Você está na página 1de 15

EL CHOQUE DE LAS TRINIDADES:

UN NUEVO ANÁLISIS TEÓRICO DE LA


NATURALEZA GENERAL DE LA GUERRA

La guerra es un estado mental, una forma de gestionar o reordenar las relaciones sociales a gran escala,
una macrocosmos de actividad, y un término preñado de presunciones, connotaciones oscuras y
sangrientas, y confusión.
La guerra, como una familia o arte, es una convención humana o tradición basada en impulsos
primordiales y necesidades sociales; no importa cuán modernos creemos que nos convertimos, la
convención sigue siendo parte de nuestro legado y cultura, incluso si sus manifestaciones evolucionan en
varios no tradicionales formas o de maneras inesperadas.
En dos muy buenos artículos recientes, oficiales militares han luchado con otra abstracción difícil de
alcanzar. En "El barro de Verdun", el comandante Robert Chamberlain propuso que una teoría de la guerra
describe, "cómo una militar tiene la intención de producir resultados estratégicos "por estableciendo los
"principios de ordenamiento" de una guerra.
Si un gobierno o jefe de estado, por ejemplo, creía y dirigió a los militares a participar en la guerra basado
en los principios de velocidad (a través del terreno) y abrumadora fuerza de armas, tendría una teoría de
guerra Del mismo modo, una teoría podría ser ilustrada por tácticas y estrategias de Mao, o los Boers, o
al-Qaeda, o el uso de estados proxy u operaciones encubiertas; o, como Sun Tzu, todos los pensamientos
y recursos se dedicaron a ganar sin luchar en absoluto. En particular, Chamberlain encontró cuatro
"componentes esenciales" para las teorías de la guerra: "datos estratégicos, un ejército generado, efectos
militares, y un resultado político ". En otro palabras, una teoría de la guerra es una receta que implica
básica ingredientes y un proceso fundamental para combinar ellos en un producto para el consumo. Como
cualquier receta, sin embargo, el estilo idiosincrásico del chef, sus gustos y las condiciones de la cocina
tenderán a modificar las cantidades de cada ingrediente y cómo mejoran o embotan el plato final que se
sirve: el alemán o americano camino de guerra. Chamberlain, aparentemente de acuerdo con la evaluación
de capacidad de Wayne Lee, escribe que el "contexto de recursos" y el "resultado político deseado" dictará
en gran medida.
En capturar el carácter de la guerra futura, coronel Norwood y Majors Jensen y Barnes preguntaron,
"Cómo si los oficiales militares describen el futuro operativo ¿ambiente?" Ellos sugieren correctamente
que responder es un deber crucial de la profesión ya que aconseja a nuestro principios civiles sobre todo
desde dónde invertir en tecnología y en la dimensión o dominio humano, para modificar nuestra doctrina
y negociar con los aliados.
Donde Chamberlain describe una teoría de la guerra en una forma que recuerda a una receta, estos autores
proponen un marco analítico predictivo. Se casan un personaje Clausewitizian siempre cambiante de la
guerra (el "Mezcla de los motivos y las circunstancias que gobiernan usos de la fuerza para obligar a un
adversario a hacer la propia voluntad ") al análisis de tendencias en tres áreas (tasa de cambio tecnológico,
fortaleza de la gobernanza estatal, y el estado del sistema internacional)
Estas son preguntas importantes, y los autores deberían ser elogiado por preguntarles. Pero ellos no son el
punto de partida apropiado Antes de que podamos tener la esperanza de entender el carácter de una guerra,
o para formular teorías de guerra, primero debemos apreciar y colaborar con nuestros principales civiles,
en la pregunta más fundamental de lo que es la guerra en sí misma. Como veremos a continuación, es un
pregunta superficialmente fácil, pero con capas debajo de ella que revelan distinciones críticas; estas
distinciones proporcionan una nueva oportunidad y un nuevo deber para trabajar con nuestros principales
civiles como sus agentes expertos para comprender con precisión las fuerzas que dan forma y definen
guerra.
¿Pero por qué ir a todos estos problemas? Salteando el primer principios y yendo directamente a las
consecuencias prácticas no es nada nuevo, y el embrollo resultante el análisis no es nada para sorprenderse.
La palabra La "guerra" en sí misma se deriva del antiguo alto germánico palabra, werran, queriendo
confundir. En su seminal A Estudio de la Guerra, Quincy Wright vio múltiples y contradictorias
significados de la guerra que se propagan en el público mente: una terrible plaga, un error evitable, una
inútil anacronismo, una aventura interesante, un instrumento útil, o un procedimiento legal legítimo.
Estos significados correr a lo largo de un espectro de lo absolutamente irredimible y horrible en un extremo
a lo aceptable y a veces una elección positiva, como una cirugía electiva. Todas esto sugiere que si
nosotros, pero en particular el civil élites estratégicas militares que dirigen nuestras guerras, quién están
tratando de evitar la guerra, pero han fallado, podrían necesitar una comprensión recalibrada del
fenómeno. Al hablar de guerra, hablamos de escuchar una voz muy distante trueno, pero no sé cómo
explicarlo, predecirlo, o silenciar el ruido con mucho éxito

