Você está na página 1de 10

A N Á L I S I S G R A M AT I C A L ,

S E M Á N T I C O , N A R R AT I V O .
MC 8:27-30

DEPARTAMENTO DE TEOLOGÍA
EXÉGESIS I
DANIEL MIRANDA
ANÁLISIS GRAMATICAL-SINTÁCTICO
V. 27
ἐπηρώτα
Aquí ἐπ-ηρώτα seguido por ὁδῷ (para indicar que el nazareno va caminando con
sus discípulos) designa la intención que Jesús tenía por interrogar a sus discípulos
entorno a cómo ellos le veían y cómo le identificaban dentro de la sociedad judía.

De acuerdo con Kittel (2003), cuando Marcos 8:27 emplea ἐπ-ηρώτα designa una
acción por buscar información e indagar en la respuesta del receptor a quien se
dirige el emisor, en este caso, de Jesús a sus discípulos
ANÁLISIS GRAMATICAL-SINTÁCTICO
V. 28
Εἶπαν
Se traduce como le dijeron o le respondieron, refiriéndose a que los discípulos le
responden a Jesús. Εἶπαν aparece conjugado gramaticalmente como aoristo
segundo, con voz activa y en modo indicativo.

Su raíz morfológica es λέγω y está en la misma función gramatical de λεγων del v.


27, pero difiere en los siguientes aspectos . Εἶπαν marca la nueva escena que λεγων
cerró en el v.27. Por lo tanto, es una continuación narrativa de lo que se viene
diciendo.
ANÁLISIS GRAMATICAL-SINTÁCTICO
V. 29
Αὐτούς
αὐτούς es un pronombre personal enfático y se encuentra unido con καὶ para reforzar y
resaltar la respuesta que Jesús da a Pedro tras haber escuchado lo que los discípulos piensan
sobre él. En este sentido, el καὶ αὐτούς de Marcos 8:29 puede traducirse aún mejor como
igualmente Jesús les preguntó, preponderando la centralidad e importancia de la respuesta de
Jesús en 8:29.
Aquí el pronombre personal αὐτούς, por su función enfática, ocupa una posición intermedia
entre el pronombre personal αυτω de Marcos 8:28a y el pronombre interrogativo τινα de
Marcos 8:29b. Puesto que αὐτούς se enlaza con Jesús y le convierte en el complemento
indirecto de επηρωτα, verbo en aoristo tras αὐτούς, se sobrentiende que desde aquí hasta la
conclusión de Marcos 8:30 Jesús y la respuesta de Pedro Tú eres el Cristo constituyen el
núcleo de la perícopa e inclusive de todo el evangelio de Marcos.
ANÁLIS SEMÁNTICO
V. 27
Cesarea de Filipo
Cesarea de Filipo se trata de una ciudad altamente vinculada al poder del Imperio
Romano. Según Joel (2011), la antigua ciudad de Pania (Cesarea de Filipo) era un
lugar en donde la tradición judía esperaba la caída milagrosa de los muros de Pania
como signo de la llegada del mesías. Cuando Mc 8,27 agrega que Jesús se dirigió
junto con sus discípulos a la región de Cesarea, su propósito es mostrar que este
es un lugar idóneo para que el episodio de Mc 8,27-30 tenga lugar y, además, para
que Pedro lleve a cabo su confesión. Ninguna ciudad, dentro de Palestina, había
atraído tanto la atención del Imperio Romano, como lo hizo Cesarea de Filipo,
pues allí quedó vinculado el poder político de Roma y las esperanzas mesiánicas.
ANÁLIS SEMÁNTICO
V. 28
Que
En Marcos 8:28 ὅτι es precedido por δὲ, una conjunción conectora que enlaza la
respuesta de los discípulos a Jesús. El propósito Marcos para con ὅτι es señalar que el
sujeto del v.28 (Jesús) es trasladado a la primera oración principal del versículo. Así, con
el uso de ὅτι, Jesús pasa a ser el objeto de la acción del verbo λέγοντες (diciendo) que
aparece al principio del v.28 (Balz & Schnneider, 1998, pág. 618). En este sentido, los
sustantivos Ἰωάννην y Βαπτιστήν de v.28a dejan de ocupar el lugar principal en la
oración, y ὅτι se encarga de poner a Jesús como el sujeto principal y objeto directo en
quien recae la acción de asimilación con los profetas del Antiguo Testamento, resaltando
de esa manera la superioridad y el papel central de Jesús en el discurso entorno a su
identidad mesiánica de Marcos 8:27-30.
ANÁLIS SEMÁNTICO
V. 29
Cristo
En los evangelios sinópticos, Jesús entendido en clave judía como el Χριστός, es el sumo
sacerdote ungido que restaurará y traerá la paz a la nación de Israel. Este es el
significado semántico del sustantivo Χριστός que se usa en Marcos 8:29. Por un lado, el
evangelista Marcos pone en la escena que Pedro llama Mesías a Jesús, más
concretamente el Χριστός, mientras que el pueblo le considera simplemente como un
profeta más, Juan Bautista o Elías (Mc 8;28b). En Marcos 8:31, usando el evangelista la
fórmula παθεῖν y καὶ ἀποδοκιμασθῆναι, Marcos hace conectar con Jesús el sustantivo
Χριστόις para contestarle a Pedro con su enseñanza de que el Hijo del Hombre debe
padecer y ser rechazado por su propio pueblo. Por tanto, el Χριστός de 8,29 significaría
que para la comunidad marcana, es necesario que Jesús sea entregado a las autoridades
y crucificado; y así, cumplir el propósito cristológico de los evangelios sinópticos.
ANÁLISIS NARRATIVO
La primera parte de la narración del libro de Marcos comienza con las tres
secciones de la llamada (1,16-20), la elección (3,13-19) y la misión (6,6-13) de los
discípulos. En esta primera sección de la segunda parte de Marcos (8,27-35), el
narrador se dedica a anunciar la muerte de Jesús –el hijo del Hombre– y
empieza con una llamada similar a la de 1,16-20, en el cual se desarrolla una
escena entre Jesús y Pedro (8,29).

