Você está na página 1de 16

Apuntes de Psicología

Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental,


A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la Terapia Familiar
2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234. Universidad de Cádiz, Universidad de Huelva y
ISSN 0213-3334 Universidad de Sevilla

Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la


Terapia Familiar
Agustín CAMINO VALLHONRAT
Montserrat GIBERNAU BALCELLS
Instituto “Milton Erickson”, Barcelona
Centro de Salud Mental del Baix Emporda, IAS, CatSalut. Barcelona

Resumen
En la historia del desarrollo de la psicoterapia la hipnosis ha representado un papel
destacado. Paralelamente al origen de la terapia familiar algunos autores realizaron un
nuevo análisis de los procesos hipnóticos bajo la óptica relacional y la nueva teoría de
la comunicación humana. Durante los años 60 y 70 el psiquiatra Milton Erickson desa-
rrolló revolucionarias técnicas hipnóticas que influyeron en algunas de las estrategias
terapéuticas y conceptualizaciones teóricas de la terapia familiar.
Palabras clave: psicoterapia, hipnosis ericksoniana, comunicación, sugestión indi-
recta, terapia familiar, metáforas.

Abstract
In the history of the development of psychotherapy the hypnosis has represented
a significant role. In parallel to the source of family therapy some authors performed
a new analysis of the hypnotics processes based in the point of view of the relational
theory and the human communication theory. During the 60th and 70th the psychiatrist
Milton Erickson developed revolutionary hypnotics interventions that had an important
influency in some of therapeutic strategies and theory of family therapy.
Key words: Psychotherapy, Ericksonian Hypnosis, Communication, Indirect Sug-
gestion, Family therapy, Metaphors.

La hipnosis como proceso interpersonal de la psicoterapia es que debe sus orígenes


a una oscura y pseudocientífica técnica lla-
Como en todas las familias la gran fami- mada hipnosis, utilizada originariamente por
lia de las escuelas de psicoterapia también sacerdotes, chamanes y curanderos, poste-
tiene sus mitos y tabúes. Uno de los tabúes riormente utilizada también por charlatanes,

Dirección de los autores: Instituto Milton Erickson de Barcelona. Gran via, 671, 1º 1ª. 08013 Barcelona. Correo
electrónico: mongiber@yahoo.es, agusti.camino@ias.scs.es

Recibido: mayo 2009. Aceptado: julio 2009.


Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234. 219
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la terapia familiar

estafadores y mentalistas de espectáculo, que antes les hacía accesible la hipnosis,


pero la verdad es que parte de la historia de y mi insistencia en este sentido había de
la psicoterapia empezó con el intento de dar tener el poder de llevar a la consciencia
explicación científica a las curas milagrosas los hechos y conexiones olvidados (…).
ocurridas bajo los estados de trance y el in- Abandoné, pues, el hipnotismo y sólo
flujo del hipnotista. conservé de él la colocación del paciente
La hipnosis ha estado involucrada en el en decúbito supino sobre un lecho de
desarrollo de las más importantes escuelas reposo, situándome yo detrás de él de
de psicoterapia, de hecho la mayoría de manera que pudiera verle sin ser visto.”
las formas de terapia derivan del estudio o (Freud, 1969, pág. 25 y pág. 38).
la práctica de la hipnosis. Sigmund Freud
descubrió la existencia de procesos psico- Freud pretendía anular la interferencia
lógicos inconscientes y la importancia de la de la sugestión en el tratamiento. Para él la
relación terapéutica a partir de su práctica sugestión creaba un sesgo que enmascaraba
clínica con la hipnosis, siendo pionero en los verdaderos efectos de la técnica psicoa-
la descripción de la hipnosis como un pro- nalítica como única vía correcta para la cu-
ceso relacional, conceptualizándolo como ración. Reconocer los efectos de la sugestión
un fenómeno derivado de la transferencia, en la terapia era robarle importancia al trabajo
definió la sugestión como “La influencia de psicoanalítico, todos sus esfuerzos iban diri-
una persona sobre otra bajo el fenómeno de gidos a echar la sugestión de la terapia para
la transferencia”. conseguir un terapia más depurada aunque
Fruto del desconocimiento de la obra también llega a reconocer:
de Freud se han descrito muchas falsedades
sobre las razones que le llevaron a abandonar “Es indudable que también el psicoa-
el uso de la hipnosis, entre otras que era un nálisis labora por medio de la sugestión,
mal hipnotizador, que tenía miedo de las como todos los demás métodos psicote-
reacciones emocionales de sus pacientes. rapéuticos, (...) pero es utilizada para
Un estudio detallado de su obra demuestra mover al enfermo a realizar una labor
que sus verdaderas razones eran teóricas psíquica.” (Freud, 1969, pág. 58).
en el sentido de ser coherente con la teoría
psicoanalítica que iba desarrollando, es Coetáneamente a los descubrimientos
especialmente interesante la descripción freudianos el término mismo de psicoterapia
que realiza en su autobiografía del proceso se acuñó por primera vez por la Escuela fran-
evolutivo que le lleva a pasar de la utilización cesa de Nancy representada por B. Bernheim,
del ritual hipnótico al ritual de la asociación quien trabajando con hipnosis descubrió que
libre: se podían conseguir los mismos efectos de
eliminación y transformación de los sínto-
“Desde un principio me serví del mas de la sugestión hipnótica sin utilizar los
hipnotismo para un fin distinto de la su- rituales clásicos de inducción hipnótica y
gestión hipnótica. Lo utilicé para hacer sin poner al paciente en un estado de sueño.
que el enfermo me revelase la historia de Bernheim a este fenómeno de influencia su-
la génesis de sus síntomas...” (…) “Mis gestiva sin hipnosis lo bautizó con el nombre
pacientes tenían también que saber lo de psicoterapia sugestiva.

