Você está na página 1de 67
1
1

Advertencia

El presente libro fue traducido por el blog El Desván de Adri, hecho por una amante de la lectura para todos aquellos que comparten la afición por la lectura.

El siguiente relato es de temática M/M es decir hombre/hombre si no te agrada puedes proceder y dejar de leerlo, lectura no apto para mojigatos, sólo gente de mente abierta.

2
2

Mensaje de la Autora

Estimados lectores,

Me encanta escribir historias y compartirlas con los lectores, pero para poder seguir haciendo esto no quiero que mis historias me sean robadas. Muchos autores lo utilizan como su única fuente de ingresos y la descarga ilegal de estas historias está quitando los medios de vida de las personas y le está quitando la mayor parte de la alegría de escribir. Así que por favor, vaya a través de los medios correctos y no faltes el respeto a los autores que comparten sus mundos en forma escrita contigo.

Con profunda gratitud, Dawn H. Hawkes

Dedicatoria

Me gustaría dedicar este libro a todos mis amigos que me apoyaron el proceso de escritura.

Los amo chicos.

3
3

Cuando la sangre llama (Dawn H. Hawkes)

Resumen

Mick Charles no tenía idea en que se estaba metiendo cuando un día sigue a un atractivo hombre de pelo azul que vio en el mercado.

Tímido y avergonzado cuando él es sorprendido in fraganti mirando al hombre en un

pequeño café, Mick dudaba de que alguna vez volvería a verlo equivocado.

...

pero estaba

Ivan Gregori es un vampiro acostumbrado a mirar al peligro y todo lo que pueda interpretarse como sospechoso. Así que cuando Mick Charles va tras él, ¿qué es lo que un vampiro puede hacer?

Malentendidos crean el caos cuando Mick se interpone en una pelea entre Ivan y un

viejo enemigo

pero ¿pueden estos malentendidos ser lo que una a los dos

... peculiares hombres para tener un futuro juntos?

4
4

Capítulo Uno

Infiernos, allí estaba él otra vez. Ivan trató de no dejar que su expresión mostrara que se había fijado en el hombre que lo seguía. Era un hombre extraño que no parece muy hábil en el arte del acecho. Lo había seguido por al menos un minuto antes de que Ivan se percatara de su presencia. Incluso había tenido que dar un par de vueltas aquí y allá para comprobar si iba a seguirlo y lo hizo.

El hombre incluso lo había seguido al Café de Kiven. Ivan podía sentir una sensación de picazón en la parte posterior de su cuello cuando el hombre lo observaba, al parecer escondido detrás del menú. No había conseguido un buen vistazo del hombre, por lo que en realidad no le parecía el típico acosador. El hombre era bastante soso por lo que podía ver, con ropa en tonos tierra y anticuada, una apariencia promedio. Pelo castaño, ojos marrones, probablemente, altura y peso promedio. Tal vez ése era el punto. Él era tan suave que podía mezclarse y no ser visto de inmediato.

No era la primera vez que Ferdinand enviaba espías tras él y no sería la última. Después de la última vez, sin embargo, él sabía que no debía subestimar a ninguno de los esbirros de Ferdinand.

Kiven se acercó, llevando un panecillo como una excusa para hablar con él. "Sabes que el tipo te ha estado mirando por varios minutos, ¿verdad?" Le informó en tono serio.

"Sí, me ha estado siguiendo durante cierto tiempo. Definitivamente no es una coincidencia ", informó Ivan a su primo mientras fingía pedir otra orden.

"¿Crees que puedes distraerlo un poco, así puedo salir de aquí y tomar ventaja?"

"Puedo hacer eso", Kiven asintió con la cabeza mientras se dirigía al mostrador.

5
5

*

*

*

*

Mick estaba empezando a sentirse ridículo. Había estado siguiendo al mismo tipo desde la primera vez que lo había visto hace dos horas y todavía no había reunido el valor suficiente para ir realmente a hablar con él. En este momento, se había escondido detrás de un menú en una pequeña cafetería, viendo como el hombre se comía un muffin de arándanos.

Él no sabía cómo abordar al tipo. Demonios, ni siquiera sabía por qué lo había seguido en primer lugar. El hombre era completamente diferente de los tipos por los que general iba, incluso si el hombre era a la vez alto y musculoso.

Por lo general Mick no tenía mucha suerte con esos tipos. Mick era lindo, según lo que la gente decía, pero era tímido y no era realmente el tipo de persona que entraba en algo por impulso, no en particular con un tipo como este, cuyo pelo era completamente azul.

Mick, con su pelo castaño y sentido de la moda limitado, rara vez usaba algo que no estuviese en tonos tierra o gris. Al final, Mick realmente no era un chico al que le gustaba llamar la atención demasiado. Este hombre, sin embargo, era diferente. Mientras que el hombre no llevaba mucho color, la ropa era toda negra, sin duda destacaba. Tenía unos cuantos piercings faciales que Mick encontraba bastante fascinantes. Aunque nunca hubiera pensado hacer algo así, este tipo era fascinante para él.

Tenía un piercing en la ceja izquierda, un piercing a un lado de la nariz y si Mick no estaba equivocado, una bola de plata en la lengua que él vio cuando el hombre se comía su muffin, y era otra cosa que hacía que destacara como un

pulgar dolorido

un tipo como él, grande, de pelo azul, y al parecer, gótico o como

... se llame, y aquí estaba en un bonito y brillante, pequeño café, comiendo ¿un

muffin?

"¿Sólo va a sentarse allí y mirar o en realidad va a pedir algo?" Una voz molesta preguntó a su derecha, sorprendiéndolo.

6
6

Al ver al mesero, Mick se ruborizó. En realidad había sido cogido con las

manos en la masa, la mirada fija. "Um

voy a tomar un café

negro

dos de

... azúcar." El camarero parecía estar mirándole un poco antes de asentir con la

...

...

cabeza y dirigirse a la cocina.

El comportamiento del mesero hizo cosquillear la piel de Mick, y cuando se volvió a la mesa con el chico de pelo azul, su misterioso hombre se había ido. Maldita sea, ¿lo había visto? Probablemente. Dios, debió creer que era una especie de anormal.

Mick se recriminó. Nunca hizo este tipo de cosas. Claro, que casualmente podría observar a la gente en las fiestas desde cualquier rincón estando escondido, pero nunca algo como esto de seguir alrededor como un cachorro un poco desesperado. Por lo que sabía, este chico era probablemente un montón de problemas.

Por otra parte, Mick salía con chicos seguros y aburridos, pero los hombres seguros, tales como abogados y corredores, no eran tipos sexys, perforados, con pelo de color azul que parecían saber mucho más acerca de la vida que él. Se rió de sí mismo amargamente mientras bebía su café, era demasiado dulce para su gusto, pero viendo que el mesero lo seguía observando con los ojos entrecerrados, no tenía ganas de comentar sobre el mismo.

¿Me pregunto si la gente aquí es homofóbica o algo así? Mick rápidamente

bebió el resto del líquido, algo de lo que inmediatamente se arrepintió cuando la bebida aún caliente quemó su garganta.

De mala gana, se dirigió al mostrador y pidió una botella de agua fría al mesero antes de salir rápidamente del lugar, deseoso de alejarse de la mirada

mortal del hombre. Demasiado para servicio al cliente.

Mick podría sentirse relajado, ya que se alejó de la mirada escrutadora del mesero y finalmente fue capaz de respirar correctamente, pero ahora se enfrentaba a un problema diferente. Siguiendo al hombre desconocido, no se había dado cuenta realmente de cuán lejos de su entorno habitual se

7
7

encontraba. Por lo que podía estimar, tenía alrededor de una hora de camino por delante antes de llegar a su apartamento. Él siempre podía tomar un taxi, pero el dinero era escaso en estos momentos, debido a que estaba sin trabajo después de que su firma había sido reducida en una fusión. Por lo menos el camino a casa le ayudaría a despejar su mente del episodio temporal de locura que había sufrido antes.

Caminando por las calles, Mick podía sentir que la tensión comenzaba a arrastrarse sobre él de nuevo mientras el sol comenzó a ocultarse. No era como si estuviese en una parte mala de la ciudad ni nada, pero realmente no le gustaba salir de noche solo.

Una vez, cuando había estado fuera demasiado tarde, había sido atacado por un asaltante, a sólo dos cuadras de su apartamento. Aún se asustaba cuando estaba por su cuenta en la noche, incluso si la policía había capturado al hombre que lo había atacado. El ojo de Mick había estado negro por casi dos semanas antes de que comenzara a sanar.

Él era el tipo de persona que formaba moretones con facilidad por lo que el moretón de ese día se veía bastante mal, pero sólo porque formaba moretones con facilidad no significaba que el golpe había dolido menos y Mick no era fan del dolor, o los ladrones, o cualquier cosa.

Mick se frotó la parte posterior de su cuello, sintiendo una sensación punzante.

Mirando hacia atrás, nerviosamente, no veía nada, pero sentía como si algo o alguien estuviese allí mirándolo.

Mick sacudió la cabeza. Sabía que estaba haciendo el ridículo. Era obvio que no había nadie tras él o al menos eso se decía a sí mismo. Sin embargo, él no dejó de mirar hacia atrás cada pocos pasos más o menos, con el corazón acelerado, a pesar de su consigna.

8
8

Miró hacia atrás, tanto que accidentalmente tropezó con un hombre que acababa de salir de un callejón. "Lo siento". Mick comenzó, pero se calló mientras miraba a los ojos de color beige del hombre, perfectamente enmarcados por el pelo de color azul oscuro.

Mick miró boquiabierto cuando el extraño se aferró violentamente a su brazo y lo arrastró hacia el callejón. Cuando lo acorraló contra la pared, se golpeó la

cabeza y su visión se volvió borrosa con el impacto perdió uno de sus lentes de contacto.

"¿Quién te mandó?" Con una fría voz le preguntó, pero Mick no podía ver ninguna razón en esa pregunta mientras era sacudido violentamente.

"¿Qué? Yo no

"Mick intentó histéricamente, pero no pudo alejarse del

... hombre que tan recientemente había encontrado fascinante y hermoso.

"No me mientas, me has estado siguiendo durante horas. ¿Crees que soy estúpido? "El hombre de pelo azul gruñó, una vez más Mick fue lanzado contra la pared, haciendo que su cabeza se golpeara por segunda vez. Esta vez, la acción resultó en unas pocas gotas de caliente sangre que corría por la parte posterior de la cabeza de Mick.

Mick se puso a llorar, incapaz de evitarlo. Estaba asustado y no sabía lo que

iba a pasar con él

...

si incluso viviría después de este encuentro.

Su misterioso hombre se colocó cara a cara contra Mick. "¿Crees que esas lágrimas de cocodrilo funcionaran en mí? Eso es patético."

"Lo siento

...

no sé de lo que estás hablando

...

¡Yo sólo quiero irme a casa!"

Mick dijo entre sollozos desesperados. El hombre lo sujetaba por el cuello de la camisa contra la pared y la presión de los puños del hombre era dolorosa contra su

clavícula

por supuesto, la posible conmoción cerebral que padecía no era

... exactamente indolora tampoco. El hombre se detuvo por un momento.

9
9

"Entonces, ¿por qué me has estado siguiendo?"

"Yo solo va a suceder

...

...

No sé

...

te vi

y yo

yo

... pero por favor

...

...

de nuevo

...

lo siento, yo no quería

...

Te juro que no

... déjame ir", Mick suplicó.

Estaba tan asustado en estos momentos, que su corazón amenazaba con explotar debido a los latidos fuertes y rápidos.

"¿Por qué habría de hacerlo?", Preguntó el hombre. "¿Quién sabe lo que podrías haber encontrado hasta ahora? Probablemente sería más fácil que acabara de matarte, ahora ¿no es así?"

Mick comenzó a hiperventilar. Él no quería morir. No así, ahora no, sólo

tenía veinticuatro años de edad. "No

...

¡por favor! Yo no sé nada

...

por favor."

Por ahora, la única razón por la que Mick seguía en pie era porque estaba sujeto en posición vertical por su captor, sus rodillas hacía mucho tiempo que habían abandonado la lucha contra de sus nervios.

Había perdido a un lente de contacto y su visión se veía interrumpida además por las lágrimas, pero ante el sonido de un siseo inhumano miró hacia arriba para ver la vaga imagen de colmillos en la boca del hombre. Mick se desmayó cuando los colmillos se aproximaban a él, dejando tras de sí un vampiro muy confundido con su víctima convertida en un peso muerto en sus brazos.

10
10

Capítulo Dos

Mick se despertó con un terrible dolor de cabeza, era extraño, ya que no recordaba haber bebido la noche anterior. También se sentía débil y rígido. Se levantó de la cama y deseó no haberlo hecho.

El dolor de cabeza parecía duplicarse en tamaño y él gimió, sujetándose la cabeza, se sorprendió al encontrar una pequeña venda adhesiva en la parte posterior de su cráneo.

Mick trató de recordar los eventos de la noche anterior y su corazón comenzó a acelerarse cuando fragmentos de la víspera entraron en su mente. Rápidamente alcanzó su garganta, buscando marcas de pinchazos, pero se sintió aliviado cuando no pudo encontrar ninguna.

El dolor de cabeza quedó casi olvidado, Mick corrió al baño para verse en el espejo, sólo para asegurarse. Su visión era borrosa y él parpadeó. Se dio cuenta que todavía llevaba sólo uno de sus lentes de contacto, uno que se había vuelto incómodo y estaba seco. Se lo quito y se puso las gafas. Ahora era al menos capaz de ver con claridad, pero no había señales de marcas de pinchazos. Lo que sí encontró, sin embargo, fue una clavícula muy magullada, negra en algunos lugares, pero más que nada de color morado oscuro con algo de amarillo en los bordes.

Mick no tenía idea de cómo había llegado a casa, por no hablar de cómo su cabeza había sido vendada, pero él no se sentía seguro en su pequeño

apartamento. Había visto cosas

ayer por la noche, de eso estaba seguro, pero,

... obviamente, había estado confundido y después de todo, su visión había estado borrosa como mucho. Sabía que no había tales cosas como los vampiros, por lo que, obviamente había sido simplemente un truco de su mente. Los moretones que

empañaban su piel, sin embargo, no podía negar

lo más probable era que el tipo

... que lo había atacado tenía sólo, tenía caninos bastante protuberantes y no era como si requiriese mucha fuerza para causar el color de los moretones que había recibido.

