Você está na página 1de 15

MITOLOGÍA NORDICA

El principio

En el principio, estaba el mundo de hielo Niflheim, y el mundo de fuego


Muspelheim, y entre ellos estaba el Ginnungagap, un "hueco profundo", en
donde nada vivía. En Niflheim había un caldero llamado Hvergelmir (el
caldero rugiente), que borboteaba, y aquello que caía, lo hacía en
Ginnungagap. Al tomar contacto con el vacío se transformaba en hielo,
hasta, que al final, el hielo terminó llenándolo. Las ascuas de Muspelheim
caían sobre el hielo, creando grandes nubes de vapor de agua, que al llegar
otra vez a Niflheim, creaban un bloque de hielo, en uno de los cuales
estaba un gigante primitivo, Ymir y una vaca gigante, Auöumbla de la
cual se alimentaba bebiendo su leche. Ésta lamió el hielo, creando el
primer dios, Buri, que fue padre de Bor, quien a su vez fue padre de los
primeros Æsir, Odín, y sus hermanos Vili y Ve. Ymir era un hermafrodita
y sus piernas copularon entre sí, creando la raza de los gigantes.
Luego los hijos de Bor; Odín, Vili, y Ve; asesinaron a Ymir y de su cuerpo
crearon el mundo.
AESIR

Moraban en Asgadr, el hogar de los dioses

Entre otros están:

Odín, Wodan, Wodin.Wotan Wod-odin: Divinidad suprema, fuente de


todo bien y padre de todos los dioses. Era la deidad de la guerra, las
ciencias y las artes. Según los pueblos que le rendían culto, se le llamaba
también Wodan, Wodin y Wotan.

Frigg, esposa de Odín, la vidente.

Tor/Thor: Dios del rayo y del trueno, y una de las divinidades principales
de la mitología nórdica. Lo llamaban también Donar; calzado con guantes
de hierro y dueño de un cinturón mágico; dios de la fuerza muy cercano a
Odín en jerarquía.
Saga: Diosa que bebía con Odín en la copa de la sabiduría. Se le atribuía la
invención de la historia.

Baldur, hijo de Odín, dios de la belleza y la gentileza.

Tyr es el dios del combate (suele creerse que ese papel lo cumple Thor,
pero no es exactamente así). Hijo de Odín.

Bragui es el dios de la sabiduría y la elocuencia.

Idum esposa de Bragui, que guarda en un estuche las manzanas que


morderán los dioses cuando envejezcan

Heimdall es hijo de nueve doncellas y guardián de los dioses; duerme


menos que un pájaro y el sonido de su cuerno puede oírse en cualquier
lugar del cielo o de la tierra.

Eir la curandera.
Sjöfn que conduce los pensamientos de los hombres hacia el
amor.

Var diosa de los juramentos.

Syn la guardiana de las puertas.

Hodr es el misterioso dios ciego.

Vidar es el dios taciturno, pero el mejor para resolver cualquier conflicto


por difícil que sea.

Valí es el dios de los arqueros, su puntería es insuperable.

Ull es el dios del combate cuerpo a cuerpo.

Forseti es el As de la concordia y la amistad.

Loki es la desdicha de todos los Æsir y de los hombres; astuto e


intrigante, imprevisible y caprichoso, es el dios de la suerte.
.
Vanir
Aunque los habitantes originales del cielo eran los Æsir, ellos no eran las
únicas divinidades que las razas nórdicas veneraban, pues también
reconocían el poder de los dioses del mar, del viento, de los bosques y las
fuerzas de la naturaleza. Se denominan Vanir vivían en Vanaheim
y gobernaban sus dominios a su deseo.
Njord rige el viento, el mar y el fuego, y tiene como esposa a Skadi, la
cazadora. Frey y Freyja son hijos de Njord: Frey rige la lluvia y el sol y
se lo invoca para conseguir buenas cosechas, representa la fecundidad;
Freyja es la diosa del amor.

