Você está na página 1de 54

Metales pesados

 De los 106 elementos conocidos por el hombre, 84 son


metales, por lo que no es de extrañar que las posibilidades de
contaminación metálica en el ambiente sean numerosas.

 Poseen un peso atómico comprendido entre 63.55 (Cu) y


200.59 (Hg),

 Tienen una gravedad específica superior en cinco veces o más


a la del agua, <4 (g cm-3).

 Sus reactividades, cargas iónicas y solubilidades en agua


varían ampliamente

 Los metales pesados son el antimonio, el arsénico, el bismuto,


el cadmio, el cerio, el zinc, el cromo, el cobalto, el cobre, el
estaño, el galio, el oro, el hierro, el plomo, el manganeso, el
mercurio, el níquel, el platino, la plata, el telurio, el talio, el
uranio y el vanadio.

 La mayor parte de ellos SON TÓXICOS. no todos los metales son


peligrosos; algunos, pese a su toxicidad, se presentan de forma muy escasa o
indisoluble, por lo que el número de estos productos dañinos para la salud sólo
engloba a unos pocos
Metales pesados

La toxicidad depende de:


 Tipo de metal
 Las concentraciones en las que pueden
presentarse
 Tipo de compuesto que forman en un
determinado medio.
 Con excepción del cadmio, el mercurio, y el
plomo, arsénico algunos metales pesados son
micronutrientes necesarios para el
funcionamiento de las células, participando
como cofactores de algunas enzimas.
Ejemplo: cobalto, cobre, hierro, manganeso,
molibdeno, vanadio, estroncio, y zinc.
1) son relativamente abundantes en la corteza terrestre,
2) son usados frecuentemente en procesos industriales
o en la agricultura,
3) son emitidos en lugares en los que el público entra en
contacto con ellos
4) resultan tóxicos para los humanos y
5) pueden causar perturbaciones significativas en los
ciclos biogeoquímicos.
los efectos tóxicos de estos elementos están dados en gran
medida en función de la concentración. Los límites de
concentraciones tóxicas son distintos para cada metal y
dependen en gran medida de la química de cada especie y de los
efectos fisiológicos asociados.
como iones o formando compuestos, son solubles en agua y
pueden ser fácilmente absorbidos por organismos vivos.
Debido a sus efectos tóxicos de corto y largo plazo, las
concentraciones máximas permisibles de estas especies en agua
potable, así como en descargas municipales e industriales,
deben ser estrictamente vigiladas a través de la regulación
aplicable.
Los Metales Pesados
Se encuentran presentes en los medios acuáticos, aunque sus concentraciones
normalmente son muy bajas. En las capas de suelo, los metales pesados existen
principalmente como precipitados insolubles o como solutos enlazados a la
superficie de micropartículas. La movilidad y destino de estas especies químicas en
suelo son generalmente influenciadas por la composición química de la fase líquida
en contacto

Se encuentran como:
coloides, partículas minerales (sólidos en suspensión) que da lugar a la formación
de hidróxidos,
fases disueltas (cationes o iones complejos) dando una gran variedad de
minerales,
en compuestos orgánicos que en ocasiones dan lugar a fases extremadamente
tóxicas (metilmercurio: CH3Hg).

su presencia natural no debería ser peligrosa (es parte del equilibrio de la


naturaleza), lo que sucede es que, desde la Revolución Industrial, su producción ha
ascendido vertiginosamente: entre 1850 y 1990 la presencia de plomo, cobre y zinc
se multiplicó por diez, con el correspondiente incremento de emisiones que ello
conlleva.

El problema surge cuando prolifera su uso industrial. Y su empleo creciente en la


vida cotidiana termina por afectar los ecosistemas.

