Você está na página 1de 11
XIV Congreso Internacional de Ingeniería Gráfica Santander, España – 5-7 junio de 2002

XIV Congreso Internacional de Ingeniería Gráfica

Santander, España – 5-7 junio de 2002

ASPECTOS INNOVADORES EN LA CONSTRUCCIÓN DE INSTRUMENTOS TOPOGRÁFICOS : EL”PANTÓMETRO” DE ATHANASIUS KIRCHER

Carlos E. Esteve Secall

Universidad de Granada, España Escuela Técnica Superior de Arquitectura, Departamento de Expresión Gráfica Arquitectónica y en la Ingeniería Correo electrónico: vecall@eresmas.com

RESUMEN

A la hora de levantar una obra arquitectónica o de ingeniería, se necesita previamente la medición en el terreno de los elementos configuradores, para poder construir sobre un lugar determinado el edificio proyectado, es decir el conocimiento de la altura de los distintos puntos en el terreno, a fin de poder nivelarlo y superficiarlo. España, que en el siglo XVI, era la heredera de una gran tradición en la fabricación de instrumentos de observación, desarrolla una gran labor en el campo de la navegación, arquitectura e ingeniería, como aplicación práctica de dichos instrumentos. La compañía de Jesús, al cerrarse la Academia de Matemáticas de Felipe II, recoge la antorcha de la enseñanza científica, con la fundación del Colegio Imperial en el año 1625 ; esta orden religiosa dio grandes figuras no sólo en España sino en otras partes de Europa, entre las que brilló con luz propia, un gran científico jesuita alemán : Athanasius Kircher, que nace a principios del siglo XVII, y que fue considerado por uno de su biógrafos como “A Renaissance man and the Quest for the lost knowlegde “.

Palabras clave: Pantómetro

ABSTRACT

When it comes to building a project in architecture or engineering, it is first necessary to measure, on the plot of land itself, the elements wich comprise it, in order to be able to construct the future building on a given site, that is to say, to know the height of the different points of the plot so that it can be levelled and flattened. In the 16 th. century, Spain was the heir to a long tradition in the manufacture of measuring devices and carried out a great development in the field of navigation, architecture and engineering by way of practical application of these devices. When the Philip II Mathematics Academy closed down, the Jhesuits took the reins of scientific teaching and founded the Imperial College in 1625; this religiosus congretation yielded some great men, not only in Spain but also in other parts of Europe, among whom was a brilliant German Jesuit scientist: Athanasius Kircher, who was born at the beginning of the 17 th. century and was considered by one of his biographers as “ A Renaissance man and the Quest for the lost knowledge “.

Key words: Pantometer.

1

Introducción

La utilización de aparatos de medida para la construcción de edificios o cualquier obra de ingeniería es imprescindible en el replanteo de los elementos que configuran la obra a desarrollar y que reproduce en el terreno los diseños de la obra proyectada, a través de operaciones de índole topográfica. La construcción y uso de los mismos requería de una sólida formación matemática que sólo algunos podían alcanzar y que en España destacan, las figuras de Juan de Herrera, Pedro Juan de Lastanosa, y Pedro Esquivel. entre otros arquitectos, ingenieros, matemáticos y geómetras, del siglo XVI. Un siglo más tarde, en Alemania aparece un gran tratadista en todas las ramas del saber, con una gama de inventos, algunos de lo más variopinto, y otros en cambio con una base científica matemática euclidiana como fue el Pantómetro Kircheriano.

2 Revisión Bibliográfica

Renacimiento

español Valladolid ,1990.

2) GEMMA FRISIO. Libro de la Cosmographia de Pedro Apiano, el qual trata de la descripcion del Mundo, y sus partes, por muy claro y lindo artificio, augmentada por el doctissimo varon Gemma Frisio, doctor en Medicina y Mathematico excellentissimo; con otros dos libros del dicho Gemma de la materia mesma. Agora nuevamente traduzidos en Romance castellano. Basilea, 1546.

1)

GARCIA

TAPIA,

Nicolás.

Ingeniería

y

Arquitectura

en

el

1)

GARCIA TAPIA, Nicolás. Ibidem obra anterior.

2)

GEMMA FRISIO. De Astrolabo Catholico liber. Amberes, 1556

3) POBLACION, Juan Martin. De usu astrolabi compendium schematibus comodissimis illustratum authore Joanne Martino Población. Paris, 1520. 4) PICATOSTE y RODRIGUEZ, Felipe. Apuntes para una biblioteca científica española del siglo XVI. Madrid, 1891.

in Astrolabium, quod

Planisphaerium vocant, libri sex nunc primun in lucem. Paris, 1550.

VICENTE MAROTO, M.I. y ESTEBAN PIÑEIRO M. Aspectos de la Ciencia

aplicada en la España del siglo de Oro. Salamanca, 1991.