Sigel es la diosa del sol, una hija de Mundilfari y esposa de Glen. Todos
los días, cabalga a través de los cielos en su carro, tirada por dos caballos
Sol es cazada durante el día por Skoll, un lobo que quiere devorarla. Los
eclipses solares significan que Skoll casi la atrapó. Está destinado que
Skoll va a atrapar y devorar a Sigel; sin embargo será reemplazada por su
hermana, la luna, Mani, que es cazada por Hati,
otro lobo.

Relación entre Æsir y Vanir

La distinción entre Æsir y Vanir es relativa. Se recalca el carácter


guerrero de los primeros, y pacífico de los segundos. Hay dioses que
pertenecen a los dos campos, y con frecuencia, se producen asimilaciones
o divisiones entre deidades. Por ejemplo, antiguamente Frey y Freyja eran
dos aspectos de una única deidad, que luego se separó. Más tarde, la
popularidad de Freyja, el parecido de sus nombres y funciones hicieron
que se confundiera con Frigg .Algunos marcan una diferencia respecto al
carácter terrenal de la acción de los Vanir. En ellos encontramos
competencias sobre la siembra, el clima y las cosechas. El carácter de los
Æsir no deja dudas que se trata de dioses que se ocupan de cuestiones
espirituales.
Un importante acontecimiento entre ambos grupos es el acuerdo de paz,
intercambio de rehenes, y los casamientos que se efectuaron entre ellos
después de una prolongada guerra, que finalmente fue ganada por los
Æsir. Fue de esta manera como Njörd, el Van, vino a Asgard para vivir con
sus dos hijos, Frey y Freyja, mientras que Hoenir, el As, el mismísimo
hermano de Odín, hizo de Vanaheim su morada.
Algunos estudiosos han especulado que esta historia simbolizaba la forma
en que los dioses de las tribus indoeuropeas habían suplantado a los
dioses de la naturaleza, más antiguos, de los habitantes originales, aunque
debe subrayarse que ésta es sólo una conjetura. Otros estudiosos
consideran que la distinción Æsir/Vanir no es más que la manifestación
noruega de una división de las divinidades en general entre los
indoeuropeos, paralela a la de los olímpicos y los titanes en la mitología
griega .
Los Jotuns

Los gigantes o Jotuns , jötnar, iotnar, þurs, eotenas, etc.) son seres
peligrosos para los hombres. Estos se pueden comparar con los titanes y
gigantes de la mitología griega .
Son seres monstruosos y enormes, pero también sabios (como Mímir ) y
ricos, de los que se benefician los dioses en ciertas circunstancias. Están
en el origen del cosmos (que se forma del cuerpo de Ymir ) .
Había gigantes de fuego y gigantes de hielo.

Otros seres sobrenaturales:

Nornas

Las Nornas (nornir) fijan el destino y sus decisiones resultan


irrevocables. Quizás fueran muy numerosas en el pasado, pero en época
escandinava (cuando son fijados los poemas y relatos) son tres; Urör
(pasado ) Veröandi (presente ) y Skuld (futuro ) residen en las raíces de
Yggdrasill e hilan el destino de los hombres y en especial, con hilo de oro,
el de los héroes.
Se relacionan a su vez con las dísir, lideradas por Freyja, también
divinidades del destino, concepto muy importante para estos pueblos.
Valquirias
Son importantes personajes femeninos. Eran hijas de Odín hermosas y
fuertes guerreras con la capacidad de sanar cualquier lesión y cuya tarea
consistía en llevar al Valhalla a los héroes caídos en batalla. . Eran
vírgenes guerreras, comandadas por la diosa Freyja.
Enanos y Elfos
Los enanos (dvergr) resultan una raza especial puesto que son de género
masculino y no se suelen reproducir (nacen de modo asexuado), viven bajo
la tierra (Svartalfheim )
y su ocupación principal es la minería y la metalurgia. Poseen la sabiduría
oculta y sagrada que les permite forjar armas mágicas para los héroes y
objetos muy poderosos para los dioses.
Los alfos o elfos (álfar), en la época escandinava forman dos grupos: los
álfar de luz, que viven en el cielo y los álfar negros que viven bajo tierra
en montículos y tumbas y se distinguen mal de los enanos. Aunque,
seguramente en un principio su importancia era mayor, posteriormente se
mantuvieron en las creencias folclóricas en una posición muy devaluada. La
imagen noble de los elfos, altos y bellos, cayó en el olvido y se pasó a la
concepción de elfo como criatura pequeña y traviesa, como la que aparece
en las obras de William Shakespeare . La relación con los hombres es
ambigua y pueden provocar enfermedades pero también favorecer.
De ambas razas se dice que surgieron como gusanos de la carne de Ymir.

