Você está na página 1de 8

¿Qué es el estatus?

• Estatus es sinónimo de posición social: es el lugar que ocupa un


individuo en la estructura social, de acuerdo a los criterios de la
misma sociedad.

• Se trata de un lugar reconocido por los demás, que implica ciertas


expectativas de conducta, derechos y obligaciones respecto a otras
posiciones con las que ese estatus está relacionado.

• El estatus constituye nuestra identidad social: nos dice quiénes


somos en relación a otras personas, qué podemos esperar de ellas
y qué esperan ellas de nosotros.

• Cada uno de nosotros ocupa varias posiciones sociales


simultáneamente: como joven sos hijo, hermano, amigo, estudiante
secundario, etc. Algunas posiciones las mantendrás en el futuro;
abandonarás otras; y adquirirás nuevas posiciones sociales.
Tipos de estatus
• Estatus adscritos: Algunas posiciones sociales
que ocupamos no dependen de nuestra
elección, nos han sido impuestas al nacer: sexo,
color de piel, tipo de familia. Los principales
criterios de asignación de estatus son:
 El abolengo (el linaje de nuestra familia, la legalidad o
ilegalidad de nuestro nacimiento, nuestra procedencia
étnica o nacional).
 La riqueza (o falta de ella) de nuestra familia de origen
(si es rica, importa también la antigüedad y la
procedencia de los bienes).
 Ciertas características biológicas como el sexo, la edad
y la belleza física.
• Estatus adquiridos: Son las posiciones
que adquirimos a lo largo de nuestra vida
y dependen, en alguna medida, de
nuestros esfuerzos y elecciones: nos
casaremos o no, tendremos hijos o no,
desempeñaremos tal trabajo o profesión
…En síntesis, estas posiciones son
resultado de nuestros esfuerzos,
elecciones y capacidades.
El estatus predominante
Entre los varios estatus que un individuo desempeña
simultáneamente, el estatus predominante es aquel que
mejor define la identidad social de una persona.
Cuál de los estatus de un individuo asuma este carácter
depende de los valores vigentes en cada sociedad.
Transferencia de estatus
Por transferencia de status se entienden dos situaciones
distintas:
• En un grupo familiar, el marido o padre, “cabeza de
familia” transfiere a su esposa e hijos su estatus social.
• En otro sentido, el prestigio de una función se transmite
a la persona que la desempeña, permitiendo
ubicaciones ventajosas en áreas distintas a aquellas en
las que se ha prestigiado.
¿Qué es un rol?
• La palabra rol se refiere a unidades de conducta que por su recurrencia,
resaltan como regularidades y que están orientadas hacia la conducta de
otros actores. Estas interacciones recurrentes forman patrones de conducta
mutuamente orientadas. Los roles son interpersonales , están orientados
hacia y por las conductas de los otros. Estos otros, que esperan cosas de
nosotros, también están desempeñando roles: nosotros esperamos que
actúen de cierta manera y que se abstengan de actuar de otra forma. Gran
parte de nuestra conducta social, se realiza con el fin de cumplir con las
expectativas de otros.
• La complementariedad de los roles
Los roles no existen aisladamente: adquieren sentido en relación con los
roles de las otras personas con las que interactuamos. Por ejemplo: los
roles que desempeñamos en nuestra familia (hijo, hermano, nieto, sobrino)
cada uno de ellos se pone en juego en las relaciones con otras personas
(padres, hermanos, abuelos, tíos) que desempeñan esos roles respecto a
nosotros.
En esas relaciones existen expectativas complementarias: cada una de las
partes sabe que se espera de ella determinadas conductas y, a su vez,
espera ciertos comportamientos de la otra parte.
¿Un libreto invariable?
Como los actores en una representación teatral,
cada uno de nosotros puede apartarse hasta
cierto punto del “libreto” cultural. En el
desempeño de los roles, la sociedad sigue el
mismo criterio que con respecto a las pautas: la
presión para el cumplimiento de los valores
centrales es intensa y represión es fuerte, en
caso de no respetarlos.
En cada uno de los múltiples roles que
desempeñamos se espera de nosotros el mayor
respeto de los valores más importantes y se nos
permite un margen de variación en aspectos
secundarios. Según los aspectos de que se
trate, hay comportamientos exigidos, otros
permitidos y otros prohibidos.
Los conflictos de roles
Cada uno de nosotros desempeña varios roles al mismo tiempo.
Por ejemplo: estudiante del Polimodal, y al mismo tiempo,
empleado en algún comercio. Cada uno de estos roles plantea
exigencias específicas:

• Como alumno, se debe cumplir con las tareas y superar ciertas


pruebas para aprobar las materias. Esto exige esfuerzo y tiempo.

• Como empleado se debe cumplir un horario y realizar bien las


tareas asignadas. De ello depende la continuidad en el cargo.

• Como hijo, hay obligaciones familiares que no pueden ser


desatendidas. Estas también exigen tiempo y esfuerzo.

Podría ocurrir que el desempeño simultáneo de estos roles exceda


las posibilidades del individuo de cumplir bien cada uno de ellos:
todos tienen expectativas concretas de conducta, las que pueden
chocar entre sí, ocasionando así un conflicto de roles.
Rol y estatus
Sintetizando …
• El estatus es una posición social: esposo, hija,
hermano, médico, taxista…
• El rol es la conducta socialmente esperada en
cada uno de estos casos.
• Rol y estatus son inseparables, la distinción
entre ellos es meramente analítica. Se puede
afirmar que el rol es la puesta en práctica del
estatus (la persona ocupa un estatus y
desempeña un rol).