La contaminación de los acuíferos y aguas superficiales, a ciertas concentraciones


pueden comprometer seriamente el uso de este recurso como fuente de agua para el
consumo humano.
La utilización de métodos biológicos para remediar un ambiente contaminado
La(biorremediación)
contaminación deofrece una suelen
los suelos, alta especificidad en la remoción
afectar la fertilidad delposterior
y/o el uso metal dede
interés con
los mismos. flexibilidad operacional.
Contaminación con Metales Pesados
Los metales son compuestos químicas no
degradables con lo que se acumulan en los
suelos.
Se filtran a las aguas subterráneas, su control
se hace muy difícil y acaban entrando en la
cadena alimenticia, suponiendo un riesgo
potencial para la salud.
Una vez volcados al medio ambiente:
 Pueden distribuirse entre los entornos aire-
agua- suelo.
 Pueden cambiar su estado de oxidación.
 Pueden incorporarse a los seres vivos.
Los procesos de adsorción y la formación de complejos
en medios naturales son responsables de que la mayor
parte de los metales pesados se acumulen.
Toxicidad de los metales pesados
Después de la absorción, estos
metales pueden enlazarse a
componentes celulares vitales tales
como proteínas, enzimas y ácidos
nucleicos, e interferir con su
funcionamiento.
Su acción directa ocurre a través
del bloqueo de las actividades
biológicas, por la inactivación
enzimática.
Se forman enlaces entre el metal y
los grupos -SH (sulfhídricos) y -
COO- de las proteínas, causando
daños irreversibles en los
diferentes organismos.
Los organismos pueden verse
severamente afectados por
pequeñas concentraciones de
metales pesados (efecto
oligodinámico).
Toxicidad de los metales pesados
Para que puedan ejercer su toxicidad, deben
encontrarse biodisponibles (ser captados por el
organismo).
Existen microorganismos y plantas que de
forma natural son capaces de acumular o
transformar los metales pesados, recuperando
el medio ambiente dañado.
Dependiendo del estado de oxidación que se
presente un metal y la especie de
microorganismo son posibles dos
transformaciones:
 Inmovilización del metal.
 Movilización del metal (biolixiviación).
Inmovilización del metal

Ocurre por el paso de un estado soluble


inicial en fase acuosa a uno insoluble
final en fase sólida.
Existen diferentes mecanismos:
 biosorción,
 bioacumulación,
 biomineralización,
 biotransformación y
 quimiosorción
Inmovilización del metal
Mecanismos de interacción entre los metales pesados y
los microorganismos
Biosorción

Se caracterizan por la retención del metal


mediante una interacción físicoquímica del
metal con ligandos asociados a la superficie
celular, como los grupos: carboxilo, amino,
hidroxilo, fosfato y sulfhidrilo.
Los responsables de la capacidad biosorbente
de las biomasas es un biopolímero.
Los microorganismos retienen los Me a
intervalos de tiempo cortos.
Ampliamente estudiado para la biorremediación
de diversos Me como el cadmio, cromo, plomo,
níquel, zinc y cobre.
Usos de la Biosorción
La biosorción es la separación pasiva de metales y metaloides por
interacciones con material biológico vivo o muerto y es el acercamiento
más práctico y ampliamente usado para la biorremediación de metales.
Implica mecanismos físico-químicos por los que los metales son
sorbidos y/o acomplejados en biomasa o productos microbianos. Los
procesos de biosorción son, pseudo-procesos de intercambio iónico, en
los cuales los iones metálicos son intercambiados hacia componentes de
carga opuesta unidos a la biomasa o a una resina.

