Você está na página 1de 6

Qué son las retenciones?

Cantidades que se detraen al contribuyente por el pagador de determinadas rentas, por estar así
establecido en la ley, para ingresarlas en la Administración tributaria como “anticipo” de la cuota del
Impuesto que el contribuyente ha de pagar

¿Qué son los ingresos a cuenta?

Cantidades que se ingresan en la Administración tributaria por el pagador de determinadas rentas, por estar
así establecido en la ley, como anticipo de la cuota del Impuesto que ha de pagar el perceptor de las
mismas.
Los ingresos a cuenta pueden ser repercutidos por quien los realiza al perceptor de las rentas

¿Qué rentas están sometidas a retención o ingreso a cuenta?

• Rendimientos del trabajo:


La rentención a practicar sobre los rendimientos del trabajo será el resultado de aplicar a la cuantía total de
las retribuciones que se satisfagan o abonen, el tipo de retención que corresponda.
Casos particulares:

1. Rendimientos del trabajo que se perciban por la condición de administradores o miembros de los
consejos de administración, de las juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos
representativos, se aplica un porcentaje del 35% sobre la cuantía íntegra de la retribución. El
porcentaje se reduce en un 50% cuando se trate de rendimientos obtenidos en Ceuta y Melilla que
den derecho a deducción
2. Rendimientos del trabajo derivados de impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios y
similares o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se
ceda el derecho a su explotación, se aplica el porcentaje del 15% sobre la cuantía íntegra de la
retribución. El porcentaje se reduce en un 50% cuando se trate de rendimientos obtenidos en
Ceuta y Melilla que den derecho a deducción
3. Atrasos de rendimientos del trabajo que corresponda imputar a ejercicios anteriores, se les aplicará
el tipo fijo del 15%, salvo que resulten aplicables los apartados 1) ó 2) anteriores.

En el caso de retribuciones en especie del trabajo, no existirá obligación de efectuar ingresos a cuenta
respecto a las contribuciones satisfechas por los promotores de planes de pensiones, de planes de
previsión empresarial y de mutualidades de previsión social que reduzcan la base imponible.
• Rendimientos del capital mobiliario:
La retención será el resultado de aplicar el 19% a la base de rentención (18% antes de 1/1/2010). El
porcentaje se reduce en un 50% cuando se trate de rendimientos obtenidos en Ceuta y Melilla que den
derecho a deducción.
Con carácter general la base de retención estará constituida por la contraprestación íntegra exigible o
satisfecha.
En el caso de rendimientos procedentes de amortización, reembolso o transmisión de activos financieros, la
base de retención estará constituida por la diferencia positiva entre el valor de amortización, reembolso o
transmisión y el valor de adquisición o suscripción de dichos activos.En ningún caso se tendrá en
consideración a estos efectos la exención de determinados dividendos y participaciones en beneficios, se
retendrá sobre la totalidad incluido el imoprte exento.
Como valor de adquisición se tomará el que figure en la certificación acreditativa de la adquisición, no se
minorarán los gastos accesorios a la operación.
• Rendimientos derivados de actividades económicas:
Actividades profesionales, en general, la cuantía de la retención se obtendrá aplicando el porcentaje del
15% sobre la retribución íntegra. No obstante en algunos supuestos (inicio de actividad y determinadas
profesiones) se aplicará el porcentaje del 7%. Estos porcentajes se reducen en un 50% cuando se trate de
rendimientos obtenidos en Ceuta y Melilla que den derecho a deducción.
Actividades agrícolas y ganaderas, en general, la cuantía se calcula aplicando el porcentaje del 2% sobre
los ingresos íntegros; en el caso de actividades de engorde de porcino y avicultura se aplicará el porcentaje
del 1%.
Actividades forestales, la retención será el resultado de aplicar el porcentaje del 2% al ingreso íntegro, con
excepción de las subvenciones corrientes y de capital y de las indemnizaciones.
Actividades económicas cuyo rendimiento neto se determine en estimación objetiva y estén dados de alta
en determinados epígrafes señalados en el Reglamento del IRPF, se aplicará el tipo de retención del 1%.
Estos porcentajes se aplicarán sobre los importes íntegros satisfechos, con excepción de las subvenciones
corrientes y de capital y de las indemnizaciones.
• Ganancias patrimoniales
Ganancias derivadas de transmisiones o reembolsos de acciones y participaciones de instituciones de
inversión colectiva, se calcula la retención aplicando el porcentaje del 19% sobre la cuantía de la ganancia
(18% antes de 1/1/2010).
Ganancias patrimoniales derivadas de los aprovechamientos forestales de los vecinos en montes públicos,
se calculará la retención aplicando el 19% de su importe (18% antes de 1/1/2010).
• Otras rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta
Estarán sujetas a retención o ingreso a cuenta independientemente de su calificación:

