Você está na página 1de 14

c c


  

Partido Revolucionario Institucional (PRI), nació en 1929
Partido Acción Nacional (PAN), nació en 1939
Partido de la Revolución Democrática (PRD), nació en 1989
Partido del Trabajo (PT), nació en 1990
Partido Verde Ecologista de México (PVEM), nació en 1991
Partido Convergencia por la Democracia nació en 1999
Partido Alianza Social (PAS), nació en 1999
Nueva Alianza, nació en 2005
Alternativa Socialdemócrata y Campesina, nació en 2005

Aunque todos estos partidos existen en Mexico si nos damos cuenta solo 3 son los que
nos intentan gobernar PRI; PAN y PRD. Pero ¿Qué pasa con los demás partidos? Eso es
fácil se anexan a los 3 anteriores y a eso le llaman unión.

 
cc

 
  
Bajo el régimen del general Porfirio Díaz (1877-1911), México había logrado altas tasas
de crecimiento económico, pero ello a costa de un inequitativo reparto de la riqueza y de
una creciente dependencia hacia el exterior.

La ausencia de espacios para la participación política, la injusticia social para con los
trabajadores del campo y la ciudad, así como la concentración de la tierra en manos de
unos cuantos hacendados, serían el caldo de cultivo para la reacción que transformó al
país.
La Revolución mexicana de 1910 constituyó un movimiento armado que trastocó el
orden de cosas existente para dar paso a un nuevo régimen, con la promulgación de la
Constitución de 1917, primera en el mundo en incorporar reivindicaciones agrarias y
sociales.
México tenía entonces que diseñar las instituciones que le dieran sustento; transitar paso
paso, sobre vías propias y adecuadas a las condiciones imperantes en ese momento.

Ò 
  c!"#"$!"%&

4        


    

 
   
  
 
 
        


  


 
      
          
   
           
 
 
 


     


    

Presidente Plutarco Elías Calles.


Informe de Gobierno al Congreso de la Unión.
1o. de septiembre de 1928.

El Partido Nacional Revolucionario ( PNR ) surge en 1929 como un partido de


corrientes, de fuerzas políticas distintas pero afines, provenientes del movimiento de
1910.
El PNR sería, en consecuencia, la institución más poderosa para la competencia política,
y el lugar adecuado para diseñar los primeros acuerdos y prácticas en la lucha por el
poder público; así pudo auspiciar relevos de gobierno por medio de elecciones y en
condiciones de estabilidad social
Concebido como un partido de masas y tutelar de los derechos de los trabajadores, ante
el creciente ascenso de las movilizaciones populares que reclamaban una mayor
participación en los asuntos del Estado y una más equitativa distribución de la riqueza,
se crea en 1936 la Confederación de Trabajadores de México ( CTM ) y dos años
después, la Confede ración Nacional Campesina ( CNC ). Más adelante, en 1943, se
constituiría la Confederación Nacional de Organizaciones Populares ( CNOP ), con lo
que el partido configuraría una estructura representativa de los sectores obrero,
campesino y popular.

c !"%&$!"'(

ð 
  

 

      

  
 
 

   !"#    
 $  
         

%              
 %
  
      

  

  
   
  
   &     
%    

   
  

  
 

Manifiesto del Presidente Cárdenas sobre la transformación del PNR


en el Partido de la Revolución Mexicana ( PRM ).
18 de diciembre de 1937.

De manera incipiente surgió el sistema de partidos. Junto al Partido de la Revolución


Mexicana ±en que se transformó el PNR en 1938± y la presencia absoluta que mantenía
en el escenario político nacional, a partir de 1939 comenzaron a surgir una serie de
partidos con ideologías y principios opuestos a los postulados de la Revolución.

En esa época crecían y se multiplicaban en la tierra los regímenes comunistas y de


fascistas, los nazis provocaban la Segunda Guerra Mundial.

