Você está na página 1de 15

Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

Manual de preparación para el

Adviento
Navidad
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

Introducción
¡Hola hermanos! Hoy queremos hablarles de la Navidad. La Navidad es la fi-
esta central de todos los cristianos: ¡Es el nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios!
Celebramos la cercanía y la ternura de Dios que ha querido compartir muy de
cerca la vida con toda su creación. Por ello es importante darnos cuenta que es
a Dios a quién celebramos en la Navidad.

Muchas veces en el tiempo de Navidad caemos en la distracción del “consumo”


y nos concentramos en los regalos, ropas, comidas y pensamos que si no
tenemos todo eso no somos felices. Esto es una gran pena pues la verdadera
felicidad es el amor que Jesús nos trae en cada Navidad: la Paz, el Amor y la
Justicia entre todos nosotros.

Entonces la fiesta tendrá sentido si ponemos al Niño Dios como el centro de


nuestra celebración ¡el centro de nuestras vidas!

Para celebrar la Navidad necesitamos un tiempo de preparación. Ese tiempo


se llama Adviento, que dura cuatro semanas.

El Adviento quiere prepararnos y enseñarnos que lo más importante es el cam-


bio que podemos hacer en nuestra vida personal y familiar. Para que haya
unión y comprensión en el hogar, es necesario un cambio de actitud muy dis-
tinta de la que manda la sociedad del “compra, compra...”

Y ¿cómo debe ser esa nueva actitud? Pues mejorando nuestro comportamien-
to, leyendo la Biblia, orando con nuestra familia, reflexionando y dialogando en-
tre esposos y con los hijos. Esto abrirá el corazón y descubriremos que podem-
os ser mucho más generosos de lo que somos, que tenemos una capacidad
de amar que ahora ni sospechamos. Hasta descubriremos que los sufrimientos
de la vida, asumidos con fe, se convierten en fuente de bendiciones. Gracias a
Dios, podemos arrepentirnos. Podemos cambiar de vida y de corazón. A Dios
le encanta perdonar porque quiere que sus hijos estén con Él.

El Adviento es el tiempo en el que el Señor nos dice que, con su gracia y ayuda,
eliminemos nuestros caprichos y vicios y entremos así de nuevo en el plan que
Él tiene para que seamos felices. Es una invitación a cambiar de vida de pre-
pararnos para la venida de Jesús.

Adviento es un tiempo para recordar y celebrar, siempre de nuevo, lo que Dios


ha hecho por nosotros, por todos y lo seguirá haciendo incansablemente siem-
pre. El tiempo de Adviento culminará en Navidad.

Les invitamos a practicar esta preparación y a celebrar ¡cómo debe ser! la


venida de Jesús al mundo, con amor, en paz y en familia.
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

La Corona de Adviento
En el tiempo del Adviento la Iglesia usa un símbolo que se llama “Corona de
Adviento” esta corona es puesta en las Iglesias y en la mesa de todos los
hogares católicos.

Origen:

La Corona de Adviento con sus cuatro velas es un símbolo tradicional de Ale-


mania difundido por todo el mundo. Representaba el ruego para que el dios-sol
regresara con su luz y calor durante el invierno. Los cristianos, al ver en Jesu-
cristo el origen de la vida y luz espiritual, usamos este símbolo para expresar
que Cristo es quien trae la luz y el calor para la vida de toda la humanidad.

Significado:

El círculo: recuerda que la vida y el amor de Dios


son eternos. Dios no tiene principio ni fin siempre fue,
es y será y a Él le confiamos toda nuestra vida y la
del mundo entero.

El color verde de las hojas: significa la esperanza


de la vida puesta en nuestro Señor Jesucristo que
viene para amarnos.

Las cuatro velas que se colocan alrededor, significan


la luz de Cristo que vence a las tinieblas del pecado, son tres de color morado,
que hablan del deseo de cambio o conversión y una rosada que habla de la
alegría vivida con María, por la pronta llegada de Jesús.

La vela blanca: es la quinta vela que se pone al centro de la corona la noche


de Navidad, ella simboliza la Luz de Jesús que, con su nacimiento, viene a
iluminar la vida de toda la creación.

