Você está na página 1de 8

ALBA vs ALCA: ¿Yankee go home?

Hugo Chávez, Evo Morales y Fidel Castro han sellado recientemente una
alianza hemisférica en La Habana, para formalizar el lanzamiento de la
Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) proyecto diseñado por el
presidente venezolano Chávez para afianzar una integración latinoamericana
“libre de los designios imperialistas estadounidenses y del capitalismo
neoliberal”. El tratado se denomina también la Alternativa Bolivariana de los
Pueblos

Esta iniciativa no tiene antecedentes directos en la historia latinoamericana. Según


Chávez, es una alternativa “basada en la solidaridad, el desarrollo social y no el lucro”,
en clara referencia a la Alternativa de Libre Comercio para las Américas (ALCA)
impulsada desde Washington. Chávez, Fidel y Evo, catalogados según este último como
la “Santísima Trinidad Revolucionaria”, condenaron enérgicamente al ALCA
“anexionista y neoliberal”.

Por su parte, millones de hispanos que viven y trabajan en EEUU decidieron organizar
una huelga simbólica el 1 de mayo, festividad mundial del trabajo, para demostrar hasta
qué punto su poder laboral puede influir en el desarrollo económico del país y, por
consiguiente, en las decisiones gubernamentales en Washington para alcanzar mejoras
contractuales y derechos de inmigración.

Cambios trepidantes

Otros síntomas muestran lo acelerados que van los cambios en América Latina. La
polémica decisión de Chávez de retirar a Venezuela de la Comunidad Andina de
Naciones (CAN) “porque Perú, Ecuador y Colombia están negociando el ALCA con
EEUU”, demuestra que existen fisuras muy marcadas entre la política de Washington,
las nuevas manifestaciones sociales y políticas en América Latina y entre los mismos
países latinoamericanos, principalmente en el área suramericana.

Colombia y Perú anunciaron la semana pasada que suscribirán el ALCA, lo que motivó
a una fuerte disputa diplomática entre Lima y Caracas (retiro de embajador por parte
peruana), crisis traducida también en motivos electorales: Chávez apoya abiertamente al
candidato presidencial peruano Ollanta Humala, lo que llevó a acusaciones directas
entre su contrincante Alan García y el presidente venezolano.

Washington pierde fuerza

Con todo ello, ¿está Washington perdiendo influencia entre los países y líderes
latinoamericanos? ¿Tienen real conciencia en la Casa Blanca de hacia dónde se dirigen
toda esta serie de cambios, no todos conexos entre sí? ¿Está América Latina más unida
o más fracturada que antes?

Tras el 11-S de 2001, Estados Unidos ha perdido interés en América Latina,


produciendo un efecto contraproducente: es evidente que la región viene
experimentando un giro político no necesariamente antiestadounidense pero sí
frontalmente crítico con Washington. Si triunfan Ollanta Humala, López Obrador y
Daniel Ortega en las próximas elecciones presidenciales en Perú, México y Nicaragua,
ese giro estaría consolidándose.

El lanzamiento del ALBA, propuesta aún enigmática y llena de incertidumbres,


condiciona también este nuevo escenario. Chávez busca constituirse como el líder
hemisférico y, probablemente global, con mayor capacidad para retar a Estados Unidos.
Argumentos energéticos juegan a su favor, así como determinados cambios políticos
regionales, motivados por la irritación popular ante las recientes experiencias
neoliberales, el fracaso de los partidos y las elites políticas tradicionales y esa ambigua
relación amor-odio entre Estados Unidos y América Latina.

Este escenario se ha agudizado con la presidencia de Bush y su escaso interés hacia los
asuntos latinoamericanos. La perdida de aliados políticos ha reducido el margen de
maniobra estadounidense pero no sus alternativas. Sólo el colombiano Uribe Vélez,
varios gobiernos centroamericanos y el mexicano Vicente Fox siguen manteniendo
estrechos contactos con Washington. Pero esta relación se ha difuminado o desvanecido
en casos como Brasil, Argentina o Venezuela.

Pero otra realidad se vive en América del Sur. Argentina y Uruguay están enfrascados
en una disputa limítrofe de carácter económico. Bolivia y Chile siguen sin mantener
relaciones diplomáticas, aunque los nuevos gobiernos de Evo Morales y Michelle
Bachelet caminan hacia escenarios de concordia. La región andina muestra sus síntomas
más agudos de convulsión. Chávez activa una diplomacia alternativa para constituir un
frente propio antiestadounidense, pero 29 de los 34 países latinoamericanos o están
negociando o ya suscribieron el ALCA. Y, para rematar, el gasto militar está
aumentando aceleradamente en la región, principalmente en Argentina, Chile,
Venezuela y Colombia, países con disputas limítrofes con sus vecinos.

