Você está na página 1de 4

Alma: Principio que da forma y organiza el dinamismo vegetativo, sensitivo e intelectual de la

vida. En algunas religiones y culturas, sustancia espiritual e inmortal de los seres humanos.
Ciencia: Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento,
sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales.
Conducta: Manera con que los hombres se comportan en su vida y acciones.
Eidético: Capacidad de ciertas personas, por lo general niños y artistas plásticos, para
reproducir mentalmente con gran exactitud percepciones visuales anteriores.
Ello: En el psicoanálisis de Freud, la fuente inconsciente de toda energía psíquica, que
contiene la totalidad de los instintos reprimidos y se rige solo por el principio del placer.
Epistemología: Doctrina de los fundamentos y métodos del conocimiento científico.
Espíritu: Ser inmaterial y dotado de razón.
Filosofía: Conjunto de saberes que busca establecer, de manera racional, los principios más
generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del
obrar humano.
Introyeccion: Mecanismo de defensa por el que se hacen propios rasgos de la personalidad
de algún sujeto.
Kinestesia: Percepción del equilibrio y de la posición de las partes del cuerpo.
Método: Modo de obrar o proceder, hábito o costumbre que cada uno tiene y observa.
Mnémico: Procesos dinámicos por el cual la información es codificada brevemente por las
diversas memorias sensoriales luego tratada temporalmente en la memoria a corto plazo.
Objetivo: Perteneciente o relativo al objeto en sí mismo, con independencia de la propia
manera de pensar o de sentir.
Onirismo: Alteración de la conciencia caracterizada por la aparición de fantasías semejantes a
las de los sueños, con pérdida del sentido de la realidad.
Percepción: Sensación interior que resulta de una impresión material hecha en nuestros
sentidos.
Pragmático: Disciplina que estudia el lenguaje en su relación con los usuarios y las
circunstancias de la comunicación.
Psicología: Parte de la filosofía que trata del alma, sus facultades y operaciones.
Razón: Acto de discurrir el entendimiento.
Retrospección: Mirada o examen retrospectivo.
Sensación: Impresión que las cosas producen por medio de los sentidos.
Subjetivo: Perteneciente o relativo a nuestro modo de pensar o de sentir, y no al objeto en sí
mismo.
Superyo: En el psicoanálisis freudiano, parte inconsciente del yo que se observa, critica y trata
de imponerse a sí mismo por referencia a las demandas de un yo ideal.
Yo: Parte consciente del individuo, mediante la cual cada persona se hace cargo de su propia
identidad y de sus relaciones con el medio.
Las Escuelas de la Psicología

Conductismo

Principal Exponente: John B. Watson (1878-1958)

Escuela basada en el estudio del comportamiento animal, se estudia lo que se ve, reemplaza la
introspección por estudios sobre el condicionamiento, se trabaja sobre el aprendizaje.

Watson lucha a comienzos de la década de 1910 por una psicología que tan sólo trabaje con
variables objetivas y manipulables, para poder controlar científicamente la conducta de los
organismos, incluido el hombre.

Para el Conductismo la Psicología debe ser ciencia eminentemente práctica, sin nada de
introspección, y teniendo como objetivo la predicción y el control de la conducta.

Algunos aportes que dio esta escuela a la psicología fue el condicionamiento, el uso del
método científico para el estudio del comportamiento, además que ayuda a que se convirtiera
en una ciencia.

Gestalt

Sus principales exponentes son psicólogos alemanes. Se funda a principios del siglo XX,
reconocen la importancia de la conciencia, afirmas que: "El Todo es la suma de sus partes".
Además impacta en el estudio de la percepción.

La Psicología de la Gestalt pone de manifiesto la insuficiencia del elementalismo (reducción de


la mente a sus elementos más simples) en el estudio de la percepción. Rompe, por tanto, con
el enfoque asociacionista impuesto por Wundt, al afirmar que: Las propiedades del conjunto
(del todo) emergen de alguna manera de los elementos que lo componen, sin que se hayen
estas propiedades en los elementos aislados.

Humanismo

Principal Exponente: Abraham Maslow (1908-1970)

Critica mucho al conductismo y al psicoanálisis, partiendo de que en el conductismo se habla


mucho de la conducta y poco de la persona como tal. Al Psicoanálisis lo ataca porque habla
mucho de los pertubados mentales, y no habla de las personas sanas.

Para los psicólogos humanistas el hombre es psicológicamente distinto de los animales. Es


naturalmente bueno y algo en sí mismo. Cada hombre, además de la naturaleza específica,
común a la de otros hombres, posee una naturaleza individual, que es única e irrepetible.
Por ser cada hombre distinto a los demás, como tal debe ser tratado y estudiado.

