Você está na página 1de 84

Índice

Presentación

 

2

I
I

UNA MIRADA A LA DISCAPACIDAD

4

1.

Conceptos elementales en relación a la discapacidad

4

II
II

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

10

1. ¿Quién requiere una Ayuda Técnica?

11

2. ¿Qué se debe evaluar?

12

3. ¿Cómo prescribir la Ayuda Técnica?

14

4. Ayudas Técnicas y Enfoque de Género

18

III
III

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

23

3.1. AT que favorecen el desplazamiento

25

3.2. AT que favorecen una buena postura corporal

35

3.3. AT que favorecen la alimentación

39

3.4. AT que favorecen el vestuario

42

3.5. AT que favorecen el uso del baño y el aseo personal

45

3.6. AT para realizar las actividades del hogar

49

3.7. AT para comunicarse

52

3.8. AT para leer y escribir

54

Anexo 1

62

IV
IV

OTRAS FORMAS DE ACCESO A LAS AYUDAS TÉCNICAS

63

V
V

LISTA DE CHEQUEO PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

70

VI
VI

BIBLIOGRAFÍA

79

Presentación

La Secretaría Ejecutiva del Sistema de Protección Social del Ministerio de Planificación (MIDEPLAN), en conjunto con el Fondo Nacional de la Dis- capacidad (FONADIS), presentan el Catálogo de Prescripción de Ayudas Técnicas (AT), destinado a todos aquellos profesionales y técnicos que se desempeñan en los programas de la oferta pública, y que les corresponde trabajar directamente con personas con discapacidad.

Este catálogo ha sido concebido como una herramienta de apoyo a la gestión de programas y servicios, y se propone entregarles la informa- ción necesaria para tomar la mejor decisión posible, en conjunto con la persona con discapacidad y su familia, cuando se trate de definir una AT que apoye su proceso de inclusión social.

Para ello, el catálogo considera en sus contenidos los conceptos actuales de discapacidad y AT, la descripción técnica de las AT más comunes que se solicitan a FONADIS, la descripción de los procedimientos para postular al financiamiento de AT del Fondo y, requisitos para acceder a ellas a través de otros programas y servicios públicos.

La discapacidad es hoy un concepto dinámico, que se determina por la re- lación entre la deficiencia que presenta una persona, ya sea física, sensorial o mental, y el entorno en que vive. La discapacidad se define a partir de las oportunidades de participación social de una persona, determinadas por esta relación. Lo mismo ocurre entonces, con las AT, que sólo lo serán de- pendiendo de las características de la relación de la persona con discapa- cidad con su entorno. Por lo mismo, la prescripción de una Ayuda Técnica debe sustentarse en aspectos que van mucho más allá de las limitaciones funcionales que presenta una persona con discapacidad y, para definirla, se requiere de una serie de consideraciones contextuales tales como la edad, situación familiar, nivel socioeconómico, actividad, características de la residencia, o estado de salud de una persona.

Teniendo en cuenta lo anterior, este Catálogo avanza en la provisión de orientaciones para prescribir AT, brindando al lector o lectora un acerca- miento a aquellas que el Estado provee, los mecanismos de acceso a éstas, y, el aporte que hacen al proceso de inclusión social de estas personas. Se espera que el profesional o técnico que le corresponda asistir la elec- ción y gestión de una AT para una persona con discapacidad, encuentre en estos contenidos la orientación necesaria para hacer las consideraciones correctas y así elegir la que más aporte a la autonomía de las personas con discapacidad.

La generación de este material es otro esfuerzo que se suma a la política permanente de apoyo a la integración social de las personas con disca- pacidad, en especial a través de las oportunidades que se van abriendo desde el Sistema de Protección Social. Estos avances permitirán concretar la aspiración de generar estructuras más democráticas e inclusivas para todos y todas.

ROBERTO CERRI LÓPEZ

Secretario Ejecutivo

FONADIS

VERÓNICA SILVA VILLALOBOS

Secretaria Ejecutiva Protección Social

MIDEPLAN

UNA MIRADA A LA DISCAPACIDAD

CAPÍTULO I

UNA MIRADA A LA DISCAPACIDAD

1. Conceptos elementales en relación a la discapacidad

1. Conceptos elementales en relación a la discapacidad 1.1 ¿Qué es la discapacidad? El concepto de

1.1 ¿Qué es la discapacidad?

El concepto de discapacidad ha ido evolucionado a lo largo del tiempo. Tra- dicionalmente era vista como un problema de salud que afectaba sólo a la persona, el cual era generado por la presencia de un daño, enfermedad o dificultad física, sensorial, psíquica o intelectual, considerada independiente- mente del entorno en el que el individuo vivía o se desarrollaba. Consecuen- temente, cualquier intervención desde ésta perspectiva se orientaba sólo ha- cia la persona y sus dificultades con el fin de reparar o compensar el daño a la estructura corporal y/o su funcionalidad afectada.

Actualmente, se considera que la discapacidad se genera en la relación diná- mica entre la deficiencia o enfermedad que vive la persona, y las condiciones

y características de su entorno. De este modo, la discapacidad es la resul-

tante del grado en que se ven favorecidas o limitadas las oportunidades de desarrollo de las actividades cotidianas de una persona, producto de esta relación.

Este nuevo enfoque supera una visión biomédica de la discapacidad, pro- porcionando una comprensión biopsicosocial y ecológica de la misma, que

a su vez la plantea como una problemática social que debe ser visualizada

integralmente, abandonando así el abordaje meramente sanitario que había

imperado hasta la aparición de este enfoque.

La Organización Mundial de la Salud – OMS, plasma este paradigma ecológi- co de la discapacidad, acogiendo planteamientos históricos de las personas con discapacidad y propone, en el año 2001, la Clasificación Internacional del Funcionamiento, la Discapacidad y la Salud – CIF 1 . Esta herramienta para la

1 Si requiere más información, puede consultar la página oficial sobre la CIF de OMS (en inglés) http://www.who.int/classifications/icf/site/icftemplate.cfm, referencia en español: http://www. sustainable-design.ie/arch/Beta2fullspanish.pdf; wwwdiscapacidadcolombia.com/documentos/ clasificacion-internacional-discapacidad.htm#_ toc147808733

UNA MIRADA A LA DISCAPACIDAD

conceptualización y clasificación de la discapacidad, integra en un modelo ex- plicativo los factores biológicos y sociales inherentes a ésta y pone el foco, por una parte, en la dimensión de las actividades que la persona puede realizar y por otra, en el grado de participación que ésta alcanza en ellas.

Desde esta perspectiva entonces, un abordaje de la discapacidad, para que sea efectivo, debe ser integrado, y considerar la interacción compleja entre diferentes aspectos, establecidos a modo de un continuo, respecto del fun- cionamiento humano y el entorno, entre los siguientes polos 2 :

Las funciones y Estructuras corporales - Las deficiencias

La Actividad - Limitaciones en la Actividad

Participación - Restricciones en la Participación

Factores Ambientales - Barreras

En consecuencia, el concepto actual de discapacidad la transforma en un asunto social, y como tal, su abordaje corresponde a toda la sociedad, con el fin de garantizar las condiciones que permitan a las personas con discapaci- dad una efectiva participación social.

Las diversas acciones que deben desplegarse para favorecer la inclusión de las personas con discapacidad, deben necesariamente considerar la opinión y protagonismo de esta población. En ese plano, el acceso a la rehabilitación, el trabajo, la educación, la cultura y la información se constituyen en poten- tes herramientas para el desarrollo y una sentida demanda, recurrentemente poco satisfecha entre esta población. El acceso a estas oportunidades de de- sarrollo en igualdad de condiciones para las personas con discapacidad, debe necesariamente ser mediado por una serie de elementos de muy diversa natu- raleza que faciliten dicho acceso, desde la modificación del entorno físico has- ta un cambio social. Por ejemplo, actitudes inclusivas en las personas, en las instituciones, un diseño urbanístico accesible (para todas las personas), pues- tos de trabajo adaptados a las características especiales de un trabajador con discapacidad, espacios y recursos pedagógicos adaptados a las necesidades educativas especiales de alumnos con discapacidad, e implementos, instru- mentos, dispositivos y/o servicios que apoyen la realización de las actividades de la vida cotidiana. A todo lo anterior, se le denomina Ayudas Técnicas (AT).

2 Si requiere más información, puede consultar la página oficial sobre la CIF de OMS (en inglés) http://www.who.int/classifications/icf/site/icftemplate.cfm, referencia en español: http://www. sustainable-design.ie/arch/Beta2fullspanish.pdf; wwwdiscapacidadcolombia.com/documentos/ clasificacion-internacional-discapacidad.htm#_ toc147808733

1.2. ¿Qué es una Ayuda Técnica?

UNA MIRADA A LA DISCAPACIDAD

Existe una serie de definiciones de AT, formuladas en relación a su propósito,

ámbito de aplicaciones y apoyos que brindan a la persona con discapacidad.

A partir de la actualización conceptual que se viene realizando en relación a

estos elementos, se ha cambiado su denominación adoptándose la de: “Pro-

ductos de Apoyo”. Los que según la norma ISO 9999-2007 3 se definen como:

“Cualquier producto (incluyendo dispositivos, equipo, instrumen-

tos, tecnologías y software) fabricado especialmente o disponible

en el mercado, para prevenir, compensar, controlar, mitigar o neu-

tralizar deficiencias, limitaciones en la actividad y restricciones en la

participación.”

Situación en Chile

y restricciones en la participación.” Situación en Chile a) La Ley 19.284, de Integración Social de

a) La Ley 19.284, de Integración Social de Personas con Discapacidad en su artículo 5, las define como “todos aquellos elementos necesarios para el tratamiento de la deficiencia o discapacidad, con el objeto de lograr su recuperación o rehabilitación, o para impedir su pro- gresión o derivación en otra discapacidad. Asimismo, se consideran AT las que permiten compensar una o más limitaciones funcionales motrices, sensoriales o cognitivas de la persona con discapacidad, con el propósito de permitirle salvar las barreras de comunicación y movilidad y de posibilitar su plena integración en condiciones de

normalidad” 4 .

A diferencia de la definición de la ISO, la Ley aún pone el acento en cómo

las AT permiten la compensación de la o las deficiencias de las personas con

discapacidad con el fin de optimizar su adaptación, más que en el objeto o

servicio mismo. Sin embargo, se consideran ambas definiciones como com-

plementarias.

3 La norma UNE EN ISO 9999 “Productos de Apoyo para personas con discapacidad. Clasifica- ción y Terminología”, ha sido publicada por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación) en septiembre de 2007. Este documento es la versión oficial, en español, de la Nor- ma Europea EN ISO 9999: 2007, que a su vez adopta la cuarta edición de la Norma Internacional ISO 9999: 2007 (…) El cambio fundamental de esta nueva edición es el cambio del concepto y la incorporación de la terminología CIF - OMS. Más información en http://www.ceapat.org/verNo-

ticiaDetallada.do?id=200803060002

4 Ley 19284 disponible en http://www.fonadis.cl/index.php?seccion=7&parametro=28

UNA MIRADA A LA DISCAPACIDAD

En la medida que el concepto de discapacidad ha ido evolucionando hacia lo social, las AT han dejado de ser sólo objetos especializados usados en el ámbito sanitario de la discapacidad. Por ejemplo, las prótesis o las sillas de ruedas ya no sólo permiten la movilización, si no que son vistas como im- plementos que apoyan el desarrollo de la persona en la vida diaria, (trabajo, educación, cuidado personal, etc.), ocio y esparcimiento, como dispositivos de apoyo a la autonomía, accesibilidad e inclusión.

Tal como el concepto de discapacidad ha migrado hacia un enfoque de dere- cho y centrado en lo social, el de AT ha evolucionado en el mismo sentido. Lo central de esta evolución puede resumirse en lo siguiente 5 :

De aparatos relacionados con la salud, pasaron a ser herramien- tas para la vida. En un principio eran elementos indicados por el equipo de salud, que sólo se centraban en recuperar el daño o afec- ción que la persona presentaba, independiente de sus contextos y las actividades que, por su cultura, intereses, género o edad le resul- taban más atractivas o interesantes.

De productos médicos a bienes de consumo general. Inicialmente las AT sólo estaban disponibles en tiendas relacionadas con la salud,

y

su diseño y aplicabilidad era restringido y limitado. Actualmente,

los avances en el diseño y comercialización de los productos en ge- neral, han puesto a disposición de las personas con discapacidad, una infinidad de elementos para apoyar su autonomía y desempeño independiente.

De elecciones por el profesional a elecciones por el usuario. Tra- dicionalmente, era el equipo de salud, el que en base a una valora- ción de la condición de salud, decidía sobre las mejores AT para la persona. Hoy, el contexto y los requerimientos globales de la perso- na son elementos claves a la hora de prescribir una AT.

Del estatus de pacientes al estatus de consumidores. La persona con discapacidad hoy dispone de múltiples alternativas para acceder

a

aquellos bienes y servicios que requiere. La mayor y creciente in-

clusión social le ha permitido convertirse en un sujeto cada vez más activo, que reconoce sus necesidades y la forma de satisfacerlas.

5 Instituto de Mayores y Servicios Sociales (INSERSO): “Libro Blanco de Atención a las Personas en Situación de Dependencia”, España, 2004

UNA MIRADA A LA DISCAPACIDAD

De prescripciones a recomendaciones. Si antes el equipo de salud decidía respecto a las AT, hoy corresponde más bien a su indica- ción, en base a la situación de vida de la persona y sus contextos, en acuerdo con ella, y a sus requerimientos, necesidades y oportunida- des de inclusión.

1.3 ¿De qué depende que una AT cumpla su propósito?

La sola prescripción o disponibilidad de una AT (productos de apoyo), no asegura que sea una herramienta útil de apoyo para las personas: La funcio- nalidad de ésta dependerá de la relación dinámica entre sus características específicas, las necesidades del usuario, las condiciones del entorno, y el en- trenamiento que la persona con discapacidad reciba para el uso de la AT, pero sobre todo por su vinculación con acciones relevantes en los ámbitos de funcionamiento de las personas, en los cuales aportará para su integración social. Por ejemplo, si se han producido limitaciones para el desplazamiento, la AT puede ser para apoyar la marcha, pero se debe asociar a acciones de rehabilitación. Del mismo modo, un audífono en el caso de un estudiante con limitación auditiva, deberá ser complementado con otros apoyos para facilitar su desempeño escolar.

Entonces, el ajuste en la brecha entre las exigencias y apoyos del medio (en términos de oportunidades para el desarrollo efectivo de roles asociados a las tareas cotidianas 6 ) y el interés y capacidades de las personas para responder a tales exigencias, es lo que va a definir el nivel de integración de esas personas a su entorno, y por lo tanto, los requerimientos específicos de las AT.

Cada persona tiene diferentes necesidades de apoyo, que no sólo dependen de su grado o tipo de deficiencia, sino que además de su vivencia personal, de su situación, sus intereses, sus redes de apoyo (familiares, amigos, entorno social) y de su participación e involucramiento en la interrelación directa con el ambiente.

6 Tareas Cotidianas se definen como: Todas las actividades vitales que desarrollan los sujetos para su funcionamiento personal y social. Estas consideran 7 categorías: Actividades de la Vida Diaria, Actividades Instrumentales de la Vida Diaria, Educación, Trabajo, Juego, Tiempo Libre y Participación Social, de acuerdo al Marco de Trabajo para la Práctica de la Terapia Ocupacional:

ámbito de competencia y proceso, AOTA, 2002

UNA MIRADA A LA DISCAPACIDAD

El diagrama que se presenta a continuación resume y explica lo anteriormente expuesto:

Ayudas Técnicas Apropiadas Características del Medio Sujetos y sus características Acciones de Apoyo:
Ayudas Técnicas Apropiadas
Características
del Medio
Sujetos y sus
características
Acciones de Apoyo:
Rehabilitación.

En términos concretos, la persona con discapacidad, posee una serie de ca- racterísticas y atributos personales tales como: su edad, género e intereses, y vive en un contexto dado, que provee tanto de oportunidades, como de barreras, recursos y relaciones sociales significativas. Tal como ya se planteó antes, es en esa relación que surge la situación de discapacidad, que pue- de ser diminuida o modificada por la oportuna incorporación de acciones de apoyo y AT apropiadas.