Celebración:

Es una costumbre que reúne a la familia y es en torno a esta corona que sug-
erimos se realice la celebración del tiempo del Adviento. Cada domingo toda
la familia hace una oración alrededor de la corona y se enciende una vela
cada semana. La noche del 24 de diciembre, después de participar de la cel-
ebración de la Misa de Gallo se enciende por último la vela blanca y se lee del
Evangelio el relato del Nacimiento de Jesús (Lucas 2,6-16). Luego, cantando
villancicos, se «acuesta al niño Jesús» en el pesebre. Finalmente se le ofrece
al Niño un regalo (puede ser un cambio de actitud con algún miembro de la
familia) todos juntos rezan la oración del Padre Nuestro y el Ave María. Al final
nos damos todos un abrazo de Paz y Amor.
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

CELEBRACIÓN DE ADVIENTO EN FAMILIA


Primer Domingo de Adviento
Tema: “El amor en la familia”

1º Sentarse alrededor de la Corona de Adviento.

2º El varón de mayor edad enciende la primera vela morada,


esa primera vela significará la luz de Jesús que nos invita
a la conversión de corazón.

3º Inicio: Luego una persona dirige la oración:


En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Luego apagan las luces y se lee el evangelio de San Juan 3, 7-11:
“Amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios. Y todo el que ama
ha nacido de Dios y conoce a Dios. En esto se manifestó el amor que
Dios nos tiene: en que Dios envió a su Hijo único. A Dios nadie lo ha
visto nunca, pero si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece
en nosotros.”
* Palabra del Señor
* Todos contestan: Gloria a ti, Señor Jesús.

4º Para reflexionar:
Hacer la siguiente pregunta ¿Qué actos de amor hemos hecho por alguno
de los miembros de nuestra familia? Tratemos de compartir todos.

5º Propósitos:
Después de la reflexión, cada miembro de la familia dirá cuál será su
propósito para mejorar y hará un compromiso para cumplirlo durante la se-
mana.

6º Peticiones:
Si alguno desea puede hacer una petición antes de la oración final.

7º Oración final:
Dios Padre, gracias por darnos una familia. Te pedimos que, ahora que
comienza el adviento, podamos demostrarnos el amor que nos tenemos y
vivamos cada día más unidos. Te rogamos llenes nuestro hogar de tu amor.
Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

8º Despedida: Todos los miembros de la familia se toman de la mano y rezan


juntos un Padre nuestro y tres Ave María, para terminar se canta esta can-
ción:
«Ven, ven Señor, no tardes»

Ven, ven Señor, no tardes;


Ven, ven que te esperamos:
Ven, ven Señor, no tardes;
Ven pronto Señor.
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

Segundo Domingo de Adviento


Tema: “El servicio en la familia”

1º Sentarse alrededor de la Corona de Adviento.

2º La mujer de mayor edad enciende la primera y la segunda


vela morada, que significa la luz de Jesús que ilumina y
acompaña la vida de la familia.

3º Inicio: Luego una persona dirige la oración:


En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Luego apagan las luces y se lee el evangelio de San Marcos 10, 43.45:
“No ha de ser así entre ustedes; antes, si alguno de ustedes quiere
ser grande, sea su servidor; y el que de ustedes quiera ser el primero,
sea siervo de todos, pues tampoco el Hijo del hombre ha venido a
ser servido, sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos.”
* Palabra del Señor
* Todos contestan: Gloria a ti, Señor Jesús.

4º Para reflexionar:
Hacer la siguiente pregunta: En nuestro hogar ¿cómo nos ayudamos unos
a otros diariamente? Tratemos de compartir todos.

5º Propósitos:
Después de la reflexión, cada uno dirá cual será su compromiso a cumplir
en la semana.

6º Peticiones:
Se puede hacer una petición antes de la oración final.

7º Oración final:
Padre, que nos has dado una familia en la que todos nos ayudamos y
somos felices, te pedimos bendigas nuestros trabajos y tareas de todos los
días para que cumplamos con más ganas y alegría la misión que nos toca
hacer a cada uno de nosotros en nuestro hogar. Amén.

8º Despedida: Todos los miembros de la familia se toman de la mano y rezan


juntos un Padre nuestro y tres Ave María, para terminar se canta esta
canción:
«Amar es entregarse»

Amar es entregarse olvidándose de sí.