Con un gobierno cohesionado y fuerte, el progreso que se alcanzó durante esos años
permitió contar con servicios cada vez más extendidos en materia sanitaria y de
asistencia social; se pasó del latifundio, a la comunidad ejidal y a la pequeña propiedad
agrícola y se construyó una amplia red de carreteras; se creó la organización sindical y
se garantizó el reconocimiento de los derechos obreros, un estatus jurídico para los
empleados y la institución de pensiones civiles de retiro; se pasó de la empresa
capitalista de transportes, a la cooperativa de trabajadores; del desvalimiento de las
clases trabajadoras, al seguro social; de la explotación de las riquezas por intereses
extranjeros, a la incorporación de esas riquezas al patrimonio nacional; del crédito
usurero e insuficiente a los bancos agrícolas y ejidal; del ejército reclutado a la fuerza,
pasando por el soldado revolucionario, al servicio militar por conscripción; y a la
creación de centros escolares cada vez más numerosos y mejor equipados.
c !"'(
4   


         &   
 

     
%  
 
        
      
     
 
   


 
       

  
   
         
       
     

Discurso del licenciado Antonio Villalobos


al iniciarse la Segunda Convención Nacional del PRM.
18 de enero de 1946.

La estabilidad lograda hasta entonces iba de la mano con el predominio del PRI (que
sustituyó al PRM en 1946), sometido a fuertes presiones y exigencias para la
preservación y conquista de los espacios de poder público. Además, el PRI enfrentaba el
cambio generacional obligado por el envejecimiento de los militantes formados en la
lucha revolucionaria, para abrir el paso al poder a civiles con educación universitaria.
Con el PRI en el gobierno y su compromiso con el destino democrático del país, fue
posible superar las tentaciones hacia los autoritarismos de izquierda y de derecha que
aparecieron en el entorno de la Segunda Guerra Mundial y, posteriormente, de la Guerra
Fría.

México se ponía al día con las tendencias en la participación democrática del mundo; en
1947 al reconocer el voto de la mujer en las elecciones municipales y en 1953 el
derecho de votar y ser votada en cualquier elección.

Un nuevo paso hacia delante hacía necesario llevar la pluralidad de partidos a su


expresión política en la conformación del gobierno; el trayecto se inició en 1963 con los
diputados de partido, a fin de asegurar que fuerzas políticas prioritarias accedieran al
Congreso y con ello se fortalecieran, enriqueciendo la vida política del país.
Nuevamente el PRI vislumbró ese sendero y fue quien lo llevó a la práctica.

El balance no puede omitir la emergencia de movimientos de inconformidad social


suscitados a fines de los años cincuenta y durante la década de los sesenta, que
mostraron las limitaciones del sistema político así como las contradicciones del
esquema de desarrollo del país, con alto crecimiento económico y expansión de los
servicios en un marco de estabilidad política y de precios, pero que no resultaban
suficientes para una población que crecía a ritmo acelerado y estaba más alerta de sus
derechos. Todo ello mostraba que el régimen político requería reformarse para mejorar
su desempeño. Hacia ese punto se orientarían las transformaciones que el PRI alentaría.
El sistema de partidos y la afirmación de la pluralidad política tienen su impulso
definitivo con la reforma electoral de 1977. A partir de entonces se encauza la
resistencia política por la legalidad y los partidos son reconocidos en la Constitución
como entidades de interés público.
La iniciativa priísta tuvo lugar con una oposición que parecía diluirse cuando en 1976 el
candidato postulado por el partido no enfrentó adversario alguno para la elección
presidencial, con serio riesgo para su legitimidad.
La propuesta fue aprobada cuando el viraje hacia las dictaduras de derecha se
encontraban en pleno auge en el sur del continente, con sus dramáticos saldos de
represión y violación de los derechos humanos. En un marco que llamaba al
autoritarismo en Latinoamérica, México abrazaba la democracia.
El PRI conciliaba voluntades diversas en el trayecto hacia una democracia plural y
competitiva, a través de grandes transformaciones en el sistema electoral;
fundamentalmente, en torno a las normas para la organización de las votaciones, las
características de la institución encargada de ello, el sistema para la calificación de los
comicios y la regulación de los partidos como entidades de interés público, con una vida
institucional fortalecida legalmente.

