Você está na página 1de 25

Rebelión. Autor.

Rebelión. Autor.
   

Atilio Borón.

               
   

Temas

                   
 

Un poco sobre Atilio Borón:

           
         

Blog: www.atilioboron.com

     
 

Profesor Regular Titular de Teoría Política y Social, Facultad de Ciencias Sociales,

 

Universidad de Buenos Aires desde 1986.

 

Investigador Superior del CONICET.

 

Director del PLED, Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias

1997-2006

 

Sociales

     

Ex -Secretario Ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales / CLACSO,

   

Territorios

                   
 

Educación

               
 

*

1972-76

Ph.

D.

en

Ciencia

Política,

Universidad

de

Harvard

(Cambridge,

 

Massachusetts).

               
 

-

                   
     

*

1967 Magister en Ciencia Política de la Facultad Latinoamericana de Ciencias

 

-

 

-

Sociales / FLACSO (Santiago, Chile).

     

*

                 
 

-

1960 Licenciado en Sociología con Diploma de Honor, Universidad Católica Argentina

 

-

(Buenos Aires, Argentina).

 

-

Publicaciones (sólo desde 2000 hasta la actualidad)

     
 

-

Libros de autoría propia

           
 

-

                   
   

*

2008

Consolidando la explotación. La academia y el Banco Mundial contra

 

-

                   
     

el pensamiento crítico (Córdoba: Editorial Espartaco)

     
                     
 

*

2008

Socialismo siglo veintiuno. ¿Hay vida después del neoliberalismo?

 

(Buenos Aires: Ediciones Luxemburg)

         
   

*

2008

Estado, capitalismo y democracia en América Latina (Euskal Herria:

 

Ediciones Hiru) Edición corregida y aumentada.

       
 

Autores

*

2007

Reflexiones sobre el poder, el estado y la revolución

(Córdoba:

 

Editorial Espartaco). ISBN 978-987.1277-05-6. Re-edición ampliada de un texto originariamente publicado en La Habana, Cuba, por el Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana Juan Marinello en 2006.

 

*

2003

Filosofía Política Marxista (São Paulo: Cortez Editora).

 
   

Más

*

2002

Imperio & Imperialismo. Una lectura crítica de Michael Hardt y

 

Antonio Negri (Buenos Aires: CLACSO).

       
 

*

                 
   
 

2000 Tras el búho de Minerva. Mercado contra democracia en el capitalismo de fin de siglo (Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica/CLACSO).

   

Nosotros

Libros de autoría compartida

         
                     
     

*

2009

Con Andrea Vlahusic: El lado oscuro del imperio. La violación de los

   

Rss

derechos humanos por los Estados Unidos (Caracas: Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad)

                     
     

Compilaciones

               
     

*

2009

La Filosofía Política Clásica. De la Antigüedad al Renacimiento.

     

(Buenos Aires: Ediciones Luxemburg; La Habana: Editorial de Ciencias Sociales,

     

2006).

                 
     

2008 Filosofía Política Moderna. De Hobbes a Marx (Buenos Aires: Ediciones Luxemburg; La Habana: Editorial de Ciencias Sociales, 2007).

*

     

2008 Teoría y Filosofía Política. La tradición clásica y las nuevas fronteras (La Habana: Editorial de Ciencias Sociales)

*

Rebelión. Autor.

*

2006 La teoría marxista hoy. Problemas y perspectivas (co-editado con Javier

Amadeo y Sabrina González) (Buenos Aires: CLACSO). Hay edición en lengua portuguesa por la Editorial de los Sem Terra: Ediçao Popular, Sao Paulo, 2008.

*

2005

Politics and Social Movements in a Hegemonic World. Lessons from

Africa, Asia and Latin America [Co-editado con Gladys Lechini] (Buenos Aires:

CLACSO)

2004 Nueva Hegemonía Mundial Alternativas de cambio y movimientos sociales (Buenos Aires: CLACSO).

*

2003 Filosofía Política Contemporánea. Controversias sobre civilización, imperio y ciudadanía (Buenos Aires: CLACSO).

*

2002 Teoría y Filosofía Política. La recuperación de los clásicos en el debate latinoamericano [Co-editado con Alvaro de Vita] (Buenos Aires: CLACSO).

*

Capítulos en libros de otros autores y artículos en revistas

2008 Teoría(s) de la dependencia, en Realidad Económica (Buenos Aires), Nº 238 (Agosto-Septiembre)

*

2007 La experiencia de la “centroizquierda” en la Argentina de hoy, en Revista Casa de las Américas (La Habana, Cuba), N° 246.

*

*

2007 Biocombustibles: el porvenir de una ilusión”, en Fidel Castro y otros:

Tanques llenos, estómagos vacíos. La amenaza de los agrocombustibles. (Buenos Aires: Ediciones Luxemburg)

*

2007

“Aristóteles en Macondo. Notas sobre el fetichismo democrático en

América Latina”, en Guillermo Hoyos Vázquez, compilador: Filosofía y teorías políticas entre la crítica y la utopía (Buenos Aires: CLACSO)

2006 “La mentira como principio de política exterior de Estados Unidos hacia América Latina” en Foreign Affairs en Español (México D. F.)

*

*

2006 “The Truth about Capitalist Democracy” en Leo Panitch y Colin Leys

(Editores) Socialist Register: Telling the Truth. (UK: The Merlin Press) Hay edición en lengua castellana: “La verdad sobre la democracia capitalista” en Socialist Register en Españl (Buenos Aires: Ediciones del Centro Cultural de la Cooperación y CLACSO)

*

2005 “After the Sacking: Latin American Capitalism at the Beginning of the

XXI Century” en Politics and Social Movements in a Hegemonic World. Lessons from Africa, Asia and Latin America. [Co-editado con Gladys Lechini] (Buenos Aires: CLACSO)

*

2005

“Presentación” a

Fidel

Castro La historia me absolverá (Editorial

Luxemburg: Buenos Aires) Edición definitiva y anotada.

*

2005 “Alfonso Sastre y la batalla de ideas” Prólogo a la nueva edición de la

obra La batalla de los intelectuales o Nuevo discurso de las armas y las letras (Buenos Aires: CLACSO) ISBN: 987-1183-17-8. Páginas: 9-27.

2005 “Les défis de la gauche latino-americaine à l’aube du 21º siècle” , en Alternatives Sud (Lovaina : CETRI), Volumen 12, Nº 2.

*

2004 “Estudio introductorio: ‘La actualidad del ¿Qué hacer?’ ” a la edición deV. I. Lenin, ¿Qué hacer? (Editorial Luxemburg: Buenos Aires)

*

*

2004 “El ajedrez del imperio” en Claudio Albertani (compilador) Imperio y

movimientos sociales en la edad global (México: Editorial de la Universidad de la

Ciudad de México) v

 

*

2004 “El debate sobre Antonio Negri, Michael Hardt y John Holoway” en

Claudio Albertani (compilador) Imperio y movimientos sociales en la edad global (México: Editorial de la Universidad de la Ciudad de México)

2004 “Hegemonía e imperialismo en el sistema internacional” en Atilio A. Boron (Compilador) Nueva Hegemonía Mundial Alternativas de cambio y movimientos sociales (Buenos Aires: CLACSO)

*

Rebelión. Autor.

Articulos:

Recetas para asesinar mediáticamente a un líder antiimperialista

Atilio Boron / Fernando Buen Abad

31-03-2011

Arizona: el M16 abrió fuego

Atilio Borón

11-01-2011

Para los pobres, mercado

Atilio Boron

22-09-2010

Un mensaje para Venezuela

Que ningún debate se abandone en Venezuela y que el debate no tape el sol de esa Revolución que nace en cada voto

Atilio Borón / Fernando Buen Abad

06-07-2010

Europa en el espejo argentino

Atilio Borón

18-05-2010

Honduras

El imperio contraataca

Atilio Borón

13-11-2009

Ante la Cumbre de Unasur en Bariloche

El espejo de Uribe

Atilio Borón

27-08-2009

El tóxico de Uribe

Atilio Borón

07-08-2009

Honduras y la SIP

Atilio Borón

26-07-2009

Palabras pronunciadas por Atilio Borón al recibir el Premio Internacional de la UNESCO José Martí. Centro de Estudios Martianos, La Habana, 17.7.09

Atilio Borón

19-07-2009

Atilio Borón

13-07-2009

Atilio Borón

12-07-2009

Atilio Borón

29-06-2009

Atilio Borón

Rebelión. Autor.

04-06-2009

Atilio Borón

30-05-2009

Atilio Borón

29-04-2009

Breve nota sobre el mensaje del presidente usamericano ante la Cumbre de Trinidad y Tobago

Atilio Borón

17-04-2009

Atilio Borón

09-04-2009

Atilio Borón

03-04-2009

Atilio Borón

17-03-2009

Intervención en el panel "En defensa de la humanidad"

Atilio Borón

16-03-2009

Atilio Borón

15-03-2009

Después de su encuentro con el líder cubano, el sociólogo argentino cuenta cómo lo vio

Atilio Borón

14-03-2009

"Fidel vive rodeado de libros y papeles. Recopilaciones diarias de la prensa lo mantienen informado de lo que ocurre en el mundo, y en sus infaltables libretas anota comentarios, ideas o interrogantes que luego alimentan sus Reflexiones”, dice el sociólogo tras visitar al líder cubano.

Atilio Borón

11-02-2009

Atilio Borón

22-01-2009

Atilio Borón

17-01-2009

Atilio Borón

02-01-2009

Atilio Borón

28-12-2008

Rebelión. Autor.

