Você está na página 1de 20

FOBIA SOCIAL EN LA EDAD

ADULTA

Adela del Carmen Briones Pedraza


Maestría en Psicología Clínica y de la Salud
La ansiedad social es una emoción no sólo normal, sino útil, necesaria
y adaptativa: supone una motivación
para comportarse y actuar de una
determinada manera en situaciones
interpersonales concretas, nuevas o
importantes.

Cualquier persona puede experimentar ansiedad social en una presentación en


público, entrevista de trabajo, la primera cita, una reunión, fiesta, etc.
Las personas que sufren de fobia social
asumen estas situaciones con mayor
intensidad, tornándose
perturbadoras e incapacitantes.
Miedo irracional a situaciones socialesen las que puede actuar de modo embarazoso,
ridículo o humillante delante de otros, acompañado de respuestas físicas como
taquicardia, sudoración, temblores, malestar estomacal, etc.
Esto lleva a que la persona con fobia social evite realizar
gran número de actividades y muchas veces
impide su funcionalidad en diversas áreas de su vida.
El trastorno de Ansiedad Social es el trastorno de ansiedad más común y uno
de los más comúnes entre los trastornos psiquiatricos.

La edad de aparición suele ser al final de la adolescencia y principios de la


edad adulta.

Es mas común en mujeres.

En promedio, los pacientes acuden a tratamiento entre los 6 y 20 años de


haber presentado los síntomas.

Muchos de los síntomas se encuentran también en el trastorno de


personalidad por evitación.
Las situaciones que mas provocan ansiedad en los pacientes con TAS son:

hablar en público
hablar con extraños
conocer gente nueva
comer en lugares públicos
ser presentados en público
reunirse con figuras de autoridad
hablar por teléfono
recibir visitas en casa
ser observado
escribir en presencia de otros
usar baños públicos
D
I
A
G
N
O
S
T
I
C
O
…Con ataques de pánico:
SE PRODUCEN EN RESPUESTA A
SITUACIONES SOCIALES TEMIDAS.
+4
Escala de Ansiedad Social de Liebowitz (LSAS).
Su propósito es evaluar el rango de interacciones y actuaciones sociales
temidas por un paciente y evaluar la efectividad de la terapia cognitivo
conductual.
La escala presenta 24 ítems, divididos en dos subescalas: 13
relacionados con ansiedad por actuación y 11 concernientes a
situaciones sociales.
Escala de ansiedad en la interacción social SPAI.

Lo integran 109 ítems que se responden en una escala tipo Likert con
un rango de 7 puntos (de 1 nunca a 7 siempre).
Se compone de una escala de fobia social con 96 ítems y otra de
agorafobia, compuesta con 13 ítems.
Se definen tres puntuaciones: una de fobia social, otra de agorafobia y
otra denominada puntuación de diferencia; esta última se obtiene al
restar la puntuación de agorafobia a la puntuación de fobia social.
Esta puntuación pretende eliminar la ansiedad proveniente de la
agorafobia, por lo que se considera una puntuación "pura" de fobia
social.
Escala de ansiedad en la interacción social (SIAS).
Está integrada por 20 ítems tipo Likert con un rango de respuesta de 5
puntos.

Escala de autoverbalizaciones al hablar en público (SSPS).


Consta de 10 ítems tipo Likert con un rango de respuesta de seis puntos
que miden las autoverbalizaciones que generalmente están presentes
en una situación de hablar en público. Se compone de dos factores:
autoverbalizaciones positivas (SSPS-P) con 5 ítems y
autoverbalizaciones negativas (SSPSN) con los 5 ítems restantes.
Inventario balanceado de deseabilidad social al responder (BIDR).
Consta de 40 ítems redactados como proposiciones afirmativas, la
mitad en sentido de respuestas socialmente deseables y la otra mitad
en sentido opuesto. Se responden según una escala tipo Likert.
Consta de dos factores: autoengaño y manejo de impresión.

Escala de Evitación y Malestar Social (SADS).


El objetivo es evaluar los pensamientos y la evitación presentes en los
fóbicos sociales en las situaciones de interacción social.
consta de 28 preguntas puntuables entre 0 y 1,
Las distorsiones cognitivas mas comunes en las personas con TAS son:

Abstracción selectiva: llegar a conclusiones basándose en una parte de la


información disponible.