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

CAPITULO II

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

Como ya se señaló anteriormente, las personas se enfrentan a la vida y se adaptan a ella a través de las actividades que realizan en diferentes áreas,

como la educacional, laboral, las actividades de la vida diaria, el juego, el ocio

o esparcimiento entre otras. En este hacer, las experiencias que las personas van a tener con los otros, se basarán en reciprocidades.

En el caso de la persona con discapacidad, esta interacción se verá impactada por las deficiencias que presenta producto de su estado de salud (patología),

y por los factores contextuales del medio en que se desenvuelve.

La Organización Mundial de la Salud, O.M.S, a través de la Clasificación Inter- nacional del Funcionamiento, la Discapacidad y la Salud- CIF 2001, contempla el problema de la discapacidad, como una interacción multidireccional entre

la persona y el contexto socio ambiental en el que ésta se desenvuelve.

Este instrumento considera el contexto como la suma de los factores que están fuera de la persona, tales como las barreras arquitectónicas, las actitu- des de la sociedad, el sistema legal, y los factores de la persona, tales como:

género, edad, estado físico, estilo de vida, educación, historia laboral, etc. La interacción de todos estos aspectos es la que le ofrece al sujeto las oportuni- dades, recursos, demandas o también limitaciones o barreras que le impacta- rán positiva o negativamente durante su vida.

Cada persona es única, independiente del ciclo vital en el que se encuentre. Dos individuos pueden presentar un mismo diagnóstico clínico, pero tener necesidades de apoyo muy particulares, que dependerán de su vivencia per- sonal (componente subjetivo de cómo la persona vive las experiencias), de las redes de apoyos que tenga (familiares, amigos, entorno social) y de la parti- cipación e involucramiento que desarrolle en todos sus áreas de desempeño.

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

Una de las estrategias para reducir el impacto de la discapacidad, como ya se

planteó anteriormente, son las AT, dado que compensan las limitaciones de la persona y las barreras del contexto, con el propósito de alcanzar una interac- ción efectiva y adecuada para un desempeño independiente y autónomo de

la persona con discapacidad en el espacio personal, familiar y social.

1. ¿Quién requiere una Ayuda Técnica?

familiar y social. 1. ¿Quién requiere una Ayuda Técnica? El profesional debe identificar la necesidad de

El profesional debe identificar la necesidad de apoyo que tiene la persona producto de su limitación y en cuál(es) de la(s) área(s) de su vida estas limi- taciones se manifiestan, y requieren de intervención. La necesidad de la AT se puede conocer por declaración directa de la persona con discapacidad, por reporte de la familia, por evaluación directa de quien la prescribirá o por sugerencia de otras personas relacionadas con el usuario que identificaron en él, alguna limitación.

Para llevar a cabo este proceso de prescripción de una AT se debe identificar

a la persona que presenta alguna discapacidad. Esta (s) persona (s) puede(n)

ser identificadas como “personas enfermas o distintas”. Quien hace la visita domiciliaria, debiera preguntar ¿Algún miembro de la familia está enfermo o tiene alguna limitación o discapacidad?

A veces la familia no identifica la discapacidad en la persona, sobre todo cuan-

do ésta es de carácter leve y/o cuando está bien integrada, dado que la per- cepción de discapacidad tiene connotaciones culturales y también depende de la relación entre la limitación que se tiene para participar de las actividades propias de la comunidad y las exigencias del entorno.

Por otra parte, cuando la persona presenta una discapacidad por tiempo pro- longado, podría no percibir esta situación como tal, dado que a través del tiempo se tienden a desarrollar diversas estrategias y apoyos espontáneos desde el medio que le permiten compensar sus limitaciones o simplemente se asume como una condición permanente en la vida. En ocasiones la persona no aprecia que esa situación puede mejorar, ya sea a través de un tratamiento específico o del uso de una AT que le facilite la realización de sus actividades cotidianas, por ejemplo, en personas que presentan una condición de salud dada desde el nacimiento, que condicionan una discapacidad y que al vivir

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

en sectores rurales, puede haber naturalizado su condición, es decir, com- pensando sus dificultades con elementos elaborados localmente. Sin restar importancia a ese hecho, es necesario que la persona sea evaluada por un profesional, de modo de determinar si es que requiere de mejorar los disposi- tivos que ya tiene, o de reemplazarlos por elementos de mejor tecnología que le ofrezcan mayor comodidad y funcionalidad.

Se hará necesario entonces contribuir a ampliar la mirada de quien prescribe, principalmente dentro del equipo de salud y rehabilitación local, incorporan- do la asesoría de aquellos que conozcan o hayan evaluado estas necesidades, y traspasando asimismo las competencias a las propias personas con discapa- cidad, sus cuidadoras(es), familias y organizaciones, cuando éstas existan.

2. ¿Qué se debe evaluar?

cuando éstas existan. 2. ¿Qué se debe evaluar? Para la prescripción de las AT se debe

Para la prescripción de las AT se debe tener en cuenta una serie de considera- ciones y decisiones relacionadas, basadas en una evaluación global que con- sidera tanto los aspectos objetivos, como la subjetividad de la persona que la utilizará, respecto del problema y del entorno en el cual se desenvuelve.

Una estrategia para identificar a las personas con discapacidad y sus necesida- des especiales es observar los siguientes aspectos:

Si una persona camina mal, cojea, al desplazarse se afirma de los muebles, tiene dolor al sentarse o caminar, tiene movimientos des- coordinados de sus brazos y piernas, presenta alguna deformación en su cuerpo; le falta alguna parte de su cuerpo, tiene dificultad para ver (ve poco, borroso o sólo bultos); al hablar no se le entiende lo que dice o dice cosas incoherentes, no comprende lo que se le habla o no es capaz de seguir alguna instrucción sencilla. Cualquiera de estas características puede indicar que se está frente a una persona con algún tipo de discapacidad.

Se debe identificar si esta discapacidad le significa a la persona algu- na dificultad para realizar sus actividades cotidianas. A continuación se presentan ejemplos de las principales tareas en que la persona puede presentar dificultad y que es posible de aminorar a través del uso de una ayuda técnica.

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

2.1.

Dificultad para desplazarse, entendiéndose como el acto de moverse

sacar a alguien o algo del lugar en que está 7 . A partir de esta defini- ción se describen tres situaciones distintas de dificultades de desplaza- miento, que implican un grado de movimiento creciente por parte de

o

la

persona:

a.

En el Desplazamiento para el cambio de posición; la persona al estar acostada en su cama no puede sentarse, girar, cambiar de posición den- tro de la cama o la silla.

b.

En el Desplazamiento para la transferencia; por ejemplo para pasar de un lugar a otro, es decir, pasar de la cama a otra silla, de la silla de rue- das a la taza del baño u otra silla.

c.

En el Desplazamiento fuera o dentro del hogar; la persona se cansa rápidamente, se cae frecuentemente, presenta marcha lenta o intermi- tente, se marea, presenta dolor en los miembros inferiores (rodillas o caderas), pierde el equilibrio, presenta movimientos descoordinados, presenta parálisis en parte de su cuerpo o pérdida de la visión lo cual provoca que la persona no pueda desplazarse libremente, es decir tran- sitar por las calles, usar transportes públicos o privados o sólo puede hacerlo dentro del hogar.

2.2.

La persona producto de su condición de salud debe permanecer largos períodos de tiempo en una misma posición, es decir, está acostada o sentada todo el día o la mayor parte de él, y presenta dificultad para mantener la posición, puede resbalar de la silla o adoptar posiciones incómodas, que le provoquen dolor.

2.3.

Dificultad para comer, alimentarse o beber, ya que la persona no tiene fuerza o capacidad para sostener el cubierto, se cae la comida de éste, no puede cortar alimentos sólidos, al beber de un vaso el líquido se derrama al llevarlo a la boca o se escurre por la comisura de los labios, el plato se desliza por la mesa o derrama la comida al intentar tomarla con el cubierto o necesita de la ayuda de otra persona ya que no puede hacerlo de manera autónoma.

7 Diccionario Real Academia de la Lengua Española

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

2.4. Dificultad para vestirse, no puede abrochar botones, subirse calcetines

o medias, ponerse la ropa interior (sostén o camiseta), los zapatos, subir

o bajar cierre, alcanzar la ropa que se encuentra a distancia y ponerse cualquier prenda de vestir de manera independiente.

2.5. Dificultad para asearse, restricción en la movilidad que le impida ingre- sar a la tina y/o ducha, no puede peinarse, lavarse el pelo, cortarse las uñas (de manos y/o pies), requiere de ayuda para mantenerse de pie en la ducha, presenta dificultad al tomar y usar los objetos para ducharse (no puede jabonarse, vaciar shampoo), secarse el cuerpo, afeitarse, apli- car o quitar cosméticos, cepillar los dientes, entre otros.

2.6. Dificultad para realizar algunas actividades del hogar, ya que no puede pelar o picar los alimentos, ni coger ollas o utensilios pesados.

2.7. Dificultad para comunicarse verbalmente; se expresa a través de soni- dos guturales, las palabras que emite no son comprensibles, presenta dificultad para discriminar sonidos, los ruidos ambientales o la voz de otras personas interfieren cuando se le habla, evita comunicarse a través del teléfono. Se incluye a personas que presentan dificultad para usar los implementos de comunicación como por ejemplo el computador, teléfono, reloj, ya sea por la dificultad en usar sus manos o por pérdida de visión.

2.8. Dificultad para leer o escribir por problemas motrices, la persona tiene limitación para tomar el lápiz o libros y mantenerlos en una posición adecuada (no puede sostenerlo o lo hace en forma débil). También la dificultad puede darse por pérdida total o parcial de la visión.

3. ¿Cómo prescribir la Ayuda Técnica?

de la visión. 3. ¿Cómo prescribir la Ayuda Técnica? Al momento de identificar la ayuda técnica

Al momento de identificar la ayuda técnica indicada para la persona con dis- capacidad, ésta debe ser consultada, orientada e informada al respecto, alen- tándola a que pueda participar activamente en este proceso, respetándose siempre sus preferencias y autodeterminación.

La selección de la AT debe considerar los siguientes aspectos:

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

Que sea necesaria y eficaz: no se debe prescribir o utilizar una AT

sin que exista una necesidad real. Debe producir el efecto deseado y responder a las necesidades para las que ha sido concebida. Que no restrinja: no debe limitar o reducir otras funciones, capaci-

dades o actividades de la persona. Que exista un criterio técnico: que la indicación sea apropiada a la

condición de salud y contexto de la persona, sin que esto implique algún riesgo, complejidad mayor o agregue dificultad adicional. Que sea segura: se deben evitar riesgos innecesarios y debe asegu-

rarse que no le provoque ningún daño a la persona o al cuidador. Que tenga una buena relación Calidad-Precio: No basarse en el

precio más económico sino que también se debe considerar que los materiales sean resistentes, duraderos, fáciles de limpiar, lo que inci- de directamente en la calidad de ésta y en su vida útil. Que sea de fácil obtención: la adquisición de una ayuda técnica

debe ser oportuna, para que la persona tenga posibilidades de usar- la prontamente desde la detección de la necesidad. Que sea aceptada por el usuario: la persona debe aceptar la utiliza- ción de la AT, debe sentirla natural y cómoda en lo posible.

La prescripción de una AT debe realizarse en el momento oportuno, y ser efectiva para la necesidad y contexto en que se utilice, además debe ser de una calidad que garantice su durabilidad y seguridad. Para la prescripción de AT, se debe de tener en cuenta lo siguiente:

Diagnóstico y pronóstico: el diagnóstico determina la(s) deficiencia(s)

que presenta la persona; el pronóstico predice el curso de una en- fermedad o sus secuelas. Por medio de éstos se obtiene información de las limitaciones, el grado de éstas y la posibilidad de una mayor o menor recuperación. Edad y sexo: De acuerdo a estos criterios pueden variar las dimen-

siones y algunas características de la AT. Evaluación del usuario y entorno: implica tomar en cuenta otra serie de aspectos propios de la persona no reflejados en el diag- nóstico y pronóstico, por ejemplo las preferencias de la persona, el medio en que se desenvuelve y participa. Es necesario considerar que las AT pueden variar en el transcurso de la vida de la persona y/o según el entorno en que viva. Estos cambios pueden darse en las dimensiones corporales, en las actividades que ésta realiza, entre otros aspectos.

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

Entrenamiento: se refiere al aprendizaje que va aparejado con el uso

de una AT en una serie de actividades. La capacidad de aprendizaje también debe ser considerada a la hora de prescribir una AT. Mantenimiento: se debe disponer de insumos y/o repuestos para

el mantenimiento de la AT y de los procedimientos para la man- tención. Seguimiento: corroborar la adaptación al uso de la AT y detectar la

necesidad de modificaciones o cambio de ésta. Acciones Complementarias: Las cuales pueden estar asociadas frecuentemente a la AT y le aportan un mayor valor y significación para la vida de los usuarios. En algunos casoa estas acciones son obligatorias, Ya que la AT requiere de la intervención de profesiona- les o especialistas que apliquen y enseñen técnicas e instrumentos específicos.

Antes de prescribir la AT, se debe indagar acerca del contexto en el cual la per- sona se desenvuelve. Por ejemplo, si tiene problemas de movilidad y traslado, debe conocerse el tipo de suelo en el cual se va a desplazar, las características arquitectónicas de su vivienda o de las estructuras físicas que frecuentará, ta- les como su lugar de trabajo, escuela o medios de locomoción habitual.

También, se deben conocer las redes de apoyo con las cuales cuenta, por ejemplo, no es lo mismo una persona con movilidad reducida que forma parte de una familia que le apoya y que vive en un área geográfica urbana, que una persona que vive en un medio rural y no cuenta con el apoyo de una red so- cial. Los apoyos (AT) en ambos casos serán genéricamente iguales, pero parti- cularmente diferentes. Por ejemplo, si la persona vive sola en condiciones de ruralidad, la silla de ruedas deberá considerar la mantención adicional de las ruedas y la protección ante la humedad, actos que quien vive en una ciudad, podría no tener que realizar ya que no encuentra las mismas dificultades.

Si el contexto que se debe compensar es el laboral, se deben conocer los aspectos del trabajo en los que la persona requiere los apoyos, por ejemplo, factores físicos del ambiente (tales como el manejo de equipos o maquinarias) o a aspectos propios de la persona (referidos a su condición de salud y capa- citación, por ejemplo).

Si la persona va a requerir una silla de ruedas, el profesional que prescribe, también debe consignar:

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

En caso de una lesión medular, el nivel de la lesión para orientar

sobre el tipo de silla requerida. Las medidas antropométricas para conocer dimensión necesaria de asiento, (ancho, profundidad) res- paldo; pierneras; apoya brazos. El peso corporal, para evaluar necesidades de amortiguación es-

pecial. La movilidad de las extremidades superiores (bilateral, unilateral) y

la capacidad de auto-propulsión, para evaluar la altura, tamaño, y ubicación de las ruedas. Si requiere ser trasladado por acompañante siempre u ocasional-

mente como apoyo (la silla tiene otras características) Área geográfica, tipo de suelo donde se traslada habitualmente,

para seleccionar el tipo y material de las ruedas. Contexto donde requiere utilizar la silla de ruedas, vivienda, (tipo de

suelo, si tiene alfombra, pasillos) establecimiento educacional, traba- jo, actividad deportiva, etc. (interiores, exteriores, mixto) Necesidad de accesorios como: correas de sujeción por falta de control postural; pierneras fijas, elevables, desmontables; apoya bra- zos especial; ruedas de tránsito para acceso a entradas reducidas; guantes para aumentar roce en la manipulación de la rueda o aro; acolchados y/o cojín para mejorar la posición o para prevención de escaras; cabecera si existe control insuficiente de cabeza-cuello

Para la solicitud de la AT en el área de las actividades de la vida diaria, hay que identificar el factor que limita el funcionamiento:

En alimentación: la persona puede presentar dificultad para tomar

cubiertos por falta de prensión manual, y va a requerir cubiertos con mangos engrosados o curvados. En vestuario: la persona puede presentar limitación para abotonar-

se, por dificultad en coordinación motriz fina y va a requerir un abo- tonador o cambiar el sistema de cierres. En higiene: la persona puede presentar riesgo de caída en la ducha

y

necesitar supervisión. En ese caso va a requerir barras de sujeción,

o

asiento de ducha, entre otras.

En movilidad al interior de la vivienda: la persona puede presentar dificultades para caminar por alteración en equilibrio postural diná- mico y va a requerir andador o silla de ruedas.

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

En movilidad en el exterior: la persona presenta mala tolerancia a la marcha; fatiga precoz o inestabilidad corporal dinámica y va a requerir una silla de ruedas.