Temas con inmigración, narcotráfico o petróleo son los que parecen mover los intereses
estadounidenses pero el espectro político está cambiando rápidamente, obligando a
variar los focos de interés y las expectativas. Los retos se están multiplicando, aunque
en distintas direcciones y no necesariamente de manera homogénea.
Denuncian política de Estados Unidos contra Venezuela

Caracas, 2 sep (PL) El gobierno de Estados Unidos activa planes para


abrir un nuevo frente contra Venezuela y tensar así las relaciones con
las naciones vecinas, afirmó hoy el periodista José Vicente Rangel.
En el programa José Vicente Hoy, de Televen, el ex vicepresidente
señaló que Washington realiza maniobras en Colombia apoyándose en
sectores de la oligarquía, militares retirados y algunos medios de
comunicación, para reactivar la reclamación del golfo de Venezuela.
De esa forma, añadió, intentan presentar a ese país como una especie
de victima de un despojo.
Rangel reveló también que se realizan estudios para la instalación de
una base militar estadounidense en Colombia, la cual serviría de
reemplazo a la de Manta, en Ecuador.
La evaluación, indicó, se realiza en el sur del departamento Bolívar,
zona limítrofe con el departamento de Antioquia, donde se observa el
patrullaje mixto de militares colombianos y norteamericanos para
analizar la situación operativa del lugar.

Denuncia Cuba agresión de Estados Unidos contra Venezuela


Publicado: 21/02/2008
La Habana, (PL) Cuba denunció hoy la agresión política, económica y mediática
orquestada por el gobierno de Estados Unidos contra Venezuela para apoyar la demanda
interpuesta por la transnacional petrolera norteamericana Exxon Mobil contra PDVSA.

En declaraciones a la prensa el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, aseguró que el


derecho de los gobiernos a la nacionalización de sus recursos naturales es un principio
observado y defendido por la comunidad internacional, que ha quedado refrendado en
importantes instrumentos internacionales.

Entre esos instrumentos, mencionó la Carta de los Derechos y Deberes Económicos de


los Estados, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas mediante su
resolución 3281(XXIX), del 12 de diciembre de 1974.

"Cuba reitera su firme apoyo y solidaridad con el hermano pueblo venezolano y con el
gobierno del Presidente Hugo Chávez, a la vez que reclama respeto hacia las decisiones
soberanas adoptadas por ellos", apuntó Pérez Roque.

· ARCHIVO
Miércoles 2 de mayo de 2007
Buscar en esta edición

Buscar en todas las ediciones


Ingresar
Registrarse

Exterior
Publicado en la ed. impresa: Exterior
Miércoles 2 de mayo de 2007
Noticias | Archivo | Miércoles 2 de mayo de 2007 | Exterior | Nota

Venezuela se retirará del FMI y del


Banco Mundial

Caracas dijo que los considera "mecanismos del imperialismo"

CARACAS (AFP).- En un discurso combativo, el presidente venezolano, Hugo Chávez,


anunció anteayer su intención de retirar a Venezuela del Fondo Monetario Internacional
y del Banco Mundial por considerar que son "mecanismos del imperialismo". Además,
reiteró que abandonará la Organización de Estados Americanos (OEA) si este
organismo condena a Caracas por una denuncia de periodistas de la televisora privada
RCTV.

"Yo quiero formalizar la salida del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional
y de todo eso. Ya no nos hace falta estar y tener un representante allá, vamos a salirnos,
no queremos ni estar allí, y que nos devuelvan los reales [dinero], más bien, porque
ahora nos deben", dijo Chávez.

En Venezuela, antes de su gobierno, "mandaba el Fondo Monetario Internacional, que


es el mecanismo que tiene el imperialismo norteamericano para imponerles políticas
económicas y sociales salvajes, explotadoras, a los países del mundo", afirmó el
mandatario.

En un acto por el Día del Trabajador, Chávez instruyó anteanoche a su ministro de


Finanzas, Rodrigo Cabezas, para que tramitara la salida de Venezuela de esos
organismos financieros multilaterales.

"Vamos a retirarnos, quiero firmar la cuenta esta noche y que nos devuelvan lo que nos
quitaron", señaló Chávez. "Nosotros tenemos allá un depósito, no sé a cuánto llega" y
debe volver a las arcas venezolanas "antes de que nos vayan a espalillar [robar]", dijo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) se negaron a


comentar la decisión del mandatario venezolano, al ser consultados en Washington.

A mediados de abril, Chávez anunció que su gobierno canceló la última cuota de la


deuda que Venezuela tenía con el Banco Mundial.