Atilio Borón

05-12-2008

Atilio Borón

30-11-2008

Atilio Borón

10-11-2008

Atilio Borón

01-11-2008

Atilio Borón

13-10-2008

Atilio Borón

30-08-2008

Atilio Borón

21-08-2008

Atilio Borón

14-08-2008

Atilio Borón

28-05-2008

Atilio Borón

30-04-2008

En el marco del desafío planteado por el lockout de los empresarios agrícolas se planteó el debate sobre los alcances políticos de la medida. En estas páginas, el sociólogo Eduardo Grüner argumentó que estaba en juego la legitimidad del Estado para intervenir en la economía y alertaba sobre los peligros “si la derecha gana”. El politólogo Atilio Boron se suma a la polémica cuestionando el “reformismo” del actual gobierno.

Atilio Borón

22-04-2008

Notas sobre el Encuentro de la FAES en Rosario

Atilio Borón

02-04-2008

Atilio Borón

21-02-2008

Atilio Borón

20-02-2008

Rebelión. Autor.

Lo que dicen los papeles de la CIA

Atilio Borón

11-12-2007

Atilio Borón

02-10-2007

Atilio Borón

06-08-2007

Sobre el último libro de Tariq Ali

Atilio Borón

08-07-2007

Atilio Borón

11-05-2007

Atilio Borón

08-01-2007

Atilio Borón

16-12-2006

Atilio Borón

04-12-2006

Cuba Fidel: no vino, pero vendrá Atilio Borón 04-12-2006 más artículos
Cuba Fidel: no vino, pero vendrá Atilio Borón 04-12-2006 más artículos
vino, pero vendrá Atilio Borón 04-12-2006 más artículos http://www.rebelion.org/autores.php?id=44[02/04/2011
vino, pero vendrá Atilio Borón 04-12-2006 más artículos http://www.rebelion.org/autores.php?id=44[02/04/2011

Rebelion. Recetas para asesinar mediáticamente a un líder antiimperialista

para asesinar mediáticamente a un líder antiimperialista Portada :: Venezuela 31-03-2011 Recetas para asesinar
a un líder antiimperialista Portada :: Venezuela 31-03-2011 Recetas para asesinar mediáticamente a un líder

31-03-2011

Recetas para asesinar mediáticamente a un líder antiimperialista

A propósito de la virulenta campaña desencadenada en contra de Hugo Chávez durante su visita a la Argentina

nos ha parecido oportuno publicar este incisivo análisis del filósofo y semiólogo mexicano Fernando Buen Abad Domínguez sobre las agresiones perpetradas en contra de líder bolivariano por parte de la “prensa seria e independiente” de todo el mundo.

Una ofensiva que reproduce similares campañas del terror con las cuales en el pasado se pretendió aplacar el impulso contestatario de las masas populares en América Latina y en el Caribe y crear las condiciones para un escarmiento reparador de tamaña osadía a cargo de los militares entrenados en esa gran cuna de libertades civiles y democráticas que es la Escuela de las Américas, cuyos siniestros influjos para nada preocupan a los oligopolios mediáticos de todo el mundo.

La izquierda de nuestro continente debería tomar adecuada nota de uno de los axiomas cruciales del pensamiento militar y estratégico estadounidense que dice que “en el mundo actual la guerra de contra insurgencia se libra en los medios de comunicación.” Fue por eso que Fidel nos convocó a librar la “batalla de ideas”, aún antes de que los estrategas del Pentágono llegaran a aquella conclusión. Hemos reaccionado tardíamente a las indicaciones del Comandante, pero la grosería y desesperación de los poderes mediáticos, su inocultable ofuscación y los enormes esfuerzos y grandes sumas de dinero que están destinando para atacar a los principales exponentes de la izquierda latinoamericana revelan que las cosas están cambiando.

Su otrora omnímoda capacidad de deformar y manipular la conciencia pública tropieza en la actualidad con crecientes obstáculos; esta frustración está en la base de las cada vez más descaradas mentiras e incontenible agresividad descerrajada en estos días en contra del presidente Hugo Chávez.

Violencia Semiótica contra Hugo Chávez

Fernando Buen Abad Domínguez Rebelión/Universidad de la Filosofía

Manipulan videos, manipulan dibujos, manipulan fotografías

para ridiculizar, descalificar y criminalizar

Es difícil calcular el número de imágenes (visuales, sonoras o literarias), que circulan por todas partes, para ridiculizar la jerarquía política, la autoridad moral y el aliento revolucionario del presidente de Venezuela. No caeremos aquí en la trampa de reproducir alguna de esas imágenes pero tampoco caeremos en la trampa de guardar silencio ni escaparemos a la responsabilidad de dar la batalla semiótica que nos toca en el escenario

(con miedosos ya están

plagadas muchas

mundial de Guerra Simbólica. En última instancia no tendremos miedo de denunciar

(clic

abajo para continuar) universidades, casi todas las sectas y muchas burocracias).

¿Suena esto a bravuconada?, ¿A belicismo?, ¿Suena, acaso, a “poco científico”?, ¿Suena a poco serio?.

Veamos.

El repertorio de las agresiones simbólicas contra el presidente Hugo Chávez, obedece a los protocolos

ideológicos más ortodoxos de la “Guerra de IV Generación”. Se trata de perpetrar un crimen que, al ridiculizar

u ofender al presidente de la nación, atenta contra la voluntad democrática de un pueblo. Y viceversa. Golpe

bajo con las intenciones más perversas. Algunos dirán que es cosa del “sentido del humor”, otros dirán que

“ejercen su libertad de expresión”, algunos más dirán que se trata de una “forma didáctica” de ejercer la

disidencia y la crítica

los hay que ponen cámaras escondidas, micrófonos y dispositivos para la intercepción de correos electrónicos. No faltan los que espían los ordenadores e incluso los que espían e intervienen los “mail” y los “chats”. Cualquier cosa les sirve para sembrar focos de violencia simbólica cuyo objetivo sea “quemar”, ridiculizado, a

Hay canallas “tecnificados” que usan computadoras, cámaras de video, fotografías

Rebelion. Recetas para asesinar mediáticamente a un líder antiimperialista

un mandatario democrático en hoguera de la manipulación tecnológica y la “plaza pública” del espionaje. Incluso de lo más privado.

Las imágenes manipuladas son un relato claro de las perversiones que anidan en las mentes de quienes financian y/o realizan iconografías para la ofensiva oligarca. Muchos están altamente tecnificados y consiguen piezas cargadas con volúmenes inexpugnables de violencia psíquica.

Usan cualquier escena, de la vida real, de la intimidad, del espacio público

Basta con que la imagen ofrezca un flanco, un gesto, una debilidad

arma descalificadora, ridiculizante y desmoralizante. Se subordina la tecnología al goce de la degeneración y emerge de semejante coctel una galería monstruosa de iconos o animaciones constitutivos de un arsenal de ideas y gráficas explícitamente terroristas. Muchos se hacen cómplices simplemente con las risotadas soeces. Hacen reinar la mentira. Así se empieza.

una intimidad, para que se lo use como

nada detiene a los fines aviesos.

Hasta hoy, para los nada escrupulosos espías financiados por oligarcas, vale oro -como receta bélica

convencional- el golpe moral de someter a ridículo, exhibir como cadáver o mostrar en “actos impúdicos”

les inspira mayores odios. Para ellos

“todo vale” (menos los argumentos racionales, claro). Para ellos toda desazón, todo descorazonamiento, todo miedo y toda duda son terreno codiciado. Su “Alma Mater” es el dinero y su fin último es desmovilizar al enemigo sin importar qué obscenidad haya que usar. Hay ejemplos a raudales y se gasta, en ello, millonadas

imagen de un líder. Si este es un líder transformador y revolucionario

la

monstruosas. El objetivo es sembrar el caos, sustituir los valores, obligar a creer en lo falso. Representar una

tragedia, la muerte, lo irreversible

y destruir la moral y la conciencia del otro. Especialmente si es socialista.

Se trata de mancillar la imagen del líder, se trata de quebrar la dirección, se trata de quitar las ganas y

degenerar los procesos revolucionarios que se desarrollan en el interior de la lucha de clases. Todo sirve para

todos sometidos para que reflejen y ensalcen los

intereses más bajos, más retrógrados. Se trata de sembrar e inculcar, en la conciencia colectiva, el miedo, el desconcierto, las dudas, la desconfianza y la sorna con tufo de violencia, sadismo y traición. En concreto:

semejante inmundicia: Literatura, cine, teatro

televisión

cualquier tipo de inmoralidad.

Su idea es sembrar el mundo con caos y confusión y que eso que parezca un “paraíso” donde la violencia

contra los pueblos sea activa y constante, déspota, corrupta

la honradez y la honestidad que serán ridiculizadas, innecesarias y convertidas en causa de represión.

domine la falta total de principios, la muerte de

lo envuelve, las

degeneraciones sexuales se naturalizan con tufos de alcoholismo, drogadicción, miedo irracional, traición, fascismo y enemistad entre los pueblos, desconfianza entre las personas y sobre todo el reino del odio cultivado pertinazmente. A Hugo Chávez se lo agrede inmisericordemente desde cualquier posición.

