Você está na página 1de 14
Acuerdo de vida en común (AVC) o matrimonio homosexual: ¿por qué? ¿Para qué? Introducción al derecho

Acuerdo de vida en común (AVC) o matrimonio homosexual:

¿por qué? ¿Para qué?

Introducción al derecho Profesor: Jaime Arellano Quintana Ciencia política y administración publica Gabriela Concha Caicedo

Síntesis:

En la historia nos hemos dado cuenta que la sociedad cambia y al cambiar hace modificaciones en la ley.

Un 63% de la población chilena está a favor del matrimonio homosexual según la última encuesta realizada por MUMS en el año 2009.

El cambio global social se está produciendo desde el año 2003 y va aumentando considerablemente. Hasta la fecha 10 países permiten el matrimonio homosexual y en E.E.U.U seis de sus estados lo aceptan y en México un estado.

20 países permiten la adopción homoparental y de estos, dos la permiten sin la necesidad de que los padres se encuentren casados.

El mundo cambia, las sociedades cambian, por lo tanto las leyes cambian

Introducción:

El matrimonio gay o matrimonio homosexual, es una variante del matrimonio tradicional, se reconoce jurídicamente la relación y convivencia homosexual a igualdad con una pareja en matrimonio heterosexual, se mantiene la naturaleza, los requisitos y los efectos que el ordenamiento jurídico venia reconociendo previamente a los matrimonios.

La opinión pública ha mostrado un apoyo sustancial hacia las uniones civiles del mismo sexo: En 2004 el 65% de la población estaba de acuerdo con la legalización, sin embargo sólo el 24% se mostraba a favor del matrimonio homosexual. En 2009 una encuesta arrojó un apoyo de 33,2% al matrimonio homosexual y un 26,5% de apoyo a la adopción por parte de parejas homosexuales. El apoyo entre la población más joven es mayor: De acuerdo con el Instituto Nacional de la Juventud de Chile el 56% apoyaría el matrimonio homosexual y el 51,3% la adopción por parte de parejas homosexuales.

La ley N° 19.947 sobre el matrimonio civil, fue publicada en el diario oficial el día 17 de mayo del 2004 y que comenzó a regir el 18 de noviembre del 2004, reconoce que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad y el matrimonio su base principal. También regula los deberes y derechos que implica contraer matrimonio, los requisitos que se deben cumplir para contraerlo, quienes están autorizados para celebrarlo, la forma en que se termina y las vías para resolver los conflicto ante una ruptura conyugal.

En el Art. 1°, en sus dos primeros incisos entrega la visión que el estado de chile tiene respecto del hombre y a la familia, señala: “las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos”, recogiendo lo dispuesto en el Art. 1° de los derechos humanos.

Resulta importante destacar 3 conceptos básicos: dignidad, libertad e igualdad, se entiende por dignidad, el respeto que merece toda persona por su calidad de tal. La libertad es una condición natural del hombre que se desarrolla en distintos ámbitos de la existencia humana; como libre albedrio o libertad inicial, para escoger entre diversas alternativas; como libertad- participación, es decir, la libertad para participar en el estado. La igualdad significa que todo ser humano no es superior ni inferior a cualquiera otro.

Constitución de los derechos y deberes constitucionales.

Según el Art.19, 2° “la igualdad ante la ley, en chile no hay personas, ni grupos privilegiados, en chile no hay esclavos y el que pise su territorio queda libre, hombres y mujeres son iguales ante la ley, ni la ley ni la autoridad podrá establecer diferencias arbitrarias”

Art.102. El matrimonio es un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen en actual e indisolublemente y por toda la vida, con el fin de vivir juntos procrear y de auxiliarse el uno al otro.

La homosexualidad no es ni un trastorno ni una enfermedad, sino una variante normal de la orientación sexual humana. La inmensa mayoría de gays y lesbianas viven vidas felices, sanas, bien adaptadas y productivas. Muchos gays y lesbianas mantienen relaciones permanentes con personas del mismo sexo. En términos psicológicos esenciales, estas relaciones son el equivalente de las relaciones heterosexuales. La institución del matrimonio permite a los individuos un rango de beneficios que tienen un impacto favorable en su bienestar físico y mental. Un gran número de niños están siendo criados actualmente por lesbianas y gays, tanto en parejas del mismo sexo como madres y padres solteros. La investigación empírica ha mostrado de manera consistente que los progenitores homosexuales no se diferencian de los heterosexuales en cuanto a habilidades parentales, y que sus hijos no muestran ningún déficit comparados con hijos criados por progenitores heterosexuales. Las políticas estatales que vetan el matrimonio entre personas del mismo sexo se basan exclusivamente en la orientación sexual. Como tales, son tanto una consecuencia del estigma históricamente asociado a la homosexualidad, como una manifestación estructural de ese estigma. De permitir casarse a las parejas del mismo sexo, el Tribunal Supremo terminaría con el estigma anti-gay impuesto por el estado de California a través de su veto al derecho a casarse de estas parejas. Adicionalmente, permitir que se casaran les daría acceso al apoyo social que facilita y refuerza los matrimonios heterosexuales, con todos los beneficios psicológicos y físicos asociados con dicho apoyo. Además, si sus progenitores pueden casarse, los hijos de las parejas del mismo sexo se beneficiarán no sólo de la estabilidad legal y otros beneficios familiares que proporciona el matrimonio, sino también de la eliminación de la estigmatización patrocinada por el estado de sus familias. No hay base científica para distinguir entre parejas del mismo sexo y parejas de distinto sexo con respecto a sus derechos legales, obligaciones, beneficios, y deberes otorgados por el matrimonio civil.