11
11

Seguramente, si un vampiro lo hubiese atacado, habría sido drenado de sangre o algo por el estilo, sin duda estaría muerto.

Por lo menos ahora Mick sabía por qué siempre salía con tipos seguros y

aburridos...

porque era poco probable que los hombres seguros lo atacan porque

eran aburridos y normales y no vampiros con el pelo azul.

Mick se estremeció. Nunca volvería a perseguir a nadie

como...

no más sexy

hombre-bestia o de pelo azul, dioses perforados que se convertían en criaturas de

la noche. Mientras tanto, sin embargo, Mick tenía que largarse de su apartamento.

No le gustaba el hecho de que el vampiro quería ser su objetivo de nuevo. *

*

*

...

*

el hombre

...

sabía donde vivía, y no

Ivan vio la esbelta figura levantarse y cómo se tomaba algún tiempo antes de que frenéticamente corriera al baño, lo más probable para buscar las heridas presentes después de una mordida de vampiro. El hombre no podía saber que su tipo no dejaba marcas. Los pequeños pinchazos se desvanecían rápidamente debido a una enzima especial en su saliva. Sin embargo, en este caso en particular, el hombre no encontraría ninguna marca, porque Ivan no se había alimentado de él.

Tuvo la intención en un primer momento, en un principio estaba seguro de que este hombre había sido un espía enviado por su antiguo empleador, pero Ferdinand no enviaba a los cachorros sin experiencia como éste en este tipo de misiones. No, Ivan requería un espía con mucha más experiencia que este.

Ivan no sabía realmente cómo manejar al frágil hombre en medio de sollozos y súplicas con lágrimas que corrían en ríos por su cara. Había pensado que tal vez este hombre estaba tratando de jugar la carta de piedad, pero esa teoría se vino abajo poco a poco al oír los latidos frenéticos del corazón del hombre y cuando empezó realmente a hiperventilar.

12
12

La actitud del hombre había gritado terror y miedo y por eso tenía su olor, pero Ivan no habría estado dispuesto a dejar atrás los cabos sueltos. El colmo fue cuando el hombre se desmayó justo frente a la vista de sus colmillos. Ivan,

simplemente no podía soportar morder al pobre, petrificado

sin embargo, se

... preguntó por qué el joven le había seguido, en primer lugar, porque sabía que lo había hecho.

Desde que había dejado el mercado, el hombre de pelo ralo le había seguido y él no había sido especialmente cauteloso al respecto, tampoco. Incluso había conseguido tropezar con una lata vacía de refresco tirada en la acera.

A propósito había llevado al hombre al Café de Kiven y le pidió a su primo que distrajera al hombre para que pudiera deslizarse por la puerta trasera y obtener una ventaja. Había esperado que el hombre lo persiga después de darse cuenta que se había ido, pero había tomado casi quince minutos antes de que el chico saliera, luciendo un poco asustado.

Cuando el hombre empezó a caminar, Ivan lo había seguido desde arriba y lo apartó en un callejón, cuando no había nadie más a la vista.

Luego de que el hombre se desmayara, Ivan no podía dejarlo allí, sobre todo ya que tenía un corte profundo en la parte posterior de su cabeza como resultado del maltrato de Ivan. Había sacado la billetera del bolsillo del hombre y se enteró que su nombre era Mick Charles, había encontrado una dirección. Había cogido el ligero peso y lo había llevado a casa y se ocupó de sus heridas antes de salir nuevamente.

Se sorprendió, al ver la clavícula magullada, un color desagradable se

mostraba y seguía empeorando. Parecía que no sólo el estado mental del hombre

era frágil. El hombre parecía ratoniles.

frágil...

frágil y hermoso, incluso en sus formas

Ivan había pasado algún tiempo espiando alrededor de la casa del hombre para ver si había alguna pista que de alguna manera incriminara o reivindicara a su frágil acosador.

13
13

Al hombre le gustaba leer, montañas de libros llenaban su casa y sólo había unos pocos DVD esparcidos alrededor. Había varias fotos por todo el lugar de un niño y su familia. Destacaba, una en la que el chico parecía tener unos quince o dieciséis años estaba durmiendo junto a un perro, un Labrador por lo que podía ver, al aire libre, rodeado de árboles y equipo de campamento.

Le hizo sonreír a Ivan, pero se sintió triste, cuando vio el collar del perro sobre la mesa, escondido detrás de la imagen que había recogido.

Aparte de eso, no había nada que pudiera ser visto como un enlace con cualquier cosa anormal en este hombre que por alguna razón lo había seguido...

por lo que podía ver, el único elemento de juego sucio era un ticket de estacionamiento sin pagar, que venía con una carpeta documentando cómo el hombre, Mick, había contrarrestado el ticket, y explicado que había estado allí a

tiempo, pero había entregado el ticket diez minutos antes

... referencias en una cinta de seguridad que podían probarlo.

incluso había algunas

Frágil el hombre podría ser, pero se levantaba por lo que era correcto. Era una cualidad que Ivan respetaba mucho.

Mirando por la ventana, pudo ver al joven empacando sus cosas, e Ivan no podía evitar sentirse un poco culpable por perseguir al hombre, pero probablemente era lo mejor, de todos modos.

A Ivan no le gustaba la idea de que alguien conociera la ubicación del joven Mick, pero sabía que probablemente lo pondría en peligro si Ferdinand tenía gente fuera vigilándolo. Un avistamiento que pudieran haber hecho la noche anterior, por lo que Ivan estaba complacido si el hombre salía de este lugar y de preferencia fuese muy lejos. Él ya había destruido partes de la vida del hombre, pero si su vida real pudiese ser salvada, entonces que así sea.

Este joven no merecía morir.

Ivan sintió los rayos del sol caer sobre él y se retorció. No había tomado otra dosis de su suero y el sol picaba. Dejando atrás a Mick empacando, Ivan se dirigió a

14
14

casa a descansar. Él nunca se dio cuenta de los ojos malvados que lo siguieron desde abajo mientras saltaba por los tejados, invisibles para todos los que no fuesen a buscarlos.

*

*

*

*

La extraña figura vio al vampiro desaparecer más allá de las cimas de los edificios antes de sacar un teléfono celular y presionar la marcación rápida.

saber

"Jefe, creo que puedo tener alguna información que quizás le gustaría " ...

*

*

*

*

Mick empacó sólo lo esencial. El resto podría ser enviado después, cuando él encontrase un lugar para quedarse. Llenó una bolsa con ropa y algunos de sus libros favoritos, junto con algo de artículos de uso personal.

Tenía unos cuantos souvenirs que había heredado de su abuela cuando ella había muerto y que trajo consigo, junto con el collar de Ivan y la foto de ambos durante el viaje de campamento en el que había estado con su hermano mayor George, hace algunos años.

Cerró con llave la habitación y se dirigió hacia las escaleras. Había llamado a uno de sus amigos para decirle que estaba teniendo algunos problemas con un posesivo ex novio y le preguntó si podía dormir en su sofá por unas cuantas noches. Por suerte, su amigo había aceptado y por lo menos le daba algún tiempo a Mick para encontrar un nuevo lugar para vivir.

La señora Lowell le dio una mirada extraña mientras corría junto a ella por las escaleras con sus maletas, pero no tenía ganas de explicar por qué tenía tanta prisa. Honestamente, cómo en el mundo iba a explicar a una señora de setenta años de edad que tenía que hacer una mudanza de emergencia debido a un vampiro que le había dejado en el apartamento. Parte de él esperaba que él no estuviese poniendo en peligro a cualquiera de los otros

15
15

inquilinos al irse, pero no era como si pudiera salvar a cualquiera de ellos si el vampiro regresaba.

Por desgracia para Mick, su acuerdo para dormir fuera en casa de su amigo parecía ser bastante inútil, sobre todo cuando salió para llamar un taxi y una camioneta verde oscuro casi le pasó por encima.

Antes de que él supiese lo que había pasado, tres hombres desconocidos saltaron de la camioneta y lo empujaron al interior. Mick luchó y trató de gritar en busca de ayuda, pero un puntapié en su ya lastimada cabeza lo dejó inconsciente, silenciándolo efectivamente en el proceso.

Con ello, las puertas de la camioneta se cerraron y se fueron mientras Mick estaba inmóvil en el suelo, sangrando con un labio partido.

16
16

Capítulo Tres

Ivan se levantó de su ataúd con un gemido mucho antes de lo que había previsto. Su reposo por lo general pacífico había sido perseguido por las imágenes de un cuerpo con la piel pálida y frágil retorciéndose encima de él, encima de él.

Ivan no había pensado mucho sobre el hombre de la noche anterior, ni siquiera desde la primera vez que vio a Mick en absoluto, pero parecía que Mick había causado una impresión mucho mayor de lo que originalmente había pensado.

Y los sueños eran más bien inquietantes, ya que Ivan no era uno de esos que

soñaban esos

sueños...

no era como si fuera algún adolescente hormonal y esos

sueños habían quedado en el pasado muchos años atrás, pero eso no impedía el calor en Ivan mientras recordaba la mirada llena de placer en el rostro del Mick en

su sueño, con los labios magullados por los besos, todavía húmedos y los ojos embriagados con la lujuria, mientras él mismo se jodía en la polla gorda de Ivan.

Las bolas de Ivan dolían desagradablemente, rogando atención y no podía ver ninguna otra manera para aliviar el dolor, que él mismo. Se dirigió hacia el baño y comenzó a ducharse, pero no empezó a acariciarse a sí mismo hasta que el agua hirviendo corrió a través de su piel fría, torturándolo, mientras las corrientes de agua caían encima como puntas de agujas calientes atacando su miembro ya palpitante.

El agarre en su polla fue rudo mientras deslizaba su mano de arriba a abajo,

imaginando la cara del Mick de su reciente sueño, imaginarlo allí, frente a él y viéndolo mientras se daba placer a sí mismo. Se imaginó los sonidos que Mick

haría...

jadearía de placer, gimiendo

todo eso hizo que Ivan apretara con más

... fuerza y presión el agarre alrededor de su virilidad, mientras latía en su mano.

Incluso si no necesitaba respirar, la respiración de Ivan era algo profunda y rápida, sus caderas se empujaban, mientras jodía su propia mano, deseando que fuera Mick en quién estuviese empujando en su lugar. La imagen del delgado cuerpo de Mick inclinándose frente a él mientras golpeaba hacia delante, le hizo

17
17

sentir las llamas encendiéndose desde su interior, que marcaban el inminente orgasmo.

Ivan gruñó, corriéndose duro, el líquido cremoso cubrió brevemente su mano antes de que el resultado de su liberación fuese lavado por el agua que aún caía por su cuerpo. Literalmente, se estremeció por el impacto de la misma y no podía dejar de preguntarse cómo se sentiría con el verdadero Mick. Si masturbarse sólo con su imagen podría hacer que se venga con tanta fuerza, ¿cómo sería con el hombre real?

No dudaba del intenso placer que obtendría, pero sabía que nunca podría

suceder, no con un ser tan frágil como Mick

sólo acabaría con un amoratado y

... roto Mick si Ivan se perdía en el momento y él no era particularmente conocido

por su carácter apacible en la cama. En todo caso, era conocido por todo lo contrario. Por otra parte, Mick, probablemente seguiría aterrorizado de él. Si no

por su mera apariencia

la noche del último ataque había hecho su parte.

... Ivan se sintió mal, pensando en el aterrorizado ser mientras lloraba y suplicaba

por su vida, y eso lo lastimaba saber que había dejado esas marcas en la piel de

Mick. No, no habría una unión entre

ambos...

Ivan dudaba incluso que el hombre

sobreviviese a semejante cosa. Sus pensamientos se detuvieron instantáneamente por el sonido insistente de su celular. "¿Qué?" Espetó. "Ivan, es Kiven. Tienes que venir a la cafetería, ¡ahora! "

La solicitud de Kiven salió como una orden. Su tono de voz no daba lugar a

protestas, pero Ivan no tomaba las órdenes con

facilidad...de

nadie.

"Y ¿por qué exactamente tengo que hacerlo?", Se burló Ivan. Él no hacía lo que le decían sin una jodida buena razón, particularmente no, cuando el sol todavía se encontraba en lo alto.

"Digamos que recibí un paquete en mi puerta hace unos minutos, uno que notablemente ¡está respirando!"

18
18

Ivan sintió su cuerpo tensarse. "¡Mierda! ¿El chico de ayer? "

"Sí, así que dime, Ivan

si este tipo trabaja para

... demonios nos están lanzando sus piezas rotas?"

Ferdinand...

¿por qué

"Mierda ...

Yo voy a estar ahí."

Ivan cogió su chaqueta del sofá y estaba a punto de colgar cuando Kiven preguntó, "¿Así que mientras te tomas tu tiempo para llegar aquí, lo curo o simplemente dejo que se desangre?"

Que te jodan, Kiven. Ayuda al tipo, ¡maldito bastardo! "Con eso, colgó y apenas se tomó su tiempo para la dosis del suero, antes de salir a la luz-todavía- demasiado-brillante del sol.

*

*

*

*

Kiven tenía a Mick escondido en una pequeña habitación en la parte trasera detrás de la cocina de su cafetería, un lugar en donde Ivan tuvo en muchas ocasiones que curarse a sí mismo después de sus muchos encuentros con Ferdinand.

Kiven había hecho todo lo posible para tratar de detener el sangrado y le había limpiado lo mejor que pudo, removiendo lo que quedaba de la camisa de Mick después del ataque, dejando nada más que piel lastimada.

Dirigiéndose directamente a la trastienda, Ivan corrió hacia él, pero no pudo evitar apartar la mirada ante el daño producido en la cara de Mick y en su cuerpo. El hematoma que él mismo había hecho a Mick parecía haber desaparecido en medio de todos los otros golpes que ahora empañaban su pecho. Mick era un lío de colores poco saludables e Ivan se maldijo, a sabiendas de que era la razón de esto.

Mick estaba muy golpeado y cuando Ivan volvió a mirar hacia él, luchó contra las desconocidas lágrimas que ardían en sus ojos, amenazando con extenderse.

"No va a vivir", dijo una voz a espaldas de Ivan, Kiven estaba de pie y trataba de lavar la sangre de sus manos con una toalla empapada que podía haber sido blanca. "Varias de sus costillas están rotas y estoy bastante seguro que hay alguna

hemorragia interna

además, su pulso ha estado disminuyendo durante la última

...

"

... media hora. Incluso si lo llevamos a un hospital

19
19

"Fuera de aquí." El susurro de Ivan era apenas audible.

