Você está na página 1de 79

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL DE ARQUEOLOGÍA 

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza 
Prácticas pre Profesionales II 
  Augusto Enrique Bazán Pérez  ae.bazan.p@gmail.com  2008       

Informe Final Corregido para el control del curso de Prácticas Pre Profesionales II, dirigido por el  Dr. Julián Idilio Santillana 

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

TABLA DE CONTENIDO

TABLA DE CONTENIDO__________________________________________________2 1 2 3 RESUMEN DEL TRABAJO_________________________________________________5 HIPÓTESIS PLANTEADA_________________________________________________11 MARCO METODOLÓGICO_______________________________________________13 3.1 3.2 3.3 4 Elaboración del Marco Comparativo____________________________________13 Estudio Intra Sitio__________________________________________________14 Comparaciones Inter Sitio____________________________________________15

DATOS_________________________________________________________________17 4.1 Marco Comparativo_________________________________________________16 4.1.1 4.1.2 4.1.3 4.1.4 4.2 Pampa de Llamas – Moxeke____________________________________18 Sechín Alto_________________________________________________23 Las Haldas__________________________________________________25 Mandinga__________________________________________________27

Estudio Intra Sitio__________________________________________________29 4.2.1. Componentes Arquitectónicos__________________________________29 4.2.1.1. Montículo Principal____________________________________30 4.2.1.2. Montículo B__________________________________________32 4.2.1.3. Montículo C__________________________________________33 4.2.1.4. Plaza I_______________________________________________33 4.2.1.5. Plaza II ______________________________________________34 4.2.1.6. Plaza IIa_____________________________________________34 4.2.1.7. Plaza III_____________________________________________34 4.2.1.8. Sector B_____________________________________________35 4.2.1.8.1 Secuencia de Paramentos___________________35

Augusto Enrique Bazán Pérez

4.2.1.8.2 4.2.1.8.3 4.2.1.8.4

Estructura A_____________________________35 Estructura B_____________________________36 Estructura C_____________________________36

4.2.2. Orientación_________________________________________________36 4.2.3. Cerámica Asociada___________________________________________36 5 6 BIBLIOGRAFÍA_________________________________________________________38 ANEXOS_______________________________________________________________43 Fig. 1 Valle de Fortaleza__________________________________________________43 Fig. 2 Sitio de Huaricanga_________________________________________________44 Fig. 3 Sitio y Quebrada___________________________________________________45 Fig. 4 Pampa de Llamas-Moxeke ___________________________________________46 Fig. 5 Sechín Alto _______________________________________________________47 Fig. 6 Las Haldas ________________________________________________________48 Fig. 7 Mandinga ________________________________________________________49 Fig. 8 Plano Esquemático de Huaricanga _____________________________________50 Fig. 9 Plano Completo de Huaricanga _______________________________________51 Fig. 10 Adobe Cónico _____________________________________________________52 Fig. 11 Atrio ____________________________________________________________53 Fig. 12 Escalinata Plataforma Sur ____________________________________________54 Fig. 13 Huanca Derecha ___________________________________________________55 Fig. 14 Huanca Izquierda __________________________________________________56 Fig. 15 Plataforma Sur ____________________________________________________57 Fig. 16 Recintos en la cima _________________________________________________58 Fig. 17 Pozo de huaqueo oeste ______________________________________________59 Fig. 18 Depresión desde adentro _____________________________________________60 Fig. 19 Depresión desde afuera ______________________________________________61 3   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 20 Plataforma Trasera _________________________________________________61 Fig. 21 Muro Este de Montículo Principal (MP)_________________________________62 Fig. 22 Lado escalonado ___________________________________________________63 Fig. 23 Vista de Montículo B (MB) desde MP __________________________________64 Fig. 24 Técnica elaborada en MB ____________________________________________65 Fig. 25 Técnica elaborada en MB ____________________________________________65 Fig. 26 Ortostato en MB ___________________________________________________66 Fig. 27 Muro doble Cara en Montículo C (MC)_________________________________67 Fig. 28 Muro doble en MC _________________________________________________68 Fig. 29 Ala oeste en MC ___________________________________________________68 Fig. 30 Muro oeste MC ____________________________________________________69 Fig. 31 Ortostato en MC ___________________________________________________70 Fig. 32 Ortostato en recinto noroeste _________________________________________71 Fig. 33 Plaza I ___________________________________________________________72 Fig. 34 Plaza II __________________________________________________________72 Fig. 35 Plaza IIa _________________________________________________________73 Fig. 36 Ortostato en Sector B (SB)___________________________________________74 Fig. 37 Ortostato en SB ____________________________________________________74 Fig. 38 Pozo de huaqueo en SB _____________________________________________75 Fig. 39 Frontis de Estructura A (EA)__________________________________________75 Fig. 40 Huanca de EA _____________________________________________________76 Fig. 41 Frontis de Estructura B (EB) en SB ____________________________________77 Fig. 42 Frontis de EB en SB ________________________________________________77 Fig. 43 División de Estructura C (EC) en SB ___________________________________78 Fig. 44 Huanca en EC _____________________________________________________79

Augusto Enrique Bazán Pérez

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

1 RESUMEN DEL TRABAJO En este informe se consigna el marco metodológico, su justificación y los datos recogidos provenientes del campo y fuentes bibliográficas, que serán el sustento o evidencia material para futuras interpretaciones acerca del proceso histórico por parte del o los grupos sociales que una vez habitaron en los alrededores, sino en el mismo asentamiento, del sitio de Huaricanga, también conocido como el Castillo de Huaricanga, así como también los procesos sociales que se desarrollaron para el Periodo Formativo en el Valle de Fortaleza, que parece estar muy relacionado a los desarrollos producidos en los valles vecinos norteños cuando menos. En esta presentación pasamos a resumir nuestro objetivo de estudio, la región abordada, antecedentes de investigación arqueológica y aspectos preliminares del sitio en proceso de investigación.

El estudio pretende ser un paso y pequeño aporte al conocimiento en cuanto a arqueología se refiere. Una vez lograda esta meta, modesta a nuestro parecer, se podrían crear las bases para tentar objetivos más grandes, los cuales se lograrán mediante excavaciones arqueológicas e investigaciones al menos para ciertos sectores del valle. Sabemos muy poco acerca del Período Formativo en la Costa Nor Central, con respecto a las ocupaciones humanas de este en los valles del norte chico, y viendo esta situación en comparación a los datos y al conocimiento que poseemos para con la costa norte (valles de Casma y Nepeña sobre todo) y un tanto la costa central, la diferencia en el ámbito de investigación arqueológica es ingente. La investigación planteada, en resumidas cuentas, trata de ver la
posibilidad de la extensión de un patrón característico de la zona de Casma, Culebras y Huarmey, 5   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Patrón Casmeño 1 , para tiempos del Formativo Temprano (1800-1000 a.C.) en el valle de Fortaleza 2 , específicamente en el Sitio de Huaricanga. Es a partir del valle de Casma que se forman los sitios tipo característicos de este patrón arquitectónico del Formativo Temprano. Los sitios de Las Haldas (Lanning 1967, Fung 1969, Grieder 1975, Matsuzawa 1978, Pozorski y Pozorski 1987), Sechín Alto (Tello 1956; Fung y Williams 1977; Collier 1962, Thompson 1962, Pozorski y Pozorski 1986, 1987; Wilson 1995) y Pampa de Llamas-Moxeke (Tello 1956; Collier 1962; Thompson 1962; Pozorski y Pozorski 1986, 1987; Wilson 1995). Siguiendo hacia el sur, en el valle de Culebras, Edward Lanning (1967) menciona que una réplica a menor escala del sitio de las Haldas se presenta en el sitio de Culebras, la cual para el periodo anterior había sido una aldea precerámica. En el valle de Huarmey destaca el Sitio de Mandinga estudiado por Álvarez y Espinoza en una publicación de 1997. Ellos dan alerta de este sitio, el cual posee el estilo que ellos denominan (siguiendo a Lanning 1967) “tipo Haldas”, dando cuenta también de la presencia del mismo patrón en el sitio de Malpaso, aunque no hayan mayores referencias de este último (ver Bonavia 1982).

Se han planteado mediciones y barrida de datos de superficie del sitio en cuestión, así como su posterior comparación con los datos ofrecidos para los sitios con el despliegue del
                                                            
Se define al Patrón Casmeño de la siguiente manera: “El valle de Casma es notable por la calidad y dimensión de su arquitectura. Los edificios de Supe aparecen como pequeños altares y capillas –si la comparación es posible- con relación a las grandes catedrales casmeñas. El área de Casma comparte con Supe algunas características formales, pero la gran arquitectura del valle es de forma original. Convergen allí varias tradiciones: están la pirámide con depresión central (Olivar), la pirámide con brazos proyectados (Pallka) y los pozos ceremoniales. Como creación local están los complejos casmeños propiamente dichos, es decir (1) composiciones de pirámides con depresión central, patio rectangular, pozo ceremonial y de forma alargada en el trazo general (Sechín Bajo). La composición de pirámide cuadrada y patio rectangular hundido (Huaca de las Llamas) parece ser otra tradición, importada con la difusión Chavin. Esta variedad puede, no obstante, organizarse secuencialmente dentro de una cierta lógica ....Así, nuestra secuencia coloca en el nivel más antiguo a las pirámides importadas, después a los desarrollos locales y por último a los edificios chavinenses.” (Williams 1980, Pág.:408-410). Vale la pena resaltar que Carlos Williams, al delimitar a la tradición arquitectónica característica del valle de Casma, no sustenta ni menciona su presencia en los valles vecinos, solo menciona su difusión dentro de la cuenca, es más, estableciendo su presencia tan solo a tres sitios, Las Haldas, Sechín Alto y Pampa de Llamas – Moxeke. Salvo los errores cronológicos en base a su estudio tipológico de la arquitectura, quizá cometido por falta de evidencia para su tiempo, es plausible, salvo con ciertos ajustes, la definición dada.
2 1

Dicho patrón posiblemente se extienda hasta el Valle de Chao, aunque de pronto esto aún no sea muy seguro (ver Cárdenas 1998).