220 Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234.
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la Terapia Familiar

A partir de los años 50 y 60 volvió a sur- realiza un pionero estudio sobre la relación
gir el interés científico por la hipnosis a partir entre hipnotizador e hipnotizado en el cual
de las investigaciones sobre la comunicación destaca un análisis interpersonal sobre el
humana realizadas por el equipo del Mental fenómeno hipnótico. Al realizar este análisis
Research Institute de Palo Alto (MRI). Estos a luz de la Teoría de la Comunicación Hu-
autores estudiaron el trabajo clínico del psi- mana muestra la riqueza y complejidad de
quiatra norteamericano Milton Erickson, el la relación hipnótica, definiéndola como un
cual se atrevía a utilizar la hipnosis en un mo- juego de relaciones complementarias y meta-
mento, en que estaba totalmente desprestigia- complementarias. Al desplazar el estudio del
da, desde que la abandonó Freud, “sacándola proceso hipnótico del individuo a la relación,
del archivo del conocimiento humano, donde de lo intrapsíquico a lo interpersonal, Haley
portaba la etiqueta de expediente cancelado” esclarece toda una seria de reglas y teorías de
(Robles y Abia, 1990, pág. 67). El equipo la comunicación que se dan en la hipnosis que
de investigación, formado principalmente se mantenían ocultas; el poder de la hipnosis
por Jay Haley y John Weakland, observaron ya no reside en el hipnólogo sino en el tipo de
que Erickson utilizaba un nuevo enfoque de comunicación y relación que se establece.
hipnosis despojándola de sus ritualismos rí- Es especialmente revelador el capitulo
gidos, conceptualizándola como una relación del mismo libro, dedicado a Maniobras
interpersonal que incrementaba el efecto de entre hipnotizador y sujeto en el curso de la
la comunicación entre paciente y terapeuta; hipnosis (Haley,1987, pág. 24), en el que el
apartándose radicalmente de la hipnosis autor pone de manifiesto la importancia de la
tradicional que solo basaba su método en relación complementaria y metacomplemen-
sugestiones autoritarias tendientes a elimi- taria que hace posible el trance:
nar y prohibir los síntomas. Con el trabajo
de Erickson la hipnosis volvió a influir en el “La interacción hipnótica se de-
desarrollo de nuevos enfoques terapéuticos sarrolla en el seno de una relación
como son la Terapia Estratégica de Haley y complementaria (…). La sugestión es
Cloe Madanes, la Terapia breve de la escuela una maniobra para definir la relación
de Palo Alto (P. Watzlawick, J. Weakland, como complementaria. (…) en este
Don Jackson y otros), la Terapia Centrada contexto definiremos la sugestión como
en Soluciones (Steve de Shazer), así como una maniobra en la que se emplean
en la creación de algunas de las técnicas y aquella clase de mensajes que dejan
conceptualizaciones de la Terapia Familiar establecido este tipo de relación com-
Sistémica. Cabe destacar que en el Congreso plementaria (…) Hablando en términos
Internacional de Terapia Familiar celebrado de comunicación, la resistencia consiste
en Roma en el año 2000, Milton Erickson en contramaniobras realizadas por el
figuraba como uno de los nueve pioneros de sujeto para definir la relación como
la Terapia Familiar. simétrica. Nadie acepta inmediatamente
Toda teoría psicológica que quiera dar y completamente la posición secundaria
una explicación del hombre ha de ocuparse en una relación complementaria. El
de este peculiar fenómeno que es el trance hipnotizador ha de estimular o forzar la
hipnótico. Jay Haley, en su ya clásico libro relación complementaria respondiendo
Estrategias en psicoterapia (Haley, 1987), a las contramaniobras del sujeto colo-
Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234. 221
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la terapia familiar

cándose explícitamente en una posición Las innovaciones terapéuticas de Milton


secundaria respecto al sujeto, a la par Erickson
que, implícitamente, vuelve a controlar
la relación en un nivel metacomplemen- Haley observó durante diecisiete años
tario.” (Haley, 1987 págs. 32-33). el trabajo clínico del Milton Erickson
(1901-1980) detectando que junto con la
Así, el autor pone de manifiesto el com- hipnosis practicaba un tipo de terapia espe-
plejo juego de maniobras relacionales que cial, distinta a la habitual en aquella época.
se producen. Cuando el sujeto se resiste Este tipo diferente de intervenciones era un
(no acepta la relación complementaria), el desarrollo evolutivo de su práctica inicial
hipnólogo experimentado se pone en una po- con la hipnosis. Consistía en una terapia
sición secundaria (down), como una forma de breve y directiva en una época en la que
recuperar el control de la relación (maniobra la única terapia correcta era la no directiva
metacomplementaria), porque sabe que la que evitaba influenciar al paciente. Hoy día
sugestión solo tendrá efecto si se mantiene teniendo en cuenta el axioma de la Teoría de
una definición de la relación complementa- la Comunicación Humana (“Es imposible
ria. Hablando en términos psicoanalíticos no comunicar”), sabemos que también es
podríamos añadir que la transferencia solo imposible no influenciar ni pretender una
aparece en el seno de este tipo de relación posición terapéutica totalmente neutral.
asimétrica y por eso los mismos efectos, que Erickson a través de técnicas derivadas de
encontraba Freud en la hipnosis, se mantienen la hipnosis buscaba influenciar al máximo
en el diván, que estructura la relación como al cliente buscando romper las rigideces de
complementaria. su percepción de la realidad y las relaciones
Haley también realiza una comparación que mantienen el síntoma. Insistía en pedir
de las maniobras comunicativas que realiza cambios importantes en el estilo de vida de
el hipnotizador con las maniobras que se los pacientes a través de darles directivas,
realizan en cualquier proceso terapéutico así explicándoles anécdotas y metáforas tanto
como en la comunicación disfuncional de las en estado de hipnosis como en conversa-
familias. Conceptualizando la formación de ción “aparentemente” no hipnótica. Los
síntomas como contramaniobras para rede- aconsejaba, les enseñaba a conseguir cosas
finir la complementariedad o simetría en las que deseaban o les imponía ordalías para
relaciones. Como dice el propio Haley:“Cabe ayudarlos a abandonar sus síntomas. Sus
esperar que el contexto interpersonal que escritos muestran como fue realizando
induce los síntomas sea formalmente seme- generalizaciones de las técnicas hipnóticas
jante a la relación que provoca la conducta para llegar a una concepción hipnótica más
hipnótica” (Haley, 1987, pág. 48). amplia de la psicoterapia que no incluía
necesariamente el trance formal.
Por tanto este novedoso estudio sobre la Actualmente el estilo de terapia directiva
hipnosis tiene importantes repercusiones en ha pasado a ser uno de los sellos distintivos
la comprensión de cualquier proceso psicote- de la terapia breve y estratégica, y ha sido
rapéutico y en las reglas de la comunicación incorporado por algunas escuelas de terapia
que se dan en las familias y en la aparición familiar. Salvador Minuchin denomina “tera-
de síntomas. pia intervencionista versus la terapia pasiva”,