 Las biomasas fungales (Rhizopus y Absidia) residuales


de procesos industriales son útiles en la biosorción de
uranio hasta en un 25% del peso seco de la biomasa .
 Las algas secas (Ascophyllum y Sargassum) en la
biosorción de Cd y Pb.
 La quitina y quitosana, extraído de la caparazón de
crustáceos de los residuos de la industria de
langostinos, biosorben una serie de metales.
 También se utilizan la celulosa de una variedad de
vegetales, el colágeno de tejidos óseos, etc.
Los método de la biosorción
 Protegen el medio ambiente de los metales
tóxicos contenidos en los efluentes líquidos,
removiéndolos de los efluentes mineros previo
a su evacuación.
 Recuperar los metales perdidos en los
procesos mineros.
 La toxicidad de los metales confirma su
impacto sobre el medio ambiente y la salud de
las poblaciones.
 Método eficiente, de bajo costo y de fácil
implementación.
 Dan un alto rendimiento comparable a las
resinas sintéticas de intercambio iónico. El
precio de un biosorbente está en el orden de
1/10 del precio de una resina de intercambio
Biocumulación
 Se basa en la absorción del metal mediante mecanismos
de acumulación al interior de las células.
 Involucra un sistema de transporte de membrana que
internaliza al Me presente en el entorno celular con
gasto de energía, a través del sistema H+-ATPasa.
 El Me incorporado es entonces:
a. secuestrado por proteínas ricas en grupos
sulfhidrilos llamadas metalotioneínas
b. compartimentalizado dentro de una vacuola, como
ocurre en los hongos.
 Algunos ejemplos son: la acumulación de uranio por la
bacteria Pseudomonas aeruginosa, el cual fue detectado
en el citoplasma, y también en la levadura
Saccaromyces cerevisiae.
 Las cianobacterias, resisten la presencia de metales (Pb,
Cd y Cu) y son capaces de acumularlos en sus células, lo
que hace pensar que podrían emplearse para
descontaminar efluentes industriales.
Biomineralización
 Los microorganismos son capaces de precipitar metales
y radionúclidos como carbonatos, fosfatos, hidróxidos o
S (formas insolubles), por interacciones con productos
del metabolismo microbiano.
 Este mecanismo aparece por el funcionamiento de una
bomba que expulsa el metal tóxico (eflujo) presente en
el citoplasma hacia el exterior celular en
contracorriente a un flujo de H+ hacia el interior
celular.
 Produce una alcalinización localizada sobre la
superficie celular externa y por lo tanto la precipitación
del metal pesado.
 Tiene aplicaciones potenciales para la biorremediación,
la insolubilidad de los sulfuros de metales tóxicos (Cu,
Hg, Cd, As, Se y Pb), formados durante la reducción
biológica del sulfato, da como resultado su
inmovilización y detoxificación.
Biotransformación
Involucra un cambio
sobre el Me, como en
su estado de oxidación
o su metilación,
mediada por enzimas
que puede dar como
resultado compuestos
más tóxicos y poco
solubles en agua o a
compuestos volátiles.

El ejemplo más claro es el ciclo del Hg en la naturaleza,


donde la bacteria Pseudomonas aeruginosa puede reducir
el catión Hg2+ a Hg0. Otros organismos pueden luego
metilarlo dando como producto el CH3Hg+ y (CH3)2Hg, que
son volátiles y aún más tóxicos que el propio Hg.
Las reducciones de V(V) a V(III), Au(III) a Au(0) y Cr(VI) a Cr(III), conducen a
la precipitación del metal bajo condiciones fisiológicas.
Biotransformación: Contaminación por Cromo

Es el metal más ampliamente utilizado en la industria de aceros,


automóviles, equipamiento de hospitales y curtiembres, entre
otras.
El Cr+6 es un contaminante de prioridad 1 (Agencia de
Protección Ambiental de los E.U.). Es estable en solución acuosa
y por lo tanto de alta movilidad en diferentes ambientes, con un
alto potencial mutagénico y carcinogénico.
Su paso a Cr+3 produce su inmovilización por precipitación de
hidróxidos y la disminución en la mutagenicidad.
Se conoce una variedad de organismos heterótrofos capaces de
llevar a cabo esta reacción, que puede ocurrir en condiciones
aerobias o anaerobias.
La utilización de microorganismos resistentes a Cr con
capacidad de bioconversión Cr+6 en Cr+3 es de fundamental
importancia en el tratamiento biológico de efluentes
industriales.

El proceso también puede resultar de mecanismos indirectos de precipitación; por ejemplo, en


sistemas con BSR, la reducción de Cr 6+ puede resultar de la reducción indirecta por Fe 2+ y el
sulfuro producido
Quimiosorción
Son reacciones en donde los microorganismos biomineralizan
un metal, formando un depósito primario.
Este depósito primario funciona como núcleo de cristalización,
con la subsecuente deposición del metal de interés,
promoviendo y acelerando así el mecanismo de mineralización.
Un ejemplo de este proceso es el agregado de Fe en un efluente
a tratar, en presencia de bacterias reductoras del sulfato.
Estos microorganismos producen sulfuros que precipitan en
forma de FeS, sobre la superficie celular.
Los otros metales contaminantes utilizan el FeS formado como
soporte y cristalizan sobre sus cristales.
Luego, aprovechando las propiedades magnéticas del Fe,
pueden separarse fácilmente de la fase soluble,
decontaminando así el material.
Movilización del metal
(biolixiviación)

Es el paso de un estado insoluble inicial (Me-suelos,


sulfuros u óxidos metálicos) en una fase sólida, a sulfatos
y ácido sulfúrico, un estado soluble final, en fase acuosa.
Esta disolución hace que los metales puedan recuperarse
fácilmente de ambientes contaminados

