió el concepto freudiano de Fantasía inconsciente y le dio mayor
importancia, estas inconscientemente se presentan y permanecen activas en todos los individuos. No
son índices ni de enfermedad, ni de falta de sentido de la realidad, es su naturaleza la que determina el
estado psíquico del sujeto y su relación con la realidad externa.

Podrían definirse como la expresión mental de los instintos, los cuales se originan desde el comienzo de
la vida y su creación es una función del yo.

Según Klein, “Desde el nacimiento el yo es capaz de establecer relaciones objétales primitivas en la


fantasía y en la realidad” (Segal, 1970 p.20). La Fantasía no es tan solo una fuga de la realidad, es una
adjunta constante e inevitable de las experiencias reales, en interacción con ellas. La realidad misma
ejerce un impacto sobre la fantasía inconsciente

El ambiente tiene importantísimos efectos sobre la infancia y la niñez, pero de igual manera un
ambiente considerado adecuado no garantiza evitar la aparición de ansiedad, agresividad, persecución,
u otras fantasías.

II. Defensa de la realidad (Externa/Interna) de la privación

Las percepciones y sensaciones internas y externas son interpretadas y representadas a sí mismo en la


mente, bajo la influencia del principio placer - displacer, por intermedio de la introyección y la
proyección, lo que hace que fantasía y realidad se influyan mutuamente.

Como el objetivo de la fantasía es satisfacer impulsos instintivos, prescindiendo de la realidad externa,


se puede considerar que la gratificación proveniente de la fantasía es una defensa contra la realidad
externa de la privación, sin embargo es más que eso, es una defensa contra la realidad interna.
Fantasía Fan Evita: Defensa: Expresa:

Realización de deseos. Frustración, Realidad Realidad interna: Proyección,


externa displacentera. Hambre, Ira, etc. Introyección.

La estructura de la personalidad está determinada en gran parte por las fantasías más permanentes del yo
sobre sí mismo y los objetos que contiene.

Objetos totales
Objetos introyectados Objetos parciales
Padre y/o madre
Superyó. Pechos, pene.
(Pareja)

A medida que prosigue el desarrollo y se acrecienta el sentido de realidad, los objetos internos se aproximan
más a las personas reales (exterior).

Objetos internos y objetos externos

Al analizar las relaciones entre ellos y modificar las fantasías sobre estos objetos, podemos
influir sobre la estructura más permanente del yo.

Trabajo citado:

SEGAL, Hanna. Introducción a la obra de Melanie Klein. Cap.1 “Fantasía”. Buenos aires, Paidos, 1970.