1. Premios en metálico. La retención será del 19% de su importe (18% antes de 1/1/2010).
2. Rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de bienes inmuebles urbanos. La
retención será el 19% de la cuantía íntegra del ingreso excluido el Impuesto sobre el Valor Añadid
(18% antes de 1/1/2010). El porcentaje se reduce en un 50% cuando se trate de rendimientos
obtenidos en Ceuta y Melilla que den derecho a deducción.
3. Rendimientos procedentes de la propiedad intelectual, industrial, de la prestación de asistencia
técnica, del arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas y del subarrendamiento de los
bienes anteriores. La retención será el 19% de la cuantía de la retribución (18% antes de 1/1/2010).
4. Rendimientos derivados de la cesión del derecho a la explotación del derecho de imagen. La
retención será, con carácter general, el 19% del ingreso íntegro (24% antes de 1/1/2010).

¿Qué rentas no están sometidas a retención o ingreso a cuenta?

En los casos previstos en el artículo 75.3 del R.D. 439/2007, de 30 de marzo (Reglamento de IRPF) no
existirá obligación de practicar retención o ingreso a cuenta, entre ellos destacan los siguientes:
• Las rentas exentas excepto en el caso de dividendos y participaciones de beneficios exentas, dietas
y gastos de viaje exceptuados de gravamen
• Los rendimientos de las Letras de Tesoro
• Las primas de conversión de obligaciones en acciones
• Los rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos en
determinados supuestos

¿Qué rentas están sometidas a retención o ingreso a cuenta?

• Rendimientos del trabajo:


La rentención a practicar sobre los rendimientos del trabajo será el resultado de aplicar a la cuantía total de
las retribuciones que se satisfagan o abonen, el tipo de retención que corresponda.
Casos particulares:

1. Rendimientos del trabajo que se perciban por la condición de administradores o miembros de los
consejos de administración, de las juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos
representativos, se aplica un porcentaje del 35% sobre la cuantía íntegra de la retribución. El
porcentaje se reduce en un 50% cuando se trate de rendimientos obtenidos en Ceuta y Melilla que
den derecho a deducción
2. Rendimientos del trabajo derivados de impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios y
similares o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se
ceda el derecho a su explotación, se aplica el porcentaje del 15% sobre la cuantía íntegra de la
retribución. El porcentaje se reduce en un 50% cuando se trate de rendimientos obtenidos en
Ceuta y Melilla que den derecho a deducción
3. Atrasos de rendimientos del trabajo que corresponda imputar a ejercicios anteriores, se les aplicará
el tipo fijo del 15%, salvo que resulten aplicables los apartados 1) ó 2) anteriores.

