Você está na página 1de 9

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

CURSO: GESTION
AMBIENTAL

CAUSAS DEL
CALENTAMIENTO GLOBAL
El calentamiento global es un proceso a escala
planetaria que consiste en un lento pero progresivo
aumento de la temperatura de la atmósfera y de los
mares. Para percibirlo se debe tomar un promedio de
la temperatura global y observar su evolución a lo
largo de los años. La importancia de este fenómeno
radica en el hecho de que implica un acentuado
cambio de las condiciones climáticas a los que se
exponen distintas regiones, cambio que puede afectar
el desarrollo social, las condiciones de vida, la
economía, etc.
¿Qué es el efecto invernadero?

Fenómeno por el que determinados gases componentes de una


atmosfera planetaria retienen parte de la energía que el suelo emite
al haber sido calentado por la radiación solar. Afecta a todos los
cuerpos planetarios dotados de atmósfera. De acuerdo con el actual
consenso científico, el efecto invernadero se está acentuando en la
tierra por la emisión de ciertos gases, como el dióxido de carbono y el
metano, debido a la actividad económica humana. Este fenómeno
evita que la energía del sol recibida constantemente por la tierra
vuelva inmediatamente al espacio produciendo a escala planetaria
un efecto similar al observado en un invernadero.
CAUSAS DEL
CALENTAMIENTO
GLOBAL
Aumento de los gases del
efecto invernadero
La excesiva actividad industrial que se ha registrado en el mundo a
partir de la Revolución Industrial es la principal causa del
calentamiento global. La gran mayoría de los procesos de este tipo
liberan una enorme cantidad de gases de efecto invernadero que, una
vez en la atmósfera, deterioran la capa de ozono y, a la vez, exponen a la
Tierra de manera directa a los rayos del sol.

El dióxido de carbono es el gas más conocido de todos por ser el


principal responsable de impedir la salida del calor en las capas bajas de
la atmósfera; su producción ha aumentado unos 6 billones de toneladas
métricas al año desde 1990, es decir, algo así como un 20%. También
están el óxido nitroso y otros tantos derivados de la producción de
electricidad. ¡Pero esta es solo la primera causa!
Quema de combustibles
fósiles

Una buena parte de los gases de efecto invernadero se generan tras la


quema de combustibles fósiles, es decir, todos aquellos que se derivan de
productos como el carbón, el petróleo y el gas natural. Esto lo
observamos, por ejemplo, en los grandes centros urbanos con la quema
masiva de combustibles por los coches y otros medios de transporte
pesado.

El efecto negativo de los combustibles fósiles es doble si tenemos en


cuenta la contaminación del aire y los problemas de salud que se pueden
derivar de esta circunstancia.
Deforestación de selvas y
bosques
Se suele pensar que la deforestación de selvas y bosques solo
genera efectos en los entornos más cercanos. Sin embargo, el
daño que se genera es global. Los árboles tienen la facultad de
convertir el CO2 en oxígeno a través del proceso de la
fotosíntesis, con lo cual contribuyen a reducir la
contaminación del aire. Pero si reducimos su número, la
concentración de CO2 y de otros gases será mayor y, por tanto,
aumentarán las temperaturas terrestres.

Los bosques y selvas aún cubren cerca del 30% de la superficie


de la Tierra, pero cada año se pierde una extensión similar a la
de países como Panamá.
Excesivo uso de fertilizantes

Los pesticidas, fertilizantes y demás químicos empleados


en sectores como la agricultura y la ganadería son otra
causa directa del calentamiento global. Todos poseen un
alto contenido de óxido de nitrógeno, que es incluso más
perjudicial que el dióxido de carbono. De ahí la
necesidad de apostar por formas de cultivo y producción
de alimentos más naturales.
Alta producción de residuos

La alta producción de residuos también favorece el


calentamiento global. ¿De qué manera? Cuantos
más residuos produzcamos a diario, mayores serán los
niveles de gas metano en el ambiente, un elemento que se
genera durante la descomposición de materiales en los
vertederos. Además, consumir de forma masiva supone una
mayor demanda, con lo cual las industrias aumentarán sus
niveles de producción y, por ende, los niveles de gases de
efecto invernadero liberados a la atmósfera serán mayores.