Una AT será realmente una ayuda para la persona con discapacidad si ésta en- tiende el objetivo de su uso; conoce su operatividad; la incorpora regularmente en la ejecución de las tareas donde presenta necesidades de compensación; la cuida y mantiene para que le sirva en forma óptima y se preocupa de reponerla en caso de deterioro. Si no es así, la AT será un elemento sub-utilizado o un objeto más que se recibe y se guarda. Por tanto, en el proceso de prescripción y entrega de la AT debiera estar contemplado el entrenamiento y adecuación de ésta a la persona para dar cuenta de un buen aseguramiento de su uso.

Para quién se prescribe persona para dar cuenta de un buen aseguramiento de su uso. No basta sólo con conocer

No basta sólo con conocer las características técnicas de las AT, se hace nece- sario respaldar esta indicación con un conocimiento específico sobre la per- sona y el entorno físico, social y cultural. Saber por ejemplo el tipo de ropa que usa; con qué elementos de aseo cuenta, qué tipo de alimentación tiene; cómo se moviliza, cómo es la vivienda, qué actividades desarrolla en su rutina diaria, con quiénes vive y por tanto lo pueden apoyar en el cuidado. También se debe ponderar cómo los factores contextuales en que la persona se des- envuelve pueden tener un efecto facilitador u obstaculizador en el funciona- miento de sus desempeños.

Por lo tanto, en el proceso de prescripción y entrega de la ayuda técnica tam- bién debe estar contemplado el entrenamiento y adecuación de ésta a la per- sona, para así asegurar su uso correcto.

4. Ayudas Técnicas y Enfoque de Género de ésta a la per- sona, para así asegurar su uso correcto. 4.1 Discapacidad y Género

4.1 Discapacidad y Género

Los roles de género construidos histórica y socialmente, han asignado pa- peles diferenciados a hombres y mujeres, marcando desigualdades a partir

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

del sexo. Así las mujeres han sido las encargadas de desarrollar las tareas de reproducción de la vida; mientras que los hombres son formados para servir de proveedores. Existe una diferente valoración social del trabajo re-

productivo y del productivo, que se traduce en la invisibilización del primero,

a pesar de que ambas esferas están estrechamente ligadas y sin duda se complementan.

Asimismo, la discapacidad incide tanto en hombres como en mujeres en sus oportunidades de desarrollo, pero de manera más severa sobre las mujeres,

pues por su invisibilización se hace también invisible su discapacidad y por

lo tanto se ve expuesta a una situación de mayor vulnerabilidad que a su vez

condiciona la severidad de la misma.

Debido a razones culturales enraizadas en el prejuicio y el desconocimiento,

las mujeres con discapacidad siguen siendo disuadidas de ejercer su derecho de desarrollarse en todos los planos de la vida, especialmente en lo referido

a los roles ligados a su sexo, como ser madres, tener pareja y ser sexualmente activas. Aún en nuestros días, el entorno familiar sigue oponiendo una fuer- te resistencia a que las mujeres con discapacidad desarrollen su autonomía social y económica, por temor a los obstáculos que pueden encontrar pro- ducto de la discriminación y prejuicios que aún pesan sobre las personas con discapacidad.

Es necesario mencionar que en el ámbito de la discapacidad y género, se

da una situación de vulneración agravada de derechos, que afecta a aquellas mujeres que deben hacerse cargo del cuidado de uno o más miembros de

la familia con discapacidad. Efectivamente, el rol cultural asignado a la mujer

determina que sea la madre, hija, esposa, hermana, o cualquier otra mujer, la que asuma el cuidado del familiar con discapacidad que generalmente le de- manda dedicación exclusiva, viendo así limitadas sus posibilidades de desa- rrollar un proyecto personal que debe resignar por las necesidades del grupo familiar.

4.2. AT y Enfoque de Género

Una oferta pública de AT con un enfoque de integralidad debe implicar una mayor contribución a saldar brechas de acceso y de equidad de mujeres y hombres, atrapados en modelos culturales que limitan su desarrollo, especial- mente en el caso de las mujeres y hombres con discapacidad que experimentan

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

cotidianamente la exclusión y discriminación, aspectos que Fonadis busca in- corporar a su programa de AT.

Asimismo, esta oferta no puede considerarse integral, si no está asociada a acciones relevantes en todos los ámbitos del desarrollo de los usuarios, como lo son el educativo, de trabajo, de recreación, de rehabilitación. Esto implica que las AT por sí solas no aseguran un apoyo óptimo a las personas que las requieran y en los casos más simples requieren a lo menos, de capacitación en su uso y cuidado.

Considerando la participación como el aspecto más medular del proceso de integración-inclusión, se sugieren ámbitos específicos a modo ilustrativo y por lo tanto no exhaustivo de aplicación de enfoque de género en la indicación y evaluación de AT específicas.

a. Rehabilitación, Educación y Trabajo

Si bien se considera que el acceso a estos ámbitos esenciales para la vida y desarrollo de las personas, en el caso de las mujeres no se vería favorecido con un enfoque de género desde la disponibilidad de AT que tengan ese valor específico, se debe tener en cuenta que son precisamente las brechas generadas por barreras de la accesibilidad, de la comunicación entre otras, las que limitan el acceso preferentemente a las mujeres, que en la mayoría de los casos de quienes viven discapacidad, implican el confinamiento al espacio ho- gareño. En tal sentido la magnitud de este fenómeno obliga a considerar to- dos los recursos de apoyo que permitan sortear los obstáculos físicos, sociales y culturales para la inclusión, en los cuales AT pueden ser un aporte muy signi- ficativo (movilidad, desplazamiento, traslado, comunicación, información).

b. Ejercicio de Roles Valorados

Ejercicio de la maternidad: Esta es una experiencia que muchas mujeres con discapacidad reclaman para sí, aunque requieren contar para ello, con todos los recursos de apoyo y educación pertinentes. Elementos para manipular ob- jetos, alargadores, carpetas antideslizantes, muebles adaptados para el cuida- do y aseo del bebé, su amamantamiento, entre otras actividades, son algunos ejemplos de AT relacionadas.

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

Vida Diaria: Dentro de este grupo específico de AT, se debe considerar a aquellas que apoyan el desarrollo de actividades diferenciadas que impactan sobre la autonomía y calidad de vida de hombres y mujeres.

Juguetes adaptados: En la infancia niñas y niños juegan y requieren juguetes

e implementos recreativos adaptados, que respondan a su desarrollo e inte-

reses, modelando y diferenciando roles y apoyando la adquisición de apren- dizajes significativos.

Tareas en el Hogar: Las tareas del hogar están dadas por costumbres fami- liares, sin embargo en algunas familias delegan las tareas domésticas al varón con discapacidad, especialmente cuando no tiene un rol productivo fuera del hogar. Si es una mujer, es más fuerte la tendencia a que esta permanezca en el hogar, incluso al cuidado de hermanos menores, con las consiguientes dificul- tades y riesgos para cumplir con las actividades y tareas asumidas.

Las adaptaciones y disponibilidad de AT facilitan la manipulación de objetos y utensilios para realizar todo tipo de tareas del hogar.

Higiene y Arreglo Personal: En el caso de mujeres, la higiene en el período menstrual plantea dificultades y se puede requerir de utensilios como exten- sores para realizar estas acciones necesarias, con mayor autonomía.

El maquillarse para muchas mujeres forma parte de una rutina que mejora su imagen, facilita su integración y reafirma su autoestima, pero presenta barre- ras importantes que se pueden superar con AT como soportes especiales, espejos magnificadores, entre otros.

A su vez, en actividades de higiene como afeitarse los hombres pueden re-

querir adaptaciones y AT específicas.

El vestuario entre hombres y mujeres es diferente y puede requerir utensilios

o productos de apoyo diferenciados para apoyar la ejecución autónoma de la

tarea

La higiene perineal es diferente entre hombres y mujeres, la actividad de ir al baño, de poder realizar un autocateterismo (maniobra manual para la extrac- ción de orina de la vejiga), por ejemplo, es sin duda más complejo para las mujeres que para los hombres y pueden requerir de mobiliario adaptado y otros implementos.

4.3. Cuidadoras y AT

CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

De acuerdo a diversos estudios, un porcentaje mayoritario de las personas que proveen cuidados de salud no remunerados son mujeres, que ven limita- das sus posibilidades de desarrollo laboral o académico y que comprometen su salud personal en tareas de dedicación permanente cuando atienden a personas con discapacidad de mayor severidad y por lo tanto de mayor de- pendencia.

Asimismo las mujeres con discapacidad la viven en mayor grado y severidad después de los 34 años, especialmente entre mujeres adultas mayores, las cuales pierden sus redes sociales y familiares más rápidamente que los hom- bres, viviendo dependencia y postración en mayor proporción. Por lo tanto observar la necesidad de mujeres en la tercera edad, respecto a la necesidad de recursos de apoyo es especialmente relevante para impactar sobre su au- tonomía y calidad de vida.

Para dicho propósito existen en el mercado productos de apoyo que favo- recen la labor de las cuidadoras y contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida de las personas con discapacidad severa o dependientes, especial- mente mujeres adultas que viven discapacidad en mayor proporción que los hombres.

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

CAPÍTULO III

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

En este manual se presentan a modo de referencia, algunas de las AT que podrían nece- sitar las personas en situación de discapacidad, y que pueden ser solicitadas al FONADIS por la Institución intermediaria (que disponga de un Convenio Marco firmado) 8 . Existen diversas alternativas de Ayudas, pero que no han sido incluidas en este documento (por lo que este listado podría presentar modificaciones a futuro), y que dependiendo de las necesidades específicas de las personas y de la justificación en particular de estas necesi- dades por parte de quién prescribe, también podrían ser solicitadas al Fondo Nacional de la Discapacidad (Fonadis).

No se incluyen en este documento aquellas AT que requieren de la prescripción persona- lizada de un profesional especialista, como por ejemplo las órtesis, prótesis y audífonos, debido a la complejidad de la prescripción de este tipo de AT. Sin embargo, se incluyen algunas que son factibles de confeccionar por el usuario o su familia, siempre que se res- guarden los principios de diseño básicos, medidas de seguridad, e idealmente consideren la supervisión inicial de un profesional, para considerar posibles ajustes o modificaciones menores. Lo cual podría ser trabajado en los programas comunitarios de rehabilitación en desarrollo en diversas comunas del país. Respecto a este mismo punto, se puede indicar que algunas de las AT están disponibles en el mercado regular, por lo que podrían ser adquiridas directamente, siguiendo las mismas recomendaciones.

Las AT de este catálogo están organizadas en base a los apoyos que entregan para reducir el impacto de las limitaciones que puede presentar la persona producto de su deficiencia.

Para ver el procedimiento administrativo se recomienda visitar: 9

8 Hacer link al procedimiento de firma del Convenio Marco

9 www.fonadis.cl/index.php?seccion=69#centro

23

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

Para el cambio postural

1. AT que favorecen el desplazamiento

Para la transferencia

Para el desplazamiento dentro y fuera del hogar

2. AT que favorecen una buena postura corporal

 

Para comer

3. AT que favorecen la alimentación

Para beber

 

Vestimenta superior

4. AT que favorecen el vestuario

Vestimenta inferior

5. AT que favorecen el uso del baño y el aseo personal

Uso del baño

Aseo personal

 

Para cocinar

6. AT para actividades del hogar

Para otras tareas del hogar

7. AT para comunicarse

 

Para Leer

Para Escribir

8. AT para leer y escribir

Para uso del computador

Para uso de la calculadora

24

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.1 Ayudas Técnicas que favorecen el desplazamiento

3.1 Ayudas Técnicas que favorecen el desplazamiento 3.1.1 Para el cambio postural 3.1.1.a Cojín giratorio

3.1.1 Para el cambio postural

3.1.1.a Cojín giratorio

 

3.1.1.b Cuerda para sentarse en la cama

3.1.2 Para la transferencia

3.1.2.a Tabla de transferencia

 

3.1.2.b Tecle o elevador

3.1.3 Para el desplazamiento

3.1.3.a Bastones

dentro y fuera del hogar

3.1.3.b Muletas

 

3.1.3.c Burritos o Andadores

3.1.3.d Sillas de ruedas

25

3.1.1 AT que favorecen el cambio postural

3.1.1 AT que favorecen el cambio postural CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS Dada la diversidad de los

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

Dada la diversidad de los implementos presentados en este apartado, se presentan especificaciones para cada equipo.

3.1.1.a COJÍN GIRATORIO

Descripción: es un cojín de material plástico y/o tela resistente, que permite a la persona en posición sedente girar y acomodarse con mínimo esfuerzo.

posición sedente girar y acomodarse con mínimo esfuerzo. Su uso es recomendado en personas: con enfermedades

Su uso es recomendado en personas: con enfermedades músculo esqueléticas, por la cual presentan limitación de movilidad articular o disminución de fuerza muscular para realizar en forma autónoma giros o acomodos al estar sentado.

Contraindicaciones: no es recomendable en personas con pérdida de equilibrio o control de tronco deficitario.

Cuidados: evitar corrosión, mantener mecanismos de giro en buenas condiciones.

Entrenamiento: requiere demostración de uso o entrenamiento básico para una buena utilización de la Ayuda técnica.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: Movilización en el interior y transferencias, actividades cotidianas.

3.1.1.c CUERDA O ESCALERA PARA SENTARSE EN LA CAMA

Descripción: es una cuerda que se anuda o escalera con peldaño de madera que se ancla en la parte inferior de la cama, y que permite a la persona ir incorporándose progresivamente desde la posición acostado a sentado, a medida que se sostiene en cada nudo o escalón que ésta pueda tener.

se sostiene en cada nudo o escalón que ésta pueda tener. Su uso es recomendado en

Su uso es recomendado en personas: que presentan dificultad

al sentarse desde la posición acostado. Por ejemplo, personas

con parálisis en sus extremidades inferiores, personas con Hemiplejia. Permite el impulso con los brazos en lugar del tronco. Si la persona no tiene capacidad de agarre manual podría pasar los antebrazos entre los escalones y así sostenerse.

Contraindicaciones: en personas con disminución en la fuerza de brazos o con pérdida de control de tronco.

Cuidados: la sujeción de este dispositivo a la parte inferior de la cama o muralla, que debe quedar muy segura, firme y resistente

a la fuerza que ejercerá la persona.

Entrenamiento: requiere demostración de uso.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: Movilización en el interior y transferencias, actividades cotidianas.

26

3.1.2 AT que favorecen la Transferencia

3.1.2 AT que favorecen la Transferencia CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS Dada la diversidad de los implementos

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

Dada la diversidad de los implementos presentados en este apartado, se presentan especificaciones para cada equipo.

3.1.2.a TABLA DE TRANSFERENCIA

Descripción: Tabla de madera (suave y resistente) con cantos redondeados y con perforación en ojal para facilitar el agarre. Utilizada para realizar transferencias desde silla a cama, de silla a taza de baño, de silla otro asiento.

Su uso es recomendado en personas: con parálisis o disminución de la fuerza en miembros inferiores y que además presentan fuerza disminuida del tren superior (brazos) y que esto no les permite levantar el peso de su cuerpo para realizar estas transferencias.

el peso de su cuerpo para realizar estas transferencias. Contraindicaciones: personas con úlceras de presión en

Contraindicaciones: personas con úlceras de presión en zona sacra (escaras en los glúteos) u otras lesiones en esa parte del cuerpo.

Cuidados: mantener superficie de la tabla lisa y libre de asperezas, los bordes deben ser redondeados para evitar que se dañe la piel.

Entrenamiento: requiere de demostración de uso o entrenamiento básico para una buena utilización de la ayuda técnica.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: Movilización en el interior y transferencias, actividades cotidianas.

3.1.2.b TECLE O ELEVADOR

Descripción: Grúa con sistema de elevación mecánica o eléctrica. Es utilizada por el cuidador de la persona para realizar las transferencias (cambios de posición) de la persona con discapacidad. Cuenta con arnés tipo hamaca para ubicar a la persona.

Cuenta con arnés tipo hamaca para ubicar a la persona. Su uso es recomendado en personas:

Su uso es recomendado en personas: con Tetraplejia (parálisis de las 4 extremidades), personas postradas, o bien cuando el cuidador no cuenta con la fuerza suficiente para movilizar a la persona con discapacidad.