En el caso de retribuciones en especie del trabajo, no existirá obligación de efectuar ingresos a cuenta
respecto a las contribuciones satisfechas por los promotores de planes de pensiones, de planes de
previsión empresarial y de mutualidades de previsión social que reduzcan la base imponible.
• Rendimientos del capital mobiliario:
La retención será el resultado de aplicar el 19% a la base de rentención (18% antes de 1/1/2010). El
porcentaje se reduce en un 50% cuando se trate de rendimientos obtenidos en Ceuta y Melilla que den
derecho a deducción.
Con carácter general la base de retención estará constituida por la contraprestación íntegra exigible o
satisfecha.
En el caso de rendimientos procedentes de amortización, reembolso o transmisión de activos financieros, la
base de retención estará constituida por la diferencia positiva entre el valor de amortización, reembolso o
transmisión y el valor de adquisición o suscripción de dichos activos.En ningún caso se tendrá en
consideración a estos efectos la exención de determinados dividendos y participaciones en beneficios, se
retendrá sobre la totalidad incluido el imoprte exento.
Como valor de adquisición se tomará el que figure en la certificación acreditativa de la adquisición, no se
minorarán los gastos accesorios a la operación.
• Rendimientos derivados de actividades económicas:
Actividades profesionales, en general, la cuantía de la retención se obtendrá aplicando el porcentaje del
15% sobre la retribución íntegra. No obstante en algunos supuestos (inicio de actividad y determinadas
profesiones) se aplicará el porcentaje del 7%. Estos porcentajes se reducen en un 50% cuando se trate de
rendimientos obtenidos en Ceuta y Melilla que den derecho a deducción.
Actividades agrícolas y ganaderas, en general, la cuantía se calcula aplicando el porcentaje del 2% sobre
los ingresos íntegros; en el caso de actividades de engorde de porcino y avicultura se aplicará el porcentaje
del 1%.
Actividades forestales, la retención será el resultado de aplicar el porcentaje del 2% al ingreso íntegro, con
excepción de las subvenciones corrientes y de capital y de las indemnizaciones.
Actividades económicas cuyo rendimiento neto se determine en estimación objetiva y estén dados de alta
en determinados epígrafes señalados en el Reglamento del IRPF, se aplicará el tipo de retención del 1%.
Estos porcentajes se aplicarán sobre los importes íntegros satisfechos, con excepción de las subvenciones
corrientes y de capital y de las indemnizaciones.
• Ganancias patrimoniales
Ganancias derivadas de transmisiones o reembolsos de acciones y participaciones de instituciones de
inversión colectiva, se calcula la retención aplicando el porcentaje del 19% sobre la cuantía de la ganancia
(18% antes de 1/1/2010).
Ganancias patrimoniales derivadas de los aprovechamientos forestales de los vecinos en montes públicos,
se calculará la retención aplicando el 19% de su importe (18% antes de 1/1/2010).
• Otras rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta
Estarán sujetas a retención o ingreso a cuenta independientemente de su calificación:

1. Premios en metálico. La retención será del 19% de su importe (18% antes de 1/1/2010).
2. Rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de bienes inmuebles urbanos. La
retención será el 19% de la cuantía íntegra del ingreso excluido el Impuesto sobre el Valor Añadid
(18% antes de 1/1/2010). El porcentaje se reduce en un 50% cuando se trate de rendimientos
obtenidos en Ceuta y Melilla que den derecho a deducción.
3. Rendimientos procedentes de la propiedad intelectual, industrial, de la prestación de asistencia
técnica, del arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas y del subarrendamiento de los
bienes anteriores. La retención será el 19% de la cuantía de la retribución (18% antes de 1/1/2010).
4. Rendimientos derivados de la cesión del derecho a la explotación del derecho de imagen. La
retención será, con carácter general, el 19% del ingreso íntegro (24% antes de 1/1/2010).

¿Quién retiene o ingresa a cuenta?

Con carácter general, estarán obligados a retener o ingresar a cuenta, en cuanto satisfagan rentas
sometidas a esta obligación:

1. Las personas jurídicas y demás entidades, incluidas las comunidades de propietarios y las
entidades en régimen de atribución de rentas.
2. Los contribuyentes que ejerzan actividades económicas, cuando satisfagan rentas en el ejercicio de
sus actividades
3. Las personas físicas, jurídicas y demás entidades no residentes en territorio español, que operen en
él mediante establecimiento permanente.
4. Las personas físicas, jurídicas y demás entidades no residentes en territorio español, que
operen en él sin mediación de establecimiento permanente, en cuanto a los rendimientos del trabajo
que satisfagan, así como respecto de otros rendimientos sometidos a retención o ingreso a cuenta
que constituyan gasto deducible para la obtención de rentas procedentes de prestaciones de
servicios, asistencia técnica ,obras de instalación y montaje y, en general, de actividades o
explotaciones económicas realizadas en España sin mediación de establecimiento permanente
5. En las operaciones realizadas en España por fondos de pensiones domiciliados en otro Estado
miembro de la Unión Europea que desarrollen planes de pensiones de empleo sujetos a la
legislación española, conforme a lo previsto en la Directiva 2003/41/CE del Parlamento Europeo y
del Consejo, estará obligado a practicar retención o ingreso a cuenta el representante designado al
efecto ( a partir de 1/1/2007).

En ningún caso estarán obligadas a practicar retención o ingreso a cuenta las misiones diplomáticas u
oficinas consulares en España de estados extranjeros.

¿Cuándo se retiene o ingresa a cuenta?