NO HAY TEORIA DE CAMPO UNIFICADO


Explicando que el trueno distante a menudo es presa de
el deseo de definirlo de forma sistemática o científica.
Como una actividad humana repetida, con cierto obvio
denominadores comunes, jugadores, características y preliminares
eventos, no es de extrañar que las guerras hayan sido
estudiado en sus contextos de tiempo, lugar y motivo,
buscando alguna definición universal. Por ejemplo,
uno puede proponer que la guerra es un estado agudo de armado
agresión, utilizando medios de violencia poseídos por
redes organizadas de personas, dispuestas contra un
enemigo beligerante, a fin de lograr algunos acuerdos colectivos
a propósito. Esto captura todo el
puntos que se supone que son esenciales: una limitada y definible
ventana de tiempo que cubre un ciclo de vida de una guerra, que
implica violencia, que miles de grupos de personas en
varios estados de organización son los participantes, y
que una ambición animadora impulsa su comportamiento.
Pero a pesar de todo eso, esta sigue siendo una definición estéril y desinfectada
de guerra. No es la definición de un soldado; Es más
como la definición de un científico político. Pero la mayoría de los soldados
no se fuercen a objetivar estrictamente el
lucha concreta y muy personal que soportaron, y
la mayoría de los científicos políticos no participan activamente en
la lucha de guerra que casualmente estudian.
Quincy Wright, un científico social legendario que
asesoró al Juez Robert Jackson durante el Nuremberg
Juicios, guerra descrita en el último estilo: la guerra es la
"Condición legal que igualmente permite dos o más
grupos hostiles para llevar a cabo un conflicto de la fuerza armada ".
Generalizando a partir de las condiciones encontradas en todos los conflictos
históricamente conocida como "guerra", concluyó que
se caracterizan por cuatro elementos esenciales comunes: militares
actividad (que van desde la formación preparatoria normal
a batallas), niveles de alta tensión en la opinión pública,
lo que él llamó "ley anormal" (suspensión de tratados,
interrupción del comercio, reglas de la fuerza que legitiman el uso
de la fuerza), y la "intensa integración política" de cada beligerante.12
Entre sus muchas contribuciones al estudio
de las relaciones internacionales y la guerra, se dice que Wright
han desarrollado una teoría de la guerra que sugiere guerra
la violencia estalla y se propaga cuando estas fuerzas son
mantenido sin control por los ajustes y controles humanos,
desequilibrarse o dejar de estar en "equilibrio" 13.
Esta teoría se trata más de las variables que crean un
ambiente acogedor, o corriente apresurada, para la guerra
y menos sobre el fenómeno en sí, para su investigación
objetivo era descubrir los factores materiales que, si
debidamente ajustado por un conocimiento adecuado y
cultura sabia, podría provocar un cortocircuito o dañar lo que de otra manera
parecería ser una carrera inevitable hacia la violencia.
Jack Levy, como otro ejemplo de ciencia política,
define el tema de la guerra como "sostenido, coordinado
violencia entre organizaciones políticas. "En
otras palabras,

La guerra debe entenderse como un real, intencional y


conflicto armado generalizado entre las comunidades políticas
. . . La guerra es un fenómeno que ocurre solo entre
comunidades políticas, definidas como aquellas entidades que
o bien son estados o tienen la intención de convertirse en estados (con el fin de
permitir la guerra civil) [énfasis en el original]

Levy señala con cautela, sin embargo, que las redes sociales académicas
los estudios de ciencias de la guerra dejan algo que desear.
Ellos tienen:

capacidades predictivas limitadas y enormes divisiones


dentro del campo. No hay consenso sobre qué
Las causas de la guerra son qué metodologías son más útiles
para descubrir y validar esas causas, qué general
teorías de la política mundial y el comportamiento humano una teoría
guerra puede ser subsumida dentro de qué criterios son
apropiado para evaluar teorías competitivas, o incluso
si es posible generalizar sobre cualquier cosa
complejo y contextualmente dependiente como guerra.

