Você está na página 1de 11

AL ALCOHOLISMO

El alcoholismo es una enfermedad causada por el abuso


compulsivo de bebidas alcohólicas, que puede traer graves trastornos e
incluso tener consecuencias hereditarias, como enfermedades del
sistema nervioso.
Esta, es una de las enfermedades (ya que sin lugar a dudas, es
una condición establecida como una enfermedad), más propagadas en
el mundo. Independiente de los países, clases sociales y edades. Sí, ya
que el alcoholismo, abarca a personas las cuales transitan desde la
adolescencia hasta la adultez, y afecta a hombres y mujeres. Lo que si
se debe dejar claro, es que la tasa de alcoholismo, es mayor en los
hombres que en las mujeres, pero aquello no excluye al sexo femenino
de esta enfermedad.

El alcoholismo, es una condición, la cual se va formando por medio


del hábito de tomar alcohol. Sí, ya que muchas de las personas
alcohólicas comienzan como bebedores sociales; esto es, comienzan
bebiendo para tranquilizarse y distenderse en eventos sociales. También
están aquellos que lo hacen para escapar de la realidad, o más bien
dicho, para distraerse de situaciones infelices o sentimientos depresivos.

Existen ciertas claves para identificar conductas que pueden llevar


a desarrollar esta condición. Aquellas personas que requieren comprar
compulsivamente alcohol, para que no se acabe en la tarde o en el fin
de semana, deben preocuparse. De igual manera, si se compra alcohol
de manera reiterada, en distintas botillerías o establecimientos, para no
llamar la atención socialmente, lo más seguro es que esté sufriendo de
alcoholismo, ya que inconscientemente, no se quiere ser descubierto, en
aquella conducta. Asimismo, si se esconde el alcohol en distintos lugares
de la casa, para no ser observado bebiendo. Si necesita estar
constantemente bebiendo, para sentirse feliz o cómodo, pues bien, estos
son síntomas claros, de que se está en frente de un caso de alcoholismo.
Uno de los problemas graves de cualquier enfermedad adictiva, es la
negación. Así que a lo mejor alguien está viviendo uno de estos cuadros,
pero tenderá a negarlo, con lo cual, la recuperación se encontrará cada
vez más lejana, hasta que la situación se escape de las manos o algo
grave llegue a suceder.

Hay que dejar en claro, que el consumo “moderado” de alcohol, no


es una condición negativa. Es más, existen diversos estudios e
investigaciones, que avalan el consumo de dos copas de vino, debido a
los antioxidantes de aporta al cuerpo aquel brebaje. Asimismo, el
consumo moderado de whiskey, pueden servir para evitar problemas
cardiovasculares, por medio de su acción, en el torrente sanguíneo del
ser humano.

El alcoholismo, es una enfermedad que puede llegar a producir serios


problemas a la salud de un ser humano. Como graves cuadros de
hipertensión, hígado graso, cirrosis múltiple e incluso la muerte del
alcohólico. Asimismo, el alcoholismo puede llevar a una persona, en un
profundo estado de embriaguez, a cometer graves actos atentatorios,
contra otras personas. Muchos de los crímenes violentos y asesinatos
que se llevan a cabo en un año, tienen como condicionante, la elevada
ingesta de alcohol, por parte del asesino. De igual manera, el
alcoholismo o el alto consumo de alcohol, unido con la conducción de un
automóvil, es la mezcla ideal, para la desgracia y los accidentes de
tránsito.

Aunque el alcoholismo no se puede establecer únicamente


midiendo la cantidad de alcohol que una persona ingiere, si se pueden
tomar ciertas referencias. Un hombre podría padecer de alcoholismo,
cuando bebe más de cinco vasos al día o más de 35 vasos semanales
(algo así como un promedio de 40 gramos diarios de alcohol). En el caso
de la mujer, la dosis es un poco menor, alrededor de los 25 gramos
diarios.

Además de las consecuencias en el cuerpo del alcohólico, esta


enfermedad trae graves consecuencias sociales, como la pérdida del
trabajo, y la del respeto y aprecio de amigos y familiares. Es por lo
mismo, que frente al alcoholismo, se debe buscar cuanto antes la ayuda
de un especialista en la materia. Para el tratamiento es común la
combinación de psicoterapia con algún fármaco para controlar el
síndrome de abstinencia (por ejemplo las benzodiazepinas). En algunos
casos se usan fármacos para generar un rechazo hacia el alcohol, como
el Disulfiram, que generan desagradables reacciones corporales al
ingerir brebajes alcohólicos. También se usan las terapias y dinámicas
de grupo como en el caso del conocido centro de Alcohólicos Anónimos
(en inglés Alcoholic anonymous, fundado en Estados Unidos en los años
30) y de la Asociación de Ex Alcohólicos Españoles. En algunos casos se
usan fármacos para generar un rechazo hacia el alcohol, como el
Disulfiram, que generan desagradables reacciones corporales al ingerir
brebajes alcohólicos. La buena noticia es que la recuperación del
alcoholismo es posible.