Inferencia arbitraria: llegar a una conclusión sin evidencias que las


fundamenten.

Pensamiento absolutista: pensamiento del todo o nada.


Magnificación y minimización: sobreestimar o subestimar la importancia de
un atriburo personal, acontecimiento vital o una posibibilidad futura.

Profesias Autocumplidas: hacer pronósticos negativos sin pruebas


suficientes.

Personalización: relacionar incidentes externos con un mismo.


Pensamiento catastrofista: predecir el peor resultado posible.
Tratamiento
La Terapia Cognitivo Conductual es efectiva en el tratamiento del TAS, regularmente se
acompaña con fármacos.

El tratamiento cognitivo conductual trata de ayudar a personas para que se


sobrepongan a reacciones de ansiedad en situaciones sociales y de desempeño, y
modifiquen las creencias y respuestas que mantienen este comportamiento.

Terapia de grupo cognitiva conductual, se da en 12 sesiones semanales, de 2 horas y


media aproximadamente. Cuenta con seis elementos: Psicoeducación, ejercicios
estructurados para reconocer distorsiones cognitivas, exposición a simulaciones de
situaciones que provocan ansiedad, sesiones de reestructuración cognitiva para
enseñar a los pacientes a controlar pensamientos inadaptados, tareas en casa para la
preparacion de situaciones sociales reales y una rutina de reestructuracion cognitiva.
La exposición. Se utiliza en la mayoría de los tratamientos de fobia
social. Se introduce al paciente a situaciones que teme y/o evita. Este
tratamiento comienza, por la elaboración, entre el paciente y el
terapeuta, de una lista jerarquizada de mayor a menor grado de
ansiedad relativa a aquellas situaciones que le producen temor y
evitación. Primero, el paciente es expuesto a aquellas situaciones que
le producen menor ansiedad y en la medida en que la misma ya no le
produce ansiedad, se instruye a los pacientes para que se expongan a
situaciones más difíciles.
Puede ser dramatizando roles en las sesiones (ensayo de conductas) de
terapia o en vivo.
La efectividad del tratamiento aumenta si se enseña a los pacientes a
permanecer en la situación social hasta que disminuya su ansiedad, lo
que permite la habituación y la extinción de la conducta.
Reestructuración cognitiva. Ayuda a interrumpir los pensamientos negativos
previos (de fracaso o humillación) a la interacción social, aumentando la
posibilidad de tener experiencias satisfactorias al realizar la exposición.

Psicoeducación.

Entrenamiento en habilidades sociales.

Desensibilización sistemática.

Respiración diafragmática.
Ejercicios de ataque de vergüenza.
Existen dos formas de librarnos de la vergüenza disfuncional: una es convencernos a
nosotros mismos, mediante diálogo interno, de que no tenemos pruebas para anticipar la
desaprobación de nuestro entorno y de que, si así fuese, tampoco necesitamos la
aceptación de todo el mundo. La otra es arriesgarnos a pasar vergüenza y hacerlo de
forma voluntaria.

Albert Ellis diseñó una serie de ejercicios encaminados a conseguir la auto aceptación
incondicional.

Lo que Albert Ellis pretendía conseguir mediante estos ejercicios es que la persona que
los llevaba a cabo se diera cuenta de que el valor personal es inalterable. Seamos como
seamos o actuemos como actuemos.

Algunos ejercicios que Albert Ellis nos muestra como ejemplo son pasear un plátano por
la calle como si fuese nuestra mascota.
Comorbilidad.

35% y 50 % presentan

Alrededor del 20%


* Alcohol
* Ansioliticos
Diagnóstico diferencial.
TAS vs. Timidez.
En ambos casos existe temor a las situaciones
sociales.
TAS no desaparece con el transcurso del tiempo.
En TAS afecta en la funcionalidad de la persona.
TAS vs. Agorafobia.
Respuestas fisiológicas similares.
Respuestas cognitivas diferenes.
La persona con TAS teme a la evalución negativa.
TAS vs. Trastorno de la personalidad por evitación.
El TPE presenta mayor ansiedad social, más
deterioro y deficit en las habilidades sociales, por
lo tanto afecta la funcionalidad de casi o todas las
áreas de la vida del paciente.