Você está na página 1de 8

Técnicas y tácticas para la apertura de brechas

El presente trabajo intenta ser un elemento informativo sobre una tarea muy importante que lleva

a cabo el arma de ingenieros, en su misión de apoyo a los demás elementos que constituyen el

instrumento militar terrestre, en especial, cuando lo hace en apoyo a los elementos básicos de combate. Si bien, nuestra doctrina contempla esta tarea, es necesario destacar, que no lo hace considerándola una operación completa, aspecto que otros ejércitos tienen en cuenta de manera explícita. Es por ello, que este artículo pretende demostrar cómo el ejército norteamericano planifica, en una primera instancia, y lleva a cabo posteriormente (considerando aquí sus técnicas, tácticas y algunos materiales), una operación de apertura de brecha.

Operacion de apertura de brechas (segun la doctrina del ejercito norteamericano)

Definicion

Es el empleo de una combinación de técnicas y tácticas para proyectar el poder de combate propio, a través de un obstáculo. Es una operación sincronizada de armas combinadas bajo el control de un comandante.

Otras definiciones relacionadas

Reducción de un obstáculo (obstacle reduction): es la apertura de una calle a través o sobre un obstáculo (ejecutando una apertura de brecha o buscando un camino libre a través de un obstáculo).

Comprobación (proofing): es la verificación que se realiza sobre una brecha, luego de su

ejecución, para asegurar la inexistencia de minas remanentes, mediante el empleo de vehículos con rodillos (rollers), a la cabeza del elemento que franquea.

Rodeo (bypass): es la acción de eludir el obstáculo, cambiando la dirección de maniobra, atento

a evitar caer en una trampa.

Remoción (obstacle clearing): es la eliminación y/o neutralización total de un obstáculo. No se ejecuta bajo el fuego enemigo.

Principios a considerar en el planeamiento de una operacion de apertura de brechas

Inteligencia

El comandante debe, sobre la base del conocimiento previo de la doctrina enemiga referente a la instalación de obstáculos, apreciar el terreno y desarrollar un esquema de maniobra tentativo del

plan de obstáculos enemigo y, de acuerdo con ello, iniciar el planeamiento. El esquema de maniobra tentativo enemigo siempre debe ser verificado mediante una intensa actividad de exploración y reconocimiento, a fin de corregir los planes y evitar despliegues y empeñamientos innecesarios o, simplemente, actuar como el enemigo espera. La acción del reconocimiento y la exploración deben satisfacer los siguientes requerimientos:

- Ubicación del obstáculo.

- Orientación del obstáculo.

- Existencia de obstáculos alámbricos.

- Claros y rodeos.

- Composición del campo minado (profundidad, tipo de minas y forma de instalación, minas activadas, etc).

- Ubicación de la defensa directa.

Aspectos fundamentales de la operacion de apertura de brechas

Supresión: es el efecto de evitar que el enemigo pueda accionar sobre la maniobra propia, y dificultarla mediante la concentración coordinada de los fuegos. No es lo mismo que

neutralización, ya que, al contrario de ésta, la supresión no contempla la necesidad de ocasionar pérdidas, sino sólo impedirle al enemigo el cumplimiento de su misión. Para lograr un efecto adecuado, es fundamental la coordinación entre los escalones de asalto y apoyo.

Encubrimiento.

Seguridad: las medidas adoptadas para reducir las condiciones de visibilidad en el campo de

combate deben ser suficientes para dificultar la acción enemiga, sin atentar contra la coordinación

y

control de las propias.

Reducción del obstáculo.

Organizacion para la apertura de brechas

Escalón apoyo: su responsabilidad es la de eliminar la capacidad enemiga para interferir la operación. Debe:

Suprimir las defensas enemigas y aislar el campo de combate. Para ello es necesario contar con una relación de fuegos de 3:1.

Controlar aquellos medios empleados para la disminución de las condiciones de visibilidad.

Escalón apertura de brechas: su propósito es crear y señalizar convenientemente las brechas que permitan el franqueo del obstáculo por parte del escalón asalto, y su proyección hacia el objetivo final. Esta es una fuerza de armas combinadas que integran ingenieros, medios de apertura de brechas y elementos de maniobra para proveerle seguridad. Escalón asalto: su misión es la de destruir al enemigo en posición al otro lado del obstáculo. Puede

ser empleada para sumarse al apoyo durante la acción del escalón apertura de brecha y lograr un mayor efecto de supresión. Siempre debe mantener un mínimo de relación de poder de combate con el enemigo de 3:1.