222 Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234.
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la Terapia Familiar

cuando el terapeuta asume un rol activo para La técnica de utilización


el cambio:
La técnica de utilización es una estrategia
“La terapia debería estar orientada hipnótica que consiste en utilizar la conducta
hacia la acción. Es una cita relativamente del paciente para incrementar y facilitar
breve entre una familia y un terapeuta con el trance hipnótico. Por ejemplo, si al dar
la meta explícita de aliviar un estrés.” instrucciones de relajación al paciente se
(Minuchin, 1998, pág. 29). observa un gesto de deglución o de inspira-
ción se le dice “… y al tragar saliva puedes
Respecto a la orientación familiar de la sentirte un poco más cómodo…” al respirar
terapia de Erickson J. Haley comenta: profundamente te permite alejarte aún más
de todas tus preocupaciones”. Erickson
“Los síntomas aparecen cuando trasladó esta estrategia hipnótica a todo el
el ciclo vital en curso de una familia proceso terapéutico empezando a utilizar el
o de otro grupo natural se disloca o lenguaje del paciente, su conducta, creencias
interrumpe. El síntoma es una señal de y su visión del mundo como facilitadores de
que la familia enfrenta dificultades para la terapia, extendiendo esta maniobra hasta
superar una etapa del ciclo vital. Aunque la utilización del síntoma o la resistencia. Es
la estrategia terapéutica de Erickson se paradigmático el caso de un psicótico que
centra en los síntomas, su objetivo más hablaba el “esquizofrenés” y cómo Erickson
amplio es la resolución de los problemas aprendió el lenguaje del paciente, después
de la familia, para que el ciclo vital se de horas de transcribir las grabaciones de
ponga nuevamente en movimiento. La sus sesiones, y empezó a comunicarse con él
admiración por su virtuosidad técnica en dicho lenguaje sin sentido, introduciendo
quizás nos haga perder de vista los su- poco a poco, frases con sentido hasta llegar a
puestos básicos sobre la vida familiar estructurar el lenguaje del esquizofrénico en
que guían su estrategia.” (Haley, 1986 algo inteligible. En cuanto a la utilización del
pág. 33). síntoma realiza la siguiente estrategia:

Basándose en sus conocimientos sobre “Erickson utilizó el síntoma en el


la sugestión Erickson fue desarrollando mé- caso de una mujer cuyos parientes la
todos inusuales de influir en las conductas visitaban constantemente y de improvi-
de las personas. Estos métodos se pueden so, y se quedaban más tiempo del que
considerar como verdaderas innovaciones ella deseaba. Esa mujer desarrolló una
psicoterapéuticas que han influenciado en úlcera. Erickson le dijo que si bien su
posteriores escuelas terapéuticas. úlcera la incapacitaba en el trabajo,
Seguidamente vamos a describir algunas en la iglesia, en sus relaciones sociales
de estas innovaciones enmarcándolas como y con su familia, en realidad eran sus
una evolución de las iniciales técnicas hip- parientes quienes le habían provocado
nóticas, escogiendo las que han influenciado un dolor de barriga. Tenía que aprender
más directa o indirectamente en la terapia a usar su úlcera en la situación en la que
familiar y en la terapia breve, ilustrándolas la necesitara y cuando podía sacar algún
con casos prácticos. partido de ella. A la mujer le gustó la idea.
Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234. 223
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la terapia familiar

Las veces siguientes que los parientes La utilización del lenguaje del paciente
fueron a visitarla, tomó precipitadamente y del estilo de comunicación de la familia
un vaso de leche, como consecuencia ha sido incorporada como una de las tácti-
de lo cual en todos los casos vomitó al cas básicas de la terapia familiar en la fase
cabo de unos minutos. Puesto que se de acomodación y en la devolución de las
sentía mal, no se podía esperar que se hipótesis. Como ya hemos mencionado la
pusiera a limpiar el vómito, de modo que técnica de utilización en la hipnosis consiste
los parientes tenían que pasar el trapo. en utilizar todas las reacciones observables
Dejaron de visitarla con tanta frecuencia del paciente para beneficio de la inducción
y empezaron a llamar por teléfono antes hipnótica, lo que requiere una gran flexibiliza
de hacerlo. Al cabo de cierto tiempo la y capacidad de adaptabilidad del hipnoti-
úlcera se curó.” (Haley, 1986, pág. 138). zador; aspecto que Erickson impregnó en
su estilo terapéutico mostrando una gran
En un caso de una chica de 20 años que variabilidad de intervenciones. Respecto a
sufre una afonía severa de tipo conversivo, esta capacidad de adaptación en la terapia
que al cabo de ocho meses le hace perder familiar S. Minuchin comenta: “Yo tendía a
el trabajo de telefonista de telemarketing, adoptar el lenguaje de las familias con las
durante las entrevistas la paciente reconoce que trabajaba. Me convertía en polisilábi-
que odiaba ese tipo de trabajo, pero meses co con los intelectuales, romántico con los
después de “conseguir” perderlo sigue man- hispanos, idealista con los adolescentes,
teniéndose la afonía. Con ejercicios de hip- concreto con los obsesivos, espiritual con
nosis le enseñamos a visualizar un volumen los religiosos (…). La unión no tiene nada
con el que puede controlar la intensidad de que ver con fingir que uno es lo que no es.
su voz según sus necesidades. Significa sintonizarse con las personas y res-
Al realizar una supervisión en una unidad ponder al modo como ellas nos conmueven.”
de rehabilitación para trastornos mentales (Minuchin, 1994, pág. 53).
severos nos presentan el caso de un hombre
que sólo se comunica a través de la escritura. En otro plano, en una sesión de terapia
La terapeuta que lleva el caso valora que esto familiar, Minuchin utiliza la bufanda del hijo,
le conlleva claros beneficios secundarios al paciente identificado, para vendar los ojos
paciente y además convierte las sesiones de la madre como una forma de ejemplificar
de terapia en muy tediosas e interminables, metafóricamente las dificultades que tiene
llegando a la decisión de poner límites a la la madre para ver y aceptar que su hijo no
conducta del paciente no atendiéndole hasta es “raro”, sino simplemente un adolescente
que use el habla. Esto los lleva a una lucha de que está descubriendo y reafirmando su ho-
poder en la que el paciente se mantiene muy mosexualidad.
firme. Le sugerimos a la terapeuta que en la
próxima sesión le plantee al paciente que El reencuadre, las excepciones y la
existen múltiples maneras de comunicarse connotación positiva
y que a partir de ese momento combinaran
la escritura con el dibujo, con la mímica, la Erickson en su experiencia con la hip-
escultura y la música. A la tercera sesión el nosis desarrolla una concepción nueva sobre
paciente empezó a usar también el habla. el inconsciente complementaria a la que