Bestias
Entre otros seres sobrenaturales que se destacan en esta mitología se
encuentran Fenrir,
el lobo gigante, y Jömungandr la serpiente marina que se encuentra
rodeando al mundo. Estos dos monstruos son descritos como la
descendencia de Loki y la giganta Angerbode .
Criaturas más benévolas son Hugin y Munin (“pensamiento y memoria”),
los dos cuervos de Odín, que cuando vuelven de pasar por todos los
mundos le susurran al oído todo lo que han visto, Ratatosk , la ardilla
que escala las raíces del árbol que sirve como eje del universo, Yggdrasil,
y en el cual Odín se colgó de sus ramas durante nueve días para obtener
conocimiento.

Yggdrasil

Yggdrasil (árbol de la vida) en la mitología nórdica es un fresno perenne


cuyas raices y ramas mantienen unidos los diferentes mundos: el Asgard ,
el Midgard, Hel, etc. De su raiz nace la fuente que llena el pozo del
conocimiento, custodiado por Mimir.
A los pies del árbol se encuentra el dios Heimdall que es el encargado de
protegerlo de los ataques del dragón Niöloggr y de una multitud de
gusanos que trataban de corroer sus raíces y derrocar a los dioses a los
que este representaba. Pero también contaba con la ayuda de las nornas
que lo cuidaban regándolo con las aguas del pozo de Urd.
Un puente unía Yggdrasil con la morada de los dioses, el Bifröst (arco
iris )
Rezuma miel y cobija a un águila que entre sus ojos tiene un halcón,
también a 4 ciervos y a una ardilla, Ratatösk.

Fenrir

Al principio sólo era un cachorro, pero conforme se le alimentó comenzó a


crecer, y pronto fue tan grande que era imposible controlarlo. Dos veces
fallaron los dioses en su intento por apresarlo ya que se liberaba con gran
sencillez.

Los dioses del Asgard pidieron la fabricación de una ligadura irrompible a


los enanos. Éstos les fabricaron una cinta liviana, y fina, que sin embargo
nadie podría romper, pues estaba fabricada con el maullido del gato, la
barba de la mujer, las raíces de la montaña, los tendones del oso, el soplo
de los peces y la saliva del pájaro.
Los dioses idearon un juego en el que Fenrir debía dejarse amarrar para
probar si podía romper la cinta (que ellos no podían). Desconfiado, debido
a sus anteriores experiencias, el lobo consintió para no pasar por cobarde,
a condición de que uno de ellos pusiera la mano en su boca durante todo el
tiempo que durara la prueba. Tyr, entonces, extendió su mano derecha y
se la metió en la boca. Los otros dioses ataron a Fenrir, quien empezó a
debatirse , y los dioses se rieron al ver a su enemigo reducido. Sólo Tyr
no se rió pues sabía a lo que estaba expuesto. En efecto, Fenrir al darse
cuenta de que le habían tendido una trampa, cerró su boca y cortó la mano
a Tyr.