Mundo donde reina el descaro, la insolencia, el engaño y la mentira

la sangre todo

No importa si son locutores, lectores de noticias, sacerdotes o catedráticos. Abren la boca preñada con odio

para ridiculizar, por ejemplo, con tonitos sarcásticos

calumniarlo, desacreditarlo y sentenciarlo a convertirse en “desecho de la historia” producto (según no pocas

mentes homicidas) de alguna bala o algún recurso como los que, incluso por televisión, se le han vaticinado. Todo queda en la impunidad. En sus intenciones más abyectas los manipuladores de imágenes y sonidos (de imaginarios incluso magnicidas) ponen por “target” a los jóvenes para corromperlos, desmoralizarlos y pervertirlos. Ya hay videojuegos al respecto.

para

para manipular fotografías, videos o audio

Podríamos formar un expediente del horror inmenso si juntásemos, sólo, en una casuística latinoamericana todas las formas de agresión simbólica contra Hugo Chávez que se publican a diario. Todas las risitas mañaneras de los lebreles periodísticos, todas las noticias deformadas para exhibirlo como “ineficiente”, “autoritario”, “dictador” y “comunista”.

Todas las fotografías, los “pies de fotos”, los videos y las pistas de sonido, prefabricadas para que se vea lo “ intransigente”, lo “antidemocrático”, lo “amenazador” que es Chávez. Podemos estudiarlo y debemos denunciarlo, a los cuatro vientos y a voz en cuello. Debemos ejercitar la denuncia y entrenar la contraofensiva.

mientras echamos nuestras

Debemos cumplir nuestras tareas, por razón de justicia y por el bien de todos barbas a remojar porque todos podemos ser la próxima víctima.

Sonrían, nos están filmando.

Rebelion. Recetas para asesinar mediáticamente a un líder antiimperialista

Envía esta noticia Compartir esta noticia:

Envía esta noticia Compartir esta noticia: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=125451[02/04/2011

Rebelion. Arizona: el M16 abrió fuego

Rebelion. Arizona: el M16 abrió fuego Portada :: EE.UU. 11-01-2011 Arizona: el M16 abrió fuego Atilio
Rebelion. Arizona: el M16 abrió fuego Portada :: EE.UU. 11-01-2011 Arizona: el M16 abrió fuego Atilio

11-01-2011

Arizona: el M16 abrió fuego

Atilio Borón

Página 12

El criminal atentado contra la congresista demócrata Gabrielle Giffords y el puñado de gentes que la rodeaba – que hasta ahora se ha cobrado la vida de seis personas, incluyendo la de un juez federal, John M. Roll– pone de manifiesto los alcances del proceso de fascistización en curso en la sociedad estadounidense. Por supuesto, la explicación políticamente correcta que tanto la Casa Blanca como los medios se encargan de difundir rechaza esta interpretación. Lo sucedido es la obra de un “chiflado”, uno más de un venenoso linaje que ya mató a John F. y Robert Kennedy, Martin Luther King y Malcom X, para no citar sino a personalidades altamente significativas de la escena pública estadounidense.

No existe la menor intención de vincular lo ocurrido en Tucson con las tendencias profundas de la sociedad estadounidense que periódicamente afloran cada vez con más virulencia e impacto masivo (McCarthy, Reagan, Bush Jr., ahora el Tea Party) y se cobran nuevas víctimas. Lo mismo ocurrió con los casos anteriores: para prueba ahí está el siniestro Informe Warren –así llamado por el nombre del presidente de la Corte Suprema de Estados Unidos que presidió la comisión investigadora del asesinato de John F. Kennedy– en donde se sostiene que una sola persona, Lee Harvey Oswald, fue el responsable del magnicidio y que no hubo conspiración para perpetrarlo. No es un dato anecdótico recordar que uno de los integrantes de esa comisión era el ex director de la CIA Alan Dulles. Se encargó al zorro el cuidado del gallinero.

Gabrielle Giffords, que aún lucha desesperadamente por su vida, representa una corriente progresista dentro de los demócratas, algo sumamente peligroso en un estado como Arizona cuya gobernadora, la racista republicana Jan Brewer, promulgó en mayo de 2010 una ley que autoriza a la policía a detener y exigir documentos personales que acrediten su legal condición de residencia a cualquier persona de sospechosa apariencia, léase “latinos”. Giffords se opuso valientemente a esa iniciativa y no sólo eso: en el Congreso apoyó la Ley de Reforma del Sistema de Salud y se manifestó a favor de la reforma migratoria, la investigación con células madres y las energías alternativas. Es decir, se constituyó en un blanco perfecto para la creciente legión de fascistas estadounidenses.

para la creciente legión de fascistas estadounidenses. Por eso su contrincante en las recientes elecciones

Por eso su contrincante en las recientes elecciones parlamentarias, Jesse Kelly, un ex sargento de los marines que mordió el polvo de la derrota en Irak, aparecía en un afiche de campaña empuñando un rifle de asalto M16 e invitando a los electores a vaciar su cargador sobre Giffords (foto). Candidato de la horda de freaks del Tea Party, el nombre de su contendiente había aparecido –como lo recuerda Fidel en su “Reflexión” (ver aparte)– en un anuncio patrocinado por Sarah Palin como una de las bancas a conquistar para el movimiento en las elecciones de noviembre pasado. Su distrito, como otros diecinueve, estaba marcado por una mirilla de fusil. Esa descarada apología de la violencia no perturbó el rodaje de las tan alabadas instituciones de la república imperial. El trágico desenlace de tanta violencia era apenas cuestión de tiempo. En una repugnante muestra de hipocresía, el sitio web de Kelly subió el día de hoy un anuncio diciendo que el autor intelectual del

Rebelion. Arizona: el M16 abrió fuego

crimen elevaba sus rezos por la recuperación de la congresista y las víctimas fatales del incidente. Otro tanto hizo el presidente Obama, incapaz de arbitrar algunas medidas más terrenales para poner fin a la crisis que está destruyendo su país. Con sus rezos no irá demasiado lejos en su empeño.

Hay algunas claves que será preciso explorar para comprender lo ocurrido. En primer lugar lo más elemental:

un país embarcado en una desorbitada militarización internacional requiere el cultivo de actitudes patrioteras, fanáticas y violentas para sostener ideológicamente desde adentro sus planes de conquista militar. El problema es que luego es imposible evitar que esas cualidades se trasladen al espacio doméstico, lo que imposibilita establecer un ámbito de debate sereno y racional en la política nacional. Esto lo advirtió Tocqueville hace más de un siglo y medio, y es más cierto hoy que ayer. No es casual que Kelly haya propuesto vaciar el cargador de su M16 sobre Giffords. Alguien tomó nota de ese mensaje y lo hizo.

Segundo: el papel de los medios en Estados Unidos –y en especial de la cadena Fox– que, salvo contadas excepciones, permanentemente alimentan el racismo, el fanatismo, la intolerancia y la violencia ante la indiferencia de las instituciones, que deberían regular el ejercicio de la libertad de prensa y que no lo hacen so pretexto de defender la sacrosanta propiedad privada y la libertad de expresión, aunque ésta se utilice para incitar al magnicidio.

Tercero, la crisis económica que, como es sabido, estimula toda clase de conductas antisociales tendientes a criminalizar e incluso satanizar al otro, al diferente. Un país en donde los pobres se empobrecen cada día más y los sectores medios bajos sienten que se hunden en la pobreza, mientras contemplan que una minoría se enriquece escandalosamente, crea un caldo de cultivo inigualable para la aparición de comportamientos y actitudes aberrantes que, rápidamente, se juzgarán como normales. Por ejemplo, vaciar simbólicamente un cargador de un M16 en un adversario político. Las consecuencias están a la vista.

rCR

Envía esta noticia Compartir esta noticia:

rCR Envía esta noticia Compartir esta noticia: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=120099[02/04/2011

Rebelion. Para los pobres, mercado

Rebelion. Para los pobres, mercado Portada :: Opinión 22-09-2010 Para los pobres, mercado Atilio Boron Rebelión
Rebelion. Para los pobres, mercado Portada :: Opinión 22-09-2010 Para los pobres, mercado Atilio Boron Rebelión

22-09-2010

Para los pobres, mercado

Son muchas las pruebas que, en la actualidad, demuestran la inviabilidad del capitalismo como modo de organización de la vida económica. Uno de sus máximos apologistas, el economista austríaco-americano Joseph Schumpeter, gustaba argumentar que lo que lo caracterizaba era un continuo proceso de “destrucción creadora”: viejas formas de producción o de organización de la vida económica eran reemplazadas por otras en un proceso virtuoso y de ininterrumpido ascenso hacia niveles crecientes de prosperidad y bienestar. Sin embargo, las duras réplicas de la historia demuestran que se ha producido un desequilibrio cada vez más acentuado en la ecuación schumpeteriana, a resultas del cual los aspectos destructivos tienden a prevalecer, cada vez con más fuerza, sobre los creativos: destrucción cada vez más acelerada del medio ambiente y del tejido social; del estado y las instituciones democráticas y, también, de los productos de la actividad económica mediante guerras, la obsolescencia planificada de casi todas las mercancías y el desperdicio sistemático de los recursos productivos.