224 Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234.
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la Terapia Familiar

describió Freud. Hablaba de un inconscien- “Al tratar a una mujer deprimida


te no solo formado por material reprimido señaló que había recorrido la casa
sino por un almacenamiento de los recursos de esta mujer, una mansión antigua,
adquiridos con las experiencias vitales del húmeda y oscura; solo había un poco
paciente: de luz y color en el jardín de invierno,
donde crecían varias violetas africa-
“La mente inconsciente es un reper- nas, seguidamente le prescribió que
torio de todas las experiencias que uno cultivara violetas africanas para luego
ha tenido en la vida; la consciente es el obsequiarlas a los miembros de su pa-
estado de percatamiento inmediato (…) rroquia y comunidad social que vivían
La mente inconsciente se compone de experiencias de transición: nacimientos,
lo que aprendimos a lo largo de nuestra fallecimientos, compromisos matrimo-
vida, parte de lo cual lo tenemos olvida- niales, etc,. Con el tiempo llegó a ser
do por completo, pero nos sirve para el muy conocida y querida en toda su
funcionamiento automático; gran parte comunidad, que terminó por apodarla
de la conducta consiste precisamente como «la Reina de la Violeta Africa-
en este funcionamiento automático. El na».” (Zeig y Gilligan, 1994, pág. 119).
inconsciente es mucho más inteligente
que la mente consciente.” (Zeig, 1985, Como resalta Steve de Shazer las ex-
pág. 52). cepciones del síntoma horadan el marco de
referencia de los clientes y les permiten ver
Podríamos entender que hace referencia a través de él. Se de-construye la regla de
a la parte intuitiva de la mente. Parafraseando la queja en forma tal que su inmutabilidad
la definición de intuición de Albert Einstein: queda cuestionada (de Shazer, 1991).
la intuición es inteligencia a la velocidad de Este caso también muestra como reali-
la luz. En este sentido pensaba que el incons- zaba una entrevista clínica muy detallada y
ciente era una fuerza positiva y animaba a las novedosa para su época, hasta tal punto de
personas a que permitieran la expresión de su acudir al domicilio del paciente, exploran-
inconsciente. do el más mínimo detalle del síntoma y su
En su trabajo tiende a destacar lo que hay contexto social, dando especial importancia
de positivo en el comportamiento humano. a los momentos en que no ocurría el síntoma,
Suponía que la persona tiene un deseo natural buscando la excepción del síntoma. Demos-
de crecimiento y que el paciente colaborará tró ser un maestro convirtiendo los hándicaps
más si se destaca lo positivo que tiene su en una ventaja. Siempre dijo que su gran
conducta. Esta postura también tiene sus maestra fue la polio, ya que sufrió un ataque
ramificaciones en su práctica de la hipnosis de polio a los 17 años. Esta experiencia vital
ya que se ha demostrado que las sugestiones lo focalizó en resaltar lo positivo de las situa-
formuladas en positivo son más efectivas que ciones adversas, convirtiéndose en un virtuo-
las sugestiones aversivas o prohibicionistas. so de la connotación positiva y el reencuadre
Encontraba un aspecto positivo en la vida del síntoma, adelantándose a su época. Son
del paciente y lo ampliaba hasta desplazar especialmente ilustrativos los siguientes ca-
y minimizar la conducta sintomática como sos: Una pareja de recién casados consulta a
ejemplifica el siguiente caso: Erickson por la disfunción eréctil del marido.
Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234. 225
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la terapia familiar

Después de una detallada entrevista con la el marido añade que cuando van a visitar a
pareja hace salir al hombre de la consulta: los nietos que viven en otra ciudad la mujer
se desvive por llevarles un regalo aun cuando
“Le pregunté a la mujer si había re- tienen problemas económicos, ella justifica
flexionado sobre el elogio que le había este esfuerzo explicando que lo hace porque
hecho su esposo. Mi pregunta la dejó no quiere ser tan mala como lo fueron sus
perpleja, ya que parecía indicar todo lo padres. Redefinimos su angustia y nervios
contrario de lo que había dicho, de modo al cuidar a los nietos diciéndole: “usted se
que añadí: evidentemente su esposo angustia y se pone nerviosa al cuidar a los
pensó que su cuerpo era tan hermoso nietos porque está haciendo un esfuerzo
que se sintió apabullado, completamente muy grande para darles el cariño que usted
intimidado por él. Y usted interpretó nunca recibió y siente un continuo miedo y
mal su actitud creyéndolo incompetente. tensión por no cometer los mismos errores
Claro que lo era, puesto que comprendía que sus padres, después se queda agotada
cuán poco capaz había sido de apreciar por la tensión y el esfuerzo acumulados”.
de veras la belleza de su cuerpo. Vaya a la El marido explica la anécdota de lo bien que
sala de espera y medite sobre esto. Hice cuidó a los nietos durante una semana y luego
entrar al marido y le dejé contar toda la estaba agotada señalamos “Sí, eso confirma
triste historia de su luna de miel. Después su esfuerzo, su tensión es la prueba de que
le dije lo mismo que a ella: señalé que los quiere un montón”.
elogio formidable había brindado a su Nos gustaría señalar que algunos hip-
esposa (…) Volvieron juntos a su depar- noterapeutas ericksonianos han exagerado
tamento, en auto, y estuvieron a punto la visión optimista respecto al inconsciente
de detenerse en el camino para hacer el ericksoniano, utilizando intervenciones sim-
amor.” (Haley, 1986, pág. 142). plistas tales como: “dejar al inconsciente que
lo resuelva por sí mismo”. Aprovechando una
Una mujer nos consulta porque se pone visión mística del inconsciente que nos de-
muy nerviosa y ansiosa cuando sus hijas le vuelve de lleno al monótono procedimiento
dejan al cuidado de sus nietos. Refiere que de la sugestión; generalmente el efecto tera-
nunca le han gustado los niños, ya con sus péutico de estas intervenciones se mantiene
hijas lo pasó mal por la ansiedad que le des- el tiempo que dura el taller impartido por el
pertaban. El marido refiere que él no entiende gurú-terapeuta.
esta reacción de su mujer porque siempre los
ha cuidado muy bien. Durante la entrevista Metáforas, anécdotas y autorevelaciones
clínica surge la historia de los graves mal-
tratos que sufrió de sus padres y hermanos Pionero en la incorporación a la terapia
resaltando que nunca le dieron cariño. Le de las metáforas y las autorevelaciones,
decimos que pensamos que es más fácil ser un toda una herejía en la época del reinado del
buen padre cuando uno ha tenido una buena neutralismo psicodinámico. La hipnosis
crianza y ha recibido el cariño necesario, pero utiliza un lenguaje metafórico ya que las
que cuando uno no ha recibido cariño y ha comunicaciones deben ser registradas por
sido maltratado es mucho más difícil ser un el inconsciente o hemisferio derecho que
buen padre y saber dar cariño. En este punto utilizan básicamente el lenguaje metafórico

