Você está na página 1de 4

Cómo cultivar ajo en casa

El ajo es quizá una de las hortalizas más fáciles de cultivar, ya


que requiere pocos cuidados y es muy resistente a cualquier tipo
de suelo y clima. En este artículo te vamos a enseñar cómo cultivar
ajos en casa de una manera fácil y sencilla.

Los dientes de ajo son los que se usan para reproducir la


planta. Deberás plantarlos previamente en un semillero y luego
trasladar la planta a su lugar definitivo. Si los plantas en macetas, procura que tengan una
gran profundidad (entre 30 y 40 cm). Debes poner los dientes con la punta hacia arriba y su
cultivo se debe realizar en otoño (especialmente al principio).

Salvo que llueva, los riegos deben ser cada 15 días. En verano y primavera se deben
incrementar a cada 8 días más o menos. No conviene encharcar la tierra, ya que los ajos
podrían salir más pequeños de lo normal o no desarrollarse con normalidad.

Si los plantas en otoño, la recolección se realizará más o menos a los 8 meses (no los
riegues 15 antes de recolectarlos), si los plantas en primavera, entonces se pueden recolectar
a los 4 meses. Los mejores ajos tanto en sabor como en grosor, son los que se plantan en
otoño.

Cómo cultivar cebollas en casa


La cebolla puede ser otro de esos cultivos que puedes hacer en casa sin
ningún problema y que además resulta muy sencillo de realizar. Existen
muchas variedades de cebolla, en general, según la variedad, deberás
plantarlas en una fecha u otra. Por tanto, cuando compres las semillas,
atiende a las especificaciones de la marca.

En cuanto a los suelos, la cebolla es ideal para jardines, ya que en


principio tienen una profundidad bastante aceptable. Sin embargo, para macetas o jardineras
su cultivo puede ser algo complicado, ya que necesitan gran profundidad. En general, si
tienes una maceta de unos 50 centímetros de profundidad, podrás plantar cebollas sin
problemas.

La tierra debe estar bien oxigenada y suelta, a la cebolla no le viene nada bien los suelos
apelmazados. La temperatura ideal en la que se desarrollan las cebollas, suele ser el rango
de entre 15 y 25 grados centígrados aproximadamente. Por tanto, procura plantarlas en las
épocas más templadas del año.

En cuanto al riego, a las cebollas les basta con un riego abundante cada 15 o 20 días
aproximadamente. Si las riegas demasiado puedes estropearlas y originar que no salgan del
tamaño que quieres. Puedes evitar las plagas que afectan a esta planta, cultivando algunas
hierbas arómaticas cerca.

impacto del tamaño de maceta en el cultivo de chiles / pimientos


reproduzco un post del guindillas sobre el impacto del volumen del contenedor / maceta. aunque
los datos corresponden a chiles creo son fácilmente extrapolables al cultivo macetohuertero de
pimiento dulce / italiano etc.

el volumen del contenedor / maceta es de fundamental importancia para el desarrollo de las


plantas. por lo general cuanto más grande sea la maceta más se desarrollará la planta y más fruto
proporcionará, aunque el tamaño final de la maceta dependerá de la variedad. el objetivo es
desarrollar la planta lo suficiente para que cuando lleguen las condiciones de floración, esta tenga
un buen sistema radicular que permita el continuado crecimiento con el desarrollo de frutos (ambas
funciones van a competir por los recursos en el sustrato!).

normalmente, es habitual realizar transplantes sucesivos hasta llegar al contenedor final para
permitir un buen desarrollo del sistema radicular. una ventaja de ir realizando transplantes
sucesivos a macetas de mayor volumen es que la planta "pide" que el cambio cuando ha agotado
el espacio (sustrato seco etc.). otras ventajas de terminar en recipientes mayores son que te
permiten espaciar el periodo entre regados ("almacenan" más agua y nutrientes) y no se tumban
fácilmente con el viento.

como evidencia de la relación de proporcionalidad entre mayor cosecha a mayor contenedor ahí
van un par de muestras. la primera es un estudio mexicano analizando el impacto del tamaño del
contenedor en el desarrollo de plantas de chile salvajes. el segundo es un experimento que realizo
el maestro chilero guy holman (francia), cultivando la variedad de habanero orange, con resultados
muy significativos. sus plantas fueron sembradas el mismo día, transplantadas a la vez y regadas y
fertilizadas al mismo tiempo durante la temporada. también observó que el tamaño del fruto de
grandes contenedores era mayor que en macetas pequeñas.

como las macetas habitualmente se referencian en función del diámetro superior, ahí van unos
cálculos de volúmen de las macetas que utilizo, plastiken redonda gardenia. el cuerpo geométrico
de una maceta se corresponde con un frustrum cónico, por si necesitáis personalizar el cálculo a
vuestras macetas.

Diámetro - Volumen
14cm - 1l
18cm - 2l
22cm - 4l
26cm - 6l
32cm - 11l
38cm - 19l
48cm - 37l
60cm - 71l
finalmente un par de observaciones. es necesario planificar bien la temporada y conocer (al menos
aproximadamente) el periodo de desarrollo y maduración de las variedades cultivadas. de poco
servirá sembrar variedades chinenses / pubescens (entre 8 y 10 meses) en mayo para
transplantarla a una maceta de 50l en verano, puesto que con toda probabilidad llegará el invierno
antes de que el fruto tenga oportunidad de madurar.

por otra parte, que resultados optimos se consigan con macetas mayores no necesariamente
implica que no se puedan conseguir buenos resultados con macetas intermedias. en este caso,
como los riegos necesitarán ser más frecuentes, el sustrato sufrirá un mayor desgaste ("aclarado")
de nutrientes y necesitará ser fertilizado de igual modo con más frecuencia.