ALAVA y VIAMONT, Diego de. El Perfeto Capitan, instruido en la disciplina

Militar y nueva ciencia de la Artilleria. Madrid, 1590.

5)

6)

7)

ROJAS

SARMIENTO,

Juan

de.

Commentariorum

8)

ROJAS, Cristobal de. Teoria y practica de fortificacion, conforme las medidas y

defensas destos tiempos, repartidos en tres partes por el capitan Cristobal de Rojas, ingeniero del Rey nuestro Señor. Madrid, 1598.

PEREZ de MOYA, Juan. Arithmetica practica y especulativa por el Bachiller

Juan Perez de Moya. Salamanca, 1562. 10) GARCIA DE CESPEDES, Andres. Libro de instrumentos nuevos de Geometria muy necessarios para medir distancias y alturas, sin que intervengan números, como se demuestra en la practica. Madrid, 1606 11) VICENTE MAROTO, M.I. y ESTEBAN PIÑEIRO M. Ibidem obra anterior. 12) SCHOTTO, Gaspare. Pantometrum Kircherianum, hoc est instrumentum Geometricum novum a Celeberrimo viro P. Athanasio Kirchero. Herbipoli, 1690.

9)

13) SANCHEZ PEREZ, Jose A. Las Matemáticas en la biblioteca del Escorial. Madrid 1929.

3 Desarrollo del Trabajo

El origen de la medición topográfica, se remonta al antiguo Egipto, donde las continuas crecidas y desbordamientos del Nilo, obligaban a la existencia de técnicos agrimensores para volver a deslindar las tierras inundadas por el río. La primera descripción de estos aparatos de medida aparece en Alejandría en el siglo

I d.C. donde Herón describe algunos de los instrumentos llamados “dioptras” que pueden servir para hallar distancias horizontales, cuyo fundamento es el de los actuales teodolitos o bien para hallar la diferencia de alturas, que son la base de los actuales niveles. En la Roma helenística ya se conocían estos y otros aparatos como el corobate o corbate, instrumento muy utilizado en el Renacimiento para la nivelación de terrenos El hombre renacentista se lanzó a la búsqueda de procedimientos científicos novedosos basados en los textos de la antigüedad clásica y fue entonces cuando la ciencia y la tecnología tuvieron un papel importante en el perfeccionamiento de los conocimientos útiles que culminaron en la España de Felipe II, con la creación de una serie de instituciones científicas como fueron: las Universidades, la Casa de Contratación y el Consejo de Indias de Sevilla, la Academia de Matemáticas de Madrid, las Escuelas de Artillería, el Laboratorio de El Escorial y varios jardines botánicos.

los modelos

presentados al Rey se guardaron formando un gabinete de máquinas. Las patentes de invención constituyeron una fuente de gran interés de la participación del poder real en el desarrollo de la técnica, ya que las cédulas de

privilegio real se concedían a aquellas invenciones que se ajustaban a una normativa clara y previa, a semejanza de lo que se venía haciendo en Florencia, Venecia y otras repúblicas italianas, según las últimas investigaciones del profesor García Tapia. (1) Hay que destacar una fuerte componente de la Iglesia en la organización científica española del siglo XVI, ya que ésta, además de intervenir en mayor o menor grado en el

La tecnología fue potenciada a través de privilegios de invención y

funcionamiento

de

muchas

universidades,

poseía

un

gran número de colegios y

seminarios.

Este peso

específico de la Iglesia y en especial de la compañía de Jesús se

acrecentaría con la desaparición de la Academia de Matemáticas fundada por Juan de Herrera y cuyas enseñanzas se traspasaron al Colegio Imperial.

Iniciado este recorrido por la cultura científica española pasaré a continuación a describir una serie de aparatos de medida, utilizados básicamente en topografía y cuyo fundamento es de carácter astronómico. El primero de ellos, es el astrolabio que fue introducido en occidente por la cultura árabe antes del año mil, y hoy podemos decir, que todos nuestros instrumentos actuales de medida, no son más que astrolabios más o menos perfeccionados. El primer texto que aparece es la Cosmografia de Pedro Apiano, cuya obra fue ampliada y difundida por Gemma Frisio, cuya primera traducción al castellano fue literal (2) y apareció ocho años mas tarde.

“Librito de la manera de

descrivir o situar las lugares y de hallar las distancias de aquellos, nunca vista hasta agora “. Es la primera vez que aparece descrito el método de triangulación; pudiendose afirmar que el autor vislumbró las posibilidades de la triangulación geodésica(Figura 1).