Augusto Enrique Bazán Pérez

mismo patrón arquitectónico en los valles antes mencionados. La recogida de datos y la comparación intra sitios nos ayudarán a discernir acerca de la posibilidad antes planteada.
El sitio en cuestión se ubica en el Valle de Fortaleza (Fig. 1), ubicado en la Costa Nor Central, región que incluye a este valle junto con los de Huaura, Supe y Pativilca. Los valles Nor centrales se encuentran ubicados en el extremo septentrional del actual departamento de Lima. Este sistema está geográficamente integrado por su proximidad física y la presencia de rasgos topográficos similares y comunes en cada uno de ellos. La cercanía de los tres más norteños permite la formación de una franja fértil de 25 Km., denominada “Complejo Pativilca” por Paul Kosok (1965). Se ha llamado mucho la atención acerca de esta región, desde tiempos del autor arriba citado, por su particular despliegue cultural material durante sus periodos tempranos, en especial, el Arcaico Tardío. La evidencia pre cerámica para estos tiempos es ingente, al punto de haber involucrado a varios investigadores, connacionales y extranjeros, para indagar acerca de las formaciones sociales para este tiempo y espacio. Los informes de estas investigaciones ayudarán a rescatar datos en bruto para la representación del grupo social desenvuelto en el Periodo Formativo, y sus dinámicas particulares. El Castillo de Huaricanga (Fig. 2) se encuentra en Coordenadas UTM: 18L 0198590 N8838578, a una altitud de 400 m.s.n.m., en la margen izquierda del río Fortaleza, a 1 Km al Suroeste del centro poblado de Huaricanga. El sitio abarca la margen izquierda de la desembocadura de una amplia quebrada seca llamada Huancapampa (Fig. 3) (según Carta Nacional 21h) (Haas y Ruiz 2003). Está dividido por la carretera que va hacia la ciudad de Huaraz. El sitio tiene al menos dos ocupaciones, una Arcaica Tardía y otra Formativa Temprana, ello a juzgar por el patrón arquitectónico visto en planta (Vega Centeno et al. 1998; Vega Centeno 2004, 2005) y por las últimas prospecciones preliminares y exámenes de superficie, tanto como los últimos fechados radiocarbónicos, cuyas muestras fueron recolectadas por medio de ejecuciones de pozos de prueba realizados en el lugar (Haas, Creamer y Ruiz 2004).

7   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

En la ficha que el Proyecto Arqueológico Norte Chico consigna para el sitio en cuestión (Haas, Creamer y Ruiz 2004), el área de interés a tratarse en este estudio vendría a denominarse como Sector A, mientras que para Vega Centeno y otros (1998) vendría a denominarse como Castillo de Huaricanga. A grandes rasgos este sitio es un Complejo Piramidal con planta en “U”, con secuencia de plazas cuadrangulares siguiendo un eje longitudinal sobre la base del montículo principal, orientado hacia el noreste. El Sector A o Castillo de Huaricanga, es asignable al Formativo Temprano (utilizando la subdivisión cronológica propuesta por Peter Kaulicke 1994) sobre la base de cronologías absolutas y relativas:

Formativo Temprano (1800/1500-1000 a.C.) –Absoluta: Fechado radiocarbónico recogido por la Misión Japonesa en 1958 (Ishida et al. 1960). No se sabe la procedencia de la muestra, la cual arroja una fecha de 3040±70 a.p. (G-609) o 1080 a.C (Ishida et al. 1960: 518) o 1090 a.C. (Pozorski y Pozorski 1986: 399 3 ). –Relativa: Sobre la base de la forma arquitectónica y cerámica superficial. Asignación cronológica relativa al Formativo Temprano o Periodo Inicial (Haas, Creamer y Ruiz 2004; Vega Centeno 2004).

Julio C. Tello es el primer arqueólogo en llegar por estos sitios, relacionando al Castillo de Huaricanga (nombre con el cual se conoce al sitio específico Formativo Temprano) con la ocupación Chavín en la costa peruana, en el marco de sus estudios acerca de los orígenes de la civilización en los andes centrales, dados entre las décadas de los 20s y 30s. En 1958, la expedición japonesa, antes de las intervenciones en Kotosh, dirigida por Eiichiro Ishida, reconoce al sitio, e incluso fecha su primera muestra a partir de un pedazo de shicra, a la que ellos denominan caña, arrojando la fecha de 3040±70 a.p. (G-609) o 1080 a.C. (Ishida et al. 1960). Donald Thompson                                                             
3

Presumimos dicha fecha sea un error de diagramación propia de la publicación ya que en una nota al pie de página referente a la fecha presentada para el sitio de Huaricanga, los autores dan cuenta del trabajo de Ishida et al. 1960, señalando incluso la página exacta de referencia.

Augusto Enrique Bazán Pérez

(1962) menciona que los sitios de Formativo Medio presentes en el Valle de Casma (para él, Mojeke, Sechín Alto, Huaca el Olivar, entre otros) ligeramente podrían ser paralelos a sitios como las Aldas y otros pocos en los valles de Huarmey y Fortaleza, sustentando su ausencia más al sur de estos últimos. Lanning (1967) sostiene la presencia en el sitio de una reproducción a pequeña escala en el sitio de Culebras, en el Valle de Culebras, y de Huaricanga, en el del Fortaleza, comparándolo con el complejo largamente investigado de las Aldas. En la década de los 70s se realiza una prospección de los grandes sitios en los Valles de Supe, Pativilca y Fortaleza, realizada por Carlos Williams León, aunque solo los resultados del Valle de Supe han sido publicados (Williams y Merino 1979). Williams visitó cerca de 100 sitios en el valle de Supe y un número similar fueron aparentemente visitados en Fortaleza y Pativilca (Moseley 2001). En la década de los 90s una prospección fue conducida por Rafael Vega Centeno en el valle medio del Fortaleza, en el marco de un proyecto de evaluación el cual conllevaría a la construcción de una línea eléctrica (Vega Centeno et al. 1998). Más de 100 sitios fueron registrados en el curso de esta exploración, incluido el sitio de interés para este estudio. Ya entrado el siglo XXI, dos artículos, publicados el mismo año, aclararían el panorama en cuanto a la cronología de los sitios, no solo en el valle de Fortaleza, sino en toda la región del Norte Chico o Costa Nor-Central. Rafael Vega Centeno (2004) haría una reevaluación y aclaración de sus datos, la mayoría publicados en 1998 (Vega Centeno et al. 1998), precisando una asignación cronológica más refinada, sobre la base de nuevas evidencias, dejando la pista de la existencia de un patrón con “...construcción de plataformas asentadas sobre las faldas de los cerros, articuladas con uno o más patios dentro de los cuales pueden encontrarse plazas hundidas...”, patrón que “...parece relacionarse con las tradiciones arquitectónicas del Formativo Temprano.”, involucrando, implícitamente, a los sitios del Castillo de Huaricanga y Cerro Blanco Sur dentro de esta situación (Vega Centeno 2004:35). Por otro lado, Jonathan Haas, Winifred Creamer y Álvaro Ruiz (2004), en el marco del Proyecto Arqueológico Norte Chico (el cual estudia el periodo Arcaico Tardío en la región), publicarían 95 nuevos fechados radiocarbónicos, los cuales determinan mejores y más refinadas asignaciones cronológicas a los sitios del Arcaico Tardío. Para 9   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

el sitio en cuestión, mencionan que “Inmediatamente sobre la planicie aluvial del río en Huaricanga, se encuentra un gran complejo en forma de “U”, Montículo A, también llamado El Castillo de Huaricanga, con cerámica del Periodo Inicial in situ... “ 4 (Haas et al. 2004: Supplementary Information). Sabemos, tal como menciona Vega Centeno (2004), “que el estudio sobre la base de este tipo de evidencia solo permiten una asignación cronológica tentativa y bastante gruesa”. Sin embargo, creemos tener la posibilidad de enfocar un poco más el estudio de la evidencia superficial, sobre la base de estudios aun más pormenorizados del conjunto, analizando y detallando las técnicas constructivas, los materiales de construcción, la disposición general de los componentes arquitectónicos tanto vertical y horizontalmente, análisis de las fotos aéreas y de la cerámica superficial, de tal modo que tengamos información, al menos de la última etapa constructiva y/o de ocupación, que nos del bagaje de datos necesarios como para comparar estos, sobre la base de semejanzas y diferencias, con la información que disponemos acerca de este patrón, para con los sitios exhaustivamente estudiados en el valle de Casma y aledaños. Pensamos que al final del estudio, podremos tener la capacidad de confirmar, replantear o desechar la hipótesis, para luego quizá establecer interpretaciones alternativas con respecto de esta situación, la presencia recurrente de este tipo de asentamientos en los valles de nor centrales. Dicha determinación podría ser un punto de partida para otros y futuros objetos de estudio, en tanto las implicancias sociales que pudiera acarrear esta recurrencia en patrón arquitectónico, objetivos más ambiciosos que necesariamente requerirían excavaciones arqueológicas.

