Você está na página 1de 5

LA DIALECTICA,

TEORIA DE LA CONCATENACION UNIVERSAL

El mundo de lo material no es solo un todo de desarrollo, sino concatenado, unido. Todos sus objetos y sus
fenómenos no se desarrollan por si mismos, aisladamente, sino indisolublemente ligados, unidos, con otros
objetos y fenómenos. Cada uno de ellos influye en otros objetos y fenómenos y experimenta las influencias
reciprocas de los mismos.

La ciencia da cuantiosos datos confirmativos de la concatenación y condicionamientos mutuos de objetos y


fenómenos. Así, algunas partículas elementales forman átomos, influyendo las unas en las otras, pero los
átomos tampoco están aislados: se enlazan mutuamente y forman moléculas; estas, a su vez, constituyen
cuerpos microscópicos.

Así pues que la concatenación universal y el conocimiento mutuo de los objetos y fenómenos constituyen una
particularidad intrínseca del mundo material. Por eso, para conocer verdaderamente el objeto es necesario
estudiar todos sus aspecto y nexos. El estudio del mundo como un todo concatenado y único y el examen de
las concatenaciones universales constituyen una importante función de la dialéctica materialista. Reflejo de
estas concatenaciones en la conciencia del hombre son las leyes y las categorías de la dialéctica materialista.

Es de gran importancia conocer las concatenaciones, porque al ponerlas en manifiesto, los hombres descubren
las leyes del mundo objetivo. Y el conocer las leyes es condición indispensable de la actividad práctica de los
hombres. La misión de la ciencia consiste precisamente en conocer las leyes y pertrechar con ellas la practica,
pero la ley no es cualquier vinculo, sino un vinculo estable, reiterativo, inherente a una masa enorme de
objetos y fenómenos y no a un solo objeto o pequeño grupo de objetos.

Luego de haber citado que todos los fenómenos son un conjunto de concatenaciones y regidos por leyes,
enumérenos pues las leyes establecidas o conocidas por la Dialéctica.

01. LEY DE LA UNIDAD Y LUCHA DE CONTRARIOS

La ley de la unidad y la lucha de contrarios es la esencia y medula de la dialéctica.

Esta ley pone al descubierto las fuentes y causas reales del eterno movimiento y desarrollo del mundo
material. El conocerla es de gran importancia para comprender la dialéctica del desarrollo de la naturaleza, de
la sociedad y del pensamiento, para la ciencia y actividad practica.

El análisis de las contradicciones de la realidad objetiva y del descubrimiento de su naturaleza es una


exigencia importantísima de toda investigación científica y obra practica.

Unidad y Lucha de Contrarios

Antes de hablar de la propia ley de unidad y lucha de contrarios veamos que entiende la dialéctica por
Contrarios y su Unidad.

Los contrarios son precisamente los aspectos, tendencias, o fuerzas internas del objeto que se excluyen
mutuamente y, al mismo tiempo, se presuponen uno del otro, La relación de indestructible interdependencia
de estos constituye la unidad de contrarios.

Así pues que la lucha de contrarios son las contradicciones existentes en el objeto, precisamente el carácter

1
contradictorio de las tendencias contrapuestas, que se excluyen mutuamente, provoca por necesidad la lucha
entre ellas. Lo viejo por lo nuevo, lo que nace y lo que muere en los objetos, no pueden menos de entrar en
contradicción , La contradicción, la lucha de contrarios, constituye precisamente la fuente esencial del
desarrollo de la materia y la conciencia. El desarrollo es la lucha entre tendencias contrapuestas, esta lucha es
absoluta, como absolutos son el desarrollo y el movimiento.

El equilibrio de los contrarios es relativo en cualquier proceso. No puede ser de otra manera: si fuera
constante, eterno, en el mundo no se produciría desarrollo alguno. Solo la lucha constituye la fuente y fuerza
motriz del desarrollo.

La esencia de la ley dialéctica de la unidad y lucha de contrarios esta en que lo objetos y los fenómenos
se desdoblan en tendencias contrapuestas, constituyen una unidad de contrarios. Las tendencias
contrapuestas no existen simplemente, sino que se encuentran en estado de contradicción y lucha
permanente entre ellas. La lucha de contrarios constituye el contenido interno y la fuente de desarrollo
de la realidad.