Contraindicaciones: Cuando el dispositivo no puede ser instalado con seguridad en el hogar, considerando los requerimientos eléctricos y de espacio, por ejemplo, cuando los pasillos y puertas del hogar no permiten el paso del elevador o el suelo de la vivienda presenta irregularidades.

Cuidados: mantención periódica de los sistemas de regulación y dispositivos de contención de la persona. Se debe considerar un espacio que permita una apropiada movilización de la persona y del equipo.

Entrenamiento: requiere de demostración de uso o entrenamiento básico para una buena utilización de la ayuda técnica.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: Movilización en el interior y transferencias, actividades cotidianas.

27

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.1.3. AT que favorecen el desplazamiento dentro y fuera del hogar

AT que favorecen el desplazamiento dentro y fuera del hogar Dada la diversidad de los implementos,

Dada la diversidad de los implementos, se presentan especificaciones para cada uno.

3.1.3.a BASTONES

Descripción: Son dispositivos que proporcionan un apoyo adicional durante la marcha. Existen varios tipos de bastones, que son detallados a continuación.

Tipos:

Su uso es recomendado en personas: que presentan diferentes alteraciones de la marcha (caminar), por ejemplo inestabilidad, caídas frecuentes, imposibilidad o contraindicación de apoyar un pie, o para personas que presentan deficiencia visual (ceguera o baja visión). Su indicación forma parte de un proceso de rehabilitación.

Contraindicaciones: cuando la persona presenta dolor o inflamación en sus manos y brazos (extremidades superiores) y

hay contraindicación de esfuerzo en este segmento.

1. Bastón simple: usado en

personas que necesitan un

punto de contacto adicional

al suelo para mejorar el

equilibrio. Trastornos leves del equilibrio y/o de la propiocepción.

Trastornos leves del equilibrio y/o de la propiocepción. 2. Bastón canadiense: de aluminio y plástico, cuenta

2. Bastón canadiense: de

aluminio y plástico, cuenta con mango regulable en altura, así como codera fija

o abatible, regatón (taco)

de goma antideslizante. Se encuentra en tamaños:

Adulto, junior, Niño. Indicados para trastornos moderados del equilibrio.

Niño. Indicados para trastornos moderados del equilibrio. Cuidados: evitar corrosión, mantener en óptimas

Cuidados: evitar corrosión, mantener en óptimas condiciones mecanismos de regulación y de apoyo (gomas o regatones)

Entrenamiento: requiere demostración de uso o entrenamiento básico para una buena utilización de la Ayuda Técnica. En el caso del bastón guía para ciegos, el entrenamiento forma parte del programa de orientación y movilidad que la persona debe realizar.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: Movilización en el interior y exterior, para realizar tareas cotidianas, así como de acceso al lugar de estudio o trabajo.

3. Bastón multipodal: bastón metálico y con tacos de goma, con mango en “T”, regulable en altura de 67 a

80 cm, que consta de tres patas o más. Aumentan la base de sustentación y permite cargar más peso,

la base de sustentación y permite cargar más peso, Bastón guía: Indicado para personas con discapacidad

Bastón guía: Indicado para personas con discapacidad visual. Vara metálica articulada, plegable, con elástico interior, medidas de 85 a 135 cms. A ser usado por personas con limitación visual, para orientación con el fin de advertir cualquier obstáculo al caminar.

usado por personas con limitación visual, para orientación con el fin de advertir cualquier obstáculo al

28

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

3.1.3.b MULETAS

Descripción: Ayuda Técnica

Su uso es recomendado en personas: que presentan amputación o parálisis en piernas, y en personas que requieren apoyo del tronco para mantener la estabilidad.

para caminar, confeccionada

de aluminio o de madera. Con almohadilla para carga

 

nivel axilar, regulable en el apoyo de la mano

a

Contraindicaciones: Personas con movimientos involuntarios, con dolor en los hombros (ejemplo: hombro doloroso), linfedema

y

en el largo total. Con

(retención de líquido) en miembros superiores, entre otras dificultades.

regatón (taco) de goma. Se encuentra en distintos tamaños: Niño (hasta 10 años) y adultos.

Cuidados: evitar corrosión, mantener en óptimas condiciones mecanismos de regulación.

 
  Entrenamiento: requiere fortalecimiento del tren superior (brazos), así como demostración de uso o entrenamiento

Entrenamiento: requiere fortalecimiento del tren superior (brazos), así como demostración de uso o entrenamiento básico para una buena utilización de la ayuda técnica.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: Movilización en el interior y exterior, para completar tareas cotidianas, así como de acceso al lugar de estudio o trabajo.

 

3.1.3.c BURRITOS O ANDADORES

Descripción: AT metálicas, con tacos y mangos de goma, que proporcionan una mayor base de apoyo al caminar y permiten carga en ambos brazos. Existen en talla adulta y pediátrica. Pueden ser plegables o no, así como contar con otros aditamentos, como bandejas o asientos, su indicación dependerá de la situación de la persona.

Su uso es recomendado en personas: que pueden desplazarse, pero presentan algunas alteraciones para deambular (caminar), por ejemplo se cansan en forma precoz, dan pasos cortos, presentan marcha lenta o intermitente, arrastran los pies, tienen dificultades en el equilibrio, se caen frecuentemente, y requieren de mayor estabilidad que aquella que les proporciona el bastón.

Contraindicaciones: Personas que presenten inestabilidad a nivel de cadera y/o rodilla.

Cuidados: evitar corrosión, mantener en óptimas condiciones mecanismos de fijación, regulación y rodados

Entrenamiento: requiere demostración de uso o entrenamiento básico para una buena utilización de la Ayuda Técnica. Debe cautelarse la fatigabilidad de la persona en el uso del implemento, ya que podría generar dolor o incluso caídas si es usado de manera incorrecta.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: Movilización en el interior y exterior, para realizar tareas cotidianas, así como de acceso al lugar de estudio o trabajo.

29

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

Andador o burrito: Indicado en personas de edad avanzada, niños con órtesis Carro anterior: Indicado
Andador o burrito: Indicado
en personas de edad
avanzada, niños con órtesis
Carro anterior: Indicado en
personas con problemas
moderados de equilibrio y/o
Carro de cuatro ruedas:
o prótesis que comienzan
reentrenamiento de marcha.
De uso en ambiente
terapéutico. No se realiza
una marcha continua.
paresia. Permite mantener
un patrón de marcha más
normal que el estándar.
Existe una disminución de la
estabilidad.
Usado en personas que
requieren aumentar su
base de sustentación y/o
tienen poca resistencia a
la marcha. Requiere buen
control motor y capacidad
de prehensión.
Carro de apoyo antebraquial:
Se indica en pacientes con
garra muy débil y deficiente
control del tronco. Estimula
Carro axilar: Indicado
en personas con escaso
control de tronco. Permite
verticalizar a la persona y la
la carga de peso en
marcha asistida.
antebrazos facilitando el
control postural de cabeza
y tronco. Favorece la
alineación.

30

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

3.1.3.d SILLAS DE RUEDAS

Descripción: Es una ayuda

técnica que permite favorecer

Su uso es recomendado en personas: que presentan parálisis (ausencia total de movimiento) o paresia (presencia de algún

el

desplazamiento y traslado

grado de movimiento pero principalmente hay pérdida de fuerza) por ejemplo en las siguientes patologías: paraplejia, paraparesia, tetraplejia, tetraparesia, Hemiplejia o hemiparesia. También puede ser en personas que presentan movimientos incoordinados o involuntarios que impiden o limitan la marcha (parálisis cerebral), se marean, se cansan rápidamente, o

presentan marcha lenta que impide que puedan desplazarse por tiempo prolongado o por distancias largas.

del usuario, mejorando la postura en posición sedente

de las personas que presentan trastornos motores asociados

o

no a trastornos cognitivos

simples o complejos; y cuya prescripción dependerá de

 

las características individuales

Contraindicaciones: no es recomendable usar silla de ruedas

y

de la actividad física que

cuando la persona presenta movilidad y fuerza para desplazarse de manera independiente o requiere de otras AT (bastón, burrito) El uso exclusivo de la silla de ruedas puede ocasionarle atrofia en las extremidades inferiores por desuso y aumentar el grado de deficiencia del usuario.

realiza durante su desempeño ocupacional. Una silla de ruedas debe permitir una postura adecuada, cómoda y estable que asegure la máxima funcionalidad del usuario, tanto en los traslados como en las actividades cotidianas,

Cuidados: Debe efectuarse mantención mecánica periódica, evitar corrosión, mantener en óptimas condiciones mecanismos de fijación, freno y rodados, lubricar, revisar presión de neumáticos, limpieza de asiento, respaldo y estructura; contar con bombín para ruedas neumáticas.

con el fin de favorecer una óptima utilización de la energía corporal y a la vez permitir

Entrenamiento: Requiere entrenamiento especializado en uso y manejo de la silla de ruedas. La persona debe conocer las partes

la

inserción social, escolar y

y mecanismos de su silla y recibir entrenamiento en técnicas especificas que le permitan obtener buena estabilidad, alcance de objetos, manejo de velocidad, desplazamiento por diferentes terrenos y niveles, ascenso y descenso de gradas, manejo de giros, transferencias: cama, baño y uso de transporte público.

laboral. Una postura corporal adecuada se logra cuándo el

ángulo de la cadera -rodilla

 

y

tobillo alcanzan los 90°.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: Movilización en

Si

no se logra ésta regla, se

el interior y exterior, para realizar tareas cotidianas, así como de acceso al lugar de estudio, recreación o trabajo, de acuerdo a los requerimientos específicos de la persona.

producirá un deslizamiento

de la Pelvis hacia delante o aumento de la presión en los glúteos por un mayor ángulo

de la flexión de rodilla, lo que provocará vicios posturales

Consideraciones Fundamentales antes de la Prescripción:

Peso y Talla del usuario: Determina la resistencia y dimensiones de la silla de ruedas a prescribir. Área Geográfica: Se deben considerar las características del terreno en que el usuario va a movilizarse En la silla de ruedas. Clima: Las condiciones climáticas son importantes de considerar para el cuidado y mantención de la silla de ruedas (oxidación y co- rrosión del material). Condiciones Arquitectónicas de las edificaciones en que se movi- liza el usuario: Considerar las características físicas de los espacios que utiliza el usuario, tales como los accesos internos y externos, ancho de pasillos y puertas, baños, etc, de modo permitir un des- plazamiento eficiente. Nivel de Funcionalidad del usuario: Considerar las capacidades motoras y cognitivas. Participación: Considerar la participación social del usuario en los diferentes contextos que se desenvuelve, las ocupaciones o labores que realiza el usuario durante su desempeño cotidiano.

y

disminución en la eficacia

del funcionamiento en tareas

o

actividades cotidianas,

por lo tanto, una correcta prescripción de silla de ruedas debe mantener esta postura, para lo cual es fundamental conocer los componentes y

accesorios de la silla de ruedas,

el

diagnóstico de la persona y

sus necesidades y actividades particulares.

31

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

Tipos de sillas de ruedas de acción mecánica:

 

Son sillas de tracción manual, pueden propulsadas por la persona en forma autónoma o impulsada por un acompañante.

Sillas de ruedas estándar:

Su indicación puede ser para uso permanente o transitorio (traslados). Puede ser autopropulsada por el usuario con sus dos

Monocomando cuyo sistema de autopropulsión se ubica en una sola rueda que provee de direccionalidad bilateral. Su uso es para personas que pueden propulsar la silla de ruedas con una sola mano, por ejemplo, personas con hemiplejias. Indicación: Indicada habitualmente en Parálisis Cerebral tipo Diplejía, Lesionados Medulares con mayor control de tronco, Mielomeningoceles y todas aquellas patologías que afectan mayormente la movilidad de Miembros Inferior.

Este tipo de silla de ruedas es indicada para personas que requieren solamente apoyo posterior

o

descanso en un respaldo

extremidades superiores o por terceras personas. Existe la silla de ruedas estándar

para lograr mantener una postura sedente adecuada.

 
 
 

Silla de ruedas para amputados:

Silla de ruedas neurológicas:

Silla de ruedas Activas: Este tipo de silla de ruedas posee un respaldo bajo que permite mayor movimiento en el tren superior, giros de tronco y liberación de las extremidades superiores para maniobrar de mejor manera la silla de ruedas. Indicación: Indicada para personas con buen control de tronco, fortalecimiento del tren superior y con alta demanda en tareas o activi- dades durante se desempeño cotidiano.

Este tipo de silla de ruedas manual posee una pletina para amputados que permite el adecuado contrapeso de la persona en posición sedente, evitando caídas. Puede ser autopropulsada por el usuario

Este tipo de silla de ruedas es indicada para personas que tienen pobre o inestable control de tronco y/o cabeza, como también para personas que presenten importantes movimientos involuntarios del

o

por terceros.

cuerpo. Posee cojines en el cabezal, respaldo, asiento y laterales que favorecen una postura corporal adecuada y sistema de sujeción en “H”. No puede ser autopropulsada por el usuario. Indicación: Indicada para per- sonas con compromiso motor severo que requiera asistencia de un tercero.

Indicación: Indicada para personas que presentan amputación de una o ambas

Extremidades Inferiores.

Extremidades Inferiores.
de un tercero. Indicación: Indicada para personas que presentan amputación de una o ambas Extremidades Inferiores.
de un tercero. Indicación: Indicada para personas que presentan amputación de una o ambas Extremidades Inferiores.

32

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

Silla de ruedas tipo camilla: Este tipo de silla de ruedas posee un respaldo que puede ser posicionado en distintos grados de inclinación, por lo tanto es indicada para favorecer el cuidado diario que realizan terceros a personas con poca o nula movilidad voluntaria, sobrepeso o de gran tamaño. Favorece la transfencia de la persona. Indicación: Indicada para personas con pobre o nulo control de cabeza-tronco, personas que presenten restricciones en la movilidad de caderas (limitación en la flexión o rigidez en extensión), para personas que presentan escasa tolerancia a la posición sedente (dolor o deformidad importante en columna) y en personas con patologías degenerativas o con lesión medular en etapa aguda.

degenerativas o con lesión medular en etapa aguda. Silla de ruedas Deportivas: Este tipo de silla

Silla de ruedas Deportivas: Este tipo de silla de ruedas es utiliza- da para practicar determinados deportes de baja o alta compe- titividad. Su uso es para la práctica de basquetbol, tenis, etc. Su respaldo es muy bajo lo que facilita la mayor movilidad y giros de tronco, así como la maniobrabilidad de la silla para la prácti- ca deportiva correspondiente. Indicación: Indicada para personas que practican deportes de baja competitividad.

para personas que practican deportes de baja competitividad. 3.1.3e SILLA DE RUEDAS ELÉCTRICA Este tipo de

3.1.3e SILLA DE RUEDAS ELÉCTRICA

Este tipo de silla de ruedas es propulsada a través de un dispositivo eléctrico (joystick) manejado por la extremidad superior del usuario en donde posea mayor movilidad, dicho comando se encuentra en uno de los apoyabrazos de la silla de ruedas. Posee un motor que requiere cada determinadas horas cargar su batería. Es importante tener presente que son de alto costo y elevado peso para ser transportadas.

Indicación: Indicada para personas que debido al compromiso motor severo que presentan, les resulta dificultoso la autopropulsión durante tareas significativas y cumplimiento de roles durante su desempeño. Se requiere de buena capacidad intelectual para comprender su manejo, condiciones de seguridad en su uso y mantención.

Se requiere de buena capacidad intelectual para comprender su manejo, condiciones de seguridad en su uso

33

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

PRECAUCIONES Y CONSIDERACIONES:

Es importante tener presente a la hora de prescribir una silla de ruedas eléctrica, que si bien puede ser de alta preferencia para el usuario, esta ayuda técnica tiene altos costos de man- tención, tiene un rendimiento limitado y es de difícil traslado. Esto hace que no en pocas ocasiones, las sillas eléctricas terminen en desuso y reemplazadas por una silla estándar. Por ejemplo, las baterías de este tipo de sillas tienen una vida útil de no más de un año y la re- posición de las mismas es de muy alto costo para el usuario. Por otra parte, la silla de ruedas eléctrica sólo puede ser usada en suelos lisos, en contextos urbanos, y por distancias cortas, lo que muchas veces no es entendido por los usuarios, ya que la utilizan como transporte para distancias largas.

Por todo lo anterior se hace necesario considerar todos estos aspectos al momento de prescribir una silla de ruedas eléctrica, y especialmente se debe capacitar al usuario es las posibilidades y limitaciones de esta silla.

