Você está na página 1de 2

Al volver la vista atrás, el recuerdo evoca el año 1975 como fecha trascendental

cuando se originó la idea que diera sentido de realidad a la creación de un


proyecto educativo tecnológico, que posteriormente se convertiría en una
institución de educación superior. La idea surge en la mente de dos
emprendedores jóvenes profesionales: licenciado Juan José Olivo Peñate e
ingeniero José Adolfo Araujo Romagoza, graduados en la Maestría en Ciencias
con especialidad en programas de desarrollo de recursos humanos, desarrollada
por el Instituto Politécnico Nacional de México, DF, y patrocinada por la
Organización de Estados Americanos (OEA); ellos prepararon su proyecto de
grado que marcaría el despertar de una nueva visión. El licenciado Olivo Peñate
planteó la existencia de una demanda insatisfecha de técnicos, tecnólogos y
profesionales en el área administrativa a nivel de educación superior, que podía
ser solucionada mediante la formación de las personas en los campos
identificados. Por su parte, el ingeniero Araujo Romagoza brindó una estrategia
metodológica de desarrollo para la educación técnica basada en las necesidades y
potencialidades del país.
Es así como cuatro años después, en 1979, estos dos académicos y visionarios
hombres de empresa se reúnen con otros profesionales de igual visión para fundar
el Instituto Tecnológico de Comercio y Administración de Empresas (ITCAE),
cuyos cimientos consolidarían la existencia de lo que hoy es la Universidad
Tecnológica de El Salvador. Los miembros fundadores de dicho instituto lo
conformaron los señores: Juan José Olivo Peñate, Edgardo Emilio Zepeda, José
Mauricio Loucel, Rufino Garay h. y José Adolfo Araujo Romagoza.
El ITCAE fue constituido con la finalidad de fomentar la creación y la expansión de
establecimientos dedicados a la prestación de servicios de educación media,
tecnológica y superior, así como para impartir enseñanza formal, cursos cortos,
seminarios de alta dirección, conferencias, investigaciones, consultorías,
publicaciones e impresión de libros de texto y material didáctico, así como también
servicios de orientación, biblioteca y otras funciones educativas requeridas para el
nivel de educación media y superior.
Según manifiestan las autoridades, el ITCAE inició sus actividades académicas el
10 de agosto de 1979 en una antigua casa ubicada al oriente del parque
Centenario de San Salvador, con una población inicial de 250 alumnos. El deseo
de innovación, el escalonamiento modular de la enseñanza basado en las
necesidades de los estudiantes y del mundo del trabajo (salidas laterales),

además del modelo con que se gerenció la institución, cobraron gran importancia
en este primer momento.
Es de recordar que para esa época las actividades educativas se desarrollaban de
manera irregular, como consecuencia del conflicto armado que vivía el país; con la
agudización del conflicto, se produce el cierre de la Universidad de El Salvador
(UES) en 1981. En este período, se aumentó la demanda por nuevas
universidades, presión que se liberó en ese mismo año cuando muchos
académicos y empresarios interesados crearon universidades con el beneplácito y
la promoción gubernamental.
En consideración a lo estipulado por la legislación educativa, un año después
(1980) del nacimiento del ITCAE se decidió en consejo de directores, convertir a
dicho Instituto en universidad y se aprobó que todos los bienes que poseía
pasaran a nombre de la nueva institución, es así como nace la Universidad
Tecnológica de Comercio y Administración de Empresas, fundada en esta ciudad,
cuyos estatutos fueron aprobados por el Poder Ejecutivo en el Ramo de
Educación por Acuerdo No. 1066, de fecha 26 de marzo de 1981; asimismo, el
Poder Ejecutivo en el Ramo del Interior acuerda conferir a dicha entidad el
carácter de persona jurídica.

En los registros históricos del 12 de junio de 1981 no aparecen


noticias nacionales trascendentes que llamaran ese día la atención de
los periódicos del país. Sin embargo, en aquella fecha ocurrió un
hecho de orden privado que, con el transcurso del tiempo, se ha
convertido en referente obligado en la educación superior del país. En
dicho momento, por un acuerdo del Ministerio de Educación, fue
constituida legalmente la Universidad Tecnológica de El Salvador
(UTEC).

Durante los siguientes 25 años, esta situación educativa ha logrado


posicionarse en el campo de la formación universitaria y de la cultura
nacional, lo que ha sido posible a partir de la inspiración de sus
fundadores, de la responsabilidad de sus administradores, de la
dedicación de sus docentes, de la entrega de sus empleados y de la
persistencia de sus estudiantes.

Senado Consultivo
(desde 1995 a la actualidad)

El Senado Consultivo, es el organismo asesor honorífico universitario;


en él se delegan las siguientes atribuciones: evalúa las políticas,
estrategias y planes de acción de la institución con la finalidad de
formular las sugerencias y recomendaciones pertinentes a la Junta
General Universitaria, y estudia asuntos relacionados con el desarrollo
institucional.
Fue creado según acta No 151, punto 5, del libro de actas del Consejo
Superior, el 10 de agosto de 1995.