Buscando lo que al otro pueda hacerle feliz. (Bis)
Qué lindo es vivir para amar qué grande es tener para dar.
Dar alegría y felicidad, darse uno mismo eso es amar (Bis).
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

Tercer Domingo de Adviento


Tema: “Hagamos mejor las cosas en familia”

1º Sentarse alrededor de la Corona de Adviento.

2º El hijo(a) mayor enciende las dos velas moradas y la


tercera vela que es de color rosada, esta vela representa
la luz de Jesús que trae alegría a nuestra vida.

3º Inicio: Luego una persona dirige la oración:


En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Luego apagan las luces y se lee el evangelio de San Mateo 5, 13-16:
“Ustedes son la sal de la tierra; pero si la sal se desvirtúa, ¿con qué
se la salará? Ustedes son la luz del mundo. No puede ocultarse una
ciudad asentada sobre un monte, ni se enciende una lámpara y se la
pone bajo la mesa, sino sobre el candelero, para que alumbre a
cuantos hay en la casa. Así ha de lucir su luz ante los hombres, para
que, viendo sus buenas obras, glorifiquen a su Padre, que está en
los cielos.”
* Palabra del Señor
* Todos contestan: Gloria a ti, Señor Jesús.

4º Para reflexionar:
Después de la lectura, se guarda silencio y se hace la siguiente pregunta:
¿qué cosas buenas hago por mi familia? compartamos todos.

5º Propósitos:
Cada miembro de la familia puede decir qué obra buena promete hacer para
el bien de su familia durante esta semana y lo que promete debe cumplirlo.

6º Peticiones:
Si alguno desea puede hacer una petición antes de finalizar.

7º Oración final:
Padre, en nuestra familia crecemos y aprendemos a ser mejores, te pedimos
hoy que nos ayudes a ser una buena familia cristiana y ser ejemplo para
los que nos rodean. Danos la fuerza para mejorar o cambiar lo que sea
necesario de nosotros y que nuestra familia sea mejor cada día. Amén.

8º Despedida: Todos los miembros de la familia se toman de la mano y rezan


juntos un Padre Nuestro y tres Ave María y se canta esta canción:

«Mi amigo Jesús»: Quiero cantar una linda canción a un hombre que me
transformó. Quiero cantar una linda canción a Aquél que mi vida cambió. Es mi
amigo Jesús, es mi amigo Jesús. Él es Dios, Él es Rey, es Amor, es Verdad.
Sólo en Él encontré esa paz que busqué. Sólo en Él encontré la felicidad.
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

Cuarto Domingo de Adviento


Tema: “Dios es la base de nuestra familia”

1º Sentarse alrededor de la Corona de Adviento.

2º El hijo (a) menor de la casa enciende las tres velas


anteriores y la cuarta vela morada. Esta última vela
representa la cercanía de la luz de Jesús.

3º Inicio: Luego una persona dirige la oración:


En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Luego apagan las luces y se lee el evangelio de San Mateo 7, 24-25:
“Aquel, pues, que escucha mis palabras y las pone por obra, será el
varón prudente, que edifica su casa sobre roca. Cayó la lluvia, vinieron
los torrentes, soplaron los vientos y dieron sobre la casa; pero no
cayó, porque estaba fundada sobre roca.”
* Palabra del Señor
* Todos contestan: Gloria a ti, Señor Jesús.

4º Para reflexionar:
Guardar silencio y hacer la siguiente pregunta: ¿De qué manera se ha
manifestado la presencia de Dios en nuestra familia durante el año? ¿Lo
hemos dejado actuar o le hemos estorbado? Tratemos de compartir todos.

5º Propósitos:
Después de la lectura, cada uno de los miembros de la familia, dirá cuál es
su compromiso para la semana y se comprometerá a cumplirlo.

6º Peticiones:
Si alguno desea puede hacer una petición antes de finalizar.

7º Oración final:
Padre, que nos has dado una familia en la cual te hemos conocido y amado,
ayúdanos a vivir teniéndote siempre presente en nuestras vidas. Te pedimos
que en esta Navidad nos regales el quedarte con nosotros en nuestros
corazones y sentir que vives en nuestro hogar y en nuestras familias. Amén.