Incluso la taxonomía de la guerra es complicada.17 Desde 1963,


el proyecto Correlates of War, una universidad dirigida
esfuerzo de recaudación, ha intentado categorizar sistemáticamente,
clasificar e históricamente rastrear estadísticas para un
gama de actividades combativas internacionales. Existen,
por ejemplo, la clase de guerras entre dos o más
miembros del sistema interestatal, y una clase de guerras
entre entidades autónomas no estatales, no territoriales
entidades y grupos armados no estatales. los
El proyecto también agrega números restrictivos y arbitrarios
cuotas para definir los tipos de combate que clasifica
como "guerra". Para distinguir la guerra de una masacre,
disturbios, crímenes o limpieza étnica por parte de un gobierno en
su propia gente, el Proyecto requiere un compromiso de
1,000 tropas por una parte beligerante, o que sufren 100
muertes relacionadas con la batalla, para ser etiquetado como participante
estado en una guerra. Si un actor no estatal se involucra, aquellos
los números se reducen a personal de 100 brazos o 25 relacionados con la batalla
muertes. Pero, en general, el Proyecto avienta
guerra significa el "combate sostenido con 1,000
muertes relacionadas con la batalla entre o entre los combatientes
por año. "18 Max Boot sostiene que bases de datos como
esto, comenzando en estos números mágicos, excluye lo que
él llama ejércitos invisibles que combaten pequeñas guerrillas
e insurgencias. Boot argumenta que esos conflictos-el
pequeña escala, baja tecnología, pero impactante, históricamente
omnipresente y es probable que continúe muy lejos en el futuro.19
Por supuesto, hay coloridas metáforas ofrecidas por
Clausewitz, describiendo la guerra como un duelo, un combate de lucha,
o juego de cartas para enfatizar su físico inherente,
polaridad e imprevisibilidad; que es un acto de fuerza
obligar al enemigo a hacer la voluntad propia, y nada más que
una continuación de la política o política por otros medios.20
Por las razones que describiré a continuación, estas siguen siendo útiles
recordatorios, pero una lente completamente transparente a través de
que para observar la estructura interna de la guerra.
Si los académicos no tienen una teoría de campo unificada para entender,
describir o definir la guerra, lo hace el profano o
miembro del servicio profesional tiene una oportunidad? Otro
idiomas, fuera de la construcción metodológica rigurosa
de variables dependientes e independientes,
podría funcionar igual de bien. ¿Pueden las representaciones artísticas ayudar
nosotros visualizamos lo que significa la guerra, aunque solo sea idiosincrásico para
el artista y una audiencia de admiradores? Es la naturaleza
del núcleo de guerra mejor expresado en Picasso desmontado,
víctimas afligidas en su pintura Guernica, el
historia narrativa de las víctimas civiles del conflicto? O es
en la pila de calaveras blanqueadoras recogidas por los cuervos
en la apoteosis de la guerra de Vereshchagin: lo inalterable
verdad que la guerra es, en su aspecto más gráfico y banal,
causa próxima de la muerte sistémica, sin gloria,
atavíos de caballerosidad, compasión fraternal o cualquier
otra forma de encubrir el efecto de la guerra? O se encuentra
en el robusto Washington Crossing the Delaware-a de Leutze
captura de heroísmo desafiante contra las probabilidades de opresión?
Tal vez la poesía, en cambio, captura y destila la guerra en una
Manera útil: Hardy's The Man He Killed, Tennyson's
La carga de la brigada ligera, o la colección de Brian Turner
aquí, bala Hardy escribió su poema alrededor
el momento del compromiso británico con los Boers, y
nos confronta con la verdad de que dos soldados con el objetivo de
entre sí en un campo de batalla son, en cualquier otro contexto,
solo dos hombres ordinarios y similares con gustos similares,
deseos, miedos y vidas. Cien años después, Iraq
El veterano de guerra Brian Turner escribió sobre la duda, la vacilación,
y la inseguridad que enfrenta un soldado al distinguir
amigo de enemigo en medio de una pelea:

Si escuchas disparos un jueves por la tarde,


podría ser para una boda, o podría ser para ti. . . .
Escucharás el RPG [granada propulsada por cohete]
Yendo por ti.
No es tan la bomba de carretera.
Hay bombas debajo de los pasos a desnivel,
en trashpiles, en ladrillos, en autos.
Hay carros de compras con ropa empapada
en foogas, un gel pegajoso de napalm casero.
Bombas de paracaídas y proyectiles de artillería
cosido en los cadáveres de animales de granja muertos.
Graffiti rociado en los pasos superiores:
Voy a kell [sic] usted, estadounidense [énfasis en el original].
Hombres con chalecos armados con explosivos
acercarse, levantar los brazos y decir Inshallah [énfasis en
original].
Hay hombres que ganan ochenta dólares
para atacarte, cinco mil para matar.
Niños pequeños que jugarán contigo,
hombres viejos con su charla, mujeres que ofrecen
y cualquiera de ellos
puede bailar sobre tu cuerpo mañana.