Frente a la crisis electoral de 1988, en la que actuaban fracciones desprendidas del


partido, el PRI supo entender nuevamente la necesidad de ajustes. En 1989 se inició un
ciclo positivo de reformas electorales hacia la competencia política que culminaron en
1996; este ciclo implicó la creación de instituciones y procedimientos que
profesionalizaron y otorgaron autonomía a la organización de los comicios, con un
cuerpo jurisdiccional para la calificación electoral, y lograron construir bases de equidad
entre los partidos políticos en la competencia por el poder público.
En efecto, el PRI logró una permanencia como partido en el gobierno que continuó más
allá de lo alcanzado por otros partidos en regímenes democráticos, pero el balance de su
gestión es también único si se ubica en el punto de partida de una democracia incipiente,
con antecedentes de inestabilidad y fracturas, cercana todavía a los enfrentamientos
propios del caudillismo de la etapa revolucionaria y con gran influencia o dependiente
de quienes tenían mando de fuerzas armadas.

El punto de partida fue difícil; no menos fue el camino subsecuente, surcado por
amenazas y riesgos de distintas fracturas. Con el PRI en el poder, el país registró un
comportamiento en línea ascendente hacia la democracia; los desaciertos y equívocos de
quienes ejercieron responsabilidades públicas han estado sujetos a revisión en los
términos de las leyes y han respondido por ello.

Como partido, el PRI luchó por una mejor vida democrática a través de las normas. Así
se vivió un proceso de nuevos equilibrios generados por una pluralidad cada vez más
firme y amplia; ello condujo a formar los rasgos autoritarios en el régimen político.
La crítica más importante al PRI tal vez no sea sobre el balance de sus realizaciones,
sino respecto del ritmo de las transformaciones que impulsó; es evidente que hubiera
sido deseable un trayecto más corto en los cambios practicados.

El PRI y sus predecesores son organizaciones políticas que conjuntaron más de 70 años
en ejercicio del poder público; constituyen, en ese sentido, el actor principal de la
hazaña democrática de México, incluso cuando otros flaqueaban o cuando, por el
cálculo de ganancias parciales e inmediatas, negaron su contribución a las reformas
democráticas de México.

c    


La democracia no tiene fecha de nacimiento entre nosotros. Ha sido y es un proceso


largo y trabajoso.

El PRI ha acreditado en los hechos y décadas su compromiso por la democratización en


la competencia por el ejercicio del poder público. Al hacerlo, fue democratizándose el
propio ejercicio del poder y se vencían las tendencias al autoritarismo. En el mundo
actual la exigencia de la democracia es la llave de la cooperación internacional.
La alternancia del 2000 ocurrió sin necesidad de acuerdos especiales para doblegar
resistencias o para habilitar el traslado del poder de un partido a otro. No fue así porque
había régimen democrático y porque el PRI actuó con responsabilidad democrática. En
buena parte por el PRI , la alternancia ocurrió sin contratiempos, enfrentamientos o
rupturas. Aceptamos que en la democracia se gana o se pierde.
Los hechos de la historia pudieron ser distintos si las decisiones se hubiesen
encaminado por un rumbo diferente al emprendido por el PRI . Lo que se venció y se
dejó a un lado fue el peligro del totalitarismo, de un partido de Estado, de la exclusión
de los gobiernos civiles, de la negación de la pluralidad, la competencia política y la
alternancia. Lo que se dejó atrás fue el riesgo de la dictadura, de un proceso rumbo al
autoritarismo, en vez de hacia la democracia del régimen político.
En todo ello ha sido fundamental el papel institucional que las fuerzas armadas de
nuestro país han jugado a lo largo del siglo XX y en los inicios del siglo XXI . Sin su
compromiso y lealtad a las instituciones, sin su labor en los distintos ámbitos de la vida
social, el desarrollo político de nuestro país hubiera sido muy distinto.
Sin duda, los priístas hemos cometido errores, pero el partido optó por la democracia y
cerró las opciones que hubieran significado costos más altos para todos. Porque ya
había democracia, México no tuvo que pasar por una transición, y eso no es obra de la
casualidad; así lo entendió e impulsó el PRI.

El proceso que culminó en un ciclo hacia la democracia plenamente competitiva, con un


sistema plural de partidos, mostró el arribo de un destino diseñado por la Constitución
de 1917 al definir a México como una República representativa, democrática y federal.
En ese sentido, el PRI cumplió con el proyecto de la Revolución mexicana al
comprometerse con el destino democrático que ésta se había propuesto alcanzar. El
Partido Revolucionario Institucional luchará permanentemente por la preservación del
régimen republicano, democrático, representativo y federal, sustentado en las hazañas
históricas liberales plasmadas en nuestra Carta Magna.
cc 

 
 
El Partido Acción Nacional (PAN) es un partido político conservador y democristiano,
aunque internamente existen diferentes corrientes, que van desde el centro a la ultra
derecha.