Masa (dirigida hacia las vulnerabilidades del dispositivo enemigo)

Para lograr el efecto de masa resulta necesario asegurar la apertura de suficientes calles y pasos para el rápido franqueo del obstáculo, por lo que el oficial de ingenieros de cada nivel de conducción debe asignar sus medios acorde con las necesidades del esfuerzo principal del elemento de maniobra.

Sincronizacion

Los principios para lograr la sincronización necesaria para el éxito en la apertura de brechas son:

Planeamiento detallado (dando suficiente tiempo a todos los niveles para conducir sus planeamientos). Ordenes claras, hasta los más bajos escalones. Comando y control eficaz (adecuadas medidas de control). Ensayos.

Secuencia de planeamiento

El planeamiento de las Organizaciones para la Apertura de Brechas está regido por dos procesos de pensamiento: las apreciaciones del comandante y las del oficial de ingenieros. Ambos comienzan mediante la identificación de las capacidades y limitaciones del enemigo. El conocimiento de los medios propios disponibles (paso 1) y de la doctrina enemiga permitirá adoptar un esquema de maniobra tentativo basado en el posible accionar del enemigo. Así es como se definirá la composición previsible de los distintos escalones de la fuerza de tareas, y los lugares desde los cuales brindar adecuado apoyo al escalón de apertura de brechas. La claridad del comandante al transmitir su intención a sus subordinados resultará crítica para las operaciones posteriores. Esta se verá materializada claramente por la definición de la maniobra del esfuerzo principal (paso 2). Una vez adoptado el esquema de maniobra tentativo, se determinan los pasos y calles necesarios y, por ende, la distribución y asignación conveniente de los medios de ingenieros, coincidente con la intención del comandante (paso 3). El apoyo de ingenieros debe ser lo suficientemente flexible como para poder variar su propio esquema de maniobra en caso de que sea necesario (éxito inesperado de otro esfuerzo distinto al inicialmente definido como principal o fracaso de éste), por lo que el oficial de ingenieros deberá contemplar la retención de medios en reserva, prontos a intervenir en caso de ser necesario (paso

4).

Tipos de apertura de brechas

Rápida: la emplean brigadas y fuerzas de tarea para sobrepasar rápidamente obstáculos no

previstos o bien poco defendidos. Normalmente, los elementos subordinados de estas fuerzas están organizados de manera que estén en capacidad de ejecutar aperturas de brecha en forma independiente, como continuación del ataque mismo. Su planeamiento y ejecución son claramente descentralizados. Para ello será fundamental la supresión de la defensa enemiga.

Formal: se realiza cuando la ejecución de una apertura de brechas rápida falla, o bien cuando las

capacidades del enemigo superan a las de los elementos de la fuerza de tareas. Se caracteriza por

un planeamiento detallado, reconocimientos intensivos, gran preparación y continuos ensayos. Se planifica y ejecuta en forma muy centralizada.

De asalto: los ingenieros contribuyen al asalto de la siguiente manera:

- Ejecutando la reducción descentralizada del obstáculo, para mantener el ímpetu y movilidad de

la fuerza.

- Reduciendo fortificaciones, mediante el empleo de explosivos, a fin de tornarlas inservibles para

el enemigo.

- Ampliando las brechas iniciales, para facilitar el movimiento a través del obstáculo de los elementos que siguen al escalón de asalto.

Encubierta: elementos de pequeña magnitud emplean técnicas de apertura rápida y formal para

franquear el obstáculo, sin ser detectados por el enemigo. Resulta vital para el éxito, asegurar que el comandante conserve sus fuerzas intactas hasta que llegue el momento de su empleo decisivo. La apertura de brechas encubierta busca que, mediante el aprovechamiento del terreno, condiciones meteorológicas y de visibilidad pobres, más una férrea disciplina, elementos a pie franqueen los obstáculos tácticos y de protección del enemigo, para caer sorpresivamente sobre sus posiciones. Se emplea en los siguientes casos:

- Cuando es necesario asegurar el franqueo de los obstáculos tácticos y de protección.