"¿Cómo dices? No hay nada que podamos hacer, Ivan, sabes eso," objetó su primo.

"Sí, lo hay." Volvió a mirar a su primo con ojos suplicantes. "Y no me importa lo que dicen las reglas, voy a salvarlo."

Kiven lo miró con los ojos muy abiertos en desaprobación. "Así no es cómo se hacen las cosas, Ivan y si haces eso, tendrás que estar preparado para afrontar las consecuencias."

"No, si él es mi compañero." "¿Este chico es tu compañero?" Kiven sonaba sorprendido. "Tal vez". Su tono no parecía ser suficiente para convencer a su primo.

"Mira, Ivan, necesitas parar con esta mierda. No puedes fingir que es tu compañero, el Consejo siempre sabe estas cosas "Kiven le advirtió.

"No te estoy tomando el pelo, Kiven. Después de encontrarme con él

...

algo

cambió

Realmente no puedo explicarlo, pero hay una posibilidad real de que sea

... mío y yo no voy a dejar que muera antes de que tenga la oportunidad de

averiguarlo. "

"Mierda

...

está bien, voy a ayudar

...

probablemente no tendrá muchas

posibilidades de sobrevivir al cambio si lo haces tú solo, de cualquier forma, vas a

deberme una grande por esto." "¿No lo hago siempre?", preguntó Ivan con un poco de diversión en su tono de

voz. Tenía la esperanza de que su primo le ayudara, pero sabía muy bien que no tenía derecho a exigirlo.

"Oh, esto está en un nivel completamente diferente a lo que pasó en Ámsterdam. Va a tomar mucho más que whisky y un par de bailarinas de vientre para compensar esto. "

Ivan soltó un bufido. "Sí, lo sé, pero por ahora, quiero llevar a Mick a mi casa antes de empezar a convertirlo. ¿Crees que logrará hacerlo sin complicaciones?" preguntó Ivan muy preocupado.

20
20

"Sí, lo lograremos. No me malinterpretes, todavía está muriendo, pero no va a irse a la mierda si nosotros estamos de por medio. Sigo pensando que debemos coger el coche para esto, sin embargo." Kiven dudó un poco antes de que le

preguntara:" ¿Qué clase de nombre es Mick, de todos modos? Es un poco tonto para un nombre de vampiro. "

"No sé, Kiven, pero al menos su nombre no suena como si fuera parte de una maldita cesta de fruta."

"Muérdeme 1 ". Kiven rodó los ojos.

"Sabiendo donde ha estado ese cuello tuyo, no es muy probable." Ivan murmuró mientras cuidadosamente levantaba a Mick en sus brazos, haciendo una mueca cuando la lastimada criatura gimió. Si él no podía salvar a Mick, honestamente no sabía lo que haría. De cualquier manera, alguien debería pagar

por ello ...

Ivan se aseguraría de ello.

1 En el original Bite me.

21
21

Capítulo Cuatro

Ivan trataba a Mick tan suavemente como le era posible, con cuidado lo colocó sobre el cubrecama, consciente de sus miembros lastimados.

Las cortinas eran lo primero que aseguró después de acomodar a Mick. Si ellos iban a convertirlo, cualquier atisbo de luz del sol sin duda le causaría grandes cantidades de dolor. Ivan no se arriesgaría a eso y se aseguró de que cada haz de luz se mantuviese fuera de la habitación.

Kiven había salido en busca de los suministros que les ayudarían con el ritual que habían de seguir, porque no era tan simple como morder el cuello de Mick y esperar a que se convierta en vampiro. No todas las transformaciones tenían éxito y la mayor parte del tiempo el cambio era un suceso doloroso.

Ayudó a varios vampiros, que trataban de convertir a una persona, ya que se fortalecían de la sangre que se utilizaba para el ritual. Mick recibiría tanto su sangre como la de Kiven y afortunadamente su propia sangre absorbería todo dentro de Mick y comenzaría a transformarlo. En cierto modo Mick tuvo suerte, ya sea la sangre de Ivan o la de Kiven cualquiera lo fortalecería, incluso por sí solas.

Mezclándolas constituía un ingrediente potente para la transformación, por lo que Ivan se sentía más seguro de que Mick sobreviviría.

Sin embargo, incluso con la fuerza de su sangre, había varias cosas que necesitaban ser monitoreadas durante el proceso. Al convertirse en vampiro, el corazón de Mick dejaría de latir, pero sólo por un momento y sería crucial asegurarse de que era porque el cambio se estaba produciendo y no a causa de una falla cardíaca. Esa era la diferencia entre la vida y la muerte, ya que si el cuerpo tenía problemas para aceptar el cambio, su corazón podría fácilmente rechazarlo y colapsar.

22
22

Fue por esta misma razón que Kiven había salido en busca de suplementos. Un monitor cardíaco y un desfibrilador podría hacer toda la diferencia e Ivan esperaba que Kiven pudiese salirse con la suya sin ser descubierto. Un retraso de tiempo no era una opción en estos momentos. Si Kiven no se presentaba dentro de los próximos quince minutos, Ivan se vería obligado a iniciar el ritual sin él.

Por décima vez Ivan miró su reloj, no creía que pudiese retrasarse por más tiempo. Con o sin Kiven, tendría que hacer esto. Los latidos del corazón de Mick eran peligrosamente débiles e Ivan no podía arriesgarse a que muriese antes de que Kiven regresara. Sólo esperaba que su sangre por sí sola fuese suficiente para

salvar a Mick

...

su Mick.

Suyo. El pensamiento se sentía bien en su mente.

Mick tenía que ser su compañero

...

con un poco de suerte, el vínculo que

Ivan sentía tenía que ser correspondido, pero él sabía que había una posibilidad

de que él tuviese que humillarse y suplicar el perdón de Mick

por su confianza

... sólo esperaba que Mick fuese capaz de ver más allá de los acontecimientos de ese día, que pudiese perdonarlo por lo que le había sucedido y por convertirlo en vampiro.

...

Ivan ya había dicho las bendiciones que debían hacerse, y había lanzado algunos rezos adicionales a varios dioses, diosas y santos, todo con la esperanza de que guiasen a Mick en su cambio.

Abriendo un cajón, sacó un pequeño paquete de terciopelo rojo y dentro

había una cruz de plata oculta

por lo general, esta se colocaba en la parte

... posterior del cuello de quien se iba a transformar, sin embargo Ivan la colocaría

directamente sobre su corazón, lo que dejaría una marca exactamente como la que Ivan tenía en su pecho cuando el cambio fue completado.

Por lo general, el vampiro o vampiros a cargo del ritual bebían profusamente de quien iba a ser convertido, pero teniendo en cuenta la cantidad de sangre que Mick había perdido, apenas se atrevía a tomar un bocado pequeño del cuello de Mick, de uno de los pocos lugares sin mácula que quedan en su cuerpo.

23
23

El sabor era como un pequeño pedazo de cielo, y le sirvió a Ivan para confirmar sus sospechas acerca de Mick. No había forma en que la sangre de alguien pudiese cantar tan hermosamente para el alma de Ivan, de no haber sido que su alma la reconociera como la sangre de su alma gemela, de su compañero.

Un pequeño gemido escapó de Mick cuando Ivan lamía las dos pequeñas heridas punzantes en su cuello e Ivan se alegró. En alguna parte de su compañero, su alma respondía a Ivan y aunque él no se despertó, se sentía bien saber que Mick todavía lo sentía, a pesar de estar tan lejos de la vida.

Ivan se colocó detrás de Mick, levantándolo por lo que su cabeza descansaba sobre el pecho de Ivan.

Ivan puso el filo de una simple cuchilla de afeitar en su muñeca y pronto, la sangre brotaba de la herida. Él colocó la muñeca cerca de la boca de Mick y dejó que la sangre gotease en ella, masajeando su cuello para asegurarse de que todo era tragado. Mick se resistió un poco al comienzo, el ceño fruncido estropeó su frente ante la primera probada de sangre, pero a medida que continuaba bebiendo, el ceño desapareció y un pequeño suspiro de satisfacción escapó de su boca.

Ivan tuvo que cortar su muñeca unas cuantas veces más para mantener la herida antes de que volviera a curarse. Era vital que Mick recibiera suficiente sangre e Ivan estaba más que feliz de compartir la suya con él, incluso cuando empezaba a sentir la pérdida de la misma.

Cuando Ivan empezó a sentirse mareado, apartó la muñeca de la boca de

Mick y lo sintió retorcerse en señal de protesta cuando el líquido de color rojo dejó de verterse en su garganta. Una pequeña sonrisa se mostró en el rostro de

Ivan y él se sentía contento de que Kiven estuviese

retrasado...

su pequeño

compañero tenía hambre de su sangre y no de la de otros.

Cuando Kiven finalmente llegó, no parecía sorprendido en absoluto de ver a un medio desnudo Mick tumbado sobre el pecho desnudo de Ivan.

* * * * 24
*
*
*
*
24

Cuando los guardias de seguridad lo detuvieron para revisar sus supuestos papeles para la transferencia del desfibrilador y el monitor cardiaco, Kiven había tenido que hipnotizarlos, un proceso que era muy lento si se deseaba hacerlo correctamente y esa era una capacidad que muy pocos no muertos poseían. En realidad, era una habilidad que existía en su mayoría en aquellos que tenían ascendencia gitana, se rumoreaba que provenía del lado de su madre.

Acomodando el desfibrilador, notó la mirada perdida de Ivan y gruñó. ¿Qué cantidad de sangre había compartido su primo? Interiormente se maldijo por haber llegado tarde mientras cortaba su propia muñeca y tuvo que forzar la garganta de Ivan para que respondiese. Tomó cerca de una sarta de maldiciones antes que Ivan comenzara a responder y Kiven no dudaba que su primo acabaría con un certero dolor de cabeza por la mañana.

*

*

*

*

La fuerza volvió al cuerpo de Ivan cuando la familiar sangre de su primo comenzó a fluir en su boca. Tomó unos tragos más antes de apartar la muñeca que se cernía sobre su rostro. Cuando trató de moverse, se sentía aprisionado y al instante se percató de Mick, que permanecía acostado sobre él.

Mick estaba empezando a moverse sin descanso y pequeñas gotas de sudor comenzaban a cubrir su piel. Tomando un paño limpio lo introdujo en el recipiente de agua fría que Kiven había colocado para él, Ivan limpió las gotas de sudor que cubrían el rostro de Mick y sus hombros. Kiven había conectado a Mick al monitor cardiaco, evitando cuidadosamente la pequeña cruz de plata sobre su pecho en silencio divertido por la posición que su primo había escogido.

"No tenías por qué darle tanto. Hubieses esperado. "

"Estabas retrasado Kiven y estoy un poco contento de que lo estuvieses. Creo que no dejaría que bebiera de alguien aparte de mí."

25
25

"Así que ¿él es el único entonces? Mick es tu compañero," declaró Kiven. Ivan sonrió. "Sí, es mío. Juro que su sangre cantaba para mí y que sabía a ambrosía."

Con eso dicho, besó a su pequeño compañero suavemente en la cima de su cabeza mientras seguía acunándolo contra su cuerpo y limpiaba los resultados de la fiebre que se estaba afianzando en Mick y que marcaba el inicio de su

transformación. Todo bien, hasta ahora.

La sensación era increíble mientras Ivan veía como los moretones del cuerpo de Mick poco a poco desaparecían. Su sangre había comenzado a reparar los daños, tanto en el interior como en el exterior. Por otra parte, Mick había comenzado a jadear en gran medida e Ivan sabía que el cambio no sería fácil de sobrellevar para su pequeño compañero. Por suerte, había empezado a transformarse y no había tenido ninguna complicación hasta el momento ... entonces, por supuesto, Mick empezó a gritar.

Ivan luchó para mantener a Mick en sus brazos. La transformación no había terminado aún, pero Mick ya había ganado mucha fuerza y de no ser porque Ivan estaba detrás de él podría haber sido fácilmente expulsado.

Kiven había querido atar a Mick, pero Ivan se había negado. Si Mick

despertaba encadenado o atado

su compañero ya había sufrido bastante y no

... quería añadir más al mismo. En cambio, maniobró para quedarse por completo encima de Mick, fijándolo debajo de él mientras permitía que Mick oliera su cuello. El ADN depredador seguía alterando a Mick, que se calmó cuando usó sus pequeños colmillos para morder el cuello de Ivan.

Cuando Kiven vio a Mick empezar a tomar sorbos de la sangre de Ivan, intentó bloquear el acceso de Mick. Lo único que obtuvo fue un profundo y posesivo gruñido mientras las filosas garras apuntaban a su garganta, unos ojos enrojecidos mirándolo fijamente por debajo de las pestañas de Mick. Cuando retrocedió, Mick continuó sus atenciones en la garganta de Ivan con algo que sonaba extrañamente como un ronroneo que emanaba de su garganta.

26
26

"Jesús ...

tu compañero casi me arranca la cabeza."

Ivan sólo se reía. Pensaba que la posesividad de su compañero era adorable y los pequeños y tentativos sorbos mientras su compañero tomaba su sangre en tanto mordisqueaba el cuello de Ivan hizo que su corazón se calentara. La succión y los vibrantes y ligeros ronroneos de su compañero, sin embargo, causaron que otro tipo de calor surgiese en Ivan, pero se las arregló para enfriarse un poco ... después de todo, su compañero no había pasado todo el proceso aún.

Los latidos del corazón eran escasos y distantes entre sí, pero su corazón no se había detenido todavía y eso empezaba a preocupar un poco a Ivan. Ya estaban en la segunda hora del cambio, por lo que el corazón debería haberse detenido ya, pero aún podía oír los pequeños golpes característicos de los latidos del corazón de Mick.

Tuvieron que pasar otros veinte minutos antes de que el corazón se parase por completo. Mick había soltado la garganta de Ivan un poco antes y ahora él y Kiven observaban de cerca para detectar cualquier signo que pudiese indicar que algo iba mal. Kiven estaba listo con el desfibrilador a mano.

Distraído por un momento con el sonido del monitor cardiaco, el olor a carne quemada alertó a Ivan que la cruz estaba dejando su marca en el pecho de Mick. Poco después, un solo latido se escuchó e Ivan sintió el aliento que había estado conteniendo liberarse, quitó suavemente la cruz con la tela de terciopelo en la que había estado envuelta, dejando una marca en el pecho de Mick.

Ivan presionó un pequeño beso en los suaves labios de Mick, encantado con el pequeño gemido que escapó del vampiro recién nacido. Su compañero había sobrevivido y pronto conocería mejor las ventajas de ser un inmortal y las alegrías de tener un compañero.