Fundado en 1939, mediante una asamblea constituyente efectuada entre el 14 de


septiembre y el 17 de septiembre de 1939 en el salón del Frontón México. El ex-rector
de la UNAM, Manuel Gómez Morín es considerado su fundador.

Al año siguiente, hubo elecciones presidenciales, por lo que el nuevo partido buscó
postular al licenciado Luis Cabrera, que gozaba de amplio prestigio y que se había
puesto al gobierno de Lázaro Cárdenas, pero declinó su postulación. Entonces hubo un
intenso debate sobre apoyar o no la candidatura de Juan Andrew Almazán (candidato de
su propio partido, el Partido Revolucionario de la Unificación Nacional).

Gómez Morín aportó la solución, al lograr que se aprobara una propuesta por la que se
dejaba en libertad a los panistas para apoyar a Almazán, siempre y cuando éste no se
desviara de los propósitos del movimiento. Muchos panistas participaron activamente
en la campaña almazanista, misma que terminó en baño de sangre en el día de las
elecciones.

El partido logró su primera diputación en 1946 y su primer municipio, Quiroga,


Michoacán, en 1947. Sin embargo, se mantuvo al margen en el gobierno. En 1952,
contendió por primera vez a la presidencia de la república con Efraín González Luna
como candidato. A pesar de haber ganado aproximadamente el 13 de 100 de la votación
en las elecciones generales de 1970, una cifra muy alta para un sistema de partido
sobresaliente, el partido sufrió un declive que tocó fondo en 1976, cuando no pudo
ponerse de acuerdo para proponer un candidato a la presidencia y no pudo participar en
las elecciones de 1976.

Sin embargo, por esta época, se inició el proceso de incrustación de grupos


empresariales descontentos por el libertinaje económico en que incurrieron los
presidentes Luis Echeverría y José López Portillo, junto con la gradual apertura del país
en materia democrática y electoral a partir de la Reforma Política de 1977, con lo cual
empezaron las décadas de oposición y congruencia.

Más adelante, se reconoció en noviembre de 1989, el triunfo de Ernesto Ruffo Appel


como primer gobernador de Baja California de un partido de oposición en 60 años.
Tiempo después, el 1º de septiembre de 1997, se consiguió la mayoría absoluta junto
con los partidos del bloque opositor dentro de la LVII Legislatura, logrando terminar la
hegemonía del Partido Revolucionario Institucional que no había perdido el dominio del
poder legislativo desde 1929.
En el año 2000, como parte de la Alianza por el Cambio y después de más de seis
décadas de participación política opositora del Partido Acción Nacional, Vicente Fox
Quesada fue electo a la presidencia de la República Mexicana, terminando así con la
extensa hegemonía del Partido Revolucionario Institucional, que sostuvo desde el fin de
la Revolución Mexicana.

A finales del 2005 en elecciones internas, con la participación de miembros adherentes


y activos fue electo Felipe Calderón Hinojosa candidato a la presidencia de la república.

En las elecciones presidenciales del 2006, Acción Nacional obtuvo el primer lugar entre
los partidos y coaliciones que contendieron convirtiendo a Felipe Calderón Hinojosa en
el primer presidente de la república emanado de Acción Nacional sin la ayuda de
alianzas con otros partidos. En el año 2006 el PAN también se consolido como la
primera fuerza en el Congreso de la Unión obteniendo mayoría relativa en la cámara de
diputados y en la de senadores.

El PAN se organiza con una Asamblea Nacional de Delegados (Miembros Activos)


propuestos por las Asambleas Municipales y ratificados por Asambleas Estatales. Este
órgano es la máxima autoridad del partido, la cual delibera y aprueba los cambios de los
estatutos y reglamentos, así como la elección de los miembros del Consejo Nacional.

Le sigue el Consejo Nacional que es formado de 300 miembros ¿Activos electos¿, así
como por miembros ex-oficio y los nombramientos de los miembros del Comite
Ejecutivo Nacional tienen como función el diseño de plataformas electorales y la
disciplina interna del partido. Se renueva cada 3 años.