- Cuando la sorpresa es vital para franquear los obstáculos y posiciones enemigas.

En la apertura de brechas encubierta, el escalón apoyo retiene la ejecución de sus fuegos, hasta

tanto se pierda la sorpresa o lo requiera el escalón apertura de brechas.

Tecnicas y tacticas utilizadas por el ejercito norteamericano para la ejecucion de operaciones de apertura de brechas

Metodos de apertura de brechas con medios explosivos

MICLIC (Mine Clearing Line Charge o carga lineal para apertura de brecha en obstáculos

minados): carga lineal explosiva, impulsada por cohete eficaz para la destrucción de minas AP y AT

a presión. Abre brechas de 100 x 14 m. Si bien no asegura la destrucción total de minas con otro tipo de espoleta (magnéticas, a tracción, etc), normalmente las descubre, por lo que se hace necesario el empleo de otros medios mecánicos de ingenieros para la remoción total del obstáculo. El MICLIC puede emplearse en su versión de remolque o en vehículos mecanizados, especialmente

diseñados para su transporte. Debe evitarse su empleo en terreno muy desparejo. Tendrá que mantenerse una distancia de 62 m (mínima) entre el lanzador y el punto de detonación, distancia difícil de apreciar por el conductor. El MICLIC puede ser recargado en 20 minutos. Su empleo debe ser combinado con vehículos con capacidad para la remoción mecánica, a fin de salvar sus limitaciones respecto de la dificultad de destruir todas las minas, especialmente aquellas que no tienen espoleta a presión. Un MICLIC es suficiente para abrir brechas en obstáculos de menos de 100 m de profundidad. Para aquellos mayores será necesario incrementar los equipos explosivos. En ciertas ocasiones se sabrá la profundidad del obstáculo por inteligencia, pero normalmente se tomará conocimiento de la existencia de minas ante la destrucción de un vehículo, ocasión en que será difícil precisar si el obstáculo minado comienza donde el vehículo voló, o ya toda la fuerza de tareas está dentro del mismo. Vehículo de ingenieros de combate (CEV) con cañón de demolición de 165 mm: lanza hasta 1.000 m una carga de alto explosivo plástico que detona al impacto contra superficies duras. Está diseñado para la destrucción de obstáculos de hormigón y tierra, estructuras de mampostería, posiciones fortificadas, etc. La baja velocidad del proyectil permite una rápida corrección del disparo, por cuanto el cargador ya ha alojado un tiro en la recámara cuando el proyectil no ha impactado (disparando a la máxima distancia). Por procedimiento, es conveniente emplear dos disparos contra un blanco, a pesar de apreciar su destrucción con el primero. Se recomienda efectuar un cambio de posición cada tres disparos (45 segundos, aproximadamente), siempre y cuando no se haya batido el blanco en el segundo. Contra hormigón, la carga debilita el material lo suficientemente como para que la cuchilla del CEV haga a un lado los restos. Para el caso del hormigón armado, normalmente la carga del proyectil de 165 mm no tiene mayor efecto sobre las barras internas de acero, por lo que se trabaja en conjunto con ingenieros a pie, que colocan cargas manualmente. Para el caso del combate en áreas urbanas, el CEV es empleado para la apertura de brechas y la demolición de edificios. En este último caso, dispara una carga contra una esquina inferior del edificio, debilitando la estructura al romper una viga, y derribando paredes exteriores para descubrir otras vigas importantes sobre las que dispara sistemáticamente hasta causar el derrumbe. El CEV es muy efectivo para franquear zanjas AT, mediante la destrucción de la pared opuesta y contra posiciones fortificadas de cualquier tipo. Si bien no es completamente efectivo contra campos minados, es muy útil como complemento de otros medios de remoción. Fuego directo de medios no específicos de ingenieros: en caso de no disponer de vehículos del tipo CEV u otros medios de remoción especialmente diseñados para esa tarea, resulta eficaz, en ciertas condiciones, el empleo de otros convencionales. El cañón principal del vehículo de transporte de personal Bradley puede ser empleado para destruir posiciones fortificadas en terreno abierto o urbano. La combinación de éste y su ametralladora puede ser eficaz para desplazar y/o destruir minas no enterradas.

