Você está na página 1de 2

Terapia multimodal (Lazarus): “ecleticismo sistemático”.

Mostrar cómo es posible adecuar la


terapia a las necesidades del paciente, y no al contrario. El terapeuta multimodal está atento a
las excepciones individuales a reglas y principios generales. Lazarus no es partidario de la
integración, ya que sostiene que las distintas teorías descansan sobre diferentes bases
epistemológicas y, aunque admite el uso de técnicas provenientes de otras fuentes, no se
adhiere a sus teorías subyacentes.

El marco de referencia en el que se va a diagnosticar e intervenir sobre el paciente viene definido


por las diferentes funciones o modalidades que conforman la personalidad: Biológicas, procesos
Afectivos, Sensaciones, Imágenes, Cogniciones, Conductas y relaciones Sociales (BASICCoS o
BASIC ID). El terapeuta empieza a comunicarse con el paciente en la misma modalidad que él
para evitar la resistencia. Posteriormente podrá cambiar de modalidad (punteo).

Establecer la secuencia de disparo de modalidades: qué y en qué modalidad precede, acompaña


y sucede el síntoma (rastreo). En cuanto a las técnicas, tiene que haber coherencia entre la
modalidad de la técnica y el síntoma, y recomienda empezar con los procedimientos más obvios
y lógicos.

Programación neurolingüística (Grinder y Bandler): Las personas no operan directamente en el


mundo, sino que crean modelos o mapas del mundo que usan para guiar su conducta. El
instrumento que utilizan para conocer e intervenir sobre el mapa de la persona es el lenguaje
(forma especifica que tienen las personas para representar sus experiencias). Utilizan la
gramática transformacional para, a partir de las eliminaciones e inconcreciones de las
estructuras de superficie, llegar a la representación lingüística plena: la estructura profunda. La
sistematización de este proceso da lugar a un metamodelo: conceptos y estrategias para los
terapeutas en el intercambio verbal.
Establecen la existencia de 3 sistemas representacionales fundamentales (modos en que las
personas se representan a sí mismas su experiencia): verbal, visual y kinestésico. Atienden al
movimiento de los ojos, que indica el sistema representacional usado por la persona.

En el tratamiento, proponen tratar las limitaciones de la persona como una fobia. El objetivo es
el ensanchamiento del modelo de la persona, para lo que utilizan técnicas como el anclaje, el
cambio de historia personal o el reencuadre.

Psicoterapia cognitivo analítica (Ryle): base en el psicoanálisis (teoría de las relaciones objetales
de Fairburn), reelaborada en términos cognitivos. Es una terapia breve, focalizada en puntos
concretos y en la que se enfatiza la relación entre procesos mentales, acción y consecuencias de
la acción. Si no es suficiente por si solo puede servir de trabajo previo para tratamientos más
especializados. Es un modelo de terapia altamente estructurado, y se considera que la
reformulación es el elemento esencial: creación conjunta (terapeuta y paciente) de una
descripción breve y comprensible de la dinámica subyacente de los síntomas y problemas. El
terapeuta puede presentar una primera propuesta de reformulación en forma de carta.

FACTORES COMUNES

Explican el éxito de la terapia mejor que las técnicas específicas del modelo. Para Frank, toda
terapia supone una experiencia motivacional y afectiva, y ahí radica su potencial de cambio
(recuerda a la experiencia emocional correctiva de Alexander).Define componentes
estructurales de la práctica que existen en toda terapia:
 Relación terapéutica: basada en la confianza y atribución de competencia al terapeuta
para ayudar (Alianza terapéutica).
 Lugar de la terapia: genera expectativa de mejora
 Mito (marco conceptual): sistema cultural compartido
 Rituales (técnicas):