El comité Ejecutivo Nacional es el órgano de dirigencia, que se elige cada tres años.
Consiste en encargados de las carteras directivas, los coordinadores parlamentarios, el
Presidente del Partido y los nombrados para las carteras de administración.

Se sigue por comités Directivos Estatales y Municipales con el mismo funcionamiento.


Cuenta con agrupaciones Femenina (Promoción Política de la Mujer) y la Secretaría
Nacional de Acción Juvenil. Ambas con su propia normatividad.

El PAN cuenta con un control riguroso de sus miembros, divididos en activos y


adherentes, siendo los primeros aquellos que cuentan con todas las obligaciones y
deberes que el partido otorga y los segundos quienes están en proceso de adquirir la
activación. Los Comités Municipales se encargan de los Estados de la República
Mexicana; y los Comités Delegacionales, de la Ciudad de México, donde se inicia el
proceso de afiliación al Partido.
c    )
  *
+
c

El Partido de la Revolución Democrática nace en la Ciudad de México, el 5 de mayo de


1989 y fue fundado por los compañeros: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Porfirio
Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez además de miembros históricos de la Izquierda
Mexicana como Heberto Castillo, Gilberto Rincón Gallardo, entre otros.
En 1988 Carlos Salinas se robó la presidencia de la República, en una de las elecciones
más polémicas de la historia reciente de México. La elección se llevó a cabo el 6 de
julio de 1988. El conteo de votos se realizaría mediante un sistema de cómputo, operado
por la Comisión Federal Electoral, encabezada por el Secretario de Gobernación,
Manuel Bartlett Díaz. Sin embargo, durante la noche del día de la elección, el sistema
repentinamente se "calló". Hasta entonces, el conteo de votos favorecía la candidatura
de Cuauhtémoc Cárdenas.

Posteriormente a las elecciones, hubo multitudinarias manifestaciones ciudadanas para


exigir el reconocimiento del triunfo del Ing. Cuauhtémoc Cárdenas, candidato del
Frente Democrático Nacional. No obstante, el Colegio Electoral, de manera fraudulenta
declaró electo a Carlos Salinas de Gortari, con poco más del 50% de la votación
oficialmente reconocida.

En la actividad postelectoral, se decidió la formación de un nuevo partido: El Partido de


la Revolución Democrática, que nació como una coalición de diversos partidos políticos
y organizaciones de izquierda. Sus orígenes son: el Partido Mexicano Socialista (PMS),
quienes cedieron su registro legal. El Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), El
Partido Socialista Unificado de México (PSUM), Partido Popular Revolucionario
(PPR), El Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), Unión de la Izquierda
Comunista (UIC); más adelante se unen a la fusión una parte de la militancia del Partido
Socialista de los Trabajadores (PST); así como la llamada ³familia revolucionaria´
representada por la izquierda dentro del PRI y organizaciones civiles que se opusieron
al partido gobernante y pugnaron por elecciones democráticas.

La enemistad entre el PRD y el gobierno del PRI se hizo patente durante todo el sexenio
Salinista de manera mortífera, ya que más de 500 militantes del PRD fueron asesinados
o desaparecidos durante este periodo.

A partir de la sistemática represión y el brutal asedio por parte del PRI-gobierno, las
elecciones federales de 1991 resultaron ser una prueba dura para el PRD.

La Ciudad y el PRD

El Distrito Federal es la entidad con mayor peso político de todo México, por ser la
capital del país, donde residen los poderes de la Federación, y por ser la ciudad más
grande. La Ciudad de México es el principal bastión del PRD en todo el país.
El primer triunfo del PRD en una elección para el gobierno de una entidad federativa
fue en 1997, en el Distrito Federal con Cuauhtémoc Cárdenas como candidato.
El 5 de julio del año 2000, gana la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal Andrés
Manuel López Obrador, quien había sido presidente del partido durante los triunfos
electorales más importantes.

López Obrador logró apuntalar al PRD en la Ciudad de México, por la creación de


grandes obras como distribuidores viales que mejoraron significativamente la rapidez de
tránsito vehicular, apoyo económico a adultos mayores y a madres solteras, la creación
de una nueva universidad, la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, y varios
planteles de educación media superior, la remodelación del centro histórico, la primera
línea de metrobús, la construcción de viviendas de interés social, que lo convirtieron en
un gobernante que rápidamente se ganó el apoyo de la ciudadanía.

