Você está na página 1de 5

CONCLUSIONES

Para Edgar Morin, enfocar la pregunta ¿Quiénes Somos? requiere de un


análisis polidimensional de lo humano. Efectivamente, nos muestra las
diferentes dimensiones que comprende el complejo de lo humano, para lo
cual descompone al hombre en una trinidad: individuo/sociedad/especie,
cuyas distintas fases procede a analizar en detalle. Para Edgar Morin, el
análisis del hombre individual, del hombre social, así como la especie
humana, comprende un conjunto de enfoques diferentes de percepción que
contemplan al ser humano desde perspectivas distintas.

Pero ¿Qué fin persigue la obra de Edgar Morin “El Método V: La


Humanidad de la Humanidad? En sus propias palabras, busca responder a
la pregunta ¿Quiénes Somos? ¿Cuál es la Esencia de la Humanidad?

Para comenzar nos demuestra que esta pregunta no puede responderse


racionalmente. De hecho, propone las siguientes frases para aplicar a la
pretensión de responder a dicha pregunta:

De Maurice Merleau-Ponti: “La tarea es agrandar nuestra razón para


hacerla capaz de comprender aquello que en nosotros (individuo) y en los
otros (sociedad), precede y excede a la razón”.

De Braque: “La verdad se protege así misma, los antagonismos crecen


simétricamente al lado de ella, sin alcanzarla”

De Kierkegaard: “La paradoja suprema del pensamiento es querer describir


algo que no se puede pensar”.

Ecce Homo: El Complejo Humano.


A la pregunta ¿Quiénes Somos? Edgar Morin responde con su obra
(op.cit.):

[321:1] “Este trabajo que quiere ser racional, rompe con toda tentativa, por
lo demás irracional, de racionalizar al ser humano, racionalizar la historia,
racionalizar la vida. El conocimiento racional de lo humano implica el
reconocimientote lo que en él excede al homo sapiens.

[321:2] Rompe con la concepción insular que aísla al humano del mundo
biológico y físico, lo enraíza, por el contrario, en este mundo… Muestra
que, cual un elemento de holograma, no sólo somos una pequeña parte del
cosmos, sino también que el cosmos se encuentra presente en nosotros.
Muestra que la identidad humana comporta una identidad física y
biológica. Pero muestra también “la humanidad de la humanidad”, es
decir, la identidad que distingue al ser humano tanto de la naturaleza cuanto
de la animalidad, aunque haya surgido de la naturaleza y siga siendo un
animal.
Rompe con las concepciones reductoras de homo sapiens, homo
faber y homo oeconomicus. Complejiza la noción del hombre…e insiste en
la unidad y dualidad de lo masculino y femenino… designa la trinidad
individuo/sociedad/especie

[322:1] Todo este trabajo es conducido por el sentimiento de la


complejidad humana: religa y articula todo lo que ha sido disjunto,
desglosado, compartimentado por las diferentes disciplinas. De este modo,
individuo, sociedad, especie, aparecen como tres dimensiones
complementarias/concurrentes/antagonistas de lo humano…
La unidad humana se encuentra fuertemente afirmada, pero no
menos fuertemente la diversidad humana, y ello a todos los niveles,
biológico, individual, cultural.
El individuo mismo es uno y múltiple; su unidad se concibe no sólo
sobre una base genética, fisiológica, cerebral, sino también a partir de la
noción de sujeto…que comporta particularmente un doble principio de
exclusión y de inclusión…

[322:2] Por último, el ser humano es definido de una forma bipolarizada


como el yin yang ,donde la afectividad está siempre presente.

sapiens/demens
faber/ludens/imaginarius
oeconomicus/consumans/estheticus
prosaicus/poeticus

No se puede escapar al demens, el cual es complejo en sí mismo, puesto


que anima lo imaginario, la creatividad, el crimen.

[322-323] Este trabajo muestra que la extrema complejidad humana, que


permite invención y creación entonos los dominios, es de una
extraordinaria fragilidad. La mente siempre está amenazada por
regresiones, ilusiones, delirios, aunque también hay delirios que favorecen
la genialidad.

[323:1] Este trabajo muestra los límites humanos no sólo de la razón, sino
también de la mente. Lo muestra siempre infantil, adolescente, incluso en
la edad adulta, e infantil ante la muerte. Lo muestra arcaico bajo la corteza
moderna, neurótico bajo el caparazón de la normalidad. … muestra la
relación complementaria y antagonista individuo/sociedad. Indica la
dialéctica que lo sojuzga y lo libera. Advierte que el desarrollo técnico,
industrial, económico, va acompañado de un nuevo subdesarrollo
psicológico, intelectual y moral.