*

*

*

*

Kiven se alegró de que el compañero de su primo se encontrase bien y sintió un enorme peso levantarse de sus hombros cuando apagó el desfibrilador, ya no lo

27
27

necesitaban. Viendo a su primo besar a un despierto Mick, con los ojos abiertos y confusos, Kiven decidió que debía estar en otra parte. Necesitaban privacidad para resolver sus problemas y dudaba que Mick aceptase fácilmente lo que le había sucedido. Ivan seguro que no lo había hecho, cuando Kiven lo convirtió hace casi cuarenta años.

28
28

Capítulo Cinco

Mick miraba fijamente a los irreales ojos de color beige y chocolate, de alguna manera sabía que todo era diferente ahora, sin embargo, no entendía nada en absoluto. Con una mano temblorosa, la extendió y empujó un mechón de pelo azul lejos de la cara del hombre. Él se quedó quieto cuando recordó dónde había visto esos ojos y ese pelo antes.

Él esperaba empezar a hiperventilar, pero en realidad no sentía la necesidad

de

eso...

aún así, se asustó cuando observó esa mirada, parecía avergonzada y

triste. El hombre se levantó de la posición en que había estado sobre el cuerpo de

Mick y Mick tímidamente siguió el movimiento.

El hombre de pelo azul le habló. "Lo siento, por todo esto."

Se veía tan miserable que Mick no sabía qué hacer. Él todavía le tenía miedo, pero sentía que no debía hacerlo. Tener miedo de él se sentía incorrecto de alguna manera.

"Me lastimaste". Mick todavía no estaba seguro acerca de su situación o incluso dónde estaba y por qué estaba allí.

Esos ojos se encontraron con los suyos antes de que él contestara: "Tú me

seguiste. Yo

pensé que habías sido enviado ...

por alguien, alguien que quiere

... lastimarme. Yo estaba equivocado, tan equivocado. "

"¿Eres un narcotraficante?", preguntó Mick con un poco de control. El hombre soltó una pequeña risa, "¿Un traficante de drogas? Me temo que no."

"Pero esos

hombres...

que me raptaron ...

¿tenían que trabajar para ti?"

"¿Qué? No, ellos fueron enviados por el tipo que quiere

lastimarme...

el chico

que pensaba te había enviado para que me siguieras. Después de que te desmayaste esa noche, te llevé a tu casa. Ellos debieron seguirme, a nosotros ...

29
29

después de que

te hicieran estas cosas, te dejaron en el café de mi primo

... te encontrabas en muy mal estado."

...

Mick miró a su cuerpo, esperando ver moretones y vendajes, pero su piel se

veía bien

incluso el moretón que el tipo de pelo azul le había hecho se había ido.

... "Oh Dios, ¿cuánto tiempo estuve fuera?"

"Sólo unas pocas horas", fue la respuesta que murmuró.

La forma en la que Ivan lo dijo le hacía sospechar que Ivan estaba ocultando algo. Él parecía estar luchando consigo mismo como si no estuviese muy seguro de cómo aproximarse.

"Pero eso no es posible

...

me

lastimaron...

me

golpearon...

debería estar

cubierto de moretones, ¿verdad?"

"Mick, hay algunas cosas que necesitas saber." Ivan tomó una respiración profunda.

Mirando expectante al hombre frente a él, Mick esperaba que continuase.

De alguna manera, sabía que esto era importante pero aún así sabía que lo era.

...

cómo lo sabía, no tenía idea,

"Cuando te dejaron en Kiven’s 2 , estabas en muy mal estado Mick, deberías estar muerto."

"Pero

...

no estoy muerto, estoy aquí." La mirada que encontró le decía algo

muy diferente.

"Tienes razón, Mick. No estás muerto,

pero...

yo tenía que hacer

algo...

para

asegurarme de que eso no sucediera y por eso

...

no estás exactamente vivo,

tampoco. "

Mick estaba confundido. "¿Qué significa eso?"

2 Se deja el original por ser el nombre de un establecimiento.

30
30

Ivan lo miró de nuevo, sus ojos parecían enfocarse en él como si estuvieran midiendo su valor o algo así. Mick jadeó y se alejó del hombre frente a él cuando unos puntiagudos y filosos colmillos se extendían pasando los labios del hombre.

"Vi esos antes, pero yo no

sólo pensé ...

... cuando el miedo comenzó a subir en él.

¿qué eres?" Mick quedó sin aliento

"Soy un vampiro ahora

...

justo como tú."

La realización de lo que dijo golpeó a Mick como un puño. Él sabía en su

corazón que los vampiros no existían, pero al ver el uno frente a él

viendo los

... colmillos blancos como perlas que habían aparecido de la nada y más importante,

cómo Mick parecía saber el ritmo exacto de los latidos del corazón del hombre de

pelo azul, así como el fugaz recuerdo del sabor de su sangre contradecían todo en lo que había creído.

...

todas esas cosas

Riendo nerviosamente, Mick trató de ocultar el hecho de que poco a poco

estaba retrocediendo. "No seas

ridículo...

esto es una broma verdad, estás jugando

conmigo

...

¿verdad?"

Saltó de la cama al segundo en que vio la plateada hoja, no, la cuchilla que elvampiro sostuvo e hizo una mueca cuando utilizó la hoja para cortarse el

cuello. Su primer pensamiento fue que el hombre

...

vampiro

...

tipo

...

lo que fuera

estaba loco. El segundo pensamiento nunca llegó mientras los colmillos surgían de la boca de Mick y él se abalanzó, hundiéndose profundamente en la garganta sangrante.

De pronto, Mick se sentía hambriento y la sangre que llenaba su boca era deliciosa, abundante y extrañamente familiar. Temblando, apenas fue capaz de retirar sus colmillos, que parecieron desaparecer tan pronto como dejó el cuello que había rasgado. Se ruborizó, en parte debido al hecho de que acababa de alimentarse, pero sobre todo porque tenía al vampiro inmovilizado en la cama.

"¿Qué significa esto? ¿Voy a lastimar a las personas? ¿Soy malo ahora?" No se sentía malo, pero él sólo acababa de atacar a una persona literalmente y eso era

31
31

simplemente por unas cuantas gotas de sangre. Amables ojos lo miraban, dándole consuelo. Una mano acarició su mejilla y cepilló hacia atrás un mechón de pelo.

"No eres malo. Eres exactamente la misma persona que has sido siempre y siempre estaré aquí para ti. Tu vida va a cambiar mucho. Ya lo ha hecho. Eres más fuerte, más rápido y nunca envejecerás. También hay algunas cosas que hay que tener en cuenta, porque ahora vas a ser muy sensible a la luz del día. Si tienes que salir a la luz del día, tengo un suero que reduce el impacto del sol. Y tendrás que beber sangre al menos un par de veces a la semana para mantenerte saludable, pero sólo beberás la mía, ¿de acuerdo?" Ivan hizo hincapié en la última parte. No parecía querer que Mick se alimentase de otros, pero ¿eso significaba que Ivan sólo se alimentaría de él?

"¿Por qué? ¿No se supone que tengo que beber sangre humana? "Mick no

sabía mucho acerca de los vampiros que no fuese lo que había aprendido de la

televisión. La cosa de la luz del sol tenía sentido alimentaban de las personas, ¿no?

...

pero los vampiros se

"Puedes. Quiero decir, sangre es sangre, incluso si proviene de otro vampiro, pero sinceramente no creo que pueda soportar ver que te alimentas de otra persona." La voz de Ivan estaba llena de significado. Haciendo que Mick se sintiese como si él fuese especial, especial para él.

Él no comprendía muy bien los sentimientos encontrados que vio en la mirada

del vampiro. Era mucho lo que esa mirada le decía, pero todo parecía tan

...

irreal.

Se quedó sin aliento cuando esos labios que sin saberlo, había estado observando le dieron un beso, haciendo que se sonrojara nuevamente. Su cuerpo se endureció y habría estado avergonzado de que su ahora dura erección estuviese enterrada en la ingle del vampiro de pelo azul de no haber sido por la similar erección que sentía en su contra.

El vampiro lo besó de nuevo, esta vez profundizando el beso y colocando una mano en la parte posterior de su cuello para mantenerlos cerca. Una ágil y cálida

32
32

lengua probó su boca, explorando la húmeda caverna antes de dejar pasar la lengua de Mick en la boca del vampiro y chuparla.

Sintiendo la bola plateada en la lengua de Ivan masajeando la suya, Mick se volvió loco y no podía dejar de frotar su erección contra la del vampiro, creando una fricción que sólo causó que el vampiro succionara con más fuerza su lengua.

Un gemido se le escapó cuando golpeó el pecho del vampiro, estaba esculpido y firme y se sentía como el cielo ante la tímida exploración de las manos de Mick. Sintió una pequeña cicatriz que se encontraba justo encima del corazón del

vampiro ...

tenía la forma de una cruz.

*

*

*

*

Las respuestas que Ivan recibió de Mick eran increíblemente tentadoras.

Los pequeños gemidos de placer, apenas audibles para los oídos sensibles de Ivan, iban a enloquecerlo. Esas suaves manos empezaban a acariciar su pecho antes de

pasar a enredarse en su cabello mientras Mick se amoldaba a su cuerpo simplemente no podía soportarlo más.

...

él

Ivan tomó el control y giró de modo que ahora era el de arriba. Mick gimió, arqueándose en la cama y presionó sus erecciones juntas una vez más. Cuando finalmente rompieron el beso, Ivan se encontró con una familiar mirada lujuriosa, una que había visto hace menos de un día en un sueño fugaz que había creído que

era...

a veces se sentía bien estar equivocado.

"¿Me permites alimentarme de ti?" Preguntó Ivan, necesitaba la sangre, tanto como necesitaba marcarlo. "¿Me dejas marcarte?"

Mick levantó la mirada, aparentemente aturdida para verlo a los ojos. "Yo ni siquiera sé tu nombre," preguntó en voz alta.

Los ojos de Ivan se abrieron como platos cuando se dio cuenta que había olvidado por completo presentarse a sí mismo. Había ido directamente al vampirismo, y con la tensión sexual, lo había olvidado por completo. "Lo siento...

33
33

me distraje, mi nombre es Ivan." Iba a continuar, de no haber sido por el bufido divertido del cuerpo debajo de él. "¿Qué?"

Mick se sonrojó de nuevo. "Nada. Es sólo que yo tenía un perro llamado Ivan."

Ivan frunció el ceño. "Tenías un perro llamado ¿Ivan? No es un poco extraño para un nombre de perro"

"En realidad no. Mi padre es ruso, y el nombró al perro."

"Sin embargo, tu apellido es Charles, ¿no? Eso no suena muy ruso.

"Eso es a causa de mi abuelo," explicó Mick." Tuvo mucho que decir respecto al matrimonio de mis padres. Pensó que ya que mi papá consiguió quedarse en

Estados Unidos

y ya que sólo tuvo un hijo, mi mamá creía que alguien debía llevar

francamente, para mi padre parecía un pequeño

... el nombre de la familia

..., sacrificio para llegar a estar con mi mamá."

La luz que brillaba en los ojos de Mick, cuando habló de su familia calentó el corazón de Ivan. Aparte de Kiven, Ivan no había tenido mucha relación con sus padres o cualquier otro miembro de su familia. Por lo menos no después de que él había salido del armario y les dijo que era gay, que era tanto como el tiempo desde que su padre y sus tíos casi lo habían matado. Le habían dado por muerto en un callejón y habría perecido allí en el asfalto frío y húmedo de no haber sido por su primo lejano que salió de las sombras de la noche. El mismo primo que era exactamente igual al de ocho años atrás, cuando había desaparecido.

Pensando en lo que Kiven le había pedido antes, él le preguntó: "¿De dónde obtuviste tu nombre?"

"¿Qué, Mick? Bueno, de mis abuelos, en realidad

...

los dos querían tener un

hijo que llevase su nombre y viendo como mi abuelo por parte de mi mamá se

llamaba Michael y mi abuelo por parte de mi papá se llamaba Mikhail

...

Creo que

34
34

Mick sonaba como un razonable acuerdo. ¿Por qué lo preguntas? Mick no es más extraño que Ivan."

Ivan se rió y besó a su pequeño compañero. "No, no lo es, le prometí a Kiven que te lo preguntaría".

*

*

*

*

"¿Kiven? ¿Quién es él? "Mick apenas contuvo el frío que le advertía que Ivan podría estar ya tomado.

"Kiven es mi primo. Lo conociste la vez

...

tuvo que distraerte en el café

...

ese

es

suyo...

en fin, el porqué el hombre eligió hacer café y galletas para ganarse la

vida, nunca lo sabré, pero trabajo para él, ¿por qué no?"

"Así que él es el camarero que se mantuvo mirándome cuando

yo..."

su voz se

fue apagando, en realidad no quería decirle a Ivan cómo lo había seguido sin

ninguna razón aparente. "Él me asustó un poco." Mick se estremeció.

"Ambos pensamos que me estabas siguiendo decirme por qué?"

...

y lo estabas, ¿no? ¿Quieres

Mick sentía como su rostro estaba en llamas. Se había sonrojado tanto en

estos últimos minutos que no sabía qué hacer al respecto. "No sé," fue su

respuesta tímida: "Yo sólotenía que

una especie de

oh, me estoy explicando

... mal." suspiró cuando usó su brazo para proteger su cara de Ivan. ¿Cómo podía

...

explicar la atracción instantánea que había sentido desde el primer momento en que puso los ojos en el hombre?

"O tal vez lo estás explicando a la perfección." La mano de Mick fue apartada

de su cara y entrelazada con la de Ivan que la acercó a sus labios y la besó. "No

podía

olvidarte...

después de la noche

pasada...

sentía

mucho...

deseo, necesidad...

y vergüenza por haberte lastimado de esa forma." Ivan acarició el hombro de Mick, respirando profundamente como si tuviera el olor más extraordinario. "Al

principio, no lo entendía bien, pero ahora lo hago

...

fuiste atraído a mí de una

35
35

manera que no entendías. Era fascinante para ti, y eso era porque tu alma reconoció a la mía. Me he di cuenta de inmediato, pero estaba tan tenso que apenas y podía pensar." Ivan besó el pulso de Mick y abrazó fuertemente su esbelta figura.

"¿Mi alma te reconoció? ¿Cómo qué?" Él creía que lo sabía, pero necesitaba la confirmación. De cualquier manera, no sabía verdaderamente lo que eso supondría.