La munición empleada en los tanques mayores, normalmente no resulta eficaz para esta tarea. La artillería de 155 mm en tiro directo, al contrario, es tan eficaz como el CEV. Cargas explosivas para taludes de emplazamiento con topadora: mediante una carga explosiva (hasta 500 kg de explosivo), un dispositivo especial se adapta a las cuchillas de las topadoras de combate (M9 ACE, CEV y M88) para la destrucción de taludes u otros verticales (triangulares y rectangulares de rollizos). La carga explosiva se distribuye en una estructura de madera o de ángulos de hierro, constituida por una mampara y dos ganchos que permiten que se la cuelgue de la cuchilla de la topadora. Este marco no se ajusta a cualquier topadora, por lo que debe ser acondicionado previamente a la de aquel equipo empleado. Para una pared de hasta 1,8 m, se requiere una carga de alrededor de 453,59 kg (1.000 libras), cuyas dimensiones alcanzan, aproximadamente, 2,85 x 0,55 x 0,2 m. Es conveniente colocar la carga a unos 60 cm del piso. La carga será iniciada por sistema eléctrico, desde una distancia no inferior a 75 m. Debido a que el vehículo estará muy expuesto a los fuegos, resulta conveniente reforzarlo, sobre todo en vehículos tipo M9, o en topadoras normales. APOBS (Antipersonnel Obstacle Breeching System): es un sistema portátil para apertura de brecha en obstáculos minados y no minados (alámbricos). Posee características similares al MICLIC, pero es más pequeño y con un peso de 50 kg en total. Se lleva en dos contenedores tipo mochila. Puede abrir brechas de 45 x 0.6 m, lanzándoselo a 25 m del lugar deseado para abrir la brecha. Torpedo Bangalore M1A1 y A2: efectivo para apertura de brechas en obstáculos alámbricos. Puede emplearse con cierta efectividad en obstáculos minados (minas a presión AP). Abre un paso de 15 x 1 m, empleándoselo completo (sus 10 secciones de 1,5 m ensambladas).

Metodos de apertura con medios mecanicos

Arado (Track- width mine plow): es un sistema que se anexa al tanque M1 Abrams. Levanta y empuja las minas emplazadas en superficie o enterradas hasta 15 cm, abriendo una brecha del ancho del vehículo. Sólo soporta la detonación de una mina. El arado abre un paso libre de minas de 1,65 m delante de cada oruga. Las minas levantadas que se amontonan sobre los montículos de tierra a los lados de la brecha, constituyen un peligro hasta que sean desarmadas o destruidas. Cabe aclarar, que entre las orugas del vehículo arado las minas no serán removidas, por lo que los vehículos que le siguen deberán evitar la zona entre huellas de orugas. Un dispositivo que emplea una cadena y que está emplazado entre las cuchillas, se encarga de remover minas a tracción. La instalación del arado lleva casi una hora de trabajo, y no es fácil su transferencia a otro vehículo en condiciones de combate.

Mientras el arado no opera, el tanque sólo se ve limitado en sus funciones y capacidades