La ampliación al texto citado, fue un pequeño tratado :

3

El primer intento que se realizó en el mundo para aplicar la triangulación a gran

El primer intento que se realizó en el mundo para aplicar la triangulación a gran escala, para a continuación poder levantar un mapa topográfico completo de la península ibérica, fue llevado a cabo por el matemático Pedro de Esquivel y el ingeniero Juan de Lastanosa, bajo las órdenes de Felipe II en el año 1565. Para la descripción topográfica de España se inventaron varios instrumentos, a los que hay que añadir, los inventados por Juan de Herrera y que se recogen en una trascripción del arquitecto (3). Frisio es autor de un amplio trabajo sobre el uso y aplicaciones del astrolabio ( 4 ), dedicado al monarca español, que también se incluía en la primera edición en castellano antes comentada, y en donde afirmaba que con dicho instrumento se pueden calcular las distancias entre dos puntos cualesquiera midiendo la posición angular de dichos puntos(Figura 2).

pueden calcular las distancias entre dos puntos cualesquiera midiendo la posición angular de dichos puntos(Figura 2).

4

Otro impreso científico de gran calidad sobre el citado instrumento fue una obra del matemático español, Martin Población ,profesor del College de París, y publicada en esta ciudad en 1520.( 5 ). El autor se propuso hacer del astrolabio, el instrumento general de todas las ciencias exactas, resolviendo los principales problemas relativos a la medición de alturas y

distancias accesibles e inaccesibles, y cuyo desarrollo está a la altura de la ciencia moderna, según Picatoste. ( 6 )

escribió la ciencia del astrolabio, sin (Figura 3)

dejar nada que hacer a los demás en este punto

El propio editor de la

obra

afirma “

que

en este punto El propio editor de la obra afirma “ que ” De similar enfoque,

De similar enfoque, es la obra de Juan de Rojas

sobre el astrolabio, publicada en

1550 (7), en la que describe un astrolabio universal, basado en la proyección ortográfica

de la esfera celeste, de forma que los paralelos se convierten en rectas y los meridianos en elipses; puede encontrarse un antecedente en la azaphea de Azarquiel, a través de los Libros del saber de Astronomía de Alfonso X el Sabio. El lo bautiza con el nombre de planisferio y lo utiliza, entre otras aplicaciones para el trazado de planos, bien pudiera ser éste instrumento, una de las fuentes donde se pudo haber inspirado, el gran científico alemán A. Kircher (Figura 4).

5

Consta de un círculo con graduación angular de 0º a 90º, y un cuadrado interior

Consta de un círculo con graduación angular de 0º a 90º, y un cuadrado interior con

doce divisiones para la obtención de la sombra recta y versa que permite calcular ente oras cosas, la distancia angular a un punto inaccesible al técnico. A semejanza con Frisio también utiliza el astrolabio para trazar planos y situar objetos no alineados y alejados del observador. Según Vicente Maroto ( 8 ), esta forma de utilizar el instrumento, no aparece en otros tratados clásicos.

planisferio, pero desde una perspectiva eminentemente pragmática, es

el que describe Diego de Álava y Viamont en su obra ( 9 ), en donde dice que “ lo considera muy útil para un artillero pues le permite el trazado de planos.”( Figura 5 ).

Otro tipo de

dice que “ lo considera muy útil para un artillero pues le permite el trazado de

6

Ocho años más tarde, aparece en Madrid otro tratado para artilleros de Cristobal de Rojas ( 10 ), que bien pudiera ser otra de las fuentes del pantómetro kircheriano; en el capítulo XXIII de la 2ª parte, se puede leer el siguiente título : “ Declaración de un instrumento para tomar cualquiera planta de fortificación, o alguna Isla o provincia “ con la siguiente descripción :

“ Hagase una plancha, que no sea más gruesa que un canto de real de a quatro, y se cortará en ela un círculo justo, no mayor que hasta un palmo de diámetro, y en mitad de

su centro se pondrá una brujula

guarnezare y luego se hara otro casquillo que ande alrededor de aquel El grabado da claramente la idea del instrumento (Figura 6).

y alrededor della estará un casquillo que la ”

6). y alrededor della estará un casquillo que la ” Otro instrumento de medida fue el

Otro instrumento de medida fue el cuadrante que, aparece descrito, en los “Dos

libros de la Geometria Practica de Oroncio Fineo, traducidos por Girava y ordenados por Juan de Lastanosa en 1553. En este caso, se utiliza el cuadrante para la medición de distancias, aplicando el método de la semejanza de triángulos.

matemático español Perez de Moya publica un tratado de geometria ( 11 ), en

donde describe un instrumento parecido al cuadrante y que lo aplica como instrumento nivelador (Figura 7).

