Você está na página 1de 5

Sara Ibarra ÁRBOL DE PROBLEMAS

Sara B. Ibarra Vargas

Diseño industrial Seminario de Grado

Sara Ibarra ÁRBOL DE PROBLEMAS Sara B. Ibarra Vargas Diseño industrial Seminario de Grado

Sara B. Ibarra Vargas

Diseño industrial Seminario de Grado

El patrimonio expresado en los objetos es el principal elemento con el que cuentan los museos para comunicarse y representar lo heredado. Como hace referencia la UNESCO 1 en el artículo de Protección del Patrimonio “las formas visibles de la cultura, monumentos, libros y obras de arte son tan preciosas que los pueblos tienen la responsabilidad de asegurar su protección”, así como ser divulgado para permear y dialogar con las generaciones presentes y futuras.

En el sistema de comunicación básico, existe un emisor que transmite un mensaje a través de un medio y es recibido por el receptor. Este proceso se retroalimenta, o se trunca por una falla en cualquiera de las relaciones establecidas. La misma situación se evidencia en las exposiciones, sin embargo, en este caso el objeto toma la forma de mensaje y medio de manera simultánea. Es el medio para expresar un sentir del autor (comunidad) a través de la materialidad y al mismo tiempo es emisor de situaciones y/o conceptos susceptibles a ser interpretados por el público receptor- al tener contacto con él. Adicionalmente, estas interpretaciones están permeadas por elementos de apoyo como textos, imágenes o sonidos que pueden acentuar o desvirtuar las ideas presentadas. El valor de este proceso de comunicación establecido gira en torno a las características contextuales que condicionan las interpretaciones de quien se expone al patrimonio expresado. Como lo menciona Nuñez (2006) 2 allí es posible jugar con diferentes elementos sensitivos y cognitivos, dentro de un espacio tridimensional para construir una

escena donde el objeto adquiera la significación deseada por una comunidad”.

En este sentido, este proceso de comunicación se crea desde el reconocimiento de la memoria colectiva, un pasado vivido por un grupo social en un momento presente y que facilita el entendimiento de las transformaciones dentro de la comunidad. No obstante, el preservar esta memoria colectiva “es una cosa que se va haciendo a medida que la historia ocurre” en Gamboggi 3 (referenciando a Maurice Halbwachs apud p. 3), pues es el presente que vive la comunidad y el futuro que construye lo que la identifica y una vez reconocida y expresada involucra a otros pueblos y se activa el patrimonio.

Sara B. Ibarra Vargas

Diseño industrial Seminario de Grado

De lo dicho anteriormente, la tendencia está dada hacia la proyección y promoción de los museos comunitarios, “el museo integrador-comunitario-democrático/democratizador

(Abraham, 2008. p. 129) 4 , donde el público no solo ‘ve y escucha’ sino que también ‘hace’. Esto es, espacios museales donde el público experimenta la materialidad de manera diferente a lo acostumbrado en los recintos que protegen los objetos a los cuales las comunidades les han atribuido un alto valor (estético y/o simbólico), buscando que exista

no solo un cambio de actitud sino también de actuación, pues “las actividades no

solamente van dirigidas al área cognitiva, a incidir en la ideas, sino también a las

emociones de los visitantes (…) lo que significa otro nivel de experiencia”. (Abraham p.

131).

El diseño no es un resultado, sino un proceso. Alejandro Gustavo Piscitelli 5 . El diseño industrial desde su perspectiva proyectual propone sinergias en los sistemas que interviene con el propósito de mejorar las experiencias (de uso) de las personas.

Como lo menciona Mariana Salgado 6 , “es el diseño el que muestra lo que está en juego” pues dentro de su dinámica de divergencia, convergencia y reflexión (Alejandro Gustavo Piscitelli) se comprende la complejidad del sistema, se identifican los elementos y

relaciones objeto-humano-entorno y se proponen las nuevas estructuras sobre las cuales se ejecutarán las acciones.

4 Abraham Jalil, Bertha Teresa. Museos y democracia Los museos como espacios de experiencias comunitariasContribuciones desde Coatepec [en línea], enero-junio, 2008. Disponible en:

<http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=28101406> ISSN 1870-0365 5 Consultor organizacional en Internet y comunicación digital. Profesor Titular del Taller de Procesamiento de Datos, Telemática e Informática. Carrera de Ciencias de la Comunicación, Facultad de Ciencias Sociales, UBA. Disponible en: http://www.catedradatos.com.ar/integrantes-de-la-catedra/> Acceso en: 8.10.11

TABLA DE CONTENIDO

V01

INTRODUCCIÓN

La contribución de la propuesta

La situación a intervenir

ELEMENTOS CLAVE DE LA PROPUESTA

Sara B. Ibarra Vargas

Diseño industrial Seminario de Grado

El caso de aplicación La comunidad de Rio Nima La oportunidad de intervención desde el diseño industrial Las exposiciones como activadoras del patrimonio cultural

Entender el contexto y el contenido a implementar Los museos La nueva museología Los elementos museográficos Las exposiciones Lo itinerante de las exposiciones El patrimonio cultural La identificación, reconocimiento y expresión Re-conceptualizar lo itinerante

MÉTODOS Y HERRAMIENTAS

Plataformas de participación Diseño colaborativo y el HCD Definición Implementación del concepto Características del diseño colaborativo Tema Novedad Presencia La complejidad del sistema Entender el sistema de interacción Las posibilidades de interacción El círculo de la experiencia

RESULTADOS

Colaboración y participación Indicadores e impacto Análisis del contenido creado por la comunidad Presentación del contenido creado Identificación Reconocimiento Expresión El Guión Museográfico

CONCLUSIONES

Sara B. Ibarra Vargas

Diseño industrial Seminario de Grado

Contribución y límites Cuestiones de replicabilidad Recomendaciones Promover la creación de contenido por las comunidades Escuchar y tener confianza Arriesgarse Re-definición del papel del diseñador Proyecciones

BIBLIOGRAFIA

LISTA DE FIGURAS LISTA DE TABLAS

ANEXOS

Registro de las actividades realizadas