8º Despedida: Todos los miembros de la familia se toman de las manos para


rezar juntos un Padre Nuestro y tres Ave María y se canta esta canción:

«El camino que lleva a Belén»,


baja hasta el valle que la nieve cubrió.
Los pastorcillos quieren ver a su Rey,
le traen regalos en su humilde zurrón.
Ropo pom pom, ropo pom pom.
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

EL PESEBRE DE NAVIDAD
Todos los años, después de la primera quincena del mes de Diciembre, en
cada hogar cristiano se construye un pesebre de Navidad. Esta tradición nos
llega del siglo XII, en que San Francisco de Asís inicia esta hermosa costumbre
para resaltar ese momento tan maravilloso que nos recuerda el nacimiento de
nuestro Señor Jesucristo, el amor de Dios por la humanidad.

Es importante, por ello, conocer el significado de cada personaje y símbolo


que contemplamos en el pesebre de Navidad; la mejor manera de aprender es
dentro de un ambiente de oración y celebración. Los personajes y elementos
que aparecen están cargados de simbolismos que podemos aplicar a nuestra
vida diaria.

A continuación te presentamos una pequeña octava de Navidad (ocho días


antes de la navidad), en la que contemplando los personajes del pesebre
puedes hacer una oración personal y familiar. También te presentamos una
pequeña oración para la noche de Navidad frente al pesebre.

Una persona debe ser responsable de la oración de cada día.

1º Día: El Establo

Guía: En el nombre del Padre, y del Hijo,


y del Espíritu Santo, Amén.

Luego el guía lee lo siguiente:

EL ESTABLO, fue el lugar donde nació Jesús. Cuando llegó la hora en


que María tenía que dar a luz a Jesús, nadie quería acogerlo en su casa.
Entonces Jesús tuvo que nacer en un sencillo y humilde establo (un
pesebre), un lugar donde duermen los animales del campo; el lugar más
sencillo, pobre, pero, un lugar lleno de amor y de paz. Lo más importante
en un hogar no sólo es el dinero y las riquezas, sino, el amor, la paz y la
comprensión. Pidamos al Señor que nos acompañe en esta casa, que
sane los corazones, que anime nuestra fe y esperanza.

* Una persona pone la paja o la cunita de Jesús en el pesebre.


* Luego un minuto de silencio.

ORACIÓN: Después todos rezan una decena del rosario.


Terminamos cantando: “Ven, ven Señor no tardes, ven, ven que te esperamos;
ven, ven Señor no tardes, ven pronto Señor”
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

2º Día: El Hermano Burro y el Hermano Buey

Guía: En el nombre del Padre, y del Hijo,


y del Espíritu Santo, Amén.

Luego el guía lee lo siguiente:

EL BURRO, representa la humildad y la disponibilidad


para el servicio, nos enseña la humildad que todo
siervo de Cristo debe tener. Debemos aprender de
este sencillo animalito a ser serviciales y llevar con
humildad los esfuerzos de cada día.

EL HERMANO BUEY, es fuerte, robusto, trabaja en el campo ayudando


al campesino a realizar el sembrado para conseguir el alimento de cada
día, le toca el trabajo más pesado, pero no se rinde. De la misma manera
nosotros debemos ser fuertes en nuestra fe y fieles a Jesús hasta el final.
Debemos trabajar y esforzarnos para conseguir el pan de cada día para
nuestra familia.

* Una persona pone el burro y el buey en el pesebre.


* Luego un minuto de silencio.

ORACIÓN: Después todos rezan una decena del rosario.


Terminamos cantando: ““Ven, ven Señor no tardes, ven, ven que te esperamos;
ven, ven Señor no tardes, ven pronto Señor” u otro canto Navideño.

3º Día: Los Ángeles

Guía: En el nombre del Padre, y del Hijo,


y del Espíritu Santo, Amén.

Luego el guía lee lo siguiente:

LOS ÁNGELES, son los que están muy cerca de Dios.


Los ángeles son los que no se dejan ver, son seres espirituales, son
mensajeros de Dios, ellos traen el mensaje de Dios a la humanidad sin
esperar agradecimiento alguno. Ellos anunciaron la buena noticia del
nacimiento de Jesús a los pastores. Pidamos al Señor para que nos
ayude con su amor a valorar y desarrollar la vida espiritual y no sólo la
vida corporal y material.
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

* Una persona pone los ángeles en el nacimiento.