                                                            
4

La traducción es nuestra.

Augusto Enrique Bazán Pérez

2 HIPÓTESIS PLANTEADA La hipótesis que manejamos es que, siguiendo la definición dejada por Williams (1980) y las observaciones de Lanning (1967), Thompson (1964a), y Vega Centeno (Vega Centeno et al, 1998; Vega Centeno 2004, 2005), la presencia del patrón casmeño (a grandes rasgos montículos cuadrangulares con planta en “U”, con plazas cuadrangulares consecutivas en un axis longitudinal marcado por el primero) pueda haberse extendido hacia el sur, y testigos de este fenómeno sean los sitios denominados Castillo de Huaricanga, a estudiarse en este trabajo, y Cerro Blanco Sur. Esta es la idea preliminar a partir de la evidencia conocida antes de la prospección realizada en el sitio. Evidentemente, toda hipótesis es sensible de comprobación, reformulación o total descarte. Es algo que la interpretación de nuestros datos de campo ayudará a clarificar. A lo largo de la bibliografía leída para la elaboración del proyecto de investigación se ha visto que los autores que han dado las pistas acerca de esta posible recurrencia de tipo de construcción han tomado en cuenta solo dos variables del complejo abanico de variables que se pueden tener en cuenta para abordar el tema tan complicado del establecimiento de un patrón arquitectónico o una tradición arquitectónica. Así, la toma de esta variable, del emplazamiento general de los montículos y las plazas, bien podría ser insuficiente para determinar relaciones para con los valles inmediatamente norteños al de Fortaleza, donde se encuentra el sitio de Huaricanga. Luego del estudio esperamos clarificar un tanto esta situación, siempre de forma tentativa, ya que en arqueología, creemos, no existen resolución de problemas, sino propuestas plausibles y verificables. Toda aquella persona que esté familiarizada con los periodos prehistóricos tempranos en la costa nor central, y luego pase a ver una foto aérea del sitio en cuestión, definitivamente quedará sorprendida del nivel de recurrencia que la disposición arquitectónica presenta en comparación a los complejos casmeños, de por si mejor conservados y con una evidencia que a pesar de más de 3000

11   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

años de historia y eventos post deposicionales permanece aun representativa, a fines de representar la historia social de los pueblos que ocuparon estos valles para el Periodo Formativo Temprano. Luego de establecer las similitudes y diferencias que nos permitan determinar la presencia o no en el valle de este patrón, ambos casos nos obligarán a cuestionarnos más interrogantes, las cuales necesariamente deben tratar de ser resueltas por medio de investigaciones más profundas y de largo aliento, no solo en este sitio en particular, sino también en los demás sitios provenientes del Formativo Temprano (ya prospectados por el Proyecto de Investigación Arqueológica Fortaleza, pero aún no publicadas), y por qué no del Formativo Medio (relacionado a la propagación del fenómeno Chavín), a fines de representar a las gentes de estos periodos, de registrar su proceso histórico no a partir de un solo sitio, sino del complejo legado histórico que nos han dejado. Entonces, a fines de mejor determinación, y a fines de examinar la hipótesis expuesta líneas arriba, luego de la prospección y barrida de datos de superficie provenientes del sitio en cuestión, es necesaria la ejecución de excavaciones sistemáticas arqueológicas.

Augusto Enrique Bazán Pérez

3 MARCO METODOLÓGICO

Hemos planeado tres fases en el proceso de la investigación en términos metodológicos. Una primera fase vendría a ser la elaboración de un Marco Comparativo. La segunda vendría a ser el examen Intra Sitio y, por último, las comparaciones Inter Sitio.

3.1. Elaboración del Marco Comparativo: El primer nivel se análisis tendrá que ver con el estudio de los sitios que comprenden la muestra escogida por presentar similitudes preliminares con el complejo a estudiar. Se establecen variables que se suponen son comunes a todos los sitios que comparten, supuestamente, el mismo despliegue arquitectónico. Estas variables son: • • • • • • • • • • • Montículos Principales Plazas Cuadrangulares Plazas Circulares Arquitectura Intermedia Arquitectura Doméstica Técnica Constructiva Materiales Constructivos Orientación Dimensiones Cerámica Asociada Emplazamiento

Dicha tarea se llevará a cabo a partir de los sitios de Las Haldas (Lanning 1967, Fung 1969, Grieder 1975, Matsuzawa 1978, Pozorski y Pozorski 1987), Sechín Alto (Tello 1956; Fung y Williams

13   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

1977; Collier 1962, Thompson 1962, Pozorski y Pozorski 1986, 1987; Wilson 1995), Pampa de Llamas-Moxeke (Tello 1956; Collier 1962; Thompson 1962; Pozorski y Pozorski 1986, 1987; Wilson 1995) y Mandinga, en el valle de Huarmey (Álvarez y Espinoza 1997). Tenemos referencia de la similitud de la disposición en planta en los sitios de Culebras (Valle de Culebras, mencionado por Lanning 1967: 237), Malpaso y Lecheral (Valle de Huarmey, mencionados por Alvarez y Espinoza 1997: 36) y Cerro Blanco Sur (Valle de Fortaleza, mencionado por Vega Centeno et al. 1998; Vega Centeno 2004, 2005; Zapata 2007), sin embargo, lo publicado acerca de estos asentamientos no brindan los datos necesarios que satisfagan las expectativas de las variables que luego se pasarán a contrastar de forma Inter Sitio.

3.2 Estudio Intra Sitio: Comprende el estudio de los datos de superficie en el sitio de Huaricanga, a fines de contar con una buena base de información en pos de posteriores comparaciones. Se analizará la evidencia arquitectónica preponderantemente, con las asociaciones del dato cerámico y posiblemente otros materiales diagnósticos. Dichos corpus de evidencia serán de naturaleza superficial al presentarse falencias económicas y logísticas para excavaciones arqueológicas. a. Determinación de los componentes arquitectónicos del sitio a estudiar. La descomposición de la disposición general del sitio nos ayuda a caracterizar mejores rasgos diagnósticos del complejo a tratar. La determinación se da en cuanto a las estructuras piramidales, así como también a las estructuras menores o intermedias. Conviene entonces una buena identificación de estructuras menores circunscritas, actualmente, a las tierras arables, en pos de posterior comparación con la arquitectura intermedia, la cual es componente básico de los complejos casmeños. b. Estudio de fotos aéreas. Esto implica determinación de los patrones desplegados horizontalmente. El estudio de este rubro implica determinar mejor el patrón desplegado

Augusto Enrique Bazán Pérez

horizontalmente en pos de notar más específicamente la recurrencia en comparación a los demás sitios que comparten los mismos componentes. c. Mediciones de los componentes arquitectónicos. Es básico medir las dimensiones de las estructuras y subdivisiones en pos de tener un mejor referente comparativo. d. Elaboración de un croquis y/o plano detallado pormenorizadamente en el cual consignen todos los componentes a estudiar en los anteriores rubros (a grandes rasgos, pirámides, plazas y arquitectura intermedia). e. Estudio de la(s) técnica(s) constructiva(s) empleada(s) en la construcción del sitio de Huaricanga, cuando menos, en su última etapa de ocupación, que viene a ser lo que hoy en día se logra ver. f. Estudio de los materiales empleados en la construcción de los componentes arquitectónicos, siempre teniendo en consideración las variables de emplazamiento y zonas de extracción de materiales. g. Estudio de la disposición u orientación del complejo y sus componentes. A fines de lograr obtener recurrencias en función a los demás sitios que comparten el mismo patrón o estilo arquitectónico. h. Reconocimiento de la cerámica de superficie y posible correlación con los componentes arquitectónicos. En caso el sitio haya sido intensamente ocupado en un solo periodo, el dato que la cerámica pueda ofrecer será determinante para establecer, más allá del dato que la topología arquitectónica pueda proporcionar, una mejor asignación cronológica relativa.

3.3 Comparaciones Inter Sitio: Esta tercera fase vendría a ser la comparación de las variables determinadas en el primer nivel de análisis con los datos recogidos en el segundo. Las comparaciones planteadas se dan en función a los sitios que comparten el mismo patrón, a rasgos generales, pero con especial énfasis con los presentes en los sitios del Valle de Casma, por

15   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

haber sido intensamente estudiados y ofrecer mejor referente comparativo (Sitios de Las Haldas, Sechín Alto, Pampa de Llamas-Moxeke preponderantemente). Se plantea establecer similitudes y diferencias inter sitios en el marco de un análisis comparativo. Dado que el objetivo en esta parte del Curso es la recolección y presentación de datos en bruto después de la elección de una metodología idónea para abordar el tema de estudio, en el presente informe no se realizará esta fase de análisis, sino en el próximo curso, dado que esto va enmarcado un tanto al nivel interpretativo y escapa a lo meramente técnico.

