Você está na página 1de 9

 Hace varios años en las empresas, el cargo de Seguridad era

ejercido por personas con poca formación académica, lo que


generaba un vacío enorme en materia de gestión de la seguridad
por desconocimientos de ley, y porque todo era empírico.
 muchas compañías usan personas sin formación en Seguridad y
Salud con responsabilidades de gestión, generando que el
desempeño en estos temas sea muy deficiente, desconocen los
procesos y los análisis de riesgos que manejan no reúnen las
expectativas
 El papel del supervisor y su desempeño histórico como
Seguridad, en algunos casos solo se limita a recomendaciones
de acuerdo a lo que ve o experimenta en el día a día.
 Las Administradoras de Riesgos Labores (ARL)
normalmente cumplen la función de prevenir, formar,
capacitar y asesorar en materia de salud ocupacional,
pero algunas veces las empresas se desentienden de la
labor en seguridad y salud de sus organizaciones y le
dan la responsabilidad de prevenir, atender y
proteger a los trabajadores a las ARL, que no están
de forma permanente sino esporádica, lo que puede
ocasionar efectos causados por accidentes y
enfermedades que puedan ocurrirles con ocasión o
como consecuencia del trabajo que desarrollan,
porque no se maneja una política propia en materia de
gestión de seguridad y salud.
La función del supervisor es facilitar y asegurar la gestión integral de
Seguridad y salud de su área de trabajo, pero también cumplir las metas
de gestión de la compañía, asumir que son los únicos responsables de la
gestión y que su liderazgo es fundamental para garantizar cero
incidentes ocupacionales, ambientales y de seguridad de procesos.
Lo que si pueden hacer las empresas es formar a su personal que cumple
el rol de supervisores a través de las ARL o empresas especializadas en
temas como:
 Investigación de siniestros (accidentes de trabajo o enfermedad laboral)
 Clasificación de riesgos dados por la naturaleza de la empresa y entorno.
 Capacitación en gestión integral.
 Reforzar la debilidad en prevención, investigación de accidentes por
severidad de acuerdo a la accidentalidad.
 Formación en análisis de riesgos
 Capacitación en la Gestión de portales de seguridad y salud.
Esta formación es indispensable para garantizar que el rol del supervisor
sea más efectivo.
Antes que los beneficios laborales o CTS, la seguridad y salud en el
trabajo es más importante. Este aspecto es un presupuesto básico para
cualquier empresa, pues de no cumplirse las condiciones mínimas para
los trabajadores, no solo peligra su vida y salud, sino también la
sostenibilidad de sus familias.

 Si bien la norma de SST puede ser compleja para las empresas, pues
genera obligaciones, cargas administrativas, contratación de
personas, gastos, etc., las empresas deberían verla como una
inversión en el sentido de que busca la prevención de accidentes
 En los sectores minería y construcción, por ejemplo, gracias a la
naturaleza misma de la actividad que desarrollan, se ha venido dando
una mayor regulación en esta materia por lo que de ninguna manera
las adecuaciones van a ser extremas.
Uno de los puntos más debatidos, y resistidos, ha sido el de la obligación de
conformar un comité de SST al interior de la empresa, siguiendo los estándares
internacionales que indican que estos temas son de responsabilidad
compartida. En este aspecto, el empleador debería considerar tres cosas:
 La mejor seguridad y salud es la que surge del diálogo de las dos partes y no
aquella que se impone, pues es mucho mejor que se cuente con la opinión y
participación activa de los trabajadores.
 En segundo lugar, debe verse como una ventaja el hecho de que el sistema de
seguridad mejore y sea mucho más seguro gracias al aporte de los
trabajadores
 Una tercera ventaja para la empresa es que, al ser todo el sistema de
seguridad implementado por el comité formado por ellos y los trabajadores, la
responsabilidad se vuelve compartida y se descentraliza, desconcentrándose
del empleador
 En un solo día una empresa podría recibir multas hasta por 300 UIT pero
recibirían otro monto similar si sus contratistas incumplen la siguiente
normativa.
 Perú desde el 2011, que establece el marco normativo legal que obliga a toda
empresa a tener un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo.
 La ley N° 30222, publicada en julio del 2014, otorgaba un plazo de tres años
para que las empresas adecuen sus respectivos sistemas de gestión.
Muchas empresas que eran fiscalizadas por la Superintendencia Nacional de
Fiscalización Laboral (Sunafil) y no tenían dicho sistema tenían tiempo para
subsanarlo durante el plazo de tres años y se les aplicaba parte de una multa.
 Las multas por incumplimiento de esta normativa de SST son acumulativas y
se dividen en 3 partes;
 faltas leves: puede ser el no contar con un mapa de riesgos o no difundir
algún estándar en seguridad y salud en el trabajo.
 faltas graves: puede ser que un trabajador no tenga un EPP, que es un
Equipo de Protección Personas, tipo un casco, botes, etc
 faltas muy graves : es que la empresa no tenga comités de seguridad y salud
en el trabajo o no tenga un reglamento interno de seguridad y salud en el
trabajo
 Implementar esta la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo en una pequeña
empresa puede tomar de 4 a 6 meses, mientras que en una gran empresa el
plazo se extiende de un año a más.
 El desconocimiento de la normativa y el factor económico serían las
principales razones por las que la mayoría de empresas aún no cumple
con implementar la nueva Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo.
 Todavía hay un cierto nivel de desconocimiento por algunos empleadores, hay
otros que conocen la ley y la han revisado pero no le están tomando la debida
atención, pero también hay una buena porción de empresas que por
temas económicos no la están implementando todavía.
Entre las compañías destacadas en SST son:
 Consorcio Constructor Chavimochic,
 Construcert,
 Grupo Inversiones G&C,
 SSK Ingeniería y Construcción
 Teva Perú
 Westfire Sudamérica.