LA EXISTENCIA

[323:3] Este trabajo quiere considerar igualmente la situación existencial


del ser humano. Esta, presente en toda literatura y poesía, está ausente en
las ciencias humanas.
Esta es la razón de que haya insistido en la experiencia subjetiva así
como en los caracteres lúdicos, estéticos, poéticos e a vida humana. Vivir
para vivir significa vivir poéticamente.
He querido reparar en la presencia a menudo enmascarada de la
muerte en la existencia humana, y sobre todo, Ens. Papel formador y
destructor de la conciencia.
El ser humano lleva en sí a la vez la conciencia y la inconciencia de
su finitud; se siente invadido por el infinito en la experiencia religiosa,
poética y erótica del éxtasis.
Es un ser de esperanza y desesperanza … es el ridículo héroe del que
habla Pascal. Su verdadero tesoro, su conciencia, nació como un
epifenómeno marginal y parásita. Se encuentra desde el origen lastimada y
afligida por la muerte.
Es una llama vacilante, endeble, inestable, todavía en sus inicios,
siempre frágil, corriendo el riesgo continuo de la ilusión la self-deception,
la falsa conciencia.
Aún no ha emergido hacia el centro de la mente, para convertirse en
su piloto encendido permanente. El devenir de la humanidad se jugará
también en el devenir de la Conciencia.

[324:1] La hominización comporta demasiadas incógnitas, y sabremos


comprender mejor la interacción entre la causalidad endógena y la
causalidad exógena que ha hecho emerger la humanidad, pero el enigma, el
misterio, están en el enorme aumento cerebral del que desde su aparición
dispone el homo sapiens. …

[324:2] … conocer el cerero en su organización hipercompleja de miles de


millones de neuronas no hace sin profundizar el misterio que el cerebro
plantea a la mente y que la mente plantea a la conciencia. El hecho de que
na mente humana haya emergido sigue siendo un misterio. El hecho de que
no pueda sondear su propio misterio es un misterio…
… estamos en la prehistoria de la mente humana, entonces muchas
potencialidades de la mente todavía no se han expresado…
La mente sigue siendo, según la fórmula de Juan de la Cruz, la “nube
oscura de donde viene toda claridad”…

[325:2] El misterio humano va unido al misterio de la vida y al misterio


del cosmos, puesto quellevaomos en nosotros la vida y el cosmos. El
misterio de la vida no está sólo en su nacimiento…sino también en la
creación de formas innumerables, complejas y refinadas. “La creatividad es
el misterio supremo de la Vida”, “Comprender el acto creativo significa
reconocer que es inexplicable y sin fundamentos”. El misterio del cosmos
no deja de aumentar. Parece establecido actualmente que la parte
observable de nuestro universo es minúscula: las estrellas constituyen el
0.5% [(y aún así, hay 125.000 Millones de Galaxias, con unos 100.000
Millones de estrellas cada uno! ¡Lo que significa más estrellas que todos
los granos de arena que existen en los desiertos y en los mares de la
Tierra!)], el hidrógeno libre y el helio, el 4%, los elementos pesados el
0.03%, los neutrinos el 0.3%, mientras un 30% está constituido por la
materia oscura, y un 65 % por energía obscura, ¡entes obscuros de los que
no sabemos absolutamente nada!

[326:1] Todos los misterios están reunidos en nosotros… “El misterio


pasmoso que constituye el universo aparece bajo el fondo del misterio
pasmoso que es la materia, que aparece bajo el fondo del misterio pasmoso
que es la vida, que aparece bajo el fondo misterio pasmoso que es el
fenómeno humano mismo, misterio de misterios”.

[326:2] Los últimos avances de las ciencias de la naturaleza llegan a la


situación paradójica, ya indicada por Pascal, en la que le Conocimiento
conduce al Misterio: “¿Qué cosa es el hombre en la naturaleza, una nada
respecto del infinito, un todo respecto de lanada, un medio entre nada y
todo…está infinitamente alejadote comprender los extremos, el fin de las
cosas y su principio, es igualmente incapaz de ver la nada de donde se le
ha extraído y el infinito en el que ha quedado engullido”.

[326:3] Los principios del pensamiento complejo, la dialógica, el bucle


recursivo, el principio holográmico, son explicantes que llegan, según creo,
más adelante en la elucidación de lo humano, de la vida, del mundo. Pero
estos explicantes son inexplicables en sí mismo. Al llevar en sí el principio
de inacabamiento del conocimiento, el pensamiento complejo permite un
misterioso reforzamiento del misterio.
¡Lo impensado y lo impensable están más presentes que nunca!