Este mecanismo
de solubilización
es utilizado en la
industria minera.
Los mecanismos de detoxificación
codificados genéticamente son
inducidos por la presencia del
metal.
En los microorganismos
tolerantes y/o resistentes, éstos
son indiferentes a la presencia o
ausencia de metal.
La recuperación de metales en minas
Desde hace varias décadas se estudian y
desarrollan métodos para aliviar la
contaminación que producen los metales
tóxicos de la industria minero metalúrgica,
como los métodos:
 electroquímicos,
 técnicas de precipitación,
 membranas semipermeables,
 resinas de intercambio iónico,
Cada técnica es efectiva para una situación
particular, pero el problema de aplicar procesos
complicados y económicamente poco
convenientes ha orientado la búsqueda de
métodos más baratos y de fácil aplicación.
Proceso de lixiviación químico
Consiste en moler montañas y atrapar el oro, la
plata y otros metales en soluciones de cianuro
de sodio, a veces combinadas con cal.
El uso del cianuro se hizo rentable para extraer
minerales de baja ley, pero para extraer cobre
debe usarse ácido sulfúrico.

Drenaje ácido de minas, transporta


Planta de lixiviación fierro y otros metales
La biolixiviación (BL) de metales pesados

Es un proceso natural en la cual bacterias autótrofas


quimiolitotróficas oxidan el S, y/o el Fe de los minerales y o
concentrados que contienen los metales facilitando su extracción a
bajo costo y sin contaminar el ambiente.

Thiobacillus ferrooxidans, T. thiooxidans y Leptospirillum ferrooxidans


Llevan a cabo la
recuperación de Cu, Ni, Zn y
Cd, tanto en condiciones
aerobias como anaerobias.
Requieren un pH = 2.5.

Otros microorganismos son capaces de


lograr una solubilización efectiva de
metales tales como Mn, Fe, Zn, Cd y Pb
a pH mayores a través un mecanismo
diferente.

Como consecuencia de la producción de ácido sulfúrico durante el crecimiento de T.


thiooxidans, el pH del lixiviado disminuye gradualmente, de manera que los metales
que pasan por la solución a diferentes tasas, pueden separarse selectivamente.
La biolixiviación (BL) de metales pesados
Es parte de las tecnologías de
remediación consideradas limpias, y no
contaminantes.

Remediación*

Es el uso intencional de procesos


químicos, físicos o biológicos para
eliminar ó reducir la toxicidad de
sustancias contaminantes ambientales
que han sido vertidos con conocimiento o
accidentalmente en el medio ambiente.

*restauración, reversión, saneamiento, limpieza, rehabilitación y regeneración.


Remediación

Pueden efectuarse in situ, o sea en el mismo


lugar donde ha ocurrido el derrame, o bien ex
situ, separando la porción contaminada y
trasladándola a un reactor.
Biorremediación

El término se utiliza para describir una


variedad de sistemas que utilizan el
potencial metabólico de organismos
vivos (plantas, hongos y bacterias,
entre otros) para limpiar ambientes
contaminados.
En el caso de sitios contaminados con
metales, los microorganismos pueden
modificar su movilidad en el ambiente a
través de cambios en sus características
físicas o químicas
Contaminación con metales pesados

A diferencia de los contaminantes orgánicos, los


metales no pueden descomponerse por vía
biológica, física ni química, de manera que la
remediación de sitios contaminados con metales o
metaloides se limita:
 Alteración de su solubilidad, movilidad y/o
toxicidad, básicamente a través de cambios
en su estado de valencia
(biotransformación).
 Favoreciendo su inmovilización (biosorción).
 Movilización ó biolixiviación (disolución).
De esta manera, es posible favorecer la remoción
o concentración de los metales para su posterior
extracción.
La biolixiviación (BL) de metales pesados

Preparación de pilas para realizar el


Acidithiobacillus ferrooxidans en proceso de lixiviación bacteriana.
partículas de oro durante el
proceso de lixiviación.