EFECTOS DEL ALCOHOL


El alcohol, tomado moderadamente, tiene propiedades
estimulantes: desinhibe, proporciona un mejor estado de ánimo y una
sensación de bienestar personal.
Cabe decir, sin embargo, que algunas de las aparentes propiedades
estimulantes del alcohol son falsas. Así por ejemplo, existe la creencia
popular que las bebidas alcohólicas animan a los individuos a mantener
unas mejores relaciones sexuales. Lo cierto es que esta substancia
deprime el sistema nervioso central lo que puede conllevar problemas
de erección e impedir unas relaciones sexuales adecuadas. El alcohol,
por lo tanto, no posee propiedades afrodisíacas.

Otra creencia falsa es aquella que considera que el alcohol


aumenta la seguridad personal y la capacidad para realizar tareas. El
alcohol, siendo uno de los mejores depresores, disminuye la viveza del
sistema nervioso, entumece al individuo y lo hace más lento en el
trabajo y en sus reacciones personales. Beber cuando se conduce o se
trabaja constituye un error que puede tener fatales consecuencias. Se
ha demostrado que incluso conducir con resaca, cuando ya no hay
alcohol en la sangre, disminuye hasta en un 20 % las reacciones del
conductor.

La capacidad de metabolizar el alcohol depende de factores


personales, sexuales y de raza. Hay ciertas personas que lo toleran más
que otras. Las mujeres aguantan el alcohol mucho menos que los
hombres. La razón se encuentra en que tienen un hígado más pequeño y
más grasa corporal. Los orientales toleran menos el alcohol que otras
razas.

El alcohol se absorbe mejor y perjudica menos si se bebe con el


estómago lleno. Cuando el estómago está vacío el alcohol se disuelve
rápidamente en la sangre. Igualmente la ingestión de alcohol junto con
bebidas de gas facilita su más rápida absorción por el organismo.
El cuerpo asimila mejor el alcohol cuando se le deja descansar de
tanto en tanto. Beber todos los días, aunque sea moderadamente no
resulta recomendable.
¿QUÉ CANTIDAD SE PUEDE BEBER PARA NO PERJUDICAR AL
ORGANISMO?
La capacidad de alcohol que resulta recomendable para que no
perjudique al organismo se mide en unidades de alcohol. Una unidad =
10 mg de etanol, que es el alcohol que se encuentra en una copa de
vino, en un cuarto de cerveza o en un vasito pequeño de licor. Se
recomienda que los hombres no superen las 21 unidades semanales y
las mujeres las 14. Un consumo habitual de más de 7 unidades en los
hombres y de más de 5 en las mujeres daño el organismo crónicamente.

El cuadro siguiente muestra los consumos recomendadas máximos


por semana para las principales bebidas. Superar las mencionadas
cantidades supone enfrentar al organismo contra la posibilidad de
graves riesgos para la salud.
Tipo de Grado Cantidad máxima semanal
bebida s
Hombres Mujeres
Vino 8-14% 2 - 3,5 botellas de 3/4 de 1,3 - 2,3 botellas de 3/4 de
litro litro
Cerveza 3,5 % 5 litros 3 litros
Vino tipo 20 % 1,5 botellas de 3/4 de litro 1 botella de 3/4 de litro
jerez
Coñac o 40 % 2/3 de botella de 3/4 de Media botella de 3/4 de
similares litro litro

¿POR QUÉ CIERTAS PERSONAS BEBEN DEMASIADO?


Son muchas las razones que pueden inducir a la gente a beber. Como
en cualquier otra droga las causas pueden ser variadas. Como causas
posibles se han mencionado las siguientes:

- Herencia: Parece ser que existe una cierta predisposición genética a


caer en la bebida. Esto no justificaría todos los casos. Además hay
grandes bebedores cuyos antecesores han sido abstemios o viceversa.