Es tal vez esta incertidumbre con la forma de captar


el significado de la guerra moderna en un mundo moderno que
inspirado el Washington, DC, think tank, The Atlantic
Consejo, para comenzar su "Proyecto Arte del Futuro", cuyo
lectura de la declaración de la misión.

La misión central del proyecto es cultivar una comunidad de


interés en trabajos e ideas que surgen de la intersección
de creatividad y expectativas sobre cómo héroes emergentes
y antagonistas, tecnologías disruptivas y novela
Los conceptos culturales y económicos pueden animar el mañana
mundo

El proyecto ha inspirado a artistas, escritores de ficción y


oficiales en servicio activo para contribuir con sus impresiones de
lo que podría deparar el futuro de la guerra, dado su sentido de
donde está ahora, con un objetivo compartido para revelar:

pensamiento y expresión poco convencionales e imaginativos


[que] contribuye [s] significativamente al estudio y
conducta profesional de la diplomacia, la creación de
tecnología y política nacional y compromiso nacional
en el extranjero.

Teniente General H.R. McMaster, un decorado


veterano de guerra de dos guerras, historiador y autor,
afirma que los oficiales militares tienen un "deber como líderes"
desarrollar nuestra propia comprensión de nuestra profesión
y el carácter del conflicto armado ". 24 Almirante J.C.
Wylie, por ejemplo, escribió que el marinero, aviador y
soldado posee modos intelectualmente distintos
de pensar en la guerra: sus respectivos marítimos, aéreos,
y las teorías continentales de guerra se basan en el medio ambiente
en el que trabajan esos profesionales.25
el riesgo es demasiado estrecho, poco representativo y dependiente del contexto
como resultado. No son teorías generales,
sino más bien puntos de partida para la planificación.26
En la década de 1950, Samuel Huntington planteó el mismo
preocupación por el ejército estadounidense, pero advirtió que
los servicios armados separados, aunque difieren en
alimentó sus presupuestos, objetivos, armas de elección, y
dimensiones geográficas: evolucionado y profesionalizado
en un "punto de vista militar corporativo [y] tenía
endurecido en un patrón estable de creencia y de una manera fija
de mirar el mundo "diferente de la política
líderes.27 Esto demuestra una preocupación crítica porque, como
McMaster advierte, el carácter de la guerra cambia
tiempo y lugar. Además, cuando lo hace, esos cambios
a menudo se confunden, inflados por hubris o ahistorical
la ignorancia en un reclamo rotundo de que la naturaleza de
la guerra también ha cambiado.28 La confusión y la arrogancia es
compuesto cuando las élites civiles y militares, cada
a su manera, intenta moverse a través de esta neblina
con sus propias perspectivas institucionales que pueden
estar en desacuerdo, o uno cuando de estos "socios desiguales"
ignora deliberada o negligentemente el consejo de los demás o
posición.29 En las últimas 3 décadas, hemos visto el final
de la Guerra Fría, la Guerra del Golfo Pérsico, el Kosovo
Guerra, el reconocimiento y la contabilidad del híbrido
guerra, 30 guerras zona gris, 31 diversas manifestaciones de
guerra de cuarta generación, 32 y la Guerra contra el Terror.33 Además,
esos son solo los ejemplos altamente visibles de un
punto de vista claramente occidental. En todas esas manifestaciones,
para todas sus diferentes características, qué-
si acaso, ¿realmente ha cambiado? Si nada tiene, entonces
¿Qué forma el mínimo común denominador?