34

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.2. AT que favorecen una buena postura corporal

TÉCNICAS 3.2. AT que favorecen una buena postura corporal 3.2.1. Bipedestador 3.2.2 Asiento pediátrico (sitting)

3.2.1. Bipedestador

3.2.2 Asiento pediátrico (sitting)

3.2.3 Cojín Antiescaras

3.2.4 Colchón Antiescaras

Dada la diversidad de los implementos, se presentan especificaciones para cada equipo.

3.2.1. BIPEDESTADOR

Descripción: Implemento confeccionado de metal y/o madera, que proporciona apoyo a una persona para que logre mantenerse en posición de pie. Es regulable en altura compuesto por: una base con sujeciones para pies y rodillas así como una cinta para el tórax.

para pies y rodillas así como una cinta para el tórax. Su uso es recomendado en

Su uso es recomendado en personas: con parálisis en sus extremidades inferiores (piernas) o con imposibilidad de mantenerse de pie de manera independiente. Se debe considerar el peso y talla de la persona.

Contraindicaciones: Personas que por causas médicas no deban permanecer en posición de pie.

Cuidados: Verificar que mecanismos de sujeción y regulación estén en buenas condiciones. Es importante regular el tiempo de uso de acuerdo a las características de la persona, para evitar lesiones en la piel o fatigabilidad temprana.

Entrenamiento: Requiere de entrenamiento en el uso y es recomendable que forme parte de un programa que establezca la frecuencia y tiempo de uso, ya que al iniciar su uso, debe ser gradual.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: tareas escolares o de trabajo, recomendándose pausas en el uso del implemento, para evitar fatiga del usuario.

35

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

3.2.2 ASIENTO PEDIÁTRICO (SITTING)

Descripción: Dispositivo confeccionado de material plástico o tela, acolchado, que proporciona apoyo y control postural a un niño para mantenerse sentado correctamente. Posee apoya cabeza y tronco, separa- dor de piernas y cintas de sujeción. La silla puede incluir acceso- rios como forros desmonta- bles, mesa con escotadura y otros implementos. Hay Diferentes modelos y tama- ños, dependiendo de los requerimientos del usuario.

 

Su uso es recomendado en personas: que adoptan posiciones incómodas y dolorosas mientras están sentadas, o que se resbalan de la silla. Principalmente es usado en niños con parálisis cerebral, que presentan dificultades para mantener esta posición, debido a distintas causas de origen neurológico y músculo-esqueléticos principalmente, y/o no pueden afirmar su cabeza o su cuerpo por sí mismos.

Contraindicaciones: por indicación médica.

Cuidados: Verificar correcto ajuste de mecanismos de sujeción

que al sentar al niño quede en la posición correcta. Para la indicación se debe considerar el peso y talla del niño.

y

Entrenamiento: Requiere demostración de uso que permita asegurar la correcta posición del niño.

 
En qué tipo de actividades se recomienda su uso: tareas escolares

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: tareas escolares

de estimulación, principalmente en niños no puedan mantener la postura requerida.

o

 
 

2.2.3 COJÍN ANTIESCARAS

Descripción: Cojín (fabricado en distintos materiales, detallados más adelante) utilizado con el objetivo de prevenir úlceras por presión (escaras) en la zona glútea.

Su uso es recomendado en personas: que deben permanecer sentadas por tiempos prolongados y que presentan limitación para liberar carga en la zona glútea debido a que pueden

presentar inmovilidad en sus piernas y/o pérdida de sensibilidad

e

imposibilidad de ponerse de pie o sentarse de lado por sí

solos. Personas con paraplejia, cuadriplejia, personas ancianas con notable adelgazamiento de la zona glútea e imposibilidad de ponerse de pie o sentarse de lado por sí solos, otros. El cojín por sí mismo no impide la aparición de las escaras, por lo que debe también entrenarse al cuidador o la persona misma, en técnicas de movilización y transferencia, ya que la se debe cambiar de posición varias veces al día.

 

Contraindicaciones: no tiene.

Cuidados: Se debe cuidar que la cubierta del cojín se encuentre en perfectas condiciones, evitar derramamiento de algún líquido o quemadura por colilla de cigarro. En aquellos cojines que utilizan sistemas de llenado de aire debe funcionar correctamente el sistema de bombeo y que la cantidad de aire que se le adicione sea de acuerdo al peso de la persona.

36

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

(Continuación Cojín antiescaras)

Entrenamiento: requiere demostración de uso y limpieza, así como en los cojines de aire, se requiere entrenamiento básico para la utilización del sistema de llenado.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: para personas que desarrollan tareas cotidianas, escolares o de trabajo, que deben permanecer largos períodos de tiempo sentados (generalmente en silla de ruedas) recomendándose cambios frecuentes de posición para evitar la aparición de escaras en la zona glútea.

Tipos de cojín:

Cojín de flotación en agua: posee una base antideslizante, con tejido antibacteriano, autodesodorante, impermeable, retardante de llama, antialérgico, antiestático, antiácaros. Tiene buena adaptación al cuerpo.

Cojín de flotación en gel: de gel de poliuretano con funda antideslizante, antialérgico. La capa de gel viscoso que está en contacto con la región is- quiática, (glúteos) actúa como una capa de grasa artificial y ayuda a distribuir la presión a un área mayor, dado que las partes óseas se hunden en el cojín. El cojín sigue los movi- mientos del paciente limitan- do el efecto del cizallamiento de los tejidos.

Cojín de flotación seca: 36 cáp- sulas de aire interconectadas. Cada una cubierta con una capa de silicona, cuando se aplica la presión, el aire circula a cada una de las cápsulas distribuyendo el peso unifor- memente y reduciendo la pre- sión. Hay menos transferencia del calor que con el cojín de agua o el de gel.

peso unifor- memente y reduciendo la pre- sión. Hay menos transferencia del calor que con el
peso unifor- memente y reduciendo la pre- sión. Hay menos transferencia del calor que con el
peso unifor- memente y reduciendo la pre- sión. Hay menos transferencia del calor que con el

37

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

3.2.4 COLCHÓN ANTI ESCARAS 10

 

Descripción: colchón diseña- do especialmente para ser utilizado con el objetivo de prevenir posibles úlceras por presión - UPP (escaras) en todo el cuerpo, al disminuir la presión de las zonas de apoyo.

 

Su uso es recomendado en personas: en que la piel pueda dañarse por compresión sobre eminencias óseas generado por un Síndrome de Inmovilidad Prolongado (dismovilismo) y que presentan dificultad para el cambio de posición en la cama. Por ejemplo, personas ancianas con deterioro motor, hemiplejia o tetraplejia. El colchón por sí mismo no impide la aparición de las escaras, por lo que debe también entrenarse al cuidador en técnicas de movilización y transferencia, ya que la persona postrada debe cambiar de posición varias veces al día.

Tipos de colchón

Contraindicaciones: no tiene.

Colchón de presión alternan- te: Posee un Sistema de compresor de aire, con ciclo de tiempo alternante cada dos o tres minutos, funciona

Cuidados: Se debe cuidar que la cubierta del colchón se encuentre en perfectas condiciones, sin perforaciones, siendo importante evitar el derramamiento de algún líquido o quemaduras por colillas de cigarrillo. En aquellos colchones que utilizan sistemas de llenado de aire debe funcionar correctamente el sistema de bombeo y que la cantidad de aire que se le adicione sea de acuerdo al peso de la persona (las personas obesas comprimen las celdas de aire inutilizando el colchón). Si no hay flujo de electricidad el compresor deja de funcionar.

conectado a la red eléctrica. Esto evita que la presión sea constante sobre las mismas partes del cuerpo, alivia la presión capilar y mejora el riego sanguíneo. Indicado en pacientes escarados de alto

Entrenamiento: requiere demostración de uso y en el caso de colchones de aire entrenamiento básico para la utilización del

y

muy alto riesgo.

sistema de llenado.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: para desarrollo de actividades básicas (movilización,

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: para desarrollo de actividades básicas (movilización, transferencias, sueño y descanso) en personas que permanecen postradas en forma temporal o permanente.

 
 

Colchón de flotación seca (presentación en 1, 2 y 3 secciones, vale decir compartimientos independientes): son indicados para personas que

ya presentan escaras en etapa I, II, III, o IV de úlcera por presión en zona sacra (zona baja de la espalda), talones y occipital (nuca).

en etapa I, II, III, o IV de úlcera por presión en zona sacra (zona baja
en etapa I, II, III, o IV de úlcera por presión en zona sacra (zona baja
en etapa I, II, III, o IV de úlcera por presión en zona sacra (zona baja

Colchón de aire estático:

Fabricado en PVC. Colchón en forma de panal. El

sistema de inflado puede ser

a

través de bombín o con

una bomba de aire. Tiene una válvula de salida rápida de aire. Indicado en todo tipo de paciente.

una bomba de aire. Tiene una válvula de salida rápida de aire. Indicado en todo tipo

10 Consulte en el Anexo 1 sobre los tipos de Escaras o úlceras por presión (UPP)

38

3.3. AT que favorecen la alimentación

3.3. AT que favorecen la alimentación CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS 3.3.1. Para Comer 3.3.1.a Antideslizante para

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.3.1. Para Comer

3.3.1.a Antideslizante para platos

 

3.3.1.b Reborde para el plato

3.3.1.c Cubierto con mango engrosado

3.3.1.d Cubierto con mango curvo

3.3.1.e Adaptador múltiple

3.3.2. Para Beber

3.3.2.a Tazas o vasos con boquilla

 

3.3.2.b Vaso con escotadura

3.3.2.c Taza angulada

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

3.3.1. AT QUE FAVORECEN EL COMER

 

Descripción: Son dispositivos plásticos, metálicos o acrílicos que se utilizan para adaptar los platos y que ayudan a la persona a llevarse los alimentos a la boca.

 

Su uso es recomendado en personas: que presentan diferentes

disfunciones al comer, como derramar la comida al tomarla con

el

cubierto, se cae la comida de éste al intentar llevarlo a la

boca, no tienen fuerza o capacidad para sostener el cubierto. Por ejemplo: personas con parálisis cerebral, artritis, temblor distal, distrofia muscular, entre otras.

Contraindicaciones: no tiene.

3.3.1.a Antideslizante para platos: Base plástica, de material antideslizante que permite fijar el plato

Cuidados: mantener limpio el elemento y guardar en forma segura.

Entrenamiento: requiere entrenamiento por demostración de uso y guiar el movimiento con el usuario así como la realización

de ajustes de acuerdo a las necesidades específicas de la persona. Un usuario puede requerir más de un implemento para completar la tarea exitosamente.

a

la superficie de la mesa,

evitando que se desplace mientras se está comiendo.

 
  En qué tipo de actividades se recomienda su uso: cotidianas de alimentación, las que pueden

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: cotidianas de alimentación, las que pueden darse en el contexto domiciliario

o

público, ya sea en el desempeño de actividades laborales

o

de tiempo libre. Debido a esto la selección, cantidad y

calidad de implementos debe ser la apropiada para permitir su transporte y adecuación a los distintos espacios.

3.3.1.b Reborde para el plato: Reborde de plástico o

 

3.3.1.c Cubierto con mango engrosado: Engrosamiento del mango (plástico o de

esponja resistente) que permite mejorar la prensión para tomar

3.3.1.d Cubierto con mango curvo: principalmente sirve para ayudar a que el brazo llegue a la boca con el alimento con menor dificultad

acrílico, lavable, que facilita que el alimento no caiga por el borde del plato, por ejemplo cuando la persona utiliza solamente una extremidad para alimentarse,

el

cubierto a personas que

al facilitar el ángulo de acercamiento, se adapta a los requerimientos de la persona,

presentan alteración muscular

(debilidad) y /o articular (rigidez

o

tiene déficit visual. Permite

o

dolor) en las manos.

sea diestra o zurda.

arrastrar los alimentos hasta

 

su estructura facilitando así cogerlos con el tenedor

 
su estructura facilitando así cogerlos con el tenedor  
su estructura facilitando así cogerlos con el tenedor  

o

la cuchara. Se adapta a

cualquier plato a través de un sistema de enganche (elástico, por ventosas

ajuste del material) al reborde.

o

 
    3.3.1.e Adaptador múltiple: Este dispositivo permite sujetar los cubiertos, que se usa ajustada a
 

3.3.1.e Adaptador múltiple: Este dispositivo permite sujetar los cubiertos, que se usa ajustada a la palma de la mano (puede ser fabricado en cuero, termoplástico u otro material). Se utiliza en personas que tienen dificultad en la función prensora de mano, es decir, que no pueden sostener el cubierto por sí solos, por ejemplo personas con lesión medular alta.

de mano, es decir, que no pueden sostener el cubierto por sí solos, por ejemplo personas

40

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

3.3.2. AT QUE FAVORECEN EL BEBER

 

Descripción: Son dispositivos que facilitan la ingesta de líquidos.

 

Su uso es recomendado en personas: que al beber de un vaso el líquido se derrama al llevarlo a la boca o se escurre por la comisura de los labios. Por ejemplo: personas con Parálisis Cerebral, Enfermedad de Parkinson, temblor distal, entre otras.

 

Contraindicaciones: no tiene.

Cuidados: mantener limpio el dispositivo y guardar en forma segura.

Entrenamiento: requiere sólo demostración.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: cotidianas de

alimentación, las que pueden darse en el contexto domiciliario

o

público, ya sea en el desempeño de actividades laborales

o

de tiempo libre. Debido a esto la selección, cantidad y

calidad de implementos debe ser la apropiada para permitir su transporte y adecuación a los distintos espacios.

3.3.2.a Tazas o vasos con boquilla: Vaso plástico o acrílico, que cuenta con una tapa ajustable, que en su parte superior cuenta con una boquilla.

 

3.3.2.b Vaso con escotadura:

Vaso plástico o acrílico, con un recorte en su parte superior, que facilita beber sin tener que movilizar la cabeza hacia atrás, en personas que este movimiento está limitado o se ahogan al inclinar la cabeza.

3.3.2.c Taza angulada: Taza de plástico o acrílico, que cuenta con una inclinación, lo que reduce los movimientos de cuello necesarios para completar la actividad.

que cuenta con una inclinación, lo que reduce los movimientos de cuello necesarios para completar la
que cuenta con una inclinación, lo que reduce los movimientos de cuello necesarios para completar la
que cuenta con una inclinación, lo que reduce los movimientos de cuello necesarios para completar la

41

3.4. AT que favorecen el vestuario

3.4. AT que favorecen el vestuario CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS 3.4.1. Vestimenta tren superior 3.4.1.a Abotonador

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.4.1. Vestimenta tren superior

3.4.1.a Abotonador

 

3.4.1.b Gancho para vestirse

3.4.1.c Pinza de Largo Alcance

3.4.2. Vestimenta tren inferior

3.4.2.

a Pone medias

 

3.4.2.

b Pone calcetines

3.4.2.

c Calzador de zapatos

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.4.1. AT QUE FAVORECEN LA VESTIMENTA DE LA MITAD O TREN SUPERIOR DEL CUERPO

Descripción: Son dispositivos que facilitan el vestir la parte superior del cuerpo.

Su uso es recomendado en personas: que no pueden abrochar botones, subir o bajar cierre, alcanzar las prendas que se encuentran a distancia, lo cual se puede deber a múltiples causas como por ejemplo: artritis, lesiones músculo esqueléticas de hombro, parálisis principalmente en brazos y pierna, artrosis de rodilla o cadera entre otras.

Contraindicaciones: no tienen.

Cuidados: mantener limpio el dispositivo, y en el caso de los ganchos de alcance, mantener bien ajustados los mecanismos de cierre y apertura.

Entrenamiento: requiere demostración de uso o entrenamiento básico.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: cotidianas de vestuario, las que suelen darse en el contexto domiciliario, aunque eventualmente podría ser en lugares públicos, ya sea en el desempeño de actividades laborales o de tiempo libre, por ejemplo, si la persona requiere sacarse una chaqueta. Debido a esto la selección, cantidad y calidad de implementos debe ser la apropiada para permitir su transporte y adecuación a los distintos espacios.