226 Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234.
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la Terapia Familiar

o analógico. Este hecho marcó también la - Aumenta la eficacia de la comunicación


terapia ericksoniana que utiliza este lenguaje dando más intensidad dramática al men-
preferentemente como vía de comunicación saje que se quiere transmitir captando la
con el paciente. Erickson descubrió que al atención del oyente.
explicar una metáfora el paciente respondía - Pueden funcionar como una redefinición
con los mismo indicadores picofisiológicos o una externalización del problema.
que se observan en una inducción hipnótica: - Su uso deja al paciente la libertad de elegir
mirada pérdida, inmovilidad o enlenteci- la interpretación más provechosa para él.
miento físico, activación emocional y de - Pude utilizarse como una confrontación
procesos primarios. Por tanto su estilo de impactante.
explicar una metáfora utilizaba el mismo
tipo de comunicación sugestiva que en la Después de un trabajo intenso con una
inducción al trance. Al observar sus vídeos familia en la que el padre era una figura au-
de casos se ve claramente como al explicar sente, que priorizaba, en los fines de semana,
una historia cambia su tono de voz, el ritmo sus excursiones de bicicleta con sus amigos
de las palabras se enlentece, la comunica- y se lamentaba, delante de su hijo de 4 años,
ción verbal cambia su mirada, queda fija en cuando tenía que aplazar su hoobies por las
el piso y para relatar algunos aspectos de la necesidades de su hijo, al preguntarle, en la
metáfora mira fijamente al paciente jugando última sesión, que es lo que le había ayudado
armoniosamente con los silencios, dando a la a cambiar refirió: “Nunca olvidaré el día en
comunicación terapéutica un estilo poético y que me dijisteis que el cerebro de mi hijo
emocional desconocido hasta el momento. estaba en la etapa de más sensibilidad y que
era como una esponja, yo tenía el cerebro de
Las metáforas cumplen distintas funcio- mi hijo en mi mano y en lugar de llevarlo con
nes terapéuticas: delicadeza lo estaba estrujando…esa imagen
me impactó mucho.”
- Definen la comunicación como lúdica, Erickson podía explicar a un paciente
fomentan las relaciones íntimas y el como trató con anterioridad a otro paciente
apego entre las personas, al igual que con problemas similares, resaltando alguna
la inducción hipnótica estructuran una anécdota divertida del caso. Esto nos re-
relación complementaria y asimétrica cuerda también las originales intervencio-
entre “contador y oyente”. nes desarrolladas por el equipo de Miquel
- Se expresan en imágenes por tanto son White, con la técnica del testigo invitado o
una comunicación analógica con el he- la asociación de chicos que han vencido los
misferio derecho, promoviendo la emo- terrores nocturnos y la encopresis (“caca
tividad y evitando la racionalización. traicionera”) dándose consejos entre ellos,
- Un lenguaje construido sobre imágenes de cómo llegaron a superar sus problemas
visuales tiene un tiempo de permanencia (White y Epson, 1993).
y elaboración mentales mayores (Gón- Fue especialmente sorprendente, para
gora y Beyebach, 1995) su época, que Erickson explicara anécdotas
- Sortea las posibles resistencias del pa- de su propia vida a sus pacientes como una
ciente al presentarse como menos ame- forma de ejemplificar las dificultades de la
nazante que una interpretación directa. vida y las soluciones que requería; sus au-
Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234. 227
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la terapia familiar

torevelaciones mostraban su ímpetu en no de cristal puede también aplicarse en situa-


dudar en utilizar su experiencia vital y su vida ciones clínicas que no supongan un trance
familiar para beneficio de la terapia. formal. De una u otra manera, el cliente
Todo terapeuta familiar experimentado construye su propia solución, que puede en-
ha incorporado en su arsenal terapéutico el tonces utilizarse como guía de la terapia. Los
lenguaje metafórico y las autorevelaciones. principios que están detrás de esta técnica
El extremo de la utilización terapéutica de las constituyen los fundamentos de la terapia ba-
autorevelaciones es cuando Minuchin habla sada en las soluciones y no en los problemas
de que el terapeuta se tiene que usar a si mis- (de Shazer 1991). Erickson se especializó
mo como principal instrumento terapéutico, en la resolución del síntoma más que en la
refiriéndose al terapeuta familiar comenta: comprensión de sus orígenes por tanto su
“...el estilo personal que haya desarrolla- trabajo terapéutico estaba muy focalizado en
do a través de las experiencias de su vida la resolución y el cambio. Podríamos añadir
modelará sus intervenciones.” (Minuchin, que si Freud se centró en el conocimiento de
1998, pág. 31). la formación del síntoma, Erickson se centró
en los procesos de resolución del síntoma.
La proyección al futuro Imaginar su futuro le permite al pacien-
te prevenir las dificultades y resistencias
Erickson invirtió magistralmente la que encontraran en el camino terapéutico,
hipnosis de regresión de edad realizando pro- incluso puede utilizarse como pronóstico
gresiones de edad, haciendo que el futuro se terapéutico. Recuerdo el caso de un niño que
destaque respecto al presente, basándose en se visualizó pidiendo limosnas en la calle ex-
la hipótesis de que tanto nos influye el pasado presando claramente el pesimismo sobre su
como el futuro. Lo que esperamos del futuro futuro y como al trabajar familiarmente este
condiciona nuestras conductas en el presente, nefasto futuro ayudó a los padres a movilizar
la mayoría de las hazañas de la humanidad sus recursos parentales para ofrecer mejor
fueron primero imaginadas, antes de viajar expectativas a su hijo. Ha sido incorporada
a la Luna el hombre tuvo que imaginar que en la terapia breve como técnica paradojal
llegaba a la Luna. Erickson aprovecha este imaginando la peor fantasía de situaciones
mecanismo de la imaginación para llevar a ansiógenas, o la terapia cognitivo conductual
sus pacientes a visualizar un futuro sin sín- como técnica de ensayo.
tomas. Con su técnica hipnótica de la bola de En medio de una trifulca familiar o de
cristal llevaba al paciente en estado hipnótico pareja les proponemos pensar en que nada
a vivenciar los cambios que realizaría y como cambia en los próximos cinco o diez años,
estos afectarían en su contexto. les hacemos cerrar los ojos y les conduci-
La Escuela de Terapia Familiar Breve mos a visualizarse sin cambios en el futuro.
de Steve de Shazer se inspiró en esta técnica Posteriormente les preguntamos a cada
para desarrollar la pregunta milagro como miembro de la familia, ¿cómo se ven en ese
una técnica de focalizar al paciente hacia el futuro?, ¿cómo se sienten?, ¿qué les impidió
cambio ayudando a describir detalladamente cambiar?, ¿mirando hacia atrás desde el
las conductas que favorecían los cambios y futuro de qué se arrepienten?. Está técnica
las reacciones de los familiares hacia estas. refuerza espectacularmente la motivación
La idea que subyace en la técnica de la bola para el cambio.