La biolixiviación de Cu a partir de minerales con azufre se ha practicado


de manera empírica por muchos siglos con el uso de T. ferrooxidans y
L. ferrooxidans. Actualmente, el proceso se emplea a escala industrial
para la recuperación de oro a partir de minerales azufrados con T.
ferrooxidans. La extracción de metales como el Co, Mo, Ni, Pb y Zn a
partir de minerales por biolixiviación es técnicamente viable
Biolixiviación heterótrofa

Es el tratamiento de sitios contaminados y la recuperación de


metales a partir de minerales que no contienen azufre (como
carbonatos y silicatos metálicos).
La extracción de metales se lleva a cabo, principalmente, por
hongos en un proceso mediado por la producción de ácidos
orgánicos y de compuestos quelantes y acomplejantes
excretados al medio, que proveen una fuente de protones y
aniones que acomplejan metales.
En el suelo, la biolixiviación heterótrofa de metales es más
importante que la autótrofa (por bacterias).
La lixiviación heterótrofa puede también influir sobre otras
tecnologías de tratamiento para suelos contaminados, a través
de la translocación fúngica de ciertos metales (Cs, Zn y Cd), lo
que puede conducir a su separación y concentración en
regiones específicas del micelio y/o cuerpos fructíferos.
Limitantes:
Metales como la plata, en la solución lixiviante inhiben el crecimiento de
los microorganismos que participan en el proceso.
Se busca aumentar la resistencia de estas bacterias al metal.
Factores interrelacionados entre sí que inciden en la
remediación de un suelo
A pH bajo generalmente, los metales son
móviles, en forma iónica libre o como órgano-
metales solubles; a pH alcalino forman
carbonatos o fosfatos minerales insolubles.
En ambientes anaerobios reducidos, los
metales precipitan debido a la presencia de
iones ferrosos y carbonatos; bajo condiciones
oxidantes, los metales se hacen más solubles.
Un incremento del Eh genera la inestabilidad de
los compuestos reducidos (sulfuros), poniendo
el metal en solución.
Una baja permeabilidad en el suelo disminuye
la efectividad de la mayoría de las tecnologías.
Mientras mayor es la solubilidad de un
compuesto, mayor es su biodisponibilidad.

Los cationes generalmente son sorbidos en sitios de intercambio catiónico en


minerales arcillosos o superficies húmicas, y pueden provocar la falta de
biodisponibilidad, y dificultar su extracción química.
Entre los metales, el Hg y el Se tienen formas volátiles.
La biorremediación se inhibe si un químico es tóxico para organismos
degradadores.
Las poblaciones microbianas pueden encontrarse en número suficiente en el sitio a
tratar (autóctonas o nativas) o bien pueden adicionarse poblaciones nativas
aumentadas en laboratorio u organismos genéticamente modificados.
Contaminación con Metales Pesados

La radio, una linterna, arrancar el motor del


automóvil, contienen metales pesados.
¿Cuál es su destino cuando se descarten?
¿Qué ocurre cuando tiramos una pila a la
basura?
¿Cuál es el destino de los metales pesados
durante la fabricación de pilas y baterías y otros
procesos industriales?
Las actividades industriales generan una
contaminación a gran escala con metales
pesados: Cu, Zn, Pb, Cd, Cr, Ni, Hg, Co, Ag, Au y
radionuclidos: U, Th en el medio ambiente.
Los metales pesados están en los alimentos y provienen de diversas fuentes, las
más importantes son: el suelo contaminado en el que se producen los alimentos
para el hombre y los animales; los lodos residuales, los fertilizantes químicos y
plaguicidas empleados en agricultura,
El incremento en la concentración de los metales pesados en los alimentos puede
causar un efecto tóxico a quien los consume, la gravedad de este efecto
dependerá de la naturaleza, cantidad y forma química de los metales, de la
concentración del metal en el alimento y de la resistencia del organismo a los
efectos sinérgicos o antagónicos a otros contaminantes químicos.
la presencia de metales pesados en el medio ambiente ejerce una fuerte presión
de selección sobre los organismos que allí habitan, un incremento en su
concentración puede ejercer una presión selectiva capaz de modificar la
microbiota. Si la descarga del contaminante es de carácter permanente, como
sucede habitualmente con los metales pesados, se produce una selección de
aquellos genotipos que pueden sobrellevar dicho estrés.
La relación contaminante-microorganismo origina una serie de procesos
adaptativos que finalmente se expresan como mecanismos de resistencia hacia el
contaminante.
la resistencia bacteriana a metales suele estar asociada con la resistencia a
antibióticos, como es el caso de la resistencia al mercurio.
la transferencia horizontal de determinantes de resistencia, i. e. plasmidios. Lo
cual puede dar respuesta a esta relación de resistencia conjunta hacia metales
pesados y antibióticos detectadas en las bacterias
los ciclos biogeoquímicos de algunos metales, entre otros
contaminantes, se han visto alterados por las actividades
antropogénicas, ocasionando su partición en las diversas
matrices ambientales.
Mientras que las actividades metalúrgicas y mineras, entre
otras, han fomentado e incrementado el uso de metales
pesados, la disminución del pH en lluvia y aguas superficiales.
Del mismo modo, el elevado uso de surfactantes (sustancias
que reducen la tensión superficial de fluidos, incluyendo el
agua), ha aumentado la movilidad de los metales pesados en el
ambiente.
Debido a sus altos puntos de ebullición, los metales están
prácticamente ausentes en la atmósfera en condiciones
estables, con excepción del mercurio. Los gases generados en la
quema de combustibles fósiles, así como en incineradores de
residuos, son las principales fuentes de emisión de mercurio a
la atmósfera.
Contaminación de metales en residuos industriales