Una nueva prueba de esta inviabilidad ya no a largo sino a mediano plazo del capitalismo lo otorga su escandalosa incapacidad para resolver el problema de la pobreza, tema que en estos días está siendo discutido en el marco de la Asamblea General de la ONU. A pesar de los modestos objetivos planteados por las llamadas “Metas del Milenio” para el año 2015 –entre los que sobresale la reducción de la población mundial que vive con menos de 1,25 dólares al día-, lo cierto es que ni siquiera tan austeros (por no decir insignificantes) logros podrán ser garantizados. De hecho, si a nivel mundial se produjo una relativa mejoría esto debe atribuirse a las políticas seguidas por China e India, que se apartaron considerablemente de las recomendaciones emanadas del Consenso de Washington. Más allá de esto sería interesante que los tecnócratas del Banco Mundial y del FMI explicaran cómo podría calificarse a una persona que habiendo superado el fatídico umbral del 1,25 dólar por día gana, por ejemplo, 1,50. ¿Dejó de ser pobre? ¿Es un “no-pobre” por eso? ¿Y qué decir de la estabilidad de sus misérrimos ingresos en un mundo donde aquellas instituciones pregonan las virtudes de la flexibilización del mercado laboral?

Esta incapacidad para enfrentar un problema que afecta a más de mil millones de habitantes –cifra que crecería extraordinariamente si, aún desde una visión economicista, situáramos la línea de la pobreza en los 2 dólares diarios- se torna motivo de escándalo y abominación cuando se recuerda la celeridad y generosidad con que los gobiernos del capitalismo avanzado se abalanzaron con centenares de miles de millones de dólares al rescate de los grandes oligopolios, arrojando por la borda toda la vacua palabrería del neoliberalismo. El rescate a los grandes oligopolios financieros e industriales, según informa la Agencia Bloomberg, de clara identificación con la “comunidad de negocios” norteamericana, costaba, hasta finales del año pasado y por diferentes conceptos, “un total de 12,8 millones de millones de dólares, una cantidad que se acerca mucho al Producto Interior Bruto (PIB) del país”. En cambio, la “Ayuda Oficial al Desarrollo” (AOD), que había sido fijada por la ONU en un irrisorio 0,7 % del PIB de los países desarrollados, sólo es respetada por los países escandinavos y Holanda. Datos de los últimos años revelan que, por ejemplo, Estados Unidos destinó a la AOD sólo una fracción de lo acordado: el 0,17 % de su PBI, mientras que España aportaba el 0,24 e Italia el 0,15 %. Los principales países de la economía mundial, nucleados en el G-7, dedicaron a la cooperación internacional apenas el 0,22 % de su PIB. A diferencia de lo ocurrido con las grandes empresas oligopólicas, el “rescate” de los pobres queda en manos del mercado. Para los ricos hay estado, los pobres tendrán que arreglárselas con el mercado. Y si aparece el estado es para reprimir o desorganizar la protesta social. Alguien dijo una vez que las crisis enseñan. Tenía razón.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rJV

Compartir esta noticia:

fuentes. rJV Envía esta noticia Compartir esta noticia: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=113452[02/04/2011

Rebelion. Que ningún debate se abandone en Venezuela y que el debate no tape el sol de esa Revolución que nace en cada voto

no tape el sol de esa Revolución que nace en cada voto Portada :: Venezuela 06-07-2010
Revolución que nace en cada voto Portada :: Venezuela 06-07-2010 Un mensaje para Venezuela Que ningún

06-07-2010

Un mensaje para Venezuela

Que ningún debate se abandone en Venezuela y que el debate no tape el sol de esa Revolución que nace en cada voto

Vienen las elecciones venezolanas a lomos de la Historia, a todo galope; vienen con su ejemplo decisivo y

urgente, ratificación de la clase trabajadora, del campo y la ciudad, protagonista clave de la revolución. Estas elecciones son de una importancia excepcional para acelerar la transición revolucionaria; para poner punto final

a todo control imperial y la omnipotencia de la explotación y el saqueo… Vienen las elecciones, ya se avizoran,

con su deseo ardiente de impulsar su Revolución hacia delante. Hay que ganar las elecciones con Venezuela, ganarlas entre todos para legitimar, del dicho al hecho, el avance Revolucionario del socialismo, en Venezuela

y en el mundo entero. Estas elecciones serán un paso más contra el poder económico de la oligarquía, un

paso más para expropiar a la oligarquía e introducir la economía socialista planificada y para resolver los problemas de la población venezolana. Para que estas esperanzas no se esfumen será preciso debatir, participar y votar; conquistar una aplastante mayoría que asegure la continuidad del proceso revolucionario.

Se ha hablado tanto de Venezuela y se ha dicho tan poco en verdad de la Verdad de Venezuela. Muy poco sobre su solidaridad inmensa, de sus cicatrices, de las injusticias que a diario se cometen en su contra. Muy poco de los grandes avances de la Revolución Bolivariana, de la exitosa guerra contra el hambre, la insalubridad y el desamparo de los más pobres. Muy poco se dice de su guerra contra los burocratismos, contra la ignorancia, contra los complejos y contra el pesimismo. Se ha hablado tanto de Venezuela, han sido

tantos tus críticos

sus detractores, que por doler nos duelen las calumnias burguesas, el petróleo robado en

aquellos interminables años de la fraudulenta “democracia” de la Cuarta República, las penurias de la clase

trabajadora y la injusticia económica, política y social que reinó hasta que la revolución apresuró la escritura de la historia… nos ha dolido Venezuela en todo el mundo… y hoy también nos alegra y da esperanzas, nos alegra en ella la humanidad entera que cuenta ahora con las elecciones como guía y compromiso mundial para

la construcción de una nueva sociedad.

Vienen las elecciones inflamadas de interés por las ideas y por la naciente experiencia práctica del socialismo y el ambiente general revolucionario. Vienen las elecciones con un empuje inédito y sin abandonar sus debates primordiales… nadie se equivoque. Es nada menos que el futuro con pasión venezolana que fecunda en cada voto un rito de la revolución, un rito de confirmación que por su naturaleza volcánica vendrá del ejercicio de la libertad y el ejercicio de la revolución para el derrocamiento absoluto de toda forma de alienación, saqueo y explotación y para la construcción de una sociedad, vida, amores y relaciones humanas nuevas… Y este es definitivamente el sentido primero y último que entraña la revolución permanente… conjugar el socialismo siempre en verbo futuro, tenerlo a la mano como la más alta y brillante luz de la mañana.

Nadie se engañe, todos sabemos de los peligros internacionales que acechan a la Revolución Bolivariana además del riesgo que se anida en las tendencias burocráticas, en la corrupción y en el peligro de enfrentar a las oligarquías. Eso es el corazón de una revolución. Vienen las elecciones y los trabajadores quieren demostrar que pueden dirigir la industria sin capitalistas. Vienen las elecciones y nadie quiere la revolución a medias.

Las elecciones próximas mostrarán al mundo entero el corazón de la Revolución percutido por los trabajadores, el alma en los ojos y en las manos… el alma en el dedo índice que dirá con su voto hacia dónde han de ir las relaciones económicas y políticas, la historia contemporánea, la batalla de las ideas, la lucha anti- imperialista y la Revolución Bonita.

Las elecciones no serán “milagrosas”, no resolverán todo por “arte de magia”, y el paso siguiente será batir el récord de votación en cantidad de votos y con calidad de ideas. No puede volver a ocurrir lo que pasó en el referendo constitucional. Será una gran victoria para los trabajadores y será ratificación de la señal para que muchos otros trabajadores, de Venezuela y del mundo, sigamos ese ejemplo. Demostrarán que el control obrero sólo podría desarrollarse seriamente si se nacionalizan las fuentes de trabajo con un programa claro y socialista en pleno siglo XXI, contra todo lo que haga peligrar sus triunfos. Las elecciones serán fundamentales en la lucha contra el Capitalismo, privado o de estado. No son unas elecciones cualquiera; estas elecciones son absolutamente decisivas para el futuro de la Revolución Bolivariana. Y si bien ésta debe ser perfeccionada,

Rebelion. Que ningún debate se abandone en Venezuela y que el debate no tape el sol de esa Revolución que nace en cada voto

pues, como toda empresa humana, tiene sus falencias, la Revolución Bolivariana hace una diferencia monumental con toda la historia previa de Venezuela. Esa es su matriz y su fuerza.

Combatamos la indiferencia al voto revolucionario en todas sus formas; combatamos al juego irresponsable de la distracción, la palabrería abstencionista erudita, la especulación pura; combatamos todas las cobardías, todas las abdicaciones, todas las traiciones, ratifiquemos el rumbo de la revolución concurriendo masivamente a votar por su continuidad y su profundización. Estas elecciones probarán cómo los venezolanos luchan por el cambio a pesar de los pesares, contra todo tipo de frenos y obstáculos, contra la oligarquía y contra el burocratismo, la corrupción y el arribismo. Contra todo lo que desde dentro y desde fuera intenta frenar el avance del socialismo y la conciencia de los trabajadores. Estas elecciones fortalecerán la columna vertebral de la revolución para que la clase trabajadora dirija no sólo las empresas, sino también la sociedad y la vida misma. Fortalecerá la dirección de los trabajadores en una economía socialista planificada basada en la nacionalización de la tierra, los bancos y las grandes empresas.