El

7
7

Entramos en el siglo XVII, y aparece una obra (12) sobre instrumentos nuevos de Andrés García de Céspedes, gran matemático y astrónomo y uno de los mejores cosmógrafos del siglo de Oro. Es la aplicación práctica de los conocimientos científicos, sin nigún tipo de cálculo, y de una forma ingeniosa, tal y como puede leerse en el titulo. Entre los instrumentos se describe un cuadrante de diferente diseño, que no está inscrito en un cuarto de círculo como los anteriores, pero cuya mayor diferencia radica en el punto de donde se cuelga el perpendículo, que no es fijo, ya que puede colgarse de diferentes puntos(13), y se puede realizar la medición con una única observación ( Figura 8 )

la medición con una única observación ( Figura 8 ) Juan de Lastanosa en su manuscrito:

Juan de Lastanosa en su manuscrito: “ Los veintiún libros de los ingenios y las máquinas” añade al cuadrado geométrico dos pequeños pesos para comprobar la verticalidad, asimismo describe el corbate de Vituvio, dibujándolo con gran precisión. Tambien describe otro instrumento similar al anterior al que acopla el cuadrado geométrico antes descrito, y de esta forma convierte un instrumento de nivelación en un instrumento que puede servir para hallar longitudes o distancias (Figura 9)

8
8

En Alemania a principios del mismo siglo XVII, aparece la figura de Athanasius Kircher, profesor de matemáticas de la universidad de Wurtzburgo y perteneciente a la compañía de Jesús. Este científico jesuita, nombrado sucesor de Johannes Kepler como matemático en la corte de los Habsburgo, cargo que por circunstancias que no vienen al caso, no llega a desempeñar, acaba siendo profesor del Colegio Romano, atraido por la arquitectura barroca de esta capital europea del segundo tercio del siglo. Publicó un gran número de tratados sobre Optica, Geología, Medicina, Magnetismo, Gnomónica, Matemáticas, Historia Antigua, etc, pero el instrumento que deseo comentar es el Pantómetro, definido así por su autor, que universaliza con dicho instrumento la facultad de medir. Aunque fué descrito por su autor en “Ars magneticae “ Wutzburgo 1631, me referiré a la descripción del “ Pantometrum Kircherianum.”, que su discípulo Gaspar Schotto, sucesor de la cátedra de matemáticas que había dejado vacante su maestro, hace en su obra (14 ). Según el investigador y catedrático de matemáticas José A. Sanchez Pérez (15),este instrumento no es más que un cuadrante modificado; no estoy de acuerdo con esta afirmación, aunque que en su diseño aparecen una serie de elementos, cuyo uso lo asemejan al cuadrante, aunque no lo es, ya que con el pantómetro se pueden realizar una serie de movimientos que facilitan la medición de distancias, con una única observación, entre las dos estaciones y entre éstas y el punto inaccesible a medir. (Figura 10).

y entre éstas y el punto inaccesible a medir. (Figura 10). la base en forma de

la base en forma de tridente para

que pueda clavarse en el terreno y dos tornillos que permiten nivelar la pieza que se

acopla en su parte superior o “ quadratum “, a través de una rótula esférica.

El instrumento consta de un pie de madera con

9

Esta pieza, de forma cuadrangular puede ser de metal o madera , tiene dos de sus bordes acanalados por los que se puede desplazar un cursor dividido en 100 partes iguales, y además se le acopla una regla dióptrica o dioptra en el otro lateral. En el interior del “ quadratum”, se puede encajar otra pieza : “el orbem “,un círculo con un hueco rebajado en forma de cuadrado, que puede girar independientemente de su base y al que también se le instala una brújula, para poder fijar la orientación de la línea meridiana en cualquier levantamiento (Figura 11).

la línea meridiana en cualquier levantamiento (Figura 11). En el libro II aparece un capítulo :

En el libro II aparece un capítulo : “ Euthymetricus “, donde se puede apreciar fácilmente el uso del citado instrumento, con la visión de un grabado, en el cual aparece la figura del ingeniero-topógrafo con sus ayudantes (Figura 12).

10
10

En realidad se necesitan dos pantómetros para realizar la medición, ya que una vez fijada la 1ª estación, se traza la intersección del rayo visual con el cursor que se desliza hasta intersecar a la perpendicular que pasa por el centro del círculo, una segunda estación se fija con la dioptra, y se toman las visuales al punto que deseamos medir. El levantamiento de planos es sencillo, al basarse en la semejanza de triángulos rectángulos, cuyo valor de la hipotenusa se mide directamente en el cursor.

4 Conclusiones o Consideraciones Finales

El interés despertado por los nuevos descubrimientos geográficos y astronómicos propició la construcción de nuevos y mejores instrumentos de observación que fueron aplicados al desarrollo de los aparatos topográficos para su utilización en obras de arquitectura e ingeniería. La consideración final, se basa en el proceso que han sufrido a lo largo de su historia los instrumentos científicos y que a veces pequeñas modificaciones, han representado un gran salto en su desarrollo.

11