El eminente historiador militar John Keegan comenzó y


finalizó su obra más famosa, A History of Warfare,
con la misma pregunta: ¿qué es la guerra? y argumentó
que si intentas descubrir una naturaleza pura y única
de guerra, fracasarías.34 Culturas, naciones, tribus,
armas, y las políticas o decisiones que arrojan todos
estos juntos violentamente, escribió, son demasiado dependientes
en el momento, las circunstancias y la ubicación de la pelea
dejar algo como una cuenta universal posible. Eso
fue Keegan quien tuvo problemas con el prusiano Carl von
Clausewitz y su famoso y casi universal
la máxima aceptada de que la guerra es una rama del discurso político,
o la adopción de formas y medios de guerra para
comunicar la política civil o señalar demandas políticas.
Los uniformados, como Clausewitz, McMaster y
Wylie, están, quizás inevitablemente, prejuiciados por su
participación. "Dos años de proyectiles y bombas-a
el hombre no pelará eso tan fácil como un calcetín ", escribió Erich
Maria Remarque.35 La exposición de uno a los efectos de la guerra-
ya sea planificándolos, siguiendo y dando órdenes
para manejarlos, o ser devastado por ellos, afecta
la manera en que son intelectual y emocionalmente
comprendido Keegan, aunque nunca sirve
en uniforme o sosteniendo una oficina electiva, hizo con precisión
profiere un denominador común para todas las batallas. El escribio
la del "elemento humano" que crea la paradoja después
paradoja: la guerra muestra el "sentido del honor y la
logro de algún objetivo sobre el cual otros hombres están
listo para matar "que combate el instinto de autopreservación";
la potente yuxtaposición de miedo y valor,
liderazgo y obediencia, compulsión e insubordinación,
ansiedad y euforia, y violencia y compasión.36
En este sentido, él era muy entusiasta, y muchos
veteranos que reflexionan sobre este tema esotérico
tienden a estar de acuerdo con él.

Wylie, por ejemplo, escribió que la guerra es "Muerte y


destrucción y desamor, malestar político y económico
caos y desorden social. "37 Para visualizar esto
de segunda mano, uno puede visitar campos de batalla silenciosos
marcado con monumentos de granito y lápidas inclinadas,
y leer representaciones fantasmales y gráficas de
los diarios de los soldados que vivieron el
campañas Uno puede leer las letras garabateadas de
Las cunas de los soldados entre misiones y enviadas con demasiada poca frecuencia
a padres, cónyuges y otros. Uno puede caminar
solemnemente a través de museos con mosquetes antiguos,
uniformes deshilachados y desteñidos, herramientas de atrincheramiento oxidadas
y brújulas, fragmentos de mapas rotos y pantallas estáticas
de tanques y aviones a reacción que hace mucho tiempo fueron tecnológicamente
extinto. Uno puede leer las memorias de la estrategia
legisladores: los reyes, los ministros de guerra, los presidentes,
jefes de estado mayor y mariscales de campo, que ordenaron tropas
al campo y maniobró a través de los desiertos, o
duchas dirigidas de bombardeo aéreo, o negociadas
por la paz. Tal vez uno puede conocer a los sobrevivientes civiles
o refugiados de una guerra que sacudió su mundo sin
su say-so. Tal vez algún día uno luchará en su propio
guerra y experimentar la adrenalina, el ansioso
aburrimiento, el miedo que siempre está presente pero generalmente estoicamente
contenido, los enlaces fraternales instantáneos, el físico
tensión y peaje emocional, la creciente y menguante
de la desilusión y el patriotismo, y el anhelo de
casa. Como escribió Clausewitz

el novato [acercándose al "estruendo de las armas que crece"]


más fuerte "] no puede pasar a través de estas capas de aumento
intensidad del peligro sin sentir que aquí [en el
campo de batalla donde "la vista de hombres asesinados y
mutilado mueve nuestros corazones palpitantes a admiración y lástima "]
las ideas se rigen por otros factores, que la luz de
la razón se refracta de una manera bastante diferente a la
lo cual es normal en la especulación académica.