Estas elecciones venezolanas sabrán a gloria. Estas elecciones ayudarán a hombres y mujeres de todo el mundo a pensar y actuar como individuos libres, no como esclavos. Estas elecciones son un paso más y de todos. Estas elecciones hablarán de la alegría, franca, noble de Venezuela hoy… su condición esencial de alma revolucionaria que nos inspira e incentiva. Los votos ahora se preparan en los corazones como un frente que representa en todo el mundo a centenares de millones de mujeres y hombres que por doquier anhelan decir a cada venezolano cuánto importa que triunfe nuevamente, magníficamente, su Revolución en las urnas, en las fábricas recuperadas, en las tierras reapropiadas, en sus debates y en sus escuelas… Coro mundial de sueños venezolanos y de todos nosotros. Los votos que andan ya sobrevolando Venezuela como pájaros que buscan nido en la primavera de la voluntad revolucionaria, son votos que nos importan a todo el mundo, al

del futuro hoy. En cada voto un sol revolucionario que alumbre

no sólo la gran patria de Bolívar sino toda la humanidad.

socialismo… nuestro, al de ellos, al de todos

unmensajeparavenezuela@gmail.com

buenabad@gmail.com

Envía esta noticia Compartir esta noticia:

Envía esta noticia Compartir esta noticia: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=109214[02/04/2011

Rebelion. Europa en el espejo argentino

Rebelion. Europa en el espejo argentino Portada :: Europa :: El capitalismo devasta Europa 18-05-2010 Europa
Portada :: Europa :: El capitalismo devasta Europa 18-05-2010 Europa en el espejo argentino Atilio Borón

18-05-2010

Europa en el espejo argentino

Atilio Borón

Página 12

Luego de hacer estragos en su patria de origen, Estados Unidos, el “virus neoliberal”, para usar la acertada expresión de Samir Amin, ha contagiado Europa. Ante los síntomas inocultables de la crisis los mercados reaccionan con su explosiva mezcla de rapacidad e irracionalidad y evidencian su escepticismo ante las recetas de salida de la crisis elaboradas por el G-20, el FMI o el BM. Para colmo, este fin de semana, Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, declaró que “el salvataje de un billón de dólares aprobado por la UE y el FMI es sólo para ganar un poco de tiempo”. Esta opinión fue secundada por el economista-jefe del BCE, Jürgen Stark, quien además dijo que “cuando los mercados se vuelven locos nadie puede prever las consecuencias”.

El carácter estructural y de larga duración de la crisis es evidente y sus dimensiones son impresionantes: en Grecia el déficit fiscal en relación con el PBI roza el 14 por ciento; en Irlanda casi el 15; en España está a centésimos del 12; en Portugal supera ya el 9 y en Gran Bretaña, de la cual pocos hablan, el déficit fiscal es apenas una centésima inferior a la incendiada Grecia: 13 por ciento. Estas cifras se apartan brutalmente de las estipuladas en el ya difunto Tratado de Maastricht, por el cual los países europeos se comprometieron a mantener su déficit fiscal por debajo del 3 por ciento del PBI. Todo esto ocurre porque, ante el estallido de la crisis en el verano boreal de 2008, los gobiernos ordenaron al Banco Central Europeo y a sus propios bancos rescatar a las grandes empresas afectadas por la crisis; tal como lo habían hecho en Estados Unidos Bush y Obama, demostrando, por la vía del ejemplo, que la doctrina de la “autonomía del Banco Central” es una engañifa sólo destinada al consumo de los sumisos gobiernos de la periferia.

El problema con estos rescates es que más pronto que tarde los fenomenales desembolsos realizados por los gobiernos se convierten en una deuda de proporciones gigantescas, originando un incontenible crecimiento del déficit fiscal. Dado que hasta hace pocas semanas el FMI se abstuvo siquiera de lanzar una advertencia a los países del mundo desarrollado (cuando por déficit muchísimo menores envía sus letales misiones a cualquier país del Tercer Mundo), el problema no suscitó mayor atención salvo entre los pocos que estaban realmente al tanto de la situación y no creían en las ingeniosas metáforas utilizadas por los gurús del capitalismo que hacía un año venían hablando de los “brotes verdes” que anunciaban el fin de la crisis. Charlatanes irresponsables (al igual que los que en la Argentina pronosticaban en marzo de 2002 que para finales de ese año el dólar se cotizaría entre 12 y 14 pesos por unidad), sienten ahora que el mundo se les viene abajo: el euro se desploma, la Eurozona está a punto de desintegrarse y como los gobiernos capitalistas sólo conciben la salida de la crisis haciéndosela pagar a los trabajadores, el clima social se carga de una conflictividad no vista desde los sucesos de 1968, aunque algunos se remontan hasta las postrimerías de la Primera Guerra Mundial.

La propuesta para griegos y españoles es un calco de las que el FMI impulsara en América latina y que sólo sirvieron para acelerar el derrumbe, siendo el caso argentino el espejo más fiel de lo que probablemente les espere a muchos países de la Unión Europea que todavía se aferran al catecismo neoliberal. El Wall Street Journal del 12 de mayo señalaba que “en la Eurozona y en menos de un mes el FMI dejó de ser un paria para convertirse en una institución esencial cuya bendición es necesaria para los países que necesitan paquetes de rescate”. Este verdadero Dr. Mengele de las economías –que sigue siendo el mismo de antes, pese a declaraciones públicas en contrario– fue el que las autoridades de la Unión Europea eligieron para que administre los remedios que resolverán la crisis. Por eso no sorprende ver a una Europa en pie de guerra social como respuesta a un programa de ajuste tan brutal como los que padecimos en América Latina.

Al igual que en Grecia, el ajuste recesivo de Rodríguez Zapatero en España tiene como uno de sus puntales la reducción salarial del 5 por ciento para la mayoría de los trabajadores y la congelación para los de menor ingreso, los llamados “mileuristas” (por ser aproximadamente ésa la suma que ganan mensualmente). Para demostrar que habrá austeridad para todos, y que ésta será progresiva, el gobierno español decidió que desde el cargo de secretario de Estado para arriba, la reducción sería del 15 por ciento. El único detalle es que mientras el presidente del gobierno español gana 91.982,40 euros por año (cerca de 8.000 euros mensuales, amén de diversos gastos que corren por cuenta del erario), el recorte del 15 por ciento difícilmente le producirá alguna merma en su capacidad de ahorro y consumo. Pero para los sectores inferiores de la administración pública –cuyos ingresos oscilan, con premios, complementos y pagas extraordinarias, en torno

Rebelion. Europa en el espejo argentino

de los 2.000 euros mensuales–, los 100 euros que les serán reducidos incidirán negativamente en su nivel de vida.

David Cameron, el nuevo premier británico, fue más flemático y ordenó una reducción del 5 por ciento de sus emolumentos, pese a que su sueldo anual de 207.500 libras esterlinas (sumando el que le corresponde como premier y como miembro del Parlamento) más que duplica el de su colega español. Estos dos ejemplos bastan para caracterizar la filosofía que inspira estos programas de ajuste. Agréguese a ello que en ningún país de la UE esta reducción del gasto afecta al voluminoso presupuesto militar, parte del cual se destina a financiar guerras inmorales e infames como las que se están librando en Iraq y Afganistán. Lo que sí se reducirá será la suma destinada a la cooperación internacional. Sólo en el caso español esto significa una baja de 600 millones de euros, un 8 por ciento en relación con lo previamente presupuestado.

En este contexto, no deja de ser llamativa la conversación telefónica que sostuvieron el 11 de mayo Obama y Rodríguez Zapatero, sobre todo cuando el primero le aconsejó que tomara medidas resolutivas “para calmar a los mercados”. Esta frase es más que semejante a la que en su momento pronunciara el ex presidente Fernando de la Rúa en vísperas del derrumbe de la convertibilidad, cuando también él –como Obama ahora– creía que era imprescindible y factible “llevar tranquilidad a los mercados”. En realidad, los mercados son una

institución en la cual la crispación, el desenfreno y la irracionalidad son la norma; además, sin importar cuánto se haga a su favor, son insaciables y siempre querrán más, como se lo hicieron saber a De la Rúa y Cavallo en diciembre de 2001. En las páginas finales del primer tomo de El Capital, Marx describió con vívidos caracteres la naturaleza de los capitalistas y los mercados al decir que “el capital experimenta horror por la ausencia de

ganancia

al 50 por ciento se vuelve temerario; por el 100 por ciento, pisoteará todas las leyes humanas; y por el 300

por ciento no hay crimen que lo arredre, aunque corra el riesgo de que lo ahorquen”. La experiencia de los dos últimos años le da la razón y la crisis recién está comenzando a manifestarse.

Si la ganancia es adecuada, el capital se vuelve audaz (

)

Al 20 por ciento, se pondrá impulsivo;

rCR

Envía esta noticia Compartir esta noticia:

rCR Envía esta noticia Compartir esta noticia: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=106111[02/04/2011

Rebelion. El imperio contraataca

Rebelion. El imperio contraataca Portada :: América Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular
Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras Honduras El imperio contraataca Atilio Borón Rebelión

Honduras

El imperio contraataca

Atilio Borón

13-11-2009

La crisis hondureña finalmente se resolvió “por el lado malo”: la consolidación del régimen golpista y la institucionalización de las ilegítimas elecciones que tendrán lugar el próximo 29 de Noviembre. Ya la Casa Blanca ha declarado que los resultados del comicio serán admitidos como válidos lográndose así la normalización de la vida democrática y poniendo fin al “interinato” de Micheletti, eufemismo con el que desde un principio Washington caracterizó al golpe de Estado de la oligarquía hondureña. De este modo las groseras violaciones a los derechos humanos y los atropellos a las libertades democráticas que signaron toda la campaña electoral serán condenados al olvido. Este penoso desenlace había sido anticipado por diversos representantes de la derecha republicana, que impuso como una de sus condiciones para ratificar la designación de Arturo Valenzuela como Secretario de Estado Adjunto para Asuntos Interamericanos el pleno reconocimiento de unas elecciones que por sus insanables anomalías deberían ser declaradas nulas de nulidad absoluta. Tal como lo reportara Página/12 en su edición del 7 de Noviembre, el senador republicano por Carolina del Sur, Jim DeMint, retiró su veto a la candidatura de Valenzuela porque, según se encargó de comunicar a los medios, “la secretaria de Estado Hillary Clinton y el subsecretario, Thomas Shannon, me han garantizado que Estados Unidos reconocerá el resultado de las elecciones hondureñas, haya sido restituido o no Manuel Zelaya”.

Esta resolución de la crisis tiene un significado que excede con creces la política hondureña: marca el inicio de una nueva etapa, por cierto que involutiva, en la cual Estados Unidos retoma su tradicional política de apoyo a los golpes militares y a los regímenes autoritarios afines con los intereses imperiales y ratifica el carácter hipócrita y vacío de la retórica democrática permanentemente enunciada por Washington. Conviene aprender la lección: de ahora en más, democrático vuelve a ser todo régimen que se somete incondicionalmente a los designios norteamericanos; autoritario, populista o despótico será aquel que defienda su independencia y autodeterminación. Uribe y Calderón son demócratas, no importa si el primero viola flagrantemente los derechos humanos, mantiene estrechas relaciones con los narcos y los paramilitares y sabotea sin cesar los posibles acuerdos de paz y el canje humanitario que necesita Colombia para lograr su pacificación; o que el segundo despida de la noche a la mañana a 46.000 trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y promueva una demencial militarización de la vida política mexicana. Chávez, Correa y Morales, en cambio, son populistas y autoritarios, peligrosos para sus vecinos, porque promueven diversas reformas sociales y siembran las semillas de la discordia en sus respectivos países. Aquí aparece una vez más la vetusta y falsa teoría conservadora que concibe a la lucha de clases no como producto de las contradicciones sociales inherentes al capitalismo, sino como la obra de un agente perverso que, dotado de inmensos poderes, introduce el virus del odio y el conflicto en sociedades que antes de su nefasta aparición sobresalían por la armonía de sus relaciones sociales.

Ante esta penosa retrogresión de la política exterior norteamericana son muchos los analistas y estudiosos de la realidad internacional que plantean la tesis de que la victoria de los golpistas hondureños expresa la declinación de la hegemonía norteamericana. A partir de esta constatación se termina por inocentizar a Barack Obama porque, supuestamente, pese a sus esfuerzos no pudo encaminar la crisis en Honduras hacia una resolución compatible con la institucionalidad democrática. ¿Hasta que punto es sustentable esta interpretación?

Hay dos cuestiones que deben ser examinadas: por un lado, la progresiva pérdida de capacidad hegemónica de Estados Unidos en la región. Por el otro, las iniciativas concretas tomadas por la Casa Blanca en el marco de la crisis hondureña. En relación con la primera, es preciso reconocer que si bien la superpotencia se enfrenta a una disminución de su capacidad de dominación y control sobre el sistema internacional, así como su gravitación económica global, no es menos cierto que esta tendencia no se traslada linealmente a América Latina y el Caribe. No sería temeraria, sino mucho más próxima a la verdad la hipótesis que dijera que ante una declinación relativa del imperio en la arena mundial aquél se aferra con más fuerza a lo que sus estrategas militares y diplomáticos consideran su patio trasero y su incuestionable entorno de seguridad territorial. No por nada esta región del mundo fue la destinataria de la primera concepción que la joven república norteamericana elaboró en materia de política exterior: la doctrina Monroe. Por lo tanto, la

Rebelion. El imperio contraataca

declinación global no necesariamente significa un deterioro equivalente en su capacidad de controlar su tradicional “zona de influencia”. Es indudable que el predominio que Estados Unidos tenía antes sobre sus vecinos al sur del río Bravo se ha debilitado; pero aún así está lejos de haber desaparecido. Y esto nos conduce al análisis del segundo aspecto señalado más arriba.

En efecto, ¿actuó Obama con todas sus fuerzas para resolver la crisis hondureña en una dirección coherente con los imperativos de la democracia y los derechos humanos? Definitivamente no. Sus iniciativas fueron vacilantes, expresión de las dos líneas que se disputan la formulación de su política exterior. Una, reaccionaria hasta la médula y profundamente influida por las necesidades y las estrategias del complejo militar-industrial y que encuentra en Hillary Clinton su más encumbrada vocera y, otra, mucho más difusa y dispersa, que desearía establecer relaciones más respetuosas con los países del área aún cuando esto no implique abandonar la presunción hegemónica del pasado, sino tan sólo un cierto aggiornamento de la misma y que encuentra su principal representante en el propio Obama. En esta pugna el presidente se vio claramente superado por sus rivales que, desde el principio, fueron capaces de imponer su estrategia en relación con la crisis desatada en Honduras.

Cabría preguntarse si esta interpretación no presta validez a la tesis declinacionista. De ninguna manera. Lo que sí queda claro es que Obama tiene un control apenas marginal del aparato estatal norteamericano. Sería por lo tanto más correcto decir que fue el ocupante de la Casa Blanca quien no pudo elegir otro rumbo, pero no Estados Unidos como potencia imperial. En otras palabras, se impone una vez más distinguir entre el “gobierno permanente” de ese país y su “gobierno aparente”, el que se simboliza en la figura del presidente. El problema es que el vaciamiento de la democracia estadounidense, un proceso que se ha venido desenvolviendo a lo largo del último medio siglo, hace que la figura presidencial tenga muy acotados sus márgenes de autonomía para intentar –en el hipotético caso de que así lo deseara- llevar a cabo una política contraria a los intereses del “gobierno permanente”, ese nefasto entramado de grandes oligopolios y sus lobbies, fuerzas armadas, políticos profesionales y grandes medios de comunicación que, como dijera Gore Vidal, mantiene secuestrada a la sociedad norteamericana.

Para resumir: la hipótesis de la declinación hegemónica queda desmentida cuando se observa que, a pesar de dicho debilitamiento, Washington se las ingenia para firmar un tratado de cooperación militar con Colombia que, como lo recordara el Comandante Fidel Castro Ruz días pasados en una de sus “Reflexiones”, equivale a una práctica anexión de ese país sudamericano a Estados Unidos. Si algo demuestra esta iniciativa es la formidable capacidad de presión, dominación y control que, pese a su debilitamiento, aún conserva el imperio. Es esa misma capacidad la que lo llevó a sacar rápidamente de la escena negociadora en Tegucigalpa al Secretario General de la OEA (cuyos planteamientos eran totalmente inaceptables para los golpistas) para

sustituirlo con un viejo peón de la política estadounidense, Oscar Arias. Es esa misma capacidad la que lo lleva

a sostener contra viento y marea el criminal bloqueo a Cuba, pese a que en la Asamblea General de la ONU

esa política fue condenada por 187 de los 192 países que la integran, y defendida sólo por tres: Estados Unidos, su estado cliente Israel y la isla de Palau (20.000 habitantes), según la CIA un polígono de tiro de la Armada norteamericana en la Micronesia. O la que le permite prestar oídos sordos al reclamo universal de indultar a los cinco luchadores antiterroristas cubanos sometidos a inhumanas condiciones de detención en Estados Unidos gracias a una escandalosa burla al debido proceso; o mantener una infame prisión, violatoria de todos los derechos humanos, en la Base Naval de Guantánamo.

Si Obama hubiera demostrado la misma determinación para exigir la inmediata restitución de Zelaya en la presidencia otra habría sido la historia. Y tenía instrumentos a manos para hacerlo: podría haber decretado el transitorio bloqueo de las remesas de los inmigrantes hondureños residentes en Estados Unidos; o instruido a las empresas norteamericanas radicadas en Honduras que preparasen planes para su eventual evacuación; o congelado los fondos de los políticos del régimen y de la oligarquía depositados en bancos norteamericanos; o embargar sus fastuosas propiedades en la Florida. Son gestos para nada inéditos; casi todos ellos fueron utilizados por George W. Bush para frustrar la segura victoria de Schafik Handal, candidato del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional, en las elecciones del 2004 en El Salvador. ¿Por qué no se intentó algo similar en esta ocasión? Respuesta: porque la política del “gobierno permanente” de Estados Unidos dispuso otra cosa y el inquilino de la Casa Blanca se inclinó ante esa decisión.

Conclusión: no es que Estados Unidos no pudo modificar el resultado de la crisis hondureña sino que, más allá

de las preferencias de Obama, la clase dominante norteamericana y sus representantes políticos en el aparato estatal no quisieron que fuera otro el desenlace de este conflicto, aún a sabiendas de las funestas implicaciones que esta decisión tendrá para la paz y la estabilidad política ese país centroamericano. En línea con la desorbitada militarización de la política hemisférica promovida desde los años de George W. Bush –y de la cual las siete bases concedidas por Uribe son apenas la punta del iceberg- el “gobierno permanente” de Estados Unidos optó por sostener a los golpistas en vez de apostar a la reconstrucción de la democracia. No se trató de una cuestión de incapacidad, sino de una elección estratégica concebida para reordenar manu militari

el tumultuoso patio trasero del imperio en Centroamérica y para lanzar una ominosa señal de advertencia a los

gobiernos de izquierda y progresistas de la región.