3.4.1.a Abotonador:

Implemento que cuenta con un mango (acrílico, metálico, plástico o de madera), con una punta de metal, que sirve para abrochar botones de diferentes tamaños con una sola mano. Se utiliza cuando la persona presenta dificultad de abrochar los botones por limitación para prensiones de elementos pequeños, utiliza solo una mano, o tiene pérdida de fuerza en sus dedos.

solo una mano, o tiene pérdida de fuerza en sus dedos. 3.4.1.b Gancho para vestirse: Dispositivo
solo una mano, o tiene pérdida de fuerza en sus dedos. 3.4.1.b Gancho para vestirse: Dispositivo

3.4.1.b Gancho para vestirse:

Dispositivo de madera que consta de un mango largo con un gancho en su extremo para ayudar a vestirse o retirar las prendas de ropa.

para ayudar a vestirse o retirar las prendas de ropa. 3.4.1.c Pinza de Largo Alcance: Implemento

3.4.1.c Pinza de Largo Alcance:

Implemento que permite coger objetos que se encuentran a una distancia mayor que el largo del brazo, incluso sin necesidad de agacharse, como por ejemplo, la ropa que ha quedado en una silla contigua o ha caído al suelo.

sin necesidad de agacharse, como por ejemplo, la ropa que ha quedado en una silla contigua

43

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.4.2. AT QUE FAVORECEN LA VESTIMENTA DE LA MITAD O TREN INFERIOR DEL CUERPO

Descripción: Son dispositivos que facilitan el vestir la mitad inferior del cuerpo.

 

Su uso es recomendado en personas: que no pueden ponerse independientemente pantalones, ropa interior, subirse calcetines o medias, ponerse los zapatos. Esto se puede deber a múltiples causas como por ejemplo: artritis, lesiones músculo esqueléticas de rodilla y cadera principalmente, artrosis de rodilla o cadera entre otras.

 

Contraindicaciones: no tienen.

Cuidados: evitar que el plástico se deteriore o rompa en sus bordes ya que de esta manera puede dañar la ropa o la piel del usuario.

Entrenamiento: requiere entrenamiento básico.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: cotidianas de vestuario, las que suelen darse en el contexto domiciliario, aunque eventualmente podría ser en lugares públicos, ya sea en el desempeño de actividades laborales o de tiempo libre, por ejemplo, si la persona requiere cambiar de calzado para la práctica de una actividad deportiva. Debido a esto la selección, cantidad y calidad de implementos debe ser la apropiada para permitir su transporte y adecuación a los distintos espacios.

3.4.2.a Ponemedias:

 

3.4.2.b Ponecalcetines:

3.4.2.c Calzador de zapatos:

Implemento plástico, con cintas, que se usa para facilitar la colocación de las medias. Se utiliza cuando la persona presenta dificultad para realizar flexión de cadera o de rodilla.

Sirve para facilitar la colocación de los calcetines. Se utiliza cuando la persona presenta dificultad para realizar flexión de cadera o de rodilla.

Alargador que por su longitud se hace adecuado para aquellas personas que no pueden agacharse lo suficiente para ponerse los zapatos con comodidad.

se hace adecuado para aquellas personas que no pueden agacharse lo suficiente para ponerse los zapatos
se hace adecuado para aquellas personas que no pueden agacharse lo suficiente para ponerse los zapatos
se hace adecuado para aquellas personas que no pueden agacharse lo suficiente para ponerse los zapatos

44

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.5. AT que favorecen el uso del baño y el aseo personal

3.5. AT que favorecen el uso del baño y el aseo personal 3.5.1 Uso del baño

3.5.1 Uso del baño

3.5.1.a Alza WC

 

3.5.1.b Baño portátil

3.5.1.c Barras de soporte para Taza WC y para tina

3.5.1 .d Silla de tina / ducha y Tabla de Tina

3.5.1.e Bañera (en cama)

3.5.1.f Lavapelo

3.5.2 Aseo personal

3.5.2.a Corta uñas

 

3.5.2.b Escobilla de uñas

3.5.2.c Peineta adaptada con mango engrosado

3.5.2.d Cepillo de dientes con mango engrosado

3.5.2.e Esponja con mango

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

3.5.1 AT QUE FAVORECEN EL USO DEL BAÑO

Descripción: Son dispositivos que facilitan la independencia en el uso del baño, para completar las tareas de higiene mayor (uso de ducha o tina y manejo de esfínteres anal y vesical).

 

Su uso es recomendado en personas: con restricción en la movilidad que le impida ingresar a la tina y/o ducha o baño, que requieren de ayuda para mantenerse de pie en la ducha, y/o que presentan restricción en la movilidad de cadera. Por ejemplo: artrosis, obesidad mórbida, Enfermedad de Parkinson, deterioro funcional por envejecimiento.

Contraindicaciones: que la estructura arquitectónica de la vivienda no soporte los implementos de sujeción.

 

Cuidados: Deben mantenerse limpias de modo que se impida la aparición de hongos y bacterias. Además, aquellos equipos que se adhieren a las murallas deben estar fijados correctamente y en una estructura que resista la fuerza y peso de la persona adecuadamente, de forma de prevenir mayor dolor o que ocurran accidentes.

Entrenamiento: Requiere de entrenamiento básico por demostración de uso.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: cotidianas de higiene mayor, las que suelen darse en el contexto domiciliario, debido a que algunas de ellas son de mayor tamaño o se encuentran en posiciones fijas. En caso de ser usadas en otros espacios, por ejemplo baños públicos, debe idealmente cautelarse y valorarse la accesibilidad del espacio (por ejemplo si la persona comenzará a trabajar).

3.5.1.a Alza WC:

   

3.5.1.b Baño portátil:

3.5.1.c Barra de soporte para taza WC y para tina:

Barras que se fijan a la pared facilitando que la persona se pueda sentar en la taza WC o pueda afirmarse mientras se baña. Pueden ser fijas o abatibles, dependiendo de las necesidades de la persona.

Implemento que sirve para aumentar la altura

del inodoro, permitiendo

Estructura de aluminio, plástico y topes de goma, que permite a personas que

la persona sentarse a una altura más cómoda

a

no pueden desplazarse, completar la actividad en un

y

apropiada a sus

lugar diferente al baño, por ejemplo, en el dormitorio.

requerimientos, facilitando el sentarse o pararse.

 
 
 
 
 
 
 

46

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

3.5.1.e Bañera de cama:

3.5.1.f Lavapelo:

3.5.1.d Silla ducha y Tabla de tina:

Silla que se ubica dentro de la tina, que tiene manillas para sujeción y perforaciones que permiten que escurra el agua. La persona se pueda bañar sentada, otorgándole mayor estabilidad. Puede ser reemplazada por una tabla con similares características, lo que se deberá definir considerando las características del baño, así como las necesidades de la persona y su cuidador.

se deberá definir considerando las características del baño, así como las necesidades de la persona y

Bandeja plástica plegable, del tamaño de una persona adulta, que se ubica sobre una cama o camilla y que posibilita el aseo completo de las personas que deben permanecer en cama por largos períodos de tiempo.

o camilla y que posibilita el aseo completo de las personas que deben permanecer en cama

Similar al sistema usado en salones de belleza, este dispositivo plástico portátil, está diseñado para el lavado del cabello en personas en cama que deben permanecer en cama por largos períodos de tiempo.

diseñado para el lavado del cabello en personas en cama que deben permanecer en cama por
diseñado para el lavado del cabello en personas en cama que deben permanecer en cama por

47

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.5.2 AT QUE FAVORECEN EL ASEO PERSONAL

Descripción: Son dispositivos plásticos en su mayoría, que facilitan la independencia en el aseo personal o menor (por ejemplo, peinado, lavado de dientes, manos y cara).

3.5.2.a Corta uñas: Cortauñas que está adosado a una base de apoyo (con material antideslizante en su base) lo cual permite accionarlo con la palma de la mano, por ejemplo indicado en personas amputadas de una mano.

por ejemplo indicado en personas amputadas de una mano. Su uso es recomendado en personas: postradas,

Su uso es recomendado en personas: postradas, con parálisis total

o parcial, con restricción de movilidad o ausencia parcial o total

de extremidades superiores, temblor, falta de fuerza, restricción en el movimiento de hombros.

Contraindicaciones: No tiene.

Cuidados: Debe mantenerse su limpieza apropiadamente que impida la aparición de hongos y bacterias. En los casos de la bañera de cama y el lavapelo, debe considerarse dónde se realizará la actividad, ya que podría derramarse agua y mojar el piso, aumentando riesgo de caídas para el cuidador. Del mismo modo, deben cautelarse las transferencias y movilizaciones, para evitar lesiones en la persona y el cuidador.

Entrenamiento: Requiere de entrenamiento básico por demostración de uso.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: cotidianas de higiene menor, las que suelen darse en el contexto domiciliario, aunque eventualmente podría ser en lugares públicos, ya sea en el desempeño de actividades laborales o de tiempo libre,

por ejemplo, si la persona requiere lavarse los dientes o asearse después de alimentarse o realizar alguna práctica deportiva. Debido a esto la selección, cantidad y calidad de implementos debe ser la apropiada para permitir su transporte y adecuación

a los distintos espacios.

3.5.2.b Escobilla de uñas:

Escobilla de tamaño similar a las regulares, pero que po- see ventosas que se adhie- ren a una superficie y facilita el aseo con una sola mano (recomendado en personas

amputadas de una mano o personas con hemiplejía).

personas amputadas de una mano o personas con hemiplejía). 3.5.2.d Cepillo de dientes con mango engrosado:

3.5.2.d Cepillo de dientes con mango engrosado:

Adaptación puede ser usado con cepillo de dientes común, implementando un engrosamiento (esponja o plástico) en el mango que permite mejorar la prensión del implemento, tal como

se describe en el uso de los cubiertos.

implemento, tal como se describe en el uso de los cubiertos. 3.5.2.e Esponja con mango: Dispositivo

3.5.2.e Esponja con mango:

Dispositivo plástico que facilita jabonarse todo el cuerpo, especialmente aquellas zonas de más difícil alcance (como espalda o entre los dedos de los pies). También puede alternarse el uso de la esponja con una toalla pequeña. Especialmente recomendado para personas con movimiento reducido de los brazos.

para personas con movimiento reducido de los brazos. 3.5.2.c Peineta adaptada con mango engrosado: Adaptación
para personas con movimiento reducido de los brazos. 3.5.2.c Peineta adaptada con mango engrosado: Adaptación
para personas con movimiento reducido de los brazos. 3.5.2.c Peineta adaptada con mango engrosado: Adaptación

3.5.2.c Peineta adaptada con mango engrosado:

Adaptación puede ser usado con peineta o cepillo común, implementando un engrosa- miento (esponja o plástico) en el mango que permite mejorar la prensión de la pei- neta, tal como se describe en el uso de los cubiertos.

en el mango que permite mejorar la prensión de la pei- neta, tal como se describe

48

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.6 AT para realizar las actividades del hogar

TÉCNICAS 3.6 AT para realizar las actividades del hogar 3.6.1 Ayudas de apoyo para cocinar 3.6.1.a

3.6.1 Ayudas de apoyo para cocinar

3.6.1.a Cuchillos angulados

 

3.6.1.b Tabla para cortar y pelar

3.6.1.c Abridor fácil

3.6.1.d Sostenedor de Termo

3.6.2 Otras ayudas de apoyo en el hogar

3.6.2.a Pinza Multi-abridor

 

3.6.2.b Enhebrador de agujas

3.6.2.c Agarrador Múltiple

3.6.2.d Llavero Girador

49

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

3.6.1 AYUDAS DE APOYO PARA COCINAR

 

Descripción: Son dispositivos fabricados en plástico,

 

Su uso es recomendado en personas: que presentan falta de fuerza, dolor, temblor en las manos o pueden usar sólo una para la realización de estas tareas (por ejemplo, personas

acrílico y metal que facilitan

la

desarrollo de actividades domésticas (específicamente cocinar) y en el manejo de elementos comunes del hogar.

independencia en el

con hemiplejia, personas amputadas de mano que no utilizan prótesis), fatiga muscular precoz o baja visión.

Contraindicaciones: No tienen.

 

Cuidados: Deben mantenerse limpios, y ser utilizados de manera segura, manteniendo el utensilio en buenas condiciones; en el caso del uso de termo o jarro, éste debe calzar precisamente en el sostenedor, para evitar riesgos de quemaduras, derrame

3.6.1.a Cuchillos angulados:

Utensilios de aluminio y mangos plásticos, angulados

curvados para apoyar el trozado de alimentos de

distinto tamaño, consistencia

o

o

rompimiento de los implementos. En el caso del enhebrador,

puede asociarse su uso con otros implementos, como lupas

lentes de aumento, que permitan a la persona completar la tarea de coser o bordar.

o

y

textura.

 
Entrenamiento: Requieren de entrenamiento básico por demostración de uso.

Entrenamiento: Requieren de entrenamiento básico por demostración de uso.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: cotidianas de preparación de alimentos y manejo de elementos comunes en el hogar. Bajo estas consideraciones, las tareas podrían ser de trabajo (si la persona se desempeña como Chef), tiempo libre (si este es su pasatiempo) o como actividad regular (si cocina en forma regular).

3.6.1.b Tabla para cortar y pelar: Implemento fabricado en plástico o madera que permite a la persona, utilizando una sola mano, el trozado de pan (dividiendo en rodajas), untar mantequilla al pan (posicionándolo en una esquina más elevada), trozar frutas o verduras (al sostener éstas a pinchos ubicados en un área de la tabla).

en una esquina más elevada), trozar frutas o verduras (al sostener éstas a pinchos ubicados en
 

3.6.1.c Abridor fácil: Elemento plástico, de forma circular (en general), con manilla, que permite abrir con mayor facilidad frascos.

3.6.1.d Sostenedor de Termo:

Implemento de metal, plástico o madera, que permite verter líquidos desde un jarro o termo a una taza o vaso, sin necesidad de sostenerlo, mientras se completa la tarea.

 
 
 

50

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.6.2 OTRAS AYUDAS DE APOYO EN EL HOGAR 3.6.2.a Pinza Multi-abridor: 3.6.2.b. Enhebrador de Agujas:
3.6.2 OTRAS AYUDAS DE APOYO EN EL HOGAR
3.6.2.a Pinza Multi-abridor:
3.6.2.b. Enhebrador de Agujas:
3.6.2.c Agarrador Múltiple:
Implemento plástico, similar
implemento plástico, que
a
un alicate, que permite
facilita enhebrar agujas,
Implemento plástico, que
permite la fácil apertura de
la
fácil apertura de frascos
al permitir que puedan
o
botellas, al facilitar la
prensión.
completar la tarea en personas
con baja visión o temblor.
manillas o grifería al aumentar
el tamaño de la perilla.
3.6.2.d Llavero Girador:
Implemento plástico, que
permite la fácil apertura
de chapas o puertas, al
modificar tamaño y longitud
de la llave.

51

3.7. AT para comunicarse

3.7. AT para comunicarse CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS 3.7.1 Amplificador para teléfono 3.7.2 Tablero de

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.7.1 Amplificador para teléfono

3.7.2 Tablero de comunicación

3.7.3 Grabadora

3.7.4 Sistema FM

 

3.7. AT PARA COMUNICARSE

Descripción: Implementos, sistemas de soporte y otros apoyos tecnológicos, que permiten expresar deseos, necesidades y establecer diálogos con otros.

 

Su uso es recomendado en personas: con severas limitaciones motoras, visuales, auditivas, cognitivas o trastornos de la comunicación.

Contraindicaciones: No tienen, sin embargo debe considerarse el ajuste del implemento con la situación de vida y contextos significativos de la persona, como por ejemplo, si el Sistema FM está siendo acompañado de un proceso de rehabilitación y del uso sistemático de audífonos.

 

3.7.1. Amplificador para Teléfono: Dispositivo electrónico que se adosa a los teléfonos, para permitir la amplificación de los sonidos.

Cuidados: debe cautelarse su compatibilidad con los equipos en uso en el lugar; no deben ser expuestos a golpes, humedad o calor excesivo dependiendo del tipo. En aquellos que usan baterías, éstas deberán mantenerse cargadas.

Entrenamiento: Requieren de entrenamiento básico por demostración de uso y ser entregados y trabajados dentro

Entrenamiento: Requieren de entrenamiento básico por demostración de uso y ser entregados y trabajados dentro de un proceso de rehabilitación continuo y sistemático.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: dada la importancia de la comunicación en el desempeño global de las personas, estos implementos podrían presentarse o ser utilizados en contextos domésticos, laborales, educativos o de tiempo libre, en virtud de las ocupaciones que la persona desarrolle en forma regular. Por ejemplo, en el caso específico del Sistema FM su uso está ampliamente recomendado en el contexto de sala de clases.