Con carácter general, la obligación de retener nacerá en el momento en que se satisfagan o abonen las
rentas correspondientes.
En los rendimientos de capital mobiliario la obligación de retener e ingresar a cuenta nacerá en el momento
de la exigibilidad de los rendimientos o en el de su pago o entrega si es anterior; en el caso de rendimientos
de capital mobiliario derivados de la transmisión amortización o reembolso de activos financieros, la
obligación nacerá en el momento de la transmisión, amortización o reembolso.
En las ganancias patrimoniales derivadas de la transmisión o reembolso de acciones o participaciones de
instituciones de inversión colectiva, cuando se formalice la transmisión o reembolso de las acciones o
participaciones

Anticipo de la deducción por vivienda habitual


Las retenciones son cantidades que se detraen al contribuyente por el pagador de determinadas rentas, por
estar así establecido en la ley, para ingresarlas en la Administración tributaria como "anticipo" de la cuota
del Impuesto que el contribuyente ha de pagar.
Los pagos fraccionados son cantidades que los contribuyentes que ejerzan actividades económicas estarán
obligados a autoliquidar e ingresar en el Tesoro, en concepto de pago a cuenta del Impuesto sobre la Renta
de las Personas Físicas.
Para adaptar retenciones y pagos fraccionados en los casos en los que contribuyentes destinen cantidades
para la adquisición o rehabilitación de su vivienda habitual utilizando financiación ajena, por las que vayan a
tener derecho a la deducción por inversión en vivienda habitual (artículo 68.1 de la Ley del Impuesto sobre
la Renta delas Personas Físicas), se establece una reducción del 2%.
Retenciones del trabajo por cuenta ajena
Requisitos para la aplicación de la reducción del 2% en el tipo de retención:
• Tratarse de contribuyentes que tengan derecho a la deducción por adquisición de vivienda habitual
en el IRPF, cuando la cuantía total de las retribuciones a la que se refiere el artículo 83.2 del
Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas sea inferior a 33.007,2 euros.
• Comunicar a su pagador que destina cantidades para la adquisición o rehabilitación de su vivienda
habitual utilizando financiación ajena por las que vaya a tener derecho a la deducción por inversión
en vivienda habitual regulada en el artículo 68.1 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las
Personas físicas.
La cuantía total de las retribuciones del trabajo se calculará con carácter general, sumando las
retribuciones, dinerarias o en especie (sin incluir el importe del ingreso a cuenta) que, de acuerdo con las
normas o estipulaciones contractuales aplicables y demás circunstancias previsibles, vaya normalmente a
percibir el contribuyente en el año natural, a excepción de las contribuciones empresariales a los planes de
pensiones, a los planes de previsión social empresarial y a las mutualidades de previsión social que
reduzcan la base imponible del contribuyente, así como de los atrasos que corresponda imputar a ejercicios
anteriores.
A estos efectos, las retribuciones en especie se computarán por su valor determinado con arreglo a lo que
establece el artículo 43 de la Ley del Impuesto, sin incluir el importe del ingreso a cuenta.
Pagos fraccionados
Tratándose de contribuyentes que ejerzan actividades que estuvieran en el método de estimación directa,
en cualquiera de sus modalidades, cuyos rendimientos íntegros previsibles del período impositivo sean
inferiores a 33.007,20 euros, se podrá deducir el 2 % del rendimiento neto correspondiente al período de
tiempo transcurrido desde el primer día del año hasta el último día del trimestre a que se refiere el pago
fraccionado, sin que pueda practicarse una deducción por importe superior a 660,14 euros en cada
trimestre.
A estos efectos se considerarán como rendimientos íntegros previsibles del período impositivo los que
resulten de elevar al año los rendimientos íntegros correspondientes al primer trimestre.
Tratándose de contribuyentes que ejerzan actividades que estuvieran en el método de estimación objetiva
cuyos rendimientos netos resultantes de la aplicación de dicho método en función de los datos-base del
primer día del año a que se refiere el pago fraccionado o, en caso de inicio de actividades, del día en que
éstas hubiesen comenzado, sean inferiores a 33.007,20 euros, se podrá deducir, con carácter general, el
0,5 % de los citados rendimientos netos.
Tratándose de contribuyentes que ejerzan actividades agrícolas, ganaderas, forestales o pesqueras,
cualquiera que fuese el método de determinación del rendimiento neto, cuyo volumen previsible de ingresos