Multiformidad de contradicciones.

En el mundo existen multitud de contradicciones de lo mas distintas, la dialéctica estudia a diferencia de otras
ciencias, contradicciones mas generales, como:

Contradicciones Internas y Externas.

La dialéctica Marxista exige ante todo que se distingan las contradicciones internas y externas, Internas, es la
interacción y lucha de tendencias contrapuestas de un objeto dado y, las Externas, son las relaciones
contradictorias que un objeto dado tiene como el medio ambiente y con los objetos de este medio.

Las contradicciones internas son la fuente de desarrollo porque ellas precisamente determinan la faz y la
naturaleza del propio objeto. Fuera de sus contradicciones internas el objeto no seria lo que es, El Átomo por
ejemplo, no podría existir sin la interacción o lucha entre el núcleo, con carga positiva, y los electrones, con
carga negativa; el organismo, sin la asimilación y la desasimilación, etc.

Las contradicciones externas pueden contribuir al desarrollo o frenarlo, imprimirle distintos matices y formas,
mas no pueden definir el curso principal del proceso ni el desarrollo en su conjunto.

Contradicciones Antagónicas y No Antagónicas.

Contradicciones Antagónicas son, ante todo, las existentes entre las clases que tienen intereses inconciliables.
Son las contradicciones mas exacerbadas y manifiestas, debidas al acusado contraste de las condiciones de
vida, fines y propósitos de las clases. El rasgo mas importante de estas contradicciones consiste en que no se
pueden resolver dentro del marco del régimen social, para el que son típicas. Al profundizarse y acentuarse,
las contradicciones antagónicas dan lugar a cruentos choques y conflictos. El medio de resolverlas es la
revolución social. Un ejemplo de estas contradicciones es la diferencia de la burguesía y el proletariado en la
sociedad capitalista.

Las contradicciones No Antagónicas, son las existentes entre las clases y grupos sociales cuyos intereses
principales, cardinales, coinciden. Estas contradicciones no se resuelven por medio de un revolución social,
sino que se superan gradualmente. Tales son, por ejemplo, Las contradicciones existentes entre los obreros y
los campesinos bajo el capitalismo, ya que los intereses contradictorios en aspectos particulares, coinciden,
plenamente en lo principal. Unos y otros son clases explotadas. Por eso aspiran a poner fin a la explotación y
en esta cuestión cardinal sus intereses son idénticos. Esta comunidad de intereses cardinales constituye la base
objetiva para concertar la alianza de los obreros y los campesinos.

2
Contradicciones Fundamentales y No fundamentales

Desde los objetos y fenómenos mas simples hasta los mas complejos llevan simultáneamente implícitas varias
contradicciones. Para orientarse en las contradicciones es necesario encontrar la fundamental que desempeña
el oficio decisivo y primordial en el desarrollo e influye en todas las demás contradicciones.

La contradicción fundamental y decisiva de la sociedad contemporánea, en su conjunto, es la existente entre


las fuerzas del socialismo y el capitalismo. Esta contradicción se ha convertido actualmente en la base del
desarrollo de la humanidad. entraña dos líneas, dos tendencias históricas.

Entre las contradicciones internas y externas, antagónicas y no antagónicas y las fundamentales y no


fundamentales no hay fronteras absolutas. En realidad se enlazan entre ellas, pasan las unas a las otras y
desempeñan distinto papel en el desarrollo. Por eso cada contradicción se debe abordar de una manera
correcta, teniendo en cuenta las condiciones en que se manifiesta y el papel que desempeña.

02. LEY DEL TRANSITO DE LOS CAMBIOS CUANTITATIVOS A CUALITATIVOS

La ley de transito de los cambios cuantitativos a cualitativos trata de cómo y de que manera discurre el
proceso de desarrollo.

Para comprender la esencia de esta ley se debe poner en claro, ante todo, que es calidad y cantidad, En torno
de nosotros hay muchos objetos y fenómenos de lo mas diversos, y todos ellos se mueven y cambian sin cesar.
Mas, a pesar de ello, no los confundimos, los distinguimos y determinamos. No los vemos como si estuvieran
fundidos en una masa gris y amorfa, sino que cada uno de ellos se distingue de los otros por particularidades y
propiedades inherentes a el solo.