3.7.2. Tablero de Comunicación: Plantilla que puede ser fabricada en distintos materiales (cartón, tela, plásticos) y soportes (electrónicos y no electrónicos), que muestran distintos símbolos, letras, palabras o acciones. Observaciones específicas para el Entrenamiento: Los tableros pueden cambiar de acuerdo a las necesidades de la persona y su familia. Resulta clave el que estos dispositivos ofrezcan la posibilidad de incluir símbolos o conceptos que sean significativos para el contexto donde se desenvuelve la persona, dando cuenta de objetos o acciones comunes, intereses e imágenes de quienes le rodean.

donde se desenvuelve la persona, dando cuenta de objetos o acciones comunes, intereses e imágenes de

52

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.7.3. Grabadora: Equipo que permite el registro en formato de audio, de palabras, discursos o música, ya sea en formato de cintas (casetes y micro casetes) o digital. Observaciones específicas para el Entrenamiento: dependiendo del tipo, podrá entrenarse con la persona la grabación, el registro y la escucha del material registrado, por ejemplo, libros o documentos.

del material registrado, por ejemplo, libros o documentos. 3.7.4.Sistema FM: Conjunto de dispositivos electrónicos

3.7.4.Sistema FM: Conjunto de dispositivos electrónicos que permiten la focalización de sonidos (voz), para favorecer la atención del usuario en situaciones específicas, por ejemplo, sala de clases. Observaciones específicas para el Entrenamiento: requiere de supervisión profesional al inicio de su uso, tanto para el profesor como para el estudiante.

Entrenamiento: requiere de supervisión profesional al inicio de su uso, tanto para el profesor como para

53

3.8. AT para leer y escribir

3.8. AT para leer y escribir CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS 3.8.1 Para Leer 3.8.1. a Lupa

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.8.1 Para Leer

3.8.1. a Lupa electrónica

 
 

3.8.1.b Magnificador de caracteres

3.8.1.c Atril de lectura

3.8.1.d Telescopio monocular

3.8.2 Para Escribir

 

3.8.2.a Regleta y punzón

 

3.8.2.b Máquina de Escribir Braile

3.8.2.c Impresora Braille con Software

3.8.2.d Thermoform

3.8.2.e Braille Hablado

3.8.2.f Adaptador de lápices

3.8.2.g Sujetador de lápices

3.8.2.h Tapete antideslizante

3.8.3 Para uso del Computador

3.8.3.a Computador

 

3.8.3.b Mouse Adaptado

3.8.3.c Software lector de pantalla

3.8.3.d Software de reconocimiento de voz

3.8.3.e Software de reconocimiento óptico de caracteres

3.8.3.f Monitores Adaptados

3.8.3.g Teclados Adaptados

3.8.3.h Puntero manual

3.8.3.i Puntero cefálico

3.8.4 Para uso de la calculadora 3.8.4.a Calculadora parlante
3.8.4 Para uso de la calculadora
3.8.4.a Calculadora parlante

54

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.8.1 AT PARA LEER

Descripción: Implementos, sistemas de soporte y otros apoyos tecnológicos, que permiten leer desde soportes en papel o digital.

3.8.1.a Lupa Electrónica:

Dispositivo electrónico que posee una pantalla y una base donde se coloca la página completa del texto que se desea leer. Dispone de un mecanismo regulador para determinar el aumento de la zona a visualizar, es conocido también como tele-lupa.

la zona a visualizar, es conocido también como tele-lupa. Su uso es recomendado en personas: con

Su uso es recomendado en personas: con severas limitaciones motoras o visuales.

Contraindicaciones: No tienen, sin embargo debe considerarse el ajuste del implemento con la situación de vida y contextos significativos de la persona.

Cuidados: no deben ser expuestos a golpes, humedad o calor excesivo dependiendo del tipo. En aquellos que usan baterías, éstas deberán mantenerse cargadas.

Entrenamiento: Requieren de entrenamiento básico por demostración de uso, y ser entregados y trabajados dentro de un proceso de rehabilitación continuo y sistemático.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: dada la importancia de la lectura en el desempeño global de las personas, estos implementos podrían presentarse o ser utilizados en contextos domésticos, laborales, educativos o de tiempo libre, en virtud de las ocupaciones que la persona desarrolle en forma regular. Es importante considerar su uso dentro o a continuación de procesos educativos regulares y sistemáticos. Además, y a modo de ejemplo, en el caso específico del Atril de Lectura, podría ser también usado para sostener láminas para dibujar o pintar.

3.8.1 .b Magnificador de caracteres: Dispositivo electrónico que al pasar por sobre un texto impreso, permite aumentar el tamaño de los caracteres para facilitar su lectura, por parte de personas con limitaciones visuales.

su lectura, por parte de personas con limitaciones visuales. 3.8.1.c Atril de Lectura: Soporte de madera

3.8.1.c Atril de Lectura:

Soporte de madera o aluminio, que permite ubicar hojas, o cuadernos, con el fin de facilitar la lectura y/o escritura. También pueden ser utilizados por aquellas personas que presenten dificultades de destreza motriz manual. Puede complementarse su uso

con otros elementos, como lupas electrónicas, pasadores de hojas o lentes ópticos.

lupas electrónicas, pasadores de hojas o lentes ópticos. 3.8.1.d Telescopio monocular : Implemento óptico, que

3.8.1.d Telescopio monocular:

Implemento óptico, que permite a las personas con limitaciones visuales, ver objetos que se encuentran distantes.

: Implemento óptico, que permite a las personas con limitaciones visuales, ver objetos que se encuentran

55

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

 

3.8.2 AT PARA ESCRIBIR

Descripción: Son dispositivos que facilitan la escritura, tanto manual, como electrónica de textos.

Su uso es recomendado en personas: con limitaciones visuales o restricción en el movimiento de miembros superiores o manos, por temblor, falta de fuerza o rigidez.

Contraindicaciones: no tienen.

 
 

3.8.2.a Regletas y Punzón: La Regleta es un implemento rectangular de plástico o de aluminio, con casillas que contienen los hexagramas (puntos) de las letras del sistema de escritura Braille, para personas con discapacidad visual, en tanto, que el punzón es el

implemento que permite hacer las perforaciones de manera manual.

Cuidados: los equipos electrónicos, requieren de mantención periódica, para mantener su óptimo funcionamiento. Ninguno

de estos implementos debiese ser expuesto a golpes, humedad

o

calor intenso, ya que podrían dañarse. En aquellos que usan

electricidad, debe además considerarse que el suministro sea continuo.

Entrenamiento: Particularmente los equipos que son usados por personas con discapacidad visual, requieren de un proceso de entrenamiento y aprendizaje para asegurar su correcto uso.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: dada la importancia de la escritura en el desempeño global de las personas, estos implementos podrían presentarse o ser utilizados en contextos domésticos, laborales, educativos o de tiempo libre, en virtud de las ocupaciones que la persona

desarrolle en forma regular. Es importante considerar su uso dentro o a continuación de procesos educativos regulares y sistemáticos. Además, y a modo de ejemplo, en el caso del Thermoform, su uso es recomendado en lugares como escuelas

Thermoform, su uso es recomendado en lugares como escuelas o institutos para personas con limitaciones visuales.

o

institutos para personas con limitaciones visuales.

3.8.2.b Máquina de Escribir Braille: Máquina de escribir que permite el tipeo de los hexagramas del sistema de escritura Braille.

3.8.2.c Impresora Braille con Software: Equipo que permite imprimir documentos en Braille desde un computador que cuenta con el software apropiado. Imprime a lo menos 25 caracteres por segundo.

3.8.2.d Thermoform: Máquina electro mecánica que a través de la regulación de la temperatura, transforma plantillas en una copia de su forma en relieve, replicable en papel plástico (por ejemplo, planos, mapas, gráficos, textos en sistema Braille y otros).

en relieve, replicable en papel plástico (por ejemplo, planos, mapas, gráficos, textos en sistema Braille y
en relieve, replicable en papel plástico (por ejemplo, planos, mapas, gráficos, textos en sistema Braille y
en relieve, replicable en papel plástico (por ejemplo, planos, mapas, gráficos, textos en sistema Braille y

56

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.8.2 .e Braille hablado: Equipo portátil que contiene un sintetizador de voz con teclado Braille o convencional que le permite a la persona ciega escribir, leer y organizar información en él.

voz con teclado Braille o convencional que le permite a la persona ciega escribir, leer y

3.8.2.f Adaptador Lápices: Elemento plástico o de goma, que se ubica en el extremo inferior del lápiz, para favorecer su apropiada prensión. Observaciones: debe adecuarse al tamaño del lápiz, puede usarse alguno disponible en el mercado, o bien, fabricar uno a medida de la persona (en esponja, plasticina u otro material).

alguno disponible en el mercado, o bien, fabricar uno a medida de la persona (en esponja,

3.8.2.g Sujetador de Lápiz: También llamado adaptador universal, puede ser fabricado en cuero, acrílico o

3.8.2.g Sujetador de Lápiz: También llamado adaptador universal, puede ser fabricado en cuero, acrílico o

termoplástico, y dada su forma de cinta que se ubica en

la

mano, con un espacio que permite la colocación de

implementos como lápices, cepillos o peinetas. Observaciones: la selección del material debe adecuarse al uso, intereses, actividades y características de la persona para quien se está confeccionando.

3.8.2.h Tapete Antideslizante: Implemento plástico de medida variable, que evita que se desplacen los elementos en uso. Dada su versatilidad, puede aplicarse como alfombra, en tina

variable, que evita que se desplacen los elementos en uso. Dada su versatilidad, puede aplicarse como

ducha, así como en mesa (tanto para materiales de oficina o pintura, como en comidas).

o

57

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.8.3 AT PARA USO DEL COMPUTADOR

Descripción: Equipos electrónicos y software (programas) que permiten a las personas con discapacidad comunicarse, trabajar o completar todo tipo de actividades de distinto grado de complejidad.

3.8.3.a Computador: Equipo electrónico, que permite tanto la comunicación, como el desarrollo de programas que permiten la redacción de textos, análisis de datos, preparación de presentaciones, entre otros. Su costo es variable, de acuerdo a los requerimientos de cada persona. Consta de un monitor, teclado, torre central (CPU), Mouse.

Observaciones Especiales:

Evaluación de los

requerimientos de la persona, en términos de capacidades, habilidades, intereses, actividades más significativas y recursos disponibles para la implementación del computador Lugar de uso: mesa, iluminación, limpieza, etc. Adaptaciones del Teclado Adaptaciones del Mouse Adaptaciones del Monitor

Software Otros

del Mouse Adaptaciones del Monitor Software Otros Su uso es recomendado en personas: con prácticamente todos

Su uso es recomendado en personas: con prácticamente todos los tipos de discapacidad, ya que dada su diversidad y posibilidad de modificación y ajuste, permiten una alta flexibilidad en su uso. Por ejemplo, las personas podrían presentar disminución visual, discapacidad intelectual, o compromiso motor, falta de fuerza, rigidez articular, entre otras. En general, en personas que presentan Multidéficit (Retraso Mental, Tetraplejia, Parálisis Cerebral, Ceguera).

Contraindicaciones: dependiendo de los requerimientos específicos de la persona, los equipos y/o programas deben ser ajustados, ya que de lo contrario podrían agravar la condición de salud de base. Por ejemplo, si la persona presenta dolor o rigidez en los miembros superiores, la ubicación del computador, debe hacerse siguiendo ciertos principios básicos de ergonomía, como por ejemplo, que la silla cuente con respaldo y los pies queden bien ubicados en el piso.

Cuidados: como todos los equipos electrónicos, requieren de mantención periódica, para mantener su óptimo funcionamiento. Ninguno de estos implementos debiese ser expuesto a golpes, humedad o calor intenso, ya que podrían dañarse seriamente. En aquellos que usan electricidad, debe además considerarse que el suministro sea continuo. En el caso

de los software debe considerarse el pago de la licencia de uso

y las actualizaciones periódicas que sean requeridas, ya que la deben considerarse los tiempos de obsolescencia.

Entrenamiento: todos los equipos y programas requieren de un proceso de ecuación y aprendizaje para su correcta adaptación al usuario, de forma de permitir su óptimo uso.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: dada la amplia diversidad y disponibilidad de equipos disponibles en el mercado, estos implementos podrían presentarse o ser utilizados en contextos muy diversos, y para desarrollar tareas

domésticas, laborales, educativos o de tiempo libre, de acuerdo

a los roles e intereses de la persona. Es importante considerar su uso dentro o a continuación de procesos educativos y/o rehabilitación regulares y sistemáticos.

58

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.8.3.b Mouse Adaptado: Es el implemento que permite accionar el cursor en el monitor, para dar cumplimiento a una orden, como por ejemplo, seleccionar un objeto o palabra. Existen múltiples alternativas de adaptación, las que incluyen un mayor tamaño, comandos ubicados en los pies, mayor sensibilidad al tacto, entre otros. Su principal función es facilitar el uso del Mouse en personas con destreza manual disminuida (temblor, falta de fuerza o rigidez). Observaciones especiales: se requiere contar con el equipo computacional y el mobiliario apropiado para el correcto uso del implemento, de acuerdo a las características del usuario.

y el mobiliario apropiado para el correcto uso del implemento, de acuerdo a las características del
implemento, de acuerdo a las características del usuario. 3.8.3.c Software lector de pantalla: Programa

3.8.3.c Software lector de pantalla: Programa computacional, que permite a las personas con discapacidad visual, escuchar una voz sintetizada, que lee lo que se encuentra en la pantalla del computador. Disponible en varios idiomas, es ideal para personas que desarrollan actividades de estudio o profesionales. Tiene costo de licencia e instalación. Observaciones especiales: se requiere un sistema operativo computacional que soporte la utilización apropiada del programa.

especiales: se requiere un sistema operativo computacional que soporte la utilización apropiada del programa.

3.8.3.d Software de reconocimiento de voz: Programa computacional, que permite a las personas que presenten dificultades en el uso del teclado y el mouse poder acceder con la voz. Es importante recordar que estos sistemas se han desarrollado para usuarios sin alteraciones del habla y aunque los más evolucionados se adaptan a acentos regionales no aseguran la misma tasa de reconocimiento en personas con disartria (dificultad para articular o pronunciar las palabras). Observaciones especiales: se requiere un sistema operativo computacional que soporte la utilización apropiada del programa.

especiales: se requiere un sistema operativo computacional que soporte la utilización apropiada del programa.

3.8.3.e Software de reconocimiento óptico de caracteres (O.C.R.) Optical character recognition: Es un programa computacional, que se anexa al Scanner, se emplea para conseguir que las personas ciegas puedan acceder a la información escrita en papel a través del computador. El uso del Scanner para las personas ciegas se logra mediante el uso conjunto con un O.C.R. y un programa conversor de texto a voz o lector de pantalla. Observaciones especiales: se requiere un sistema operativo computacional que soporte la utilización apropiada del programa.

especiales: se requiere un sistema operativo computacional que soporte la utilización apropiada del programa.

59

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.8.3.f Monitores Adaptados: Elemento del computador que permite ver la información e imágenes respecto a las cuales se está trabajando o jugando. Observaciones: existen de varios tipos:

Mayor tamaño que el habitual Sensibles al tacto Mayor contraste de colores Que permiten ajuste de la posición y la altura Se requiere contar con el equipo computacional y el mobiliario apropiado para el correcto uso del implemento, de acuerdo a las características del usuario.

3.8.3.g Teclados Adaptados: Elemento del computador que permite la digitación de la información que aparecerá en pantalla. Cuidados: existen de varios tipos:

Para ser usados con una sola mano, izquierda (imagen) o derecha Para personas con temblor (carcasas acrílicas) Ampliado para personas con escasa destreza digital Reducido para personas con movilidad digital reducida. Otros

3.8.3.h Puntero Manual: Implemento que puede ser fabricado de plástico o aluminio, con puntera de goma, se coloca envolviendo la palma de la mano, que permite pulsar el teclado de un computador o máquina de escribir, a personas con menor destreza digital o falta de fuerza. Puede ser confeccionado a medida.