Tal vez después de todo eso, uno puede decidir si Keegan era
a la derecha y si las palabras de Colin Gray suenan verdaderas:
"Hay una unidad esencial para toda experiencia estratégica
en todos los períodos de la historia porque nada vital para el
naturaleza de la función de guerra y cambios de estrategia "39-
que lo que vemos y sentimos ahora sobre la guerra no es nada
sino una "expresión de los fenómenos eternos" de la guerra.40
Para Brodie, no era mucho más que "matar hombres"
a gran escala por razones que generalmente son tontas
y a menudo perverso ".
Los historiadores y filósofos han estado de acuerdo desde hace tiempo
en lo que son esos motivos necios y perversos, que
personas-individuos y colectivamente-van a la guerra
por tres razones principales: miedo, honor e interés,
según Tucídides; y competencia (por ganancia),
timidez (por seguridad) y gloria (por reputación), dice
Hobbes.42 No solo pueden ser estos los animadores de
el orgullo personal de un soldado al elegir huir o
luchar, pero también pueden ser los motivos de las aldeas
y tribus cuando organizan una emboscada en un fuerte armado
convoy de infantería estadounidense desde una cubierta de pino
ladera en el Afganistán rural, o naciones enteras
mientras ellos engatusan y suplican y se negocian en
alianzas y coaliciones. Sin embargo, miedo, honor y
interés (o ganancia, seguridad y reputación) hablar más
claramente a conflictos particulares y específicos. Ellos no
definir el gravamen del conflicto per se: las fuerzas que
desencadenó esas emociones para moverse y retumbar en el primer
ejemplo. Tal vez es una locura, primero sentida y manifestada
por un megalómano, luego difundido y adoptado por
grupos culpables, convertidos, hasta que su mensaje violento
y las metas son compartidas por las masas. Tal vez sea de la sociedad
forma de probar por ensayo la verdad de las tradiciones y colectivos
creencias, como J. F. C. Fuller consideró el estadounidense
La Guerra Civil es una prueba del "vacío de [el] mito"
de la esclavitud y la independencia económica del sur en
cara de la Revolución Industrial.46 Kenneth Waltz,
escribiendo en la primera década de la Guerra Fría, sugirió
que la comprensión del uso de la fuerza militar debe ser
basado en la comprensión de la relación entre tres
otros factores o imágenes: la naturaleza humana belicosa despedida
por antiguas costumbres y tradiciones (que realmente
simplemente resume los motivos mencionados por Tucídides
y Hobbes), la estructura del beligerante
estados (cómo las políticas nacionales limitan o alimentan
asuntos), y el sistema internacional de esos estados
compitiendo con o contra uno contra el otro.
Pero, ¿y si, al contrario de Wylie, la guerra no es un presagio?
del caos, sino una norma social y esperada
donde su ausencia, un estado de paz, se desmorona
formas tradicionales y legítimas en que las personas resuelven su
disputas? Jared Diamond retrató tal guerra en el
tierras altas de la actual Papua Nueva Guinea, practicado
en un área con poco control estatal centralizado y
largos recuerdos duros entre clanes tribales. Venganza
allí sirve como el honorable, esperado y legítimo
combustible para la comunidad sobre agresión y violencia en la comunidad
donde la causa de la guerra se suele atribuir
a una mujer o un cerdo, ambas fuentes de
riqueza y prestigio de la familia.48 Para Maquiavelo, guerra o
más precisamente estar preparado para la guerra, era un innato
y parte íntima de la sociedad civil, defendiendo la sociedad
leyes, valores y recursos. El poder militar era
el techo que protege un palacio de finas joyas del
degradación natural causada por el clima en el tiempo.49 En
En otras palabras, la guerra (su utilidad) era común y
sentido común.
Las definiciones de guerra en las que la mayoría de los modernos
Los oficiales militares estadounidenses han sido entrenados para apreciar,
pero no educado para realmente reflexionar, parecer
inadecuado para la tarea. (Quizás esta insuficiencia es
empeorado por el hecho de que ni siquiera el Departamento de EE. UU.
de Defensa mantiene una definición de trabajo de
guerra a término aunque los términos bienestar, herido
los programas guerreros y el grupo de trabajo son bendecidos
con definiciones Joint-approveds.50) No solo
no coincide con las impresiones viscerales del conflicto (como Sir
Michael Howard lo expresó: no "cubren la brecha"
entre la guerra, ya que ha sido pintada y la guerra, ya que realmente
es "), tampoco responden la pregunta integral
a cualquier definición o descripción genérica de la guerra: "Pero
¿Por qué? "51 Esas definiciones no explican, tanto como
ellos distinguen
La naturaleza de la guerra no es un estudio de cómo el terreno, las tácticas,
la tenacidad o la suerte formaron el curso de un particular
batalla. Tampoco significa las causas y los efectos políticos
de un compromiso específico. Tampoco significa el estratégico
escenario de una campaña larga. En cambio, encapsula
algo más grande y más borroso, como apuntar
Telescopio Hubble de la NASA en un parche de cielo para mirar
profundo en el tiempo y la distancia Por ejemplo, estirarse
el significado de la guerra para cubrir la actividad tanto en la paz y
combate, James Dubik escribe que:

la guerra es una forma de expresión de la comunidad-política en el


sentido clásico-de la voluntad de usar organizado, armado
violencia para alcanzar los objetivos de la comunidad. En guerra, por lo tanto,
implica tanto la derrota de las fuerzas enemigas como su voluntad de
lucha y la derrota de la capacidad corporativa de la comunidad
y va a usar la violencia. Tal derrota requiere combate y
diplomacia.