La biolixiviación convencional puede fallar, debido


a que la mayoría de los metales se encuentran
como óxidos en lugar de sulfuros.
Sin embargo, los óxidos metálicos pueden
lixiviarse por la producción microbiana de ácidos
como el ácido sulfúrico generado por T.
thiooxidans.
En la biolixiviación heterotrófica, uno de los
principales problemas radica en la búsqueda de
sustratos orgánicos más baratos para el
crecimiento de los microorganismos, además de
que los hongos requieren de una buena aireación,
de manera que su utilización generalmente se
prevé en biorreactores.
25 de Abril de 1998 se produce la rotura de la presa de contención de la
balsa de decantación de la mina de pirita (FeS2) en Aznalcóllar (Sevilla).
Como resultado aparece un importante vertido de agua ácida y de lodos
muy tóxicos, conteniendo altas concentraciones de metales pesados, de
gravísimas consecuencias para la región que arrasaron cosechas, fauna,
flora y suelos. Una composición media representativa es: pirita, 83%;
esfalerita, 5,4%; galena, 2,1%; calcopirita, 1,4%; y arsenopirita, 0,9%
Cualquiera de los mecanismos microbianos descriptos
remueve los metales pesados de efluentes contaminados.
El rol de los microorganismos es fundamental en los ciclos
biogeoquímicos de los metales.

Los microorganismos
autóctonos que
sobreviven en sitios
contaminados han
desarrollado mecanismos
de resistencia y/o
tolerancia que nos son
útiles a la hora de la
implementación de
procesos de
biorremediación.
El mercurio
llega a los ríos, a través del aire, del agua de la lluvia o las
inundaciones y entra en la cadena alimenticia de los peces
transformádose en “metilmercurio”, que si llega al ser humano
en determinadas cantidades puede provocar problemas
neurológicos.
se han detectado peces con índices de mercurio hasta 40 veces
superiores a lo aceptable, además de especies vegetales y
suelos con alta contaminación. Por su alta volatilidad e inercia
en comparación con otros metales, el mercurio persiste en el
ambiente por un largo periodo.

Cinabrio (mineral rojo) de la mina


Las Cuevas, Almadón.
Resistencia en plásmidos
Los plásmidos bacterianos contienen
genes específicos para la resistencia a
metales pesados como: Ag+, AsO2-,
AsO43-, Cd2+, Co2+, CrO42-, Cu2+, Hg2+,
Ni2+, Pb2+, Sb3+, y Zn2+.
Plásmidos que confieren resistencia a
metales pesados:
Escherichia coli R773
Staphylococcus aureus pI258
Ralstonia metallidurans pMOL28 y pMOL30

“Se pueden estudiar los genes, sacarlos, clonarlos, cambiar y


aumentar sus funciones”.
Operón del arsénico en el pR773 de E. coli
Ralstonia eutrophus
Bacilo Gram- negativo, No forma esporas,
Temperatura óptima de crecimiento: 30°C
Su resistente a los metales pesados: Zn, Cd, Co,
Pb, Cu, Hg, Ni, Cr, es conferida por dos mega
plásmidos:
 pMOL28 = 180 Kbp
 MOL30 = 240 Kbp
“Mínima Concentración
Inhibitoria” (MIC) S
Ni = 2.5 mM,
Co = 20 mM,
Cupriavidus
Zn = 12 mM, metallidurans