Actualmente los países en los cuales el matrimonio es legal en todo su territorio son:

-Países bajos (desde el 2001) -Bélgica (desde el 2003) -España (desde el 2005)

-Canadá (desde el 2005) -Sudáfrica (desde el 2006) -Noruega (desde el 2009)

-Suecia (desde el 2009) -Portugal (desde el 2010) -Islandia (desde 2010)

-Argentina (desde 2010)

Es legal en seis jurisdicciones de E.E.U.U y una en México.

-massachustts (desde el 2004) -connecticut (desde el 2008) –lowa (desde el 2009)

-vermont (desde 2009) –nuevo Hampshire (desde 2010) –Washington DC (2010)

México: México DF (desde el 2010).

Según la última encuesta realizada por MUMS 2009. Un 63% de la población de chile está a favor del matrimonio homosexual.

La adopción:

Según el Art. 1° La adopción tiene por objeto velar el interés del adoptado, y amparar su derecho a vivir y desarrollarse en el seno de una familia que le brinde el afecto y le procure los cuidados tendientes a satisfacer sus necesidades espirituales y materiales, cuando ello no le pueda ser proporcionado por su familia de origen.

Art. 20, Podrá otorgarse la adopción la adopción a los cónyuges chilenos o extranjeros, con residencia permanente en el país, que tengas 2 o más años de matrimonio, que hayan sido evaluados física, mental y psicológicamente y moralmente idóneos por alguna de las instituciones del Art.6°, que sean mayores de 25 años y menores de 60, y con 20 años de diferencia o mas con el adoptado. Art. 21, en caso de que no existan cónyuges interesados en adoptar al menor, podrá optar como adoptante una persona soltera, divorciada o viuda.

En lo que respecta a la regulación dentro del derecho civil, la adopción homoparental consiste en que un niño pueda ser adoptado y así legalmente de los dos miembros de una pareja compuesta por dos personas del mismo sexo, la adopción. Este derecho es reconocido por:

-Andorra –Argentina –Bélgica –Brasil –Canadá –Dinamarca –España- Guam – Islandia –Israel –Noruega –Los países bajos –Reino unido –Sudáfrica –Suecia – Uruguay –Territorios de Australia –Territorios de E.E.U.U –Alemania (sin estar casados) –Francia (sin estar casados).

La Academia de Pediatría de Estados Unidos recomendó que las parejas gay puedan adoptar niños. Llegaron a esa conclusión luego de años de elaboración de diversos estudios que concluyeron que los niños educados por ellas no difieren de los niños criados por parejas heterosexuales. Esta decisión trajo polémicas en ese país y en todo el mundo. En Argentina no existe legislación sobre el tema, pero la discusión está planteada. ¿Cuál es el motivo que consideran los críticos a esta medida? Opinan que la homosexualidad es “contagiosa” y “pervertirá” a los niños, convirtiéndolos también en homosexuales. Esta postura parte de la convicción de que la homosexualidad es una enfermedad mental. En 1973, la Asociación de Psiquiatría de Estados Unidos, y en 1974, la Organización Mundial de la Salud, determinaron que la homosexualidad no es una enfermedad mental, salvo en los casos de “egoistona”, es decir, de conflicto por la orientación homosexual.

Siguiendo este criterio, podemos pensar que lo fundamental a tener en cuenta para determinar si una persona puede adoptar un niño es su equilibrio psíquico, su salud mental. En ese sentido, tanto los hetero como los homosexuales pueden ser saludables o no mentalmente. No depende de la orientación sexual.

“La ley cambia para cambiar a la sociedad o la sociedad cambia para luego cambiar la ley”

La sociedad cambia y luego cambia la ley.

Un cambio social es una alteración apreciable de las estructuras sociales, las consecuencias y manifestaciones de esas estructuras ligadas a las normas, los valores y a los productos de las mismas. El estudio del cambio social comprende la determinación de las causas o factores que producen el cambio social. El término es relevante en estudios dedicados a historia, economía y política, y puede abarcar desde conceptos como revolución y cambio de paradigmas hasta cambios superficiales en una pequeña comunidad. La idea de progreso y la idea de innovación son conceptos que deben incluirse en el análisis. El cambio social incluye aspectos como el éxito o fracaso de diversos sistemas políticos y fenómenos como la globalización, la democratización, el desarrollo y el crecimiento económico. Es decir: el cambio social consiste en la evolución de las sociedades, desde cambios a gran escala hasta pequeñas alteraciones. El estudio del cambio social suele considerarse una rama de la sociología, pero también atañe a las ciencias políticas, económicas, a la antropología y a muchas otras ciencias sociales. Las personas pueden adherirse conscientemente a las tesis del cambio social. En este contexto, la expresión "cambio social" adquiere otro significado. Se refiere a las acciones en defensa de una causa que pretende cambiar alguna regla o convención de la sociedad, ya sea para satisfacer los intereses de un determinado grupo social, ya sea con la intencionalidad de "mejorar" la sociedad en su conjunto.

Andrés Bello definió a la ley, en el artículo 1º del Código Civil de Chile como "Una declaración de la voluntad soberana, que manifestada en la forma prescrita por la Constitución, manda, prohíbe o permite".

Y para que se haga la ley tiene que haber un proyecto y este proyecto será presentado por un parlamentario, el cual, fue elegido democráticamente (en nuestro caso) por las personas y las personas hacen la sociedad. Y la sociedad en nuestro caso un 63% de ella está a favor del matrimonio, quiere decir que el cambio social ya se dio, solo falta que cambie la ley.