normales, cuando trepa por terrenos con pendientes pronunciadas. Al operar, el arado debe reducir su velocidad a 10 Km/h (según el terreno) y se deberá colocar el cañón a un lado, para evitar que la detonación de una mina no sólo dañe al arado sino que lo haga con los sistemas hidráulicos del arma. El sector a arar debe ser lo más plano posible y estar libre de obstáculos pesados o rocas. El arado comienza 100 m antes del lugar estimado de inicio del obstáculo minado, y hasta 100 m después del lugar que se estima como fin del mismo. No es conveniente que un segundo arado siga al primero, ya que la menor desviación puede arrojar minas no removidas en el centro de la calle, hacia el sector despejado por el anterior. Rodillos (rollers): el rodillo despeja un sector de 1,1 m delante de cada oruga. Un dispositivo que emplea una cadena emplazado entre las cuchillas, se encarga de remover minas a tracción. Cada batallón blindado posee seis tanques M1, especialmente modificados para llevar los rodillos, cuya instalación es complicada y demanda gran cantidad de tiempo, ya que pesa casi 10 toneladas, por lo que resulta casi imposible efectuarlo en el transcurso del combate. Los rodillos limitan la velocidad y maniobra del blindado a 5 / 15 km/h. Una vez iniciado el trabajo, deberán evitarse los terrenos accidentados y los giros, porque los rodillos podrán saltear minas. Debe considerarse que no puede cruzar puentes tácticos, pues excede la capacidad portante del mismo y daña calzada y paneles. El cañón, al igual que en el arado, debe ser colocado hacia atrás o a un costado, para evitar daños ante detonaciones de minas. La eficacia de los rodillos se incrementa, al contrario de lo que sucede con el arado, durante el empleo en conjunto. Un solo rodillo tiene una probabilidad del 40% de detectar un campo minado. La acción conjunta de dos vehículos incrementa la probabilidad al doble, ya que la superposición de rodillos asegurará un mayor margen para vehículos con poca posibilidad para seguir las huellas de estos vehículos, como los más angostos M113. Los rodillos avanzan a la cabeza de las formaciones en el asalto para la apertura de brecha, varios centenares de metros delante de la misma, y a una distancia mínima de 100 m entre ellos. Sin embargo, deben estar permanentemente protegidos por elementos de apoyo de fuego, a fin de suprimir cualquier amenaza. Los rodillos son empleados con eficacia en la fase de comprobación de las brechas abiertas por otros medios, como el MICLIC. En caso de que un rodillo compruebe la apertura ejecutada por un arado, deberá mantener exactamente la misma dirección del anterior, por cuanto las desviaciones lo harán enfrentar todas las minas desplazadas. Cuando no operan los rodillos y la situación táctica requiere que no se desmonte el equipo, los M1 son transportados en carretones M916, para incrementar su velocidad y acompañar a la fuerza. Topadoras de combate (M9 ACE, CEV, DOZER): se emplean para la detección de campos minados. Abarcan un ancho de 1 m a ambos lados del vehículo que las porta (M1 Abrams, especialmente modificado). No aseguran la destrucción de minas magnéticas. Soportan hasta dos detonaciones, dependiendo de la carga de las mismas. Su empleo se combina con MICLIC y arados. La topadora de combate primaria es el CEV. Las demás son de empleo conveniente en las aperturas de brecha, cuando se han eliminado los fuegos indirectos enemigos. Sin embargo, todos

los medios pueden llegar a emplearse, si la situación lo torna necesario. Cuando se empleen topadoras para la remoción de obstáculos alámbricos, y previo a la embestida

a los postes, ingenieros a pie deberán verificar que no haya minas o trampas explosivas que

puedan dañar o inutilizar a la topadora u operador. Las topadoras no son inicialmente efectivas contra triangulares o rectangulares de rollizos o talas,

ya que sus cuchillas pueden dañarse. Previamente, personal a pie u otros medios deben actuar, para aflojar anclajes y destruir troncos. Las topadoras no son medios diseñados para su empleo como arados en la apertura de brechas en campos minados, aunque en circunstancias de emergencia podrán emplearse. El operador debe efectuar sucesivas pasadas superpuestas y curvadas con la cuchilla regulada, a no más de 12 cm de profundidad. Cada pasada no debe ser mayor de 15 m (reduce la cantidad de tierra removida y posibilidad de detonación de minas).

Como en las topadoras comunes, el operador no posee suficiente protección. Por ello, la cabina debe ser reforzada con planchas de acero o sacos terreros, y la calle verificada mediante rezones para activar minas a tracción.

Vehículo blindado de ingenieros tiende puentes: permite lanzar, en 5 minutos, un puente MLC

60 de 18 m, que incrementa su capacidad portante a MLC 70 con 15 m. No se emplea inicialmente

durante aperturas de brechas rápidas, ya que presenta un alto perfil en el momento del tendido del puente. El mismo puede recuperarse para ser utilizado nuevamente

Fascines: son cilindros de madera, metal o plástico transportados por vehículos blindados, que

se instalan en forma aislada o grupal sobre zanjas antitanques u obstáculos similares naturales para su relleno.

Conclusiones

El ejército de los Estados Unidos toma la apertura de brechas como una operación completa en sí misma. En consecuencia, no focaliza el tema como lo hace nuestra doctrina, la cual considera la apertura de brechas como una tarea dentro de todas las otras de apoyo que realiza el arma de ingenieros, en su función de apoyo a los demás elementos constitutivos del instrumento militar terrestre, considerando, fundamentalmente, a los básicos de combate.