- Educación: La educación parece desempeñar una importancia mayor


que la herencia en el desarrollo del alcoholismo. La falta de unos
patrones adecuados en el hogar puede conducir al mal uso del alcohol.
Es más normal que una persona desarrolle afición a la bebida cuando de
joven ve que las personas mayores que le rodean lo hacen
habitualmente.

- Como una manera de conectar con los demás: Muchas drogas


favorecen la relación social. Es bien conocida la costumbre inglesa de la
hora del té, como una excusa para desarrollar la tertulia entre la familia
o los amigos. Cada día son más abundantes los cafés donde el tomar
una copa o una buena taza de café es una forma de intimar. Otras
culturas, como los nativos sudamericanos, toman coca juntos para
sentirse bien consigo mismos y con los otros miembros que forman el
grupo. Las drogas cumplen una función social al conseguir que las
personas pierdan la inseguridad personal y puedan estar más confiados
con su interlocutor. No debemos olvidar aquí que muchos jóvenes entrar
en el mundo de las drogas precisamente para no sentirse diferentes de
los demás. Es una manera de sentir que el grupo al que ellos se acercan
les acepta. La entrada al mundo del alcohol, el tabaco, la marihuana o el
éxtasis, por ejemplo, se produce por este motivo.

El alcohol constituye la droga social más utilizada. Su uso se


fomenta en la sociedad continuamente. Aparece publicitado en la
televisión, relacionado con un modo de vida más libre y feliz. Es habitual
tomar alcohol en los momentos importantes de la vida, durante las
celebraciones más destacadas del año, etc. Todo ello hace que el
individuo se sienta atraído hacia esta droga. Para no ser diferente de los
demás, puede tener la necesidad de beber. Es muy difícil y requiere un
esfuerzo personal no beber cuando la mayoría de las personas lo hacen.
Es paradójico como una de las peores drogas que existen están tan
valoradas socialmente.

- Para superar los problemas personales: Algunas personas beben


para superar la tristeza, la depresión o la falta de felicidad personal. El
alcohol o los narcóticos pueden constituir una puerta de escape a la
infelicidad.

¿CÓMO SABER SI UNA PERSONA ES ALCOHÓLICA?


La sospecha personal de que alguien necesita del alcohol a diario
es uno de los indicios más importantes para presuponer que alguien
pueda ser un adicto al alcohol. Esto implicará que el individuo afectado
deba acudir al médico para solucionar el problema. La mayoría de las
veces los familiares o amigos deberán ayudar a la persona enferma a
que se ponga en manos de médicos y especialistas, dado que está casi
nunca admite su dependencia, más aún, reacciona negativamente ante
posibles comentarios sobre su afición a la bebida.

La medicina dispone de una serie de pruebas para determinar el


grado de dependencia al alcohol que se basa en tests de conducta y en
análisis médicos sobre en los efectos que este tiene sobre el organismo
(niveles de transaminasas en la sangre, tamaño de los glóbulos rojos,
etc)
No obstante hay toda una serie de síntomas muy significativos que
delatan el alcoholismo, tanto de carácter físico como psíquico. Entre
todos, los más importantes son:

SÍNTOMAS PSÍQUICOS DEL ALCOHOLISMO:


- Necesidad de justificar el hecho de beber.
- Cambios en la conducta con la aparición de periodos violentos.
- Beber en solitario.
- Perdida de la memoria y de la capacidad intelectual.
- Cambio de conducta.
- No poder aguantar ni un solo día sin beber
- Descuido de alimentación
- Descuido del aspecto personal

SÍNTOMAS FÍSICOS DEL ALCOHOLISMO:


- Dolor en el vientre
-Temblores matutinos.
- Torpeza de movimientos y de habilidades manuales.

TRATAMIENTO NATURAL DEL ALCOHOLISMO


(Remedios para dejar de beber)

FITOTERAPIA ( Plantas: ayuda para dejar de beber)


La función principal de la fitoterapia en el tratamiento del alcoholismo
consiste en utilizar aquellas plantas cuya finalidad es:
- Plantas hepatoprotectoras, que protegen al hígado contra la agresión
del alcohol.
- Plantas tranquilizantes, que disminuyen la ansiedad de los alcohólicos,
relajan su espíritu y le permiten dormir mejor.