3.8.3.i Puntero Cefálico: Implemento de aluminio, material acolchado, goma y otros, que se ubica en la cabeza de la persona (a modo de cintillo), para permitir a personas con baja o nula movilidad de los miembros superiores, digitar en un teclado o accionar ciertos comandos, guiándolos con movimientos de cabeza-cuello. Observaciones especiales: debe ser diseñado y confeccionado a medida de la persona, ya que podría presentar especificaciones en cada caso individual. Tener especial cuidado en la zona del cuello.

persona, ya que podría presentar especificaciones en cada caso individual. Tener especial cuidado en la zona
persona, ya que podría presentar especificaciones en cada caso individual. Tener especial cuidado en la zona
persona, ya que podría presentar especificaciones en cada caso individual. Tener especial cuidado en la zona
persona, ya que podría presentar especificaciones en cada caso individual. Tener especial cuidado en la zona
persona, ya que podría presentar especificaciones en cada caso individual. Tener especial cuidado en la zona
persona, ya que podría presentar especificaciones en cada caso individual. Tener especial cuidado en la zona

60

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

3.8.4 AT PARA USO DE CALCULADORA

Descripción: Equipo que permite realizar operaciones aritméticas simples, contando con un dispositivo que permite oír los números y operaciones realizadas.

Su uso es recomendado en personas: con limitación visual.

Contraindicaciones: no tiene.

Cuidados: mantener baterías cargadas. No exponer a golpes, calor extremo o humedad.

Entrenamiento: requiere supervisión al inicio, para asegurar una correcta operación del implemento.

En qué tipo de actividades se recomienda su uso: principalmente para completar exitosamente tareas laborales o educativas.

3.8.4.a Calculadora Parlante: Calculadora que, mediante un dispositivo audible, que va dando cuenta de las operaciones matemáticas realizadas.

Calculadora que, mediante un dispositivo audible, que va dando cuenta de las operaciones matemáticas realizadas. 61

61

ANEXO 1

CATÁLOGO DE AYUDAS TÉCNICAS

Etapas en el desarrollo de las escaras o úlceras por presión (UPP):

Las etapas dependen del compromiso de las distintas capas de tejidos:

Etapa I:

Enrojecimiento de la piel que desaparece con la presión.

Etapa II:

Enrojecimiento, edema e induración de la piel y los tejidos subyacentes. En ocasiones vesículas epidérmicas y/o descamación.

Etapa III:

Necrosis de la piel con exposición de tejido graso.

Etapa IV:

Necrosis de la piel y grasa.

Etapa V:

La necrosis se extiende hasta el músculo.

Etapa VI: Destrucción ósea desde incipiente hasta avanzada. Posibilidad de osteomielitis, artritis séptica, fractura patológica y septicemia.

OTRAS FORMAS DE ACCESO A LAS AYUDAS TÉCNICAS

CAPÍTULO IV

OTRAS FORMAS DE ACCESO A LAS AYUDAS TÉCNICAS

Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas

Fuente: Departamento Salud-Juaneb

(http://apolo.junaeb.cl/gxpsites/hgxpp001?5,1,3,O,S,0,MNU;E;9;2;MNU)

Servicios médicos

En qué consiste el programa:

Cada Región, a través de la gestión del Coordinador de Salud, tiene como res- ponsabilidad construir, mantener y potenciar una red asistencial que permita una atención eficaz y oportuna de cada niño que lo requiera.

El Programa se desarrolla de la siguiente manera:

Los alumnos de 1º Básico son pesquisados por el profesor. Se les realiza un screening oftalmológico y otorrinolaringológico.

Los que resulten positivo al screening se les otorga atención y tratamiento gratuito, a través de médicos especialistas.

Finalmente, a quienes se les diagnostica problemas visuales o auditivos, se les entrega en forma gratuita lentes, audífonos, medicamentos y exámenes tales como audiometrías, radiografías y otros exámenes que requieran los alumnos y alumnas.

A los alumnos de 7º y 8º básico se les pesquisa problemas de columna por el profesor jefe o por el profesor de educación física. Los escolares pesquisados se envían a screening con kinesiólogo. Los que resultan positivos al screening son atendidos por médicos traumatólogos y se les entrega en forma gratuita elementos tales como corsés.

63

¿Cómo se selecciona a las escuelas?

OTRAS FORMAS DE ACCESO A LAS AYUDAS TÉCNICAS

A través de la encuesta que se aplica a los primeros básicos en los esta-

blecimientos municipalizados y particular subvencionados para determinar SINAE, se detectan los problemas de salud de los párvulos y escolares de 1º Básico. Para los escolares de 2º Básico a 4º Medio, el establecimiento lleva un informe de Necesidades de Atención. En ambos casos, los alumnos pes- quisados por el profesor mediante el examen de salud son derivados previa coordinación a screening, al consultorio de salud local con el formulario “Or- den de Atención”. En el consultorio se realiza el diagnóstico del alumno y se determina la necesidad de atención de algún especialista del Programa de Salud en las áreas de Oftalmología, Otorrinolaringología u Ortopedia.

¿Cuándo accede cada establecimiento educacional al programa?

Desde del inicio del año escolar, cuando se realiza un pre-diagnóstico a los alumnos y luego durante el año.

Objetivos:

- lares. - miento, evitando la deserción y disminuyendo por problemas de hi- poacusia, visuales, posturales, conductas desadaptativas, psicosocia- les y enfermedades de salud bucal.

Cómo se accede:

El

profesor jefe y/o educadora de párvulos realiza una pesquisa a los alumnos

al

inicio del año escolar. Sin embargo los estudiantes que lo requieran podrán

ingresar durante todo el año.

¿Quiénes tienen acceso? Alumnas y alumnos de Nivel de Educación Parvularia y Media, que tengan entre 4 y 18 años de edad, pertenecientes a escuelas municipales, particulares subvencionadas y especiales subvencionadas, de zonas urbanas y rurales del país.

Deben ser estudiantes beneficiarios de FONASA.

64

Criterios de focalización:

OTRAS FORMAS DE ACCESO A LAS AYUDAS TÉCNICAS

otorrino sólo para problemas de hipoacusia y en columna sólo esco- liosis. - nos de 5º y 7º básico.

¿Qué servicios entrega?

El Programa de Servicios Médicos se caracteriza por ofrecer atención gratuita

a los estudiantes, especializada en Oftalmología, Otorrinolaringología y de

columna.

Incluye entrega gratuita de lentes, corsés, kinesiterapia, medicamentos y exá- menes de diagnóstico: audiometrías, radiografías y otros exámenes que re- quieran los alumnos.

Para los alumnos y alumnas cuyos padres son beneficiarios de todos los gru- pos de FONASA, se otorga gratuidad del 100% del valor de los audífonos.

El Programa considera la reparación gratuita de audífonos a todos los niños beneficiarios del Programa Chile Solidario, además de considerar en esta mo- dalidad a aquellas familias que presentan serias dificultades socio económicas, las cuales deben ser fundamentadas en los respectivos informes sociales.

Sistemas de Supervisión y Control

a. Aplicación de Encuestas orientadas a:

b. Chequeo por laboratorio de calidad de marcos y cristales

c. Chequeo por ópticas, de concordancia entre receta emitida y confección de los lentes

d. Estadísticas de Avance mensual

e. Jornadas de Programación y Evaluación inicial y final a nivel regional.

65

OTRAS FORMAS DE ACCESO A LAS AYUDAS TÉCNICAS

f. Realización de Consultivos a nivel Nacional y Regional

g. Visitas en terreno del nivel nacional y regional

h. Sistema de control y calidad

¿Dónde se entrega el Programa?

El programa de Salud Servicios Médicos, se inicia en los Establecimientos Educacionales beneficiarios (Colegios municipales y Particulares Subvencio- nados), con la pesquisa por parte del Profesor de posibles problemas de Vi- sión, Audición y Posturales y la solicitud de horas de atención para médicos especialistas, para niños ya ingresados al programa.

66

Ministerio De Salud

OTRAS FORMAS DE ACCESO A LAS AYUDAS TÉCNICAS

A través del Programa de Garantías Explícitas en Salud (AUGE – GES) es po- sible, para los beneficiarios del sistema de salud, acceder a AT, sin costo, y dentro de los plazos determinados en cada caso, favoreciendo así la oportuna resolución de sus problemáticas. Existen las siguientes Garantías consideradas:

Órtesis (AT para la marcha), para personas de 65 años y más:

CRITERIOS PARA LA INDICACIÓN DE LAS SIGUIENTES AT:

BASTÓN, ANDADOR, SILLA DE RUEDAS, COJÍN ANTIESCARAS, COLCHÓN ANTIESCARAS

Tipo de AT Criterios de indicación médica Bastón Se indica en presencia de: - daria
Tipo de AT
Criterios de indicación médica
Bastón
Se indica en presencia de:
-
daria a: osteoartritis, artritis, traumatismos.
Andador
Se indica en adultos mayores que presentan:
Silla de ruedas
Se indica en adultos mayores que presentan dificultad en la
movilidad secundario a:
Colchón antiescara
Se indica en adultos mayores con alto grado de inmovilidad
secundario a:
Cojín antiescaras
Indicado en adultos mayores afectados por el síndrome
de inmovilidad en sus diversos niveles.
La entrega de éstas AT, debe ser indicada por un médico, quien emite la solicitud, la que
una vez cursada y dentro de los plazos que estipula la garantía correspondiente, considera
la entrega del implemento, así como dos sesiones de entrenamiento.

67

OTRAS FORMAS DE ACCESO A LAS AYUDAS TÉCNICAS

Hipoacusia Bilateral en personas de 65 años y más que requieren uso de audífono

Tal como en el caso anterior, la indicación debe hacerla un médico de Aten- ción Primaria, que cursa la solicitud de audífonos.

FLUJOGRAMA DE MANEJO DEL PACIENTE DE 65 AÑOS Y MÁS CON HIPOACUSIA BILATERAL

CONSULTA MORBILIDAD APS Por disminución de la audición CONSULTA PROGRAMADA APS Control de Salud anual
CONSULTA MORBILIDAD APS
Por disminución de la audición
CONSULTA PROGRAMADA APS
Control de Salud anual (EFAM)
¿Tiene usted dificultades para oír?
APS: Anamnesis, Otoscopía
Tratamiento: Tapón de Cerumen,
Otitis externa y media
No
Persiste con
Hipoacusia
Tto patología CAE y/o OM.
Alta o control según
patología y control
APS u ORL
Derivación
Sin patología
Alta
a ORL
ORL
Sospecha de requerir audífono
Audiometría (PTP y Prueba
Discriminación) más HHIE-S
No
Hipoacusia bilateral > o = 40 dB*
ORL indica audífonos
Comienza la garantía
GES cuando ORL ve la
audiometría e indica la
receta con audífono que
corresponde
Prueba y entrega
de audífonos
4 sesiones de rehabilitación
* O hipoacusia > 35 dB
con repercusión social
(HHIE-S con puntaje >10)
Derivación a
ORL en caso
necesario
- Control a los 3, 6 meses y luego anual por
Fonoaudiólogo o Tecnólogo Médico
- A los 5 años por ORL con exámenes audiométricos

68

OTRAS FORMAS DE ACCESO A LAS AYUDAS TÉCNICAS

Endoprótesis Total de Cadera en personas de 65 años y más, con Artrosis de

Cadera con Limitación Funcional Severa

a)

Criterios de Inclusión:

-

Personas de 65 años y más.

-

Artrosis primaria de cadera, uni o bilateral severa, confirmada por espe- cialista.

-

Artrosis secundaria de cadera, uni o bilateral severa, confirmada por Espe- cialista.

-

Con patología secundaria asociada, compatible con cirugía.

-

Con evaluación anestésica compatible.

-

Con consentimiento informado cumplimentado.

b)

Criterios de Exclusión:

-

Locales: cuadro de infección articular o periarticular concurrente, insufi- ciencia de partes blandas severa.

-

Generales: enfermedad neurológica que no permita deambular, enferme- dad mental severa, enfermedades sistémicas incompatibles con cirugía.

-

Rechazo del paciente a la cirugía.

ALGORITMO ABORDAJE INTEGRAL ARTROSIS DE CADERA

PERSONA > 65 años con Dolor de Caderas Sospecha diagnóstica Artrosis de Cadera (APS) Interconsulta
PERSONA > 65 años con Dolor de Caderas
Sospecha diagnóstica Artrosis de Cadera (APS)
Interconsulta a Especialista Ortopedia y Traumatología
Confirmación Artrosis Cadera por especialista
Limitación Funcional de Cadera
Leve, Moderada
Limitación Funcional de Cadera
Pobre o Severa
Cumple con criterios de inclusión
Tratamiento en APS
240 días de plazo
Cirugía

Cada una de las AT entregadas por el Ministerio de Salud, dentro del Pro- grama de Garantías Explícitas en Salud (GES) cuenta con su respectiva Guía Clínica, de donde fue extraída la información aquí presentada, y que puede ser consultada gratuitamente en www.minsal.cl

69

LISTA DE CHEQUEO PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

CAPÍTULO V

LISTA DE CHEQUEO PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

Como una forma de apoyar a los profesionales que prescriben AT, a continuación se presenta una Pauta de Chequeo que ha sido diseñada para facilitar el proceso de pres- cripción, llenado y fundamentación del formulario SOLICITUD DE FINANCIAMIENTO DE AYUDAS TÉCNICAS del FONADIS. El llenado de esta Pauta proporciona pistas en relación a los elementos del entorno que podrían dificultar la óptima utilización del artículo prescrito.

Esta Pauta de chequeo consta de 8 áreas en las que la persona puede tener dificulta- des para realizarlas:

1

 

234

 

Desplazamiento

Postura corporal

Alimentación

Vestuario

5

 

678

 

Higiene

Actividades del

Comunicación

Leer-escribir

hogar

Cada área contempla:

Acción

Consignar la actividad que debe realizar la persona

Dificultad

Describir las dificultades que presenta la persona para realizar la actividad.

Contexto

Aspectos del entorno que se deben considerar, o verificar su presencia, frecuencia, cantidad y que pueden impactar en la realización de la acción o actividad y en la utilización de la ayuda técnica.

Ayuda técnica

Cada dificultad expresada en el listado considera la ayuda técnica que puede ser utilizada para aumentar, mantener, mejorar o compensar la limitación expuesta en el Capítulo III de este manual.

Observaciones

Se consigna aquí la oportunidad, frecuencia de uso y actividades o áreas del desempeño en que la persona va a utilizar la Ayuda técnica, por ejemplo: en el trabajo (área laboral); en la integración educativa o en la integración social.

70

* Señalar la oportunidad, frecuencia de uso e impacto que tendría la ayuda técnica en el acceso o desempeño de las actividades de la vida diaria, en lo laboral; en lo educativo o en la integración social de la persona.

Si la persona presenta limitaciones en el desplazamiento (Item 3.1)

3.1.1 el cambio postural.

AT que favorecen el desplazamiento. Item 3.1

AT para

Item

Señalar o vericar condiciones del mobiliario que utiliza para estar en posición sentado o acostado.

Lista de Chequeo para la prescripción de Ayudas Técnicas

Pasar de posición sentado a de pie

la posición

Girar cuando esta sentado

Cambiar de posición en la cama

en cama

Sentarse desde

acostado

LISTA DE CHEQUEO PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

AT para la transferencia. Item

AT que favorecen el desplazamiento. Item 3.1

3.1.2

Señalar o verificar condiciones de mobiliario que utiliza al hacer la transferencia.

Pasar desde la silla de ruedas a la taza del baño o a otra silla

Pasar de la cama a silla

cambioelPara

posiciónde

laPara

transferencia

* Señalar la oportunidad, frecuencia de uso e impacto que tendría la ayuda técnica en el acceso o desempeño de las actividades de la vida diaria, en lo laboral; en lo educativo o en la integración social de la persona.

3.1.3

y

AT que favorecen el desplazamiento. Item 3.1

dentro

del hogar. Item

AT que favorecen el

desplazamiento

fuera

compras, trámites, actividades sociales y comunitarias.

Tipo de suelos: liso, irregular, plano con pendiente.

Dormitorio: acceso, y desplazamiento al interior.

Lugares que frecuenta o actividades que realiza:

de pasillos,

comunes.

ancho

espacios

Aceras: ascenso y descenso.

al interior:

de piezas,

Desplazamiento

distribución

presenta inferiores

Parálisis

Mantener el equilibrio

sus extremidades

Movilizarse,

Caminar

en

LISTA DE CHEQUEO PARA LA PRESCRIPCIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

Accesos: ancho de puertas interior y exterior; presencia de gradas al ingreso.

Baño: acceso, ubicación y espacio de baño, ducha o tina.

Obstáculos en áreas de desplazamiento: alfombras, muebles, gradas, etc.

Cocina: acceso al ingreso y a los muebles.

Escalas: ascenso y descenso.

Transporte público: tipo de transporte y dificultades.

ExteriorEspacio

Vivienda

tiempo