La razón de este encadenamiento es que los Ases saben que será


causante del fin del mundo. En el Ragnarok, cuando rompa su prisión
milenaria y se libere de sus cadenas, el fuego y el agua subterráneas
invadirán la Tierra.

Völvas
Aunque parece que ha existido un tipo de clero, nunca tomó el carácter
profesional y semi-hereditario de la clase druídica. La tradición
chamanística era mantenida por mujeres, las Völvas que practicaban
seiör (chamanismo ) , vetado hasta cierto punto para los hombres, a pesar
de que había practicantes hombres También asociados a las völvas
estaban los encantamientos llamados galdrar. Se creía que las völvas
poseían tales poderes, y que incluso el padre de los dioses, Odin en
persona, consultó una para conocer el futuro de las divinidades, un relato
que se preserva en la Völuspá.

Völuspá: el origen y el fin del mundo


El origen y eventual destino del mundo son descritos en la Völuspá (la
profecía völva o la profecía de sibila) uno de los poemas más destacados
de la Edda poética. Estos inolvidables versos contienen uno de los más
vívidos relatos creados en toda la historia de la religión y una
representación de la eventual destrucción del mundo que es único en su
atención al detalle.
Resumen: El poema comienza con la vidente pidiendo silencio a los "hijos
de Heimdal “ (los seres humanos), y preguntando a Odín si desea que
ella le recite el antiguo saber. También menciona que recuerda a los
gigantes nacidos en tiempos remotos, que fueron quienes la criaron.

Comienza entonces a relatar el mito de la creación: en el principio el


mundo estaba vacío, hasta que los hijos de Bor levantaron la tierra
desde el fondo del mar. Los Æsir establecieron entonces el orden en
el cosmos, ubicando en él al Sol, la Luna y las estrellas, comenzando
así el ciclo del día y la noche. Siguió así una edad en la que los Æsir
crearon y acumularon mucho oro, por lo que fue llamada la Edad
Dorada, en la cual construyeron con dicha templos palacios, y crearon
herramientas y artefactos. Pero entonces tres poderosos gigantes
llegaron desde Jotunheim (mundo de los gigantes), finalizando así la
edad de oro. Los Aesir crearon entonces a los enanos, de los que
Mótsognir y Durin eran los más poderosos .

Las seis siguientes estrofas contienen los nombres de los enanos.


Luego se narra la creación del primer hombre y la primera mujer, Ask y
Embla (fresno y olmo), así como una descripción de Yggdrasil, , el árbol-
mundo. La vidente narra después como Gulveig (una bruja ) originó la
primera guerra, y lo que sucedió en la lucha entre Æsir y Vanir.
La vidente revela a Odín que conoce algunos de sus propios secretos, de
cómo sacrificó uno de sus ojos en pos del conocimiento, obteniendo la
cabeza profética de Mimir . y
pregunta constantemente a Odín si desea seguir escuchando su narración
; entonces ella le cuenta cómo los problemas pronto acaecerán: la muerte
de Balder, el mejor y más bello de los dioses; la enemistad de Loki y la
destrucción final de los dioses, donde fuego e inundaciones abruman el
cielo y la tierra, mientras que los dioses libran la batalla final contra sus
enemigos. Describe los hechizos de la batalla, las luchas personales de los
dioses, y el trágico final de muchos de ellos, entre los que se cuenta el
propio Odín.
Finalmente, un nuevo mundo renacido se creará desde las cenizas de la
muerte y la destrucción, donde Balder volverá a vivir y la tierra florecerá
en abundancia.

************

Un problema importante en la interpretación de esta mitología es que los


informes más cercanos que se tienen del periodo previo al contacto
fueron escritos por cristianos.
Todas las sagas provienen de Islandia. Pero, incluso bajo aquel clima de
tolerancia religiosa, Snorri fue influido por un punto de vista
esencialmente cristiano y presenta a Odín como un líder militar humano
de Asia, que adquiere poderes mágicos, conquista Suecia, y a su muerte se
convierte en un semidiós. Teniendo rebajada la divinidad de Odín, Snorri
cuenta entonces la historia del pacto que celebra el Rey de Suecia Aun
con él. A fin de prolongar su vida, Aun debía sacrificar a su hijo. Más
tarde en la Heimskringla, Snorri registra detalladamente cómo los
convierte al cristianismo tal como Olaf Haraldsson (Olaf II el Santo )
convirtió por la fuerza a los escandinavos al cristianismo.