Desde 1999, cuando Chávez llegó al poder, Venezuela adoptó la política de no contraer
nuevas deudas con el FMI y el BM y cancelar las pendientes.

Al mismo tiempo, la deuda pública de Venezuela se duplicó durante los ocho años de
presidencia de Hugo Chávez. Pasó de 36.860 millones de dólares en 1998 a 74.240
millones de dólares en marzo de 2007, según informes oficiales.

Venezuela seguirá negociando créditos "de forma moderada" con el Banco


Interamericano de Desarrollo (BID) y con la Corporación Andina de Fomento (CAF),
"porque ofrecen financiamiento no condicionado", indicó recientemente el ministro
Rodrigo Cabezas.

Chávez afirmó además que el FMI y el BM están en crisis. "Yo leí en la prensa por ahí
que el Fondo Monetario no tiene ni para pagar los sueldos", dijo.

Cabezas había acusado recientemente al FMI de intentar "desprestigiar" los éxitos


económicos del gobierno venezolano, porque consideró que la inflación en 2007 sería
superior al crecimiento económico en Venezuela.

Críticas de Washington

Por su parte, Estados Unidos advirtió ayer que el pueblo venezolano será el que va a
"padecer" las consecuencias de las decisiones de Chávez.

"Lamentablemente, el pueblo venezolano es la víctima de todo esto", aseguró Sean


McCormack, vocero del Departamento de Estado, al ser preguntado sobre la decisión
del presidente venezolano de abandonar el FMI y el BM y amenazar también con
retirarse de la OEA.

"Pienso que está metiendo al pueblo venezolano en un agujero", advirtió el vocero. "No
sólo son las elites venezolanas que rodean al presidente las que sufren las consecuencias
de esas decisiones, sino que las padece el pueblo venezolano", alertó McCormack, cuyo
país mantiene deterioradas relaciones con el gobierno de Venezuela, que tiene unas
reservas internacionales superiores a los 30.000 millones de dólares.

Como alternativa a las instituciones que considera "imperialistas" y "del Norte", como
el Banco Mundial y el FMI, Venezuela impulsa lo que llama "una verdadera
integración" latinoamericana, a través de proyectos como el Banco del Sur.

Advertencia a la OEA
En tanto, Chávez ratificó que su país se retirará de la OEA si ese organismo condena a
Venezuela por una denuncia de periodistas de la televisora privada Radio Caracas
Televisión (RCTV). "Lo ratifico: si a nosotros llegan a condenarnos en la OEA o en
cualquier otro ente de estos internacionales por un caso como éste, Venezuela se
retiraría de la OEA", expresó el mandatario.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), basada en Washington,


elevó ante la Corte Interamericana, con sede en San José, una denuncia de periodistas de
RCTV que fueron agredidos por militantes oficialistas durante los disturbios del 11 de
abril de 2002, que desencadenaron un efímero golpe de Estado de dos días contra
Chávez.

El caso fue llevado ante la CIDH por los periodistas de RCTV, la televisora privada en
el aire desde 1951 a la que el gobierno venezolano no le renovará su licencia, entre
protestas de organismos internacionales de periodistas.

Link permanente: http://www.lanacion.com.ar/905036

Notas relacionadas

> Chávez y Evo, con control total del petróleo

> El desafío de retener a las empresas

Noticias | Exterior | Nota

Imprimir Enviar por e-mail

Lectura:
Herramientas

Imprimir

Enviar por e-mail

Buscar
Buscador avanzado | Archivo
Noticias | Deportiva | Entretenimientos | Tecnología | Opinión | Edición impresa |
Clasificados | Videos
ADN Cultura | Soy Corresponsal
LANACION.com
Mapa del sitio | Cómo anunciar | Premios y Distinciones
Registrarse | Contáctenos | Trabajá con nosotros
Otros formatos: RSS | En tu sitio | Por mail | Sin barreras

LA NACION MOVIL: En el celular | PDA

Miembro de IAB. Interactive Advertising Bureau


Certifica Metric
LA NACION
Acerca de LA NACION | Red Comercial | Cómo anunciar | Suscribirse al diario
Club LA NACION | Máster en Periodismo | Fundación LA NACION | Hacer
Comunidad
Revistas: RollingStoneLA - ZonaCinemania - EspacioLiving - ZonaRevistas
Subastas: DeRemate - Autos y Motos: DeMotores.com - Empleos: ZonaJobs.com
NexoLocal.com - Igooh.com.ar - Zonacitas.com.ar - StarPhone - LNTeVe

Miembro de GDA. Grupo de Diarios América

Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados