Você está na página 1de 26

ORAMOS

SEÑOR JESÚS,
cuida de _____________________________
gracias por_______________________________
Ayúdame a_____________________________

ME PONGO EN CAMINO

HOY, JESÚS ME HA INVITADO A


________________________________________
________________________________________

Y YO QUIERO RESPONDERLE

siendo así ________________________________


y haciendo esto ____________________________

ESTAMOS EN ADVIENTO

NAVIDAD

Celebra la Navidad como cristiano, discípulo de Jesús. No olvides:


Bendecir la mesa en la cena de Nochebuena y el día de Navidad.
Participar en la Misa del Gallo con tu familia.
Compartir parte de tus estrenas o regalos con los necesitados
¡Vive la Navidad encontrándote con Jesús!
VIVIR LA PALABRA

§ ¿Qué situaciones difíciles veo a mi alrededor? ¿Qué puedo hacer yo?


_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________

§ Jesús nos manda amar al prójimo ¿Quién es tu prójimo?


________________________________________________________
________________________________________________________
________________________________________________________
________________________________________________________

§ ¿Conoces alguna persona que dedique tiempo a los necesitados?


¿Qué es lo que admiras de ella?
________________________________________________________
________________________________________________________
________________________________________________________
________________________________________________________

TRABAJAMOS EN GRUPO
Para esta semana, se puede pedir a alguien del equipo de Cáritas de la
parroquia que venga al aula a explicar su labor. También se puede buscar
la información en la red y ponerla en común.
El grupo puede plantearse la recogida de alimentos o de mantas o ropa
para alguna organización de atención a los más necesitados. Vosotros mismos
podéis llevar esta ayuda y así conocer mejor su labor.

UN NUEVO ADVIENTO

El próximo domingo día 3 de diciembre dará comienzo el tiempo de Adviento


en la Iglesia, que nos preparará a la celebración de las fiestas de la
Navidad.
El lema que hemos elegido para este año es “Encontraréis...”. Esta palabra
nos indica cuál es la meta de nuestro camino del Adviento y, en general,
de toda la vida cristiana: encontrarnos con el Señor Jesús.
La Navidad es encuentro: con la familia, con los amigos, pero también ,
con los necesitados, con los pobres, los enfermos, los inmigrantes, los que
sufren. En ellos, de modo especial, está presente Jesús.
Este cuaderno de actividades que ponemos en tus manos, quiere ser una
ayuda para que a través del trabajo personal y en grupo, vayas disponiendo
tu corazón, tu persona para vivir el encuentro festivo de la Navidad.
Abre tu corazón a la Palabra de Dios y encuéntrate con Jesús, tu amigo y
compañero en este camino del Adviento.
El Presidente de la Comisión diocesana
para la Infancia y la Juventud
ENCONTRARÉIS... SI TENÉIS ESPERANZA

DOMINGO PRIMERO Lc 21,25-28.34-36

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:


-"Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra
angustia
de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los
hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que
se
le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán.
Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder
y majestad.
Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca
vuestra liberación.
Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los
agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque
caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra.
Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo
que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre."

COMPRENDER
¿Qué significan los signos espectaculares en relación
con la segunda venida de Jesús?
Lucas emplea un lenguaje apocalíptico, esto es, un
modo de hablar lleno de signos y símbolos provenientes
de diversas culturas orientales, que eran
usados para expresar ideas, verdades o experiencias
difíciles de expresar con un lenguaje común.
Con esos signos, el Evangelista describe el poder
absoluto de Dios sobre todas las cosas en el cielo y en la tierra, y
afirma que Jesús es el Señor de todo el cosmos, de toda la creación.
Este pasaje es una confesión de fe, en la grandeza y el poder de
Dios y una invitación a la esperanza y la confianza en Él.

ENCONTRARÉIS... SI ACOGÉIS AL HERMANO

DOMINGO CUARTO Lc 1,39-45

LEER LA PALABRA

En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un


pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se
llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito:
"¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!
¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo
llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa
tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá."
COMPRENDER

Este pasaje muestra la actitud de servicio de María.


A pesar de su embarazo, recorrió el duro camino
hacia la montaña para atender a su prima.
Nosotros, también hemos de salir al encuentro del
necesitado, ponernos en camino para atender a
nuestro prójimo. Si acogemos al hermano nos encontraremos
también con Jesús, que nos recuerda
que cuanto hacemos por los hermanos más pequeños,
a Él mismo se lo hacemos.
Muchas personas en la Iglesia trabajan por los más pobres. En ellos
contemplan a Cristo, experimentan la cercanía de Dios. Amar al
prójimo es amar a Dios.

ORAMOS

SEÑOR JESÚS,

en mi vida me preocupa______________________________________
_________________________________________________________

Te doy gracias porque_______________________________________


_________________________________________________________
Te pido paz para___________________________________________
_________________________________________________________

ME PONGO EN CAMINO

HOY, JESÚS ME HA INVITADO A______________________________


__________________________________________________________

Y YO QUIERO RESPONDERLE

siendo así_________________________________________________
y haciendo esto____________________________________________

ESTAMOS EN ADVIENTO
CELEBRAR EL PERDÓN
El Adviento es un tiempo de conversión, de cambiar de vida para hacerla
más llena de Jesús y del Evangelio.
Hemos de reconocer que muchas veces nos equivocamos en nuestra vida
y seguimos el impulso de nuestro egoísmo. El pecado es la consecuencia
de olvidarnos de Dios y del prójimo pensar sólo en nosotros.
En este tiempo se nos ofrece la posibilidad de recibir el sacramento del
perdón, en el que le pedimos a Dios que perdone nuestros pecados y nos
conceda el regalo de vivir una vida nueva.

VIVIR LA PALABRA

§ La Palabra de este domingo nos invita a la esperanza.


¿Qué es para ti esperanza?
_________________________________________________________________
_________________________________________________________________
_________________________________________________________________
_________________________________________________________________

§ ¿Quiénes viven sin esperanza? ¿Qué podrías hacer tú para transmitírsela?


________________________________________________________________
________________________________________________________________
________________________________________________________________
________________________________________________________________

§ La oración anima nuestra esperanza. ¿Cómo es tu oración?


_________________________________________________________________
_________________________________________________________________
__________________________________________________________________
_________________________________________________________________

TRABAJAMOS EN GRUPO
Cada persona escribe dos acciones que podría realizar todo el grupo para
prepararse a la celebración de la Navidad.
En grupo, elaborar una lista con todas las acciones y, en consenso,
seleccionar
las mejores, es decir, aquellas que lleven esperanza a los demás y
puedan realizarse.
En la cartelera del aula, crear un póster con las propuestas de las acciones
elegidas a modo de recordatorio.
ORAMOS

SEÑOR JESÚS,

estamos necesitados de_____________________________________


________________________________________________________

porque en nuestra vida______________________________________

Te pido__________________________________________________
________________________________________________________

ME PONGO EN CAMINO

HOY, JESÚS ME HA INVITADO A_____________________________


_________________________________________________________

Y YO QUIERO RESPONDERLE

siendo así________________________________________________
________________________________________________________

y haciendo esto___________________________________________
_______________________________________________________
ESTAMOS EN ADVIENTO
CORONA DE ADVIENTO

Formada por una corona de ramas verdes y cuatro cirios, representa el


camino
del Adviento hacia la celebración de la Navidad.
Cada semana, se va encendiendo uno de los cirios, acompañando el gesto
de una oración, pidiendo a Dios que nos prepare el corazón para
encontrarnos
con Jesús en la celebración de su Nacimiento.
En la Parroquia, en el aula o en casa, puedes preparar tu propia corona
que te ayude a recorrer el tiempo de Adviento.

VIVIR LA PALABRA

§ Convertirse exige cambiar nuestra vida. ¿Qué actitudes cambiarías en ti?


____________________________________________________________
_____________________________________________________________
_____________________________________________________________
§ ¿Has recibido el sacramento del Perdón? ¿Cuál fue tu experiencia?
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________

§ A la luz del Evangelio, ¿qué te motiva Jesús a hacer en tu familia y con tus
amigos?

___________________________________________________________
___________________________________________________________
TRABAJAMOS EN GRUPO

En grupos se elaboran tarjetas en las que en una cara se escribe una actitud
negativa y en el reverso el valor positivo correspondiente.
Cada grupo presenta las suyas explicando las que ha elegido y señalando
como se puede dar la vuelta a las actitudes negativas.
En la cartelera del aula, se colocan todas las tarjetas por el reverso positivo
como recordatorio.

ENCONTRARÉIS... SI BUSCÁIS CON GOZO

DOMINGO TERCERO Lc 3,10-18

LEER LA PALABRA
En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan:
-"¿Entonces, qué hacemos?"
Él contestó:
-"El que tenga dos túnicas, que se las reparta con el que no tiene; y el
que
tenga comida, haga lo mismo."
Vinieron también a bautizarse unos publicanos y le preguntaron:
-"Maestro, ¿qué hacemos nosotros?"
Él les contestó:
-"No exijáis más de lo establecido."
[..] Añadiendo otras muchas cosas, exhortaba al pueblo y le anunciaba
el
Evangelio.
COMPRENDER

Juan el Bautista tiene el valor, de llevar su mensaje


al mundo más infiel de aquellos tiempos: los cobradores
de impuestos y los soldados que los protegían.
Su mensaje es fuerte, pide un cambio de vida
inmediato y radical, porque está convencido de que
sólo así, se puede preparar la venida del Mesías,
enviado por Dios para salvar a su pueblo.
No es de extrañar que el mensaje de Juan, a pesar
de ser fuerte y exigente, genere entusiasmo y no provoque llanto.
De ahí que la gente lo busque para ser bautizada.
El Adviento nos invita a la conversión, a buscar con gozo el cambiar
de vida para ser mejores amigos de Jesús

ENCONTRARÉIS... SI MIRÁIS CON FE


DOMINGO SEGUNDO Lc 3,1-6

LEER LA PALABRA

En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato
gobernador de Judea, y Herodes virrey de Galilea, y su hermano Felipe
virrey de Iturea y Traconítide, y Lisanio virrey de Abilene, bajo el sumo
sacerdocio de Anás y Caifás, vino la palabra de Dios sobre Juan, hijo de
Zacarías, en el desierto.
Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión
para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos
del profeta Isaías:
"Una voz grita en el desierto: Preparad el camino del Señor, allanad sus
senderos; elévense los valles, desciendan los montes y colinas; que lo torcido
se enderece, lo escabroso se iguale. Y todos verán la salvación de Dios."
COMPRENDER

Juan el Bautista utiliza la imagen del monte y el


valle para explicar cómo hemos de preparar el camino
al Señor, o lo que es lo mismo, cómo nos podemos
disponer a la conversión.
Hacer descender nuestros montes, tiene que ver
con rebajar en nuestra vida todo aquello que nos
aparta de Dios y de los demás: el pecado, el egoísmo,
el orgullo, el creernos superiores a los otros,...
Elevar los valles de nuestra vida, supone dar más calidad a nuestra
vida cristiana y hace relación a lo que denominamos pecado de omisión.
La conversión, no es sólo abandonar el pecado y el egoísmo,
sino también vivir una vida nueva llena de las buenas obras del
Evangelio.
VIVIR LA PALABRA

§ ¿Cuáles son los montes de tu vida que tendrías que hacer descender?
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________

§ ¿Qué valles de tu persona te gustaría elevar para ser mejor cristiano?


_________________________________________________________
_________________________________________________________
__________________________________________________________

§ ¿Notas que Jesús está a tu lado para que hagas mejor las cosas cada día?
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________

TRABAJAMOS EN GRUPO

En grupo, buscad noticias en periódicos o revistas, donde aparezcan


situaciones
en las que se reflejen montes por rebajar y valles para elevar.
Buscad también, otras noticias de acciones positivas que mejoran la vida
de los demás.
En la cartelera del aula, haced un póster con los dos grupos de noticias.

ORAMOS

SEÑOR JESÚS,
hoy me he dado cuenta de que en mi vida_________________________________________________
___________________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________________

Así que, quiero pedirte________________________________________________________________


__________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________

ME PONGO EN CAMINO

HOY, JESÚS ME HA INVITADO A_______________________________________________________


___________________________________________________________________________________

Y YO QUIERO RESPONDERLE

siendo así____________________________________________________________________________

y haciendo esto________________________________________________________________________
ESTAMOS EN ADVIENTO

JUAN EL BAUTISTA

Es el último de los profetas y el que anunció que la llegada del Mesías era
inminente.
Invitó a todos a preparar el camino al Señor recibiendo el bautismo. Este
signo quería expresar la voluntad de los que lo recibían de cambiar de vida
y acoger al enviado de Dios.
Jesús quiso recibir el bautismo de Juan para solidarizarse con nuestras
debilidades
y anunciar un nuevo bautismo, el de Espíritu Santo, que nos
hace cristianos, hijos de Dios.
El Adviento es un tiempo cuyo nombre (adventus) significa “venida”. Al revivir la espera gozosa del Mesías en su Encarnación, preparamos el Regreso del
Señor al fin de los tiempos : Vino, Viene, Volverá.

“El tiempo del Adviento tiene dos características: es a la vez un tiempo de preparación a las solemnidades de Navidad en que se conmemora la primera Venida de Hijo de
Dios entre los hombres, y un tiempo en el cual, mediante esta celebración, la fe se dirige a esperar la segunda Venida de Cristo al fin de los tiempos.

Por estos dos motivos, el Adviento se presenta como un tiempo de piadosa alegre esperanza”
(Calendario Romano n.39)

El adviento, un tiempo para vivir y celebrar, bajo el signo de “encuentro” entre un Dios que viene al encuentro del hombre, y el hombre en busca de Dios.

Los hombres desean la paz, aspiran a la justicia y la libertad, sueñan felicidad. Desde siempre. De generación en generación, de año en año, a través de los siglos, se
prolongan estos anhelos frecuentemente decepcionados.

En estos llamados y búsquedas de los hombres se expresan las promesas de Dios. La historia de Israel, el pueblo de Dios, es el signo de estas promesas y revelan su
realización, conduce a Cristo Jesús y nos lo da.

Con los deseos y los anhelos de los hombres, la Iglesia, hoy, hace su oración. Nos asegura que Dios cumple sus promesas. En pos del profeta Isaías, con las palabras
vigorosas de Juan Bautista, no dice, como la Virgen María que hay que acoger a Cristo.

El Adviento: re-encontrar, en el fondo de sí mismo, todo lo que puede ser salvado; volverse hacia Cristo, que vendrá un día en su gloria, pero que ya está y nos espera.
Volverse hacia Cristo es lo que llamamos “Convertirse”. El Adviento es tiempo de conversión. Y tiempo de espera.

Desde el Adviento hasta el Bautismo del Señor


Las Fiestas del Advenimiento

Los domingos de Adviento, las festividades de Navidad y la evocación del bautismo de Jesús, forman un conjunto que podemos llamar la celebración de la Venida del
Señor, recordando que la palabra “Adviento” significa justamente “advenimiento, venida”.

Navidad recuerda la Venida del Salvador en la humildad de nuestra carne humana y se desarrolla en múltiples facetas: no sólo la Venida del Niño (noche de Navidad) y el
misterio de Verbo hecho carne ( Navidad día), sino también, Dios entrando en el tejido de las relaciones familiares (Santa Familia), y Dios resaltando la misión de María
(1° de Enero).

La Epifanía, mucho más celebrada en las Iglesias de Oriente, nos revela el alcance universal de la Venida de Dios entre los hombres mientras, que el Bautismo inaugura la
misión concreta de Jesús, el Salvador: el Espíritu Santo lo consagra como enviado de Dios, al descender sobre Él en su forma visible.

Los Cuatro Domingos de Adviento

1. Cada año, la elección de los evangelios nos hace seguir una progresión en los 4 domingos de Adviento:

- El primer domingo nos orienta hacia la Venida del Señor al final de la historia y el mensaje es el de la vigilancia;

- El segundo domingo está centrado en la figura de Juan Bautista y el mensaje es el de la paciencia y de la preparación activa para la Venida del Señor;

- El tercer domingo, también centrado en el Bautista, nos orienta con más fuerza hacia la persona de Aquél que viene; el mensaje es el de la alegría por la venida muy
cercana;
- El cuarto domingo contempla el misterio de la Encarnación de Dios en María; el mensaje: una preparación profunda del misterio de la Navidad.

2. El Adviento no es, pues, una simple preparación de Navidad. Celebra a la vez la última Venida del Señor que dará todo su sentido a nuestra historia; pero también
celebra al Señor que viene cada día a nosotros con una presencia muy real, pero que nos da la sed de Él, más fuerte y palpable.