* Luego un minuto de silencio.

ORACIÓN: Después todos rezan una decena del rosario.


Terminamos cantando: ““Ven, ven Señor no tardes, ven, ven que te esperamos;
ven, ven Señor no tardes, ven pronto Señor”

3º Día: Los Pastores

Guía: En el nombre del Padre, y del Hijo,


y del Espíritu Santo, Amén.

Luego el guía lee lo siguiente:

LOS PASTORES, eran la gente más pobre


y sencilla, se ganaban la vida cuidando
y pasteando animales y fueron ellos los
primeros que recibieron la buena noticia y
contemplaron al Niño Jesús. Dios lo realizó así para demostrar a toda la
humanidad que sus preferidos son los más pobres y sencillos, aquellos
que para los ojos del mundo no valen nada.

Como cristianos debemos ser solidarios con el hermano y hermana


que más sufre. Señor ayúdanos a acercarnos a Ti como lo hicieron los
pastores.

* Una persona pone los pastores en el pesebre.


* Luego un minuto de silencio.

ORACIÓN: Después todos rezan una decena del rosario.


Terminamos cantando: ““Ven, ven Señor no tardes, ven, ven que te esperamos;
ven, ven Señor no tardes, ven pronto Señor” u otro canto Navideño.

5º Día: Los Tres Reyes

Guía: En el nombre del Padre, y del Hijo,


y del Espíritu Santo, Amén.

Luego el guía lee lo siguiente:


Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

LOS TRES REYES, es la piedad popular la que


da el título de reyes y da nombre a cada uno de
ellos: Melchor, Gaspar y Baltasar. Sólo sabemos
que se dedicaban al estudio de las estrellas,
eran sabios y representan a todos los pueblos, a
todos los gobernantes del mundo, aquellos que
abren su corazón a Dios.

Le ofrecen lo mejor: La MIRRA como el mejor


perfume aromático para Jesús, el INCIENSO
como símbolo de culto al único verdadero Dios,
y el ORO como símbolo de entregar a Dios lo
mejor y lo más valioso de nuestra vida. Jesús
quiere que sigamos su ejemplo, quiere que lo
reconozcamos como el único Rey y Señor.

Señor Jesús te pedimos que ilumines nuestras vidas para no seguir el


ejemplo de los reyes de este mundo; ilumina también nuestra familia,
guíala por el camino de tu reino de paz, justicia, amor y verdad.

* Una persona pone a los tres reyes en el pesebre.


* Luego un minuto de silencio.

ORACIÓN: Después todos rezan una decena del rosario.


Terminamos cantando: ““Ven, ven Señor no tardes, ven, ven que te esperamos;
ven, ven Señor no tardes, ven pronto Señor” u otro canto Navideño.

6º Día: La Estrella de Belén y el Gallo

Guía: En el nombre del Padre, y del Hijo,


y del Espíritu Santo, Amén.

Luego el guía lee lo siguiente:

EL GALLO: El canto del gallo es el canto


de la victoria, de la alegría, pues Jesús por amor viene a quedarse y
compartir la vida con nosotros.

LA ESTRELLA: Otro símbolo que contemplamos en el naci-miento es la


estrella de Belén. Para nosotros es el símbolo de la luz que nos guía y
orienta hacia el encuentro con Jesús Hijo de Dios. Pidamos al Señor para
que podamos acogerle como la única luz de nuestras vidas, que guíe
nuestro corazón; que ansiemos encontrarlo en el hermano que sufre, en
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

el niño desamparado, en el anciano que pide atención,


en nuestros hijos que piden nuestro amor y en nuestro
cónyuge que quiere seguir compartiendo la vida a
pesar de las dificultades.

* Una persona pone el gallo y la estrella en el nacimiento.


* Luego un minuto de silencio.

ORACIÓN: Después todos rezan una decena del rosario.


Terminamos cantando: ““Ven, ven Señor no tardes, ven, ven que te esperamos;
ven, ven Señor no tardes, ven pronto Señor” u otro canto Navideño.

7º Día: San José

Guía: En el nombre del Padre, y del Hijo,


y del Espíritu Santo, Amén.