En Islandia, el parlamento islandés votó a favor del cristianismo, pero


toleró el paganismo en la privacidad de cada hogar. Suecia tuvo una serie
de guerras civiles durante el siglo XI, las cuales terminaron con la quema
del Templo de Upsala.
En Inglaterra, la cristianización ocurrió temprana y esporádicamente,
muy rara vez mediante la fuerza. El clero cristiano hizo lo posible por
enseñar al pueblo que los dioses eran demonios, pero su éxito fue limitado
y los dioses nunca se volvieron maléficos en la opinión popular de la mayor
parte de Escandinavia.

En la ciudad de Bergen, Suecia, fueron encontradas muchas inscripciones


rúnicas que datan del siglo XIII, entre las cuales figuran las Una de ellas
dice: “Puede que Thor te reciba, puede que Odín sea tu dueño “, y
otra :”Tallo runas curativas, tallo runas salvadoras, una vez contra los
elfos, dos veces contra los trolls, tres veces contra los jotuns .”

Otros elementos en la mitología nórdica sobrevivieron sin que fuesen


tomados como componentes de esta, especialmente en lo concerniente a
los seres sobrenaturales en el folclore escandinavo . Algunas de las
tradiciones de Yule fueron preservadas, como la tradición sueca de
sacrificar un cerdo en navidad, que originalmente hacía parte al sacrificio
a Frey.

Richard Wagner y el Anillo de los nibelungos


La mitología nórdica también ha influido en Richard Wagner quien ha
usado temas literarios para componer el famoso El anillo de los
nibelungos, una serie de cuatro óperas.
Su influencia ha sido mundial. Muchos fragmentos de la ópera han sido
utilizados como música de acompañamiento, por ejemplo La cabalgata de
las Valkirias ha sido popularizada en numerosas películas como en
Apocalypse Now

Tolkien y El señor de los anillos


La novela de J.R.R. Tolkien, El señor de los anillos, está muy
influenciada por los mitos europeos septentrionales, según lo admitió el
propio autor. A medida que el trabajo se popularizaba, elementos de su
mundo de fantasía fueron entrando continuamente en la percepción
popular del género fantástico. En casi todas las novelas modernas
fantásticas se pueden encontrar criaturas nórdicas tales como elfos,
enanos y gigantes de hielo. Además, Tolkien describe a sus elfos
similares a los elfos de la mitología nórdica, y no como los de los cuentos
populares, ya que se inspiró en múltiples leyendas y libros nórdicos, como
las sagas o El anillo de los nibelungos. Algunos nombres que aparecen en el
libro fueron sacados de la mitología nórdica como es el caso del Mago
Gandalf, prestado de un enano de las Eddas de Snorri, incluso la trama de
esta novela transcurre en la denominada Tierra Media , un nombre
claramente tomado del Midgard mitológico.
Yggdrasil