La idea de cuestionar y describir la naturaleza de


guerra, desde un punto de vista teórico y abstracto, de
Por supuesto, arriesgado por varias razones.
Primero, un crítico podría sugerir que nadie ha pensado
más profundamente o escrito de manera más persuasiva sobre este tema, el
teoría de la naturaleza de la guerra, que Clausewitz en el
principios del siglo XIX. Él es inmortalizado y preservado
en textos universitarios de guerra como "The Dead Prussian", de los que se habla
en tonos deferentes, e inspira libros, sitios web y
podcasts.54 Cualquier cosa escrita después de Clausewitz, entonces,
solo puede ser una explicación de Clausewitz, una simplificación excesiva
derivado de sus argumentos, una refutación de su
reclamaciones, o lo peor de todo, un interés generalmente interesante
cuento de ficción intelectualmente domesticado que ignora lo intemporal
las verdades explicadas ante todo.55 En cualquiera de
esos casos, cualquier observador entendido, de
Por supuesto, compara y contrasta desfavorablemente con el original
dominar. "Nada conforta la mente militar"
Barbara Tuchman escribió una vez, "como la máxima de un gran
pero general muerto ".
En segundo lugar, un crítico podría notar que nadie, en realidad,
cuidados Incluso si Clausewitz estaba equivocado, incompleto o
necesita actualización, el tema es uno que tiene poca relevancia
porque despierta tan poco interés público. Esa crítica
diría que ese esfuerzo no genera ninguna utilidad
significado para los actores reales que: hablan sobre el uso de
fuerza militar, aprobar el uso de la fuerza militar, directa
y participar en el uso de la fuerza militar, presenciar o sentir
el efecto de ese uso de la fuerza militar, o tratar de describir
y registrar la historia de ese uso de la fuerza.
Clausewitz, podemos descansar razonablemente seguros, no podemos
hablarnos desde el siglo XIX con universal
autoridad. Sus escritos sobre la naturaleza de la guerra, mientras
puntos de partida útiles: no defina el tema en una
forma útil para comprender la dinámica estratégica
entre el liderazgo civil y militar en un representante
democracia con una división constitucional de
trabajo y responsabilidad, ni en un mundo hiper-técnico
ciberconflictos o guerras híbridas en zonas grises, y
hegemonías que combaten contrainsurgencias limitadas.
Por ejemplo, considera que la guerra "no es más que una mutua
destrucción. "Si bien podemos dilly sobre lo que él puede
han intentado por "mutuo" y "destrucción", y
Tal vez argumentar que ambos términos poseen tonos de
lo que significa capturar una amplia gama de posibles partes en
el conflicto (algunos centrales, otros no) y un amplio
rango de efectos (económico, militar, social, político),
Clausewitz era menos obtuso aquí que en otras áreas.
Él definió la guerra como un choque de armas: "pelear es el
acto militar central [y] el objeto de la lucha es el
destrucción o derrota del enemigo. "57 Quizás sea así, pero
es siempre?
A veces, la mera presencia de una fuerza armada-
ocupando espacio y posee el potencial de hacer
gran daño-es la señal de apoyo a un aliado, el
señal de intención a un guardaespaldas, o la señal de
amenaza a un enemigo y puede ser el único punto político
para lo cual se ha desplegado un ejército. Como veremos
a continuación, desde la perspectiva de la comunidad de acogida en
que esa fuerza armada está en posición, la del ejército extranjero
la inactividad no borra su beligerancia percibida o aparente.
Esta tensa ambigüedad hace el atraque militar
necesidad y acciones sobre el terreno con políticas
motivaciones tan difíciles como alinear un transbordador espacial
con un satélite en órbita. Por otra parte, Clausewitz's
visión de la guerra incluyó un tribunal o gabinete en el que
comandante que dirige las campañas de la guerra es una
miembro integral, "para que el gabinete pueda compartir el
aspectos principales de sus actividades ". 58 Supuso, probablemente
irrealmente, un mundo en el que, en la parte inferior,
podemos hacer que el uso de la fuerza "en consonancia con la política
objetivos. "59 Como veremos a continuación, Clausewitz's
los argumentos son necesarios, pero no suficientes, predicados.
Junto con todos los demás estudiantes y practicantes
de la guerra en su día, sufrió de lo comprensible
incapacidad, sin importar cuán intuitivamente perceptiva
o históricamente exacto que era, para pronosticar la tecnología
medios y métodos de guerra que tienen colores
la evolución del derramamiento de sangre política sobre
último siglo y medio. Tampoco lo intentó. Clausewitz's
apreciación de la guerra como un instrumento político, definido
por la influencia relativa (o fusión) de la razón, la emoción,
y el azar, fue informado por una forma de guerra que enfrentó
nación contra nación (realmente jefes de estados nacionales)
impulsado por conscripciones y borradores populares) para territorial
ganancia, preparada por viejas quejas, prejuicios,
y honor.60 Su imagen de guerra fue impulsada por la acción,
basado en resultados, y circunscrito: guerra orientando
y dirigiendo las fuerzas de uno para una batalla decisiva en la que
el único objetivo primordial era destruir el enemigo
ejército como el medio para romper la voluntad del enemigo de
lucha.

