Você está na página 1de 12

EL PODER DE

UNA AMIGA
POSITIVA
Parte II
Karol Ladd
1. El poder de dar.

“Podemos dar sin amar, pero no podemos amar sin


dar”
anónimo

“Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida


y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la
misma medida con la que medís, os volverán a medir.”
(Lucas 6:38)
A. Dar de nuestros dones o talentos
“De manera que, teniendo diferentes dones, según la
gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese
conforme a la medida de la fe;
O si de servicio, en servir; o el que ensena, en la
enseñanza;
El que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con
liberalidad; el que preside con solicitud; el que hace
misericordia con alegría.”
(Romanos 12:6-8)
B. Dar de nuestro tiempo
(Necesitamos ser flexibles)

• ¿Es una necesidad inmediata o puede esperar?


• ¿Si cambio lo que tengo en mi agenda para
satisfacer la necesidad de mi amiga, quien podría
salir perjudicada?
• ¿Que tan vital es la actividad que planee hacer
durante este tiempo?
C. Dar de nuestros recursos.
a. Dar de tu tesoro.
Certificado de regalo
Una tarjeta.
Donativo anónimo.
Calendario de cumpleaños y aniversario.
Caja de regalos.
b. Dar como un sacrificio. (1 Reyes 17:7-24)
Cuando tus cuentas dicen que no tienes capacidad de
dar

c. Dispuestas a recibir.
D. Estableciendo limites en la amistad
a. Desarrollar discernimiento
¿Realmente le va a ayudar a esta persona?
¿He buscado la dirección de Dios?
¿Cuál es mi motivación para ayudar?
¿Qué se supone que debo hacer en este momento?
b. Limites que no se rompen
Identifica
Ora
Habla
Recuerda
Hazlo cumplir
Confía en que Dios se hará cargo del resto.
2. El poder de la lealtad.
A. Una amistad en base al sacrificio y
confianza (1 Samuel 18:1-5)
la amistad de Jonatán y David.

B. Existen actitudes y acciones que


puede acabar con la amistad.
a. La envidia (Proverbios 14:30)
b. La amargura (Efesios 4:31)
c. El chisme (Filipenses 2:14)
C. Aprendiendo a decir a adiós y a
dar la bienvenida a nuevas
amistades. (Proverbios 18:24)

a. Por circunstancias ajenas a nuestra voluntad


Cambio de residencia

b. Por malas influencias


Mentalidad anti sabiduría
Un patrón de pecado
Una tendencia a influir a otros a tener un
patrón de vida destructivo
3. El poder de los lazos espirituales

“y el Señor os haga crecer y abundar en amor unos


para con otros y para con todos, como también lo
hacemos nosotros para con vosotros. Para que sean
afirmados vuestros corazones, irreprensibles en
santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida
de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.”
(1 Tesalonicenses 3:12-13)
A. Una amistad llena de fe y comunión
Jesús nos llama a que seamos más que conocidos
dominicales.

B. Una amistad que expresa el amor de


Cristo.
Podemos convertirnos en
amigas que perduran si el
centro de nuestra amistad es
Dios.