36
36

Capítulo Seis

"Como tu compañero." Ivan oró a Dios para que Mick no lo rechazara. Mientras ellos estaban destinados, Mick podía decirle que se fuera al infierno con buenas razones. Había convertido a Mick sin su permiso, había causado incluso algunas de los moretones en la piel de Mick, así como él era el más probable responsable por el resto de ellas. Con suerte, Mick le daría el beneficio de la duda antes de alejarse de él.

¿Tú

Hubo un momento de tenso silencio antes de que Mick hablara. "¿Y para ti? "

también...

Saliendo del refugio que era el cuello de Mick, Ivan puso su frente contra la de Mick y se aseguró de que Mick estaba mirándolo a los ojos. "Tú eres mi compañero y yo soy tuyo. Sé que todo esto es mucho para procesar, pero en realidad estamos destinados. Me puedes decir que te deje en paz y estás totalmente en tu derecho de decirme que me vaya al infierno, en verdad me lo

merezco, pero por

favor...

por favor perdóname y di que te quedarás conmigo, que

alguna parte de ti sabe que lo que estoy diciendo es verdad." Ivan sabía que estaba

suplicando, pero estaba dispuesto a darle a Mick todo el tiempo del mundo para que se acostumbrase a la idea.

"Está bien," fue la sencilla respuesta e Ivan casi tuvo problemas para oírlo. "No sé lo suficiente, pero conozco mi corazón, y aunque todavía no estoy seguro acerca delas cosas, sé lo que mi corazón me dice."

"Así que ¿te quedarás?" El corazón de Ivan se apretó, y su voz era áspera por el temor de perder a su compañero, incluso antes de tener la oportunidad de conocerlo.

* * * * 37
*
*
*
*
37

Mick vio la súplica en los ojos de Ivan, y él podía sentir su tensión como si fuera la suya. "Sí, me quedaré. No quiero estar solo en esto, y te quiero conmigo,

para que me enseñe

...

para que me ames. Siento como si esta fuese la forma en que

se supone debe ser." La alegría que Mick sentía fluyendo de Ivan le hizo jadear, y él estaba completamente desconcertado por el alivio que experimentó en su

corazón. Él quería esto, quería a Ivan

incluso si sólo lo había conocido el día

... anterior y que de ese primer día no había mucho por lo cual presumir.

Desde la primera vez que Mick puso sus ojos sobre él, en el fondo había sabido que había algo especial en él, pero aún no estaba seguro de cómo iba a hacer frente a todo el asunto de ser de vampiro. Sin embargo, no tenía necesidad

de matar a las personas y se alegró de poder alimentarse de Ivan

un deseo

... repentino instó a Mick a girar la cabeza y exponer el cuello a su amante pronto a

ser amante, su compañero.

A pesar de estar avergonzado por la forma en que había saltado sobre Ivan, al segundo que el olor de su sangre lo alcanzó, había sido la cosa más deliciosa que Mick había probado, y quería que Ivan tuviese su sangre. Sólo esperaba que su sangre supiera tan bien como la de Ivan sabía para él, ya que si Mick iba a alimentarse sólo de Ivan, desde luego no quería que Ivan se alimentara de nadie más.

Ivan parecía estar conteniendo la respiración mientras estiraba el cuello delante de él. "¿Estás seguro de esto?" preguntó Ivan, necesitaba tener la certeza

de que tenía el permiso de Mick. "Si te muerdo, no sólo voy a beber de ti, voy a

marcarte como

mío...

como mi compañero."

Con la garganta aún estando expuesta, Mick se preguntaba qué significaba eso, y expresó su preocupación.

"Dado que eres mi compañero, voy a liberar ciertas feromonas que van a

cambiar la forma en que hueles y mi propio olor para convertirse en una mezcla especial de nuestras esencias que le dirá a cualquiera con los sentidos lo

suficientemente fuertes que nos pertenecemos, que eres mío y que reclamado."

yo...

te he

38
38

Un estremecimiento pasó por Mick ante la insinuación en sus palabras, las palabras parecían tan primordiales. Ser reclamado. Mick sabía que quería esto y el pensamiento de que todo el mundo supiese que pertenecía a Ivan y que Ivan era suyo, también, hizo reaccionar el cuerpo de Mick y un gemido escapó de sus labios.

*

*

*

*

Sintiendo la excitación fluyendo fuera de Mick en potentes olas, mientras las feromonas de apareamiento eran liberados en el aire, Ivan gruñó. El olor era poderoso y seductor, y lo mejor de todo, significaba la aprobación de su compañero.

Con suavidad, lamió y besó el pálido cuello de Mick, dejó que el piercing en su lengua se deslizara a través de la pálida piel antes de morderla y se burló de su compañero, que había comenzado a retorcerse y nuevamente hacia pequeños gemidos de placer, que casi salían como pequeños ronroneos.

"Ivan, por favor," gimió Mick cuando Ivan dejó que sus afilados colmillos mordiesen la carne del cuello de su compañero.

Mick gimió y se arqueó en su toque. Era evidente que había estado esperando sentir dolor o, al menos, incomodidad. En cambio, los gemidos y movimientos de su compañero hicieron que el acto en su totalidad fuera erótico como el infierno. La profunda succión en su cuello mientras su compañero bebía su sangre lo endureció por completo.

La transformación había intensificado el sabor de la sangre de Mick e Ivan bebió profundamente, sintiendo el líquido tibio y espeso vertiéndose en su garganta. Ante el sonido de los gemidos desesperados, dejó que una de sus manos viajara por el pecho de Mick, sus dedos apenas rozaron su estómago, eso lo hizo arquearse mientras dejaba escapar un pequeño grito.

Alcanzando la cintura de los pantalones de mezclilla, desabrochó los botones antes de dejar que sus dedos se deslicen por debajo. Un grito no-tan-pequeño siguió a Ivan cuando agarró la larga y firme erección de Mick.

39
39

Cuando Mick presionó su polla en la mano de Ivan y comenzó a empujar en ella, Ivan apretó su mano mientras comenzaba a lamer y cerrar la herida en el cuello de su compañero recién reclamado. Echaba de menos la sensación de tener sus colmillos enterrados profundamente en el cuello de Mick, y la protesta de Mick, cuando los había extraído le dijo que su compañero estaba de acuerdo con él. Sin embargo, él sabía que pronto su compañero llenaría el contenido de su corazón.

*

*

*

*

Mick se retorció cuando Ivan dejó que su lengua se deslizara desde la base del cuello hacia abajo para encontrar un pálido pezón marrón. Mientras Ivan pasaba su lengua alrededor de este y mantenía una lenta caricia sobre la polla de Mick, que lloriqueaba y desesperadamente se empujaba contra su compañero.

El cuerpo de Mick estaba atormentado con el placer, y sus gemidos llenaban el aire, estimulando a Ivan a no detenerse. Mick protestó cuando Ivan se apartó de la protuberancia dura como roca. Cuando Ivan no retomó el agarre en su polla, Mick gimió en disgusto, pero ayudó a su amante cuando comenzó a tirar de sus pantalones, dejando que sus boxers cayeran con estos.

*

*

*

*

Ivan tomó un momento para apreciar verdaderamente la apariencia de su compañero. No había músculos en ese cuerpo delgado, incluso con su piel pálida, delicada. Sin embargo, lo que le quitó el aliento fue el deseo desesperado que veía en los ojos de su compañero. Mick lo quería, y hacía que Ivan sintiera que estaba en la cima del mundo.

Su compañero, suyo. Ivan casi destrozó sus propios pantalones vaqueros, mientras luchaba por quitárselos. Finalmente desnudo, se sorprendió cuando Mick levantó la mano y lo atrajo con fuerza encima de él, situándolo entre sus muslos abiertos.

Su boca fue atacada, los hambrientos instintos de Mick tomaron el control. Ivan se elevó al cielo, mientras comenzaba una ronda de empujes y fricciones. La sensación de las erecciones palpitantes deslizándose una contra otra llevó a ambos al borde. Ivan en realidad tenía que seguir las caderas de Mick para conseguir que se detuviera antes de correrse.

40
40

Por ello, Mick mordió la lengua de Ivan y su sangre se filtró en el caliente beso, el sabor de este parecía tener a Mick en un frenesí casi-controlado.

Ya no era capaz de esperar, Ivan rompió el beso y alcanzó la mesilla de noche para conseguir la botella de lubricante con esencia de lavanda y lubricó dos dedos. Tomando la boca de Mick de nuevo, jodía su boca con la lengua y dejó que sus dedos viajaran hacia abajo hacia la oculta apertura, frotando suavemente antes de empujar los dos dedos dentro.

Ivan se tragó el grito de Mick por la penetración forzada, y dejó sus dedos ahí hasta que Mick comenzó a mecerse suavemente sobre los dedos. Abriéndolos en tijera, trató de estirar a su compañero para el inminente acto. Hubo poca resistencia del cuerpo de Mick cuando añadió un tercer dedo, y los movimientos de Mick eran más apresurados ahora.

A punto de perder la cabeza, Ivan retiró sus dedos, y Mick se quejó, iba a protestar cuando vio deslizarse la gruesa polla de ocho pulgadas 3 de Ivan. El gruñido se convirtió en un gemido, y Mick giró acostándose en su estómago, pero Ivan se lo impidió. "Quiero ver tu cara cuando me corra dentro de ti."

Posicionándose, Ivan suavemente comenzó a empujar en Mick, deteniéndose cada vez que Mick hacía una mueca, era difícil, ya que el agarre de Mick era verdaderamente enloquecedor. Él era tan apretado...

Podía ver a su compañero mordiéndose el labio cuando Ivan dio el empujón final en su cuerpo. Cuando la piel se rompió y una sola gota de sangre se deslizó por la comisura de sus labios, Ivan se inclinó para lamer el labio herido, calmándolo y lamiendo las preciosas gotas carmesí.

*

*

*

*

Los lametazos pronto se convirtieron en un beso que se profundizó y se volvió en salvaje. Ivan ya no podía permanecer quieto, y Mick ya no lo necesitaba. Mick estaba bien estirado y ya había conseguido acostumbrarse a la sensación, la quemadura de la penetración ya daba paso al placer.

Comenzando con empujes lentos, Ivan se aseguró de que su compañero no sentía ningún dolor o malestar, pero pronto quedo en claro que necesitaba mantener un ritmo más rápido cuando las uñas de Mick se clavaron en las mejillas

3 8 pulgadas en centímetros son aproximadamente 20.32 cm.

41
41

de su culo, instándolo a dejar de perder tiempo. *

*

*

*

Mick estaba muy complacido cuando Ivan aceleró. Odiaba cada vez que la

gruesa polla retrocedía y le encantaba cada vez que se empujaba

dentro...

si fuera

por él, mantendría a Ivan dentro de él para siempre, pero ansiaba la fricción aún más e instó a su amante a ello.

Al mismo tiempo, Ivan jodía la boca de Mick con su lengua, pero cuando Ivan empezó a envestirlo con más fuerza se separaron, la fricción era demasiado fuerte como para que siguieran besándose sin arriesgarse a tener una lesión.

Con la sensación de llamas extendiéndose por todo su cuerpo, Mick empezó a jadear. Ivan se mantenía golpeando fondo dentro de él, empujándolo en la cama con cada embestida. El calor era insoportable y sorprendente, todo al mismo

tiempo. Sabía que estaba cerca, pero sabía que necesitaba algo más

algo para

... empujarlo al borde. Trató de masturbarse, pero cada vez que lo intentaba Ivan no se lo permitía, golpeando con fuerza su mano cada vez que lo hacía y gruñéndole.

"Por favor ..."

Mick gimió roncamente, su frenesí le hacía difícil hablar. Un

pensamiento entró en su mente, y él sabía lo que necesitaba de su compañero. "¡Muérdeme!"

*

*

*

*

Ya en el borde, Ivan se lanzó hacia abajo para morder la suave carne de su garganta. Gritando, Mick se corrió cuando Ivan dirigió una potente embestida directamente a su próstata. Con las fuerzas combinadas del calor de la liberación de Mick esparciéndose entre ellos y el agarre que Mick tenía en su polla, ordeñándolo, Ivan rugió en el cuello de su compañero. Disparando su semilla y marcando a Mick como suyo, cubriendo sus entrañas con la más íntima de las esencias. Ahora nadie se equivocaría en cuanto a quién pertenecía.

*

*

*

*

Los pensamientos posesivos de Ivan en el clímax de la reclamación seguían vibrando a través de su cuerpo. Las secuelas persistentes del loco orgasmo que habían compartido fueron repentinamente interrumpidas por el sonido suave de un ronquido.

42
42

Una sonrisa cariñosa se extendió por su cara cuando vio la forma dormida de su compañero, los sonidos suaves diciéndole cuan saciado y agotado estaba. Con cuidado de no despertar a su precioso compañero, se acomodó de manera que Mick estaba sobre su pecho, causando que su pene se deslizara fuera de Mick. Abrazándolo, besó la frente de su compañero, alcanzó una manta cubrirlos antes de que él quedara fascinado por los suaves ronquidos de su compañero y, finalmente, se quedó dormido, descansando en paz sabiendo que su compañero estaba en su cama, sano y salvo.

*

*

*

*

Cuando Kiven regresó del hospital después de devolver el equipo, fue recibido con fuertes gemidos y los sonidos de lo que sólo podía ser una cama chirriante. Ese fue el momento en que decidió que prefería dormir en la trastienda de su café, era un infierno más aceptable que tratar de dormir con los sonidos de su primo jodiendo.

Para llegar ahí, sin embargo, se dio cuenta de que aún tenía un trabajo que hacer. No sólo tenía que hacer un nuevo lote de muffins 4 de arándanos y limón para el día siguiente, también tenía que limpiar la sangre de Mick. Comenzó con el horneado, ya que probablemente no sería muy higiénico si se encargaba de la sangre primero.

Sólo cuando las magdalenas estaban en el horno Kiven comenzó a limpiar la sangre. Tirando las vendas usadas, estaba a punto de tirar los restos destrozados de la camisa de Mick. La camisa aparentemente se había destrozado cuando Mick rodó por el asfalto después de haber sido lanzado desde un vehículo en movimiento. La grava y las marcas de neumáticos en el cuerpo del hombre

revela a qué había sido expuesto. Fue entonces cuando Kiven vio algo caer del bolsillo al suelo.

Frunció el ceño al ver el collar de perro tirado en el suelo y lo recogió. Junto con este, había un maltrecho pedazo de papel. Apretó la mandíbula cuando vio lo que estaba escrito en él.