En las elecciones presidenciales del 2 de julio de 2006, Andrés Manuel López Obrador
y el perredismo fuimos víctimas de un escandaloso fraude electoral por parte del PAN.
En las elecciones locales para jefe de gobierno celebradas el mismo día, Marcelo Ebrard
se impuso con gran ventaja a sus opositores y el PRD gobierna por tercera vez
consecutiva la ciudad.

Entre los ideales que nos dieron origen se cuentan el respeto a la voluntad ciudadana
expresada en las urnas, la libertad de expresión, la defensa de los derechos civiles y el
combate a la corrupción, la defensa de los recursos energéticos y las comunicaciones.
Asimismo se pronunció por una educación laica y gratuita en todos los niveles y que
cumpla con la demanda nacional; la ayuda económica a los sectores más desfavorecidos
(adultos mayores, jóvenes y personas con capacidades diferentes) por el otorgamiento
de subsidios a productos de primera necesidad. Se ha pronunciado también por un
desarrollo del sector agrícola que satisfaga las demandas de los campesinos.
Militantes y dirigentes de nuestro Partido defendemos y luchamos por la igualdad de
género, el derecho a decidir de las mujeres y el matrimonio entre personas del mismo
sexo.


 ,      


 #--(
El domingo 2 de julio de 2006 se celebraron en México 

  .   , en las
cuales se elegía al presidente de la República y a los diputados y senadores de la cámara
baja y alta; además de la elección a nivel federal, en la misma jornada se realizaron
elecciones locales en nueve estados del país.

Los resultados hechos públicos de estas elecciones dieron al candidato presidencial del
partido incumbente PAN Felipe Calderón un estrecho margen (0,64%) ante el del PRD
López Obrador. El partido de la oposición PRD no las reconoció, calificó las elecciones
de fraude y denunció irregularidades.



  ,   
 

Después del 2 de julio de 2006, el candidato presidencial por la Coalición por el Bien de
Todos, Andrés Manuel López Obrador, inició una protesta por los resultados
electorales, alegando que hubo un fraude electoral en los comicios, que benefició al
candidato de la derecha Felipe Calderón Hinojosa. Analistas como Antonio Crespo y
Sergio Aguayo, que no son seguidores de Obrador, han declarado algo más
matizadamente que dado el estrecho margen, las deficiencias detectadas y la naturaleza
del recuento existió una falta de certidumbre sobre el resultado.

El 7 de julio, a unas horas de que Instituto Federal Electoral anunciara el resultado, los
simpatizantes de AMLO (Andrés Manuel López Obrador) iniciaron una huelga de
hambre a las afueras del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)
para exigir la apertura de los paquetes electorales y pidiendo que se contara voto por
voto.En tanto, en la entrada principal del IFE, por quinto día consecutivo, inconformes
con el conteo de ese órgano electoral realizaron una protesta para denunciar el "fraude
cometido por el árbitro", y también exigieron el escrutinio voto por voto de la elección
presidencial.

Con cacerolas y cucharas de metal en mano, advirtieron que "si Andrés Manuel López
Obrador dice 'nos vamos a las manifestaciones' ahí estaremos; por ahora sabemos que
debemos esperar la impugnación que se haga en el tribunal electoral".

Algunos de los manifestantes que participaron en lo que denominaron el primer


cacerolazo, (en alusión a protestas callejeras sudamericanas) señalaron que se
conducirán con apego a la ley, pero "no descartamos movilización ciudadana y
resistencia pacífica, agregaron

El Instituto Federal Electoral (IFE) declaró que el candidato que obtuvo el mayor
número de votos fue Felipe Calderón Hinojosa, aunque la declaración de Presidente
Electo le corresponde hacerla al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación,
a más tardar el 3 de septiembre de 2006, una vez que haya resuelto las objeciones e
impugnaciones de los contendientes.
A este respecto, los resultados dados a conocer por el IFE fueron los siguientes:

c  /     0  1


Ò 2     !4* 


 
  %45&"1
 3  #&')
   !'* 84(*
c 6   %45%!1
 2 /7  %4-)
7   / "* %-!*
 / 2 
 ##5#(1
c   ''!)
  ) 
  *
   c 
  
 !* !#&*
#58-1
9 *2     &4-)
7  *2   '-!*
 )  /  -5"(1
,+  &-')