Augusto Enrique Bazán Pérez

4 DATOS

Escogida la metodología, a nuestro parecer idónea dados los lineamientos de la investigación, en esta parte de pasarán a detallar los datos recogidos tanto bibliográficamente, por medio de revisión de publicaciones científicas e informes de campo redactados por distintos autores nacionales y extranjeros, y por el estudio, observaciones y mediciones realizadas por el autor en el campo. Las fotografías y planos elaborados que sustentan esta exposición de información sistemáticamente extraída se encontrarán al final de informe, en la sección de Anexos.

4.1 Marco Comparativo Variables: • • • • • • • • • • • Montículos Principales Plazas Cuadrangulares Plazas Circulares Arquitectura Intermedia Arquitectura Doméstica Técnica Constructiva Materiales Constructivos Orientación Dimensiones Cerámica Asociada Emplazamiento

Sitios a comparar:

17   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

• • • •

Pampa de Llamas-Moxeke (Valle de Casma) (Fig. 4) Sechín Alto (Valle de Casma) (Fig. 5) Las Haldas (Valle de Casma) (Fig. 6) Mandinga (Valle de Huarmey) (Fig. 7)

4.1.1 Pampa de Llamas – Moxeke

Montículos Principales: Dos montículos, el primero, al sur, llamado Huaca Moxeke y el segundo, al norte, denominado Huaca A. Ambos montículos están separados por una serie de plazas cuadrangulares a las cuales se hará referencia luego. Ambos montículos se encuentran frente a frente. Huaca Moxeke: Pirámide Sur, es de planta cuadrada y esquinas redondeadas, construida con piedras (granito en su mayoría) y adobes cónicos, mezcladas con barro, mediante un sistema de plataformas superpuestas, rectangulares o ligeramente elípticas. Mide 170 x 160 metros y tiene una altura de 30 metros. Su cima tiene una forma en U bilateralmente simétrica. En su cima posee dos plataformas, una anterior, mayor, y una posterior, menor. Sobre la primera se levantan dos estructuras de forma cilíndrica a manera de torreones en los extremos de la misma. En el centro de la fachada principal se aprecia una escalinata que asciende a la Huaca hasta el borde de la plataforma inferior. Este último componente y el atrio al final de este son uno de los que ayudan a realizar la configuración simétrica con forma en U del montículo. Huaca A: Las descripciones de Tello al respecto de esta estructura son muy malos, por lo que usaremos mejor los de la pareja de arqueólogos norteamericanos Shelia y Thomas Pozorski. Este montículo mide 140 x 140 metros y tiene una altura de 9 metros. Su emplazamiento elevado con respecto a Huaca Moxeke hace que ambos montículos estén más o menos a la misma altura. Su disposición planimétrica es algo complicada. Está formada por un conjunto de recintos muy

Augusto Enrique Bazán Pérez

regulares. Por cada cuarto del montículo se establece un patrón secuencial de cuartos bilateralmente simétrico y uniforme. Un gráfico explica mejor esta situación.

Plazas Cuadrangulares: Julio Cesar Tello, el primer investigador en hacer trabajos arqueológicos serios en el valle, da cuenta de seis (6) plazas cuadrangulares sin considerar las dos hundidas, delantera y trasera, de la Huaca A. Según el plano que realiza en su obra “Arqueología del Valle de Casma”, son siete las plazas que muestran un axis longitudinal con respecto a los montículos principales, incluyendo las plazas cuadrangulares hundidas antes mencionadas. De modo que solo una plaza estaría fuera de esta distribución. Las descripciones a continuación están todas basadas fundamentalmente en las tempranas descripciones del Dr. Tello, ya que considero ofrecen un mejor nivel de detalle en comparación a los trabajos más tardíos, y ayudadas por mis propias observaciones. Primera Plaza: Es la única plaza que queda fuera del axis longitudinal del complejo, ahora se encuentra completamente destruida víctima de la expansión de la frontera agrícola. Se ubicaba al lado este del montículo de Moxeke y era estaba cerca de muros de piedra y barro. Sus dimensiones eran de 600 metros de ancho de este a oeste y 800 metros de largo. No era una plaza hundida, en realidad según Tello, el piso era muy bien nivelado, por lo que parece haber sido una plaza en terraplén. Segunda Plaza: Sobre esta se encuentra la Huaca Moxeke. Su flanco occidental tiene como lindero un doble muro a partir del cual se levanta una terraza con un camino, según Tello, Inka. El límite de la plaza al noroeste es una terraza junto a la cual atraviesa una quincha o palizada. El hecho de que ambos lados de esta plaza estén delimitados por terrazas nos muestra que bien pudo haber sido una plaza hundida, idea no contrastable ya que ahora esta zona está totalmente adecuada a tierras de cultivo modernas.

19   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Tercera Plaza: Esta plaza es próxima a la anterior, es mucho más grande y alargada de este a oeste, está delimitada por muros de piedra. Limita al oeste por una terraza o plataforma sobre la cual se levantan construcciones, y por el lado este limita con la ladera del cerro San Francisco. Cuarta Plaza: Esta es la más importante dadas sus grandes dimensiones. En los flancos de esta plaza se encuentra la mayoría de la arquitectura intermedia del complejo en cuestión. Tello registra la presencia de cuatro acequias, por lo que postula bien pudo haber servido esta plaza como zona agrícola en tiempos tempranos. Tello supone la contemporaneidad de las acequias con la plaza, sin embargo es algo que no podemos precisar. Quinta Plaza: Muy estrecha en comparación a las otras plazas cuadrangulares. Mide 130 metros de largo por 50 metros de ancho. Limita al noreste con una terraza alta. Sexta Plaza: Es de superficie muy irregular. Limita con la plaza cuadrangular hundida delantera perteneciente a la Huaca A. En medio de esta pasa una especie de gran corredor, de 8 metros de ancho, que va de sureste a noroeste. El trazo de este corredor desentona con el planeamiento urbano en general del complejo por lo que parece ser posterior a la ocupación Formativo Temprana del sitio, por ello es que Tello lo denomina como “Camino Inka”. Williams piensa que este tipo de estructuras son geoglifos o caminos ceremoniales del Horizonte Medio, ya que la misma situación aparece para el mismo periodo en el valle de Supe (Williams y Merino 1979, Williams 1980). Plazas de Huaca A: Ambas plazas cuadrangulares hundidas comparten las mismas dimensiones de la Huaca A, y son delimitadas por hileras de piedras regulares dispuestas en al menos dos peldaños.

Plazas Circulares: Solo hay registro de una, la cual se encuentra sobre una plataforma, detrás de la plaza cuadrangular hundida trasera de Huaca A. Su diámetro aproximado es de 50 metros y no hemos podido calcular la profundidad. Actualmente queda solo un ligero arco de la circunferencia ya que es resto está destruido por los huaicos de los últimos niños.

Augusto Enrique Bazán Pérez

Arquitectura Intermedia: Tello las llama “wakas pequeñas rectangulares”. Este tipo de arquitectura son montículos de tamaño intermedio ubicados en ambos lados de la secuencia de plazas cuadrangulares, con sus fachadas mirando hacia el axis longitudinal, en línea recta, en grupos de 45 aproximadamente (casi 70 en total), de norte a sur. La mayoría comparten en su cima la disposición en U o H bilateralmente simétrica. Son hechos a base de piedra angulosa traídos de la superficie de la quebrada y mortero de cascajo. Se tratan de plataformas casi rectangulares con un promedio de 8 metros de alto sobre el nivel del piso de la hoyada, sobre la cual se ubica todo el complejo. En las cimas de estas estructuras puede verse un patio rectangular con uno más pequeño inscrito y ligeramente hundido (10 cm. aprox. de profundidad delimitado por piedras angulosas). Dichos patios tienen dos accesos, uno delantero y otro trasero. En las tempranas excavaciones de Tello se evidenció que el piso, al pie de los montículos, está casi siempre formado por hileras de adobes cónicos distanciados y con una hilera de piedras chatas sobre los adobes.

Arquitectura Doméstica: Ubicada por los Pozorskis asociada a la arquitectura intermedia. Diferenciación entre arquitectura de elite y de bajo status. El primer tipo se encuentra detrás de los montículos intermedios y la técnica constructiva es de piedras canteadas con mortero de barro, y final de enlucido. El segundo tipo son bases de piedras toscas al igual que el mortero, que sirvieron de base para estructuras posteriores perecederas. No se precisa el emplazamiento de estas estructuras dentro del gráfico publicado, ni en algún otro informe.

Técnica Constructiva: En la Huaca Moxeke predomina la técnica de pachilla para los muros interiores la utilización de adobes cónicos y piedras canteadas para levantar los muros de la fachada y las terrazas que la conforman, todo al final cubierto con finos enlucidos. En la Huaca A al parecer no hay más que una 21   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

sobreposición de piedras angulosas de la quebrada, de tamaño pequeño, unidas con mortero de barro con grava, al igual que en las áreas de arquitectura intermedia. La complejidad de la Huaca A no se ve en sus materiales ni técnicas constructivas sino en la disposición de sus recintos. Las Plazas cuadrangulares suelen estar delimitadas por piedras de regular tamaño dispuestas en hileras sin mayor elaboración, no siempre en peldaños como en Huaca A.

Materiales Constructivos: Piedras angulosas de la quebrada, piedras graníticas canteadas, adobes cónicos y mortero de barro con grava. Enlucidos ahora no existentes donde solían apreciarse murales muy bien elaborados.