228 Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234.
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la Terapia Familiar

Prescripción de tareas y rituales finalmente decide separarse, Erickson refi-


riéndose a este caso comenta:
La hipnosis clínica utiliza las sugestiones
posthipnóticas como técnica para reforzar “Hice una psicoterapia simbólica, de
los cambios que se han trabajado durante el la misma manera en que ellos me habían
trance terapéutico, sugestionando al paciente contado, simbólicamente, toda su histo-
para que se comporte de forma distinta la ria (…). Con la tarea les hice hacer algo.
próxima semana u ofreciendo la idea de que Y él adquirió una nueva perspectiva de
se sorprenderá a sí mismo realizando una la vida, y ella una nueva perspectiva de
tarea beneficiosa o facilitadora del cambio. lo aburrido que es hacer algo que a uno
Teóricamente lo que busca esta técnica es no le gusta. Es el paciente el que hace
que la sugestión para el cambio siga activa la terapia. El terapeuta solo suministra
una vez terminado el trance. No es casualidad el clima, la atmósfera. Eso es todo. El
que precisamente Erickson haya sido también paciente tiene que hacer toda la terapia.”
uno de los terapeutas que más utilizó la pres- (Zeig, 1985, pág. 136).
cripción de tareas y rituales para materializar
el cambio, creemos que como una herencia de Muchas de sus prescripciones eran tareas
las sugestiones posthipnóticas, recogiendo la de tipo simbólico que ofrecían la posibilidad
idea de seguir influenciando al paciente fuera de un cambio de percepción o reestructura-
de la consulta. Así las prescripciones han pa- ción cognitiva de la problemática presentada,
sado a ser la herramienta básica de la terapia similar a las experiencias emocionales co-
estratégica y la terapia breve, incorporándose a rrectivas descritas por Alexander y French
la terapia familiar en la prescripción de rituales (Watzlawick y Nardone, 1992). En terapia
familiares. familiar un referente de estas tareas reestruc-
Las tareas que asignaba tenían como un turadoras es la prescripción invariable del
doble fondo, un objetivo no explicitado, por equipo de Milán, que se vale de este “doble
eso se las considera estratégicas. La función fondo” y del misterio para cambiar los juegos
de la tarea no va dirigida solo a eliminar el y triangulaciones familiares.
síntoma sino a provocar una reestructura- Para que una sugestión posthipnótica
ción en la dinámica que creaba el síntoma o funcione tiene que ser personalizada y tener
motivo de consulta, abarcando el contexto en cuenta el contexto del paciente. Así mis-
que mantiene al síntoma, persiguiendo mo ocurre con las prescripciones, no pueden
crear una experiencia nueva en el paciente, ser estandarizadas, la misma tarea no puede
generalmente de naturaleza interaccional. ser asignada a diferentes pacientes con los
En el curso de una terapia de pareja envía al mismos síntomas, la tarea tiene que nacer
hombre a subir una colina, el monte Squaw de la exploración detallada del síntoma, sus
de Phoenix, y a la esposa a visitar el famoso funciones y el contexto social en el que se
Jardín Botánico de la misma ciudad, para el da, la filosofía básica de la terapia estratégi-
día siguiente le relataran su experiencia. En ca de crear una intervención para cada caso
la siguiente sesión envía al hombre a visitar el nace de esta concepción idiosincrática de las
jardín botánico y a la mujer a subir el monte, sugestiones.
para más tarde volver a relatar la experiencia. Dentro del proceso de tratamiento de
Como resultado de esta experiencia la pareja un trastorno obsesivo con una personalidad
Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234. 229
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la terapia familiar

y estilo familiar muy rígidos, al avecinarse Éstas consistían en asociar una conducta
las fiestas navideñas le indicamos: “En la o un estímulo negativo al síntoma. Desde
próxima gran cena familiar de navidad que la perspectiva conductual funcionan como
celebráis cada año en casa de tus padres que- refuerzos negativos tendientes a extinguir
remos pedirte que te presentes sin previo aviso el síntoma aunque se diferencian de éstas en
disfrazado de Papa Noel, con un regalo para que tienen en cuenta aspectos funcionales
cada asistente, es importante que sea una del síntoma, teniendo como en casi todas las
sorpresa para todos incluso tu mujer y tu hijo prescripciones ericksonianas varios niveles
arréglatelas como puedas inventando una ex- de actuación e intenciones.
cusa para llegar el último”. Este ritual afectó Un hombre de mediana edad nos con-
gratamente a su hijo con el cual tenía una sulta por los síntomas depresivos que sufre.
relación muy disciplinada, el paciente refirió Concretiza la depresión en la falta de motiva-
que también le impresionó gratamente la cara ción que siente por su trabajo, es un abogado
de desconcierto de su padre, el patriarca de la con cierto éxito, se levanta tarde y no cumple
familia, pero que después de recibir el regalo con sus compromisos laborales, no se arregla
se fue mostrando más afable y relajado que y muestra apatía por todo. En su historia
en ninguna otra cena familiar. Nunca más se familiar resalta la figura de su padre, que
nos ha ocurrido utilizar esta prescripción con describe como un empresario de mucho éxito
otro paciente obsesivo, se trató de encontrar que siempre lo trató con desprecio, profeti-
el momento, lugar y persona indicada. zando que nunca haría nada bueno en la vida
En una terapia familiar en la que los pa- y sería un inútil, un parásito para la sociedad.
dres no ponían ningún límite a su hijo y éste Después de diferentes clases de intervención
se había convertido en el tirano de la familia, sin éxito para cambiar su postura decaída y
comentamos repetidamente a la familia que lo desmotivada, nos centramos en realizar una
han convertido en un King Kong, aprovechan- intervención conductual, prescribiéndole un
do que recientemente se ha estrenado la nueva horario y unos compromisos laborales diarios
película del gorila gigante y que toda la ciudad advirtiendo que cada vez que no fueran cum-
se encuentra invadida de carteles anunciando plidos debería ingresar cien euros en la cuenta
el estreno de la película, también la televisión de su padre; como una forma de reconocer
bombardea con anuncios e imágenes de la que se estaba cumpliendo su profecía. El
película. Esta metáfora funciona como una paciente se enfadó mucho con nosotros pero
sugestión posthipnótica, recordatorio a la se puso al día en sus deberes y pudimos pasar
familia cada vez que se encuentran con el a tratar otros aspectos de la terapia.
anuncio. La familia nos explica en posteriores
sesiones como bromean cada vez que aparece La técnica de confusión
el anuncio en televisión. Coincidiendo con la
celebración de los juegos olímpicos hablamos Erickson relata un incidente que lo llevó
con nuestros pacientes en términos de que se a crear esta técnica:
merecen una medalla de oro por todo lo que
han pasado. “Un día avanzaba a toda vela y al dar la
Erickson inventó las prescripciones vuelta a una esquina choqué con un hom-
de ordalía, ¿acaso una reminiscencia de bre. Antes de que este pudiera pronunciar
las sugestiones posthipnóticas aversivas. una palabra, le eché una mirada a mi reloj