4 Se deja el original ya que es conocido con diversos nombres según el país tales como magdalena, queque, quequito, etc.

43
43

¡Tu mascota sufrió y murió gritando tu nombre! Hasta que nos volvamos a encontrar, Ferdinand.

Ahora eso definitivamente llamó la atención de Kiven

...

nombre en el collar de perro

...

Ivan.

bueno, eso y el

Sabía que esto iba a terminar mal, pero sólo consideró que debía preocuparse

del consejo

sobre...

bueno, mierda...

44
44

Capítulo Siete

Ivan deslizaba los dedos por la espalda de Mick formando patrones desconocidos, jugando inconscientemente. Gimiendo, Mick dio un manotazo a la mano de Ivan antes de esconder su rostro en el cuello de Ivan.

Riendo, Ivan volvió a interrumpir el sueño de su pequeño compañero, divertido por el gruñido que obtuvo como respuesta. El gruñido sólo aumentó en

fuerza hasta que cierta persona de mal humor tuvo suficiente y hundió sus colmillos en el cuello de Ivan. Su agarre le recordó a Ivan el de un gato sosteniendo

a un gatito

por lo menos, hasta que el agarre comenzó tirar de su piel,

... extrayendo pequeños sorbos de sangre a la vez.

No tardó mucho antes de que el cuerpo de Ivan comenzara a arder en necesidad. Aunque él sabía que su pequeño compañero necesitaba una gran cantidad de sangre al principio, con sus colmillos clavados profundamente en su cuello y alimentándose de él, era increíblemente erótico.

Su pequeña compañero parecía comprender el hecho y, aunque no del todo despierto mientras bebía, dejó que su mano se desviara para sujetar el medio-duro miembro de Ivan, que se llenó de sangre rápidamente.

"Mick

"

...

gimió cuando Mick comenzó a emparejar sus movimientos con el

empuje de su sangre. Ivan se aferró a su compañero, luchando para que su compañero de decidiera el ritmo.

*

*

*

*

Retirando sus colmillos, Mick dio varios mordiscos en el cuello de Ivan, aumentando la tensión sexual que podía sentir en el cuerpo de su amante. Él utilizó su dedo pulgar girando alrededor de la cabeza de la polla de Ivan antes de dejar que su pulgar masajeara la hendidura, haciendo que Ivan gimiese sucesivamente.

45
45

Las fuertes emociones que flotaban fuera del cuerpo acalorado de su amante estaban empezando a afectar a Mick, ahora él estaba despierto y cada vez más inquieto.

Colocándose a horcajadas sobre Ivan, apenas logró mantener las caricias mientras besaba a su compañero con fuerza, mordiendo los labios y probando el delirante y hermoso sabor. Realmente amaba ese sabor, y amaba a su compañero. Rompiendo el beso su ahora sin aliento compañero, soltó la erección que había estado acariciando y alcanzó el cuello de Ivan, sujetándolo firmemente mientras murmuraba en el hombro de su amante, "Te amo".

Una mano tocó la mejilla y le hizo que mirase a Ivan, que tenía una tierna mirada en su rostro.

"Te amo, también, mi pequeño y precioso compañero," dijo y besó la frente de Mick luego su nariz, y luego apresó sus labios, la lengua persuadía a su boca a abrirse antes de profundizar en él.

*

*

*

*

Las palabras de Mick tenían a Ivan en un estado de felicidad desconocida, y se sentía como que al fin podía dejar de lado los temores que tenía de perder a su compañero. La confesión era exactamente lo que había estado esperando.

Moviéndose alrededor, Ivan colocó a Mick debajo de él tal y cómo lo había hecho la noche anterior y profundizó el beso, frotándose contra él. Necesitaba a Mick, necesitaba estar dentro de él y marcarlo con su semilla.

Ninguno reaccionó cuando Kiven entró en la habitación. Mick se centró en la lengua que jugaba en su boca e Ivan estaba preocupado por ser el que jugaba allí.

Cuando Kiven se aclaró la garganta, Mick gritó, e Ivan le gruñó. "¡Kiven! Estamos ocupados en estos momentos. ¡Vete!" Ivan iba a besar de nuevo a su compañero, pero su compañero estaba tenso y estaba mirando con recelo a Kiven, que tercamente seguía allí de pie. "En serio, Kiven, estás alterando a mi compañero."

46
46

"Esto es muy malo. Acabo de llegar aquí para volver a esto." Con eso, se le cayó algo en la mesilla de noche. Fue Mick quien lo recogió.

"Hey, ese es el collar de Ivan

...

mi perro, Ivan, quiero

decir...

no el vampiro, no

tú," dijo a Ivan, que estaba sonriendo por las adorables divagaciones de Mick. Mirando a Kiven, Mick frunció el ceño. "Pero, ¿cómo lo conseguiste? Pensé que lo "

perdí cuando

Mick palideció cuando la realización lo golpeó.

pero parece que

el...

era...

... "Sí, lo siento chico

collar de tu perro hizo que los

... chicos malos creyeran que Ivan

bueno, pensaron que eras su mascota y

dejaron esto." Le dio el papel a Ivan, que lo leyó y lo arrugó, un gruñido profundo,

amenazaba escapar de él.

Ivan no se había olvidado lo que Ferdinand había hecho a su compañero, pero él se había dejado distraer. Le molestaba que Ferdinand y sus secuaces hubiesen puesto sus manos sobre Mick, y sabía que, al igual que la nota firmada, no había visto lo último de ellos.

Tenía que hacer algo antes de que se enterasen que Mick estaba vivo, y sobre todo que era su compañero. Con cuidado, besó los labios de su compañero y le acarició la mejilla. "Nunca dejaré que te hagan daño otra vez. Me aseguraré de ello."

"Ambos lo haremos," intervino Kiven. "Es hora de que esa mierda conozca su amargo final."

"¿Quieres decir que van a matarlo?" Preguntó Mick, lo más probable es que ya sabía la respuesta, pero no parecía estar interesado en la idea de matar a alguien. Mick tenía un corazón puro, no el de un asesino, pero un tipo como Ferdinand debía ser detenido.

*

*

*

*

Ferdinand había sido el que había enviado a esos hombres para hacerle daño, aquellos que habían hecho que gritara el nombre de Ivan, mientras lo pateaban en las costillas. Mick estuvo completamente ajeno cuando se mencionó a su perro, había estado muerto por casi cinco años, no entendía que tenía que ver en todo esto.

Este Ferdinand siendo un amante de los animales no parecía ser exactamente una explicación viable. Sin embargo, matar a este hombre parecía tan

47
47

extremo y Mick no estaba seguro si podía manejar eso.

"Mick, mírame," las palabras de Ivan captaron su atención y observó a su compañero con una expresión seria en su rostro, "esta no es la primera vez que Ferdinand ha estado tras de mí. Un par de años atrás, hice algunas tareas de menor importancia para él, cosas de poca monta en realidad, pero cuando se enteró de lo que era, él quería que yo matara por él y cobrara las deudas para él. Me negué, y en respuesta, casi quemó el Café de Kiven."

Mick olvidó lo que le había sucedido. Después de todo, si no hubiera sucedido, él nunca habría terminado con Ivan. Sin embargo, a sabiendas de que su amante había sido y era el blanco este hombre, era algo que no podía olvidar.

"Entonces voy contigo," dijo Mick con determinación. "¿Qué? No, no puedes," agregó Ivan, pero Mick le dirigió una mirada terca

que no iba a dejar que lo convencieran. "Mira, cariño, acabas de convertirte, no "

eres lo suficientemente fuerte como

...

Ivan se sentía cansado otra vez.

"Soy mucho más fuerte que antes. Lo puedo sentir y estás muy equivocado, señor, si honestamente piensas que voy a dejarte ir por tu cuenta." Las palabras de Mick al parecer, sorprendieron a Ivan, que, literalmente, se quedó boquiabierto, mientras parecía incapaz de encontrar algo que decir.

Kiven se reía. "Hombre, ni siquiera están acoplados un día y ya te tiene bajo su pulgar." Cuando un par de gruñidos y miradas lo enfocaron, Kiven retrocedió unos metros. "Sólo digo lo que veo, eso es todo."

Ivan se volvió hacia su compañero. "Sí, eres más fuerte, pero estas personas tienen armas, y no conoces tu propia fuerza o capacidad aún, y no voy a arriesgarme a que vayas allí desarmado."

"Yo no tengo que hacerlo." Ante la mirada confusa que Mick recibió, continuó, "tengo una licencia para portar armas."

Ivan enarcó las cejas. "¿Tienes una licencia para portar armas? Te importa si te pregunto el por qué."

"Yo

bueno, solía salir con un policía, y sus ideas acerca de las citas eran

... algo no convencionales…" Mick no veía a los ojos a Ivan, cuando dijo esto,

teniendo en cuenta que el mismo hombre lo había golpeado una vez, era la principal razón por la cual Mick sólo salía con los llamados chicos seguros.

48
48

"Está bien, así que tú tienes una licencia, pero no voy a dejar que..."

"Sí, bueno, adivina qué." Mick se levantó, asegurándose que tenía una sábana cubriendo sus partes privadas. "No tienes elección. Si puedes arriesgar tu vida, yo también puedo, y no te atrevas a dejarme atrás, o vas a tener muchos problemas."

Una tos se usó para cubrir pobremente la palabra pisado 5 , y Mick miró a Kiven.

"Cállate ya, y haz algo útil preferentemente ¡ambos!"

...

como encontrar algo para vestirme o un arma,

Era el turno de Kiven para enarcar las cejas. "No puedes decirme qué

hacer ...

El resplandor que se encontró con él le dijo lo contrario. Maldiciendo, se

dirigió al baúl de armas. Su arma de repuesto sería para el mandón y molesto pequeño hombre.

Él ignoró las palabras de Ivan cuando se fue. "Ahora quién está bajo el pulgar"

*

*

*

*

La ropa que Ivan le había traído era varias tallas más grandes, y un par de pantalones que Ivan había ajustado con una correa para evitar que se deslizara por sus caderas. Mick tenía suerte de que ambos tuviesen la misma altura, por lo que al menos no tenía que arrastrar los pantalones.

"Te ves bien," Ivan dijo desde la puerta, apoyado contra el marco y lo miró de arriba a abajo. Ivan en sí mismo lucía peligrosamente sexy con pantalones de cuero y chaqueta de cuero a juego. Mick no pudo evitar la respuesta física que tuvo ante la vista.

El calor se arrastró a través de su cuerpo y podía sentir el calor ascendiendo por sus mejillas.

"Dios, me encanta cuando te sonrojas así." Ivan cerró la distancia entre ellos, le robo un beso breve y agarró la polla de Mick a través de la tela. "Especialmente cuando estás ruborizada aquí, también," dijo y apretó la erección, por lo que Mick gimió.

5 No encontré una palabra general, pero el término es usado como calzonazo, mandilón entre otros según el país, haciendo referencia a alguien que es dominado por su pareja.

49
49

"No me hagas morderte. Voy a drenarte, lo juro,” advirtió Mick a medias, haciendo una ligera mueca a medida que Ivan se movía para mordisquear su labio.

"Promesas, promesas," gruñó Ivan.

Un suspiro exasperado se oía en algún lugar detrás de ellos. "Ustedes me dan asco. ¿Creen que podrían mantener a raya el tema de los mimos con colmillos hasta después de que nos ocupamos de Ferdinand?" Kiven los separó, haciendo caso omiso del gruñido de Ivan en protesta, y colocó una semiautomática en las manos de Mick, que inesperadamente la manejó con certeza y pulso firme.

Había sido un tiempo desde que Mick había tenido un arma, pero sabía que si tenía que hacerlo, sabría exactamente qué hacer con ella. Ivan no se veía muy contento con esto, pero tendría que hacerle frente. No había manera de que

Mick lo perdiera ahora, y estaba seguro como el infierno que no iba a dejar que lo

mataran...

aunque estaba completamente asustado.

Derrotado, Ivan se aseguró que su arma estuviese segura y cargada. "Creo que deberíamos ponernos en marcha. El sol está bajo, por lo que no necesitarás "

ningún suero, pero

se dirigió a su pequeño compañero," intenta no salir

... lastimado, ¿de acuerdo?"

Mick sonrió y se inclinó para besar a su amante en la mejilla. "será mejor que hagas algo más que tratar, o si no vas a dormir en el sofá durante el próximo mes."

Ivan sonrió, y luego, sus ojos quedaron atrapados en algo que brillaba debajo de la camisa de Mick. Ivan bajó la camisa para revelar el collar que había pertenecido a su perro. Un corazón de plata con el nombre de Ivan grabado en ella se sujeta a la correa de cuero negro.

Ante la mirada perpleja de su compañero, Mick dijo: "Cuando me golpearon, ellos pensaron que yo era tu mascota debido a esto." Tomó el collar.

"Pero ahora que realmente soy tuyo, no como una mascota, sino como un

compañero ...

pensé que sería un buen detalle, eso es todo."

Mick nunca esperó que una cosa tan pequeña pudiera afectar a su amante tanto, una tierna mirada se mostraba en el rostro de Ivan. Realmente pensaba que el collar era apropiado. A pesar de que no estaba tan seguro de cómo su compañero tomaría el hecho de que el collar obstruía la visión de su cuello.

50
50

"Me encanta eso." Ivan sonrió mientras jugaba con el corazón de plata. "Ahora, tenemos que ponernos en marcha porque no sé cuánto tiempo pueda

esperar antes de rasgar

eso...

junto con el resto de lo que estás usando." Ivan le

dijo, su sonrisa se convirtió en la de un depredador.

Esas palabras tenían a Mick con sus mejillas sonrojadas de nuevo mientras las imágenes de lo que Ivan había descrito se precipitaban a través de su mente. Era malo que su compañero le hiciera reaccionar así justo cuando tenían que irse sin tiempo para realizar las fantasías.

Ahora que Mick había logrado unirse a Ivan y Kiven en su búsqueda, él sólo tenía que asegurarse de llegar a casa a salvo. Pistola o no, Mick no sabía casi nada acerca de sus fortalezas y debilidades como vampiro. Ivan había querido tiempo suficiente para entrenarlo, pero Kiven estaba en lo cierto. Ya era hora de que este Ferdinand recibiera su merecido.