Orientación: El complejo tiene una orientación magnética de E41°N.

Dimensiones: El complejo entero tiene una dimensión de 220 has. Huaca Moxeke tiene 170 x 160 metros y tiene una altura de 30 metros. Huaca A tiene 140 x 140 metros y una altura de 9 metros. Los montículos de arquitectura intermedia son pequeñas reproducciones de la Huaca A, miden por lo general entre 2 a 5 metros de lado y 2 a 5 metros de alto.

Cerámica Asociada: Ollas sin cuello, botellas, jarras y cuencos. Decoración más común en la puntuación.

Emplazamiento: Situada en una hoyada o pampa que se eleva sobre el llano del valle. De naturaleza muy árida. Superficie de grava y ripio.

Augusto Enrique Bazán Pérez

4.1.2 Sechín Alto

Montículos Principales: Posee solo un montículo principal, el cual ofrece muy generosas proporciones. Tiene otro montículo trasero del mismo ancho que el principal pero del otro lado a la cuarta parte del primero. El montículo principal es de planta rectangular con esquinas ligeramente redondeadas y cima con configuración en U. Los costados fueron hechos de terrazas escalonadas tal como el sitio de Pampa de Llamas-Moxeke. Posee escalinata central y atrio al final de esta, lo que le otorga una cima con planta en U.

Plazas Cuadrangulares: No existen descripciones de estas plazas cuadrangulares, ninguno de los autores han dado cuenta de estas construcciones, quizá por su total destrucción dada su ubicación en el valle, sin embargo, Carlos Williams, con la ayuda de fotos aéreas tempranas ha logrado detectar que las chacras ahora asentadas frente a l montículo principal han respetado el trazo primigenio de estas plazas. Así, Williams registra en su gráfico por lo menos cinco plazas. Sin embargo, en la última publicación referente al sitio en mención, Thomas y Shelia Pozorski han delimitado la presencia de cuatro plazas de este tipo.

Plazas Circulares: En el eje del sistema de plazas existen por lo menos dos plazas circulares, se suponen hundidas. Una en la segunda plaza, y la segunda en la cuarta. Es probable que en la primera plaza haya existido otra, aunque de pronto es presumible dada la foto aérea.

23   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Arquitectura Intermedia: No hay buenas referencias al respecto, sin embargo Williams registra que alrededor del templo y del gran conjunto de plazas se distribuyen numerosas estructuras menores, todas ellas orientadas hacia el eje longitudinal del complejo.

Arquitectura Doméstica: No existe ninguna cuenta de este rubro.

Técnica Constructiva: La técnica principal se caracteriza por el empleo de hileras de piedras grandes, aproximadamente paralelas, rodeadas con piedras pequeñas, todas colocadas al mismo nivel a la manera de un mosaico. La estructura gana altura por medio de plataformas superpuestas formadas por emparrillados de muros que eran rellenados de piedra y barro. Algunos de los rellenos se realizaron con adobes cónicos.

Materiales Constructivos: Piedras labradas que miden de 1.60 a 2.46 metros de largo por 1.15 a 1.50 metros de ancho y de 66 a 70 centímetros de alto o espesor. Adobes cónicos de 40 a 47 centímetros de alto y de 30 a 39 centímetros de diámetro en la base.

Orientación: El complejo se orienta de noreste a sudoeste. E32°N

Dimensiones: La estructura principal tiene en planta 300 x 250 metros y se eleva unos 35 metros de altura. Todas las plazas juntas tienen un estimado de 400 x 1400 metros y se extienden unos 1.5 kms.

Augusto Enrique Bazán Pérez

Cerámica Asociada: Cerámica Cahuacucho, Gualaño y Patazca, definidas por Collier 1960. Los Pozorski encuentran para las fases Moxeke a y b cerámica tipo Moxeke, para luego, a fines del Formativo Temprano, encontrar cerámica tipo Haldas. La seriación cerámica de estos autores es muy discutida, sin embargo, las formas son muy típicas de Periodo Inicial.

Emplazamiento: Emplazado en el llano del valle, a escasos 180 metros, aproximadamente, de la ribera del rio Sechin.

4.1.3 Las Haldas

Montículos Principales: Un montículo principal. Este gana altura por sus terrazas superpuestas. Tiene cima con forma en U por la presencia de una escalinata mirando a la primera plaza, partiendo de la fachada frontal del montículo, la que llega a un atrio de dos niveles. Luego de ella, hacia arriba se accesa a un patio, y terminando este, una plataforma que contiene un recinto cuadrangular. La distribución de recintos en este caso no es tan uniforme como en los casos anteriores.

Plazas Cuadrangulares: La misión japonesa toma en cuenta seis plataformas, siendo la primera de estas el montículo principal. Matsuzawa (1978) denomina tanto al montículo monumental o principal, como a las plazas, bajo la misma categoría. Dado que para este trabajo discriminamos todo tipo de estructuras, y basándonos en las fotos aéreas, planos y descripciones realizadas por Grieder y la misión japonesa, notamos cinco plazas cuadrangulares, siendo todas ellas platafórmicas. 25   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Plazas Circulares: Una plaza circular hundida en la segunda plaza cuadrangular, su diámetro mide aproximadamente unos 28 metros.

Arquitectura Intermedia: En este caso la arquitectura intermedia, pequeñas reproducciones del templo principal, no mira directamente hacia el axis longitudinal del complejo, sino que las estructuras que se ubican al occidental del montículo miran hacia el norte y las que se ubican en la parte oriental miran hacia el noroeste.

Arquitectura Doméstica: No se ha excavado en la arquitectura intermedia. El caso de Pampa de Llamas-Moxeke indica que las unidades domésticas se encuentran asociadas a los montículos intermedios, por lo que pensamos que aquí bien podría pasar lo mismo. Urgen investigaciones fuera del montículo y plazas longitudinales.

Técnica Constructiva: A pesar de las muchas investigaciones en este complejo de varias ocupaciones (Ishida 1960; Lanning 1967; Fung 1969; Grieder 1976; Matzusawa 1978; Pozorski y Pozorski 1987, 2006), solo una publicación consigna la técnica constructiva empleada en la fase 3 de complejo, la que estudiamos por considerarse la fase” templaria” o la fase final. Grieder menciona que en esta fase constructiva eran comunes los muros de tipo libre, o muros sin base. Eran muros de doble cara, con un centro de escombros. Las piedras fueron unidas con mortero. Los muros de una cara eran usados para la construcción de las plataformas. No se ha encontrado evidencia alguna de enlucido, lo cual

Augusto Enrique Bazán Pérez

es raro, ya que en todo contexto de este periodo se encuentra dicha situación aunque sea de forma muy destruida. Los pisos eran enlucidos dándole color con pigmentos. Pisos hechos de barro.

Materiales Constructivos: Piedras de basalto extraídas del acantilado de la orilla, canteados. Mortero de barro.

Orientación: E70°N

Dimensiones: El asentamiento ocupa cerca de 2 km cuadrados. El largo del montículo y plazas viene a ser de 400 m. aproximadamente, mientras que el ancho es de poco mas de 60 metros.

Cerámica Asociada: Ollas sin cuello, botellas globulares con cuello restringido y cuencos simples. No hay mayores investigaciones acerca del decorado.

Emplazamiento: Se ubica en la línea costera, en la misma playa, el montículo principal aprovecha un farallón rocoso para asentarse y a medida que decrece la pendiente se van ubicando las plazas cuadrangulares.

4.1.4 Mandinga Montículos Principales: Un solo montículo principal que marca el axis principal del sitio. Pirámide con tres plataformas superpuestas. Presenta ala lateral en el ala izquierda conformada por dos pequeñas terrazas

27   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

superpuestas adosadas al talud. En el lado derecho un promontorio estaría adosado al talud derecho. Aunque no lo dice el autor (pero si consta en los gráficos) existe evidencia de corredor central que se conecta a atrio en la cima del montículo.

Plazas Cuadrangulares: Tres plazas cuadrangulares que corren hacia el eje central del sitio. Cabe resaltar que estas plazas tienen condición platafórmica, por lo cual se elevan por encima del piso natural uno, a decir del autor, seis metros.

Plazas Circulares: Una plaza circular hundida inscrita en la primera plaza. Tiene un diámetro máximo de 20 metros.

Arquitectura Intermedia: No se consigna en la publicación.

Arquitectura Doméstica: No se consigna en la publicación.

Técnica Constructiva: No se consigna en la publicación.

Materiales Constructivos: No se consigna en la publicación.

Orientación: N36°O

Augusto Enrique Bazán Pérez

Dimensiones: No se consigna en la publicación.

Cerámica Asociada: Los autores mencionan que el sitio es de naturaleza acerámica, lo cual no es de sorprender, ya que en la costa nor central y norte existen varios sitios que caen dentro de los límites del Periodo Inicial, y que son vecinos o necesariamente han tenido que tener estrecha relación con pueblos que ya usaban y producían la cerámica. Esto bien puede ser una prueba más de que la asimilación de este material no fue homogénea ni simultánea en los Andes Centrales. Sin embargo, se necesitan excavaciones en el sitio a fines de constatar este hecho en los contextos.

Emplazamiento: En la boca de una quebrada.