Lecturas de Adviento Pbro. Aldo Coda


Domingo

Profeta

Apóstol

Evangelio

30 de noviembre
I Espera vigilante del
Señor

Jer.33,14-16
El germen de justicia

1Tes.3,12-4,2
El día en que el Señor
venga

Lc.21,25-28.34-36
Estad en vela

7 de diciembre
II Preparad los
caminos

Bar. 5,1-9
Colinas eternas se
abajen

Flp. 1,4-6.8-11
El día en que el Señor
venga
Corona de Adviento
Entre los muchos signos de este periodo quiero destacar, uno que bastante significativo, para el importante acontecimiento que vamos a celebrar
y para la integración de la familia, me refiero a la Corona de Adviento.

Esta Corona se confecciona con ramas verdes, pero sin flores. El ideal es que la base sea de un material sólido, para que se puedan colocar las
velas sin que se caigan. Recuerden que se usan cuatro velas de colores vistosos, (litúrgicamente pueden ser tres moradas y una color fucsia o
rosada para el tercer Domingo de Adviento) que se van encendiendo, una a una, cada Domingo hasta completar las cuatro semanas. La luz de
cada vela nos va indicando el camino que debemos recorrer hacia la luz plena de Navidad. La luz ilumina, nos aleja del miedo, de los peligros, es
símbolo de Jesucristo, Luz del mundo, Luz de las naciones.

En la Corona de Adviento se simboliza la esperanza de que la luz y la vida triunfarán sobre las tinieblas y la muerte. La pedagogía de este signo
es, sin duda, una verdadera presencia del Señor en nuestro hogar.

Dentro de mi familia, hemos optado por hacer una corona que cuelgue desde el techo, más que una que se ponga sobre la mesa, en todo caso, lo
importante es confeccionar este signo pero no para tenerlo de adorno sino que para ir rezando, juntos, y en familia, cada Domingo hasta la
Navidad. Veamos, a continuación, unas sencillas sugerencias para aplicar en la casa:

Oración en familia:

Para iniciar este momento de oración, se reúne toda la familia alrededor de la Corona de Adviento. El papá o la mamá, cada Domingo, ha de
motivar a los demás integrantes a vivir con alegría y respeto este momento.

Un par de sugerencias:

Además de las cuatro velas que se han encendido durante el Adviento, se puede agregar una
quinta vela de color blanco en la noche de Navidad para que permanezca allí hasta que culmine
el tiempo litúrgico de Navidad.

También, el año pasado, mirando la Corona de Adviento, poco antes del Año Nuevo y pensando
que iba a estar puesta hasta el final del tiempo de Navidad, se me ocurrió que a cada vela, le
podía poner un número correspondiente al año, (este año sería 2 0 0 4) y las volvemos a
encender las cuatro velas más la quinta de color blanco poco antes de las doce de la noche. Allí,
cada uno de nosotros, iluminados por la luz del Señor y el verde de la vida, fue diciendo lo que
había significado el año viejo y lo que esperaba para este nuevo año. De este modo, una vez
más, invocamos la presencia de Jesucristo en nuestro hogar, ahora al comenzar el nuevo año.
La Corona de Adviento, los importantes momentos de oración cada domingo al encender las velas, la participación de los niños, los papás. El
canto, los villancicos, el pesebre, las luces, los saludos, el árbol, los regalos, todo esto ayuda para que este periodo, sea de verdad un tiempo de
alegre expectativa y de esperanza en un mundo nuevo y mejor.

Primer Domingo

Segundo
Domingo
Tercer Domingo

Cuarto Domingo

Reflexiones
Les presentamos hermosas reflexiones escritas por P. Grostefan en el libro
Caminos de Adviento, de Ediciones Du Signe.

Las reflexiones de cada semana tienen un especial énfasis: la primera semana


corresponde a la Espera, la segunda a la Confianza, la tercera a la Prisa y la
cuarta a la llegada de Cristo.

Cuarta Semana de Adviento

Ya está aquí

Ya viene
el Mesías, el Señor,
promesa cumplida de Dios.

Llega la plenitud
de los tiempos.
Dios nos envía a su Hijo.

El Señor dice a mi Señor:


“Yo te he engendrado hoy”
Aquí está la Nueva Alianza
en la que Dios será el Padre de todos;
y nosotros seremos sus hijos.

Así es la ternura del corazón de Dios


que guía nuestros pasos cada día por caminos de paz.

“Ha suscitado una fuerza”


Lc 1, 69

Toquen los Instrumentos

Bendito sea el Señor,


Dios de Israel y Dios del mundo
en estos días de Navidad
en que quiere permanecer entre nosotros.

A lo largo de la historia,