Para una generación de oficiales militares estadounidenses criados


desde los ataques terroristas en 2001, esta imagen de guerra
parece algo anticuado y resta del gran
Relevancia contemporánea de Clausewitz. Él no
parece capaz de explicar la guerra de una manera que nos ayuda
lidiar con puntos de vista divergentes de lo que puede formar la guerra
tomar en el futuro, o con las muchas formas que toma
en un solo ajuste ahora. Un jefe de ejército contemporáneo
del personal predijo que las guerras futuras "podrían tener convencional
fuerzas, fuerzas especiales, guerrillas, criminales
todo mezclado en un entorno de terreno altamente complejo,
con posibles altas densidades de civiles ".
El Jefe de Operaciones Navales comenta algo
de manera diferente, en el "regreso de la gran competencia de poder"
. . . [incluido] el combate naval en el mar. "62 Sin embargo,
este modelo de Clausewitz, para todas sus fallas, no es un
espejismo. Simplemente sucede que aparece solo cuando ciertas
las condiciones políticas y la necesidad militar son cuidadosamente
corriendo en paralelo hacia ese final como la velocidad
patinadores en una pista de hielo, y la aquiescencia pública a la
sangrientas consecuencias de las batallas campales es aceptable
alto. Es, para ilustrar, Robert E. Lee concentrando su
Ejército confederado en una pequeña y ordenada coyuntura urbana de un
docena de caminos llamados Gettysburg, invadiendo Pennsylvania
para atraer al Ejército del Potomac hacia el norte para participar en una
compromiso decisivo que sacudiría los nervios
de la población del norte demandarían por la paz.63
Es la exhortación frustrada del presidente Lincoln al general
Joe Hooker luchará contra Lee donde sea que él y su ejército
moverse, ignorando la tentación de avanzar en Richmond
cuando el ejército rebelde se dirigió al norte a Maryland y
Pennsylvania.64 Es el presidente George H. W. Bush
desalojo rápido del ejército iraquí de Kuwait en 1991,
destruyendo grandes pedazos con poder aéreo concentrado
y las fuerzas del tanque de flanqueo, pero permitiéndole
retirarse y finalmente proteger al régimen de Saddam, aún
intacto en sus palacios de Bagdad y Tikrit.
Realmente no sabemos qué tan bien (con eso quiero decir
que útil, persuasivo o autoritario) Clausewitz's
pensar apila contra la evidencia de no tradicionales
o guerra no convencional. Haz que sus argumentos ayuden
para entender a los cazadores-recolectores aborígenes australianos
desde hace 10 milenios, luchando entre sí en grande,
grupos familiares sobre los límites territoriales con el fin de
monopolizar su acceso al juego escaso y codiciado o
recursos de agua? 65 Seguramente, tal guerra primitiva sobre
las necesidades básicas son tanto un escenario potencial de guerra como
ciberguerra entre China y los Estados Unidos. De
su perspectiva, si uno puede imaginar su reflejo en
el asunto, su violenta competencia agresiva fue
no menos intencional y generalizado entre los políticos
comunidades de lo que es ahora entre Israel y Hezbollah
o Ucrania y Rusia, o el Estado Islámico de
Iraq y Siria (ISIS) y Occidente. Si los últimos ejemplos
se entienden como guerra, ¿por qué no
¿anterior? 66 Y si lo es, entonces el aprecio de Clausewitz
de guerra como la aplicación política deliberada de profesionales
campañas militares destinadas a cerrar con y
destruyendo un ejército enemigo parecido en una gran batalla-
Austerlitz, Waterloo, Cannae o Gettysburg, también
especial.
Tampoco podemos aplicar fácilmente toda su teoría a más
muestras modernas de guerra: ciberguerra pseudo-secreta,
coalición internacional de democracias que luchan contra
larga guerra contra el terrorismo, infusión de tropas extranjeras
bajo una responsabilidad humanitaria de proteger, o la
los llamados conflictos zona gris e híbridos que parecen
preocupar la atención de los civiles y militares de hoy
líderes estratégicos. Porque el despliegue de la fuerza militar es
una elección, y tiene un costo en sangre, tesoro, tiempo,
y reputación, quizás una caracterización más genérica
debería ser algo así como, la guerra es una inversión en
violencia organizada por las partes interesadas en la extensión,
mantenimiento o apariencia de su poder sobre
un tiempo no especificado, con un riesgo incognoscible, para un
recompensa incierta. Ahora, esto también es estéril, pero lo hará
forma la base de una descripción más colorida a continuación.