del período impositivo, excluidas las subvenciones de capital y las indemnizaciones sea inferior a 33.007,20
euros, se podrá deducir el 2 % del volumen de ingresos del trimestre, excluidas las subvenciones de capital
y las indemnizaciones, sin que se pueda practicar una deducción por un importe acumulado en el período
impositivo superior a 660,14 euros.
A estos efectos se considerará como volumen previsible de ingresos del período impositivo el resultado de
elevar al año el volumen de ingresos del primer trimestre, excluidas las subvenciones de capital y las
indemnizaciones.
Límites de la reducción
El tipo de retención no podrá resultar negativo como consecuencia de la minoración de dos enteros.
El tipo de retención resultante no podrá ser inferior al 2 % cuando se trate de contratos o relaciones de
duración inferior al año, ni inferior al 15 % cuando los rendimientos del trabajo se deriven de relaciones
laborales especiales de carácter dependiente. Los citados porcentajes serán el 1 % y el 8 %,
respectivamente, cuando se trate de rendimientos del trabajo obtenidos en Ceuta y Melilla que se beneficien
de la deducción prevista reglamentariamente.
¿Quiénes pueden beneficiarse de la reducción?
Trabajadores por cuenta ajena:
Trabajadores por cuenta ajena que tengan derecho a la deducción por adquisición de vivienda habitual en el
IRPF, cuando la cuantía total de las retribuciones a la que se refiere el artículo 83.2 del Reglamento del
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas sea inferior a 33.007,2 euros y el contribuyente hubiese
comunicado a su pagador que destina cantidades para la adquisición o rehabilitación de su vivienda habitual
utilizando financiación ajena por las que vaya a tener derecho a la deducción por inversión en vivienda
habitual regulada en el artículo 68.1 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas físicas, el tipo de
retención se reducirá en dos enteros, sin que pueda resultar negativo como consecuencia de tal minoración.
Contribuyentes que realicen actividades económicas:
Contribuyentes que realicen actividades económicas, siempre que destinen cantidades para la adquisición o
rehabilitación de su vivienda habitual utilizando financiación ajena, por las que vayan a tener derecho a la
deducción por inversión en vivienda habitual regulada en el artículo 68.1 de la Ley del Impuesto sobre la
Renta de las Personas Físicas.
¿CÓMO SOLICITAR LA REDUCCIÓN?
Obligación de comunicación al pagador
Los contribuyentes deberán comunicar al pagador la situación personal y familiar que influye en el importe
excepcionado de retener, en la determinación del tipo de retención o en las regularizaciones de éste,
quedando obligado asimismo el pagador a conservar la comunicación debidamente firmada.
A efectos de poder aplicar la reducción del tipo de retención el contribuyente deberá comunicar al pagador
que está destinando cantidades para la adquisición o rehabilitación de su vivienda habitual utilizando
financiación ajena, por las que vaya a tener derecho a la deducción por inversión en vivienda habitual.
En el supuesto de que el contribuyente perciba rendimientos del trabajo procedentes de forma simultánea
de dos o más pagadores, solamente podrá efectuar la comunicación a que se refiere el párrafo anterior
cuando la cuantía total de las retribuciones correspondiente a todos ellos sea inferior a 33.007,2 euros. En el
supuesto de que los rendimientos del trabajo se perciban de forma sucesiva de dos o más pagadores, sólo
se podrá efectuar la comunicación cuando la cuantía total de la retribución sumada a la de los pagadores
anteriores sea inferior a 33.007,2 euros.
En ningún caso procederá la práctica de esta comunicación cuando las cantidades se destinen a la
construcción o ampliación de la vivienda ni a cuentas vivienda.
Forma. Modelo para la comunicación al pagador
La comunicación se realizará a través del modelo 145. Comunicación de datos al pagador; el pagador está
obligado a conservarlo.
Plazo para la comunicación
La comunicación podrá efectuarse a partir del momento en que el contribuyente destine cantidades para la
adquisición o rehabilitación de su vivienda habitual utilizando financiación ajena y surtirá efectos a partir de
la fecha de la comunicación, siempre y cuando resten, al menos, cinco días para la confección de las
correspondientes nóminas. No será preciso reiterar en cada ejercicio la comunicación en tanto no se
produzcan variaciones en los datos inicialmente comunicados.
Descarga de modelo 145
El modelo puede descargarse en el siguiente enlace de esta página web:
• 145

• Modelo 145. Comunicación de datos al pagador (art. 88 del Reglamento del IRPF).