51
51

Capítulo Ocho

Ivan tomó la mano de Mick durante el trayecto, más para su propia comodidad que para Mick, pero él sabía que su compañero agradecía el gesto. Podía ver cómo su mano libre seguía un camino de vuelta al lugar donde el arma que Kiven le había conseguido se enfundaba. Cuanto más se acercaban a la fábrica abandonada de Ferdinand, Mick parecía más nervioso. Se mantuvo mirando por las ventanas del coche, al parecer escaneando el paisaje. Debieron haber utilizado un lugar alterno cerca de la ciudad cuando lo golpearon, eso o no le habían permitido ver nada a su alrededor.

Tan tenso como estaba, Ivan necesitaba asegurarse que Mick no haría nada imprudente cuando entraran. "Quiero que te quedes cerca de mí, ¿de acuerdo? En todo momento, asegúrate de no quedar fuera de mi vista o de la de Kiven y no dudes en disparar si tienes oportunidad. Fernando y sus secuaces no saben con quién se han metido y si te tocan..."

"No lo harán. Soy un buen

tirador...

pero

...

no sé si puedo matar a alguien, sin

embargo," admitió Mick. Sin embargo, la sola idea de tomar la vida de alguien

parecía darle náuseas.

"No tienes que matarlos, solo apunta a sus hombros y sus rodillas. ¿Crees que puedes hacer eso, bebé?" Ivan le preguntó, sabiendo muy bien que su compañero no tenía el corazón de un asesino, incluso a pesar de su licencia para portar armas. A pesar de no querer que Mick estuviese metido en esto, pero no creía poder convencer a su compañero para cuidar el coche como una alternativa de trabajo. También odiaba que su compañero estuviera allí para verlo matar a alguien, y definitivamente no quería que Mick tuviese miedo de él nuevamente, no ahora que se habían emparejado.

Al menos Kiven estaba con ellos y tanto él como su primo habían tenido tiempo para aprender sus habilidades y cómo controlarlas. Mick, sin embargo, no había sido un vampiro el suficiente tiempo para que Ivan le enseñara lo que significaba ser un vampiro, aparte de las cosas relacionadas con la alimentación. Todo lo que podía hacer era asegurarse de que su compañero no saliera lastimado, incluso si eso significaba que Kiven tendría que ser el que asesinara a Ferdinand.

"Sí, creo que sí", respondió Mick, sin convencer a Ivan completamente, pero sabía que si sus vidas estaban en juego, iba a encontrar el coraje para apretar el

52
52

gatillo.

Un pensamiento pareció cruzar la mente de Mick, "pero, ¿cómo exactamente vamos a entrar? Acaso este tipo, Ferdinand no tiene un montón de seguridad."

Fue Kiven el que respondió su pregunta. "Entrar es la parte fácil, Mick.

Acabamos de pasar la puerta principal que disfruta tener compañía."

...

créeme, Ferdinand es el tipo de enfermo

"Entonces, ¿qué? Nosotros, básicamente, sólo ¿pasaremos a través de la puerta principal? ¿No se supone que debemos colarnos por la parte trasera o a través de un tragaluz o algo así?" Lo absurdo de sólo caminar dentro del lugar, parecía difícil de entender para Mick. "Caminar hasta allí no es algo temerario."

Ivan acercó la mano de Mick a su boca y la besó, con una sonrisa cariñosa

cruzando sus labios. "Amor, has visto demasiadas películas

...

pero tienes razón, en

circunstancias normales, haríamos eso exactamente. Bueno, tal vez no la parte del

tragaluz, pero cuando hablamos de

Ferdinand..."

Ivan buscó las palabras adecuadas

para describirlo. "Digamos que no hay un hueso normal en su cuerpo demente."

Cuando llegaron a la puerta principal, donde, tal y como sospechaba, había varios hombres armados montando guardia, e Ivan podía sentir a Mick

conteniendo la respiración

no era cómo si realmente lo necesitara en su nueva

... forma de vida. Era sólo una cuestión de hábito, realmente.

Con cada movimiento Mick se tensaba esperando que las cosas se pongan feas en cualquier momento. Probablemente estaba pensando que los hombres armados simplemente dispararían a Kiven antes de pasar a ellos e Ivan tuvo que admitir que estaba preocupado de que Ferdinand pudiese actuar de manera distinta.

*

*

*

*

Durante todo el tiempo, en que Kiven explicaba lo que les esperaba y el guardia confirmó las cosas a través de una radio, Mick mantuvo su mano sujetando con fuerza su arma, apenas lo suficientemente cuidadoso cómo para no dañar el metal sorprendentemente frágil. Las huellas digitales de Mick se habían marcado en el metal del arma.

53
53

Los dedos trazaban suaves círculos sobre la mano que estaba sujeta a la de Ivan, pero él todavía no podía relajarse, no hasta que pasaran a través de las puertas libres de agujeros de bala. Por supuesto, eso también significaba que ahora estaban en territorio enemigo, probablemente rodeados, y a un paso más cerca de lo que iba a suceder esta noche. Nada de eso hizo sentir mejor a Mick.

Un hombre desgarbado se unió a ellos mientras salía del coche, una mala versión del Sr. Jeeves 6 . "El señor Bringer está esperando," dijo el hombre, y no vaciló en darles la espalda mientras guiaba el camino. Aparentemente no estaba preocupado por una emboscada. O eso, o no le importaba.

Ivan fue primero, manteniendo a Mick cerca detrás de él y dejando que Kiven ocupara la retaguardia en caso de que fueron atacados por la parte posterior.

Ninguno de ellos parecía ignorar a los hombres que miraban a Mick reconociéndolo, y eso no ayudaba precisamente a sus nervios. Mick estaba bastante seguro de que este no era su primer encuentro con el Sr. Jeeves, incluso si él no podía recordarlo.

Los pasillos eran fríos y llenos de metal, un completo contraste con la cálida habitación con paneles de madera con una chimenea falsa y muebles de felpa que llenaban el lugar. De no haber sido por los bastidores de armas, Mick hubiera dicho que parecía una fraternidad universitaria de buena calidad.

Un hombre ligeramente obeso sentado detrás de un gran escritorio de madera, su calva brillaba casi tanto como la sonrisa falsa que mostraba. Mick no reconoció al hombre. Sin embargo, los hombres que estaban detrás de él había eran una historia completamente diferente, y no parecía ser el único que había hecho la conexión. Varios pares de ojos se dirigieron a él, y él podía sentir el sonido de Ivan cuando gruñó amenazadoramente a los hombres delante de él.

6 Personaje del escritor P. G. Wodehouse, era el asistente de Bertie Wooster, su atolondrado señor a quien sacaba de aprietos.

54
54

"Ah, Ivan, qué agradable sorpresa". Ferdinand mostró su sonrisa brillante, al parecer realmente complacido por su presencia. "Y veo que trajiste a tu pequeña mascota y a tu primo, también. Es una fiesta regular. Debo decir sin embargo," dijo Ferdinand, inclinándose hacia adelante en su silla, "no esperaba verlo aquí, Sr. Charles, pero veo que los rumores de su muerte no eran totalmente falsos. Vi tus fotos, y dudo que te curases en tan poco tiempo, sin un poco de ayuda de tu maestro."

Mick casi le dijo que se callara, que era el compañero de Ivan y no sumascota, pero había sido advertido de esto. El desagradable viejo podía despotricar todo lo que quisiera a Mick no le importaba, pero podía sentir el escozor en su dedo índice cercano al lugar donde estaba escondida el arma bajo su chaqueta.

Ferdinand continuó, esta vez dirigiendo sus palabras a un Ivan que seguía

gruñendo. "Debo decir, Ivan, admiro tu valentía al ir en contra del consejo a causa

de un renacuajo, pero supongo que es

lindo, para ser un hombre. Un poco

preferencias...

joder, si fuese un

... aburrido, pero creo que es una cuestión de

maricón, lo tomaría para una jodida." Sonrió con saña, aparentemente sin temor a los gruñidos de Ivan que recibió como respuesta. Mick tuvo que contener a su

compañero para evitar que atacara, al menos por ahora.

"Siempre tan temperamental." Ferdinand se reía. "Pero vamos a llegar al punto, ¿de acuerdo? Quiero decir, no es que no me sienta halagado con tu presencia, pero tú, mi querido amigo, no has venido aquí a socializar, estoy en lo cierto."

Despreciándolo, Ivan le gruñó. "En eso tienes razón, Ferdinand. Excediste tus límites y estoy hastiado y cansado de que tú y tu séquito de perdedores tratando de someterme."

Riendo, el hombre se burló nuevamente. "Así que sobrepasé mis límites. No,

no, querido Ivan, estaba en mi derecho, no

pero aún así

dentro de cualquier derecho legal,

"

... Ferdinand hizo una mueca antes de continuar mientras revisaba a

... Mick con una mirada lasciva. "Y en cuanto a tu pequeña mascota siendo lastimada,

55
55

bueno, eso no habría pasado si no hubiera sido un pequeño vampiro terco. No, yo diría que todos los problemas son tu maldita culpa, pero estoy de acuerdo en un punto, sin embargo. Esto está empezando a ser bastante pesado, y para ser honesto, no creo que seas tan rentable después de todo."

Mick no le gustó la forma en que Ferdinand lo dijo, y al mismo tiempo, las cosas comenzaron a suceder. Ivan rápidamente empujó a Mick detrás de uno de los enormes sofás, justo antes que las armas comenzaran a dispararse.

Buscando la pistola, Mick se aseguró de quitar el seguro. Podía ver a su compañero y a Kiven cubiertos detrás de una mesa de billar, esquivando de cerca las balas destinadas a ellos. Ivan había sacado su arma y disparó varias rondas y a juzgar por el olor de la sangre en el aire, había acertado a varios de los hombres de Ferdinand. El golpe y el gorgoteo que Mick escuchó al fondo lo confirmaban.

Uno de los hombres que había estado de pie detrás de Ferdinand había de alguna manera esquivado las balas. Gritando, se arrojó sobre la mesa contra Kiven, clavándole en las costillas lo que parecía ser un cuchillo de cazador, pero no pasó de eso, ya que Kiven arrancó la garganta del chico con sus colmillos, al instante Mick deseo no haber estado observando tan de cerca en primer lugar.

Cuando llegó otro tipo saltando sobre la mesa de billar, esta vez teniendo a Ivan como objetivo, Mick se apresuró a levantar el arma y disparó cerca de la muñeca del hombre, literalmente, su mano salió volando, el matón gritaba mientras su propia sangre salpicada su cara.

Ante el horror de lo que acababa de hacer, Mick no se dio cuenta que

Ferdinand se había escabullido detrás de

él...

no hasta que el collar de perro que

usaba fue jalado hacia atrás, llevando a Mick con él. La presión de la banda de

cuero le impedía gritar y se habría ahogado de haber sido humano.

Un arma fue presionada contra su garganta y una voz extrañamente dulce le susurró al oído: "Ahora, sé un buen muchacho y deja esa desagradable y vieja arma en el suelo para mí."

56
56

No parecía que Ferdinand estuviese demasiado familiarizado con los vampiros, sin embargo. Después de todo, Ivan captó fácilmente las palabras susurradas. Dirigiendo su mirada en la dirección en que Ferdinand amenazaba a su compañero, Ivan casi rugió.

Mick podía ver los ojos de Ivan volverse rojos antes de que su amante se arrojara sobre Ferdinand, actuando por puro instinto. El sorpresivo ataque sorprendió a Ferdinand a tal punto que olvidó la pistola que tenía en la mano. Mick apenas logró aflojar el agarre de Ferdinand antes de que su compañero chocara con el hombre.

Ferdinand fue arrojado a varios metros de distancia directamente contra la pared detrás de él. Los pedazos de la pared cayeron al suelo con el impacto, pero con la pistola todavía apretaba en su mano, gritó con rabia y apuntó el arma a Mick antes de apretar el gatillo.

Viendo cómo se desarrollaban las cosas, Mick esperó sentir el dolor del impacto de la bala y se agarró el pecho, esperando encontrar sangre, una herida ... algo, pero no lo hizo. En su lugar, algo pesado cayó sobre él. Mick apenas logró aferrarse a Ivan, ya que cayó al suelo.

Ivan yacía inmóvil en sus brazos y la sangre brotaba de su pecho en el mismo lugar en que la bala habría estado si hubiese alcanzado a Mick. El corazón de Mick dejó de latir por completo, pero su sangre parecía correr sin control a través de su cuerpo, cuando la rabia comenzó a elevarse a través de sus venas.

Viendo a Ferdinand, que seguía sujetando el arma con una sonrisa de culo petulante en su fea cara. Tomando un último vistazo de su amante destrozado, su compañero, Mick tiró su arma y empezó a acechar a su presa.

Ferdinand apuntó con su arma hacia él cuando Mick cerró la distancia entre ellos, pero cuando Ferdinand apretó el gatillo una vez más, nada más que un clic se escuchó, un sonido que era sorprendentemente fuerte en la habitación ahora en silencio. La sonrisa de la cara de Ferdinand cayó en un segundo, y su piel se puso pálida como la del vampiro que lo acechaba.

57
57

Gruñendo, Mick fácilmente golpeó la pistola de las manos de Ferdinand y cuando sintió que sus colmillos estaban completamente extendidos, no retrocedió y atacó, hundiendo sus dientes cerca de la yugular de Ferdinand y arrancó la carne que sostenía. Pero no bebió la sangre, ni una sola gota. Tenía un sabor rancio y viejo, apenas y tocó la lengua de Mick, lo escupió tan pronto como el cuerpo sin vida que había destrozado cayó al suelo.

Limpiándose la sangre de la boca, miró hacia atrás para ver a Kiven de pie frente al cuerpo de su compañero, la sangre brotaba de su muñeca en la boca abierta de Ivan. Con un sentimiento posesivo por su compañero, le gruñó a Kiven. ¿Cómo se atrevía a alimentar a su amante?

"Mick, todavía puedo ser capaz de salvarlo, pero él necesita sangre, ¿vale?"

Las palabras apenas se registraban en la mente de Mick y los gruñidos aumentaron y Kiven se quedó donde estaba. Podía ver la sangre de Ivan en los dedos Kiven mientras masajeaba la garganta de Ivan, tratando de hacerle tragar, pero no había reacción. Una bala estaba al lado de ellos, ya que Kiven había extraído la bala para ayudar en la curación de la herida. Gruñendo de nuevo, Mick avanzó hacia ellos y alejó a Kiven de su herido compañero.

Tomando el lugar de Kiven, Mick mordió su muñeca y dejó que su sangre se vertiera en la garganta de su precioso amante. Se suponía que Ivan sólo se alimentan de él, no de Kiven, no de nadie más que él.