230 Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234.
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la Terapia Familiar

y dije: son exactamente las dos y diez mi- Incorporó el absurdo, la sorpresa y el
nutos. En realidad ya eran casi las cuatro. humor en el proceso terapéutico como una
Me alejé dejando en el lugar al hombre manera de ofrecer un modelo de flexibilidad
perplejo.” (O’Hanlon, 1989, pág. 115). al paciente, ayudándole a aumentar la toleran-
cia a las situaciones absurdas de la vida:
Con esta experiencia comprendió que el
hombre había tenido una respuesta análoga “El terapeuta no debe limitarse a
al trance. En un taller que realizamos al ex- evaluar lo que es bueno y razonable,
plicar esta técnica una asistente expresó con pensando que éste es el único fundamento
sorpresa que algo parecido le había salvado posible de sus métodos terapéuticos. A
de un atraco, narró como un día al salir del veces (en realidad, muchas más veces de
portal de su casa se encontró acorralada por lo que se advierte), una terapia puede
dos hombres en la salida y de repente les es- asentarse sobre bases sólidas mediante
petó: ¿pero que hora es? Y aprovechando los la sola utilización de manifestaciones
segundos de aturdimiento de los atracadores tontas, absurdas, irracionales y contra-
salió corriendo. dictorias.” (Shazer, 1989, pág. 54).
Erickson utilizaba la técnica de confu-
sión en sus inducciones hipnóticas como una Carl Whitaker utilizaba también a me-
forma de romper las rigideces y la raciona- nudo el absurdo en su Terapia Experiencial,
lización, como una forma de vencer la resis- su conocida expresión “me viene una idea
tencia. Teóricamente el paciente se desorienta loca a la cabeza” dejaba boquiabiertos a
con la comunicación o conducta confusa del los miembros de la familia mientras les
terapeuta y “se agarra” a lo primero que tiene transmitía una tarea o una nueva hipótesis
sentido, esto provoca un aumento en la aten- de la situación familiar. Es una buena téc-
ción que refuerza el mensaje de la sugestión. nica para romper un patrón repetitivo en las
Por ejemplo en una inducción hipnótica con comunicaciones disfuncionales familiares en
un paciente muy racional: la sesión y volver a captar su atención y las
riendas de la sesión. Con unos padres que no
“Su inconsciente puede olvidar al- paran de presentar una interminable lista de
gunas cosas que su mente consciente problemas respecto al paciente identificado
recuerda, pero su mente consciente ha les preguntamos interrumpiéndolos: ¿Cómo
olvidado algunas cosas que su mente os comeríais un elefante?. Frecuentemente
inconsciente recuerda; es importante la familia te pide que vuelvas a formular la
que su mente inconsciente se acuerde de pregunta, miramos fijamente a uno de los
olvidar las cosas que se supone le per- miembros y repetimos lentamente: ¿Qué,
miten recordar a su mente consciente.” cómo os comeríais un elefante?. Después de
(O’Hanlon, 1989, pág. 135). reír y bromear con las distintas respuestas de
cada miembro, el clima de la sesión cambia
Al cabo de unos pocos minutos de ese y les respondemos: “A cachitos, y así es
monólogo confusional, el sujeto habitual- como necesitamos realizar la terapia, ¿por
mente renuncia a tratar de captar los signi- cuál trocito desean empezar?”.
ficados, y se limita a desconectar entrando Haley explica el caso de una supervisión
en trance. con Erickson en el que le consulta sobre una
Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234. 231
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la terapia familiar

mujer que está desesperada por la conducta La comunicación hipnótico-sugestiva


de su marido. Se queja de que cada sábado
cuando realiza la limpieza pasando la as- Erickson les dio un nuevo sentido a las
piradora por las habitaciones el marido se sugestiones, alejándolas de la simple orden
dedica a seguirla por todas las habitaciones. dirigida a eliminar el síntoma. Pronto enten-
Erickson le sugiere que el sábado siguiente dió que las sugestiones y las inducciones no
pasara la aspiradora sin impedir ni protestar podían ser estandarizadas, las sugestiones
porque su marido la siguiera obsesivamente. directas eran rechazadas por los pacien-
Finalizada la limpieza debía coger la bolsa tes activando aun más sus resistencias al
de polvo de la aspiradora e ir dejando un cambio. Como ya apuntó Bernheim, más
montoncito de polvo en cada habitación de medio siglo antes, desde la Escuela de
luego le diría a su marido: “Bien, terminé Nancy:
de limpiar”. El marido no volvió a seguirla.
Al preguntarle Haley a Erickson porqué “Resultaban innecesarias las regla-
funcionó dicha tarea Erickson le contestó mentaciones técnicas para inducir la hip-
que los seres humanos no pueden tolerar el nosis, siendo aconsejable una práctica
absurdo (Haley, 1997). flexible adaptada a las peculiaridades
Este ejemplo recoge algunos de los del médico y del enfermo, cada operador
aspectos característicos de su forma de debe llegar a hacerse su propio modo (…)
trabajar: en la directiva utiliza la misma iló- e igualmente conviene que varíe para
gica o absurdo que se da en el síntoma pero adaptarlo a la individualidad psíquica
amplificándolo. Dándole un nuevo sentido, de cada uno de sus pacientes.” (López,
no entra a analizar los motivos del síntoma 2002, pág.70).
aunque en su intervención incluye un ajuste
de la función del síntoma. En este caso una A sus sugestiones permisivas les dio un
lucha de poder en la pareja, su gran logro estilo evocador desconocido hasta el mo-
es que en su terapia, en lugar de metacomu- mento como es reflejo la siguiente inducción
nicar sobre lo que ocurre y porque ocurre, realizada en su oficina:
hace hacer cosas a los clientes para romper
la rigidez y hábito de su conducta. Muchas “Y aquel pisapapeles; el archivador;
veces al seguir estas directivas los pacientes sus pies sobre la alfombra; la iluminación
tenían insights espontáneos, encontraban del cuarto; las cortinas; su mano sobre el
ellos solos una nueva explicación sobre lo brazo de la butaca; el cambiante foco de
que les ocurría y su solución. Esto ha sido sus ojos, cuando mira en su entorno; los
extensamente desarrollado por la terapia curioso títulos de los libros; la tensión de
estratégica. sus hombros; la sensación de la butaca;
Haley comenta que los casos de Erickson los molestos ruidos y pensamientos; el
eran tan característicos como una pintura de peso de las manos y de los pies, peso
Picasso. Al verla se podía saber enseguida de los problemas, peso de la mesa; los
quien era el autor de aquella obra de arte, su informes de numerosos pacientes; el ir
estilo era intrépido y originalmente distinto y venir de la vida; enfermedad; senti-
al de cualquier terapeuta contemporáneo mientos del cuerpo y del alma; la paz
(Haley, 1997). de la distensión; la necesidad de aceptar