Rogers se centra en la trama de la relación terapéutica (psicólogo-cliente) y parte de la idea de


que el individuo tiene dentro de sí mismo recursos suficientes que pueden ser movilizados, con
tal que el psicólogo consiga crear un clima adecuado.
El organismo humano posee dos sistemas para coordinar e integrar la conducta: el sistema
nervioso y el sistema endocrino.

El sistema nervioso: este sistema recibe datos internos y externos, los cuales procesa,
analiza e integra para dar respuestas adecuada, según el estimulo recibido. Las principales
funciones son la conducción del impulso nervioso y la integración de las diversas partes del
organismo involucradas en el mecanismo de estimulo-respuesta. El sistema nervioso esta
compuesto por el encéfalo, medula espinal y tramos nerviosos.

El sistema nervioso comprende dos divisiones principales:

 Sistema nervioso central: es el sistema mejor protegido. Consta de la medula espinal y el


encéfalo.

 La medula espinal: es un conjunto de nervios que corren a lo largo de la columna vertebral,


conectando el cerebro con el resto del organismo. Cumple dos funciones fundamentales:
permitir algunos movimientos reflejos y conducir mensajes hacia el cerebro y desde el.

 El encéfalo: se le denomina así, al sistema nervioso central encerrado en el cráneo y


comprende el cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo. Es el responsable de nuestros
pensamientos y de lograr satisfacer las necesidades más elementales. En el encéfalo se
distinguen tres grandes zonas:

1.2.1 Prosencefalo: este se divide en:

• Cerebro: su estructura física no es lisa, presenta muchos pliegues. Los más grandes
reciben el nombre de cisuras y las más conocidas son: la Interhemisférica, la cisura de
Rolando, la cisura de Silvio y la cisura Perpendicular. Estas cisuras permiten dividir el
cerebro en cuatro lóbulos: frontal, parietal, temporal y occipital.

• Sistema límbico: contiene estructuras indispensables para crear recuerdos y sentir


placer, lo mismo que para realizar varias actividades motivacionales y emocionales.
Sirve como sitio de unión entre la corteza cerebral y las partes mas internas del
encéfalo.

• Tálamo: parte del núcleo central del cerebro que transmite y traduce los mensajes del
exterior procedentes de los receptores sensoriales.

• Hipotálamo: se ubica justo debajo del tálamo. Rige la motivación y la emoción y, al


parecer, interviene en la coordinación de las respuestas del sistema nervioso en
momentos de estrés.

• Ganglios basales: grupo de estructuras de sustancia gris de las profundidades del


cerebro. Tienen la responsabilidad de ayudar en el control de las respuestas motoras,
integran y coordinan los principales movimientos involuntarios.

• Hemisferios cerebrales: el hemisferio derecho se especializa en las actividades no


verbales y espaciales, y controla la parte izquierda del cuerpo, mientras que el
hemisferio izquierdo se especializa en actividades verbales como hablar y escribir y se
encarga del lado derecho del cuerpo.

• Mesencéfalo: es una extensión del tallo cerebral. Su funcionamiento es vital ya que


permite que el organismo se mantenga en excitación y alerta.

• Metencéfalo:
o El cerebelo: es el órgano de coordinación motora. Se ubica por encima y por
detrás del bulbo.

o El puente: las sustancias químicas que en el se producen ayudan a mantener


el ciclo del sueño y vigilia

o El bulbo raquídeo: controla algunas funciones como las de respiración, la


frecuencia cardiaca y la presión arterial.

2. Sistema nervioso periférico: es la segunda gran división del sistema nervioso,


conduce mensajes hacia el sistema nervioso central y desde el. Esta formado por
axones largos y dendritas. Está compuesto por el sistema somático y el autónomo.

2.1. Sistema nervioso somático: se compone de las neuronas sensoriales que


conducen mensajes al sistema nervioso central, y también de neuronas motoras que
conducen mensajes de este sistema a los músculos esqueléticos. Este sistema se
especializa en el control de los movimientos voluntarios.

2.2. Sistema nervioso autónomo: transmite mensajes entre el sistema nervioso central
y los órganos internos. Actúan independientemente de la conciencia. Se divide en dos
partes: las divisiones simpática y parasimpática. La función básica de la primera
consiste en activar al organismo; la de la segunda, en relajarlo y restaurarlo a los
niveles normales de activación.

3. Sistema endocrino: otro sistema de comunicación del organismo, esta constituido


por glándulas endocrinas que producen hormonas, sustancias químicas liberadas hacia
la corriente sanguínea que regula procesos como el metabolismo, crecimiento y
desarrollo sexual; y las glándulas exocrinas que son las que vierten sus sustancias a la
superficie externa del cuerpo. Ellas son: glándulas sudoríparas, salivales y lagrimales,
entre otras.