Cd = 2.5 mM
Geobacter metallireducens
Esta bacteria es capaz de sobrevivir en entornos
radiactivos y transformar restos de uranio líquido
(los vertidos que contaminan recursos acuíferos)
en deshechos sólidos. Obtiene su energía
utilizando óxido de fierro como aceptor de e-.
Bacterias (coloreadas de
verde) en un microscopio
electrónico de barrido
devorando apetitosos
trozos de uranio.

Fue aislada del Río Potomac,


Washington D.C. en 1987.
A partir de 1990, se han registrado cerca
de 15 patentes de relevancia a nivel
mundial, de las cuales, la mayoría
implica procesos de biolixiviación. Por
ejemplo, Rusin (1993) patentó un
proceso biológico anaeróbico para la
disolución de plutonio contenido en
suelos contaminados, con el uso de
microorganismos reductores de hierro,
obteniendo rendimientos de lixiviación
de plutonio cercanos a 90%
Plantas hiperacumuladoras de metales

Tienen capacidad de sobrevivir, crecer y acumular cantidades


inusualmente altas de metales en los tejidos de su parte aérea.
Crecen en los suelos contaminados y son indicadas para la fitoextracción
para extraer estos metales.
Pueden ser tolerantes a más de un metal
El valor adaptativo de la hiperacumulación, es en función en la
protección de la planta contra el estrés biótico causado por patógenos y
herbívoros.
se han realizado diversos esfuerzos para reducir su
generación, manejo y uso, entre los que destacan la firma
de convenios internacionales, como: la Convención de
Basilea para el control transfronterizo de residuos y su
disposición, la Convención de Róterdam que resultó en el
Procedimiento de Consentimiento para el manejo de ciertas
sustancias químicas peligrosas y plaguicidas, y el Convenio
de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos persistentes.
2.3.2. Efectos de EPT sobre algunas funciones biológicas

Para que un ión de alguno(s) de los elementos arriba mencionados tenga


un efecto fisiológico o tóxico sobre un organismo, primero debe entrar a la
célula. Los cationes metálicos divalentes (Mn2+, Fe2+, Co2+, Ni2+, Cu2+ y
Zn2+) son estructuralmente muy similares entre sí; todos ellos tienen
diámetros iónicos entre 138 y 160 pm y una doble carga positiva. De esta
manera, por su semejanza estructural, ciertos cationes metálicos divalentes
pueden desplazar a otros con funciones fisiológicas importantes en la
célula. Por ejemplo, si el Zn2+ es reemplazado por Ni2+, o el Be2+ por
Mg2+ en enzimas, éstas se desactivan y pierden su función. La sustitución
de Ca2+ por otros metales en proteínas de la membrana provoca
desórdenes funcionales (Nies 1999).
Como puede verse, la contaminación de suelos por metales es un problema
persistente en muchos sitios del territorio. Dos de los contaminantes más
frecuentes en las zonas mineras del país son el As y el Pb, además del Cd en
algunas de ellas. Estos EPT, comúnmente, se encuentran en residuos como
jales mineros y escorias de fundición, cuyo volumen supera las 80,000 ton
(solamente en sitios registrados en los que se ha calculado el volumen)
(Semarnat 2004b).
LA CONTAMINACION POR METALES PESADOS
EN TORREON, COAHUILA, MEXICO.