Rebelion. El imperio contraataca

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Compartir esta noticia:

otras fuentes. Envía esta noticia Compartir esta noticia: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=95143[02/04/2011

Rebelion. El espejo de Uribe

Rebelion. El espejo de Uribe Portada :: América Latina y Caribe Ante la Cumbre de Unasur
El espejo de Uribe Portada :: América Latina y Caribe Ante la Cumbre de Unasur en

Ante la Cumbre de Unasur en Bariloche

El espejo de Uribe

Atilio Borón

27-08-2009

La Cumbre de la UNASUR en Bariloche tendrá que enfrentar dos gravísimos problemas que abruman a América Latina: el golpe militar en Honduras y la militarización de la región como resultado de la instalación no de una sino de siete bases militares norteamericanas en Colombia.

En relación a lo primero la UNASUR deberá exigirle a Barack Obama coherencia con sus propias declaraciones

a favor de una nueva era en las relaciones interamericanas. Como lo hemos reiterado en numerosas

oportunidades este golpe es un globo de ensayo para testear las respuestas de los pueblos y los gobiernos de

la región. Y si tiene lugar en Honduras es precisamente porque fue ese el país más meticulosamente sometido

a la influencia ideológica y la dominación política de Washington.

Fracasada la negociación de la OEA Washington procedió a suspender la emisión de visas para los ciudadanos

de Honduras. Medida tibia, muy tibia, pero síntoma de que está tomando nota del clima político imperante en

la región. Pero Obama debe hacer mucho más, y dejar de lado el falaz argumento que expresara hace unos

pocos días cuando se refirió a la contradicción en que incurrirían los críticos del imperialismo al exigirle ahora que intervenga en Honduras. Es “irónico” –dijo en esa ocasión- “que algunos de los que han criticado la injerencia de Estados Unidos en América Latina se quejen ahora de que no está interfiriendo lo suficiente”.

Sabemos que Obama no está demasiado informado de lo que hacen sus subordinados civiles o militares, para

ni hablar de los servicios de inteligencia. Pero debería saber, por ser tan elemental, que Estados Unidos viene

interviniendo en Honduras desde 1903, año en que primera vez los marines desembarcaron en ese país para proteger los intereses norteamericanos en un momento de crisis política. En 1907, en ocasión de la guerra entre Honduras y Nicaragua, tropas estadounidenses se estacionaron durante unos tres meses en las ciudades

de Trujillo, Ceiba, Puerto Cortés, San Pedro Sula, Laguna y Choloma. En 1911 y 1912 se reiterarían las

invasiones, en este último caso para impedir la expropiación de un ferrocarril en Puerto Cortés. En 1919, 1924

y 1925 fuerzas expedicionarias del imperio volverían a invadir Honduras, siempre con el mismo pretexto:

salvaguardar la vida y la propiedad de ciudadanos norteamericanos radicados en este país. Pero la gran invasión ocurriría en 1983, cuando bajo la dirección de un personaje siniestro, el embajador John Negroponte, se establecería la gran base de operaciones desde la cual se lanzó la ofensiva reaccionaria en contra del Sandinismo gobernante y la guerrilla salvadoreña del Frente Farabundo Martí. Obama no puede ignorar estos nefastos antecedentes y por lo tanto debe saber que el golpe contra Zelaya sólo fue posible por la aquiescencia brindada por su gobierno. Lo que se le está pidiendo es que Estados Unidos deje de intervenir, que retire su apoyo a los golpistas, único sustento que los mantiene en el poder, y que de ese modo facilite el retorno de Zelaya a Tegucigalpa. La Casa Blanca dispone de muchos instrumentos económicos y financieros para disciplinar a sus compinches. Si no lo hace es porque no quiere, y los gobiernos y pueblos de América Latina deberían sacar las conclusiones del caso.

En relación al segundo problema, las bases norteamericanas en Colombia, es preciso decir lo siguiente. Primero, que el imperio no tiene diseminadas 872 bases y misiones militares a lo ancho y largo del planeta para que sus tropas experimenten las delicias del multiculturalismo o de la vida al aire libre. Si las tiene, a un costo gigantesco, es porque tal como lo ha dicho Noam Chomsky en numerosas oportunidades, son el principal instrumento de un plan de dominación mundial sólo comparable al que en los años treintas alucinara a Adolf Hitler. Pensar que esas tropas y esos armamentos se desplegarán en América Latina para otra cosa que no sea asegurar el control territorial y político de una región que los expertos consideran como la más rica del planeta por sus recursos naturales -acuíferos, energéticos, biodiversidad, minerales, agricultura, etcétera- constituye una imperdonable estupidez. Esas bases son la avanzada de una agresión militar, que puede no consumarse hoy o mañana, pero que seguramente tendrá lugar cuando el imperialismo lo considere conveniente. Por eso la UNASUR debe rechazar enérgicamente su presencia y exigir la suspensión del proceso de instalación de las bases. Y, además, aclarar que este no es un “asunto interno” de Colombia: nadie en su sano juicio puede invocar los derechos soberanos de un país para justificar la instalación en su territorio de fuerzas y equipamientos militares que sólo podrán traer destrucción y muerte a sus vecinos. Cuando en los años treinta Hitler rearmó a Alemania los Estados Unidos y sus aliados pusieron el grito en el cielo, sabedores

Rebelion. El espejo de Uribe

que el paso siguiente sería la guerra, y no se equivocaron. ¿Por qué ahora sería diferente?

Segundo: mientras Uribe sea presidente de Colombia no habrá solución a este problema. Él sabe, como todo el mundo, que Estados Unidos ha venido confeccionando un prontuario que no cesa de crecer en donde se lo califica de narcotraficante y de cómplice de los crímenes de los para militares. En 2004 el Archivo Federal de Seguridad de Estados Unidos dio a conocer un documento producido en 1991 en el que se acusa al por entonces senador Álvaro Uribe Vélez de ser una de los principales narcotraficantes de Colombia, referenciado como el hombre número 82 en un listado cuyo puesto 79 ocupaba Pablo Escobar Gaviria, capo del cartel de

Medellín. El informe, que puede leerse en http://www.gwu.edu/%7Ensarchiv/NSAEBB/NSAEBB131/dia910923.pdf

asegura que el hoy presidente colombiano “se dedicó a colaborar con el cartel de Medellín en los más altos

niveles del gobierno. Uribe estaba vinculado a un negocio involucrado en el tráfico de narcóticos en Estados Unidos. Su padre fue asesinado en Colombia por su conexión con los narcos. Uribe trabajó para el Cartel de

Medellín y es un estrecho amigo personal de Pablo Escobar Gaviria

Senado atacó toda forma de tratado de extradición.” Por lo tanto, Uribe no tiene ningún margen de autonomía para oponerse a cualquier pedido que provenga de Washington. Su misión es ser el Caballo de Troya del imperio y sabe que si se resiste a tan ignominiosa tarea su suerte no será distinta de la que corrió otro personaje de la política latinoamericana, presidente también él: Manuel Antonio Noriega, quien una vez cumplida con la misión que la Casa Blanca le asignara fue arrestado en 1989 luego de una cruenta invasión norteamericana a Panamá y condenado a 40 años de prisión por sus vinculaciones también con el cártel de Medellín. Cuando Noriega dejó de ser funcional a los intereses del imperio pasó velozmente y sin escalas de presidente a prisionero en una celda de máxima seguridad en los Estados Unidos. Ese es el espejo en que día y noche se mira Uribe, y eso explica su permanente crispación, sus mentiras, y su desesperación por volver a ser elegido como presidente de Colombia, convirtiendo a ese entrañable país sudamericano en un protectorado norteamericano, y a él mismo en una suerte de procónsul vitalicio del imperio, dispuesto a enlutar a todo un continente con tal de no correr la misma suerte que su colega panameño.

(y) fue uno de los políticos que desde el

Envía esta noticia Compartir esta noticia:

que desde el Envía esta noticia Compartir esta noticia: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=90556[02/04/2011

Rebelion. El tóxico de Uribe

Rebelion. El tóxico de Uribe Portada :: Colombia El tóxico de Uribe Atilio Borón Página 12
Rebelion. El tóxico de Uribe Portada :: Colombia El tóxico de Uribe Atilio Borón Página 12

El tóxico de Uribe

Atilio Borón

Página 12

07-08-2009

¿Qué pretende Uribe con su frenética gira por América Sudamérica? Nada menos que vender una iniciativa tóxica, para utilizar el lenguaje impuesto por la crisis capitalista: justificar la escalada de la ofensiva militar del imperio con el propósito de revertir los cambios que en los últimos años alteraron la fisonomía sociopolítica de la región. Ante esta desconcertante realidad la táctica de la Casa Blanca ha sido abandonar la retórica belicista de Bush y ensayar un discurso igualitarista y respetuoso de la soberanía de los países del área, pero desplegando nuevas bases militares, manteniendo a la Cuarta Flota y fortaleciendo sin pausa al Comando Sur.

En este sentido Barack Obama, a quien los perpetuamente desorientados “progres” europeos y latinoamericanos continúan confundiendo con Malcom X, está siguiendo al pie de la letra los consejos de Theodore Roosevelt, el padre de la gran expansión imperialista norteamericana en el Caribe y Centroamérica, cuando dijera “speak softly and carry a big stick”, es decir, “habla bajito pero lleva un gran garrote”. Roosevelt fue un maestro consumado en aplicar esa máxima a la hora de construir el Canal de Panamá y lograr, con la infame Enmienda Platt, la práctica anexión de Cuba a los Estados Unidos. Con su política de remilitarización forzada de la política exterior hacia América Latina y el Caribe Obama se interna por el camino trazado por su predecesor.

