Você está na página 1de 11

Es un procedimiento inocuo y externo y

que puede aplicarse tanto para


diagnóstico como para tratamiento aun
sobre ropa ligera de preferencia que no
sea de fibras sintéticas ya que la
penetración del campo magnético es
hasta de diez centímetros.
Es un procedimiento indoloro y no altera ni el epitelio ni el
órgano en estudio, solo modifica su PH; cuando hay déficit de
hidrogeniones se utiliza el polo negativo o norte, incrementa la
temperatura de la región tratada.

La profundidad de penetración del campo magnético es


uniforme, sin importar la densidad de los tejidos, ni los espacios
intertisulares o potenciales del organismo, ni la temperatura del
medio externo o corporal.

Toda la sintomatología referida por el paciente como dolor o


inflamación corresponde a disminuciones de la concentración de
hidrogeniones en los organismos vivos; los polos
electromagnéticos positivos, prácticamente no dan
sintomatología.
jescubre alteraciones energéticas antes de que se
instalen las orgánicas, no interfiere con otros
estudios o tratamientos de orden físico, químico,
biológico, psicológico o sofrológico.

Se puede asociar a cualquier procedimiento


terapéutico, inclusive a la acupuntura tradicional.

No tiene prácticamente contraindicaciones o dosis


máximas, ya que solo corrige las alteraciones del pH
en los órganos tratados.
La información obtenida en los estudios se puede
archivar y analizar su secuencia para sentar
conclusiones.
Es accesible a cualquier grado de
formación médica, tanto en su
teoría como en su práctica por lo
que pueden formarse profesionales
de esta disciplina con grupos
paramédicos.

Es accesible por su costo a todos


los estratos sociales.
Los imanes tienen una vida media
indefinida y no se gastan con la
utilización de los tratamientosdz

 
 
 


ï     

 

¢omo la mayoría de las terapias alternativas o energéticas, el biomagnetismo es


compatible con las demás medicinas complementarias y es especialmente
recomendable combinar con terapias que mejoren el área emocional y que, por
ende, ayuden a potenciar el sistema inmunológico.
En este sentido, pueden ayudar mucho Reiki, Aromaterapia, Esencias Florales,
entre otras.

El biomagnetismo también puede combinarse con tratamientos alopáticos


convencionales, sin embargo, es recomendable que una vez que el paciente
constate las mejoras en su condición, concurra a su médico tratante para que le
disminuya adecuadamente las dosis de los medicamentos anteriormente
prescritos.

Sólo en casos de quimioterapia es recomendable esperar a la finalización del


tratamiento, seguir luego una dieta depurativa, y luego examinar al paciente
para ver si está en condiciones de recibir su primera sesión de biomagnetismo.
ï 
 
  

La frecuencia de las sesiones y la duración de un tratamiento biomagnético,


dependerá de diversos factores como la gravedad de la dolencia y su grado de
avance, su antigüedad, daños estructurales ya presentes, la edad del paciente, su
carga tóxica total derivada de medicamentos, desechos metabólicos de sus microbios
y alimentación contaminada, su estado emocional congruente con su estado
inmunológico, su predisposición o resistencia subconsciente a sanarse, etc.

Todos estos factores determinan que las personas reaccionan de diferentes formas
ante determinados gérmenes patológicos, y se complica aún más el diagnóstico
alopático cuando se combinan distintos tipos de ellos.

En términos generales, se ha verificado que lo óptimo es entre una y tres sesiones de


biomagnetismo, separadas por una semana aproximadamente; dependiendo de la
evolución posterior, se podría requerir de un control al mes, sin embargo, se notan
cambios positivos en la salud de la persona desde la primera sesión.

Para casos crónicos, puede requerirse un promedio de cuatro o cinco tratamientos,


pero el número real en definitiva lo determinará la forma en que reaccione cada
persona.
 L RAF A:
http://www.biomagnetismomedicinal.org/site/index.php?option
=com_content&view=article&id=5& temid=37

http://elartedesanarse.blogspot.com/2010_07_01_archive.html