Luego el guía lee lo siguiente:

SAN JOSÉ, fue un humilde carpintero, no


tenía riquezas, pero tenía un gran corazón
para acoger el plan de Dios. Amó y cuidó a
Jesús como su verdadero hijo. Él nos enseña que padre no es aquel que
engendra sino aquel quien cría y da la vida por el hijo.

Señor te pedimos por todos los padres para que verdaderamente amen a
sus hijos y respeten a sus esposas. Que te den gracias por la dicha que les
das de ser padres. Te pedimos por todos los niños que no tienen padres,
por aquellos que teniéndolo se sienten desprotegidos y abandonados.
Bendice a todos los padres y convierte sus corazones cada día.

* Una persona pone a San José en el nacimiento.


* Luego un minuto de silencio.

ORACIÓN: Después todos rezan una decena del rosario.


Terminamos cantando: ““Ven, ven Señor no tardes, ven, ven que te esperamos;
ven, ven Señor no tardes, ven pronto Señor” u otro canto Navideño.

8º Día: La Virgen María

Guía: En el nombre del Padre, y del Hijo,


y del Espíritu Santo, Amén.
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

Luego el guía lee lo siguiente:

SAN JOSÉ, fue un humilde carpintero, no tenía


riquezas, pero tenía un gran corazón para acoger
el plan de Dios. Amó y cuidó a Jesús como su
verdadero hijo. Él nos enseña que padre no es
aquel que engendra sino aquel quien cría y da la
vida por el hijo.

Señor te pedimos por todos los padres para que


verdaderamente amen a sus hijos y respeten a
sus esposas. Que te den gracias por la dicha
que les das de ser padres. Te pedimos por todos los niños que no
tienen padres, por aquellos que teniéndolo se sienten desprotegidos y
abandonados. Bendice a todos los padres y convierte sus corazones
cada día.

* Una persona pone a San José en el nacimiento.


* Luego un minuto de silencio.

ORACIÓN: Después todos rezan una decena del rosario.

Terminamos cantando: ““Ven, ven Señor no tardes, ven, ven que te esperamos;
ven, ven Señor no tardes, ven pronto Señor” u otro canto Navideño.

Nota: La oración del NIÑO JESÜS, se debe realizar la misma noche del 24 de
Diciembre, puede ser antes de las doce de la noche, o también puede hacerse
después que se pone al niño en el nacimiento y después de los abrazos de
Navidad, es decir antes de la cena de noche buena.
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

LA NOCHE DEL 24 DE DICIEMBRE


9º Día: El Niño Jesús
Manual de Preparación para el Adviento y Navidad

Guía: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén.

Luego el guía lee lo siguiente:

EL NIÑO JESÚS, representa el gran amor de Dios por nosotros: El


nacimiento del Hijo de Dios. Podemos ver en el nacimiento el amor y la
ternura de Dios, expresado en un tierno, frágil, transparente e inocente
niño. Esta noche la contemplación de la cercanía de Dios en nuestras
vidas sea nuestra alegría y nuestro gozo, para cantar junto con los ángeles
y los pastores la buena noticia que proclamaron los ángeles.

Y así poder decirle a Jesús Niño:

NIÑO JESÚS, NAVIDAD ES MORIR Y NACER CONTIGO, PARA AMAR Y


DEFENDER LA VIDA. Niño Jesús enséñanos a amarnos como verdaderos
hijos de Dios.

* Un niño pone al Niño Jesús en el pesebre.


* Luego un momento de silencio.

ORACIÓN: Después rezan una decena del rosario.

* A continuación todos se dan el abrazo de NAVIDAD.


* Se puede cantar “Noche de Paz” u otros villancicos.

Noche de paz, noche de amor


todo duerme, en derredor
entre los astros que esparcen su luz
bella anunciando al Niñito Jesús
brilla la estrella de paz. (BIS)
Noche de paz, noche de amor
ved que bello resplandor
luce el rostro del Niño Jesús
en el pesebre del mundo la luz
astro de eterno fulgor. (BIS)
Noche de paz, noche de amor
oye humilde el fiel pastor
coros celestes que anuncian salud
gracias y glorias en gran plenitud
por nuestro buen Redentor. (BIS)