La justificación que Uribe esgrime en apoyo de su decisión de conceder a las fuerzas armadas de Estados Unidos siete bases militares es que de esa manera se amplía la cooperación con el país del Norte para librar un eficaz combate contra el narcotráfico y el terrorismo. Excusa insostenible a la luz de la experiencia: según una agencia especializada de las Naciones Unidas los dos países donde más creció la producción y exportación de amapola y coca son Afganistán y Colombia, ambos bajo una suerte de ocupación militar norteamericana. Y si algo enseña la historia del último medio siglo de Colombia es la incapacidad para resolver el desafío planteado por las FARC por la vía militar.

Pese a ello el general Freddy Padilla de León –quien gusta decir que morir en combate “es un honor sublime”- anunció días pasados en Bogotá que las siete bases estarían localizadas en Larandia y en Apiay (ambas en el Oriente colombiano); en Tolemaida y en Palanquero (en el centro de Colombia); en Malambo (sobre el Atlántico, en la costa norte); en Cartagena, sobre el Caribe colombiano y la séptima en un lugar aún no determinado de la costa del Pacífico. El Congreso de Estados Unidos ya aprobó la suma de 46 millones de dólares para instalar su personal y sus equipos bélicos y de monitoreo en estas nuevas bases con el objeto de reemplazar las instalaciones que tenía en Manta. En la actualidad ya hay en Colombia 800 hombres de las fuerzas armadas de Estados Unidos y 600 “contratistas civiles” (en realidad, mercenarios) pero los analistas coinciden en señalar que la cifra real es mucho más elevada que la oficialmente reconocida.

No hace falta ser un experto militar para comprobar que con la entrega de estas bases Venezuela queda completamente rodeada, sometida al acoso permanente de las tropas del imperio estacionadas en Colombia, amén de las nativas y los “paramilitares”. A ello habría que agregar el apoyo que aportan en esta ofensiva en contra de la Revolución Bolivariana las bases norteamericanas en Aruba, Curazao y Guantánamo; la de Palmerolas, en Honduras; y la Cuarta Flota que dispone de suficientes recursos para patrullar efectivamente todo el litoral venezolano. Pero no sólo Chávez está amenazado: también Correa y Evo Morales quedan en la mira del imperio si se tiene en cuenta que Alan García en Perú arde en deseos de ofrecer “una prueba de amor” al ocupante de la Casa Blanca otorgándole facilidades para sus tropas.

En Paraguay, Estados Unidos se aseguró el control de la estratégica base de Mariscal Estigarribia –situada a menos de cien kilómetros de la frontera con Bolivia- y que cuenta con una de las pistas de aviación más extensas y resistentes de Sudamérica, apta para recibir los gigantescos aviones de transporte de tanques, aviones y armamento pesado de todo tipo que utiliza el Pentágono. También en ese país dispone de una enorme base en Pedro Juan Caballero, ¡localizada a 200 metros de la frontera con Brasil!, pero según Washington pertenece a la DEA y tiene como finalidad luchar contra el narcotráfico. La amenaza que representa esta expansión sin precedentes del poder militar norteamericano en Sudamérica no pasó desapercibida para Brasil, que sabe de las ambiciones que Estados Unidos guarda en relación a la Amazonía, región que “puertas adentro” los estrategas imperiales consideran como un territorio vacío, de libre acceso, y

Rebelion. El tóxico de Uribe

que será ocupado por quien tecnológicamente tenga la capacidad de hacerlo.

Ante estas amenazas los países sudamericanos tienen que reaccionar con mucha firmeza, exigiéndole a Estados Unidos archivar sus planes belicistas en Colombia, desmilitarizar América Latina y el Caribe y desactivar la Cuarta Flota. La retórica “dialoguista” de Obama es incongruente con la existencia de semejantes amenazas, y si quiere lograr un mínimo de credibilidad internacional debería ya mismo dar instrucciones para dar marcha atrás con estas iniciativas. Por su parte, los gobiernos de la región nucleados en la Unasur y el Consejo Sudamericano de Defensa deberían hacer oídos sordos ante las falacias de Uribe y pasar del plano de la retórica y la indignación moral al más concreto de la política, impulsando algunos gestos bien efectivos: por ejemplo, ordenando el inmediato retiro de las misiones militares y los uniformados estacionados en nuestros países mientras no se reviertan aquellas políticas. De ese modo el mensaje de rechazo y repudio al “militarismo pentagonista” -como precozmente lo bautizara un gran latinoamericano, Juan Bosch- llegaría claro y potente a los oídos de sus destinatarios en Washington. Las súplicas y exhortaciones, en cambio, no harían sino exacerbar las ambiciones del imperialismo.

Envía esta noticia Compartir esta noticia:

imperialismo. Envía esta noticia Compartir esta noticia: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=89701[02/04/2011

Rebelion. Honduras y la SIP

Rebelion. Honduras y la SIP Portada :: América Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia
Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras Honduras y la SIP Atilio Borón Rebelión

Honduras y la SIP

Atilio Borón

26-07-2009

La prolongación de la crisis en Honduras no tiene un efecto neutro pues juega a favor de los golpistas. El repudio y el asilamiento universales no conmueven a los usurpadores. Todo lo contrario: confirman su visión paranoica de un mundo dominado por comunistas, subversivos y revolucionarios que conspiran sin cesar para frustrar su patriótica empresa. Tanto los militares como los civiles hondureños comparten ese delirio que sigue siendo alimentado, día a día, por el Pentágono, la CIA y buena parte del establishment político del imperio, para los cuales la guerra no ha terminado ni va a terminar jamás. Guerra sobre todo contra todo ese inmenso e inesperado movimiento social que se ha puesto en marcha a partir del golpe y que rebasa amplia –y tal vez irreversiblemente- los estrechos marcos de la mal llamada “democracia representativa” en Honduras. Bastó que aquél pretendiese honrar esa fórmula para que la santa alianza abandonase en tropel las cavernas y saliera a dar batalla: allí se juntaron, para unir fuerzas, los representantes militares y políticos del imperio con la corrupta oligarquía local, la perversa jerarquía de la Iglesia Católica, las diversas fracciones del patronato y el poder mediático que este conglomerado de la riqueza y el privilegio controla a su antojo, haciendo de la libertad de prensa una broma sangrienta.

No es casualidad que el sitio web de la benemérita Sociedad Interamericana de Prensa, siempre tan atenta

ante todo lo que ocurra con los medios en Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador, haya ocultado arteramente lo que está aconteciendo en Honduras. La resolución mas importante sobre el tema de los medios, adoptada el

¡al presidente Rafael Correa por alentar el “incesante clima de confrontación y

epítetos contra periodistas, propietarios de medios de comunicación y sus empresas!” Ni una palabra sobre Gabriel Fino Noriega, periodista hondureño de Radio Estelar, asesinado por fuerzas paramilitares, de la cual informa la Misión de la ONU enviada a investigar la situación de los derechos humanos en Honduras. La misma delegación comprobó que en Tegucigalpa, Canal 36, Radio TV Maya y Radio Globo fueron militarizadas, constatándose asimismo el asalto a diversos locales de medios de comunicación y amenazas de muerte contra periodistas, el bloqueo de sus transmisiones o la interceptación telefónica y bloqueo de su acceso a internet. La misión también corroboró el ametrallamiento de la cabina de transmisión de Radio Juticalpa en Olancho, y las amenazas de muerte producidas contra periodistas como el director del diario El Libertador, Johnny J. Lagos Enríquez así como contra el periodista Luis Galdanes. En la ciudad de Progreso los militares silenciaron las trasmisiones de Radio Progreso, siendo hostigado su director el sacerdote jesuita Ismael Moreno, detenido temporalmente uno de sus periodistas mientras otros recibían amenazas de muerte. Otro caso es el de Canal 26, TV Atlántica, cuyo directivo declaró ante la misión de la ONU que los militares indicaron a los medios de comunicación del departamento que debían abstenerse de trasmitir otras versiones o informaciones que no emanasen del gobierno de facto. Ante la agresión sufrida por los periodistas de Telesur y Venezolana de Televisión -sin cuya valiente labor el mundo jamás se habría enterado de lo que ocurría en Honduras- la SIP se limitó a emitir un tibio comunicado lamentando los hechos; la resolución dura, en cambio, se tomó en contra de Correa.

24 de Julio, es una condena

Sería muy largo enumerar todas las violaciones a la libertad de prensa y los derechos humanos, aparte del asesinato de Noriega, que pasaron desapercibidas ante los atentos censores de la SIP y sus lenguaraces, Mario Vargas Llosa y la pandilla de los “pluscuamperfectos idiotas latinoamericanos”. Su silencio cómplice revela la descomposición moral del imperio, sus permanentes mentiras y la impunidad con la cual se mueven estos falsos defensores de la “libertad de prensa”. Y frente a este escenario, ¡la Secretaria de Estado Hillary Clinton se atreve a calificar como imprudente el gesto de Zelaya de viajar a la frontera de su país!!, al paso que su vocero, Philip Crowley, advertía contra "cualquier acción que pueda conducir a la violencia" en Honduras. Falta ya muy poco para que Washington comience a declarar que el verdadero golpista es Zelaya y que fue él y no otro quien arrojó a su país a un caos de violencia y muerte. La promesa de nuevas mediaciones a cargo de la Casa Blanca sólo servirá para desfigurar aún más la verdad e inclinar el fiel de la balanza a favor de los golpistas y sus mandantes.

Rebelion. Honduras y la SIP

Envía esta noticia Compartir esta noticia:

y la SIP Envía esta noticia Compartir esta noticia: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=89198[02/04/2011