El gran fresno está habitado en su cima por un águila, por su tronco corre
la ardilla Ratatosk, y bajo sus ramas cuatro potros mordisquean sus
yemas. Tres son sus raíces principales; una se extiende hacia el reino de
los dioses ases, y allí se encuentra la fuente Urder, donde nadan los
padres de la raza de los cisnes, y con cuyas aguas riegan las Nornas el
árbol. Las Nornas que deciden el destino de todas las criaturas, y que en
realidad son muchas más que tres, descendiendo en algunos casos de
elfos, incluso de enanos. También aquí se dirigen los Dioses para presidir
el juicio.
Otra raíz se extiende hacia el reino de los Gigantes, y allí se encuentra la
fuente de Mimmer, en la que se halla la sabiduría, y en la que el mismo
Odín dejó en prenda su ojo para tomar de ella. La tercera se extiende
hacia el reino del frío y las tinieblas, roída por incontables serpientes
(según versiones dragones) entre las que se encuentra Nidhurg.
Heinrich Niedner[1], en su recopilación de Mitos Nórdicos (1915), escribe
acerca de Yggdrasil una reflexión muy cercana a la meditación;
“Sus raíces son roídas por las serpientes y unos potros muerden sus
ramas, pero sin embargo el árbol inmortal se mantiene en pie y florece de
año en año (…) hunde profundamente sus raíces en el reino de Hela o de la
Muerte; su tronco alcanza las alturas del cielo, y extiende sus ramas
sobre todo el universo.(…) Sus ramas, con sus florecimientos, y sus caídas
de hojas – acontecimientos, sufrimientos, acciones, catástrofes-, se
extienden a través de todos los países y de todos los tiempos. ¿Acaso
cada una de sus hojas no es una biografía, cada una de sus fibras un acto
o palabra? (…)Pero el árbol no es todo el símbolo; está ligado con las
grandes aguas, con la transparente fuente (…) y a los ríos turbulentos que
circulan en las entrañas de la tierra. Mientras que la calma firmeza del
árbol y el ruido monótono del viento a través de sus hojas invitan al
espíritu a reposar, la incesante actividad de las diferentes especies de
animales que se alimentan de sus ramas nos recuerda la Naturaleza, que
jamás reposa y jamás se fatiga. El árbol suspira y muge bajo su peso; los
animales se mueven en él y a su alrededor (…) cada especie tiene su sitio y
su destino (…) y mientras todas están activamente ocupadas, las gotas de
rocío caen para refrescar la tierra y el corazón del hombre. (…) Hay
varios que lo vigilan y lo cuidan; unos seres más elevados lo protegen (…)
todo lo que posee vida (…) tiene su morada en este árbol y su trabajo para
realizar.”
La imagen de Yggdrasil articula una cosmovisión en la que nada queda
excluido, un orden perfecto en el que cada elemento tiene una función
propia, coordinada con el resto, en el que los aspectos positivos y
negativos se equilibran. Enlaza el cielo desde sus alturas insondables, con
la profundidad más oscura; lo que está por venir con lo que fue primero, y
enlaza las diferentes especies de la naturaleza; animales, espíritus y
dioses.
Este recorrido que realizamos al contemplar el gran árbol, cuyo espíritu
encarna también el árbol de Yule; esta toma de conciencia de que hay un
lugar adecuado para cada elemento, en el que cumple una función
necesaria, es un ejercicio que, de uno u otro modo se ha practicado a lo
largo de los tiempos. Lo vemos de un modo más cercano en la práctica del
enraízamiento (grownding). Yggdrasil es un símbolo del orden que se
mantiene por el equilibrio, una poderosa imagen para aprender a
centrarnos, a profundizar y a crecer, para interactuar de un modo sano,
útil, y sabio, con nuestro entorno. Es un lugar sagrado en nuestras almas al
que nos podemos acoger, y encontrar todo cuanto nos es necesario para
seguir adelante.