La calidad es lo que hace que un objeto sea precisamente lo que es y no otro, y lo distingue de los demás
objetos..

La calidad se manifiesta en cualidades. La cualidad caracteriza una cosa por algún aspecto determinado en
tanto que la calidad da una idea de conjunto del objeto. El color amarillo, la maleabilidad, y otros rasgos del
ORO tomados por separado son sus cualidades, y estas cualidades juntas son su calidad. Además de una
calidad determinada, cada objeto posee también cantidad. A diferencia de la calidad, la cantidad peculiariza al
objeto bajo el aspecto del grado de desarrollo o intensidad de las cualidades que le son inherentes, así como
del de su magnitud, volumen, etc. Como regla, la cantidad se expresa en numero. Tienen expresión numérica
las dimensiones, peso, volumen de los objetos , la intensidad de sus colores y de los sonidos que emiten, etc.

La cantidad y la calidad son un todo único, porque representan aspectos de un mismo objeto. Pero entre ellas
existen también grandes diferencias. El cambio de la calidad lleva al cambio del objeto, a su transformación
en otro objeto; el cambio de la cantidad dentro de ciertos limites no da lugar a una transformación visible del
objeto.

El transito de los cambios cuantitativos a cualitativos, ley del desarrollo.

Como he quedado dicho, el cambio de la cantidad dentro de ciertos limites no conduce al cambio del estado
cualitativo del objeto. Pero en cuanto esos limites se rebasan o la medida se infringe, los cambios
cuantitativos, que antes parecieran poco importantes, originan sin falta transformaciones radicales,
cualitativas. La cantidad pasara a calidad. Los cambios puramente cuantitativos se truecan en diferencias
cualitativas.

El transito de los cambios cuantitativos a cualitativos es una ley universal del desarrollo del mundo material.

3
En la realidad objetiva no solo se efectúa el transito de los cambios cuantitativos a cualitativos, sino el proceso
inverso: el aumento de la cantidad debido a los cambios cualitativos. Como ejemplo, el cambio radical,
cualitativo del régimen social (sustitución del capitalismo por el socialismo) causo una alteración considerable
de los índices cuantitativos, por ejemplo, el aumento el volumen de la producción industrial y agrícola,
incremento del ritmo del desarrollo económico y cultural, etc. Los cambios cuantitativos y cualitativos, están,
por tanto, ligados entre si y dependen unos de otros.

Los cambios cuantitativos presentan un carácter relativamente lento, continuo, mientras que las
transformaciones cualitativas se interrumpen, tienen la forma de saltos. El desarrollo se manifiesta, pues,
como la unidad de dos formas o fases distintas, pero interdependientes: continuidad y discontinuidad (formas
de saltos). Continuidad: en el desarrollo es una fase de acumulaciones cuantitativas lentas e imperceptibles.
No afecta a la calidad del objeto sino que introduce en él insignificantes cambios cuantitativos y constituye un
proceso de aumento o disminución de lo existente. La Discontinuidad es una fase de cambios cualitativos
radicales del objeto, un momento o periodo de transformación de la calidad vieja en otra nueva. A diferencia
de los cambios cuantitativos, lentos y ocultos, el salto es un cambio mas o menos manifiesto, relativamente
rápido de la calidad del objeto. Estos cambios se operan con relativa rapidez incluso cuando las
transformaciones cualitativas adquieren la forma de transito gradual. Como quiera que debido al salto se
destruye lo viejo y nace lo nuevo, lo avanzado, los saltos tienen inmensa importancia en el desarrollo.

La esencia de la ley dialéctica del transito de los cambios cuantitativos a cualitativos esta en que a todos
los objetos y fenómenos les son inherentes los rasgos de cantidad y calidad. La cantidad y la calidad
están vinculados entre sí , pasando en el proceso de desarrollo, los cambios cuantitativos graduales e
imperceptibles a cambios radicales cualitativos. Este paso se realiza en forma de salto.

03. LEY DE LA NEGACIÓN DE LA NEGACIÓN

La ley de la negación de la negación da a conocer la dirección general, la tendencia, del desarrollo del mundo
material.