4.2

Estudio Intra Sitio

4.2.1

Componentes Arquitectónicos

El sitio, a grandes rasgos, tres montículos dispuestos en forma de “U”, con cuatro plazas cuadrangulares siguiendo el axis principal del sitio marcado por la pirámide principal, se ha subdividido para fines del presente estudio de la siguiente manera (Fig. 8 y 9):

Montículo Principal: Es el montículo que hace de fondo del Complejo con forma de “U”. Dado que es la pirámide de mayores dimensiones, de espacios más elaborados y por marcar el axis longitudinal del sitio se lo denomina por principal. 29   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Montículo B: Orientado hacia el norte se encuentra a la mano derecha del Montículo Principal. Montículo C: Orientado hacia el norte, se encuentra a la mano izquierda del Montículo Principal. Plaza I: Es la plaza que inmediatamente delinean los montículos Principal, Izquierdo y Derecho. Plaza II: La plaza consecutiva hacia el norte de la Plaza I. Plaza IIa: La plaza cuadrangular inscrita dentro de la Plaza II. Plaza III: La plaza cuadrangular consecutiva hacia el norte de la Plaza II. Sector B: Se la denomina como sector, y no como componentes establecidos, por ser un área de arquitectura irregular, no uniforme ni simétrica como las estructuras anteriores. Es una serie de paramentos que se vinculan con espacios cercados y montículos de forma no definida por la evidencia superficial. Todos los componentes arriba citados se encuentran estrechamente vinculados, vale decir que forman parte del complejo de una u otra manera. A continuación que pasará a detallar específicamente cada uno de los mismos.

4.2.1.1 Montículo Principal Estructura montículo platafórmica. Posee planta cuadrangular. Sus lados miden 61 metros, con una altura máxima de 10 metros. Los materiales constructivos de este montículo son el mortero de barro, la piedra canteada y el adobe cónico (Fig. 10) (de muy reducidas dimensiones, 30 cm de alto con 25 cm de base. Son tan malas las condiciones que solo se encontraron rezagos de dos ejemplares, y a partir de estos fue imposible hacer exámenes de porosidad, composición o tipo articulación dentro de la estructura monticular) aunque del último se tienen muy pocas referencias dado su nivel pobre de conservación. Existe la presencia de una escalinata de 11.5 m de ancho en la parte norte (frontis) del montículo. Esta conlleva a un atrio claramente definido (41 x 10 m), circundado por dos plataformas altas y anchas (este y oeste) y una sur, baja, a la cual se accede por medio de una escalinata (Figs. 11 y 12).

Augusto Enrique Bazán Pérez

Las plataformas perimétricas este y oeste cierran el espacio del atrio hasta la altura de la escalinata principal, y en las esquinas que delinean la forma norte del montículo aparecen dos Huancas bien definidas, aunque caídas por estos tiempos (Figs. 13 y 14). La plataforma sur posee una escalinata de modestas dimensiones por la cual se ingresa desde el atrio. Esta plataforma sur (Fig. 15) circundante al atrio es el último componente arquitectónico claramente visible en el montículo, ya que por encima de esta se puede ver una gran elevación, a suerte de plataforma superpuesta, mas alta, la cual no revela muros o alguna evidencia arquitectónica que la delimite. En esta cima del montículo solo se revela la presencia de dos recintos cuadrangulares consecutivos para la esquina suroeste (Fig. 16). En esta misma cima se ven dos claros pozos de huaqueo, de regulares dimensiones, uno en el extremo oeste y otro en el extremo este. En el perfil de estos se deja ver la presencia de rellenos constructivos constituidos por piedra canteada medianas y chicas, tierra suelta y fragmentos de adobes cónicos de pecunias dimensiones (Fig. 17). Existe una gran depresión en el medio de la última plataforma, la cual los investigadores previos han caracterizado como un gran pozo de huaqueo. Desde la primera foto aérea registrada para el sitio, esta gran depresión se encuentra claramente, no estando los dos pozos antes mencionados. El examen de esta situación nos ha dejado grandes dudas acerca de su naturaleza intrusiva, ya que en los pozos anteriormente detallados se pueden ver claramente los perfiles mostrando eventos de construcción del montículo, no siendo el caso para este. Pensamos que probablemente esta depresión no sea un pozo de huaqueo y mas bien sea rastro de algún tipo de arquitectura de imposible reconocimiento actual dado el pésimo nivel de conservación (Figs 18 y 19). Tras de esta depresión se encuentra una pequeña plataforma (Fig. 20). Los lados de la estructura piramidal se encuentran gravemente dañadas víctimas del paso del tiempo, de la expansión de la frontera agrícola y del tránsito de gran número de ganado caprino procedente de las zonas de Pararín, valle arriba. Sin embargo, existe evidencia suficiente que nos puede dar cuenta de la configuración arquitectónica que el montículo tuvo en sus tiempos de actividad. Solo en la cara este se nota la presencia de un muro adecuadamente conservado. En él se 31   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

observan piedras canteadas con caras planas de tamaño mediano, de forma irregular unidos con mortero de barro. Entre estas piedras hay pecunias que hacen cuña. Esta técnica es conocida en el área andina como apachilla (Fig. 21). En esta parte también es posible ver la naturaleza escalonada del montículo (Fig. 22).

4.2.1.2 Montículo B El montículo B es de planta rectangular. Sus lados miden 50 x 45 metros. La altura máxima de esta estructura no pasa de los 5 metros (Fig. 23). Pareciera ser una sola plataforma alta en cuya cima se han construido varios recintos. Las estructuras vistas en este brazo de U se reducen a paramentos que según la evidencia de superficie no pueden cerrar aún recintos, ni delinear, mucho menos, los accesos (las estructuras reconocidas pueden diferenciarse en el plano adjunto en los anexos). Sin embargo, el examen cercano de estas estructuras nos ha permitido diferenciar dos técnicas constructivas claramente distintas. Así vemos paramentos rectos y uniformes, de doble cara, a base de piedra canteada y mortero de barro (Figs. 24 y 25), mientras que en el otro caso vemos paramentos que sinuosos cruzan todo el montículo, por encima de las estructuras antes mencionadas, conectándose con las bases de muros que se encuentran en el Sector B y que delimitan los espacios de las plazas cuadrangulares adyacentes a los montículos. Estos paramentos están hechos a base de grandes piedras sin cantear (cuasi redondas) dispuestas en doble hilera, entre ambas hileras hay piedras más pequeñas una sobre otra unidas con mortero de barro y sin presentar enlucido en la actualidad (Fig. 26). Esta técnica antes detallada bien podría llamarse de Ortostato, salvo ciertas diferencias con la definición exacta 5 .

                                                            
5

Según el Diccionario Enciclopédico Larrouse 2006, la definición para la palabra Ortostato dice: s.m. ARQUEOL. Losa de piedra hincada verticalmente, que sirve de soporte o de elemento de cierre en los monumentos megalíticos.

Augusto Enrique Bazán Pérez

4.2.1.3 Montículo C El montículo Noroeste es de planta cuadrangular cuyos lados miden 55 metros. En su superficie se observan varios recintos de planta rectangular delimitados por muros de doble cara de 60 cm. de ancho (Fig. 27). Existen paramentos de doble muro, estos hechos a base de piedra canteada y mortero de barro, tal como el caso anterior de los recintos, con la diferencia de tener una contraparte muy cercana (Fig. 28). Al oeste de este montículo se presenta una suave pendiente que se dirige hacia el fondo del valle. En esta pendiente continúan habiendo paramentos de la misma técnica constructiva antes mencionada, llegando a delimitarse claros recintos cuadrangulares y paralelos a estos, a distancias considerables, evidencias de paramentos de muros dobles, ambos componentes hechos de la misma técnica de construcción (Fig. 29). Quedan muy pocas evidencias de los muros perimétricos de este pequeño montículo que parece haber sido hecho a base de una sola plataforma cuando menos y da la impresión de la técnica de apachilla para la elaboración de esta (Fig. 30). Tal como es el caso para el Montículo Principal, el nivel de conservación de los lados de las estructuras es muy pobre. Próximo al borde este podemos ver claramente la superposición de un paramento que corre por todo el largo del montículo y que permanece consecutivo hasta delinear cuando menos la Plaza II. Dicho murete está elaborado por la técnica del ortostato, anteriormente descrita (Fig. 31). Próximo la esquina noroeste y cruzando un recinto, se encuentra la misma situación, pero de manera muy aislada (ver Fig. 9 y 32).

4.2.1.4 Plaza I Es la plaza o espacio que forman directamente los tres montículos antes descritos. Tiene forma cuadrangular, midiendo sus lados 45 metros. No tiene arquitectura visible, quizá por estar delineada por las estructuras, o quizá porque actualmente es víctima de explotación agrícola, y por sus lados pasa un pequeño canal para regadío (Fig. 33).

33   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

4.2.1.5 Plaza II Esta plaza es consecutiva a la Plaza I hacia el norte. Es de planta rectangular. Está delineada por muros bajos, elaborados mediante la técnica del ortostato, que nacen desde los Montículos A y B, como forma superpuesta a los muros uniformes elaborados mediante otra técnica constructiva. Está hecho a manera de terraplén, de ninguna forma es una plaza hundida. Sus dimensiones son de 85 metros de largo por 76 metros de ancho. Actualmente es víctima de explotación agrícola. En la frontera con la Plaza III existe una gran Huanca, sin embargo, es difícil determinar si su procedencia es original o si ha sido traída de algún otro lado (Fig. 34).