Mick no se dio cuenta que estaba llorando hasta que las lágrimas cayeron en el rostro de Ivan, se dio cuenta que estaba murmurando palabras cariñosas a su amado compañero. Asegurándose que la sangre seguía fluyendo y el masaje en el cuello de Ivan le facilitaba tragar, Mick nunca dejó de hablarle, tratando de traerlo nuevamente a la conciencia.

Mick estaba empezando a marearse, cuando mordió su muñeca por tercera vez para mantener la sangre fluyendo. Kiven trató de alejarlo, pero sólo sirvió para que él acabase mordido. Llorando, retiró la mano, que ahora mostraba dos pequeñas heridas punzantes que poco a poco se curaron.

58
58

"Mira, Mick, has estado trabajando durante casi media hora. Se ha ido," Kiven trató de explicarle, pero Mick no quería escuchar.

Era claro para Mick que Kiven no creía que Ivan sería capaz de sobrevivir a sus lesiones, pero estaba equivocado. Ivan era fuerte y poderoso, era un vampiro,

por amor de Dios. Gruñendo, Mick miró a Kiven. "¡No se ha ido! Él me prometió que iba a estar allí para mí, para nosotros y él ¡NO es un mentiroso! Él no me

dejaría

...

lo

prometió..."

Mick se puso a llorar histéricamente, abrazando de cerca

el cuerpo en sus brazos, acunando a Ivan mientras seguía dándole de beber su sangre, drenándose a sí mismo por su amante.

Su cuerpo estaba tan entumecido que apenas y registró cuando la sangre comenzó a bajar por la garganta de Ivan por su propia cuenta. Mirando a su amante, vio la garganta del vampiro reaccionar mientras Ivan tragaba por su cuenta.

"¿Ivan?" Mick habló suavemente al oído de su compañero, temiendo que estuviese viendo cosas que no eran ciertas. "¿Bebé? Vuelve a mí," rogó a su compañero.

Una lengua lamió las heridas en la muñeca de Mick, cerrándolas, y unos ojos cansados se abrieron lentamente para mirarlo. "Sabes que nunca te dejaría," una voz ronca dijo.

*

*

*

*

Ivan sintió como si hubiera estado en el infierno y de regreso, y a juzgar por el hecho de que su pequeño compañero parecía exhausto casi a punto de morir, tanto física como emocionalmente, con los ojos enrojecidos y las lágrimas todavía corriendo por su cara, no parecí estar tan lejos de la verdad.

Observó a Kiven de pie a cierta distancia, y, excepto por la mirada feliz, pero agotada en su rostro, parecía estar bien, pero Mick no estaba bien.

Su cabeza estaba enterrada en el pelo de Ivan y pequeños ruidos de sollozos se le escapaban. Abrazaba a su compañero como si temiera que fuese a desvanecerse en el aire si no se aferraba con la fuerza suficiente.

59
59

Su pequeño compañero había pasado por demasiadas cosas e Ivan había sido la causa de la mayor parte de ellas. Sentándose, acomodó a Mick en su regazo, acunándolo en sus brazos. "Bebé, está bien, estoy bien."

"Lo sé, yo sólo

...

no te

movías...

y yo

...

yo lo maté." Mick se aferró a él,

tratando de contener las lágrimas que caían.

Sólo en ese momento Ivan se percató del destrozado cuerpo de Ferdinand. "Lo siento, bebé, pero ya pasó, te lo prometo." Meció el cuerpo de Mick en sus brazos, los sollozos por suerte empezaron a desaparecer y se convirtieron en gimoteos. "Ahora, bebé, escúchame, necesitas alimentarte, ¿de acuerdo?" Se quitó su camisa exponiendo el cuello a su pequeño y agotado compañero, pero no pasó nada. Mirando hacia abajo, vio la mirada aprensiva de su compañero.

"Pero

no puedo

la sangre, la necesitas." Mick sacudió la cabeza, su

... amante había recibido un disparo…había sido herido… casi había muerto

...

podía haber sangre

sobrante...

no

... él simplemente tendría que alimentarse de Kiven.

"Cariño, mi herida ya ha sanado y tú estás muy débil en este momento. Puedes tomar mi sangre. Todo está bien ahora, no tienes que detenerte."

Mick dudó un poco antes de morder cuidadosamente el cuello de Ivan, pero cuando empezó a beber pareció darse cuenta de cuán hambriento estaba y empezó a tomar sorbos de sangre cada vez mayores. No se había percatado de cuánto de sí mismo había dado antes que la sangre comenzó a llenarlo de nuevo.

Mick gemía ante el sabor de la sangre de Ivan. El afrodisíaco pasaba a través de su cuerpo. El calor parecía extenderse a través de él y desesperadamente comenzó a tocar y apretar cualquier parte del cuerpo de su compañero que pudiera alcanzar.

Aprovechando la tensión sexual que salía del cuerpo de Mick en enormes olas de feromonas, Ivan se dirigió a Kiven y susurró, "Tenemos que volver a casa ... ahora."

60
60

Epílogo

Despertarse con su compañero aún dentro y encima de él, para Mick se sentía muy bien. Apenas habían salido de la cama en las dos últimas semanas y sólo para recoger las cestas de galletas y muffins que Kiven les dejaba en la puerta de vez en cuando. Ivan no entendía la generosidad de su primo, pero Mick sabía que Kiven estaba feliz de que Ivan había sobrevivido. Sospechaba que Ivan significaba mucho para él y Mick definitivamente podría ver por qué, ya que se enamoraba más profundamente del hombre cada vez que lo miraba.

Ivan estaba roncando suavemente y los resoplidos hacían cosquillas en el oído de Mick, y decidió vengarse de él. Apretó sus bien usados músculos alrededor de la semi erecta polla de Ivan, Ivan gemía dormido y se movía contra Mick, haciéndole jadear cuando Ivan comenzó a golpear su próstata.

Los movimientos resultantes causaron que la polla de Ivan comenzara a endurecerse y Mick sintió que era estirado de nuevo. Gimiendo, Mick se empujó contra Ivan, la lujuria se agitaba en su interior. No importaban cuántas veces hicieron el amor, Mick no se cansaba de él, el deseo por el cuerpo de su compañero era tanto como el anhelo de su sangre.

Mick podía sentir que Ivan se despertaba lentamente, pero no podía dejar de moverse lentamente sobre la polla de Ivan mientras gemía su necesidad. Sintió que Ivan acariciaba su cadera antes de que se empujara duro dentro de él. Mick gritó en respuesta y sin querer comenzó a emitir pequeños ronroneos, a sabiendas de que eso siempre parecía descontrolar a Ivan.

Estaba acariciando el cuello de Mick mientras seguía empujando, y en esta ocasión cuando dirigió golpe el interior mordió con fuerza una parte de la pálida piel por encima de su hombro, mientras Mick dejaba que sus apasionados gritos lo estimularan.

61
61

Mick estaba en el cielo, su compañero penetraba profundo en su cuerpo y sus colmillos se hundían en su cuello, la combinación de la succión y la velocidad de los empujes lo condujeron a un orgasmo que aturdió su mente. Ivan sujetó las caderas de Mick y lo levantó sobre sus rodillas, cambiando el ángulo y Mick podía sentirlo empujando más profundo.

Ivan aumentó la fuerza de sus embestidas mientras golpeaba el culo de Mick y Mick estaba contento de que su amante tuviese un férreo agarre sobre sus caderas, de lo contrario, no tenía dudas de que estaría siendo jodido contra la cama.

Cuando Ivan siguió golpeando su próstata con cada enérgica embestida, Mick no pudo aguantar más y gritó en éxtasis mientras hebras blancas de semen cubrían la cama debajo de él.

Todo su cuerpo se apretó alrededor de la polla de Ivan e Ivan apenas tuvo la oportunidad de acelerar su ritmo antes de enterrar profundamente y rugir su propia liberación, llenando el interior de Mick con su semilla mientras Mick se mantenía ordeñándolo hasta la última gota de su cuerpo.

Cuando ambos cayeron sobre la cama de nuevo, Mick intentó protestar cuando Ivan salió de su dolorido culo, pero disfrutó los rezagos de su liberación y la lengua que trabajaba para cerrar las pequeñas heridas en su cuello. Era el turno de Ivan para ronronear. "Eso fue increíble. ¿Crees que podemos despertar así todos los días?"

"Bueno, no lo sé. Tenerte dentro de mí toda la noche es impresionante, pero lo que estaré adolorido, ya sabes," Mick bromeaba, aunque probablemente era cierto.

Ivan hizo una falsa mueca. "Pero para eso está la súper curación" dijo, haciendo ruidos suplicantes mientras apretaba a Mick cerca de su cuerpo.

Mick gruñó e Ivan reía mientras mordisqueaba la mandíbula de Mick. Jugando un rato, sin embargo, Mick sonrió. "Bueno, tienes un punto válido." Dijo,

62
62

era absolutamente cierto. Sanaba mucho más rápido ahora y definitivamente podría lidiar mejor con un culo dolorido ahora de lo que lo hubiera hecho antes.

"Sí, lo sé", su compañero acordó, capturando los labios de Mick en un suave y tentador beso, que amenazaba con reanimar sus instintos más bajos nuevamente.

Fue Mick quien finalmente rompió el beso con un gemido. "Sabes que vamos a tener que salir de esta cama con el tiempo, ¿verdad? Debemos por lo menos volver a aprender a caminar en línea recta antes de la audiencia con el consejo."

La preocupación en la voz de Mick no pasó desapercibida a su compañero. "Relájate, cariño, nadie va a pensar que es extraño, si no caminas en línea recta. Maldición, probablemente sólo validara el hecho de que estamos emparejados." Ivan reía de nuevo, probablemente al verlo sonrojarse ante el pensamiento de los miembros del consejo sabiendo lo que hacían todas las noches y en gran medida.

"Sólo relájate, Mick, el consejo no nos va a separar. Te convertí sin su consentimiento, sí, pero tú eres mi compañero, y por lo tanto, incluso las estrictas

leyes de ellos están de mi lado. No hay nada que puedan hacer al respecto, incluso

si ellos quisieran y si lo intentan ellos haga, ¿vale?"

"

...

Ivan gruñó. "Será lo último que cualquiera de

Tan bárbaras como las palabras eran, lo confortaron. Ivan no permitiría que

nada se interponga entre ellos, y había dejado en claro que iba a dedicar su vida a hacerlo realidad. Pero aún tenían que enfrentarse al consejo y Mick se registraría como vampiro, algo de lo que no sabía exactamente que esperar, pero siempre y

cuando Ivan estuviese con él, sabía que todo iba a estar bien

además, la reunión

... sólo tomaría unas cuantas horas de su vida, mientras que su tiempo con Ivan iba a

durar para siempre. Sin embargo, había una cosa más que le preocupaba, sin embargo. "Pero ¿qué pasa con lo sucedido con Ferdinand? Quiero decir, yo lo maté. ¿No hay leyes contra eso? En contra de matar seres humanos."

Ivan sonrió con ironía, "Las hay y estoy seguro que uno de los miembros del consejo va a usarla en nuestra contra, pero todavía estabas en todo tu derecho para matarlo. Estabas protegiendo a tu compañero del mismo hombre que era

63
63

responsable de tu secuestro. Los miembros del consejo pueden tratar de usar

esto para remover las cosas, pero al final, hiciste lo correcto

y no es como si

... alguien vaya a extrañar a Ferdinand," explicó. "La policía probablemente estará feliz de que otro ladrón haya salido de las calles y estarán más preocupados por mantener el orden entre las pandillas rivales que quieran reclamar el territorio de Ferdinand. Al final, el Consejo no puede argumentar en contra de los hechos, y todos ellos saben que habrían hecho exactamente lo mismo de haber sido sus seres queridos lo que estaban en peligro."

Mick le sonrió a su amante y le dio un beso. Todo se resolvería con el tiempo, y él podía hacer frente a ser el objeto de estudio, siempre y cuando acabara con

Ivan a su lado. El beso se profundizó y Mick gemía mientras sentía que él e Ivan regresaban a la vida. Sintiendo el amor de Ivan fundiéndose en el beso, Mick no tenía ninguna duda de que el Consejo sufriría lo inimaginable si trataban de separarlos. Incluso Mick sabía que ninguna tribu de ancianos vampiros sería capaz

de interponerse entre él y su compañero

a menos que quisiera compartir el

... mortífero final de Ferdinand. En su interior, le encantaba cada segundo que ambos dos pasaban en la cama. Después de todo, no tenía que levantarse por lo menos durante unos días más.

Mick chilló cuando Ivan lo acomodó sobre él y atacó su cuello. Él gimió, mientras los colmillos rasgaban su yugular, orando para que la mordida llegara, sólo para que su compañero de hocicara el costado de su cuello y susurrara en su oído.

"Te amo, compañero. Ahora y siempre. "

Mick no tuvo la oportunidad de responder, cuando los colmillos se condujeron profundamente en el costado de su cuello y él siseaba de alegría, pero amaba a su compañero de la misma manera, si no más. Cualquier otra idea hizo cortocircuito cuando su compañero rodó nuevamente y lo empujó sobre el colchón, prometiendo cosas perversas por venir, mientras lo reclamaba una vez más.

64
64

Fin

65
65

Sobre la Autora

Dawn H. Hawkes nació en el bello país de Noruega.

Al haber sido sumergida en los cuentos de hadas desde el momento en que supo lo que eran, siempre han tenido un lugar especial en su corazón. Con una fuerte creencia de que hay alguien ahí fuera para todo el mundo y es sólo cuestión de encontrar a ese alguien especial, ha incorporado esto en sus historias.

Ella es una fan de casi todo lo mitológico y piensa que no hay nada más sexy que un hombre que va contra el estereotipo de su especie, los vampiros y los cambia formas por igual, sobre todo si gruñen o tienen un poderoso rugido.

Ella realmente espera inspirar a la gente a su alrededor, para que tomen parte en el pequeño mundo interior de su mente ocupada y pueden contactarla por correo electrónico a dawnhhawkes@hotmail.com o http://dawnhhawkes.wordpress.com

66
66

El Desván de Adri

El Desván de Adri TRADUCCIÓN Y CORRECCIÓN: Adri EDICIÓN Y FORMATO: Adri ¡¡¡Importante, no olvides comprar

TRADUCCIÓN Y CORRECCIÓN:

Adri

EDICIÓN Y FORMATO:

Adri

¡¡¡Importante, no olvides comprar a los autores sin ellos no podríamos de todas estas historias!!!

67
67

Interesses relacionados