Odin

A Odín y a sus hermanos, Vili y Ve, se les atribuye la muerte de Ymir, el


gigante primigenio, en la creación del mundo. De la carne de Ymir, los
hermanos crearon el Midgar y de los fragmentos de sus huesos y sus
dientes hicieron las rocas y las piedras. De la sangre de Ymir crearon los
ríos y los lagos. Con su cráneo se creó el cielo, asegurado en cuatro puntos
por cuatro enanos: Este, Oeste, Norte y Sur. Del cerebro de Ymir,
formaron las nubes y de sus cejas se crearon las barreras entre el
Jotunhe (el hogar de los gigantes) y Midgard, el lugar donde ahora
habitan los hombres.
Después de crear la Tierra con los restos de Ymir, los tres hermanos se
encontraron con dos troncos (o un fresno y un olmo). Odín les dio el
aliento y la vida; Vili les dio un cerebro y sentimientos; y Ve les dio el oído
y la vista. Con ello, los troncos se convirtieron en el primer hombre, Ask, y
la primera mujer, Embla, y a partir de ellos descienden todos los
hombres. Muchos reyes y casas reales clamaban su descendencia hasta
Odín a través de Ask y Embla.

La sabiduría de Odín es fruto del conocimiento, la magia y la poesía, todo


a la vez. Es conocedor de los misterios de los nueve mundos y de sus
orígenes, pero también del destino de cada uno de los hombres, así como
de su propio destino y el del universo.

Odín se aventuró hasta el pozo de Mimir, cerca de la tierra de los


gigantes bajo la apariencia de un caminante llamado Vegtamr. Mimir que
vigilaba el pozo, para permitirle beber de éste le pidió que sacrificara su
ojo izquierdo, siendo esto un símbolo de su voluntad por obtener el
conocimiento. Mientras bebía vió todo el sufrimiento y los problemas que
los hombres y los dioses deberían soportar, pero también vislumbró el por
qué era necesario que esto sucediera.
El sacrificio del mayor de todos los dioses es un tema recurrente en la
mitología nórdica. El ojo de Odín permanece en el fondo de dicha fuente,
de la cual el mismo Mímir bebe cada día. De aquella mutilación
autoinfligida derivan los epítetos de Bileygr ("tuerto") y Báleygr ("ojo
faltante"). Odín conserva la cabeza de Mimir, que fue decapitado por los
Vanir durante su enfrentamiento con los Aesir y logra hacerla hablar por
medio de la magia, siendo una fuente inagotable de conocimentos que le
revela las noticias de lo que sucede alrededor del mundo.

Al beber el agua del pozo, Odín consiguió la sabiduría que tanto anhelaba.
Al regresar del pozo le arrancó una rama al árbol Yggdrasil y a partir de
ella hizo su lanza Gungnir. No pasó mucho tiempo hasta que Odín se
percatara del precio que la sabiduría hace pagar a los que la poseen. Podía
ver con claridad la naturaleza transitoria del universo e incluso el destino
trágico de los dioses cuando llegara el Ragnarok. Se dio cuenta, de que
nada era permanente, de que todo acabaría por perecer. El peso de su
sabiduría hizo que su normalmente alegre semblante se entristeciera; a
partir de entonces sería el de alguien que ha visto su propio sino. Ésta era
la razón por la que Odín sólo bebía aguamiel y cerveza, y no comía nunca.
Dado que el destino del universo estaba claro para él, Odín necesitaba de
un gran consuelo, y de ahí su dieta estricta de bebidas alcohólicas.

Odín conoce el secreto de las runas. Éstas son la lengua de los poetas y
los caracteres tallados en madera, piedra, las hojas de las espadas, los
vasos de los caballos y son el origen de todo conocimiento y de cada
fuerza. Odín obtiene estos conocimientos convirtiéndose en el primer
Erilaz, o "sabio de las runas".
De hecho, para aprender el arte de las runas y de la adivinación, se colgó
de un árbol (Yggdrasil) atravesado por su lanza durante nueve días y
nueve noches, en un sacrificio que se ofreció a sí mismo.

Según Hávamál, en la sección conocida como Rúnatal :

Sé que colgué en un árbol mecido por el viento


nueve largas noches
herido con una lanza y dedicado a Odín,
yo ofrecido a mí mismo,
en aquel árbol del cual nadie conoce el origen de sus raíces.
No me dieron pan, ni de beber de un cuerno,
miré hacia lo hondo,
tomé las runas
las tomé entre gritos,
luego me desplomé a la tierra.