Entre todas las plantas útiles podríamos mencionar las siguientes:


Cardo mariano ( Silybum marianum) El cardo mariano, por la presencia
en sus semillas de un componente denominado silimarina, constituye un
remedio para el tratamiento de las enfermedades del hígado, entre las
que podríamos mencionar la hepatitis, la insuficiencia hepática y la
cirrosis que produce el exceso de alcohol. (1 ml de tintura 3 veces al día)
(Infusión de una cucharadita de frutos triturados por vaso de agua
durante 1/4 de hora. Tomar tres tazas al día durante 1 o 2 meses)
(Existen suplementos de silimarina que pueden tomarse de acuerdo a
las condiciones del prospecto)

Diente de león ( Taraxacum officinale) Es un buen estimulante de la


función hepática y biliar, siendo muy útil en aquellos casos en que se
presente hepatitis. Además, siendo uno de los mejores diuréticos,
incrementa la producción de orina y depura el organismo de toxinas por
lo que ayuda al hígado a realizar su función sin que se tenga que
esforzar tanto. (Decocción de 100 gr. de raíces en litro y medio de agua.
Tomar tres tazas al día) Es una infusión muy amarga ( De hecho a esta
planta también se la conoce como amargón) por lo que puede
combinarse con las hierbas anteriores o con otras plantas, como la
menta, el hinojo o el boldo.

Te verde ( Camellia sinensis) Protege al hígado y ejerce una acción


antivírica sobre el hígado. Sus propiedades antioxidantes pueden
proteger la degeneración del hígado y ayudar a impedir el cáncer de
hígado o la cirrosis
( Infusión de una cucharada de planta seca por vaso de agua. Tomar 3
vasos al día)

Onagra: ( Oenothera biennis) Es especialmente útil en el tratamiento de


las borracheras, especialmente en lo que se refiere a los síntomas
negativos que produce la resaca al día siguiente. Tambien parece ser
que ejerce una función positiva al aliviar los efectos negativos del
síndrome de abstinencia del alcoholismo. Por otra parte se ha
comprobado que su uso protege al hígado contra los efectos negativos
del alcohol.

Regaliz ( Glycyrrhiza glabra) Se ha comprobado como la ingestión de


productos normalidados con glicirrina de la regaliz ejerce una función
protectora del hígado, liberándolo de aquellas substancias tóxicas que le
resultan perjudiciales, protegiendo y revitalizando sus células. ( 3
comprimidos al día de raíz de regaliz) ( Ver toxicidad en el estudio
completo de la planta)

Ajenjo: (Artemisia absinthium ) Se han probado los valores positivos del


ajenjo para desinflamar la vesícula biliar y para el tratamiento de la
ictericia. Igualmente resulta adecuado para ayudar al hígado en los
casos de insuficiencia hepático y para la recuperación de enfermos con
hepatitis producida por ingestión de químicos. ( Tomar cápsulas de
ajenjo de acuerdo al prospecto) No tomar en caso de embarazo,
lactancia, gastritis, úlcera ni en dosis superiores a lo normal o
prolongadas

Jengibre: ( Zingiber officinale) Con propiedades antioxidantes, estimula


la bilis y protege el hígado ayudándole a que no se desarrollen tumores
cancerosos . Añadir jengibre a las comidas.

Valeriana: ( Valeriana officinalis) Ayuda a disminuir la ansiedad y a


remediar los trastornos del sueño.
INTRODUCCIÓN

El alcoholismo, es una enfermedad que puede llegar a producir


serios problemas a la salud de un ser humano. Como graves cuadros de
hipertensión, hígado graso, cirrosis múltiple e incluso la muerte del
alcohólico. Además de las consecuencias en el cuerpo del alcohólico,
esta enfermedad trae graves consecuencias sociales, como la pérdida
del trabajo, y la del respeto y aprecio de amigos y familiares.

El alcohol, tomado moderadamente, tiene propiedades


estimulantes: desinhibe, proporciona un mejor estado de ánimo y una
sensación de bienestar personal.
CONCLUSIONES

 El cuerpo asimila mejor el alcohol cuando se le deja descansar de


tanto en tanto. Beber todos los días, aunque sea moderadamente
no resulta recomendable.

 La herencia parece ser que existe una cierta predisposición


genética a caer en la bebida. Esto no justificaría todos los casos.

 La educación parece desempeñar una importancia mayor que la


herencia en el desarrollo del alcoholismo.

 El té verde protege al hígado y ejerce una acción antivírica sobre


el hígado.
COLEGIO HERMANO PEDRO

CURSO:
ESTUDIOS SOCIALES

GRADO:
TERCERO BÁSICO REGULAR

CATEDRÁTICO:
ISVIN

TEMA
EL ALCOHOLISMO

ALUMNOS:
TERCERO BÁSICO REGULAR

SÁBADO 5 DE MARZO DE 2011.