Recientemente, ha llamado la atención de la prensa internacional1-9 y


nacional10, el caso del envenenamiento por metales pesados entre la población
infantil de Torreón, Coahuila, en el Norte-Centro de México. Este problema había
sido estudiado y denunciado desde hace veinte años por diversas instituciones
y grupos ambientalistas. El problema en la ciudad de Torreón es provocado por
el plomo, el cadmio y el arsénico, tres elementos altamente dañinos para los
humanos. Sin embargo, los estudios, las denuncias y ahora las acciones que se
han realizado en torno a este problema tienen como actor principal al plomo.
Esto no significa que el plomo sea el más tóxico de los tres elementos –de hecho
ocurre lo contrario- sino a que de los tres es el que ha sido utilizado por la
humanidad más ampliamente y por ende es el que causa más problemas y más
preocupación en todo el mundo. Valdría la pena estar conscientes de este hecho
y no tener la impresión que es el plomo el único contaminante que nos
preocupa.
El envenenamiento por metales pesados se debe al funcionamiento de la cuarta
fundidoramás importante del mundo, propiedad de la compañía Peñoles, situada
en el centro de la ciudad de Torreón. El envenenamiento por plomo no es un
problema exclusivo de Torreón. En otros lugares puede presentarse la
contaminación por plomo pero las fuentes emisoras pueden ser distintas, como
en el caso reciente que afecta a los vecinos de la empresa Pigmentos y Oxidos
S.A. en el área metropolitana de Monterrey, Nuevo León11.
La exposición al plomo, aún a niveles bajos, afecta a niños y a adultos. En
cantidades muy pequeñas, el plomo interfiere con el desarrollo del sistema
neurológico, causa crecimiento retardado y problemas digestivos. En casos
extremos causa convulsiones, colapsos e incluso la muerte. La exposición a
cantidades sumamente pequeñas de plomo puede causar a largo plazo daños
medibles e irreversibles en niños aún cuando éstos no muestren síntomas
particulares. Se ha encontrado que una concentración de 7 microgramos de plomo
por decilitro de sangre (μg/dL) causa daños irreversibles en el sistema neurológico
de los infantes12. El plomo en la sangre de los niños puede provocar que un genio
en potencia solo llegue a un nivel de aprovechamiento promedio o que un niño que
hubiera tenido habilidades promedio quede discapacitado de por vida. Hay
estudios que han relacionado una baja de 5.8 puntos en las pruebas de cociente
intelectual (donde 100 seria la habilidad de la mayoría de los niños), por cada diez
microgramos por decilitro en la sangre de un niño13.
Para poner estos datos en perspectiva,
El arsénico es muy tóxico y causa daños al sistema neurológico, al sistema
cardiovascular y está ligado a diversos tipos de cáncer como el de la piel.
La intoxicación crónica por arsénico puede manifestarse por la aparición
de llagas y un aspecto leproso. Inhalar arsénico aumenta las posibilidades
de desarrollar cáncer pulmonar. Una dosis superior a los 65 miligramos
suele provocar una muerte violenta.

Los síntomas de la intoxicación por arsénico incluyen la fatiga, los dolores


musculares, la pérdida del cabello, el zumbido de los oídos, la cicatrización
difícil, la depresión, la laxitud, las alucinaciones visuales y la disminución
de la producción de glóbulos rojos y blancos. La intoxicación crónica
puede causar la muerte. La pintura verde del papel tapiz de la casa donde
estuvo cautivo Napoleón en la isla de Santa Helena -la pintura llamada
“verde de París”, con alto contenido de arsénico- fue el veneno que
terminó con su vida.
El cuerpo humano no necesita cadmio en ninguna forma. El cadmio es dañino en dosis
muy pequeñas. El envenenamiento por cadmio produce osteoporosis, enfisema pulmonar,
cáncer de pulmón, cáncer de próstata, hipertensión, diversas cardiopatías y retraso en la
habilidad verbal de los niños.
El cadmio está presente en suelos contaminados, en algunas tuberías antiguas, en algunas
pinturas (sobre todo de color rojo, amarillo y naranja) y en algunos plásticos. El cadmio puede
ser adquirido por comer polvo contaminado, por el uso de utensilios de plástico en la
alimentación, por inhalar humo de tabaco y por ingerir agua contaminada.
Las medidas preventivas contra el envenenamiento por cadmio giran en torno a evitar su
ingesta. Incrementar los hábitos de higiene en las zonas donde exista este metal en el polvo;
no fumar; beber preferentemente agua purificada y usarla para cocinar y lavarse los dientes;
no usar utensilios de plástico para preparar, guardar o servir alimentos; evitar que los niños
mordisqueen juguetes de plástico, bolígrafos, etc.; evitar los mariscos y las vísceras pues
acumulan el cadmio. También ayuda tomar megadosis de vitamina C (varios gramos al día);
tomar alimentos ricos en bioflavonoides (centeno germinado, polen de abeja, por ejemplo);
tomar levadura de cerveza que contiene el complejo B y selenio.

http://www.texascenter.org/publications/torreon.pdf