4.2.1.6 Plaza IIa Pequeña plaza rectangular de 45 metros de largo por 35 metros de ancho. Se encuentra inscrita en la Plaza II. La delimitación de esta es por medio de la construcción de muros bajos construidos mediante la técnica del ortostato. Actualmente se desarrolla la agricultura del maíz en este lugar, sin embargo, cuando la tierra aun está libre de plantaciones, se puede ver que ligeramente la superficie de esta plaza es más baja con respecto a la de su contenedora, la Plaza II. Es posible por ello pensar que en sus tiempos de actividad esta pudo haber tenido una configuración hundida aunque de pronto esto sea muy difícil, sino imposible, de demostrar arqueológicamente (Fig. 35).

4.2.1.7 Plaza III Plaza rectangular consecutiva hacia el norte con la Plaza II, con quien comparte la misma técnica de construcción. Tiene 85 metros de largo por 80 metros de ancho. Al igual que la plaza anterior, está estrechamente vinculada con los muretes del Sector B, no solo en técnica y material de construcción, sino que las estructuras están estrechamente vinculadas. Tiene también configuración de terraplén.

Augusto Enrique Bazán Pérez

4.2.1.8 Sector B A pesar de no ser estructuras uniformes y simétricas, por lo tanto, de difícil afinidad con el sitio a pesar de su estrecha vinculación, hemos delimitado ciertas estructuras para describirlas aproximativamente para fines del presente trabajo.

4.2.1.8.1 Secuencia de Paramentos Estos paramentos cruzan por todo el complejo vinculándose con los muretes que delinean las plazas e incluso parecen nacer de los mismos montículos B y C. En el Sector B, cruzan por el encima y por los lados de las Estructuras A y B. La técnica constructiva para estos muretes es el Ortostato (Figs. 36 y 37). Estos muros delinean espacios al parecer cerrados. En el pozo de huaqueo realizado en uno de estos espacios no se encontró ningún tipo de estratigrafía presente en el perfil, mucho menos evidencia arqueológica ni de ningún tipo, solo tierra propia de la zona en la que el sitio se encuentra emplazado (Fig. 38).

4.2.1.8.2 Estructura A Es un montículo de forma irregular que se encuentra cruzado por la Secuencia de Paramentos propio del sector en el que se encuentra. Posee un frontis al norte, hecho a base de la misma técnica constructiva común para este sector, solo que las rocas utilizadas son más largas y parecen estar clavadas en la tierra delineando la fachada (Fig. 39). En la cima de este montículo se encuentra una gran Huanca (Fig. 40). No podemos precisar sus dimensiones, pero viendo la vista en planta y tomando medidas a partir de ella, esquematizando un poco, podríamos juzgar una suerte de cuadrado con esquinas redondeadas, con un lado que mide aproximadamente unos 40 metros de largo.

35   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

4.2.1.8.3 Estructura B Montículo rectangular de pequeñas dimensiones. Sus flancos se encuentran delineados cuidadosamente por la secuencia de muretes propia del sector (Figs. 41 y 42). En la cima, baja por cierto, de esta estructura se pueden ver restos de muros pobremente conservados, tan malos que no es posible mapearlos por ser evidencia muy aislada. Posee un largo de 27 metros por un ancho de 22.

4.2.1.8.4 Estructura C Es una especie de corral hecha a partir de la continuación de la secuencia de muros, misma que corta esta estructura en dos partes (Fig. 43). En el centro de tal división podemos ver la presencia de una Huanca (Fig. 44). Este componente se encuentra sobre la cuesta de la estructura B. No tiene planta completamente circular, sin embargo, esquematizando un poco, tendría un diámetro aproximado de 17 metros. 4.2.2 Orientación El complejo está orientado, a juzgar por el axis longitudinal principal, marcado por el Montículo Principal y la secuencia de Plazas, a E65°N.

4.2.3 Cerámica Asociada En todo el complejo la cerámica desperdigada por la superficie fue muy escaza. Nunca se encontraron grandes concentraciones de este material y tan reducido fue el número de fragmentos, que el proyecto arqueológico que pasó previamente por este sitio logró recogerlos todos. Tenemos la información de que la cantidad de tiestos no exceden los 200. Tenemos la información por

comunicación personal del hallazgo de las siguientes formas: botellas, ollas sin cuello, cuencos y jarras. Algunas formas de grandes tinajas, en número en extremo reducido. Esta información no nos dice mucho ya que, aparte de la gran tinaja, las formas antes

Augusto Enrique Bazán Pérez

mencionadas no solo son representativas del Periodo Formativo Temprano o Periodo Inicial, sino también del Horizonte Temprano o Formativo Medio.

37   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

5 BIBLIOGRAFÍA

Álvarez Vera, Alcidez; Espinoza, Juan E. 1997 “Mandinga: Un asentamiento tipo Aldas en el valle de Huarmey”. En: Mauq`a Llaqta. N° 1: 2749.

Bueno Mendoza, Alberto S/F Perú. Materiales para el Estudio de la Arquitectura Arqueológica. Editorial Universo, Serie: Estudios Tecnicos1. pp. 124. Lima.

Collier, Donald 1962 “Archaeological Investigations in the Casma Valley, Peru”. En: Akten des 34. internationalen Amerikanistenkongress, Wien, pp. 411-417.

Bonavia Berber, Duccio 1982 Los Gavilanes. Precerámico peruano: mar, desierto y oasis en la historia del hombre. Corporación financiera de desarrollo. COFIDE, Oficina de asuntos culturales - Instituto arqueológico alemán, Comisión de arqueología general y comparada.

Cárdenas Martin, Mercedes 1998 “Material diagnóstico del periodo Formativo en los Valles de Chao y Santa, Costa Norte del Perú”. En: Boletín de Arqueología PUCP. Perspectivas Regionales del Período Formativo en el Perú, N. 2. Peter Kaulicke Ed.

Fung Pineda, Rosa 2004 Quehaceres de la arqueología peruana: compilación de escritos. Universidad nacional mayor de San Marcos. UNMSM, Museo de arqueología y antropología, Centro cultural de San Marcos. CCSM. 334 p. 1972 "Nuevos datos para el período de cerámica inicial en el valle de Casma". En: Arqueología y sociedad, Lima, 7-8, p. 1-12. 1969 "Las Aldas: su ubicación dentro del proceso histórico del Perú antiguo". En: Dédalo: revista de arte e arqueología, Sao Paulo, 9-10.

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fung Pineda, Rosa; Williams León, Carlos 1977 "Exploraciones y excavaciones en el valle de Sechín, Casma". En: Revista del Museo Nacional, Tomo XLIII, pp. 111-155, Lima Perú.

Grieder, Terence 1976 “A dated sequence of building and pottery at Las Haldas”. En: Nawpa Pacha, Nº 13, pp. 99-120.

Haas Jonathan; Creamer, Winifred 2006 “Crucible of Andean Civilization, the Peruvian Coast from 3000 to 1800 BC”. En: Current Anthropology, Volume 47, Number 5.

Haas, Jonathan; Creamer, Winifred; Ruiz, Alvaro 2004 “Dating the Late Archaic Occupation of the Norte Chico Region in Peru”. En: Nature 432: 1020-1023.

Haas, Jonathan; Perales, Manuel 2004 Proyecto de Investigación Arqueológica en el Norte Chico: Excavaciones en Caballete, Valle de Fortaleza, Perú. Informe Final remitido al Instituto Nacional de Cultura (INC).

Haas, Jonathan; Ruiz, Álvaro 2003 Proyecto de Investigación Arqueológica en el Norte Chico: Valle de Fortaleza, Perú. Informe Final remitido al Instituto Nacional de Cultura (INC).

Ishida, Eiichiro. Dir 1960 Andes I: the report of the university of Tokyo scientific expedition to the Andes in 1958. Tokyo: University of Tokyo.

Kaulicke, Peter 1994 Los Orígenes de la Civilización Andina. Arqueología del Perú. Tomo I de Historia General del Perú. José Antonio del Busto (Editor General). Editorial Brasa, Lima. Kosok, Paul 1965 Life, Land, and Water in Ancient Peru. Long Island University Press, New York.

Lanning, Edward P. 1967 Peru before the Incas. Prentice-Hall. New Jersey.

39   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Lumbreras, Luis Guillermo 2006 “Un Formativo sin Cerámica y Cerámica pre Formativa”. En: Estudios Atacameños. Arqueología y Antropología Surandinas. N° 32, pp. 11-34.

Matsuzawa, Tsugio 1978 “The Formative Site at Las Haldas, Peru, Architecture, Chronology and Economy”. En: American Antiquity, Vol. 43, Nº 4, pp. 652-673.

Perales Munguía, Manuel 2007 Proyecto de Investigación: Reconocimiento Arqueológico en el Valle de Fortaleza (LimaÁncash, Perú). Informe Final. Presentado al Instituto Nacional de Cultura (INC).