Para comprender la esencia y alcance de esta ley de debe poner en claro, ante todo, que es la negación
dialéctica y que lugar ocupa en el desarrollo.

En cualquier campo de la realidad material se opera constantemente el proceso de muerte de lo viejo, caduco,
y nacimiento de lo nuevo, progresivo. La sustitución de lo viejo por lo nuevo, de lo que muere por lo que
nace, es precisamente el desarrollo; y el propio vencimiento de lo viejo por lo nuevo, que surge a base de lo
viejo, se llama negación.

El termino negación, lo introdujo Hegel en la filosofía, pero imprimiéndole un sentido idealista. Según Hegel,
la negación se basa en le desarrollo de la idea, del pensamiento.

Marx y Engels conservaron el termino de negación, interpretándolo de manera materialista. Mostraron que la
negación constituye un momento inseparable del desarrollo de la propia realidad material. En ninguna esfera
puede existir desarrollo que no niegue sus formas precursoras de existencia. El desarrollo de la corteza
terrestre, por ejemplo, paso varias épocas geológicas, siendo cada nueva época, que surgía a base de la
anterior, determinada negación de la vieja. En el mundo orgánico cada especie nueva de planta o animal ,
surgida a base de la vieja, es al mismo tiempo su negación. Las historia de la sociedad constituye también una
cadena de negaciones de viejos regímenes sociales por nuevos, la sociedad primitiva fue negada por la
esclavista, la esclavista fue negada por la feudal, el feudalismo por el capitalismo y el capitalismo por el
socialismo. La negación es también inherente al desarrollo del conocimiento, de las ciencias. Cada teoría
nueva, mas perfecta, vence a la vieja, menos perfecta. La negación no es traído al objeto o fenómeno desde el
exterior. Es el resultado de su propio desarrollo interior.

4
Los objetos y fenómenos como ya sabemos, son contradictorios y, al desarrollarse a base de las
contradicciones internas, crean en ellos mismos las condiciones de su propia destrucción para pasar a otra
calidad nueva, superior. La negación es precisamente la superación de lo viejo a base de las contradicciones
internas, el resultado del autodesarrollo y automovimiento de los objetos y fenómenos.

Así, hemos aclarado que, como resultado de la negación , se resuelve una u otra contradicción , se destruye lo
viejo y se consolida lo nuevo. Mas ¿ Cesa el desarrollo ahí?, no, el desarrollo no se interrumpe con el
nacimiento de lo nuevo. Lo nuevo no es eternamente nuevo, Al desarrollarse, prepara premisas y condiciones
para el nacimiento de algo mas nuevo y avanzado.

Tan pronto como estas premisas y condiciones maduren, vuelve a manifestarse la negación, esta es ya la
negación de la negación, o sea, la negación de lo que antes venciera a lo viejo, la sustitución de lo nuevo por
algo mas nuevo: El novismo. El resultado de esta segunda negación vuelve a ser negado , vencido y así
sucesivamente.

El desarrollo se manifiesta, pues, como incontable multitud de negaciones que se suceden una a la otra, como
una sustitución infinita y superación de lo viejo por lo nuevo, he ahí el carácter progresivo del desarrollo.

La afirmación que el carácter progresivo del desarrollo es el rasgo principal, pero no el único, de la ley de la
negación de la negación. Esta ley no caracteriza el desarrollo como un movimiento rectilíneo, sino como un
movimiento extraordinariamente complejo, algo asi como un proceso en forma de espiral en el que se repiten
de cierto modo las etapas recorridas y se retrocede, en cierto sentido, hacia el pasado.

Es un desarrollo que parece repetir las etapas ya recorridas, pero de otro modo, sobre una base mas alta
(negación de la negación); un desarrollo que no discurre en línea recta sino en espiral. El carácter espiral del
desarrollo es propio de distintas esferas de la realidad.

La esencia de la ley de negación de la negación en el desarrollo se produce negando lo viejo por lo


nuevo, la inferior por lo superior. Por cuanto lo nuevo, al negar lo viejo, conserva y desarrolla sus
rasgos positivos, el desarrollo adquiere un carácter progresivo. Al mismo tiempo discurre en espiral,
repitiendo en las fases superiores algunos aspectos y rasgos de las inferiores.