En el relato de 8,27-30, Pedro parece no haber entendido el sentido de las


preguntas de Jesús: “¿y la gente quién dice que soy?” y “¿ustedes quién dicen que soy
yo?” de 8,28b. Por otro lado, el narrador en 1,14-8,26, argumenta que los
compañeros de Jesús han sido, hasta el momento, sus discípulos y colaboradores,
quienes han visto lo que Jesús hace y escuchado su enseñanza.
ANÁLISIS NARRATIVO
En la segunda escena del relato, v.28, los figuras protagonistas son los profetas
Juan Bautista y Elías (en el paralelo de Lucas 9,19 se agrega Jeremías a esta lista).
La respuesta de los discípulos es la misma de 6,14. El narrador se encarga de
moldear, ante todo, la respuesta que los discípulos emiten a Jesús tras su doble
pregunta. Cuando a Jesús le responden “unos, que Juan Bautista”, el narrador hace
que los discípulos vean en Jesús al mismísimo Juan Bautista, el cual ha resucitado
en Jesús. En este caso, la respuesta de “unos, que Juan Bautista” pertenece a la
opinión de la gente, no a la de los discípulos.
ANÁLISIS NARRATIVO
La última etapa del relato aparece en 8,29-30. El narrador pone en labios de Pedro la expresión
ο χριστος (el Cristo), como el primero de los dos títulos que aparecen en el inicio de Marcos,
“Evangelio de Jesucristo, hijo de Dios” (Mc 1,1) y “Tú eres el Cristo” (Mc 8,29). Esta escena del
relato constituye, ciertamente, una importante etapa sobre la persona y misión de Cristo, para
la comunidad de Marcos.

En este sentido, no debe pasarse por alto las opiniones que la gente tenía sobre Jesús, las cuales
equiparaban a Jesús, desde el punto de vista de la fe judía, entre los más grande profetas del
Antiguo Testamento, es decir, con Juan Bautista y Elías. Para el narrador, colocar a Jesús en
medio de los profetas significa, por un lado, que Jesús tiene una misión divina definitiva, la cual
sería instaurar el Reino de Dios sobre la Tierra. Por otro lado, al verle la gente como Elías,
significó que Jesús fue el profeta por excelencia de la historia de Israel.