Pozorski, Shelia; Pozorski, Thomas 2006 “Las Haldas: An expanding Initial Period Polity of Coastal Peru”. En: Journal of Anthropological Research. Vol. 62, pp. 27-52. New Mexico. 2002 “The Sechín Alto complex and its place within Casma Valley Initial Period development”. En: Andean archaeology I: variations in socio-political organization, pp. 21-51. New York: Kluwer Academic/Plenum. 2000 “El desarrollo de la sociedad compleja en el valle de Casma". En: Arqueología y Sociedad. N° 13. pp, 79-98. 1998 “La dinámica del Valle de Casma en el Periodo Inicial”. En: Boletín de Arqueología PUCP. Perspectivas Regionales del Período Formativo en el Perú, N. 2. Peter Kaulicke Ed. 1994 1990 “Early Andean Cities". En: Scientific American. N° 270(6):66-72. “Reexaminig the Critical Preceramic/Ceramic Period Transition: New Data from Coastal Peru”. En: American Anthropologist. Vol. 92, N°2, pp. 481-491. 1989 "Planificación Urbana Prehistórica en Pampa de las Llamas-Moxeke, Valle de Casma". Boletín de Lima. N° 65:19-30. 1987 1986 Early Settlement and Subsistence in the Casma Valley, Peru. Iowa Press. Iowa City. “Recent Excavations at Pampa de las Llamas-Moxeke, a Complex Initial Period Site in Peru”. En: Journal of Field Archaeology, Vol. 13, Nº 4. Boston: The association for Field Archaeology, Boston University.

Pozorski, Thomas; Pozorski, Shelia 2005 “Architecture and Chronology at the Site of Sechín Alto, Casma Valley, Peru”. En: Journal of Field Archaeology. Vol. 30, N° 2, pp. 143, 16.

Augusto Enrique Bazán Pérez

Rowe, John H. 1963 “Urban settlement in Ancient Peru”. En: Ñawpa Pacha. Pp 1-27.

Ruiz, Alvaro; Creamer, Winifred; Haas, Jonathan 2007b Investigaciones Arqueológicas en los Sitios del Arcaico Tardio (3000 a 1800 años a. C.) del Valle de Pativilca, Perú. Instituto Cultural Norte Chico. 2007a “Archaeological Investigations of Late Archaic Sites (3000-1800 b.C.) in the Pativilca Valley, Peru”. En: Fieldiana. Anthropology, New Series N° 40. Field Museum of Natural History, Chicago.

Tello, Julio Cesar 1956 Arqueología del valle de Casma. Culturas: Chavín, Santa. Huaylas Yunga y sub-Chimú. Informe de los trabajos de la expedición arqueológica al Marañón de 1937. Publicación antropológica del archivo Julio C. Tello, Vol. 1. Lima: Universidad nacional mayor de San Marcos. UNMSM, 344 p.

Thompson, Donald 1974 "Arquitectura y patrones de establecimiento en el valle de Casma". En: Revista del museo nacional, n°spécial: Lima, 40, p. 1-26. 1964b "Postclassic innovations in architecture and settlement patterns in the Casma valley". En: Southwestern journal of anthropology, n°spécial:, Albuquerque, 20(1) p. 91-105. 1964a "Formative Period Architecture in the Casma Valley, Peru". En: Actas y memorias del XXXV Congreso Internacional de Americanistas. México, D.F: Congreso Internacional de Americanistas. p. 205-212. 1962 "The problem of dating certain stone-faced stepped pyramids on the north coast of Peru". En: Southwestern journal of anthropology, n° special, Albuquerque, 18(4), p. 291-301.

Toshihara, Kayoko 2002 The Cupisnique Culture in the Formative Period World of the Central Andes, Peru. Tesis Doctoral. The University of Illinois at Urbana Champaign.

Vega-Centeno, Rafael 2005 Ritual and Architecture in a Context of emergent complexity: A perspective from Cerro Lampay, a Late Archaic Site in the Central Andes. Tesis Doctoral, University of Arizona.

41   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

2004

“Arquitectura pública del Arcaico Tardío en el valle de Fortaleza. Reflexiones sobre las sociedades complejas tempranas en la Costa Nor-Central”. En: Arqueología y Sociedad. N° 15: 31-58. Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Lima.

1995

Arquitectura Monumental y Arte Figurativo del Formativo temprano en la cota nor-central del Perú. Tesis de Licenciatura, Pontificia Universidad Católica del Perú.

Vega-Centeno, Rafael; Villacorta, Felipe; Cáceres, Luis; Marcone, Giancarlo 1998 “Arquitectura Monumental Temprana en el Valle Medio de Fortaleza”. En: Perspectivas Regionales del Período Formativo en el Perú, Boletín de Arqueología PUCP N. 2. Peter Kaulicke Ed. p. 219-238.

Williams Leon, Carlos 1985 "A scheme for the early monumental architecture of the central coast of Peru". En: Early ceremonial architecture in the Andes. Donnan, Christopher. Ed. Washington, D.C: Dumbarton Oaks research library and collection, p. 227-240. 1980 “Arquitectura y Urbanismo en el Antiguo Perú”. En: Historia del Perú, Tomo 8: 369-585. Editorial Juan Mejia Baca. Barcelona.

Wilson, David 1995 “Prehispanic settlement patterns in the Casma valley, north coast of Peru: preliminary results to date". En: Journal of the Steward Anthropological Society, Current research in andean antiquity, Urbana-Champaign, 23(1-2)p. 189-227.

Zapata Huamaní, Carlos 2007 "Cerro Blanco Sur: arquitectura del Formativo Temprano en el valle de Fortaleza". En: Kullpi : Investigaciones culturales en la provincia de Huaral y el Norte Chico, 3.

Augusto Enrique Bazán Pérez

6 ANEXOS

Fig. 1 Valles de Fortaleza y Pativilca, propios de la Costa Nor Central, y ubicación del Sitio de Huaricanga

43   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 2 El sitio de Huaricanga o Castillo de Huaricanga. Foto aérea tomada por el Servicio Aerofotográfico Nacional (SAN)

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 3 Vista donde se detalla al sitio con relación a su posición respecto a la Quebrada de Huancapampa

45   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 4. Plano general del sitio de Pampa de las Llamas-Moxeke, tomado de Pozorski y Pozorski 1986.

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 5 Dibujo esquemático del Sitio de Sechín Alto. Tomado de Williams 1980

47   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 6 Plano del sitio de las Haldas. Tomado de Grieder 1976

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 7 Plano del complejo de Mandinga. El sector 1 es interpretado por los autores como representante de templos tipo las Haldas. Tomado de Álvarez y Espinoza 1997

49   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Montículo Principal

Montículo B Montículo C Plaza I

A C

Plaza II a Plaza II

B Plaza III Sector B

Fig. 8 Descomposición de los componentes arquitectónicos del complejo y asignación de nombres para el presente trabajo

Augusto Enrique Bazán Pérez

Parame ntos con técni ca de Orto sta to

Muros pied canteada y mortero de barro ra

Mon tícul os de forma irre gul ar

Pozo s d e Hua que o

Hua ncas

Dep resió n aun n o defin ida

    Fig. 9 Plano General del Complejo de Huaricanga. Se han dibujado todas las estructuras visibles, y se han diferenciado también las técnicas constructivas y otros detalles aparecidos en la leyenda adjunta.

51   

N

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 10 Detalle de adobe cónico ubicado en la cara este del Montículo Principal.

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 11 Vista del Atrio y Plataforma Sur del mismo

53   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 12 Escalinata que condice a la Plataforma Sur del Atrio del Montículo Principal.

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 13. Huanca ubicada en la esquina noroeste del atrio en el Montículo Principal

55   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 14. Huanca ubicada en la esquina noreste del atrio en el Montículo Principal

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 15 Plataforma Sur. Vista tomada de este a oeste

57   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 16 Recintos en la cima del Montículo Principal

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 17 Perfil del pozo de huaqueo oeste

59   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 18 Depresión central trasera del Montículo Principal vista desde la cima del mismo

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 19 Depresión central trasera del Montículo Principal vista desde fuera del mismo

Fig. 20 Plataforma Trasera 61   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 21 Muro Este del Montículo Principal

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 22 Cara este. Nótese la naturaleza escalonada de esta pirámide

63   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 23 Vista del Montículo B desde el Montículo Principal

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 24 Arquitectura en Montículo B con piedras canteadas y mortero de barro

Fig. 25 Arquitectura en Montículo B con piedras canteadas y mortero de barro
65   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 26 Técnica del Ortostato en Montículo B

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 27 Muro de doble cara en Montículo C

67   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 28 Muro doble en Montículo C

Fig. 29 Extension o ala oeste del Montículo C

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 30 Resto de muro oeste del Montículo C

69   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 31 Técnica del Ortostato en Montículo C

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 32 Técnica del Ortostato en recinto noroeste del Montículo C

71   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Plaza I

  Fig. 33 Plaza I  

 

  Fig. 34 Plaza II

 

Augusto Enrique Bazán Pérez

 

Fig. 35 Plaza IIa

73   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 36 Técnica del Ortostato en Sector B

Fig. 37 Técnica del Ortostato en Sector B

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 38 Pozo de Huaqueo en Sector B

Fig. 39 Frontis de Estructura A en Sector B
75   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 40 Huanca de Estructura A

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 41 Frontis de Estructura B vista desde Estructura A en Sector B

Fig. 42 Frontis de Estructura B vista desde Estructura A en Sector B

77   

Definiendo la Frontera Sur del Patrón Casmeño. Estudio del Sitio de Huaricanga, Valle de Fortaleza

2008

Fig. 43 Corral o Estructura C y división interna

Augusto Enrique Bazán Pérez

Fig. 44 Huanca dentro del corral o Estructura C
 

79   

Interesses relacionados