232 Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234.
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la Terapia Familiar

sus necesidades; la necesidad de acep- artículo hemos querido mostrar como al des-
tar su tensión, mientras contempla la pojar a la hipnosis de su ritual característico
mesa, o el pisapapeles o el archivador; Erickson empezó a utilizar la comunicación
la sensación de bienestar de apartarse sugestiva también fuera del marco rígido de
del mundo; cansancio y su origen; la la inducción, diseminando las sugestiones
inmutabilidad de la mesa; la monotonía durante todo el proceso terapéutico que era
cerrar los ojos; la distensión del respirar aparentemente no hipnótico, desdibujando
profundo, el bienestar de experimentar la línea que separa la hipnosis de la psicote-
algo pasivamente” (Watzlawick, 2002, rapia; lo que se ha llegado a llamar en terapia
pág. 56-57). breve hipnoterapia sin trance.
Este estilo de comunicación ha inspi-
Llegando a un estilo poético en la si- rado el clima que se da en las sesiones de
guiente regresión de edad: terapia familiar que está lleno de metáforas,
prescripciones misteriosas y rituales; así
“Y mi voz va contigo a todas partes, como también en los diferentes tipos de
y se convierte en la voz de tus padres, de terapia breve. El entrenamiento en la utili-
tus maestras, de tus compañeros, y en la zación del lenguaje hipnótico, el lenguaje
voz del viento y la lluvia.” (Zeig, 1985, del cambio, como lo llamó P. Watzlawick
pág.11). (2002), en las intervenciones familiares,
nos ayudará a crear el clima necesario para
Como muestran estas viñetas sus in- aumentar de efectividad de la sesión.
ducciones eran mucho más elaboradas que Cabe destacar que en las viñetas que re-
la simple: “Cuando cuente hasta tres se le cogen las descripciones de sus casos se suele
cerraran los ojos”. Así de elaborada era obviar que detrás de sus aparentes golpes
también el tipo de psicoterapia que prac- de genio existen horas de entrevista muy
ticaba. detallada sobre el problema y su contexto
Como hemos repetido en diversas oca- sociofamiliar. En este sentido también fue
siones la sugestión, para ser aceptada por totalmente novedosa su estructuración de las
el paciente, tiene que ser personalizada y sesiones que se guiaba por las necesidades
congruente con su personalidad. Además de cada caso. Así podía realizar una misma
tiene que tener en cuenta la función y con- sesión de más de dos horas con un paciente,
texto del síntoma. En este marco teórico con otro visitarlo cada día durante una se-
Erickson inventó las sugestiones indirectas mana con sesiones muy intensas.
que funcionan más como una sugerencia; La mayoría de estudios realizados sobre
abriendo posibilidades de cambio al pa- la terapia que realizaba Erickson insisten en
ciente. La comunicación hipnótica es más la originalidad de sus procedimientos, pero
fructífera cuando al paciente se le ofrecen cuando uno estudia más detalladamente
posibilidades de nuevas realidades para su sus métodos se llega a la comprensión que
vida a través de la sugestión indirecta, o una dicha originalidad se halla en los síntomas
tarea que tiene una intención indirecta o una desarrollados por sus pacientes. Su filosofía
metáfora que lleva un mensaje implícito. De de intervenir al detalle sobre los patrones
hecho, desde la perspectiva ericksoniana la que seguían los síntomas le llevaban a esta
metáfora es una sugestión indirecta. En este originalidad aparente, lo creativo era el mé-
Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234. 233
A.Camino y M. Gibernau Aportaciones de la hipnosis ericksoniana a la terapia familiar

todo de adaptarse al síntoma y, como hemos Góngora J. y Beyebach M. (1995). Avances


mencionado, su utilización de todo lo que en Terapia Familiar Sistémica. Barce-
presenta el paciente como palancas para el lona: Paidós.
cambio. Al estudiar la vida y obra del pintor Haley, J. (1986). Terapia no convencional.
surrealista Salvador Dalí, cuando uno visita Buenos Aires: Amorrortu.
el lugar de su nacimiento, el pueblo pesquero Haley, J. (1987). Estrategias en psicoterapia.
de Cadaqués y el Cabo de Creus, al contem- Barcelona: Toray.
plar las surrealistas formas de las rocas y los Haley, J. (1997). Aprender y enseñar terapia.
árboles retorcidos, uno descubre que Dalí era Buenos Aires: Amorrortu.
más un naturalista que un surrealista, puesto López Piñero, J.M. (2002). Del hipnotismo a
que copiaba las formas surrealistas esculpi- Freud. Orígenes históricos de la psicote-
das en la roca por el viento y el mar. En este rapia. Madrid: Alianza Editorial.
sentido las intervenciones de Erickson eran Minuchin S. y Nichols, M. (1994). La recupe-
naturalistas, al seguir las pautas dominantes ración de la familia. Barcelona: Paidós.
del síntoma. Lo novedoso era la forma de Minuchin, S., Lee, W. y Simon,G. (1998). El
intervenir sobre esos originales casos, la arte de la terapia familiar. Barcelona:
extravagancia de sus intervenciones estaba Paidós.
a la altura de la extravagancia del síntoma Robles, T. y Abia, J. (1990). Concierto para
presentado. Cuatro Cerebros. México: Instituto
Como afirma Haley además de ser el Milton Erickson.
padre de la terapia estratégica ha sido el O’Hanlon,W. (1989). Raíces Profundas:
inspirador técnico de buena parte de los pro- Principios básicos de la terapia y de la
cedimientos terapéuticos propios de la terapia hipnosis de Milton Erickson. Barcelona:
familiar sistémica. Si Gregory Batenson es el Paidós.
padre teórico de la perspectiva interaccional y Watzlawick, P. y Nardone, G. (1992). El
sistémica en psicología y psiquiatría, Milton arte del cambio. Manual de terapia
Erickson representa el maestro que hay que estratégica e hipnoterapia sin trance.
remitirse para las estrategias de aplicación Barcelona: Herder.
clínica y para la modificación en breve tiem- Watzlawick, P. (2002). El lenguaje del cam-
po de las situaciones disfuncionales. bio. Barcelona: Herder.
White, M. y Epston, D. (1993). Medios
Referencias narrativos para fines terapéuticos. Bar-
celona: Paidós.
De Shazer, S. (1989). Pautas de terapia fa- Zeig, J. (1985). Un seminario didáctico
miliar breve. Barcelona: Paidós. con Milton H. Erickson. Buenos Aires:
De Shazer, S. ( 1991). Claves para la solución Amorrortu.
en terapia breve. Barcelona: Paidós. Zeig, J. y Gilligan S. (1994). Terapia breve.
Freud, S. (1969). Autobiografía. Madrid: Mitos, métodos y metáforas. Buenos
Alianza Editorial. Aires: Amorrortu.

234 Apuntes de Psicología, 2009, Vol. 27, número 2-3, págs. 219-234.